Pelota valenciana

Deporte. Origen y evolución. Partes. Juegos

  • Enviado por: Blackangel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

1. LOS ORÍGENES

Los inicios del juego de la pelota se pierden en el fondo remoto de los siglos. Hoy en día sabemos que en formas variadas y con pelotas de diferentes medidas y consistencias, era practicado por diversas culturas esparcidas por los cinco continentes desde los pueblos nórdicos hasta los indios americanos sin olvidar el Imperio Bizantino, Egipto, Bagdad, China o Japón.

Desde Grecia el juego de la pelota pasó a Roma donde era practicado por los Patricios y plebeyos y los médicos lo recomendaban por ser un ejercicio saludable para todas las edades y condiciones, practicado hasta por los Césares, hecho demostrado por diversos textos literarios e históricos.

Posteriormente los legionarios romanos expandieron el juego de la pelota por otras tierras del imperio como Galia y España con modalidades que equivalen a nuestra “llarga”, “escala” y “corda”, según el lugar fuese abierto o cerrado.

1.1 El juego de la pelota en el Antiguo Reino de Valencia (Siglos XIII-XIX)

La pelota se practicaba en tierras valencianas desde el principio de la conquista de Jaime I. La expansión del nuestro juego va caminar en paralelo a la conquista de nuevos territorios como testimonio, la existencia en Alcoy de una plaza llamada “Placita del jugador de la pelota”

A causa de la extrema popularidad del juego podemos citar las contínuas prohibiciones que sufrió al siglo XV. Era debido a que se consideraban, en esta época, los juegos favorecían las ofensas y las peleas. Pero el juego de la pelota continuó llenando calles y plazas con todo lo que representaba.

En el siglo XVII no menguó la afición de la práctica del juego entre los valencianos y en algunas ocasiones fue motivo de

El siglo XIX tiene una importancia fundamental en la consideración que adquieren los valencianos del juego de la pelota hasta el punto de que llega a considerarse como una señal de identidad universalmente reconocida.

1.2 El juego de la pelota en el resto de la Corona de Aragón ( Siglos XIII- XIX )

Podemos encontrar suficiente documentación que nos confirma la propagación total de este deporte no solamente en Cataluña, sino que por toda la Corona de Aragón desde la Edad Media. En la isla de Mallorca, también se practicaba con pasión este deporte.

En Aragón los juegos jugaban con pelotas, como en todos los sitios y los adultos a “llargues”, como no demuestra la existencia de “trinquets” como el de Aguinaliu en Ribagorza.

1.3 El juego en Cataluña y Castilla

A lo largo de los siglos XVIII y XIX, las limitaciones, multas y prohibiciones junto con la aparición de nuevos entretenimientos hacen que el juego de la pelota vaya disminuyendo poco a poco hasta desaparecer.

1.4 El juego de la pelota en Inglaterra y País Vasco.

A mediados del siglo XIX los ingleses inventaron el tenis a partir del juego de la pelota e incorporaron la raqueta, un instrumento que deriva de la pala o “cistella” que usaban los franceses para protegerse las manos. De su origen sólo nos queda su sistema de puntuación.

Los vascos dejan de jugar cara a cara para hacer rebotar la pelota contra un frontón, abandonando los tradicionales y homologables rebote y luego largo para practicar “cesta” y pala, con la cual cosa el País Valenciano se convierte en el único pueblo de todo el continente donde perdura la genuina tradición del deporte de la pelota que pasa a ser conecida como pelota valenciana. Éste es el momento de máxima esplendor de nuestro deporte,con figuras como ahora Bandera, Melero, Bota,... que enorgullece a los practicantes y afición, que se sienten depositarios de una tradición milenaria, “les llargues” y “el raspall”.

1.5 El juego de la pelota durante el siglo XX en el País Valenciano.

A principio de siglo, el juego de la pelota se había introducido tanto en la sociedad valenciana que no existía ninguna fiesta de pueblo que no incluyera en el programa, un dia en el que las calles se llenase de la emoción del juego.

Todo comenzó a cambiar con los aires de libertad que trajo la transición a la democracia y el reencuentro del pueblo valenciano con su historia y cultura. Un ligero soporte institucional, unas autoridades federativas competitivas y un mayour reflejo del juego a las páginas deportivas de algunos diarios han servido para que el juego de la pelota abriese un futuro lleno de esperaznas con las nuevas generaciones de jugadores que salían de escuelas de pelota, los nuevos “trinquets” y calles artificiales que se construian para facilitar la práctica del juego, con el nuevo público que se ganó gracias a las retransmisiones televisivas de nivel autonómico, que mejoraron y acercaron el juego a millones de personas que lo desconocían.

La innovación de poner cuerda al “trinquet” atribuida a Nel de Murla es fruto de la modernidad del cambio de siglo. Aquesta modernidad comporta algunos elementos perjudiciales a nuestro deporte ya que muchos trinquetes son destruidos para construir viviendas. A partir de aquí tendremos la bajada en la cual nos encontramos actualmente, de tal manera que la especulación y el franquismo propician la progresiva marginación del juego.

Parece que el pueblo valenciano se había convertido en el propietario de un deporte con el que se identifica plenamente, que nos viene directamente y casi intacto de la Edad Media, constituyendo un patrimonio cultural europeo que tenemos la obligación de preservar y divulgar.

1.6 Los grandes “pilotaris” desde el siglo XIII hasta XIX

Las referencias sobre los nombres de los “pilotaris” de la primera época del siglo XIX son escasos, pero a mediados y finales del 80 aparecen los primeros anuncios de los partidos jugados en los trinquetes de la capital y a partir de entonces es cuando comienza a existir figuras destacadas:

Los hermanos Blesa, Lorenzo Martinez y Rafael Álvaro como jugadores de la capital que se enfrentaban a los de “fuera” : Salvador Jesús y Andrés Bonora. Sobre 1870 destacaban: Ferrets de Tavernas y Carlets de Javea, Moreno de Albuixech, Quiquet de Alboraya y Peín de Torrente.

Después aparecieron los nombres de Tramuser, Lliriano, Dieguet, Robell, Llauraoret, Blanquet, “El Chato” y “Pelayo”. Fueron inmediatamente anteriores a la generación de Nel de Murla que inició la “escala” y “corda” en el año 1910.

Genovés, es por mérito propio merecedor de un apartado particular ya que su figura llenó 20 años de pelota en todas las modalidades. Los años después de carrera profesional de Genovés hay que asociarlos con dos genios emergentes: Fredi y Sarasol. Éste se convirtió en el campeón indiscutible con seis títulos individuales.

2. EL “TRINQUET” y sus partes.

El “trinquet” es un recinto cerrado que se utiliza para la práctica del juego de la pelota. Es un rectángulo donde las cuatro paredes que lo delimitan forman parte del juego. Puede tener entre los cuarenta y sesenta metros de largo y de ancho entre los nueve y once metros.

Los dos muros más largos tienen de altura aproximada al equivalente a la citada anchura i reciben el nombre de murallas.

2.1 Partes

  • El dau: está definido por dos rectángulos, uno en la pared del rebote y el otro en tierra.No en todos los trinquetes está marcado el rectángulo vertical sobre el rebote. Este “dau” tiene unas dimensiones medias de 3,05 m. de ancho por 2,74 m. de largo.

  • Los bancos: son para los espectadores y el árbito que se sientan a ver la partida y así el árbitro puede ver con claridad si la pelota ha pasado por arriba o por debajo de la cuerda.

  • La cuerda: elemento que define los terrenos de juego queda desplazada sensiblemente hacia la parte del dau a la altura del 3,5 aunque no hay una medida exacta y convendría prevenir algunos puntos de colocación a fin de poder optar para cada tipo de partida. La altura máxima es de 2 metros y la mínima de 1,75.

  • El tamborí: tiene forma de taco oscilando unas dimensiones entre 25 y 30 cm. de lado. Los materiales más utilizados son: llosa de batet o mármol sin pulir. En la pared del “Resto” ocupa toda su longitud mientras que en el lado opuesto puede ocuparla toda o solo el dau.

  • La escala: se encuentra adosada a una de las paredes laterales donde hay una escalera de 4 escalones, el primero de los cuales es el de mayor altura y con una pendiente cara a la cancha a fin de facilitar la caída a la pelota. Es muy importante el diseño de este elemento ya que define las características del juego. La amplitud media de la escala es de 2,71 metros con una pendiente del 5,58 %

  • JUEGOS

  • Botar la pelota contra el suelo dejando un solo bote, al menos treinta veces seguidas con la mano buena y 15 con la otra.

  • Botar la pelota 50 veces seguidas con un solo bote entre los golpes y alternando la mano derecha con la izquierda y al mismo tiempo caminando hacia delante y hacia atrás.

  • Golpear la pelota al menos diez veces con tu mano buena teniendo que golpear la pelota por encima de una línea a un metro de altura, dejando un bote entre los golpes y una distancia de dos metros entre la línea y la pared.

  • Golpear la pelota después de dejarla botar y lanzarla contra el “frontis” (pared) desde al menos diez metros de distancia.

  • Pasar la pelota a un compañero/a con la mano derecha e izquierda.

  • Pasar la pelota a un compañero/a dejando un bote entre los golpes.

  • 10 m.