Pedro Páramo; Juan Rulfo

Literatura contemporánea. Novela corta. Realismo mágico. Resumen de la obra. Genero Literario. Movimiento Literario. Temas. Personajes principales y secundarios. Ámbitos de la obra. Ámbito espiritual

  • Enviado por: Princess Coscu
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 39 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

“Pedro Páramo” es la culminación del trabajo recopilador que su autor, Juan Rulfo, llevó a cabo con las notas, apuntes y bocetos que había ido escribiendo a lo largo de los años (es importante recordar que del libro se publican primero algunos capítulos antes de la publicación total). El resultado es una obra de gran perfección técnica, que contó con varias versiones y títulos anteriores hasta llegar a la definitiva. Gracias a esta evolución, la novela goza de la peculiaridad y originalidad de unos personajes vigorosos, un ambiente fascinante (no por nada se dice que Cómala pareciera vivir), hondas sugerencias y complejas significaciones, que entre todas le han proporcionado el honor de ser ya un clásico de la novela hispanoamericana.

En la obra aparecen mencionadas problemáticas que han sido tiranas del pueblo americano a lo largo de su historia. Por ejemplo la sensación de ser un juguete del poder, por causa de la corrupción o la vida hostil que se lleva en un ambiente de opresión donde los más humildes no tienen expectativas.

La muerte por si solaes un tema que cobra mucha importancia cuando la vida es tan pesarosa que no tiene valor, la muerte se concibe como una liberación, al igual que le ocurre a Susana San Juan, quien quiere “descansar” por fin. Por el contrario, la muerte en el personaje de Pedro Páramo es algo traumático: Su vida queda marcada por la muerte de su abuelo y su padre, por la asunción de responsabilidades que las muertes de ambos conllevan.

Además de todos las significaciones e interpretaciones ya mencionadas, en esta obra aparecen aspectos universales que reflejan cuestiones en el alma de todos los seres humanos: poder, injusticia, soledad, muerte, éxodo hacia la tierra prometida, etc.

1. DATOS DEL AUTOR.

Juan Nepomucenco Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno más conocido como Juan Rulfo, nació en Acapulco, municipio de San Gabriel, distrito de la cuidad de Sayula, estado de Jalisco, el 16 de mayo de 1917. Murió en la ciudad de México, el 7 de enero de 1986, escritos, guionista y fotógrafo mexicano, perteneciente a la generación del 52. La reputación de Rulfo se asienta en dos pequeños libros: El llano en llamas,compuesto en diecisiete pequeños relatos y publicado en 1953, y la novela Pedro Páramo, publicada en 1955. Se trata de uno de los escritores de mayor prestigio del siglo XX, pese a ser poco prolífico. Ha sido considerado uno de los destacados escritores en la lengua española de este periodo, junto a Jorge Luis Borges, por una encuesta realizada por la editorial Alfaguara.

Juan Rulfo fue uno de los grandes escritores latinoamericanos del siglo XX, que pertenecieron al movimiento literario denominado “Realismo Mágico” y en sus obras se presenta una combinación de realidad y fantasías, cuya acción se desarrolla en escenarios americanos, y sus personajes representan y reflejan el tipismo del lugar, con sus grandes problemáticas socio-culturales entretejidas con el mundo fantástico.

PRIMEROS AÑOS Y VIDA LABORAL

Quedó huérfano de padre a los seis años, cuatro años después falleció su madre. En 1929, se traslado a San Gabriel y vivió con su abuela, posteriormente en un orfanato en la Ciudad de Guadalajara. En 1924 inicio sus estudios de primaria. En 1933 intento ingresar a la Universidad de Guadalajara, pero al estar en huelga, opto por trasladarse a la Cuidad de México. Asistió de oyente al Colegio de San Idelfonso. En 1934 comienza a escribir sus trabajos literarios y a colaborar con la revista “América”.

En 1936 trabajó como archivista, después se convirtió en agente de inmigración desempeñando esta labor de 1936 a 1946. A partir de 1946 se dedico también a la labor fotográfica, en la que realizó notables composiciones. Trabajó para la compañía Goodrich-Euzkadi e 1946 a 1952 como agente viajero. En 1947 se casó con Clara Aparicio, con quien tuvo cuatro hijos (Claudia Berenice, Juan Francisco, Juan Pablo y Juan Carlos). De 1954 a 1957 fue colaborador de la Comisión del Papalocipan y editor en el Instituto Nacional Indigenista en la Cuidad de México.

PRIMERAS PUBLICACIONES

En 1942 participó en la revista América. En 1945, publico dos cuentos para la revista Pan en Guadalajara: Nos han dado la tierra y Macario. Establecido en la Cuidad de México en 1946 se publicó La cuesta de las comadres y en 1950 Talpa y El llano en llamas. En 1951 la revista América publicó el cuento ¡Diles que no me maten! y en 1953 el Fondo de Cultura Económicaintegró El llano en llamas (al que pertenecen el cuento “Nos han dado tierra”) en la colección “Letras Mexicanas”. En 1955 se publicó Pedro Páramo, Juan Rulfo se trasladó a vivir a Cuidad Alemán, Veracruz.

GUIONISTA DE CINE

En 1956, el director de cine Emilio “el indio” Fernández le solicito guiones para cine, Rulfo en colaboración con Juan José Arreola realizó algunos de ellos. Muchos de sus textos han sido base de producciones cinematográficas. En 1960 se produjo la película El despojobasado en una idea de Rulfo y en 1964 El gallo de orodirigida por Roberto Gavaldón y adoptada al cine por Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez.

RECONOCIMIENTOS Y PREMIOS

Fue un incansable viajero y participó de varios congresos y encuentros internacionales, y obtuvo varios premios. Recibió el Premio Xavier Villaurrutiaen 1956 por su novela Pedro Páramo. Fue ganador del Premio Nacional de Literaturapor el gobierno federal de México en 1970. En 1974 viajó a Europa para participar en el Congreso de Estudiantes de la Universidad de Varsovia. Fue invitado a integrarse a la comitiva presidencial viajando por Alemania, Checoslovaquia, Austria y Francia. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Rulfo ganó el Premio Príncipe de Asturiasde España en 1983.

2. RESUMEN DE LA OBRA.

PEDRO PÁRAMO

Juan Preciado llega al pequeño pueblo de Comala, México, a buscar a su padre don Pedro Páramo, y exigirle la devolución de lo que había estafado, cumpliendo así el último deseo de su madre, que antes de morir, empobrecida y enferma, le había dicho: “—No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a darme y nunca me dio… El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro”.

Efectivamente, doña Dolores –Lola Preciado—había sido propietaria del rancho EN MEDIO. Con ella se había casado Pedro Páramo, dueño a su vez del rancho LA MEDIA LUNA, con el fin de no pagarle lo que le adeudaba y de apoderarse, incluso, de la totalidad de sus bienes. Poco después del nacimiento de su hijo, la había abandonado, enviándola a vivir con Gertrudis, una de sus hermanas que estaba radicada en Colima. Por ese motivo, Juan Preciado no había conocido a su padre, y había heredado el apellido materno.

Mientras iba de camino, Juan Preciado forjaba en su imaginación grandes sueños, esperando quizá recibir una buena herencia. Imaginaba que su pueblo natal era una comarca muy bella, por lo mucho que había oído contar a su madre: “Llanuras verdes. Ver subir y bajar el horizonte con el viento que mueve las espigas, el rizar de la tarde con una lluvia de triples rizos. El color de la tierra, el olor de la alfalfa y del pan. Un pueblo que huele a miel derramada….”

Cuando por fin se va acercando al pueblo y lo ve desde unas alturas, no puede creer que sea ése lugar que tanto añoraba su madre.

Todo allí era desolación y abandono. Se diría que era un paraje maldecido. Corrían los días más calurosos del año, el tiempo de la canícula “cuando el aire de agosto sopla caliente, envenenado por el olor podrido de las saponarias”.

Su encuentro con un arriero, que como él va recorriendo el mismo camino de bajada, le da oportunidad de entablar conversación y así asegurarse que no se trata de un lugar distinto. La conversación, --interrumpida por largos silencios—está llena de pesimismos. El arriero en cuestión, resulta también, como muchos otros habitantes de la comarca, ser hijo de Pedro Páramo. Se llama Abundio Martínez. La cercanía de Comala pone más de manifiesto el insoportable calor, que Abundio confirma con estas palabras:

“Esto no es nada. Cálmese. Ya lo sentirá más fuerte cuando lleguemos a Comala. Aquello está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija”. Antes de proseguir su camino, el arriero Abundio le remiendo que al llegar a Comala busque a una mujer llamada doña Eduviges, si es que todavía vive y le diga que va de su parte. Luego desaparece con su recua de burros…. Porque, en realidad, y esto se descubre en la conversación mantenida, Abundio, el arriero ha muerto ya, y ha sido el asesino de su propio padre. Pedro Páramo cometió incontables fechorías: robaba y mandaba matar; engañaba a muchas mujeres y las maltrataba; se comportaba hipócritamente llevando él mismo a bautizar a sus numerosos hijos, nacidos en las peores condiciones; era prepotente con todos y por su culpa, el pueblo de Comala había quedado destruido y sin habitantes. Los pocos personajes que hablan con Juan Preciado son gentes venidas del otro mundo, aunque intervienen a veces con apariencia de realidad.

Al llegar solo al pueblo, Juan Preciado comienza a cruzar las calles abandonadas, y descubre que doña Eduviges Dyada estaba ya muerta también desde hacía muchos años; sin embargo se presenta a la entrada de su vieja casa, dispuesta a dar alojamiento a Juan Preciado. Un rato antes, había sido prevenida por su amiga Doloritas, la madre de Juan, que había muerto siete días antes, de que atendiera a éste como si fuera su propio hijo. Cuando las dos eran jóvenes, habían hecho la promesa de morirse juntas, pero Eduviges se le había adelantado suicidándose. Comienza así, a cumplirse la promesa hecha por Lola Preciado, a su hijo, de que en Comala la oiría mejor, encontrando más cerca la voz de los recuerdos, que la de su muerte. Y, efectivamente, le seguirá hablando a través de varias personas.

De repente, tiene lugar un diálogo entre un muchacho llamado Pedro, y varias personas de su familia. Primero intervienen su madre y luego su abuela. Se deduce, entonces, que el relato se ha ‘remontado’ a la niñez de Pedro Páramo (verdadero protagonista de la historia) cuando vivía pobremente en el pueblo y soñaba mucho con Susana, la niña dulce y bella compañera de sus juegos infantiles.

La abuela de Pedro Páramo tenía un molino que ya estaba viejo, y carecía de medios para comprar otro nuevo. Con los gastos que había hecho para enterrar al abuelo y los diezmos que debió pagar a la Iglesia, se había quedado sin un centavo. Mientras las personas mayores rezaban el rosario, el niño Pedro se sentía triste y seguía pensando en Susana.

Susana San Juan había tenido que dejar el pueblo de Comala, y Pedro no se consolaría jamás de esa ausencia que parecía ser definitiva. “El día en que te fuiste entendí que no te volvería a ver. Ibas teñida de rojo por el sol de la tarde, por el crepúsculo ensangrentado del cielo. Sonreías. Dejabas atrás un pueblo del que muchas veces me dijiste: ‘Lo quiero por ti; pero lo odio por todo lo demás, hasta por haber nacido en él’. Pensé: ‘No regresaré jamás: no volveré nunca’. Y efectivamente, debieron pasar 30 años para que Susana San Juan volviera al pueblo de Comala.

Mientras tanto, Pedro iba creciendo. Su carácter se hacía cada vez más raro y soñador y se entregaba siempre a la vagancia, lo que motivaba los regaños de su abuela. Empezó de aprendiz en el telégrafo y la abuela creyó que llegaría a ser jefe, aunque temía por él. Don Lucas Páramo, padre de Pedro, se lamentaba constantemente de haber tenido un hijo que para nada servía, de quien no podía esperarse nada. Así lo había manifestado a Fulgor Sedano, el viejo servidor de la familia: “Con decirte, Fulgor, que he intentado mandarlo al seminario para ver al menos eso le daba para comer y mantener a su madre cuando yo les falte; pero ni eso se decide.”

Sin embargo, poco a poco fue cambiando la situación económica de los Páramo, gracias a don Lucas, quién empezó a obtener algunas tierras, como el rancho de la MEDIA LUNA, mediante negocios que no siempre eran lícitos. No cumplía con el pago de sus deudas, retrasando la devolución de lo obtenido, especialmente a las familias más débiles. Las hermanas Preciado las posponía para lo último, así como los Fregosos y los Guzmanes. Pero don Lucas Páramo murió al fin, mientras servía de padrino en una boda. Lo mató un disparo que iba dirigido contra el novio y dio de rebote en don Lucas. Este hecho ocurrió en los cerros de Vilmayo.

A consecuencia de este hecho, y aunque habían pasado muchos años Pedro Páramo desarrollo un profundo rencor, y entró en furia arremetiendo contra todos los que habían asistido a aquella boda, porque se ignoraba de donde había salido la bala. De los ranchos de Vilmayo no dejó ni rastro. Uno de los que sufrieron las consecuencias de esa cólera, muchos años después, da a conocer los hechos con una voz que viene del más allá:

“Tenía sangre por todas partes. Y al enderezarme chapotié con mis manos la sangre regada en las piedras. Y era mía. Montonales de sangre. Pero no estaba muerto. Me di cuenta y supe que don Pedro no tenía intenciones de matarme. Sólo de darme un susto. Quería averiguar si yo había estado en Vilmayo doce años antes. El día de San Cristóbal. En la boda.

En cual boda? En cual San Cristóbal? Yo chapoteaba entre mi sangre y le preguntaba: “Cual boda don Pedro? No, no don Pedro, yo no estuve. Si acaso pase por allí. Pero fue por casualidad… El no tuvo intenciones de matarme. Me dejó cojo, como ustedes ven, y manco, si ustedes quieren. Pero no me mató. Dicen que se me torció un ojo desde entonces, de la mala impresión. Lo cierto es que volví más hombre. El cielo es grande. Y ni quien lo dude.”

Desde la muerte de don Lucas, Pedro Páramo cambió completamente. El muchacho haragán y soñador se convirtió en un hombre despiadado que atemorizaba al pueblo, despojaba a los hacendados de sus tierras y mandaba a matar a cualquiera que obstaculizara sus planes.

La esposa de don Lucas, a consecuencia de la pena, murió unas dos semanas después.

El administrador del rancho LA MEDIA LUNA, Fulgor Sedano, había visto a Pedro recién nacido; luego había recibido las quejas de su padre sobre las rarezas de su carácter. Ahora veía a un hombre transformado, causándole asombro tanta prepotencia y crueldad. Sin embargo, por un temor oculto y tal vez por no tener que alejarse del rancho, aceptaba los abusos y adulaba la personalidad de su nuevo amo, colaborador con él.

Así, por un litigio de tierras, Toribio Aldrete decía ser ahorcado en la posada de Eduviges, en la habitación del fondo. Los encargados de cumplir la orden serían Fulgor Sedano y otros, que debían levantar un acta acusándolo de “usufructo” y de cualquier otra cosa que se les ocurriera, recordándole que Lucas Páramo ya murió y que con el nuevo dueño hay que hacer nuevos tratos. El asesinato fue cometido a sangre fría, condenaron la puerta para que Toribio se secara y su alma no encontrara reposo. Decenas de años después, todavía se oían los gritos de la víctima, el eco encerrado de esos gritos: “Déjenme aunque sea el derecho de pataleo, que tienen los ahorcados”.

Se celebró entonces la improvisada y repentina boda de Pedro Páramo y Lola Preciado, recurriendo por supuesto al engaño y la adulación. Aunque temerosa, Lola se dejo convencer, por su ingenuidad o por no quedarse soltera. Agradecía a Dios que le hubiera mandado a don Pedro, aunque después la aborreciera. Como para realizar la boda, se necesitaba la presencia del cura de Comala, el padre Rentería, Fulgor Sedano fue el encargado de ir a convencerlo de que la boda debía tener lugar inmediatamente:

“El padre cura quiere sesenta pesos para pasar por alto lo de las amonestaciones. Le dije que se le darían a su debido tiempo.

El dice que le hace falta componer el altar y que la mesa de su comedor está toda desconchiflada. Le prometí que le mandaríamos una mesa nueva. Dice que Ud. nunca va a misa. Le prometí que iría. Y desde que murió su abuela ya no le han dado diezmos. Le dije que no se preocupara. Está conforme.”

La boda se celebro, y la novia llevo el mismo vestido que en igual ocasión había usado la difunta madre de Pedro Páramo. Cuando unos meses después nació el niño, fue confiado a una de las mujeres encargadas del servicio llamada Damiana Cisneros. Ella misma lo relata cuando, muchos años después de muerta, se presenta – en apariencia real—en la casa de doña Eduviges. La pobre Lola Preciado, desesperada por los malos tratos que recibía de su marido, se atrevió una vez a manifestar en voz alta, un sueño que tenía muy dentro: “Quisiera ser zopilote para volar donde vive mi hermana Gertrudis”. La respuesta de Pedro Páramo no se hizo esperar: inmediatamente mandó que le prepararan sus maletas y junto con su niño la mando a vivir a Colima. Jamás volvería a Comala. Aunque su hermana le echaba en cara que tanto ella como su hijo suponían una carga para ella, movida por el orgullo esperaba inútilmente que Pedro la mandara a llamar. Así creció Juan Preciado sin ver jamás a su padre, y viendo a su madre llorar y suspirar, por aquella tierra que se le había pegado en el alma.

Mientras tanto, en Comala, continuaban las arbitrariedades del que se había constituido en amo absoluto del pueblo. Durante años, engendra de diversas mujeres, numerosos hijos, a quienes deja abandonados. Menos uno, llamado Miguel Páramo, que creció en el rancho de la MEDIA LUNA porque su madre murió al darlo a luz. El padre Rentería lo entrego a Pedro, quien pretendió que el sacerdote se lo quedara para hacerlo cura. Ante la negativa, Pedro se lo llevó u Miguel creció siendo objeto de todos los engreimientos.

Diecisiete años transcurren desde la narración de estos hechos. Casi nada se sabe de lo que ocurre con los Páramo, en LA MEDIA LUNA.

Con Lola Preciado, en Colima y con Susana San Juan en diversos lugares. Juan Preciado vuelve entonces a Comala y va a descansar a la fonda de Eduviges. Allí escucha todavía los quejidos de Toribio Aldrete: “Ya, vida, no me mereces” y no se puede dormir. Se le aparece entonces Damiana Cisneros, que lo llevará por las calles del pueblo y le irá contando algo acerca de lo que está ocurriendo. Por medio de los ecos. Encerrados debajo de las piedras o en los huecos de las paredes… Oyen crujidos, y risas muy viejas. Cansadas de reír. Voces gastadas por el uso… Damiana desaparece. Juan, medio enloquecido, empieza a deambular por las calles, y a querer huir… Comienza una terrible pesadilla. Un siniestro personaje le hace entrar a su tenebrosa casa, y allí es presa del delirio y de la fiebre.

Quiere hablar con su madre, y finalmente, medio ahogado y medio enloquecido sale apresuradamente a la plaza y llega a la calle en busca de aire. La noche de agosto es quieta y entorpecida. Llena de murmullos. Las nubes forman remolino sobre su cabeza. Luego llega la muerte. Ha transcurrido un día desde su llegada a Comala…

A la mañana siguiente lo encontraron en la plaza “acalambrado como mueren los que mueren muertos de miedo”. Una mujer llamada Dorotea la Cuarraca, muerta desde hacía años, recogió el cadáver y lo enterró, decidiéndose ella a compartir la misma sepultura. Comienzan ahora unos diálogos absurdos, ocurridos dentro del sepulcro, entre estos dos difuntos. Siguen escuchando voces, y por medio de los murmullos y los recuerdos de Dorotea, nos enteramos de lo ocurrido a Pedro Páramo, su hijo Miguel, que cuenta ya diecisiete años, y las pobres gentes de Comala.

Ocurre en la época de las grandes lluvias. Parece como si la lluvia jugara una parte importante en la trama. Todo el pueblo quedaba transformado. Aquel año se podía augurar una buena cosecha, o se podía temer lo peor. Miguel Páramo murió. Se cayó cuando intentó dar un gran salto con su caballo para no tener que ir por un rodeo hasta el camino. Era de noche cuando llevaron su cadáver a LA MEDIA LUNA. Don Pedro recordó, vivamente, la noche en que llevaron el cadáver de su padre, y los sollozos de su madre, con aquella voz contenida, quebrada, unida sólo por el hilo del llanto.

Estuvo a punto de estallar nuevamente en furia, pensando que había sido asesinado el que él destinaba para heredero de todos sus bienes.

Y cuando el Fulgor Sedano, suavemente le explicó que él solo había encontrado la muerte, ni siquiera sintió dolor. Solamente dijo: “Estoy comenzando a pagar. Más vale empezar temprano, para terminar pronto”.

El padre Rentería celebró al día siguiente los funerales de Miguel, sin poder olvidar el daño que aquel muchacho es había causado.

Mató al hermano mayor del cura, el padre de su sobrina, Ana. En medio de sus rencores y remordimientos, aconsejó a su sobrina dar gracias a Dios por habérselo llevado. “No importa que ahora lo tenga en su cielo”. Casi simultáneamente con la desaparición de Miguel Páramo, entra en escena Susana San Juan y se convierte en el personaje central del relato. Siempre es la época de las grandes lluvias. La lluvia tiene tremenda relación con el hilo de la vida; relación con las lágrimas, y en la infancia de Pedro, le llevaba a la tristeza y a la melancolía.

Cuando Susana San Juan abandonó Comala siendo niña, estuvo viviendo con un padre avaricioso y duro y con una madre enferma y rara.

Únicamente contaba con la amable compañía de Justina, la fiel mujer que la había criado. Su padre, Bartolomé San Juan, llevaba consigo a buscar tesoros enterrados en los sepulcros antiguos. Sostenida de la cintura por medio de una soga, la bajaba hasta el fondo de la tumba a que buscara dinero, ruedas redondas de oro. Muchas veces, recordaría con horror como más de una vez sacó las diversas partes de un esqueleto y se desmayó. Luego, recordaba las miradas de hielo de su padre, que seguiría luego con la obsesión de las minas cargadas de metales preciosos. Al morir su madre, Susana se encontró en un mundo lleno de frialdad y de un desmedido interés por el dinero. Se casó, vivió un tiempo con su marido a la orilla del mar, y quedó viuda. La muerte del marido le llevaría cada vez más a la locura.

Pedro Páramo es ya el dueño absoluto de Comala, pero seguirá buscando obsesionadamente a Susana. Al fin la encuentra, perdida en las minas abandonadas, donde vive con su padre en una covacha hecha de troncos. Convence a Bartolomé, que por la seguridad de su hija, se trasladen a vivir al rancho de la Media Luna, y una vez logrado, planea el asesinato del viejo San Juan. Nuevamente es Fulgor el encargado de llevar a cabo el crimen. Susana, que había llegado ya bastante enferma, al enterarse de la muerte de su padre, sonríe levemente y lanza después una tremenda carcajada… Todo esto lo va contando “la voz” que sale de la sepultura, humedecida nuevamente por las lluvias.

Pedro Páramo tiene ahora una única obsesión: curar la mente enferma de Susana, y retener la vida que día a día, se escapaba de aquella mujer. La enfermedad de Susana dura unos tres años, y durante ellos, comienzan a correr rumores de guerra, de gente alzada en armas, de bandas de revolucionarios, que en las primeras décadas de este siglo, habían llegado ya hasta Comala y dando muerte al anciano Fulgor Sedano. Decide entonces, enviar al Tilcuate, el más valiente de sus vaqueros, para que con 300 de sus hombres se una a los revolucionarios, prometiéndoles además cien mil pesos, y recomendándoles robar a los ricos y procurar estar siempre al lado de los que vayan ganando.

Con esta amenaza, la gente va abandonando el pueblo. Unos por miedo a lo que pueda ocurrir, como el Lic. Trujillo, abogado de los Páramo. Otros, a unirse a los revolucionarios o a buscar trabajo.

Vendrá entonces la agonía de Susana “debatiéndose como un gusano en espasmos cada vez más violentos”. Allí estarán presentes el médico, el cura y Pedro Páramo, que no llegó a desposarla, pero que de un modo simbólico fue “la última esposa de Pedro Páramo”.

Al morir Susana, hubo repique de campanas que se prolongó varios días en todo el pueblo. Incluso durante las noches, hasta el punto en que todos estaban sordos. Comenzaron a llegar gentes de otros sitios atraídos por el ruido incesante. “De Contla venían como en peregrinación. Y aun de más lejos. Quién sabe de dónde; pero llego un circo con volatines y sillas voladoras. Músicos”.

No hubo modo de hacerles comprender que se trataba de un duelo, de varios días de duelo. Las campanas dejaron de tocar, pero la fiesta siguió. Cuando al fin enterraron a Susana, en la sepultura grande, casi nadie del pueblo participó. Seguían todos en su ambiente de feria. Don Pedro juró vengarse de Comala por esta afrenta a la mujer que él había amado: “Me cruzaré de brazos y Comala se morirá de hambre”. Y así lo hizo. Además durante muchos años le entro la melancolía y se quedó sentado en un viejo equipal, mirando al sitio donde se la habían llevado al camposanto. A partir de entonces, las tierras de la comarca se fueron empobreciendo y Comala siguió despoblándose, hasta que llegó su ruina total. Hay como un paralelismo entre Pedro Páramo y el pueblo de Comala. La muerte del patrón estará seguida, poco después, por la desaparición de todos los pobladores de ese lugar, como si aquello obedeciera a una misma maldición.

El arriero Abundio Martínez, uno de los hijos abandonados de don Pedro, será el asesino de su propio padre. Provisto de un puñal, y al amanecer de un nuevo día, se emborracho para cobrar más valor. Su mujer, la Refugio, había muerto la víspera en la más completa miseria. De nada le había servido al arriero la venta de sus burros para intentar salvarle la vida. Llegó a la MEDIA LUNA tambaleándose y le suplicó a don Pedro: “Denme una caridad para enterrar a mi mujer”. Ante la indiferencia de Pedro Páramo, se oyó otra vez la voz de su hijo Abundio: “Vengo por una ayudita para enterrar a mi muerta”… Después se oirán los gritos de Damiana Cisneros, la vieja caporala de sirvientas: “Están matando a don Pedro”… y sucederá el desplomarse del rencoroso anciano, como si fuera un montón de piedras…

3. Genero literario.

La obra “Pedro Páramo”, pertenece al género Épico-Narrativo y su especie es Novela. Es de Género Épico-Narrativo, porque relata acontecimientos de hechos reales e imaginarios de personas en un tiempo y espacio determinado. En esa obra se presentan una sucesión de hechos y suele ir acompañada de diálogos y descripciones. Su especie es Novela, porque es una narración extensa, en prosa, con personajes y situaciones reales y ficticias, que implica un conflicto y su desarrollo que se desenlaza de una manera negativa.

4. Movimiento Literario.

El realismo mágico, es una característica propia de la literatura latinoamericana de la  segunda mitad de siglo XX  que funde la realidad narrativa con elementos fantásticos y fabulosos, no tanto para reconciliarlos como para exagerar su aparente discordancia. El reto que esto supone para la noción común de la “realidad” lleva implícito un cuestionamiento de la “verdad” que a su vez puede socavar de manera deliberada el texto y las palabras, y en ocasiones, la autoridad de la propia novela.  
  

Si bien esta tendencia a fundir lo real con lo fantástico ya existía en las obras de novelistas de todos los tiempos, principalmente en escritores como François Rabelais y Laurence Sterne; otros precedentes más inmediatos pueden ser las novelas del ruso  Vladimir Nabokov o del alemán Günter Grass.  
  

Pero el realismo mágico floreció con esplendor en la literatura latinoamericana de los años sesenta y setenta, a raíz de las discrepancias surgidas entre cultura de la tecnología y cultura de la superstición, y en un momento en que el auge de las dictaduras políticas convirtió la palabra en una herramienta infinitamente preciada y manipulable.

Características del Realismo Mágico.

Los siguientes elementos están presentes en muchas novelas del realismo mágico, pero no necesariamente todos se presentan en las novelas y también otras obras pertenecientes a otros géneros pueden presentar algunas características similares.

  • Contenido de elementos mágicos/fantásticos, percibidos por los personajes como parte de la "normalidad".
  • Elementos mágicos tal vez intuitivos, pero (por lo general) nunca explicados.
  • Presencia de lo sensorial como parte de la percepción de la realidad.
  • Contiene multiplicidad de narradores (combina primera, segunda y tercera persona), con el fin de darle distintos puntos de vista a una misma idea y mayor complejidad al texto.
  • El tiempo es percibido como cíclico, no como lineal, según tradiciones disociadas de la racionalidad moderna.
  • Se distorsiona el tiempo, para que el presente se repita o se parezca al pasado.
  • Transformación de lo común y cotidiano en una vivencia que incluye experiencias "sobrenaturales" o "fantásticas".
  • Preocupación estilística, partícipe de una visión "estética" de la vida que no excluye la experiencia de lo real.
  • El fenómeno de la muerte es tomado en cuenta, es decir, los personajes pueden morir y luego volver a vivir.
  • Planos de realidad y fantasía: hay hechos de la realidad cotidiana combinándose con el mundo irreal, fantástico, del autor, con un final inesperado o ambiguo.
  • Los hechos son reales pero tienen una connotación fantástica, ya que algunos o no tienen explicación, o son muy improbables que ocurran.

Personajes

Los personajes presentes en las obras de esta corriente suelen tener viajes, no solo de tipo físico, como los que sufren los personajes de las obras criollistas, por dar un ejemplo, sino que éstos cambian de espacios y tiempos desde sus pensamientos y su estado onírico.

Tiempo
  • Ruptura de planos temporales: mezcla de tiempo presente con tiempo pasado (regresiones)

5. Temas: Principales y secundarios.

Tema Principal:

Las ilusiones frustradas. El tema principal podría ser una historia de esperanzas muertas, las ilusiones frustradas porque todos los personajes tienen una ilusión un anhelo que en ninguno de los casos se llega a alcanzar. Por ejemplo en el caso de Pedro Páramo él quiere a Susana pero cuando la consigue está perturbada, no es como él la había conocido. Este personaje es vapuleado constantemente por la vida, lo cual le hace ser duro con los demás e ignorar sus sentimientos. En el caso de Dolores Preciado ocurre algo parecido, ella se ilusiona con la idea de su boda con Pedro Páramo pero este no la quiere en realidad pretende no saldar su deuda con ella y su hermana beneficiándose de la unión matrimonial. Ella se va con su hermana con la esperanza de que Pedro la eche en falta, a ella y a su hijo (quien narra la historia, Juan Preciado). Pero esto no ocurre porque Pedro no le importan demasiado ni ella ni el hijo de ambos. Todos los personajes se sienten defraudados con la vida algunos incluso perdieron la esperanza de vivir y se “sentaron a esperar la muerte”. Además todos ellos están muertos, Comala es, en más amplio y literal sentido de la expresión, un pueblo fantasma. Los únicos habitantes de este pueblo son espectros ánimas en pena que vagan por un pueblo en el que no hay ningún ápice de vida

Temas secundarios:

Las relaciones vida- muerte.En la obra las diferencias entre la vida y la muerte no son muy claras en un principio se puede pensar que están vivos y que los sucesos extraños son producidos por alucinaciones o similar. Pero a medida que se avanza te vas dando cuenta que los personajes son almas en pena, muertos que no han podido alcanzar el estado de gracia, que no han podido ir al “Cielo”. La muerte de Juan Preciado, que no queda muy claro si es anterior o posterior a su llegada a Comala (a mi parecer es posterior) más bien, la comunicación de la muerte al lector aclara muchas de los aspectos que hubiesen podido quedar poco claros. Uno de estos aspectos puede ser los fragmentos salteados de conversaciones y hechos que conciernen a la vida de los personajes y que explican posteriores comportamientos de dichos personajes.

El reflejo del alma mexicana.En México existe una marcada tradición por la muerte y las creencias populares en torno a misma son numerosas. En la obra se puede apreciar muy marcadamente una de ellas como es la de las ánimas en pena. Según esta creencia a la tierra regresan las animas que son las almas de los que murieron en pecado. En la obra se puede apreciar la gran importancia que todos los personajes le dan al pecado, el sentimiento de pecado es intensísimo en toda la obra todos los personajes están resignados a no obtener el perdón y a que cuando mueran vagarán como ánimas hasta purgar su pecado cuando algún vivo rece por ellas.

La búsqueda del padre.Juan Preciado llega a Comala con la intención de buscar a su padre Pedro Páramo. Este individuo es padre también de otros hijos en su pueblo, por ejemplo el hombre con el que se encuentra Juan, Abundio, dice ser hijo de Pedro como él. Juan sin embargo y pese a que le han dicho que no encontrará a su padre, puesto que éste está muerto, permanece en Comala hasta que ya no se puede marchar (ya que está muerto).

6. Personajes: Principales y secundarios.

Personajes Principales

*Pedro Páramo: Eje de la novela, le observamos crecer rodeado de muerte, en secuencias traumáticas y poco cuerdas de su vida. Después de la muerte de su padre, se endurece y agiganta como cacique local al frente del rancho “La Media Luna”, al cual beneficia sin detenerse ante nada ni nadie, ni el crimen. Seria el prototipo de advenizo que se convierte en dueño de grandes tierras, eliminando a cualquiera que se le pudiera interponer. Así lo definen otros de los personajes: “Un rencor vivo”(Abundio) “La pura maldad: eso es Pedro Páramo”(Bartolomé) “ De cosa baja que era, se alzo a mayor. Fue creciendo como una mala hierba”(el cura). Representa el poder más brutal, la violencia que reconoce su culpa (Pedro Páramo dice “estoy empezando a pagar” al conocer la muerte de su hijo Miguel Páramo).Lo único bello en su interior es su cariño extremo por Susana San Juan, amor de su juventud. Para conseguir la felicidad a su lado, no duda en matar al padre de ésta. Pero esta ilusión se ve frustrada porque Susana está desequilibrada, y la falta de descanso de su alma la aparta definitivamente de Pedro Páramo. Puede verse un simbolismo como su apellido “Páramo” y Comala, pues la familia representa el desierto, la falta de frutos, el desamparo.

*Juan Preciado: Hijo de Pedro Páramo y Dolores Preciado, nos presenta una personalidad totalmente oscura y mediocre. Su vida ha sido precaria, oyendo siempre las quejas de su madre y ha llegado a adoptar una actitud de conformidad ante la vida, sin siquiera sobre ponerse a las adversidades. Se encamina a Comala, para cumplir la última voluntad de su madre de acudir al pueblo natal de ésta a exigir cuentas a su padre. En esta voluntad encuentra Juan Preciado una ilusión, por ver a su padre, por encontrar el lugar al que pertenece, pero esta ilusión se ve frustrada porque su padre hace tiempo que ha muerto, y Comala es ahora un pueblo desierto, fantasma, se deja dominar por el miedo hasta el punto de morir acalambrado. Incluso después de muerto, se resigna a compartir la misma sepultura que Dorotea, y sigue teniendo miedo a los ruidos d los alrededores. Juan Preciado es el otro eje de la novela. Representa la criatura abandonada en busca del padre, de lo que es suyo; el fracaso de toda ilusión; la tragedia del vivir humano.

*Susana San Juan: Es el único personaje de la novela sobre el que Pedro Páramo no tiene poder. Encarna el Ideal, la belleza en un marco en el que todo es horror, por eso en sus monólogos podemos encontrar rasgos de un lirismo poético bellísimo, muy intimista. Aún encarnando la pureza y la bondad, es un personaje vuelto a la locura. La locura de esta mujer parece deberse a las experiencias macabras de su infancia, como el registro de las sepulturas, luego la muerte de su marido y el género de vida que le toco llevar en las minas abandonadas. Su carácter triste y pesimista la predispuso a la enfermedad, a su tremendo desequilibrio mental. El autor ha caracterizado en Susana a una mujer neurótica, amargada, con un tremendo complejo de culpa.

Personajes secundarios.

*Padre Rentería: Sacerdote local, encarna la corrupción que sufría y sufre la Iglesia mexicana, por no referirnos a la mayoría de sus instituciones. Vive torturado porque es consciente de que no está siendo justo ni con los pobres, a quienes ignora, ni con los ricos (como Pedro Páramo), a quienes perdona todo tipo de pecados e incluso crímenes. Al unirse a la Revolución de los Cristeros, nos demuestra que la corrupción en su interior no va a subsanarse, sino que empeora.

*Dolores Preciado (Lola Preciado): Esposa de Pedro Páramo y Madre de Juan, es un personaje relevante a la historia por ser madre de Juan Preciado. Mujer ingenua y orgullosa que se resigna a la fatalidad de los hechos. Representa la ilusión e ingenuidad con su amor por Pedro Páramo, pero también el desengaño y la amargura, pues se da cuenta de que a Pedro Páramo sólo le interesan sus tierras y liquidar la deuda que para con ella había adquirido su padre. Su rencor hacia Pedro Páramo es el que causa que su hijo vaya a Comala a exigirle a éste una compensación por los años de abandono financiero y moral (“El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro”).

*Miguel Páramo: Era el orgullo de don Pedro, ultimo descendiente de ese apellido, muerto a los diecisiete años, cuando se podía ya muy bien prever que multiplicaría los delitos cometidos por su padre. Sin embargo, el autor insiste que el muchacho ha alcanzado la salvación, pues en la noche de su entierro, las estrellas fugaces que aparecieron en el cielo demostraban que “les están celebrando su función a Miguelito” y su padre depositó un puñado de monedas de oro frente al Padre Rentería.

*Abundio Martínez: Hombre pobre, hijo no reconocido por Pedro Páramo, que viajaba a otros pueblos arreando sus burros y trayendo noticias. Se aparece a Juan Preciado en su viaje a Comala, notificándole que su padre está muerto y recomendándole la casa de Eduviges Dyada para hospedarse. En la secuencia 69 vemos como, desolado por la muerte de su compañera, se emborracha en la taberna del Gamaliel y se dirige a la Media Luna con la intención de pedir a Pedro Páramo alguna limosna para el entierro de su amada. Al llegar hasta el cacique, le apuñala, causando su muerte.

*Dorotea: Es la mujer con quien Juan Preciado comparte la tumba. Fue alcahueta de Miguel Páramo.

*Damiana Cisneros: Ella funciona como informante, en la medida en que pone en claro para Juan Preciado que en Comala todos están muertos.

*Damasio”Tilcuate”: Matón a sueldo de Pedro Páramo a quien éste convierte en falso revolucionario para mantener protegidas sus tierras.

*Fulgor Sedano: Administrador de la hacienda “La Media Luna”, primera propiedad de Pedro Páramo, ayuda a Pedro Páramo a ejecutar sus decisiones, lo mismo pedir una mano que llamar a un matón o callar una muerte.

7. Ámbitos de la obra: Social, Espiritual y Geográfico.

ÀMBITO GEOGRAFICO. Comalaes una localidad del estado de Colima, se encuentra situado al norte del estado, entre las coordenadas 19° 18’ y 19° 32’ latitud norte y entre los 103° 37’ y 103° 57’ longitud oeste. Comala limita al norte con Zapotitlán y Cuauhtémoc; al oeste con Minatitlán, y al sur y este Villa de Álvarez.

Descripción

Los pobladores más antiguos del territorio de Comala se establecieron ahí hace más de 3,000 años. En esta zona florecieron importantes culturas como la olmeca, náhuatl (500 a. C.), tolteca, chichimeca (durante la época clásica, 1154-1429 d. C.), y la tarasca, que era la principal cultura a la llegada de los españoles, lo cual es muestra de la diversidad cultural que desde siempre ha existido en dicho lugar. En 1527, la región de Comala fue dada en Encomienda a Bartolomé López; durante más de 300 años este lugar fue considerado como asentamiento, rancho, pueblo, e incluso a principios del siglo dieciocho, aún se denominaba República de Indios, con un gobernador como autoridad. Fue hasta 1820 que Comala se constituyó como ayuntamiento, de conformidad con la Constitución de la Monarquía Española, y el primer alcalde fue Don Cayetano Pizarro. En 1857, Comala fue erigido como ayuntamiento, de acuerdo a la nueva Constitución Republicana. Actualmente la Señorita Bibiana Primera es la Reina del Municipio Así como reina también de las Fiestas Charrotaurinas. En lo que respecta a servicios públicos, éstos empezaron a brindarse a partir de 1906, cuando comenzó el servicio de energía eléctrica en Comala, Colima y Villa de Álvarez, procedente de la primera planta de luz en el estado, ubicada precisamente en la localidad de El Remate, municipio de Comala. Actualmente la presidencia municipal, que dirige el lic, [Sergio Agustín Morales Anguiano], ha logrado un máximo desarrollo y crecimiento dentro de las direcciones de servicios públicos y servicios generales.

Toponimia

Comala, “Lugar donde se hacen comales” o “Lugar de comales” o “Comalería”, significado que proviene de los vocablos náhuatl AnyComalli que significan “lugar” y “comal” respectivamente. El nombre de Comala evoca a la época en la que los artesanos del lugar elaboraban comales de barro. Es uno de los lugares más famosos de Colima gracias a la leyenda, el folclor y las tradiciones que se han entretejido a partir de su conmovedora mención en la novela Pedro Páramo, del reconocido escritor jalisciense Juan Rulfo. Significa: Lugar de Comales o Comalería. Fue asiento de importantes núcleos indígenas que aún existen en Suchitlán (tierra de flores), Cofradía de Suchitlán y Zacuálpan, donde se ha extraído abundante y admirable cerámica arcaíca.

MAPA DE SITUACION DE COMALA, EN COLIMA, EN MEXICO.

AMBITO SOCIAL.

AMBITO ESPIRITUAL.

En la célebre novela de Juan Rulfo aparece un sacerdote confinado en la región donde el cacique Pedro Páramo es amo y señor.  Se trata del padre Rentería. Un pasaje que muestra la situación que vive ese ministro de la Iglesia:

«— ¿Se siente mal?

«— Mal, no, Ana. Malo. Un hombre malo.  Eso siento que soy».

En esta respuesta del padre Rentería a su sobrina se dibuja la imagen del remordimiento.

La desilusión del sacerdote se ha ido gestando poco a poco, hasta llegar a ser incontenible y presagiar el estallido. Muy de mañana había dirigido sus pasos hasta la población vecina, dispuesto a confesarse y recuperar la paz interior. Los carreteros con quienes se cruzó en el camino lo saludaron con preguntas convencionales: «Padre, ¿ya dieron el alba?», «¿Adónde tan temprano?», «¿Ha muerto alguien en Contla, padre?» Y él, aunque se conformó con sonreír, «hubiera querido responderles: ‘Yo. Yo soy el muerto’».

El padre Rentería es duro de corazón. Le falta precisamente aquella virtud por la cual el sacerdote —y más aún el párroco— hace las veces de Jesucristo: la misericordia como hombre y como ministro; se muestra reacio a perdonar; más todavía: contrariando un mandato del Evangelio, se alza como juez y condenador. «Por mí, condénalo, Señor», es el fallo que da frente al sagrario después de las exequias por Miguel Páramo, hijo del cacique que da su nombre a la novela. Ciertamente no se trata de un perdón fácil para el padre Rentería, ya que el difunto había sido el asesino de su hermano, y además el violador de su sobrina.

Por lo menos en dos ocasiones se advierte que el Padre Rentería ejerce su ministerio con criterios administrativos muy cercanos a lo simoníaco. De paso, notemos que el apellido escogido por el novelista para designar a su personaje tiene propósitos de irónico simbolismo: Rentería, de «renta», administración, bienes negociables...

Por muchos indicios que nos da el novelista, comprendemos que el padre Rentería ejerce ininterrumpidamente su ministerio: celebra la Misa, confiesa, auxilia a los moribundos. Y, sin embargo, no por eso podemos afirmar que cumple realmente con la misión del párroco. Todo lo hace movido más bien por la inercia y la necesidad.

El padre Rentería no es feliz porque no se dispone a una radical transformación desde su interior: la clásica metánoia o conversión. En varios episodios constatamos que la gracia no hace mella en su alma. Cuando en su conducta se manifiestan algunos atisbos de reacción, en seguida otros detalles demuestran que sigue siendo la víctima voluntaria de su propia mediocridad.

Salta a la vista que el padre Rentería no es precisamente un Santo Cura de Ars; pero ni siquiera hay indicios de que alimente su interior con una espiritualidad elemental, o más o menos viva y constante. Embajador de Cristo, no lo encarna ni lo siente su amigo y salvador. Su sacerdocio forma parte de esa gran desilusión que es toda la novela.

¿Qué papel juega la Iglesia en esta historia? Hemos tratado de ver la respuesta que nos da Juan Rulfo a través de su novela. Es una respuesta que entraña más estimación que menosprecio a la Iglesia; si el novelista señala con actitud las fallas de un sacerdote es porque está convencido de que otra sería la historia de México si el testimonio del clero fuera siempre el que corresponde a los auténticos representantes de Cristo.

8. Tiempo y espacio.

Tiempo de la obra.

Tiempo histórico: Esta obra se sitúa entre los años de 1910 - 1928 esto se lo puede deducir por que habla en algún momento de la revolución mexicana, los caciques de los pueblos por esos tiempos se extendieron por toda Latinoamérica incluso el escenario de la novela es un retrato de cómo era la época del México rural.

Tiempo gramatical o verbal: El tiempo gramatical o verbal de la obra se nota claramente que es en pasado por que el esta contando la historia de algo que ya paso se lo puede notar en frases como `'vine a cómala'', `'camino hasta los brazos...''

Espacio de la obra.

Espacio físico: La novela se sitúa en México en el estado de Jalisco el autor nació en esa región y decide situar la novela por esos parajes, Cómala es un pueblo mexicano muy según la novela.

Espacio interno: El espacio interno de la novela es de incertidumbre acerca de lo que va a pasar, otros tiempos y cosas que toca la novela son el poder, la injusticia, la soledad, la muerte, el éxodo hacia la tierra prometida, la búsqueda del paraíso, etc.

9. Estructura.

La obra tiene una composición muy cuarteada que la divide en una multitud de fragmentos (unos 70). Estos fragmentos estructuran la historia, cada cambio de fragmento es una ruptura en la continuidad temporal. En esta obra es palpable el efecto denominado “flash-back”, esto es que se producen múltiples saltos hacia el pasado. Con el cambio de fragmento también se cambia de narrador, los fragmentos intercalados en la narración de Juan Preciado son sueños y pensamientos de los muertos de las tumbas contiguas. Pero pese a la aparente arbitrariedad de la narración y al supuesto caos la estructura de la novela tiene un sentido y un orden temporal estricto. Los fragmentos referentes al mismo acontecimiento o a la misma línea de personajes están ordenados cronológicamente entre sí. Por ejemplo toda la narración de Juan Preciado está perfectamente estructurada así como también lo está la referente a Pedro Páramo. La historia en sí podríamos dividirla en dos bloques haciendo un corte en el momento en el que Juan muere. Desde ese punto hacia adelante se comprende mucho mejor la historia y se puede decir que es donde se nos desvela el desenlace de todas las variadas historias que se nos han ido contando hasta ahora.

10. Figuras literarias.

Metáfora: Consiste en expresar una idea con el signo de otra con la que guarde analogía o semejanza, aunque no hace comparación expresa.

  • “La llanura parecía una laguna transparente”.
  • “El sueño es un buen colchón para el cansancio”.

Símil. Se diferencia de la metáfora en que se hace notar expresamente el parecido de dos cosas comparándolas, diciendo esto es comoaquello.

  • “Tus labios estaban mojados como si los hubiera besado el rocío”.
  • “Se desbarataba como si estuviera derritiéndose en charco de lodo”.

Polisíndeton. Figura que multiplica el uso de las conjunciones para dar elegancia a la cláusula y avivar la imaginación.

  • “Y más allá, una línea de montañas. Y todavía más allá, la más remota lejanía”

Hipérbole. Esta figura consiste en exagerar las cosas, aumentándolas o disminuyéndolas de manera increíble.

  • “Pero el calor que me perseguía no se despegaba de mi”

Topografía. Es la descripción pintoresca de un lugar.

  • “Llanuras verdes. Ver subir y bajar el horizonte con el viento que mueve las espigas, el rizar de la tarde con una lluvia de triples rizos. El color de la tierra, el olor de la alfalfa y del pan. Un pueblo que huele a miel derramada”

Cronografía.Es la descripción pictórica de una época o de un suceso.

  • “Cuando el aire de Agosto sopla caliente, envenenado por el olor podrido de las saponarias”

Dubitación. Es la figura por la cual el escritor u orador manifiesta duda o perplejidad sobre lo que va a decir.

  • “¿Qué hare con sin labios sin su boca para llenarlos?¿Que hare con mis adoloridos labios?...”

Monólogo. Los personajes hablan consigo mismos, reflexionan para sus adentros. En ocasiones el subconsciente participa como personaje.

  • “Volví a darme las buenas noches. Y aunque no había niños jugando, ni palomas, ni tejados azules, sentí que el pueblo vivía”.
  • “Pensaba en ti Susana. En las lomas verdes. Cuando volábamos papalotes en la época del aire……”

Erotismo. Es la tendencia artística, pictórica y literaria que exalta temas amorosos con una concepción humana y materialista pero siempre de manera poética.

  • “Tengo la boca llena de ti, de tu boca. Tus labios apretados, duros como si mordieran oprimiendo mis labios…”

11. Lenguaje de la obra.

El lenguaje costumbrista auténtico: "El lenguaje del pueblo, el lenguaje hablado que yo había oído de mis mayores y sigue vivo hasta hoy". El lenguaje de los personajes es variado de acuerdo al grado de instrucción que tuvieron, pero que se enmarca desde un lenguaje vulgar hasta un lenguaje estándar popular. 

Nivel de lenguaje: formal, informal, coloquial, etc. El nivel de lenguaje que es utilizado en “Pedro Páramo”, es el lenguaje regional, siendo este el lenguaje del pueblo en México.

Ej.:

  • “¡Qué caray, Gerardo! Estoy viendo llegar tiempos malos. ¿Y tú qué piensas hacer?
  • Me voy, don Pedro. A Sayula. Allá volveré a establecerme.
  • Ustedes los abogados tienen esa ventaja; pueden llevarse su patrimonio a todas partes, mientras no les rompan el hocico.
  • Ni crea, don Pedro; siempre nos andamos creando problemas. Además duele dejar a personas como usted, y las deferencias que han tenido para con uno se extrañan. Vivimos rompiendo nuestro mundo a cada rato, si es válido decirlo. ¡Dónde quiere que le deje los papeles?”

12. Glosario.

“A”

  • Agonía: Angustia y congoja del moribundo. Pena extrema.
  • Arbitrariedades: Acto o proceder contrario a la justicia, la razón o las leyes.
  • Acalambrado: Contraerse los músculos a causa del calambre.
  • Abruman: Agobiar con algún peso, causar gran molestia.
  • Advenedizo: Extranjero, persona que va sin empleo u oficio a establecerse en un país o en un pueblo. Persona de humilde linaje que habiendo reunido fortuna, pretende figurar entre gentes de más condición social.
  • Augurar: Augurar, pronosticar.
  • Avaricioso: Afán de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.
  • Alfalfa: Planta papilionácea de porte herbáceo y flores rojas, violetas o blancas. Se cultiva para forraje.
  • Abullonada: Llena de cosas.
  • Andurrial: Paraje extraviado o fuera de camino.
  • Alazán: Color muy parecido al de la canela, con variaciones de pálido, dorado, vinoso, etc.

“B”

  • Borlote: Entre jugadores, partido de poca importancia.

“C”

  • Canícula: Periodo de año en que son mas fuertes los calores (24 de julio-2 de septiembre).
  • Campestre: Campesino.
  • Convicción: Convencimiento, idea fuertemente adherida a uno.
  • Covacha: Cueva pequeña, aposento pobre, pequeño y oscuro.
  • Comarca: División territorial definida por sus rasgos físicos o por características humanas e históricas.
  • Confiado: Confianza y esperar con firmeza y seguridad.
  • Correoso: Que fácilmente se dobla y estira sin romperse.
  • Crepúsculo: Fenómeno atmosférico causado por la reflexión de la luz del Sol en las capas superiores de la atmósfera.

“CH”

  • Chisporrotea: Despedir chispas reiteradamente.
  • Chapotié: Humedecer repetidas veces una cosa con esponja o paño empapado en agua o en otro liquido sin estregarla.

“D”

  • Deambular: Andar sin dirección determinada, pasear.
  • Delirio: Acción y efecto de delirar. Desorden o perturbación de la razón o de la fantasía.
  • Debilidad: Falta de vigor o carencia de energía en las cualidades del ánimo.
  • Dicotomía: Bifurcación de un tallo o de una rama o método de clasificación en que las divisiones y subdivisiones solo tienen dos partes.
  • Despiadado: Cruel.
  • Destreza: Habilidad con la que se hace una cosa
  • Desolación: Afligirse.

“E”

  • Engrandecimiento: Dilatación, aumento o exageración.
  • Espasmo: Enfriamiento o contracción muscular in voluntaria, exagerada y persistente de los músculos estriados involuntarios.
  • Entrever: Intercalar, introducir una cosa entre otras.
  • Equipal: Silla de varas entretejidas, con el asiento y el respaldo de cuero o palma tejida.
  • Evocación: Traer algunas cosas a la memoria.
  • Enmendar: Corregir, quitar defectos o proponer una alternativa, total o parcial a un texto ya redactado.
  • Espigas: Conjunto de flores o frutos dispuestos a lo largo de un tallo común, como en el trigo y el espigo.
  • Espliego: Mata muy aromática de la familia labiadas, con flores azules en espiga, de péndulo muy largo.

“F”

  • Fulgor: Resplandor y brillantez propio.
  • Fatalidad: Infelicidad, desgracia.

“L”

  • Levemente: Advenedizo cuyas costumbres y origen se desconocen.
  • Lirismo: Cualidad e lirico, inspiración lirica y estilo poético.
  • Lícito: Justo, permitido y que es de la ley.
  • Litigio: Pleito, altercado en juicio, disputa, contienda.

“I”

  • Ingenuidad: Sinceridad, candor, buena fe.
  • Inútil. No útil. Persona incapacitada para trabajar o moverse por algún impedimento físico.
  • Inquirir: Indagar o examinar cuidadosamente.

“J”

  • Jerga: Tela de lana, gruesa y tosca.

“M”

  • Melancolía: Tristeza, acompañada de nostalgia.
  • Miseria: Desgracia, trabajo, infortunio como estrechez, falta de lo necesario para el sustento u otra cosa; pobreza extremadamente.
  • Macabra: Dice de lo que participa de la fealdad y repulsión de la muerte.

“P”

  • Peregrina: Dice del que anda por tierras extrañas.
  • Plomarse: Barrita de plomo que sirve a los artífices para señalar o reglar una cosa.
  • Prepotencia: Poder superior al de otros o gran poder.
  • Precaria: De poca estabilidad o de radiación que se obtiene sin titulo por tolerancia o por la inadvertencia del dueño.
  • Podredumbre: Putrefacción o corrupción material de las cosas. Cosas podridas.
  • Paralelismo: Relación entre los rectos del plano o los planos del espacio, basado en la continuidad e igualdad de distancia entre dichas rectas o planos.
  • Paraje: Lugar, sitio, estado, ocasión o disposición de una cosa.
  • Promesa: Expresión de la voluntad de dar a uno o hacer por el una cosa.
  • Panteón: Monumento funerario destinado a sepultura de varias personas.

“R”

  • Resigna: Renunciar a un beneficio eclesiástico o hacer dimisión de el favor de un sujeto determinado.
  • Retazo: Retal o pedazo de una tela. Trozo o pedazo de un razonamiento o discurso.
  • Radicada: Acción y efecto de radicar o radicarse. Establecimiento, larga permanencia, practica y duración de un uso, costumbre, etc.
  • Rizar: Formar en el pelo ondas o bucles.
  • Recua: Conjunto de animales de carga que sirve para trajinar.
  • Remitió: Articulo o noticia cuya publicación se inserta en periódico mediante pago.

“S”

  • Sedano: Automóvil cerrado, de capota o cubierta fija.
  • Superstición: Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón.
  • Saponarias: Jabonera, planta cariofilácea.

“T”

  • Trama: En los tejidos, hilos que alternamente se hallan situados transversalmente en la dimensión mayor del tejido.
  • Tiliches: Baratija, cachivaches.
  • Tiranía: Gobierno ejercido por un tirano, como abuso de cualquier poder o fuerza.
  • Tacañería: Mirado, ahorrar en exceso.
  • Temeroso: Miedoso, cobarde, irresoluto.
  • Trajinar: Acarrear mercaderías de un lugar a otro.
  • Trágica: Relativo a la tragedia, aplicase al actor que representa papeles trágicos.

“U”

  • Umbral: Parte inferior o escalón. Por lo común de piedra y contrapuesto al dintel, en la puerta o entrada de una casa.
  • Usufructo: Uso y goce de una cosa

“V”

  • Volatín: Cada uno de los ejercicios del volatinero.
  • Vagancia: Tener tiempo y lugar suficiente o necesario para hace runa cosa.

“Z”

  • Zopilote: Ave falconiforme de la familia catárticos que vive en América Septentrional y Central carroñera y mas pequeño que el cóndor, con el que esta emparentado.

13. ¿Cual es el papel de Pedro Páramo en la obra?

Existen dos facetas diferentes para este personaje, una de es el Pedro muchacho indeciso e inocente, esta faceta del personaje se nos muestra a retazos entre la narración de Juan Preciado. Se nos muestran escenas de su vida que le marcaron. El cambio de carácter de este personaje surge a raíz de al muerte violenta de su padre en una boda a la que asistió de padrino y en la cual recibió una bala que no estaba dirigida hacia él. A partir del momento en que se nos muestra la comunicación por parte de la madre de Pedro a éste el fallecimiento de su padre, se puede observar el radical cambio que experimenta el carácter de este personaje que se torna despiadado e insensible. Esta otra cara de Pedro es al que conocen todos los personajes y por culpa de la cual todos ellos le desean el mal.

14. ¿Explica como se da el tiempo cronológico en la obra Pedro Páramo?

El desarrollo de la narración es mucho más claro cuando el lector comprende que Juan Preciado narra la historia a Dorotea desde la tumba, hecho no descubierto por el lector hasta la secuencia 36, por lo que con anterioridad predomina la historia de Juan Preciado. Desde las secuencias 37 ó 38 hasta el final, predomina la historia de Pedro Páramo.

En la obra se da un tiempo que es el flashbackque es una técnica moderna que ha tomado la literatura del cine; y consiste en dar saltos de tiempo al pasado en el subconsciente. O sea que en el fluir de la conciencia nos ubicamos en el pasado.

Esto se puede visualizar en la obra a través de cómo en algunas partes se narra lo que esta viviendo Juan Preciado y como después se narra un poco de la vida de Pedro Páramo.

 El desorden cronológico de las secuencias, la abrupta interrupción de historias y los bruscos flashes, constituyen una exquisitez y una gran perfección técnica, así como una gran innovación en las técnicas narrativas, que dan una nueva, activa y apasionante actitud al lector.

 El propósito de tal complejidad en la obra quedó declarado por Juan Rulfo, quien confesó que su intención había sido la de impregnar al lector de la historia de un vivir colectivo, de la relatividad del tiempo humano y de la vecindad entre la vida y la muerte, temas centrales en la novela, cuya reflexión detenida por el lector es la única clave para el entendimiento de la obra.

15. ¿De donde viene le nombre de COMALA en la obra Pedro Páramo?

Comala, “Lugar donde se hacen comales” o “Lugar de comales” o “Comalería”, significado que proviene de los vocablos náhuatl AnyComalli que significan “lugar” y “comal” respectivamente. El nombre de Comala evoca a la época en la que los artesanos del lugar elaboraban comales de barro. Es uno de los lugares más famosos de Colima gracias a la leyenda, el folclor y las tradiciones que se han entretejido a partir de su conmovedora mención en la novela Pedro Páramo, del reconocido escritor jalisciense Juan Rulfo. Significa: Lugar de Comales o Comalería

Al analizar esta obra creo que es imposible hacerlo dejando de lado el ambiente en que esta se desarrolla, Cómala. Rulfo obtuvo el nombre del escenario de esta novela de una derivación de la palabra “Comal”, que significa “recipiente de barro que se pone sobre las brasas” (cita textual). Así consiguió simbolizar en Cómala una atmósfera asfixiante, un lugar que se haya sobre la boca del infierno, que es en realidad la antesala de éste o el purgatorio sobre el que penan las almas culpables.

El lugar en sí es también una síntesis de muchos pueblos de la tierra de Rulfo, y sus características son comunes a todos ellos: el caciquismo, la desesperación, el calor sofocante, la despoblación, etc.

La Comala de Juan Rulfo. (Colima)

Juan Rulfo (1917-1986) es conocido, dentro y fuera de las fronteras mexicanas, como autor de una obra de la mayor altura literaria: Los cuentos del Llano en llamasy la novela Pedro Páramo. Pero Rulfo fue también un notable fotógrafo y un gran conocedor de la historia y la geografía de México, de tal manera que la toponimia mexicana le resultaba muy accesible y la elección de los nombres de los lugares que aparecen en sus cuentos y novelas es muestra de ello.

Pocos saben que Juan Rulfo conoció muy bien las Sierra Juárez de Oaxaca (una carta con su firma se produjo en la publicación de una monografía histórico-geográfico sobre la misma), donde se localiza el pueblo de San Juan Luvino, nombre que se ha hecho celebre justamente por el cuento de Rulfo.

En cuanto a Comala, lo anterior explica también la elección que hizo el autor del nombre de este lugar de Colima para bautizar el pueblo desolado de su novela. Originalmente pensó en llamarlo como el pueblo jalisciense de Tuxcacuesco, y algo se ha escrito sobre el tino de Rulfo al seleccionar los nombres tanto de sus personajes como de los sitios en los que transcurren sus historias. Hay aquí un uso literario de la toponimia, por Rulfo, sobre puesto de su conocimiento de la historia y la geografía mexicana. El Luvino real, de Oaxaca, en una sierra con encinos y coníferas, de clima frio y lluvioso, tiene poco que ver con el Luvino de Rulfo, pero el nombre de aquel era el mejor para el pueblo que creo en la literatura. El Comala real, de clima templado, de agradable y viva fisonomía, con casas encaladas y umbrosas huertas cafetaleras, tampoco tiene mucho que ver con el Comala de Pedro Páramo, ubicado a la manera de un comal, “sobre las brazas de la tierra, en la mera boca del infierno”, como dice Abundio Martínez al anunciar la proximidad del pueblo a Juan Preciado, en las páginas iniciales de la novela. Aunque en la misma aparece también, en el recuerdo de Dolores Preciado, un Comala idílico, en cuyas cercanías había “la vista muy hermosa de una llanura verde, algo amarilla por el maíz maduro. Desde ese lugar se ve Comala, blanqueando la tierra, iluminándola durante la noche”.

¿Qué hizo que aquel “pueblo que huele a miel derramada” como también lo recuerda Dolores Preciado, se convirtiera en lugar sin vida que Abundio Martínez muestra a Juan Preciado? La novela de Juan Rulfo es una reflexión sobre las causas de esta infausta transformación, de la que son responsables, desde luego, los hombres. Nosotros. O esa parte de nosotros que Rulfo capturo en su personaje, Pedro Páramo. Como sabemos, es el cacique de la novela el origen de la muerte de Comala. Dijo Rulfo al responder una entrevista en que se le inquiría sobre estas cosas: “Yo no me preguntaría porque morimos, pongamos por caso; pero si quisiera saber que es lo que hace tan miserable nuestra vida. Ud. Dirá que ese planteamiento no aparece nunca en Pedro Páramo; pero yo le digo que sí, que allí está desde el principio y que toda novela, se reduce a esa sola y única pregunta: ¿Dónde esta la fuerza que causa nuestra miseria? Y hablo de miseria, con todas sus implicaciones”.

Existe una geografía real, a la que pertenece el maravilloso pueblo de Comala, en Colima, como también existe en México pueblos que sirvieron de inspiración a Rulfo para crear su Comala. Son también reales, aunque con diferentes nombres, y nos recuerdan otra parte de la historia mexicana.

El nombre de Comala deriva de la palabra Comal, implemento de cocina que se usa para calentar la comida sobre las brazas. La gente de Comala esta muerta y el demonio es quien calienta sus almas, juega con ellas antes de comérselas.

La muerte parece estar más que nada en el pensamiento del autor. En todas las esquinas, en todos los rincones y en todas las acciones de la obra se encuentra la violencia que tiene como primer resultado la muerte. Y nos preguntamos ¿Qué acompaña a la muerte, con su terror, su agonía, con las exclamaciones de los difuntos y consecuentemente, con los sonidos que se convierten en ecos y descienden a murmullos como voces del infierno?

Como un rio de sangre que lánguidamente fluye hacia un mar rojo, teñido con la sangre de Comala y un sufrimiento nutrido por el odio de un hombre cacique (Pedro Páramo) personificación de todo lo malo que la humanidad pudiera imaginarse.

Comalaes una localidad del estado de Colima, se encuentra situado al norte del estado, entre las coordenadas 19° 18’ y 19° 32’ latitud norte y entre los 103° 37’ y 103° 57’ longitud oeste. Comala limita al norte con Zapotitlán y Cuauhtémoc; al oeste con Minatitlán, y al sur y este Villa de Álvarez

Descripción

Los pobladores más antiguos del territorio de Comala se establecieron ahí hace más de 3,000 años. En esta zona florecieron importantes culturas como la olmeca, náhuatl (500 a. C.), tolteca, chichimeca (durante la época clásica, 1154-1429 d. C.), y la tarasca, que era la principal cultura a la llegada de los españoles, lo cual es muestra de la diversidad cultural que desde siempre ha existido en dicho lugar. En 1527, la región de Comala fue dada en Encomienda a Bartolomé López; durante más de 300 años este lugar fue considerado como asentamiento, rancho, pueblo, e incluso a principios del siglo dieciocho, aún se denominaba República de Indios, con un gobernador como autoridad. Fue hasta 1820 que Comala se constituyó como ayuntamiento, de conformidad con la Constitución de la Monarquía Española, y el primer alcalde fue Don Cayetano Pizarro. En 1857, Comala fue erigido como ayuntamiento, de acuerdo a la nueva Constitución Republicana. Actualmente la Señorita Bibiana Primera es la Reina del Municipio Así como reina también de las Fiestas Charrotaurinas. En lo que respecta a servicios públicos, éstos empezaron a brindarse a partir de 1906, cuando comenzó el servicio de energía eléctrica en Comala, Colima y Villa de Álvarez, procedente de la primera planta de luz en el estado, ubicada precisamente en la localidad de El Remate, municipio de Comala. Actualmente la presidencia municipal, que dirige el Lic., [Sergio Agustín Morales Anguiano], ha logrado un máximo desarrollo y crecimiento dentro de las direcciones de servicios públicos y servicios generales.

16. ¿En la obra se dan tres tipos de “COMALAS”, explique cada uno de ellos?

Comala PARADISÍACA: Esta es la Comala que evocaba Dolores Preciado, la que añoraba y a la que suspiraba por volver. Estas añoranzas y evocaciones que contó a su hijo Juan Preciado en largas conversaciones a lo largo de su vida, hacen que éste cree la ilusión de un lugar al cual pertenecer, donde encontrar un sentido a la existencia, de hallar lo que le pertenece y el cariño de su padre.

Comala de PEDRO PÁRAMO: Esta Comala simboliza el reino del poder tiránico, tan común en los espacios rurales mejicanos. Es un lugar donde la violencia, la injusticia, la degradación, la alienación, la locura y la desesperanza son lo único a que están acostumbrados sus habitantes. El destino de esta Comala aparece ligado al de Pedro Páramo, y por ello, condenado a la soledad y la destrucción.

Comala INFERNAL: En cierta manera es un mundo mítico, pues los fantasmas no son algo que podamos considerar “real”, pero es la realidad: Comala es un infierno desierto sobre el que se pasean las almas en pena de los difuntos, condenados a revivir un pasado horrible o torturados por el remordimiento. Nada queda ya de la Comala paradisíaca o la de Pedro Páramo, sino que ahora el lugar está prácticamente despoblado, por lo que es un infierno.

17. ¿Describe como se dan las relaciones de la vida y la muerte en la obra?

En la obra las diferencias entre la vida y la muerte no son muy claras en un principio se puede pensar que están vivos y que los sucesos extraños son producidos por alucinaciones o similar. Pero a medida que se avanza te vas dando cuenta que los personajes son almas en pena, muertos que no han podido alcanzar el estado de gracia, que no han podido ir al “Cielo”. La muerte de Juan Preciado, que no queda muy claro si es anterior o posterior a su llegada a Comala más bien, la comunicación de la muerte al lector aclara muchas de los aspectos que hubiesen podido quedar poco claros. Uno de estos aspectos puede ser los fragmentos salteados de conversaciones y hechos que conciernen a la vida de los personajes y que explican posteriores comportamientos de dichos personajes.

Con la historia de Juan Preciado se inicia la novela, él mismo cuenta que llega a Comala para cumplir una promesa que había hecho a su madre en su lecho de muerte, promesa que no pensaba cumplir. Su propósito no es sólo éste, ya que también pretende encontrar y conocer a su padre, un tal Pedro Páramo. A su llegada conoce a un arriero que le indica dónde está el pueblo, también se entera, gracias a éste, de que Pedro Páramo ya ha muerto y de que éste tiene muchos hijos ilegítimos repartidos por todo Comala; incluso el arriero, Abundio, es hijo de Pedro Páramo. En éste punto es interesante la descripción que Juan Preciado hace del paisaje, la cual contrasta totalmente con lo que le ha contado su madre.

Ya en Comala, Juan Preciado se va encontrando con una serie de personajes y situaciones que lo van poniendo en alerta, ya que todos parecen estar muertos. La primera con la q se encuentra es Eduviges, la posadera, quien parece estar esperándolo, sus diálogos con ésta nos proporcionan conocimientos acerca del pasado de Pedro Páramo. Después hay otro personaje que le dice "la pobre Eduviges debe andar penando" (Damiana Cisneros).

Con referencias de este tipo se va acrecentando la idea de que los personajes están introducidos en un plano ultra existencial. Algo que, a mi parecer, es magnífico en la novela, es la forma en que Rulfo hace que Juan Preciado se de cuenta a la vez que el lector de que esas situaciones no son normales y de que esos personajes podrían estar muertos. De hecho, Juan Preciado se lo pregunta a Damiana Cisneros, pero ésta desaparece. Ante la alarma tanto del protagonista como del lector, los personajes actúan con total normalidad.

También se encuentra con una pareja que, según Rulfo, es una alucinación de Juan Preciado quien, ante la incertidumbre de su situación y del presentimiento de que su muerte está cerca, pierde la cabeza. Dicha pareja se encuentra en una casa semi-derrumbada, ellos son hermanos y no salen nunca a la calle por practicar incesto. Ante esto, Juan Preciado les dice que el pueblo está vacío, que no tienen de qué preocuparse, pero la mujer le contesta que el pueblo está lleno de ánimas que andan penando.

La prueba que el mismo Juan Rulfo puso para decir que esta parte de la historia es una alucinación de Juan Preciado es cuando éste cuenta que se tumba junto a la mujer y ésta se pudre. A continuación se produce la muerte de Juan Preciado.

18. Menciona cuales son los siete pecados capitales de la obra Pedro Páramo en relación a la divina comedia. Explica cada una de ellas.

Los siete pecados capitales son una clasificación de los vicios mencionados en las primeras enseñanzas del cristianismo y el catolicismopara educar a sus seguidores acerca de la moral cristiana. La Iglesia católica romana divide los pecados en dos categorías principales:

  • pecado venial aquellos que son relativamente menores y pueden ser perdonados a través del sacramento.
  • pecado mortal los cuales, al ser cometidos, destruyen la vida de gracia y crean la amenaza de condenación eterna a menos que sean absueltos mediante el sacramento de la penitencia, o siendo perdonados después de una perfecta contrición por parte del penitente.

*La soberbia*(en latín, superbia) es considerado el original y más serio de los pecados capitales, y de hecho, es también la principal fuente de la que derivan los otros. Es identificado como un deseo por ser más importante o atractivo que los demás, fallando en halagar a los otros.

Dante, en su obra La Divina Comedia, se ve como los soberbios purgan sus penas en el primer círculo o cornisa del purgatorio, allí van todos aquellos que han fallado en este aspecto creyéndose mejor y más importantes que los demás.

En la obra de Pedro Páramo podemos ver al mismo Pedro Páramo como un hombre soberbio al cual nadie podía decirle que hacer, sino que, siendo él el dueño de todo hace lo que se le place con el pueblo de Comala.

*La envidia*(en latín, invidia) se caracteriza por un deseo insaciable, que puede ser más general; segundo, aquellos que cometen el pecado de la envidia desean algo que alguien más tiene, y que perciben que a ellos les hace falta, y a consiguiente desear el mal al prójimo, y sentirse bien con el mal ajeno.

En la Divina Comedia, los envidiosos van a la segunda cornisa, a purgar todas sus ambiciones y todo lo que desearon a las personas para conseguir lo que ellos querían, para poder purificar su alma.

En Pedro Páramo podemos verlo reflejado por Pedro Páramo; al ver que debía tanto comenzó a querer poseer todo el pueblo de Comala, matando y haciendo injusticias para lograrlo. Por otra parte podemos ver a Eduviges Dyada, que también le gustaba Pedro Páramo, y al éste contraer nupcias con Dolores Preciado no le demuestra eso a su amiga, pero luego ésta se lo confiesa al mismo Juan Preciado cuando le dice “Siempre dije que el hijo de Doloritas debió haber sido mío”.

*La ira*(en latín, ira) puede ser descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enojo. Estos sentimientos se pueden manifestar como una negación vehemente de la verdad, tanto hacia los demás y hacia uno mismo, impaciencia con los procedimientos de la ley y el deseo de venganza fuera del trabajo del sistema judicial (llevando a hacer justicia por sus propias manos), fanatismo en creencias políticas y generalmente deseando hacer mal a otros. Una definición moderna también incluiría odio e intolerancia hacia otros por razones como raza o religión, llevando a la discriminación. Las transgresiones derivadas de la ira están entre las más serias, incluyendo homicidio, asalto, discriminación y en casos extremos, genocidio.

Dante describe en la Divina Comedia, que éstos están purgando en la tercer cornisa, aquí pagan con penitencias los males que le ocasionaron a las personas demostrándoles odio y de su enojo desenfrenado.

Pedro Páramo demuestra la ira cuando le llevan el cadáver de su padre a laMEDIA LUNA, éste se enfurece y llena de rencor; luego de muchos años toma venganza con sus propias manos y mata a cada una de las personas que asistieron a la boda ese día, para así determinar quién había sido el causante de la muerte de su padre. También estaba entrando en ira cuando le llevan el cuerpo de su heredero Miguel Páramo, pero Fulgor Sedano le explica que fue el Colorado que no alcanzo a saltar y se le baja la cólera.Otro representante de la ira es el arriero Abundio Martínez, por el rencor que le guarda a Pedro Páramo por saber que es su padre y porque no le dio ni un centavo cuando él lo necesitaba, esto lo lleva a darle muerte a su propio padre dejándose llevar por la ira, el rencor y la cólera que le ocasiona en el momento.

*La pereza*(en latín, acidia) es el más «metafísico» de los pecados capitales, en cuanto está referido a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia en cuanto tal. Es también el que más problemas causa en su denominación. La simple «pereza», más aún el «ocio», no parecen constituir una falta.

En la Divina Comedia, los perezosos que estaban en el purgatorio, como castigo a su pereza, tenían que correr por todo el rededor de la cuarta cornisa, para así quitarse ese pecado y purificar su alma.

Pedro Páramo en su niñez representa un cuadro de pereza, al pasar sólo soñando y añorando a Susana, también lo vuelve a representar ya en su vida de adulto con la pereza espiritual que éste personaje representó desde pequeño. Un ejemplo es cuando están en el novenario de su abuelo y todas las mujeres están rezando el rosario y el viene de uno de sus viajes de vagancia; también cuando va a contraer matrimonio con Dolores Preciado, el padre Rentería le pide sesenta pesos a Fulgor Sedano y una mesa, que le paguen los diezmos y que vaya a misa pues desde que su abuela murió no ha pagado los diezmos y ni siquiera se ha asomado a la iglesia.

*La avaricia*(en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales».

En la Divina Comedia, Dante dice que en su viaje por el purgatorio, los avaros están en el quinto círculo, en donde se encuentran pagando las personas que acumularon riquezas y no daban a los necesitados. Aquí se hace una gran referencia hacia los sacerdotes, principalmente, como los más avaros de todas las personas.

En este caso, los representantes de la avaricia son Pedro Páramo y el padre Rentería. Pedro Páramo lo es porque a pesar de todo lo que tenga que hacer él quiere poseer todo Comala sin importar el precio que sea, engaña y mata a las personas que quieran interponerse. El padre Rentería lo es pues debido a que él no les daba la absolución a las personas, que lo consideraban como el que tenía en sus manos la salvación o la condenación de las almas, llego a pensar que él tenía la potestad para decirle a Dios a quienes salvar y a quienes no, llegando así a cierto grado de altanería y orgullo para con las personas pobres que no tenían dinero para pagarle “la salvación de sus almas”. Un claro ejemplo es cuando están en la misa del difunto Miguel Páramo, al cual le tiene cierto rencor por haber matado a su hermano mayor y por haber violado a su sobrina Ana, y Pedro se le acerca a darle monedas de oro para su iglesia y él se recuerda cuando llego la hermana de Eduviges Dyada a pedirle que perdonara a su hermana por haberse asesinado y éste no quiso perdonarla. Otro ejemplo es cuando la hermana de Donnis le comenta sobre el incesto que existe entre ellos y que ella se siente muy apenada y le pide que la perdone y éste le dice que no.

*La gula*(en latín, gula) se identifica con la glotonería, el consumo excesivo de comida y bebida, en cambio en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. Marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, la gula también incluye ciertas formas de comportamiento destructivo. De esta manera el abuso de substancias o las borracheras pueden ser vistos como ejemplos de gula.

En la Divina Comedia, los golosos son castigados en el purgatorio destinados padecer hambre y sed para pagar todo lo que cometieron en vida terrenal, y así pagar el exceso de comida o bebida que cometieron.

La gula está bien representada por el arriero Abundio Martínez, que de tanto que se emborrachaba llego a matar a su propio padre que era Pedro Páramo. El motivo de su borrachera era porque su esposa se había muerto, entonces para “calmarse” el duelo de la muerte de su esposa decide emborracharse y es por eso que decide ir a donde Pedro Páramo para que le ayude a los gastos funerarios de su mujer.

*La lujuria*(en latín, luxuria) es usualmente considerada como el pecado producido por los pensamientos excesivos de naturaleza sexual. Según otro autor la lujuria son los pensamientos posesivos sobre otra persona. Debido a su intrínseca relación con la naturaleza sexual, la lujuria en su máximo grado puede llevar a compulsiones sexuales o sociológicas y/otransgresiones, incluyendo la adicción al sexo, el adulterio y la violación.

Según la Divina Comedia, la lujuria es el último pecado del cual una alma puede limpiarse en el purgatorio. Debido a la lujuria, las personas pueden llegar a hacerse adictas al sexo, y con tal de tener sexo con alguien pueden llegar a la violación y esto se paga caro pues es algo que daña a las personas y daña a las demás por la manera en que se puede practicar y decir.

En la obra vemos que la lujuria está representada por Pedro Páramo, ya que desde joven comienza a llevar una vida desordenada y comienza a tener relaciones sexuales prematrimoniales. Tuvo muchos hijos en esa forma desordenada de sus relaciones, luego de eso habían muchas mujeres que se iban a confesar de que habían pecado con él; también engañaba a las mujeres y luego las maltrataba. Un claro ejemplo de sus engaños fue cuando le dice a Fulgor Sedano que le diga a Dolores Preciado que él está muy enamorado de ella y la hace que se case con él y le roba sus tierras y luego la abandona. Él es un ejemplo grande de lujuria. Otro ejemplo es Miguel Páramo, hijo de Pedro Páramo, que llego al extremo de la lujuria y llego a violar a la sobrina del padre Rentería, Ana. También había dejado muchos hijos perdidos pues el Lic. Trujillo lo relata en una parte de la obra, cuando dice que llegaban a decirle que alguna muchacha iba a tener un hijo de “Miguelito”.

Como se puede observar, de todas las mujeres de Pedro Páramo, se puede decir que la única que no se acostó con él y se supone que fue su “última esposa” fue Susana San Juan, pero debido a sus locuras y enfermedades, éste no pudo llegar a casarse con ella. Es por esto que es la única mujer de la obra que no se acuesta con Pedro Páramo.

19. ¿A que viajo Juan Preciado a la ciudad de COMALA? Explique.

Juan Preciado viaja al pequeño pueblo de Comala en México, el fue en busca de su padre que se llamaba Pedro Páramo y así poderle exigir lo que les correspondía y de lo que le había estafado a su madre, ya que ese era el ultimo deseo de su madre cuando murió, empobrecida y enferma, y antes le dijo que no le fuera a pedir nada, que solo le fuera a exigir lo que les correspondía y que se lo cobrara caro, muy caro, ya que se había olvidado de ellos.

Dolores Preciado (madre de Juan) había sido la propietaria del rancho EN MEDIO y ella se había casado con Pedro Páramo que a su vez era el dueño del rancho LA MEDIA LUNA. Cuando el hijo de Pedro había nacido, la abandono enviándola a vivir con Gertrudis, ella era una de sus hermanas que sestaba viviendo en Colima. Por ese motivo Juan había heredado el nombre materno, por que nunca conoció a su padre.

Cuando el iba rumbo a Comala, el iba soñando y pensando en la gran herencia que el iban a dar, el iba emocionado ya que su madre le había descrito la ciudad de Comala como “unas llanuras verdes… El color de la tierra, el olor de la alfalfa y del pan. Un pueblo que huele a miel derramada….”

Pero cuando llego se dio cuenta que no era nada de lo que su madre le había dicho si no que era una ciudad muerta y con un calor infernal.

20. De una conclusión de la lectura Pedro Páramo.

Esta obra, así como su autor Juan Rulfo, está adscrita a la corriente literaria conocida con el nombre de realismo mágico. Esta corriente está formada por escritores latinoamericanos. Este autor aunque con una obra escasa ha pasado a la historia de al nueva narrativa latinoamericana gracias a un libro de cuentos y a esta novela. El lugar en el que se sitúa la acción, Comala, es una frontera entre lo real y lo imaginario así como los personajes fantasmagóricos y las situaciones de la ficción irreal es. La lluvia que marca un reloj y el marco ritual religioso son elementos que miden el tiempo irreal y encuadran a la obra en una dimensión mágica. Todos los habitantes de este pueblo “encantado” se han quedado allí porque fueron incapaces de escapar de la decadencia en que estaba cayendo el pueblo. Ninguno de estos habitantes han tenido una vida plena, ninguno de ellos han podido realizar sus ilusiones que han quedado frustradas y por ello vagan por Comala. Todas las ánimas que vagan por la tierra están porque no han podido irse al otro mundo al dejar tareas pendientes.

Conclusión.

Nos pareció una novela muy interesante por su trama, las interacciones de los personajes con la historia, la manera de cómo se entrelaza el pasado con el presente y también como el personaje principal da a conocer sus pensamientos y nunca se da por vencido en sus metas. Un tanto difícil de entender la historia porque en los diálogos largos muchas veces no entendía quien era la persona que hablaba y que luego daba su nombre por lo demás una novela muy interesante.

También en la obra se dan muchos valores como el amorque sentía la madre de Juan hasta su muerte y el amor reciproco de Juan a su madre; El profundo amor que sentía Pedro Páramo por Susana San Juan. 
La perseveranciaque tenía Juan por la promesa que tuvo con su madre en su lecho de muerte de conocer a su padre. 
La lealtadque tenia Fulgor Sedano con la familia Páramo hasta su muerte por los revolucionarios; La lealtad que tenia “el colorado” caballo de Miguel Páramo aun después de su muerte. 

El titulo tiene referencia al padre de Juan Preciado que vendría a ser el personaje principal y que por el suceden varios acontecimientos que marcan la vida del pueblo de Cómala 


El autor nos quiere dar a conocer las muchas realidades que existen fuera de casa y que parecen imperceptibles, los abusos que se ejercen en muchas partes del mundo, los engaños y la maldad que existe en el mundo son patrones que tiene el pueblo de Cómala y sus habitantes más poderosos. 


La relación que existe entre esta novela y la realidad, es que en la realidad existen muchos pueblos como Cómala con individuos que se creen con autoridad suficiente para hacer y deshacer lo que a ellos les conviene sin importarles el pueblo con tal de satisfacer los deseos de estos individuos.