Pedro Páramo; Juan Rulfo

Literatura hispanoamericana contemporánea. Siglo XX. Novela. Narrativa realista mexicana. Argumento

  • Enviado por: Extilox
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

PEDRO PÁRAMO.

La historia de Pedro Páramo me gusto mucho y me parece muy interesante, ocurren varias cosas extrañas en el pueblo de Comala y se ve como es la vida de los pueblerinos. Todo empieza cuando un joven pierde a su madre a causa de una enfermedad, pero la madre del joven le dice que su padre es Pedro Páramo y que lo vaya a buscar que el padre se pondrá muy contento en verlo y que le cobre todo lo que él no les dio. Entonces el joven se dirige a Comala y él encuentra a un señor en el camino y el joven le pregunta que si el pueblo que esta abajo del camino es Comala y el responde que si es, pero el joven le dice porque esta tan solo, le responde es que así son los tiempos. Entonces los dos se dirigen al pueblo y el arriero le dice que va hacer a Comala le responde el joven y dice vengo a buscar a mi padre que se llama Pedro Páramo, pero o sorpresa el arriero le dice que también es hijo de Pedro Páramo. Los dos se dirigían al pueblo al fin llegaron el arriero le empezó a enseñar partes del pueblo como la media luna, el arriero le dijo que buscara a doña Eduviges que ella le podía ofrecer un cuarto, que le dijera que iba de parte de Abundio Martínez. Pero de pronto el se encontró solo en el pueblo el arriero había desaparecido como si fuera un fantasma pero siguió caminando por el pueblo el alcanzo haber a u8na señora con un rebozo y le pregunto donde vivía Doma Eduviges y le señalo una casa que esa es su vivienda que estaba alado del puente, entonces el se dirigió a la casa y antes que tocara la puerta se abrió y salio una persona y le dijo que pasara, el entro a la casa y le pareció como si ya lo estuvieran esperando de pronto cedió cuenta que la casa estaba llena de puros tiliches, él le pregunto porque estaba llena de eso, ella le respondió que son los muebles de las personas que se habían ido del pueblo pero que iban a regresar por ellas las personas, pero entonces la señora le pregunto ¿de modo que usted es hijo de ella? Y el dijo de quien de Doloritas, si pero como sabe que ella es mi mamaíta, y ella le dice ella me aviso y precisamente fue hoy, el no supo que pensar si su mamá ya había muerto, la señora le enseño su cuarto donde iba a dormir, pero ella dice que ese mismo día habría hablado con ella pero como eso no es posible si ella murió y la señora le dijo con que razón su voz se escuchaba muy débil, ella dijo que habían prometido morir juntas que eran muy buenas amigas. Ella le dijo que si su madre le había hablado de ella, pero el le dijo que nunca le había hablado de ella, dijo no importa pero le dijo que su madre en su juventud era muy bella, muy tierna, pero que la tenia que alcanzar en algunos de los caminos al cielo que la iba a encontrar, el joven pensó que estaba un poco loca y le dijo que iba a dormir un poco. Pero el joven escuchaba muchos ruidos diferentes, pero ya en el libro en partes se empieza a contar la historia de Pedro Páramo cuando era niño. Desde su infancia Pedro Páramo ya estaba enamorado de Susana Sanjuán, el se encontraba en el baño cuando su madre lo mando por un mandado, el chico era muy obediente y hacía lo que le pedían era un buen chico todo lo cumplía. La Doña Eduviges le dijo al joven que estuvo secar de ser su madre, le pregunto que si su mamá nunca se lo había comentado y el respondió que no que solamente supo quien era por medio del arriero Abundio. Le dijo la señora el buen Abundio, todavía es muy buena gente, pero ella le dijo que el se había quedado sordo por culpa de un cuete y que el ya había muerto que no podía ser y el redijo que estaba de acuerdo que extraño es esto. La mamá del joven paso una noche con Pedro Páramo y en esa noche fue cuando se embarazo de el joven, pero la madre ya no quería estar ahí y le dijo a Eduviges que se quería ir del pueblo y que quería ir a ver a su hermana ella se marcho del pueblo y nunca regreso. En el libro se empieza a contar un poco de la vida del hijo de Pedro Páramo que es Miguel Páramo. Doña Eduviges una noche común escucho un caballo y cedió cuenta que era de Miguel Páramo, entonces ella escucho que tocaban la ventana y la abrió y sorpresa era Miguel Páramo, pero le dijo que no encontró el pueblo de su novia Contla, que solamente en el camino veía puro humo y neblina que nunca dio con el pueblo. Entonces doña Eduviges le dijo que el ya estaba muerto que encontrara el camino a la luz que lo iba a extrañar y que le daba las gracias por venirse a despedir. Entonces el cuerpo de Miguel Páramo fue velado en la iglesia por el padre Rentería, pero el quería que ya se acabara eso y acabando la misa él no bendijo al cuerpo diciendo que el era un mal hombre y que no iba a entrar a cielo, pero Pedro Páramo le dijo que por favor lo vendí cierra, el padre lo izo e inclinándose pidió por el, ya hasta el ultimo como era costumbre de Pedro Páramo le dio una bolsa llena de monedas al padre Rentería. Ya era muy noche el joven estaba con Doña Eduviges, la lámpara se apago Eduviges se paro y redijo que no tardaba, pero no regresaba así que el joven se paro pero de pronto hoyo un grito suave que parecía de una mujer el no encontró a nadie, el grito se dejaba de oír por un rato, pero después de un rato volvió el grito más fuerte y mas largo, entonces el vio una sombra y pregunto quien era y respondieron Damiana, le dijo tienes miedo ven con migo te invito a dormir a mi casa. El le comento que ese cuarto se lo avía dado Eduviges, pero ella dijo que como podía haber entrado ahí, que en ese cuarto habían ahorcado a Toribio Aldrete y que la llave estaba perdida y por ultimo que doña Eduviges estaba muerta. Entonces en el libro se empieza a contar la historia de Pedro Páramo y de Fulgor Sedano. Entonces ellos empiezan haber las deudas que tenían con las personas y era una señora llamada Doña Dolores. Entonces Páramo le dijo a Fulgor que mañana mismo fuera a pedir su mano. Fue muy fácil convencer a la señora Dolores, ella nunca pensó que pedro Páramo se iba a fijar en ella y le dio mucha alegría y ella dijo que si entonces el plan de Pedro Páramo iba en marcha. Se logro el plan de Pedro Páramo se caso con Dolores y Fulgor mato a Aldrete, todo salio como querían. El joven venia platicando con Damiana diciendo que el pueblo era muy raro se escuchaban muchos ruidos. Damiana le pregunto al joven de que había muerto su madre el le dijo de una enfermedad terrible, el le pregunto como había dado ella con el, ella no le respondió y el redijo Damiana usted esta viva o muerta y de pronto ella desapareció el de nuevo se quedo solo en ese pueblo. El caminaba por el pueblo y el seguía escuchando voces de personas pero no había nadie como esta eso, pero de pronto una mano toco su espalda y le dijo quien busca y el contesto a mi padre, le dijo el señor venga pase a la casa. El entro a la casa y vio a dos personas que estaban desnudas y les pregunto ustedes no están muertos verdad, el señor pensó que estaba borracho y la señora solamente dijo que estaba asustado, el desdijo que si podía dormir por que estaba muy cansado y lo izo. Entonces el despertó y le pregunto a la mujer que caminos había para salir de Comala y ella le dijo que varios le señalo algunos el quería ir para Sayula, luego le pregunto que donde estaba su marido, ella contesto que no era su marido, que era su hermano que no quería el que no supieran eso, y que había ido a buscar un borrego que se les había perdido. Ella le dijo que casi no conocía a las personas del pueblo, porque su hermano no que ría que saliera, entonces su hermano llego y redijo que no pudo atrapar al becerro y que en la noche saldrá para hacerlo pero ella redijo que se sentirá sola, el joven les dijo que ya se iba, pero el hombre le dijo que pronto oscurecería, que mejor esperara mañana que fuera de día que el lo encaminaría. Entonces el se acostó y vio pasar pájaros llamados tordos, nubes y demás cosas, pero luego vio entrar a una mujer vieja, al joven le dio miedo y se izo el dormido, entonces la viejita le dijo tome esto le ara bien el no supo quien era pero luego vio al hermano de la mujer y les dijo que si no habían visto aquella mujer y le contesto que no. La mujer creyó que era un místico y lo acostaron en la cama para que durmiera. Pero de nuevo el despertó y creyendo como si el tiempo hubiera regresado vio todo de nuevo, pero ahora despertó en una cama fea que olía a orines, alado de una mujer, el le pregunto y su hermano, ella redijo que se había ido a buscar al borrego pero que ya no iba a regresar como mucho y que ahora el se iba hacer cargo de ella, el se bajo de la cama y se acostó en el suelo, pero la mujer le dijo que le iban a morder las turicatas, el regreso a las cama. Pero en la madrugada el se despertó no soportaba el calor, no podía respirar sentía que se le acababa el aire, salio a la calle a respirar pero tampoco a si que tubo que respirar de su propia aire. Un señor llamado Doroteo le dijo al joven que no le creían que había muerto de ahogo porque el y otra persona lo habían encontrado en la plaza afuera de la casa de Denis, como si hubiera muerto de miedo estaba todo acalambrado. Entonces el joven acepta que murió de miedo que el salio de la casa y se dirigió a la plaza porque escuchaba mormullos y pensó que si iba con la gente se le iba a bajar, pero no fue así porque no había nadie y el al ver esto entro más en temor y no aguanto más. El joven empezó a relatar de nuevo diciendo, es curioso mi madre que paso aquí toda su infancia y debió de haber muerto aquí, yo fui el que murió aquí. Un día común entro Fulgor diciendo le a Pedro Páramo que había llegado Susana al pueblo pero con un hombre. Pedro Páramo se puso muy contento al saber que Susana había regresado al pueblo, él la quería mucho, fue con su padre y hablo con el, le dijo que la quería mucho a su hija, que era lo mejor que el había echo, pero el le contesto que estaba casad. Todo eso se lo contó a su hija y le dijo que Pedro Páramo era la peritita maldad. Pedro Páramo quería mandar a matar al padre de Susana eso se lo encargo a Fulgor. Justina Díaz es la encargada de Susana son muy buenas amigas las dos. Justina la había cuidado desde chiquita, desde sus primeros pasos era como una madre para ella. Al otro día Justina le dijo a Susana que su padre había muerto ante noche. A la otra noche fue el padre Rentería a visitar a Susana, a confesarla, pero Susana le dijo que se fuera. Un hombre al que le decían el tartamudo llego en la noche buscando a Pedro Páramo, entonces Pedro salio y el le contó que estaba con Fulgor aya en los campos, cuando vieron que salieron muchos hombres y reconocieron a Fulgor, entonces el redijo que huyera pero le dieron al canse los que se decían llamar revolucionarios, lo mataron. Entonces Pedro Páramo le dijo que fuera a buscar al Tilcuate que se dirigiera a su casa y también que fueran los revolucionarios. Entonces en la tarde llegaron los revolucionarios a la casa de Pedro Páramo y los invito ha cenar, espero hasta que acabaran de comer y les pregunto patrones que se les ofrece, ellos dijeron que se habían levantado en armas en contra del gobierno y de los ricos, el les pregunto cuanto querían para armar su revolución, ellos dijeron que uno veinte mil, pero luego que cincuenta mil, pero Pedro les dijo que les daría cien mil en una semana en eso quedaron y se fueron. Susana estaba ya muriéndose, el Padre Rentería estaba con ella dándole todos los pésames, hablando con ella, viendo como se retorcía de dolores, todas las muecas que hacia, junto a ella abrasándola, afuera de la puerta esperando Pedro Páramo y otras gentes. Entonces Susana murió, el 8 de diciembre las campanas de la iglesia empezaron a sonar y duraron como tres días, todos ya estaban sordos, pero empezó a llegar mucha gente y se empezó ha hacer como una fiesta, dejaron de tocar las campanas, enterraron a Susana San Juan, pero seguía la fiesta y Pedro Páramo juro vengarse de Cómala. Pedro Páramo se sentía muy mal por la perdida de Susana el se sentía acabado. En un día común estaba la señora Inés mamá de Gamaliel Villalpando, barriendo la calle, entonces llego a su tienda Abundio Martínez, pidiendo una botella, ella le dijo porque se le había muerto se esposa Refugio. Abundio salio de la tienda se dirigía a su casa pero torció camino y se fue para arriba para donde estaba Pedro Páramo, él le pidió una limosna para enterrar a su esposa, Damiana se puso a gritar, entonces a parecieron uno hombre y le dijeron a Pedro Páramo si se encontraba bien y el dijo que si, se llevaron a Abundio con el cuchillo lleno de sangre. Pedro Páramo sentado empezaba a ya no sentir partes de su cuerpo, sus manos, sus pies. Susana le dijo que si ya le traía el almuerzo el dijo que ya iba, se apoyo en los hombros de Susana camino unos cuantos pasos, pero de pronto se dio un golpe contra el suelo y se desmorono como si fuera un montón de piedras.