Pedagogía amigoniana

Luis Amigó. Ética. Religión. Pedagogía. Libertad. Conducta

  • Enviado por: Flavio Noel Mena Arboleda
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 2 páginas
publicidad

ESCRITO SOBRE: LA PEDAGOGIA AMIGONIANA.

FLAVIO NOEL MENA ARBOLEDA.

La pedagogía amigoniana, está fundamentada, cimentada sobre criterios éticos y axiológicos que son el legado o la herencia más valiosa que Luis amigó ha dejado, criterios éticos y axiológicos que motivaron a Luis amigó a amar a los demás sin distinción de raza, color, ni condición social, amar a los demás especialmente a los más desprotegidos y menospreciados, viendo en ellos no sus apariencias externas si no, seres humanos iguales a él.

Personas, seres humanos que merecían igual respeto que él, personas que a pesar de padecer de distintas dificultades podían mejorar sus condiciones de vida y él se dedico por entero a ellos para tratar de que tuvieran esa oportunidad, esa posibilidad de tener una vida mejor, una vida digna, una vida con sentido humano.

Es por eso que la pedagogía amigoniana no puede perder esa esencia, esa razón de ser, de formar profesionales con cimientos éticos y axiológicos que posean conciencia y conducta humanitaria social, si no conservarla y potencializarla.

Para Luis amigó el principio fundamental de la libertad del ser humano se hace evidente en la maduración del hombre en su dimensión personal y social aceptando libremente desde la fe su propio proyecto de crecimiento humano por el amor.

Un ser humano libre es aquel que es el instrumento de sí mismo y no es el resultado de ideologías impuestas ni de manipulaciones de otros, un ser humano libre es aquel que es sujeto es decir, actúa con conciencia, autonomía y sentido, y no es un objeto, alguien que está dispuesto a obedecer sin cuestionamientos lo que le digan, le indiquen, le propongan los demás, hoy somos objetos de la moda, del consumismo sin sentido.

Ser libre es ser movido a actuar por razones y propósitos propios y no por causas externas.

La verdadera libertad es aquella que está libre de vicios, donde no podemos confundir libertad con libertinaje, libertinaje que conduce a llevar una vida de excesos, excesos que deterioran la calidad de vida de las personas.

La verdadera libertad está libre de toda maldad, una persona libre no hace uso de su libertad para dañar o perjudicar a los demás tomándola como pretexto para ello.

La verdadera libertad está libre de egoísmo, la tendencia en nuestros días es ser individualistas en donde solo pensamos en nosotros mismos, y nuestros intereses desconociendo el otro.

La pedagogía amigoniana pues, nos invita a tomar el ejemplo de vida de Luis amigó como el modelo de conducta que debemos tener como profesionales, como seres humanos en nuestra interacción con los demás sin distinción de raza, credo, ni condición social.

La pedagogía amigoniana nos humaniza, es decir, nos permite reconocernos como personas dignas, merecedoras de amor, respeto, con derecho a ser feliz, y lo más importante, nos permite ver en el otro alguien igual a nosotros, independiente de su raza, credo o condición social; es por eso que si estamos recibiendo una formación profesional y humanista en esta universidad, estamos llamados a reflejar esos principios y valores que nos transmitió Luis amigó en nuestros hogares, nuestro trabajo, en la comunidad, contribuyendo así a construir una sociedad más humanista.