Peces y sus clases

Zoología. Lampreas. Cartilaginosos. Anfibios: sistemas y clasificación

  • Enviado por: María Sánchez Cano
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Julioprofe
Cálculo Julioprofe
Tutoriales paso a paso de cálculo diferencial e integral producidos por el ingeniero colombiano Julio Alberto Ríos...
Ver más información

Curiosidades Matemáticas
Curiosidades Matemáticas
En realidad más que un curso, esta una serie de videos sobre algunos trucos matemáticos útiles...
Ver más información


ÍNDICE

 

 

  • Índice ............................................................................................ Página 1

  • Los Peces: Introducción................................................................ Página 2

  • Lampreas ...................................................................................... Página 3

  • Cartilaginosos.................................................................................Página 4-5-6

  • Peces óseos................................................................................... Página 7-8

  • Los Anfibios: Introducción.......................................................... Página 9

  • Características de los anfibios....................................................... Página 10

  • Sistemas de los anfibios................................................................ Página 10-11

  • Clasificación................................................................................. Página 12

  • Opinión Personal........................................................................... Página 13

  • Bibliografía................................................................................... Página 14

  • LOS PECES

     

    INTRODUCCIÓN

    Entre los animales vertebrados, los peces constituyen una subclase muy bien caracterizada por su perfecta adaptación a la vida acuática, no tienen necesidad de respirar aire atmosférico y, si se les extrae de su medio ambiente, mueren.

    Tienen un aspecto fusiforme, alargado, con tendencia a ser planos. La cabeza presenta generalmente una terminación aguda en cuya parte más delantera está el llamado rostro; lateralmente están las aberturas nasales. Los ojos son redondos, planos grandes y carecen de párpados; los órganos auditivos no son visibles al exterior. La boca suele estar en el extremo anterior de la cabeza o debajo cuando existe un hocico bien formado. Los dientes están generalmente insertados en las mandíbulas, pero pueden también estar en la lengua o en la faringe, suelen ser cónicos, alargados y agudos.

    En general, los peces llevan aletas, repliegues de la piel que se destacan del cuerpo como si fueran láminas sostenidas por unas varillas flexibles o rígidas, en número variable y que se denominan radios. Son los órganos más característicos de los peces y tienen una función propulsora o estabilizadora. Las aletas son de dos clases: impares y pares. Las aletas impares están en el plano medio del cuerpo, en 3 regiones: dorsal, caudal y anal, la aleta caudal es el principal órgano para generar el empuje por el que se mueve los peces; las aletas pares (pectorales y pelvianas) son similares pero su base es muy estrecha y se corresponde a las extremidades de los otros vertebrados, las aletas pectorales, suelen estar situadas en el costado, detrás de los opérculos que cubren las branquias, y las pélvicas, que se encuentran en la zona abdominal, entre la cabeza y la abertura anal. Las aletas pueden estar muy modificadas o ausentes, según el modo de vida.

    Se clasifican en:

    • Agnatha: los peces sin mandíbulas pertenecen a la clase Agnatha, la cual comprende los ostracodermos, extintos, y las lampreas y las lampreas glutinosas, vivientes. Los ostracodermos, que son los cordados fósiles más primitivos que se conocen, han sido descubiertas en rocas de los períodos ordovícico, Silúrico y Devónico. Esos peces agnatos eran pequeños organismos filtradores, habitantes de los fondos y dotados de una coraza. Su cabeza estaba recubierta por gruesas placas óseas, mientras que l tronco y la cola estaban forrados por escamas gruesas. Los ostracodermos tenían aletas medias, y algunas especias tenían aletas pectorales pares. Los parientes vivos de los ostracodermos son las lampreas y lampreas glutinosas.

    • Cartilaginosos: el cuerpo tiene dos grupos de aletas pares. La boca presenta mandíbulas y casi siempre está en la parte ventral de la cabeza. Los ojos son laterales. La piel suele estar recubierta por dentículos dérmicos. Ponen pocos huevos, grandes, aunque hay excepciones vivíparas. Son animales carnívoras.

    • Óseos: difieren de los peces cartilaginosos por tener el esqueleto parcial o totalmente osificado. La forma del cuerpo es más o menos comprimida, sobre todo hacia la cola. Solamente poseen una abertura branquial a cada lado de la cabeza. Están siempre cubiertos de escamas, que en ocasiones se transforman en placas o púas, en raras ocasiones, la piel es desnuda. La diferencia de sexo no es muy acusada, hay casos de hermafroditismo.

     

     

      

     

    Lampreas: Clase Cefalaspidomorfos

    Las lampreas son animales que tienen el cuerpo cilíndrico de hasta un metro de longitud, sostenidos por esqueletos cartilaginosos.

    Las lampreas adultas viven en el mar o lagos y nadan río arriba para reproducirse. Al llegar al sitio de desove, los machos comienzan la construcción del nido, y son ayudados posteriormente por las hembras. Utilizando sus discos orales para transportar piedras y guijarros, así como poderosas contracciones del cuerpo para apartar desperdicios, forman una depresión oval (Figura 28-5). En el momento del desove, con la hembra sujeta a una roca para mantenerse en posición sobre el nido, el macho se adhiere a la cabeza de la hembra dorsalmente. A medida que los huevos son depositados en el nido, van siendo fecundados por el macho. Los pegajosos huevos están adheridos a los guijarros en el nido, y rápidamente quedan cubiertos por arena. Los adultos mueren poco después de la puesta.

    Los huevos eclosionan dos semanas más tarde, saliendo una pequeña larva (ammocete), la cual presenta una gran semejanza con el anfioxo. Después de reabsorber los restos de vitelo nutritivo, el joven ammocete, de unos 7 mm de longitud, abandona el nido y se deja llevar por una corriente abajo para instalarse en una zona arenosa apropiada de aguas lentas. Aquí permanece un tiempo extraordinariamente largo, de tres a siete años, y entonces, con rapidez se transforma en adulto. Este cambio comprende el desarrollo de grandes ojos, sustitución del capuchón oral por el disco con dientes, desplazamiento de los orificios nasales al dorso de la cabeza y desarrollo de un cuerpo cilíndrico pero más corto.

    Las lampreas parásitas, se adhieren a los peces por su bocas a modo de ventosa, y, con sus afilados dientes córneos, rasgan la carne y chupan la sangre (Figura 28-6). Para aumentar el flujo de sangre, las lampreas inyectan un anticoagulante. Cuando la lamprea se ha saciado, suelta su presa, pero deja al pez con una gran herida que puede llegar a ser mortal. Los parásitos adultos de agua dulce viven un año o más antes del desove, después mueren.

    Las lampreas no parásitas, no se alimentan después de pasar a adultos: su tubo digestivo degenera como un cordón de tejido no funcional. Al cabo de pocos meses se reproducen y mueren.

    Características de la clase Cefalaspidomorfos

  • Cuerpo delgado, aguiliforme, de sección redondeada y con la piel desnuda.

  • Una o dos aletas impares (medianas) sin apéndices pares.

  • Esqueleto fibroso y cartilaginoso; notocorda persistente.

  • Disco oral en forma de ventosa, provisto al igual que la lengua, de dientes bien desarrollados.

  • Corazón con un atrio y ventrículo; arcos aórticos en la región branquial.

  • Siete pares de branquias, con sus aberturas externas correspondientes.

  • Riñón mesonéfrico; fluidos corporales regulados osmótica e iónicamente.

  • Cordón nervioso dorsal con cerebro desarrollado y un pequeño cerebelo; 10 pares de nervios craneales; raíces dorsal y ventral de los nervios separadas.

  • Sistema digestivo sin estómago; intestino con pliegues espirales y cilios.

  • Órgano de los sentidos del gusto, olfato y oído. Ojos bien desarrollados en el adulto, dos pares de canales semicirculares.

  • Sexos separados; gónada simple sin conducto; fecundación externa; etapa larvaria (ammocete) muy larga.

  •  

     

     

     

     

     

     

    Peces cartilaginosos: clase Condrictios

    Hay unas 800 especies vivientes en esta clase, que es un grupo antiguo, homogéneo y bien desarrollado. Son un grupo menos numeroso y desarrollado que los peces óseos pero debido a la impresionante combinación de unos órganos sensoriales bien desarrollados: potentes mandíbulas, musculatura natatoria y hábitos depredadores, les aseguran una posición ecológica firme en la vida acuática. Una de sus características distintivas es su esqueleto cartilaginoso. Con la excepción de las ballenas, los tiburones son los mayores vertebrados vivientes (el tiburón más grande puede llegar a alcanzar los 15 m de longitud).

    Características de la clase Condrictios

  • Cuerpo fusiforme, con aleta caudal heterocerca (dibujo); aletas pectorales y pelvianas pares; dos aletas dorsales; aletas pelvianas modificadas en el macho como "órgano de la cópula", aletas con radios.

  • Boca ventral; dos sacos olfatorios que no abren en la cavidad bucal; tienen mandíbulas.

  • Piel con escama placoideas (son pequeñas estructuras cónicas semejantes a dientes) y glándulas mucosas; piel desnuda en quimeras, escamas placoideas modificadas que funcionan como dientes en elasmobranquios, y dientes modificados como placas trituradoras en quimeras.

  • Endoesqueleto cartilaginoso; notocorda persistente, vértebras completas y separadas en elasmobranquios, sin vértebras en las quimeras; hay un esqueleto apendicular con cintura y un esqueleto visceral.

  • Sistema digestivo con estómago en forma de J, e intestino con válvula espiral; hígado, vesícula biliar y páncreas.

  • Sistema circulatorio con varios pares de arcos aórticos; aorta dorsal y ventral; sistema capilar y venoso, sistema porta- renal y porta- hepático, corazón bicameral.

  • Respiración por medio de cinco a siete pares de branquias, con hendiduras branquiales, independientes y abiertas al exterior; no presentan opérculo.

  • No presentan vejiga natatoria ni pulmonares.

  • Riñón mesonéfrico y glándula rectal; sangre isosmótica; altas concentraciones de urea y óxido de trimetilamina en la sangre.

  • Cerebro con dos lóbulos olfativos, dos hemisferios cerebrales, dos lóbulos ópticos, un cerebelo y una médula oblonga; 10 pares de nervios craneales; tres pares de canales semicirculares.

  • Sentidos del olfato, recepción de vibraciones (sistema de la línea lateral) y electrorrecepción, bien desarrollados; visión moderadamente eficaz.

  • Sexos separados; gónadas pares; los conductos de las gónadas abren en la cloaca; ovíparos, ovovivíparos o vivíparos; desarrollo directo; fecundación interna.

  • Subclase Elasmobranquios: tiburones, rayas y torpedos.

    Los elasmobranquios son carnívoros que localizan su presa mediante su sistema de la línea lateral y grandes órganos olfativos. Su vista no está muy bien desarrollada.

    La fecundación es interna, muchos tiburones han desarrollado modos de reproducción complejos, algunos son vivíparos, con períodos de gestación de hasta dos años (el más largo entre los vertebrados).

     

     

     

     

     

     

     

    FORMA Y FUNCIÓN

    El cuerpo de un tiburón es fusiforme, por delante de la boca ventral, presenta un rostro afilado, el extremo posterior de la columna vertebral se eleva para formar la cola heterocerca.

    El juego de aletas consta de dos pares, pectorales y pelvianas, sostenidas por los esqueletos apendiculares; dos aletas impares dorsales, y una aleta par caudal.

    Los peces cartilaginosos tienen de cinco a siete pares de branquias. Una corriente de agua entra en la boca y pasa por encima de las branquias antes de salir a través de las hendiduras branquiales, de manera que el pez dispone siempre de oxígeno disuelto. Sin embargo, puesto que el tiburón no dispone de ningún mecanismo para impulsar el agua a través de las branquias, depende de su movimiento de avance para realizar el intercambio gaseoso. Hay algunas especies de tiburones que se ahogan cuando dejan de moverse.

    Los orificios nasales, pares (bolsas ciegas), son ventrales y anteriores respecto a la boca. Los ojos, laterales, carecen de párpados y detrás de cada ojo, hay un espiráculo (resto de la primera hendidura branquial). Por delante de cada aleta pectoral presenta cinco hendiduras branquiales.

    Las escamas placoideas que cubren el tugumento, están dispuestas para reducir las turbulencias del flujo del agua sobre la superficie corporal durante la natación.

    Su vista es menos aguda que la mayor parte de los peces óseos, pero esto se ve equilibrado por su afinado sentido del olfato que utilizan para guiarse al alimento. El sistema de la línea lateral, bien desarrollado, sirve como un "detector de distancia" en el agua.

    Los tiburones pueden detectar y dirigir su ataque a presas localizadas en la arena, mediante la recepción de campos eléctricos que hay en torno a todos los animales. Los receptores, las ampollas de Lorenzini, están localizados en la cabeza del tiburón.

    El tiburón tiene en la cabeza electrorreceptores; dichos órganos se localizan dentro de pequeñas cámaras que se comunican, por medio de conductos sensoriales, con los poros de la superficie de la cabeza. Mediante el uso de esos receptores, el tiburón es capaz de detectar los potenciales eléctricos generados por animales mucho antes de poder captarlos por el olor o por la vista.

    El esqueleto cartilaginoso está compuesto por un condrocráneo, que alberga al cerebro y órganos auditivos, y rodea a los ojos y órganos olfativos.

    Las mandíbulas están suspendidas del condrocráneo mediante ligamentos y cartilagos. Ambas mandíbulas, superior e inferior, están provistas de muchos dientes triangulares afilados, que cuando se le pierden son reemplazados por otra fila de dientes.

    La cavidad bucal se abre en una amplia faringe, que contiene las hendiduras branquiales, un ancho y corto esófago y un estómago, en forma de J. El hígado y el páncreas se abren en el corto y recto intestino, que contiene la válvula espiral impar, que retarda el paso del alimento y aumenta la superficie absorbente. La glándula rectal, unida al recto, segrega un fluido incoloro que contiene una alta concentración de cloruro sódico, este fluido ayuda al riñón mesonéfrico en la concentración de sal en la sangre.

    Los peces cartilaginosos tienden a hundirse a menos que estén en movimiento continuo, ya que su cuerpo es más denso que el agua. Las grandes aletas pectorales de los tiburones les proporciona una fuerza de sustentación conforme se mueven hacia delante; la acción ondulante de la cola les proporciona una fuerza adicional de ascenso.

    Todos tienen fecundación interna. En el macho maduro, cada aleta pélvica tiene una sección hueca, delgada, a la que se denomina gancho, la cual sirve para abrir la abertura anal de la hembra e introducir los espermatozoides en la cloaca de ésta. Los huevos son fecundados en la parte más alta de los oviductos de la hembra. Una parte del oviducto está modificada para construir una glándula del cascarón, que secreta una cubierta protectora alrededor del huevo. pero la dependencia del embrión con la madre es variable. Muchos elasmobranquios ponen grandes huevos, cargados de vitelo, después de la fecundación (ovíparos); pero algunos tiburones y rayas ovíparos, depositan sus huevos en una cápsula córnea, llamada "monedero de sirena", provista de zarcillos que se enrollan sobre el primer objeto firme que tocan. El embrión se nutre de vitelo (de 6 a 8 meses) antes de nacer como una réplica igual al adulto. Muchos tiburones retienen a los embriones en el tracto genital de la madre durante mucho tiempo. Algunos son ovovíviparos, que retienen al embrión en desarrollo en el oviducto mientras se nutre de su saco vitelino hasta que nace. Incluso hay otras especies auténticamente vivípara, en las que se desarrolla una placenta a través de la cual el embrión recibe nutrientes de la corriente sanguínea materna.

    Más de la mitad de los elasmobranquios son rayas, grupo que incluye, los torpedos, los peces sierra, las pestinacas, las aguilas marinas y las mantas. Están especializadas en habitar los fondos, con aletas pectorales muy ensanchadas, que utilizan como alas en la natación. Las aberturas branquiales están situadas debajo de la cabeza, pero los espiráculos son dorsales.

    El agua para la respiración es tomada a través de éstos para prevenir la obstrucción de las branquias, porque la boca está medio enterrada en la arena. Sus dientes están adaptados para triturar presas: moluscos, crustáceos, e incluso peces pequeños.

    En la pastinaca, la cola está adelgazada y en forma de látigo, va armada con una o más espinas terminadas en sierra y conectadas por la base a glándulas venenosas. Pueden producir heridas peligrosas que cicatrizan lentamente.

    Las rayas eléctricas (torpedo) son peces activos con órganos eléctricos a cada lado de la cabeza. Cada órgano está compuesto por numerosas células discoidales conectadas en paralelo, de forma que cuando todas las células se descargan a la vez, se produce una corriente eléctrica que fluye por el agua. El voltaje es bajo, pero la potencia de salida es suficiente como para aturdir a una presa.

     

     

     

    Peces óseos: clase osteictios

    Los primeros peces óseos tenían un opérculo sobre las hendiduras branquiales, formado por placas óseas unidas al primer arco branquial. Estos primeros peces tenían también un par de pulmones, que servían como estructuras respiratorias accesorias. Presentaban dos juegos de aletas pares situadas ventralmente: aletas pectorales anteriores y aletas pelvianas posteriores.

    Características de los Osteictios

  • Esqueleto más o menos óseo, que representa el esqueleto primitivo; vértebras numerosas; notocorda que puede persistir en parte; aleta caudal generalmente homocerca.

  • Tegumento con glándulas mucosas y con escamas dérmicas en el interior de tres tipos: ganoideas, cicloideas o ctenoideas; alguno sin escamas; no presentan escamas placoideas.

  • Aletas pares e impares con radios de cartílago o hueso.

  • Boca terminal con muchos dientes (algunos sin dientes); con mandíbula; sacos olfativos pares que pueden abrirse o no en la boca.

  • Respiración por branquias soportadas por arcos branquiales óseos y cubiertas por un opérculo común.

  • A menudo con vejiga natatoria, con o sin conducto conectado a la faringe.

  • Circulación que consta de un corazón bicameral, sistema arterial o venoso y, generalmente, cuatro pares de arcos aórticos; la sangre contiene eritrocitos.

  • Sistema nervioso cuyo encéfalo comprende pequeños lóbulos olfatorios y cerebro; grandes lóbulos ópticos y cerebelo; 10 pares de nervios craneales; 3 pares de canales semicirculares.

  • Sexos separados (en algunos, inversión sexual), gónadas pares; fecundación generalmente externa; formas larvarias que pueden diferir mucho de los adultos.

  • Los peces con alguna adaptación para respirar aire, como sería la presencia de pulmones, tuvieron una ventaja significativa respecto de otros peces.

    Los peces óseos se caracterizan por la presencia de un esqueleto óseo cuya estructura central consta de muchas vértebras. También persisten algunos fragmentos de la notocorda en ciertos casos. El cuerpo está recubierto por escamas dérmicas óseas superpuestas. Casi todas las especies tienen las aletas mediales y pares, que presentan radios de cartílago o hueso. Una cubierta protectora lateral derivada de la pared del cuerpo, el opérculo, se extiende hacia atrás a partir de la cabeza del animal y cubre las branquias. Suelen tener fecundación externa y son ovíparos, ponen impresionantes de huevos.

    Las vibraciones del sonido son transmitidas a través de los huesos hasta el cráneo y un oído interno que contiene tres canales semicirculares, el cual actúa también como órgano del equilibrio. Los peces también tienen órganos sensoriales especiales llamados líneas laterales; consisten los canales que recorren los costados de la cabeza y el cuerpo y están comunicados con el exterior por medio de pequeños poros. La principal función de la línea lateral es detectar vibraciones de una frecuencia muy baja, pero en algunas. Las vibraciones penetran en el canal por medio de los poros y sacuden diminutas masas de gelatina que estimulan la punta de los nervios.

    Los principales músculos del cuerpo de los peces están dispuestos a lo largo de los costados del tronco y la cola. La masa muscular de mayor tamaño recorre el dorso a cada lado de la espina dorsal y la masa de menor tamaño se encuentra debajo de la primera. Cada masa muscular está compuesta por una serie de segmentos (miómeros) entrelazados. En la natación ordinaria, la contracción sucesiva y alternante de los segmentos musculares de cada lado (de adelante hacia atrás) da a la aleta caudal un movimiento ondulante lateral. Unos músculos pequeños controlan los movimientos de la boca, las branquias, las aletas y los ojos.

     

     

     

     

    ADAPTACIONES ANATOMICAS Y FISIOLOGICAS DE LOS PECES

    • Vejiga natatoria: todos los peces son más pesados que el agua, por lo que para evitar hundirse, deben utilizar diferentes mecanismos; por ejemplo, los tiburones, deben estar siempre en movimiento en el agua, a la flotación del tiburón, contribuye también, el que sus hígados contengan un hidrocarburo especial (escualeno). Pero el movimiento de flotación más eficaz es, sin duda, la vejiga natatoria, se encuentra en el celoma, justo debajo de la columna vertebral, sólo la tienen los peces óseos excepto los atunes, los peces abisales, los lenguados y las platijas. La vejiga natatoria es, por tanto, una bolsa cuyo volumen el pez aumenta o disminuye a voluntad y que le sirve para ascender y descender en el agua. Los peces ajustan el gas de las vejigas natatorias de dos maneras; los peces menos especializados, tienen un conducto neumático que conecta la vejiga con el esófago, pero, tienen que subir a la superficie y tragar aire para cargar la vejiga (trucha). En los más especializados, el gas se origina en la sangre y se segrega a la vejiga, el intercambio se realiza en dos zonas: una glándula del gas, que segrega gas en la vejiga, y un área de reabsorción, que puede sacar gas de la vejiga.

    • Regulación osmótica: los peces de agua dulce mantienen el equilibrio osmótico e iónico en su ambiente diluido absorbiendo activamente cloruro sódico a través de las branquias (algunas sales entran con la comida). Para expulsar el exceso de agua que entra constantemente en el cuerp, el glomérulo de las nefronas produce una orina diluida por la reabsorción de cloruro sódico. Los peces marinos beben agua de mar para reemplazar la pérdida de agua por ósmosis hacia el medio externo hipersalino. El cloruro sódico y el agua son absorbidos desde el estómago. El exceso de cloruro sódico es excretado hacia el exterior por las branquias. Las sales marinas bivalentes, mayoritariamente sulfato de magnesio, son eliminadas con las heces y excretadas por los túbulos de las nefronas.

    • Reproducción y crecimiento: la gran mayoría de los peces son dioicos, con fecundación externa y desarrollo externo de los huevos y del embrión (ovíparos). Como es el más común, vamos a detenernos y analizarlo; la mayoría de los peces desovan en determinados momentos y estaciones dentro de estrechos límites de temperatura, que es crítica tanto para el éxito de la puesta, como par la supervivencia de los huevos. Normalmente, machos y hembras van juntos en bancos y, sin previo apareamiento, liberan una gran cantidad de gametos en el agua que son transportados por la corriente.

    LOS ANFIBIOS

     

    INTRODUCCIÓN

    Los anfibios son un grupo de animales que, en la primera etapa de su vida viven siempre en el agua y respiran por branquias como los peces cuando son adultos pueden vivir tanto en el agua como en la tierra y respiran por pulmones y a través de la piel. Son anfibios la rana, los sapos, la salamandra y el tritón.

    Su piel esta recubierta por un moco que impide que se seque, poseen cuatro patas: las posteriores, adaptadas al salto y a la natación, son largas y poseen 5 dedos unidos por una membrana. La boca de estos animales esta provista de diminutivos dientes, que solo sirven para retener a la presa.

    La lengua es bífida, pegajosa y esta unida a la boca por su parte delantera, lo que le permite cazar insectos con mucha facilidad.

    Una de las características esenciales es la de que mucho de ellos atraviesan durante su época juvenil una fase acuática, y al hacerse adultos entran en la fase terrestre. Cambian de medio y sufren la metamorfosis.

    Esta metamorfosis trata de que al nacer, el animal tiene aspecto de pez, nadando en el agua mediante el movimiento ondulatorio; respira en el agua a través de un aparato branquial y no tienen necesidad de subir a la superficie. Después de un tiempo el renacuajo acuatice comienza a transformarse: cambia su forma y varia su organización mientras se hace adulto. Se le desarrollan unos pulmones, pierde la cola y las extremidades cobran una perfecta diferenciación, las posteriores son mas largas para el salto. Comienzan a emerger a la superficie y finalmente pueden permanecer en tierra todo el tiempo necesario, sin perder la facultad de sumergirse en el agua largo tiempo.

    Características de los anfibios modernos.

  • Esqueleto fundamentalmente óseo con un numero variable de vértebras; algunos con costillas y otros sin ella; notocorda nunca persistente; ausencia de su exoesqueleto, es decir, que no tienen esqueleto externo.

  • Las formas corporales varían bastante, desde un tronco alargado con una cabeza, cuello y cola bien diferenciadas, a un cuerpo compacto, deprimido, con una cabeza y tronco fusionado, sin un cuello diferenciado.

  • Normalmente dos pares de extremidades (tetrápodos), aunque algunos son ápodos, extremidades anteriores de algunos muchos más pequeñas que las posteriores; en otros, todas las extremidades son pequeñas y no funcionales; pies palmeados normalmente desarrollados; carecen de autenticas garras o uñas. Generalmente 4 dedos en las patas anteriores a veces 5, y otras, menos.

  • Piel lisa y húmeda con muchas glándulas, algunas de las cuales pueden ser venenosas; células pigmentarias (cromatóforos)corrientes, con bastante variedad; sin escamas excepto algunas escamas dérmicas que están inmersas en la piel.

  • Boca normalmente grande, con pequeños dientes en las mandíbulas superiores o en ambas, dos narinas que se abren en la porción anterior en la cavidad bucal.

  • Respiración por branquias, pulmones(ausente en algunas salamandras)y piel, bien separadamente o de forma combinada; en algunos, las branquias externas de las formas larvarias pueden persistir a lo largo de toda la vida.

  • Circulación con un corazón tricameral, dos aurículas y un ventrículo, y una circulación doble a través del corazón; piel abundantemente provista de vasos sanguíneos.

  • Ectotérmico.

  • Sistema excretor con riñones mesonéfricos pares; principal producto nitrogenado, urea.

  • Diez pares de nervios craneales.

  • Sexos separados; fecundación principalmente interna en las salamandras y en las cecilias, fundamentalmente externa en ranas y sapos; predominantemente ovíparos. Algunos ovovivíparos y vivíparos, normalmente presentan metamorfosis; huevos mesolecíticos con cobertura membranosa gelatinosa.

  •  

    Piel. La parte interior de la piel presenta abundantes vasos sanguíneos, que contribuyen a la respiración, y multitud de glándulas que segregan un fluido a menudo irritante y venenoso. Las primeras crean una mucosidad que humedece la piel y las segundas pueden segregar sustancias tóxicas. Las células cromatóforas de la piel pueden, por contracción o expansión, producir cambios en la coloración de ésta, como ocurre en el caso de algunas ranas arborícolas. La parte exterior de la piel se renueva de forma continua y en ocasiones se desprenden grandes parches de la misma que el animal puede comerse. Además de desarrollar piel nueva, algunas salamandras pueden regenerar extremidades completas. Los anfibios macho y hembra difieren, por lo general, en tamaño y coloración.

     

    Aparato circulatorio. Los adultos presentan un corazón tricamerado, formado por dos aurículas y un solo ventrículo. La circulación es cerrada, doble y todavía incompleta. Ahora bien, el ventrículo, sin estar tabicado, tiene su pared interior dividida en numerosos divertículos de tal manera que la mezcla de sangres se da en una proporción mínima.

    Sistema nervioso. El encéfalo consta de tres regiones fundamentales, encéfalo anterior (telencéfalo), relacionado con el olfato, encéfalo medio(mesencéfalo), relacionado con la visión, encéfalo posterior (rombencéfalo), relacionado con la audición y el equilibrio, es muy parecido al de los Dipnoos. El sentido del olfato es uno de los principales en las ranas, el resto del encéfalo anterior, el cerebro tiene poca importancia en los anfibios, las actividades que debería realizar el cerebro están localizadas en los lóbulos ópticos del encéfalo medio. El encéfalo posterior esta dividido en un cerebelo anterior y una medula posterior, el cerebelo se ocupa del equilibrio y la coordinación del movimiento y no esta bien desarrollado en los anfibios. Poseen un sistema nervioso parasimpático formado por una doble cadena ganglionar y tiene 10 pares de nervios craneales. Presentan un olfato bien desarrollado, gracias a unos sacos olfatorios que se abren en la boca. Los ojos son similares a los de los peces. Presentan ya oído interno y oído medio; su contacto con el exterior es directamente el tímpano. El tacto está poco desarrollado, al igual que el gusto.

     

    Excreción. Tienen dos riñones: del tipo mesonefros muy parecidos a los de los peces: Presentan una vejiga urinaria que desemboca en la cloaca.

     

    Reproducción. El aparato reproductor de las hembras, está constituido por dos ovarios de forma y tamaño variables según las especies. Los oviductos presentan un epitelio con muchas glándulas que revistiendo de una gelatina a los óvulos. En los machos también es par el número de testículos, aunque varían de forma según las especies y de volumen según la época del año. En los sapos, además, se encuentra un órgano especial órgano el de Bidder, que en principio no es funcional: ahora bien, si se le suprimen los testículos, este órgano da lugar un ovario funcional. Los espermatozoides salen por medio del conducto de Wolf, que es común con el aparato excretor. La fecundación puede ser externa o interna según los grupos; en este último caso se han desarrollado órganos copuladores, por lo que los machos expulsan los espermatóforos (conjunto de espermatozoides encapsulados al agua; las hembras los cuscan y se los introducen en la cloaca.

    Típicamente son ovíparos se dan casos de ovovivíparismo. Hay muchos y variados ejemplos de cuidados parentales.

    El desarrollo es típicamente indirecto, con una metamorfosis, que puede variar de una especie a otra.

    Aparato respiratorio. Las larvas presentan branquias, que pueden ser externas o internas. En los adultos ya se han formado los pulmones, de hecho unos sacos derivados de la faringe, de estructura bastante sencilla. La tráquea es muy corta y se ramifica en dos bronquios. Además, los anfibios adultos presentan respiración cutánea, en algunas ocasiones más importante que la que se realiza en los propios pulmones. Por otra parte, algunos anfibios pueden emitir voces, al disponer de unos órganos vocales en la faringe y unos sacos vocales bajo la boca, aunque únicamente lo poseen los machos. Con esta voz se atrae a las hembras durante la época de reproducción.

    Esqueleto. La columna vertebral presenta un numero muy variable de vértebras según los grupos. Se articula con el cráneo por medio de uno o dos condilos, lo que permite la movilidad del mismo.

    La característica más importante es la aparición de extremidades tipo quiridio, propia de todos los tetrapodos. Se presentan tres articulaciones principales, que corresponderían a la cadera o al hombro, a la rodilla o al codo, y al tobillo o a la muñeca.

    Aparato digestivo. Destaca la notable reducción de los dientes, que únicamente sirven para sujetar a la presa. La lengua es típicamente libre, unida al suelo de la boca por la parte anterior, y la emplean con gran eficacia para capturar presas.

    El esófago no esta diferenciado, y el estomago es tubular; junto con el duodeno, forma un asa en forma de U, en la que se encuentra localizado el páncreas. A continuación se encuentra el intestino grueso, corto y recto, que desemboca en una cloaca.

     

     

     

    CLASIFICACIÓN DE LOS ANFIBIOS

    • Ápodos (cecilios): son anfibios con cuerpo serpentiforme, desprovisto de extremidades y subdividido en segmentos por una serie de construcciones anulares. Cabeza pequeña, dotada en los labios superiores de dos órganos tentaculares con función táctil. Piel desnuda y lisa, provista en el interior de pequñas escamas. Salvo pocas excpciones, los ápodos viven en el tierra, donde excavan galerías superficiales.

    • Urodelos (salamandras y tritones): orden de anfibios de cuerpo más o menos alargado, provisto de cola; extremidades subiguales, aptas para caminar, las anteriores a menudo tetradáctilas, y las posteriores con cinco dedos. Fecundación casi siempre interna, en general mediante masa de espermatozoides que llegan a la cloaca de la hembra cubiertas de envolturas llamadas espermatóforos.

    • Anuros (ranas y sapos): son anfibios de cuerpo corto y carente de cola, extremidades bien desarrolladas y de diferente lomgitud, pues las posteriores son más largas y robustas que las delanteras, además de lo cual resultan aptas para saltar y poseen largos dedos palmeados; en general, ausencia de costillas. Adultos provistos de branquias y con respiración pulmonar. Fecundación externa, frecuentemente con apareamiento. Sufren una metamorfosis espectacular, con larvas (renacuajos) provistas de cola y muy diferentes de los adultos. En la fase adulta, pueden vivir en condiciones de vida puramente terrestre o arborícola.

     

     

     

    OPINIÓN PERSONAL

    A lo largo de este trabajo, hemos intentado reflejar nuestra capacidad de captación y exposición, nunca mejor dicho, que tenemos los alumnos.

    Cabe destacar que, aunque en un primer momento no pensábamos que podríamos hacer un trabajo tan difícil, intentando reunir los datos más importantes de cada tema, al final, parece que no ha quedado tan mal como pensábamos, pero, como no, todo se podría mejorar, es cuestión de práctica, aunque esperamos no tener que volver a pasar un "mal rato" ahí encima, sí, en la mesa del profesor.

    Nos gustaría destacar también que los temas que hemos tratado son bastante comunes y hemos podido encontrar información necesaria como para poder realizar este trabajo, pero nos gustaría decir que en los libros siempre encontramos la misma información repetida. No nos ha sido posible intentar buscar en otros libros más especializados y, en consecuencia, con más información, no tan general, sino más específica, deteniéndose en los detalles importantes.

    BIBLIOGRAFÍA

  • ZOOLOGÍA. PRINCIPIOS INTEGRALES. Ed. McGRAW-HILL

  • DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO LAROUSSE.

  • ENCICLOPEDIA ENCARTA.

  • EL MUNDO DE LOS ANIMALES. Ed. Planeta.

  •