Patio de corredor; Monserrat del Amo

Literatura española contemporánea. Narrativa y novela infantil. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Jase, Claro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

Autor del libro: Montserrat del amo

Montserrat del Amo nació en Madrid.

Estudió Filosofía y Letras.

Tiene más de cincuenta títulos: cuentos, novelas, poemas, etc. Dos de sus novelas las ha adaptado para televisión: Zuecos y Naranjas y Patio de corredor.

Tiene muchos premios por Rastro de dios, La fiesta, Chitina y su gato. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 1978 por El nudo, y el Complutense al escritor más leído en 1993.

Resumen

Maruja está harta de oír gritar a los vecinos, que la despiertan tan temprano. Toni, su hermana, sigue durmiendo como si nada en la cama de al lado.

Cuando suena el despertador, su madre da golpes para que se despierten. Maruja se levanta la primera y se lava, sin dejar agua a su hermana Toni. Maruja hace la cama y después va a desayunar. Todos buscan sus cosas, preguntando y discutiendo. Maruja pide a Lucía, su madre, el desayuno a gritos y su padre la da una bofetada.

Todos se callan y Maruja se va al colegio.

Cuando llega la tarde, el Sr. Macario coge el tranvía de la linea 3 para ir a trabajar de noche a una fábrica. El trayecto dura más de una hora y el tranvía siempre va lleno. Los tranviarios discuten y no paran de hablar, en cambio, el Sr. Macario no habla, pensando en su trabajo. Cuando el tranvía se vacía, los tranviarios hacen preguntas al Sr. Macario sobre su trabajo. Le preguntan si es peligroso, si entran ladrones....

Cuando el Sr. Macario se baja, todavía le queda un camino por recorrer. Cuando llega a la fábrica, hace una revisión por abajo y entra a calentarse en el fuego. Después sube arriba, todo va bien hasta que entra en el despacho y ve a un joven tumbado en el sofá. El Sr. Macario le lleva al fuego y allí empiezan a hablar.

El joven le cuenta que vivía en un pueblo pobre y que era el mas pequeño de sus hermanos. Entonces decidió irse a la ciudad para encontrar trabajo y ganar dinero.

Cuando entra en el tranvía, le preguntan que qué lleva en el hatillo y él se lo enseña. En cuanto pasa el de los billetes, los tranviarios le esconden la comida rápidamente y le dicen lo que es la función de los de Abastos, que requisan el “estraperlo”.

Cuando sale, le rechazan en muchos trabajos, se gasta todo lo que lleva y al final va a parar a la fábrica de el Sr. Macario, buscando refugio y comida.

Maruja, trabaja en la sección de juguetes de las Nuevas Galerías, el mejor negocio de la ciudad, con su amiga Mari Loli, que está en la sección de telas.

Cada día discuten por lo difícil que es atender a la gente.

Al salir, siempre cogen el tranvía, pero si hace bueno, van andando.

Maruja le dice a Mari Loli que piensa que para conseguir su meta tenía que abandonar su familia y el patio de corredor buscar lejos su camino. No resistía las broncas de su padre y del trabajo, no aguantaba a su hermana....

Ella quiere apuntarse a un curso de inglés y cuando llega a casa le dan las sobras del dinero de la casa para pagar el curso.

Al día siguiente llegó una señora a la sección de juguetes pidiendo un regalo para su sobrina. Carmen ayuda a Maruja a atender a la señora.

Maruja y Carmen bajan todos los juguetes de los estantes y la niña no quiere ninguno y llora. Al final del último estante está la pepona roja y a la niña parece que la gusta. Maruja la baja y la niña se encapricha, pero la tía dice que está muy sucia. En los últimos momentos, Maruja coge la pepona, la lleva al baño, la lava, la pinta y se la vuelve a enseñar a la niña. Ahora la tía también se ha encaprichado.

Al salir, Maruja cuelga su último uniforme en los vestuarios y se va sin despedirse.

Cuando llega a casa está su madre con la Eladia, la vecina, hablando de su marido y decide irse otra vez a mirar escaparates y luego ya volverá a hacer las maletas.

Se aburre. Vuelve a casa, no hay nadie, envuelve sus cosas en papel de periódico y se va.

Cuando coge el autobús hay un problema con el gasógeno y el chofer llama a un mecánico. Cuando llega el mecánico, Maruja reconoce su voz...era Ramón, su hermano mayor. Maruja intenta esconderse para que no se diera cuenta de que estaba allí. Cuando Ramón arregla la avería, el autobús arranca bien. Ramón coge su bici y cuado se iba a ir, se oye: ¡Ramón!. Ramón mira para atrás, es Maruja. Se había arrepentido de irse de casa y Ramón la lleva a casa en bici.

Cuando Maruja cruza la esquina, se encuentra con Alberto, un amigo de la academia. Según van andando, van hablando. Cuando cruzan la esquina, se chocan contra un chico que hace caer las cosas de Maruja. Discuten y Alberto se va. Maruja le cuenta lo que ha hecho hasta que llegan al portal del patio y Mateo la sujeta las cosas mientras ella mira si hay alguien en casa. El Sr. Manolo pilla a Mateo y se cree que ha robado. Mateo se lo explica y la da las cosas a Maruja.

Cuando entra en casa, no hay pan y su madre se asombra cuando ve que Maruja baja voluntariamente.

Llega a la panadería y oye una conversación entre las vecinas. A Manolillo, el hijo de la panadera, le había dado un camión y le había roto una pierna.

Estaba tendido en el suelo y sus amigos no sabían que hacer, cuando una niña se quita la bufanda y le tapa la herida hasta que llegó el médico. Maruja se interesa por la chica y pregunta su nombre. Y la panadera dice que se llama Toni. Cuando la panadera supo que Maruja era la hermana de Toni, decía que siempre la iba a vender el pan gratis. Mañana empieza hoy.

Opinión

Éste libro me ha gustado mucho sobre todo, cuando Maruja se quiere ir de casa y luego vuelve. Pero se repite un poco en los capítulos 4,5 y 6. Está muy bien lo de la guerra, que dejó hace mucho sin casas a mucha gente.

Bibliografía

No sé el año ni en la ciudad que se desarrolla éste libro.

Patio de corredor tuvo su primera edición en 1994 y se hizo en 1978.

Patio de corredor Editorial bruño 1994