Patagonia Express; Luis Sepúlveda

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores chilenos. Narrativa y novela chilena. Dictadura Pinochet. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Bellota 1207
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas
publicidad

Introducción.

Este informe consiste en el análisis del libro Patagonia Express -Luis Sepúlveda. El cual trata de las aventuras que tiene que sufrir el mismo autor tras ser exiliado de Chile en periodos de dictadura.

Además se hace un análisis referente al tema y finalmente una conclusión personal sobre el libro ya mencionado.

Ficha bibliográfica.

Título: Patagonia Express

Autor: Luis Sepúlveda

Editorial: Fábula TUsQuets Editores

Fecha edición: 1° edición: noviembre 1995

Numero capítulos: - Primera parte: 5

- Segunda parte: 3

- Tercera parte: 10

- Parte final: 1

Numero páginas: 178 páginas

Biografía del autor.

Luis Sepúlveda nació en Ovalle, Chile, en 1949. Era muy joven cuando decidió ser viajero como quien decide ser oficinista: de Punta Arenas a Oslo, de Barcelona a Quito, de la selva amazónica al desierto de los saharauis, de las celdas de Pinochet al barco de Greenpeace, recorrió casi todos los territorios posibles de la geografía y las utopías.

Y, mientras viajaba, escribía. Publicó el primero de sus 11 libros a los veinte años. Ha recibido entre otros, el Premio Gabriela Mistral de poesía 1976 y el Premio Rómulo Gallegos de novela 1978.

Y, después de “Un viejo que leía novelas de amor”, Premio Tigre Juan (Oviedo, 1989), traducida a 14 lenguas, merecedora de varios otros premios internacionales, convertida en best-seller y vendidos sus derechos para el cine a Jean-Jacques Annaud. “Mundo del fin del mundo” (1994), premio de novela corta Juan Chabás; “Nombre de torero” (1994); “Patagonia Express” (1995); “Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar” (1996); “Desencuentros” (1997), libro de cuentos; “Diario de un killer sentimental” (1998); “Yacaré” (1998); “Historias marginales” (2000); y “Hot Line” (2002).

'Patagonia Express; Luis Sepúlveda'

Desarrollo.

* Síntesis del libro: “Patagonia Express” - Luis Sepúlveda

Patagonia Express es un título muy simbólico, ya que nunca existió tal expreso de tren. Abundando sobre el título, el autor explica que Patagonia Express "...aunque ya no existe,... continúa viajando en la memoria de los hombres y mujeres de la Patagonia". Pero este viaje imaginario a través de este tren representa simbólicamente la vida del escritor. Este libro es un libro de relatos personales —pues no cuadra propiamente dentro del género de novela— y de vivencias privadas del propio Luis Sepúlveda.

Como no existe el tren de la Patagonia, ni mucho menos tal expreso, Sepúlveda explica que quien le otorgó el pasaje para viajar en este tren fue su abuelo. Cuando cumplió los once años de edad, el abuelo lo llevaba a comer helados y beber muchos refrescos, con la idea sañosa de ponerlo a orinar frente a las iglesias católicas. Su abuelo había sido un refugiado español que se fue a vivir a Chile. Parece que fue de aquéllos quienes tuvieron que huir de España después de la guerra civil española. Este fue probablemente un anarquista o un comunista, enemigo de Francisco Franco, y como tuvo que abandonar su patria porque su vida podía estar en peligro, fue a parar a Chile. Uno de sus nietos fue Luis Sepúlveda. La forma de ser de su abuelo influyó mucho en la vida de Sepúlveda.

El abuelo lo ingresó en la ideología de izquierda cuando le entregó un libro bien famoso en aquellos tiempos:

"Lo vi salir con un libro de formato pequeño. Me llamó a su lado, y mientras lo escuchaba leí la portada del libro: Así se templó el acero. Nicolai Ostrowski.

- Bueno, mi niño. Este libro lo tienes que leer tú mismo, pero antes de entregártelo quiero de ti dos promesas.

- Las que quiera, Tata.

-Este libro será una invitación para un gran viaje. Prométeme que lo harás.

- Lo prometo. Pero, ¿a dónde viajaré, Tata?

- Posiblemente a ninguna parte, más te aseguro que vale la pena.

-¿Y la segunda promesa?

- Que un día irás a Martos.

-¿Martos? ¿Dónde queda Martos?

- Aquí -dijo golpeándose el pecho con una mano". (Sepúlveda).

La parte más bella de este libro la representa este precioso diálogo entre el abuelo y el nieto. Las palabras fueron como si fueran palabras proféticas, pues todo el libro se trata de ese viaje imaginario en el tren de Patagonia Express que el autor se dio durante toda su vida, cumpliendo de esa manera con las palabras de su abuelo. Su abuelo, un rebelde, un hombre anticlerical, un anarquista o socialista (en la obra no lo tenemos muy claro nunca si era anarquista o era socialista el viejo) le inculcó unas ideas que iban a marcar su destino durante toda su vida. Luego de esto, el camino de Sepúlveda no fue nada fácil.

"La lectura de Así se templó el acero, lectura por cierto lenta y llena de consultas, se encargó de conducirme por primera vez a la región donde los sueños se llaman ninguna parte" (Sepúlveda).

Desde ese entonces Luis Sepúlveda se hizo izquierdista. Sus padres, según él mismo relata, se sintieron felices porque eso representaba que el muchacho sería un gran estudioso y un monumento de responsabilidad y al trabajo. "En cada joven comunista germinaba el ser social colectivo y solidario que caracterizaría la nueva sociedad" (Sepúlveda).

Pero el pasaje que su abuelo le entregó, era el pasaje hacia ninguna parte, pues todos sus amigos tendrían rumbo fijo en la vida, y Luis sólo tenía que aspirar a "no moverse de su puesto de combate". Fue entonces, en este momento, en que la dictadura chilena le tocó de cerca. En 1973, el gobierno del presidente electo democráticamente por el pueblo chileno, Salvador Allende, fue sacado del poder por quien todos conocen ya como uno de los dictadores más sangrientos que ha tenido América Latina: Augusto Pinochet.

A causa de la dictadura de Pinochet, Luis Sepúlveda cayó preso. Fue torturado, humillado, vejado, escupido, metido en calabozos, le pasaron electricidad por el cuerpo, y fue sometido a muchas humillaciones. Otros compañeros de él murieron. Y luego exiliado de su país. Las consecuencias de tal dictadura pueden verse y están presentes a través de toda la obra. Aquí se detuvo del tren de Patagonia Express durante algunos años. Aquí fue donde el pasaje "a ninguna parte" que le había entregado su abuelo lo llevó.

"Dos años y medio de mi juventud los pasé encerrado en una de las más miserables cárceles chilenas, la de Temuco" (Sepúlveda).

Es interesante todo lo que nos cuenta el autor acerca de su estadía en aquel horroroso lugar del mundo, de su propia patria. En Temuco se dieron cita todos los torturadores del mundo. Era algo así como un lugar de turismo internacional para sádicos.

"Temuco es una ciudad triste, gris y lluviosa. Nadie diría que es apta para el turismo, y sin embargo el regimiento Tucapel llegó a ser algo así como una permanente convención internacional de sádicos. En los interrogatorios, además de los militares chilenos que mal que mal eran los anfitriones, participaban simios de la inteligencia militar brasileña —eran los peores—, norteamericanos del Departamento de Estado, paramilitares argentinos, neofascistas italianos y hasta unos agentes del Mossad" (Sepúlveda).

Por fin, en junio de 1976, el autor sale de la prisión, y según sus palabras, esa era la fecha en que se había acabado el viaje "a ninguna parte". Su tristeza fue saber que muchos de los compañeros que había conocido se quedaron dentro y fueron asesinados por los militares.

Después de saber esto, uno se explica porqué muchos han dicho la célebre frase de que lo que hizo Pinochet "ni se olvida ni se perdona". Leyendo al propio Luis Sepúlveda uno quizás lo pueda entender mejor:

"Muchos de los compañeros que quedaron dentro fueron asesinados por los militares. Mi gran orgullo es saber que no olvido ni perdono a sus verdugos. He obtenido muchas y bellas satisfacciones en mi vida, pero ninguna se compara con la alegría que da abrir una botella de vino al saber que alguno de esos criminales fue ametrallado en una calle. Entonces levanto la copa y digo: «Un hijo de puta menos, ¡Viva la vida!».

"A algunos de mis compañeros que sobrevivieron los he encontrado por el mundo, a otros no los volví a ver, pero todos ocupan un lugar de preferencia en mis recuerdos" (Sepúlveda).

Al salir de la cárcel, gracias a la organización de derechos humanos Amnistía Internacional, se dio cuenta de que todos a su alrededor tenían miedo. Salió de su país inmediatamente, pero se dio cuenta que le tenían una extraña letra "L" que marcaba su pasaporte, y en muchos países no lo querían aceptar. Esto le da la oportunidad de viajar, dedicarse a escribir y a vivir una vida de aventurero. En el libro hay muchos capítulos que relatan sus viajes y las cosas que vio por Latinoamérica. Vivió muchas aventuras, como si fuera un hombre libertino y un bohemio. Todas estas experiencias lo fueron convirtiendo en un gran escritor. Teniendo que soportar más humillaciones, más torturas a la cual lo desafió la vida y él las tuvo que superar, logrando cumplir la promesa de su abuelo, llegar a Martos. Concluir lo que su abuelo había dejado pendiente, su familia su patria.

* Tema.

El libro relata una historia que aún está vigente en la realidad chilena, las torturas que vivieron muchos chilenos inocentes, sólo por tener un modo de pensar diferente.

Las consecuencias de las violaciones de los derechos humanos perpetradas durante el régimen militar alteraron profundamente los modelos históricos de participación cívica y ciudadana, así como el acuerdo de confianza tácito entre las personas, y entre éstas y las instituciones. La experiencia de la prisión política y la tortura representó un quiebre vital que cruzó todas las dimensiones de la existencia de las víctimas y de sus familias. En muchos casos, las huellas de esa experiencia traumática les acompañan hasta el presente. La tortura no sólo infligió daños al cuerpo, sino también a la moral de los afectados, que sufrieron el deterioro de su sentimiento de dignidad e integridad personal, a causa de la abdicación forzada de sus valores, de la colaboración involuntaria con sus torturadores o de la resignación a autoinculparse de delitos de los cuales eran inocentes.

El hecho de ser agredido y dañado de manera deliberada por agentes del Estado o personas a su servicio afectó profundamente la confianza depositada en las instituciones y en otros seres humanos.

* Relación con tema.

Luis Sepúlveda fue exiliado de su país en años de dictadura. Él sufrió mucho, quedo con secuelas sicológicas para siempre después de ser torturado y humillado. Se subió al Tren Expreso y no se bajo hasta saber que podría volver a Chile sin problemas, hasta saber que aquella letra L habría desaparecido de su pasaporte. Pero su final fue cuando cumplió la promesa de su abuelo. Concretar la delación de su familia y su patria. Ya que para ellos lo más importante es el amor a la familia y el orgullo de su patria.

Las secuelas jamás se borraron en este hombre, cada aventura que tuvo que sobrellevar, dejaron su huella. Es por esto mismo que este hombre jamás volvió para quedarse. Esa inestabilidad mal reflejar su manera o forma de pensar se refleja producto de todo lo que tuvo que vivir para volver con su frente en alto y sentir el orgullo de su familia y su patria.

Conclusión.

En particular para mi este libro fue algo muy especial. Una gran elección, ya que me identifico mucho con la forma de pensar del autor. Encuentro que es un hombre que sin importar las inclemencias que tuvo que pasar supo salir adelante.

Con respecto al tema elegido, los sucesos del año 73' son una huella en nuestra historia y la forma en que burlaron los derecho de las personas es algo con lo que tendremos que vivir. Mirar los hechos con treinta años de distancia ofrece la oportunidad de verlos de otra manera. Permite reconocer algo que no fue fácil de admitir para muchos en ese momento, como lo inaceptable de la prisión política en las condiciones en que fue impuesta, y lo inaceptable de la tortura bajo cualquier circunstancia. Conocer lo ocurrido abre la posibilidad de alcanzar el compromiso de hacer lo necesario para que en el curso de la historia futura no vuelva a desconocerse la dignidad de ninguna persona.

Índice.

Introducción……………………………………………………….. Pág. 1

Ficha bibliográfica………………………………………………… Pág. 2

Biografía del autor ………………………………………………… Pág. 3

Desarrollo: * Síntesis del libro …………………………….. Pág. 4 - 6

  • Tema………………………………………………… Pág. 7

  • Relación con tema ………………………….. Pág. 8

Conclusión……………………………………………………………. Pág. 9

10