Partidos políticos de México

Política mexicana. Pluralismo político. Partido de Acción Nacional. Partido de Revolución Democrática. PRI (Partido Revolucionario Institucional). Principios políticos y programas

  • Enviado por: Cheeileen
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 54 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


PARTIDOS POLITICOS

Son organizaciones que se caracterizan por su singularidad, de base personal y relevancia constitucional, creadas con el fin de contribuir de una forma democrática a la determinación de la política nacional y a la formación y orientación de la voluntad de los ciudadanos, así como a promover su participación en las instituciones representativas mediante la formulación de programas, la presentación y apoyo de candidatos en las correspondientes elecciones, y la realización de cualquier otra actividad necesaria para el cumplimiento de sus fines. Su principal tendencia es durar y consolidarse, y su finalidad última y legítima es obtener el poder mediante el apoyo popular manifestado en las urnas.

En un Estado de derecho, los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y expresión de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad serán libres, y su estructura interna y funcionamiento han de ser democráticos. Su existencia deriva del ejercicio de la libertad de asociación. No tienen naturaleza de poder público ni son órganos del Estado, por lo que el poder que ejercen se legitima sólo en virtud de la libre aceptación de sus estatutos y por tanto sólo puede ejercerse sobre quienes, en virtud de una opción personal libre, los asumen al integrarse en tales organizaciones.

Los militantes de los partidos tienen derecho a ser electores y elegibles para todos sus cargos, a estar informados sobre sus actividades y situación económica, y a concurrir para formar sus órganos directores mediante sufragio libre y en la mayoría de los casos secreto, aunque no resulta preciso que sea directo. Los partidos tienen derecho a obtener ayuda financiera del Estado, a utilizar los medios de comunicación públicos y a constituir coaliciones o agrupaciones electoralesMéxico es una república representativa, democrática y federal, gobernada bajo las leyes de la Constitución promulgada en 1917.

Poder ejecutivo  El poder ejecutivo nacional está representado por un presidente, que tiene que ser mexicano de nacimiento e hijo de mexicanos; se elige de manera directa y popular para un periodo de 6 años y no puede ser reelegido. El presidente designa a los miembros de su gabinete, que tienen que ser confirmados por el Congreso.

Poder legislativo  El poder legislativo en México está representado por el Congreso de la Unión, que se compone de la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados. La cámara alta es el Senado, con 64 miembros elegidos popularmente para un periodo de 6 años. Se nombran dos senadores por cada estado y por el Distrito Federal. La cámara baja es la de los Diputados, compuesta por 500 miembros designados para un periodo de 3 años: 300 diputados son elegidos por el principio de votación mayoritaria y 200 de acuerdo a un sistema de representación proporcional. Los senadores y diputados no pueden ejercer dos periodos consecutivos. Todos los ciudadanos mayores de 18 años tienen derecho a votar y ser votados.

Poder judicial  El tribunal más alto de la República Mexicana es la Suprema Corte de Justicia, compuesta por 21 miembros designados por el presidente del país con el consentimiento del Senado. El Tribunal Superior de Justicia ejerce el poder judicial en cada uno de los 31 estados de la República. Véase Derecho mexicano.

Gobierno local  El jefe del ejecutivo de cada estado es un gobernador, elegido popularmente para un periodo de 6 años. El Distrito Federal (DF) fue dirigido hasta 1997 por un regente (alcalde) designado por el presidente de la nación. Sin embargo, a partir de 1997 el cargo de primer jefe de gobierno del Departamento del Distrito Federal fue elegido en las urnas. El poder legislativo en los 31 estados está representado por una Cámara de Diputados, cuyos miembros se eligen para un periodo de 3 años.

 Los principales partidos políticos son: el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). El PRI, fundado en 1929 con el nombre de Partido Nacional Revolucionario, se ha mantenido en el poder de forma ininterrumpida desde entonces. Los partidos de oposición, PAN y PRD, no representaron una seria amenaza a la hegemonía del PRI hasta la década de 1980. El PAN, grupo conservador y católico, está integrado fundamentalmente por amplios sectores de la clase media mexicana; el PRD, encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, en sus inicios constituido como coalición con el nombre de Frente Democrático Nacional (FDN), representa a los sectores más progresistas de México. En las elecciones presidenciales, celebradas en agosto de 1995, quedó en tercer lugar, detrás del PAN. Sin embargo, en las primeras elecciones a la alcaldía de la ciudad de México, celebradas el 6 de julio de 1997, Cuauhtémoc Cárdenas ganó con un 48% la jefatura de gobierno del Departamento del Distrito Federal. En el mes de diciembre de ese mismo año tomó posesión del cargo

PAN

INTRODUCCION

En México existe un sistema político autocrático, con un partido de Estado, o "partido prácticamente único", como le denominó el entonces candidato presidencial Carlos Salinas de Gortari, en 1988. Este partido ha gobernado el país desde que fue creado por el gobierno de Plutarco Elías Calles, en 1929, con el propósito de mantener a un grupo político hegemónico en el poder.

Aunque la Constitución mexicana establece una forma de gobierno republicana, democrática, federal, en la práctica se vive un sistema político antidemocrático, sin respeto a la autonomía de los estadción, es decir, un sistema centralista, cuyo elemento clave es el poder presidencial, muy superior constitucional y metaconstitucionalmente al de los Poderes Legislativo y Judicial, los cuales le están virtualmente subordinados.

Hasta 1939 no existió otro partido u organización política ni otro pensamiento que el del PRI (entonces Partido Nacional Revolucionario). En ese año se funda el Partido Acción Nacional, asociación de ciudadanos mexicanos en pleno ejercicio de sus derechos cívicos, agrupados en torno a una sólida concepción doctrinaria, con objeto de participar orgánicamente en todos los aspectos de la vida pública, tener acceso al ejercicio democrático del poder y lograr la realización de los principios que postula, entre ellos, el establecimiento en México de la democracia como forma de gobierno y como sistema de convivencia. La fundación del PAN es fruto del esfuerzo de la sociedad civil, no del gobierno. A través de su intervención en la vida pública de México, Acción Nacional ha comprobado la validez de sus principios, los cuales han tenido una innegable influencia en la evolución política y económica del país. Ha propuesto reformas e iniciativas legislativas y de gobierno benéficas para la nación y ha postulado para cargos públicos personas capaces de cumplirlas.

La construcción del México moderno no puede ser entendida sin la existencia del Partido Acción Nacional. Los cambios fundamentales experimentados por el país y que posibilitan el mejoramiento futuro de la vida de los mexicanos, son cambios propuestos por el PAN a lo largo de su historia.

El PAN es el partido político de oposición más importante en México, el más antiguo y el que gobierna a gran número de mexicanos. Es también la opción alternativa de un mejor y más viable gobierno para el México actual. Por estas y otras razones es muy importante conocer más acerca de este partido, por lo cual, de manera suscinta, presentamos este folleto.

¿POR QUE ACCION NACIONAL?

ACCION

"Quien desea establecer una doctrina básica, implícitamente opta por el abandono de las actitudes bizantinas de las discusiones críticas para adoptar una postura resuelta, una actividad definida, una acción constante de defensa y de realización de esa doctrina".

NACIONAL

"Al postular la primacía de la nación, el partido pretende que se afirmen los valores esenciales de tradición, de economía y de cultura. Busca también inspirar la ordenación jurídica y política de la nación en el reconocimiento de la persona humana concreta, cabal, y de las estructuras sociales que garanticen verdaderamente su vida y desarrollo".

ANTECEDENTES Y FUNDACION

ANTECEDENTES

Desde 1926, Manuel Gómez Morin, fundador de Acción Nacional, afanosamente trabajó reuniendo voluntades para formar un partido político. Escribe el libro 1915, en el que llama a su generación para embarcarse en una vasta labor de reconstrucción nacional en todos los órdenes: económico, político y moral.

En 1929 los grupos de las facciones revolucionarias se aseguraron en el poder a través de la formación del PNR, logrando desorganizar a todos los partidos políticos anteriores. En ese mismo año el vasconcelismo hizo renacer las esperanzas, fue en ese momento que Gómez Morin escribió a Vasconcelos: "...yo siempre he creído que lo importante para México es lograr integrar un grupo, lo más selecto posible, en condiciones de perdurabilidad, de manera que su trabajo, sin precipitaciones, pueda ir teniendo cada día, por esfuerzo permanente, un valor y una importancia crecientes".

De haber escuchado a Gómez Morin, el vasconcelismo no habría sido una llamarada, sino una institución; pero el vasconcelismo se apagó de súbito, aunque su luz y su experiencia fecundarían diez años más tarde en Gómez Morin, insobornables la esperanza y el hombre, éste reencendería el anhelo.

En 1933 el país atravesaba por una intensa agitación social y por una seria crisis económica, la cual se había agravado por la fuga de capitales y el boicot extranjero. En 1935 el PNR logró la desorganización de las clases políticas y la mediatización de su acción, organizando a los obreros y campesinos en los sectores del partido. Todo esto hizo surgir diferentes grupos opositores al régimen político, que tenían como denominador común el rechazo a la política emprendida por Cárdenas. Manuel Gómez Morin con tristeza contemplaba los resultados prácticos de los ensayos cardenistas y escribía: "...una pesada tolvanera de apetitos desencadenados, de propaganda siniestra, de ideologías contradictorias, de mentira sistemática, impide la visión limpia de la vida nacional".

FUNDACIÓN

Así, la idea de Acción Nacional nació de un grupo de jóvenes en el umbral de la vida pública. Estos jóvenes pensaron en la necesidad imperiosa de una acción conjunta, para encontrar de nuevo el hilo conductor de la verdad y para dar valor a la acción que, si se limita al individuo, está normalmente condenada a la ineficacia, a la esterilidad, al desaliento. Advirtieron entonces que por toda la República corría la misma inquietud y una angustia idéntica embargaba los corazones.

Gómez Morin consideraba que lo más urgente era crear conciencia ciudadana, para que los mexicanos se percataran de los problemas que tenía el país y despertara en ellos el deseo de participar en la solución. Uno de los primeros objetivos sería el formular para México una doctrina congruente y concreta, postulada como norma y guía para alcanzar sus metas. "...una acción permanente que, basada en una actitud espiritual dinámica, hiciera valer en la vida pública la convivencia del hombre integral; una postulación de la Moral y del Derecho, como fuente y cauce de la acción política, y ésta, no mero cambio de personas, sino reforma de estructuras políticas y sociales, para gestionar el bien común".

Los planes de organización de Acción Nacional alcanzaron forma definitiva en enero de 1939. En febrero quedó constituido el Comité Organizador. Inmediatamente se estableció comunicación con diversos núcleos de ciudadanos de los estados, numerosos viajes a todos los estados de la República se realizaron creando una maravillosa red de grupos que iniciaron el movimiento en el país.

El día 16 de septiembre de 1939, reunida en el local del Frontón México, la Asamblea Constituyente de Acción Nacional adoptó los Principios de Doctrina y los Estatutos de la nueva organización.

OBJETIVO GENERAL DEL PARTIDO

Intervenir orgánicamente en todos los aspectos de la vida pública, tener acceso al ejercicio democrático del poder y lograr:

I. El reconocimiento de la eminente dignidad de la persona humana y, por tanto, el respeto de los derechos fundamentales del hombre y la garantía de los derechos y condiciones sociales requeridos por esa dignidad;

II. La subordinación, en lo político, de la actividad individual, social y del Estado a la realización del bien común;

III. El reconocimiento de la preeminencia del interés nacional sobre los intereses parciales y la ordenación y jerarquización de éstos en el interés de la nación, y

IV. La instauración de la democracia, como forma de gobierno y como sistema de convi-vencia.

DOCTRINA

El pensamiento del PAN ha sido denominado Humanismo Político o Solidarismo. Se basa en el realismo moderado de la filosofía aristotélico-tomista. Los elementos centrales en torno a los cuales se construye ese pensamiento, son los siguientes:

PERSONA HUMANA

"El ser humano es persona con cuerpo material y alma espiritual, con inteligencia y voluntad libre, con responsabilidad sobre sus propias acciones y con derechos universales, inviolables e inalienables, a los que corresponden obligaciones inherentes a la naturaleza individual y social".

BIEN COMÚN

Conjunto de valores morales, culturales y materiales, que han de conseguirse mediante la ayuda recíproca de los hombres y que constituyen instrumentos necesarios para el perfeccionamiento personal de todos y cada uno de ellos en la convivencia. Es también oportunidad personal, justa y real de acceso a los bienes humanos. Toda persona tiene el derecho y el deber de gestionar y aprovechar ese conjunto de condiciones políticas, sociales y económicas necesarias para mejorar la convivencia humana que posibilite su perfeccionamiento y el de las demás personas.

SOLIDARIDAD

El ser humano, por naturaleza, es un ser social, de ahí que no sólo sea responsable del destino propio, sino del de su comunidad. "En función de la solidaridad responsable del hombre en el destino de sus semejantes, toda persona tiene derecho y obligación de intervenir en los asuntos públicos de la comunidad política de que forma parte".

La solidaridad se basa en la vinculación persona-sociedad e implica entre éstas un respeto recíproco: "No pueden subsistir ni perfeccionarse los valores humanos si se agota o decae la colectividad, ni ésta puede vivir si se niegan los valores personales".

SUBSIDIARIEDAD

Es un principio ordenador de las relaciones entre el Estado, grupos y personas en la sociedad. Se afirma que no haga la sociedad mayor y más perfecta lo que puede y debe hacer la menor, a menos que ésta no esté en posibilidad de realizarlo, en cuyo caso se justifica la intervención de la mayor, sólo en la medida en que coadyuve a que la sociedad menor restablezca la posibilidad de realizar por sí misma lo que persigue.

Este principio se aplica a las relaciones entre Federación y entidades federativas, entre éstas y municipios, entre la sociedad y la familia, o entre gobierno y sociedad: "tanta sociedad como sea posible, tanto gobierno como sea necesario".

"En cumplimiento de su misión subsidiaria y supletoria, el Estado debe fomentar el aprove-chamiento racional de los recursos naturales, estimular y coordinar todas las actividades adecuadas para la estabilidad y prosperidad de la economía, corregir las injusticias que existen en la aplicación y distribución del ingreso nacional... La conve- niencia y los límites de la intervención del Estado dependen de las exigencias del bien común en los casos concretos".

"En donde la iniciativa privada sea imposible o insuficiente, el Estado ha de urgir la organización de actividades sociales, sin matar, estorbar ni desplazar esa iniciativa…"

POLITICA

Acción Nacional concibe a la política como capacidad y obligación de servir al hombre y a la comunidad, y no como oportunidad de dominio sobre los demás. La política es actividad humana indispensable y superior y, por tanto, debe estar subordinada a la ética.

Corresponde a la actividad política el establecimiento de un orden dinámico que permita, en las circunstancias históricas concretas, la conservación y el incremento del bien común.

DEMOCRACIA

La democracia se funda en la igualdad esencial de todos los seres humanos. Es la forma superior de legitimación del poder político y el sistema óptimo para respetar la dignidad humana. Requiere de la participación eficaz de las personas en las actividades colectivas.

"…todo régimen democrático debe respetar, promover y garantizar, mediante procedimientos electorales imparciales y objetivos, la expresión y representación de las minorías, los derechos del ciudadano para intervenir en el proceso de integración del gobierno al que vive sujeto y a formar parte del propio gobierno, y debe asegurar a los ciudadanos la libertad de información y su libertad de criticar a quienes ejercen el poder". Los partidos políticos representan las tendencias, convicciones y programas de los diversos grupos existentes en la comunidad y los esfuerzos organizados de los mismos para alcanzar o conservar el poder, lo cual presupone la existencia de posibilidades legales y prácticas de alcanzar ta- les fines.

ESTADO

El Estado, como sociedad política, requiere de un gobierno que sea expresión auténtica de la colectividad. Requiere del recto ejercicio de la autoridad, que tiene por fin la realización del bien común.

El cumplimiento de este fin implica simultáneamente la justicia y la seguridad, y el respeto y protección del bien colectivo y de los derechos de todos los miembros de la comunidad: derecho a la vida, a la libertad espiritual, a la justicia, a la educación y a la cultura, al trabajo y al descanso, a la propiedad, a la seguridad social, a la salud y al bienestar.

México debe ajustar su vida a los principios federales vigentes en la Constitución y superar el centralismo político y económico en que vive. Es indispensable el respeto a la división e integración legítima de los Poderes y el cumplimiento eficaz de las funciones que a cada uno de ellos competen.

ORGANIZACIÓN

Los Estatutos Generales de Acción Nacional son el instrumento legal que rige el funcionamiento del partido. Fueron aprobados inicialmente en la Asamblea Constituyente celebrada en la ciudad de México del 14 al 17 de septiembre de 1939 y han sido reformados por la Asamblea cuando su actualización lo ha requerido.

ESTRUCTURAS

La organización se establece en forma horizontal y vertical. La primera comprende las estructuras nacional, estatal, municipal y distrital, y en la actualidad está formada por el Comité Ejecutivo Nacional, 32 Comités Directivos Estatales y más de 900 Comités Municipales (en municipios que en total abarcan a más del 75 por ciento de la población). La forma vertical está integrada por grupos homogéneos en razón de oficio, profesión, actividad u otra similar.

Las estructuras estatales siguen, tanto en su vida interna como en su actividad política, los mismos lineamientos de la nacional, es decir, se rigen por Asambleas, Convenciones, Consejos y Comités Directivos; lo mismo ocurre con las estructuras municipales y distritales, excepto que en ellas no se integran Consejos.

El padrón del partido registra, hasta mayo de 1995, 145,500 miembros.

LIDERAZGO POLlTÍCO

El liderazgo político de Acción Nacional ha venido aumentando considerablemente desde 1988. Prueba de lo anterior, es el aumento que tuvimos en 1995 al pasar de 13.2 a 24.7 millones de mexicanos gobernados por autoridades emanadas del PAN. Esto significó un crecimiento de 88% en solo un año.

A partir de mayo se han logrado triunfos importantes que indican la consolidación del liderazgo político.

FUNCIONARIOS FEDERALES

Acción Nacional cuenta con cuatro gobernadores, 25 senadores y 119 diputados federales.

ALGUNAS RESPUESTAS DE ACCION NACIONAL

DERECHOS HUMANOS

Los derechos humanos son un límite natural y necesario al poder público; sin su respeto escrupuloso, ni el Estado se justifica ni la autoridad tiene razón de ser.

Es necesario promover y garantizar los derechos humanos sin distinción de credos religiosos, convicciones políticas, rangos o categorías sociales, clases o ideologías.

Los derechos humanos son anteriores y superiores al Estado y éste, por tanto, debe reconocerlos y garantizarlos plenamente.

Si bien los derechos humanos tienen que estar incluidos en el ordenamiento jurídico positivo para su mejor protección y exigibilidad, esto no quiere decir que sea el Estado su creador e inspirador. Éste lo único que tiene que hacer es crear los mecanismos legales para su garantía, por ello su real eficacia, su salvaguarda dependerán en gran medida de la tutela que les ofrezca el Estado.

Democracia y derechos humanos son temas conectados íntimamente y no permiten divisiones ni rupturas que los menoscaben. Es por esto que es en el Estado democrático y de derecho donde pueden tener mejor cabida la libertad, la igualdad y la dignidad humana, y no así en el Estado totalitario, dentro del cual se dejan a un lado, con mayor facilidad, los intereses de la persona y se olvida que a ésta debe servir.

La acción permanente del PAN es resumida y motivada por la defensa y promoción de los dere-chos humanos y los derechos sociales, tal como se expresa en la Declaración Universal de las Naciones Unidas y en la Constitución General de la República:

Todos los mexicanos tienen derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad y la integridad de su persona; al trabajo, a la remuneración justa, a la seguridad social y a la propiedad individual o colectiva; a la protección de las leyes, a Tribunales imparciales; a la privacía de su vida familiar, su domicilio, su correspondencia y sus comunicaciones postales y telefónicas; a la información veraz y oportuna; a tener y practicar una religión o no tener ninguna; a la libertad de pensamiento, de expresión, de reunión y de asociación de sindicatos, partidos políticos, organizaciones profesionales y de otra índole (estudiantes, colonos, vecinos, etcétera); a participar en las decisiones del gobierno, por sí o a través de representantes libremente escogidos; a la educación elemental y a oportunidades de educación media y superior, de acuerdo con su capacidad; a formar a sus hijos conforme a sus convicciones.

Las únicas limitaciones al ejercicio de estos derechos sólo pueden ser el derecho de los demás, garantizado por las leyes, el orden público y el bienestar general.

Es necesario promover que la enseñanza de los derechos humanos sea obligatoria en todas las instancias educativas, con la gradualidad requerida en cada nivel de instrucción.

Debemos procurar que nuestro país haga la declaración pertinente, reconociendo la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para decidir sobre todos los casos relativos a la interpretación o aplicación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Resulta indispensable crear en México una cultura de los derechos fundamentales del ser humano, que aún no existe en nuestra patria.

MEDIO AMBIENTE

Para Acción Nacional, el problema del medio ambiente es, en la actualidad, de naturaleza impostergable. El hombre ha roto el equilibrio natural, pasando de la sana convivencia y uso racional de los recursos, a la depredación irracional y a la explotación, con miras a la satisfacción inmediata de necesidades presentes, descuidando irresponsablemente el futuro del entorno y de los seres que vivimos en él.

El ser humano ha tenido que pagar precios muy altos por el progreso y los avances tecnológicos. El vertiginoso desarrollo material de nuestra época ha expulsado de la vida humana al espíritu, pero no ha sido capaz de darnos claridad interior, ni paz, ni alegría, ni justicia, ni caminos para el cumplimiento de nuestro fin irrenunciable.

Nuestro país vive un atraso sustancial en materia ecológica, ya que hasta hace pocos años no se conocía en México, y mucho menos se aplicaba, una política de preservación del medio ambiente: éste es un bien que pertenece a todos los mexicanos, no solamente a los que actualmente vivimos, sino también a las generaciones futuras, con las que tenemos el compromiso de legarles un espacio vital adecuado.

Para Acción Nacional, el grave deterioro de los entornos naturales se debe, definitivamente, a la deficiente educación ecológica, a la falta de atención y la corrupción del gobierno, así como a la irresponsabilidad de sectores de la sociedad mexicana. Es obligatorio para cualquier gobierno moderno encontrar una fórmula equilibrada que permita el aprovechamiento del medio ambiente y sus productos, y simultáneamente su conservación para las generaciones futuras.

Ha llegado el momento de recapacitar, de reaprender lo que hemos olvidado: que la naturaleza y el hombre pueden vivir y coexistir juntos; que el desarrollo tecnológico y científico, en todas las ramas, pueden realizarse de mano con la naturaleza.

No se debe hablar a estas alturas sólo del problema de conservar, deben añadirse conceptos tales como recuperación y restauración. Esto implica una nueva cultura ecológica que permita disminuir y frenar el ritmo de deterioro, primero, y luego regresar a puntos viables de la naturaleza.

RELACIONES COMERCIALES

En Acción Nacional se han reconocido las directrices marcadas por los nuevos tiempos y la tendencia a la creación de bloques comerciales: "El sistema bipolar que surgió a raíz de la Segunda Guerra Mundial [...] da los primeros pasos hacia una nueva configuración de carácter multipolar. México, al igual que otros países, no puede mantenerse ajeno a los profundos cambios políticos y económicos que se están dando en el planeta [...] No actuar de inmediato, de acuerdo a la realidad que enfrentamos, nos mantendrá permanentemente en crisis y atrasados, porque la capacidad de crecimiento de la economía mexicana depende en gran medida de su incorporación al mercado mundial"..

Esto implica una política de vinculación comercial profunda con la Comunidad Económica Europea, con los países de la Cuenca del Pacífico y especialmente con Centro y Sudamérica. Las opciones externas más cercanas que se le presentan a México, como son el bloque de América del Norte y América Latina, no deben manejarse como excluyentes, sino como complementarias, para formar un diseño comprensivo que fortalezca la posición de México frente al exterior.

Para Acción Nacional, el Tratado de Libre Comercio forma parte de una estrategia de comercio internacional global, de lo contrario, si ésta se unilateraliza, hará más vulnerable el interés de la nación. Por eso cuestionamos que se pretenda fincar el desarrollo económico de la nación en esquemas de dependencia. Para evitar esto, México debe diversificar su comercio exterior.

Acción Nacional es consciente de la trascendencia que para el país tiene la negociación de un Tratado de Libre Comercio, por esto ha realizado diversas actividades, con el propósito de contribuir a la reflexión ciudadana sobre las repercusiones que tendrían en la vida nacional las decisiones que se tomen al respecto.

Para Acción Nacional es importante enfocar objetivamente la operatividad del Tratado de Libre Comercio. Por un lado existen ventajas, como son: mejores condiciones de acceso a los mercados estadounidense y canadiense de los productos elaborados en México; incremento del flujo de inversiones extranjeras y de tecnologías nuevas; desarrollo y consolidación de una planta productiva, capaz de ofrecer productos competitivos por su calidad y precio; oportunidad del consumidor mexicano de disponer de mayor diversidad en la oferta, entre otras. Por otro lado existen riesgos que, de no tomarse en cuenta, pueden llevar a nuestro país a un estado de subdesarrollo permanente. Entre ellos están: la posibilidad de que en torno al mercado de América del Norte se establezcan prácticas y mecanismos que impidan el acceso a otros mercados; el riesgo de no respetar el tránsito por cada una de las etapas que el proceso de complementación requiere, apresurando los tiempos de adaptación a ellas; sin embargo, uno de los riesgos mayores es el que representa la falta de democracia en México, que impide la participación abierta y plural en la toma de decisiones de tanta trascendencia para México.

Por esto Acción Nacional sostiene que la reforma económica del país debe ir acompañada, e inclusive presidida, de una reforma política profunda y definitiva.

INVERSION EXTRANJERA

Acción Nacional considera deseable la inversión privada extranjera sólo cuando se destina a crear o fomentar actividades necesarias o convenientes al desarrollo del país, y a subsanar necesidades o carencias internas, sin que con ello se desplacen, en forma injustificada, a las inversiones ya existentes en México. Consideramos conveniente la política de preferir la inversión extranjera que trabaje asociada con capital mexicano mayoritario.

Es necesario una mejor definición de las garantías para quien invierte y de las áreas y prioridades de inversión en el país, y que no queden al arbitrio o capricho del gobernante en turno.

En la inversión extranjera Acción Nacional sostiene que México requiere de aquélla que sea intensiva en empleo de mano de obra, que de al país tecnología de punta y que propicie un desarrollo regional real sin deterioro del medio ambiente.

ALGUNOS LOGROS DE ACCIÓN NACIONAL

A lo largo de sus 57 años de vida y fundamentalmente a través de su intervención en la vida pública de México, Acción Nacional ha logrado avances históricos en diversos campos. El trabajo intenso de los militantes y su lucha permanente no han sido en vano. Don Efraín González Luna decía que: todos los aspectos, todos los nombres, todos los elementos de la nacionalidad son frente de lucha, ocasión de esfuerzo, lugar de trabajo.

LA PERMANENCIA MISMA DEL PARTIDO

"El hecho de que una institución pueda permanecer, independientemente de personas y de presiones del gobierno, viviendo sólo de sus propios recursos, caminando y avanzando con un grupo de gente que libremente se adhiere a él, a pesar de todos los problemas que se tienen con esa adhesión, eso sólo, indiscutiblemente, es ya un logro, porque permite probar palpablemente que los mexicanos son capaces de seguir una doctrina y de formar una estructura frente al poder público, independiente de él y dentro de los cauces legales".

UNA DOCTRINA CONGRUENTE

Antes del nacimiento de Acción Nacional, México vivía "una época en que el vacío ideológico era casi total", ante esta realidad el PAN aportó una doctrina congruente, la cual ha perdurado tal como se formuló en 1939. Es el único partido cuyos principios se mantienen intactos y ajenos a los intereses individuales o a la moda.

En muchas ocasiones el gobierno y el partido oficial han aprovechado esta doctrina, exponiendo tesis panistas como si fueran suyas.

DESPERTAR DE LA CONCIENCIA CIUDADANA

Acción Nacional ha contribuido a lograr que los mexicanos tomen conciencia de la realidad nacional para cambiarla, evitando así que simplemente se vayan amoldando a las nuevas circunstancias. Ha demostrado que el mexicano puede ser capaz de participar pacíficamente, con responsable libertad, en la solución de los problemas de todos, y que la participación activa del mayor número de ciudadanos y de la concurrencia de partidos diversos en las responsabilidades de la vida pública no será concesión graciosa del poder, sino resultado de una exigencia cotidiana.

UN MODELO DIFERENTE DE GOBIERNO EN LOS ESTADOS Y MUNICIPIOS

En los municipios gobernados por panistas los gobernantes se sienten comprometidos con el pueblo que los eligió, no con el gobernador ni con el Presidente de la República en turno y, en consecuencia, tratan de servir y complacer a los electores. Su programa de gobierno está apoyado en una plataforma elaborada sobre la realidad y las prioridades no son establecidas con criterios de conveniencia política, sino con miras a satisfacer las carencias de los más necesitados.

En Acción Nacional el manejo de fondos se hace transparente, con informes mensuales de ingresos y egresos, los cuales son puestos al alcance de todos los ciudadanos.

UN CUERPO ORGANICO DE GOBIERNO A TRAVES DE SUS PROPUESTAS E INICIATIVAS DE LEY

Desde 1946, en la XL Legislatura, hasta la fecha, los diputados del PAN han presentado más de 500 iniciativas de ley para contribuir a resolver los problemas nacionales. La mayoría de las iniciativas presentadas por los legisladores panistas son rechazadas en un primer momento, para luego ser retomadas por presidentes "revolucionarios" y presentadas con serias limitaciones o deficiencias; por eso, Acción Nacional sigue en pie de lucha buscando el logro completo de las mismas.

Hace más de 50 años, Gómez Morin señalaba los grandes problemas nacionales: la derrota ideológica del régimen y su debilidad ante la opinión nacional; el fracaso de la agricultura colectivizada a la fuerza; la falta de respeto a los campesinos y a los trabajadores; la presencia de la corrupción en PEMEX; el falso sindicalismo; el manejo irresponsable de la economía, dejado al juicio o a la decisión de fuerzas o poderes que nos son extraños, cuando no francamente hostiles; el caos monetario y la monstruosa confusión entre gobierno, Estado y partido oficial.

La conclusión del maestro fue inequívoca: el régimen del grupo en el poder actúa contra la nación. Pero turvieron que pasar casi 50 años para que este régimen, desde su cúspide, reconociera su derrota ideológica y la opinión nacional, expresada en las urnas y en la defensa del voto, mostrara sin ambages al propio régimen, que tenía que cambiar para hacer del Estado el servidor de la sociedad nacionaly no continuar destruyéndo a ésta con su crecimiento desorbitado, su corrupción, su ineficiencia y sus prácticas alejadas de la democracia.

SEGURIDAD SOCIAL

Acción Nacional propuso y pugnó desde 1940 por la creación de instituciones al servicio del trabajador: "El Estado debe urgir la creación y tutelar el funcionamiento de instituciones autónomas de seguro social, que garanticen una oportunidad constante de trabajo útil, que asegure a quienes tengan mermada su capacidad de trabajo, todos los recursos necesarios para vivir decorosamente y no ver ni dejar en desamparo a los suyos"

Lo anterior contribuyó a que el 31 de diciembre de 1942 se promulgara la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social, y con ello se creó esa institución.

DERECHO DE AMPARO

El 17 de octubre de 1946, el PAN propuso una iniciativa para que se concediera el derecho de amparo a los pequeños propietarios, a la comunidad agraria y a los ejidatarios. Dos meses después, el presidente Miguel Alemán recogió la iniciativa panista, pero la mutiló al suprimir el beneficio del amparo para la comunidad agraria y para el ejidatario, beneficiando solamente al pequeño propietario con certificado de inafectabilidad.

ARTICULO 27 CONSTITUCIONAL

Desde su fundación, Acción Nacional ha señalado la importancia decisiva del sector agrícola en la solución de los demás problemas de México, es por eso que ha propuesto diversas iniciativas en esta materia.

Después de fuertes debates, el Congreso de la Unión aprobó, a fines de 1991, la iniciativa del Ejecutivo que reforma el artículo 27 constitucional. Al respecto, el diputado Diego Fernández de Cevallos afirmó: "...el PAN no se suma a ella, la iniciativa toma planteamientos de Acción Nacional".

RELACIONES IGLESIA-ESTADO

El 1 de octubre de 1987 la diputación panista propuso una iniciativa, que contemplaba el reconocimiento de la personalidad jurídica a las asociaciones denominadas Iglesias y para que los ministros de culto conservaran su nacionalidad y su ciudadanía mexicana, si la tenían, y por ello pudieran ejercer los derechos inherentes a las mismas. A fines de 1991 el Ejecutivo Federal presentó una iniciativa que recogía varios de los planteamientos anteriores.

REGISTRO NACIONAL DE ELECTORES Y CREDENCIAL PARA VOTAR

El 7 de octubre de 1947 el PAN propuso la formación del Registro Nacional de Electores, así como también una credencial permanente con fotografía, que tuviera el carácter de cédula de identidad probatoria y obligatoria ante las autoridades del país.

En 1989 fue aprobada la formación del Registro Federal de Electores, y en 1992 el uso de una credencial con fotografía. Baja California, con gobierno panista, fue la primera entidad del país en hacer uso de este mecanismo.

SERVICIO NACIONAL DE EMPLEO

El 18 de octubre de 1968, Acción Nacional propuso la creación del Servicio Nacional de Empleo; la propuesta fue rechazada, pero posteriormente retomada en 1971 por el presidente Luis Echeverría, al crear la Dirección General de Servicios Públicos de Empleo.

VOTO A LA MUJER

El logro de que a la mujer se le haya reconocido el voto no pertenece en exclusividad a partido político alguno. Si bien es cierto que el PAN no fue ni el primero ni el único en propugnarlo, sí es totalmente comprobable que Acción Nacional luchó desde sus inicios porque la mujer participara en política, aun en contra de la opinión de los grupos que tenían, en su momento, el poder de decisión al respecto.

El 6 de octubre de 1953 los diputados panistas afirmaron: "Al ser definitivamente reconocido el derecho de la mujer a la actuación política, hay que proclamar esto como una victoria de la opinión pública, que desde hace muchos años viene exigiendo reconocimiento, y es al mismo tiempo una victoria de Acción Nacional (...) que ha sostenido los derechos de la mujer desde su fundación"...

Esta historia no está terminada ni tampoco tiene un carácter exhaustivo. Es más bien un pequeño esfuerzo por recrear aquellos momentos y situaciones en que nos vimos involucrados miles y miles de personas -mujeres y hombres de diversas edades, en las luchas de estos años-, y que han hecho posible lo que hoy es una clara opción política de cambio en este país: el surgimiento del Partido de la Revolución Democrática como un claro instrumento de la población y que tiene por objeto establecer las nuevas relaciones del Estado mexicano con la sociedad, fincadas en el irrestricto respeto de la soberanía nacional, en el desarrollo económico con justicia social y en la organización democrática del gobierno y la realización de sus funciones en apego a la ley y a la justicia.  

Perder de vista lo anterior, resultaría en un gran fracaso y en una traición a quienes -en estas luchas y conquistas del pueblo de xico-, han dejado su vida por conquistar una patria libre, soberana, justa y democrática. 

Invitamos a todos a hacer un esfuerzo por escribir la historia de nuestro partido. Sus aportes y sugerencias nos ayudarán a realizarlo. 

ORIGEN Y FUNDACIÓN DEL PRD

El Partido de la Revolución Democrática se constituyó de manera formal el 5 de mayo de 1989. Su antecedente inmediato es el Frente Democrático Nacional, el frente electoral creado para las elecciones del 6 de julio de 1988 -origen y nacimiento del PRD-, y que postuló como candidato a la presidencia de la República al Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Esta fecha recuerda la gran movilización social, civil y política que se desarrolló a escala nacional en contra del fraude electoral orquestado por el gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988), así como al impulso de un movimiento democrático, plural, amplio, que fortaleció la lucha convergente por las transformaciones urgentes de carácter económico, político, social y cultural en México. 

Tres son las corrientes políticas fundamentales que logran conjuntarse en el PRD:  

La Corriente Democrática del PRI

La Izquierda Socialista, representada por el Partido Mexicano
Socialista (PMS), creado en marzo de 1987, y que incorporó las
experiencias del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT)
y del Partido Socialista Unificado de México (PSUM), que a su vez,
es fruto de la unidad en 1981 del Partido Comunista Mexicano (PCM),
la Coalición de Izquierda y el Movimiento de Acción Popular.

La Izquierda Social, que englobaba lo mismo a organizaciones
sociales como la Coalición Obrera, Campesina, Estudiantil
del Itsmo (COCEI), la Central Independiente de Obreros Agrícolas
y Campesinos (CIOAC), la Asamblea de Barrios de la Ciudad
de México, la Unión de ColoniasPopulares, la Unión Popular
Revolucionaria Emiliano Zapata, agrupamientos de activistas
políticos con presencia en el medio social como la Asociación
Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), la Organización
Revolucionaria Punto Crítico (ORPC), la Organización de Izquierda
Revolucionaria-Línea de Masas (OIR-LM, particularmente

en el D.F.) y el Movimiento al Socialismo

Pero sin duda, su riqueza social, civil y política está simbolizada en la integración de cientos y miles de ciudadanos que fueron testigos y participantes de las gestas y luchas más importantes del pueblo de México en este siglo después de la revolución de 1910-17: la acción ejemplar y patriótica del presidente Lázaro Cárdenas de la expropiación petrolera; la repartición de tierras para el desarrollo de los ejidos en el país, y las acciones para favorecer al campo mexicano; la lucha de los ferrocarrileros de 1958 y la democratización sindical; la lucha de los maestros y la de los médicos en los 60's; el movimiento estudiantil del 68; la lucha de la guerrilla urbana y rural de los 70's; la lucha de los trabajadores electricistas en la Tendencia Democrática del SUTERM a mediados de los 70's; las Coordinadoras de masas de los sectores magisterial, campesino y urbano popular de los años 80's; el fortalecimiento del movimiento popular y ciudadano en la respuesta organizada para el rescate de nuestros heridos y nuestros muertos, así como en la reconstrucción, por los sismos de septiembre de 1985 en la ciudad de México y, el desarrollo de una sociedad civil, solidaria, creativa y profesional en impulso y crecimiento por la defensa y protección de los derechos humanos, en la educación popular, en la participación ciudadana y en la lucha por la democracia en esta década de los 90's. 

LA RUPTURA CON EL PRI

La Corriente Democrática surge al interior del partido oficial, y le plantea a la dirección del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a las más altas autoridades del país la necesidad de que el partido se convirtiera en un factor para impulsar el cambio de las políticas económicas; no seguir sujetos al FMI; dar un manejo distinto al problema de la deuda externa; reiniciar el desarrollo económico, el fomento al empleo, etc. Y también que el partido pudiera ser un agente para democratizar la vida del país empezando por su propia democratización

Planteaba la corriente que no se trataba sólo de cambiar la política económica, sino también habría que democratizar el proceso de selección del candidato del partido oficial. 

El siguiente paso fué el desarrollo mismo de la Corriente Democrática. A mediados del 87, se planteó de manera más formal y el grupo coordinador de la corriente, acordó que el Ing. Cárdenas pudiera ser el precandidato por la Corriente en la confrontación interna del PRI. 

Se habló con otros partidos, como el PPS y el PARM y se analizó la posibilidad de una campaña sin candidato, simplemente de señalamiento, de crítica. Se analizó la posibilidad de una campaña con candidato y sin registro, llamando al voto en el círculo blanco, y también la posibilidad, y de dar pasos en ese sentido, de plasmar una candidatura con registro, pero necesariamente de otro partido. Cuauhtémoc Cárdenas se registró como candidato a la presidencia de la República por el PARM el 14 de octubre de 1987. 

La segunda candidatura que se concretó fue la del PST, que se transformó en Partido del Frente Cardenista. Además, se sumarían a la candidatura de Cárdenas el Partido Social Demócrata, el Partido Verde, que fué la base de lo que es ahora el Ecologista Mexicano, el Partido Liberal, Fuerzas Populares, el Consejo Obrero Campesino de México, en fin, una serie de organizaciones sociales y políticas que conformaban una candidatura con una base amplia. 

Entonces se empezaba a pensar en la necesidad de un partido. 

LA CONVOCATORIA A FORMAR UN PARTIDO POLÍTICO

El 21 de octubre de 1988 un grupo de mexicanos y mexicanas lanzaron un llamamiento al pueblo de México para formar el Partido de la Revolución Democrática, "una organización que sea la expresión política del cambio social y cultural que estamos viviendo, el partido de la democracia, de la constitucionalidad, de la Revolución Mexicana, de la dignidad del pueblo y del progreso. Necesitamos un partido nuevo que en alianza con todos los partidos y organizaciones democráticas que conquistaron la victoria del 6 de julio de 1988, sea expresión de la pluralidad y al mismo tiempo de la inmensa masa ciudadana todavía no organizada". Desde los días de la campaña fue planteada por muchos la necesidad de organizar un nuevo partido político. Quienes se sumaron a la campaña procedente de muy diversas organizaciones y otros más sin militancia partidista, no encontraron identificación con ninguno de los partidos que sostenían la candidatura presidencial del Frente Democrático Nacional. 

 

Los partidos con registro, excepto el PMS, expresaron su decisión de mantener su individualidad y no manifestaron mayor disposición o dieron paso significativo alguno que pudiera representar oportunidad real de participación o para los sin partido -incluídos los miembros de las organizaciones sociales y de la propia Corriente Democrática-, más allá de declarar que sus puertas estaban abiertas. La idea de construir un partido político nuevo estuvo alentada por la Corriente Democrática, el Movimiento al Socialismo, Fuerzas Progresistas, el Consejo Nacional Obrero y Campesino de México, Partido Liberal Mexicano, Organización Revolucionario Punto Crítico, Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, Asamblea de Barrios de la Ciudad de México, Convergencia Democrática, OIR-Línea de Masas (parcialmente) y el Partido Mexicano Socialista, éste el único partido político con registro. 

LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUTIVA DEL PRD Y SU REGISTRO LEGAL COMO PARTIDO POLÍTICO NACIONAL

El 18 de marzo de 1989 en Jiquilpan, Michoacán, se convocó a la realización

de las asambleas distritales que permitieran cumplir con los requisitos de ley para solicitar y obtener el registro del Partido de la Revolución Democrática como partido político nacional. Previamente en febrero, se habían presentado y se había dado la primera discusión sobre los documentos básicos del partido: la Declaración de Principios, el Programa de la Revolución Democrática, y los Estatutos del PRD

"Se planteó en Jiquilpan que cumplidos los requisitos legales, con los cuales nos legitimaríamos ante la opinión pública y ante nosotros mismos, por las condiciones y perspectivas de participación electoral (en particular en la elección de congreso local en Michoacán, el 2 de julio, que sería la primera participación electoral del Partido de la Revolución Democrática como tal), podríamos ir por la otra vía prevista también por la ley para el registro de partidos, esto es, el cambio de denominación, documentos básicos y emblema del PMS a Partido de la Revolución Democrática". (C.Cárdenas). 

Se cumplió así con los requisitos establecidos en el Código Electoral para el registro de partidos políticos. 

Los días 5, 6 y 7 de mayo de 1989, tuvo lugar la Asamblea Nacional Constitutiva del partido. Unos días después, el 13 y 14, se celebró el congreso del PMS que adoptó los documentos, emblema y denominación del Partido de la Revolución Democrática. 

Pasado ese Congreso se presentó a la Comisión Federal Electoral la solicitud de registro del Partido de la Revolución Democrática. Después de una actitud negativa del Partido Acción Nacional y de ataques virulentos del partido oficial, finalmente el 26 de mayo de 1989, se otorgó al PRD su registro como partido político nacional. 

"El camino del Partido de la Revolución Democrática no es por tanto un camino fácil. La lucha debe librarse en frentes múltiples: en la organización misma del partido en los municipios, estados y nacionalmente; en propuestas cada vez más claras, políticas, económicas, culturales y sociales; en el cumplimiento de sus compromisos de gobierno y legislativos, en los puestos ganados a la delincuencia electoral, al fraude y a la imposición; en las contiendas electorales; en la solidaridad activa de las demandas populares y vinculando al partido más y más con las organizaciones sociales; ampliando alianzas; cuidando y depurando las formas de trabajo partidario. 

Aquí está la tarea y el compromiso, la lucha sólo puede mantenerse viva y el Partido de la Revolución Democrática representando una perspectiva real de cambio democrático, si se conduce con apego estricto a sus principios, demandando al mismo tiempo observancia a la legalidad para conservarse siempre en los terrenos de la legitimidad. 

Mientras el pueblo de México siga viendo así al Partido de la Revolución Democrática y éste en la práctica cumpla con su compromiso, seguirá viva la posibilidad de que lo que hoy es apenas el principio de una transición, dé paso efectivamente a realidades de libertad, igualdad, justicia, bienestar y plena independencia nacional. 

Queremos que nuestra organización sea un instrumento de la sociedad, y no tan sólo de sus miembros o dirigentes, y para ello tendrá que dar en sus normas democráticas, en su vida interna, en la transparencia de sus recursos, en la autonomía de sus componentes regionales, en la libertad de sus tendencias y corrientes en su seno, en la unidad y en el respeto de las decisiones colectivas y, sobre todo, en la conducta personal de cada uno de sus miembros, la imagen tangible de aquéllo que propone para el país y para la sociedad. 

Recuperaremos los ideales históricos de la Revolución Mexicana, la vigencia plena de la Constitución y la legitimidad de nuestro gobierno y nuestros gobernantes. 

Restauraremos la República al fundar sus instituciones nuevas en una cultura política de libertad, racionalidad y tolerancia. 

Sobre estos cimientos sólidos y profundos, contra el régimen caduco del privilegio y la injusticia, del partido de Estado y el corporativismo, de la dependencia y la corrupción, levantaremos una nación de hombres y mujeres libres e iguales ante la ley y ante la vida, una patria democrática y solidaria, un México para los mexicanos todos". 

Cuauhtémoc Cárdenas, discurso inaugural de la Asamblea Nacional Constitutiva del PRD.

LOS PRIMEROS AÑOS DEL PRD: RESISTIR AL SALINISMO

Integrado el primer Comité Ejecutivo Nacional del PRD y elegido el Coordinador General del partido en la persona del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, se inicia el proceso de construcción partidaria y de alternativas a la permanente agresión y represión del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Nos enfrentamos a continuos procesos de defraudación electoral en los distintos estados y municipios del país y sobre todo, al proceso de empobrecimiento generalizado de la población producto de la implementación de un modelo económico neoliberal que generó las más grandes y abismales diferencias entre muy pocos ricos y la inmensa mayoría

de los mexicanos que viven en la pobreza. 

El Primer Congreso Nacional del PRD se efectúa en el mes de noviembre de 1990. 
Se elige al primer presidente del PRD, al Ing. Cuauhtémoc Cárdenas S., y al Primer Consejo Nacional por el voto de los delegados al Congreso. 

Desde Tabasco, en noviembre de 1990 una movilización social y política de características nuevas y ejemplar, sale rumbo a la ciudad de México: "el éxodo por la democracia", al frente del cual viene el Lic. Andrés Manuel López Obrador, dirigente estatal del PRD. Este éxodo va impactando en el país y genera fuertes lazos de solidaridad y simpatía por los diversos lugares por donde pasa. Llegan al Distrito Federal en enero de 1991. Se les brinda una recepción masiva con sabor a triunfo y alegría, en medio del cansancio y las enfermedades, pero con una convicción a toda prueba por la transformación democrática de México. Este acontecimiento influyó en la caída del gobernador Neme García. 

Las elecciones federales intermedias de agosto de 1991 nos dieron el 8% de la votación, lo que alcanzó para obtener 41 diputados federales por el principio de representación proporcional (plurinominales) en la LV Legislatura de la Cámara de Diputados (1991-94). En esta instancia, el PRD resistió como pudo ante los embates del salinismo y el panismo coludido con el gobierno para reformar la Constitución e implementar las medidas económicas del neoliberalismo a la mexicana. Recordar que en la LIV Legislatura
(1988-91) se tuvieron 126 diputados de las diversas fuerzas del FDN-PMS
(a Cárdenas le dieron oficialmente el 31.06% de la elección = 6 millones de votos), que después se desintegró. Además, se ganaron 4 senadurías por Michoacán y el Distrito Federal. 

En julio de 1992 se realizaron elecciones locales para gobernador en el estado de Michoacan, siendo el candidato del PRD el diputado Cristóbal Arias. La movilización ante el fraude electoral del gobierno y su partido provocó la renuncia de Eduardo Villaseñor y el nombramiento de un interino. 

En el mes de julio de 1993 se realiza el Segundo Congreso Nacional del PRD. Por elección interna de los delegados al Congreso se llevan a cabo elecciones para nombrar al Presidente del partido.
Gana la elección el Lic. Porfirio Muñoz Ledo. Además, se incorpora la figura de Secretario General del PRD en los estatutos y es elegido por el Congreso el Lic. Mario Saucedo Pérez. Como Presidente de la Mesa Directiva del II Consejo Nacional del partido es electo el Lic. Pablo Gómez Alvarez y como Secretaria, Angélica de la Peña. 

EL PRD EN 1996: CONSOLIDAR LA FUERZA POLÍTICA

El primero de enero de 1994 se levanta el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas, marcando un acontecimiento de primer orden en el país: levantar la voz y la dignidad de los pueblos indios de México con reclamos de justicia, libertad y paz. 

El 21 de agosto de 1994 se llevan a cabo las elecciones federales para elegir al Presidente de la República. Nuestro candidato es el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas (recibió el 16.31% de los sufragios = 6 millones), y sus contendientes son el candidato del PRI, Ernesto Zedillo (49.7%) y el del PAN, Diego Fernández de Ceballos (25%) 

Con este porcentaje el PRD alcanzó 71 curules en la Cámara de Diputados en la LVI Legislatura (1994-97), todas plurinominales, y una uninominal en el estado de Veracruz, producto de una elección posterior por las anomalías probadas ante el Tribunal Federal Electoral. 

En las elecciones para gobernador en el estado de Chiapas, en esta misma fecha, se quiere imponer un fraude que la población no soporta. Intensas movilizaciones traen como consecuencia la renuncia de Robledo Rincón como gobernador de un mes, en enero de 1995, y se nombra a un interino. 

En noviembre de 1994 se realizan elecciones para gobernador en Tabasco. La contienda y la verdadera pugna política se efectúa entre el candidato del PRI, Roberto Madrazo Pintado y el del PRD, Andrés Manuel López Obrador. Queda demostrada ampliamente la acción fraudulenta del gobierno y del PRI en esta elección. Llega a tal grado la burla a los tabasqueños, así como a los mexicanos de todo el país, cuando queda ampliamente demostrado que los gastos de campaña de Madrazo (sin que las autoridades correspondientes, como es el caso de la procuraduría del estado, juez y parte de este ilícito, así como la Procuraduría General de la República, en manos de los panistas Antonio Lozano Gracia en ese tiempo, y , Jorge Madrazo Cuéllar, hayan intervenido y hecho justicia), en clara y evidente violación a la ley, se gastaron más de 70 millones de dólares, documentado ante notario público. Esta situación de impunidad es lo que lastima y molesta a la población y poco a poco se generan condiciones de cambio en la conciencia nacional para impulsar una transformación política verdaderamente democrática y de carácter pacífico. 

En diciembre de 1994, apenas unos días de la toma de posesión de Zedillo, llega una crisis económica y financiera en el país de gran envergadura, la crisis más seria desde la de 1929. Reclamos, frustración, desesperanza y falta de credibilidad provocan las torpes acciones del gobierno de Zedillo aún amarrado a los hilos de la conducción salinista. Ante tal situación, una de las únicas iniciativas desde el punto de vista de las fuerzas democráticas del país, es el llamado a formar un `gobierno de salvación nacional' hecho por Cuautémoc Cárdenas, consistente en una acción de gobierno que condujera al país con rumbo y energía, y dejando de lado las políticas económicas del salinismo.  

Durante el gobierno de CSG (1988-94) fueron asesinados 300 perredistas y en lo que va del gobierno de Zedillo, 223 más. Han sido asesinados 523 perredistas en ocho años y 5 meses de vida del PRD (hasta mayo de 1997). 

El 9 de febrero de 1995, Zedillo la emprende contra el EZLN. Es más bien una acción de gobierno para introducir de una manera más enérgica e intimidatoria para la población indígena, la presencia amplia del ejército y el inicio de una guerra de baja intensidad en la zona de Chiapas. Se vive un permanente abuso de los más elementales derechos humanos. Se forma la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) a principios de 1996, con legisladores de todos los partidos políticos y se establece el marco de la ley que lo rige. Cuando se logra redactar una propuesta de ley para los derechos de los pueblos indios, y que el EZLN apoya y está de acuerdo, a fines de 1996, Zedillo y su gobierno se oponen. Esto enrarece el ambiente social y político del país. Destaca en esta tarea la presencia del senador Heberto Castillo del PRD, quien fallece el 5 de abril de 1997, siendo esta inquietud de la paz en Chiapas una de sus últimas motivaciones en la vida. 

En junio de 1995 un acontecimiento represivo que estremeció la conciencia nacional e internacional y que provocó los reclamos de justicia más amplia en la vida social y política de nuestro país, fue la matanza de 17 campesinos en el vado de "Aguas Blancas", municipio de Atoyac de Alvarez, en el estado de Guerrero. Amplias movilizaciones de repudio a la acción impune del gobierno de Guerrero y numerosas acciones en reclamo de justicia, dieron por resultado la renuncia del gobernador y cacique Rubén Figueroa, en marzo de 1996.  

En agosto de 1995 se efectúa el Tercer Congreso Nacional del PRD, en donde se discute la línea política del partido en la presente coyuntura. La característica central de este evento estriba en su carácter de "congreso de discusión y debate de la línea política", concluyendo en la necesidad de la más amplia unidad y política de alianzas para obligar al pacto a la transición política democrática al gobierno. Así mismo, consolidar al PRD como una alternativa e instrumento de organización para llevar a cabo esta tan anhelada transición a la democracia, significando ello avanzar por construir un PRD fuerte. 

Un acontecimiento importante en la vida política y cultural de los partidos políticos en México fue la elección democrática, universal, por voto directo y secreto de los miembros del PRD de su dirección nacional actual el 14 de julio de 1996. En un principio, cuatro eran las planillas que encabezaban los candidatos a la presidencia del partido: Amalia García Medina, Andrés Manuel López Obrador, Heberto Castillo Martínez y Jesús Ortega Martínez. Este último, declinó su candidatura a favor de López Obrador. Los resultados electorales dieron el triunfo a Andrés Manuel López Obrador como Presidente del PRD y a Jesús Ortega como Secretario General.  

Para presidir la Mesa Directiva del III Consejo Nacional del PRD es electo Presidente Mario Saucedo Pérez, y como Secretario, Ernesto Prieto.

DATOS HISTORICOS
Fecha de fundación: 8 de diciembre de 1990, en el Auditorio del "Plan Sexenal" de la ciudad de México.

En las elecciones de 1991, sólo obtuvo 270 mil votos, por lo que no consiguió el 1.5 por ciento que fija la ley para conservar el registro. Comenzó una campaña para realizar asambleas en más de la mitad de las entidades federativas del país. Pudo realizar 18 asambleas en otras tantas entidades.

El 13 de enero recibió su registro definitivo por resolución del Instituto Federal Electoral.
En la elección del 21 de agosto de 1994, el PT obtuvo una votación cercana a 1 millón de sufragios emitidos en todo el país.

El PT se formó a partir de la coordinación de varias organizaciones sociales: Comités de Defensa Popular de Chihuahua y Durango; Frente Popular de lucha de Zacatecas; Frente Popular "Tierra y Libertad" de Monterrey, así como personas procedentes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA); Coordinadora Nacional "Plan de Ayala" y del movimiento magisterial independiente.

Actualmente, el PT cuenta con 10 diputados federales. Gobierna la capital de Durango y la ciudad de Nombre de Dios en ese Estado. Gobierna el municipio de Apan en Hidalgo, y 3 municipios en Veracruz. En el DF cuenta con dos asambleístas en la ARDF. En total, hay en el país alrededor de 300 funcionarios de elección popular (diputados, presidentes municipales, síndicos, regidores, etc.), que han llegado al cargo bajo el emblema del PT.

FUNCION SOCIAL DEL PT
El PT desarrolla actividades de movilización y gestoría en favor de diversos movimientos y organizaciones sociales. Se gestionan créditos para vivienda y equipamiento urbano en general. Como partido político, desarrolla la línea de masas, que consiste en apoyarse en la movilización de los grupos sociales más humildes, para conseguir la transformación del país.

En este sentido, el PT no aspira al poder por el poder mismo, sino como punto de apoyo para impulsar la movilización del pueblo y la transformación de la realidad política de México.

PLATAFORMA POLÍTICA


La plataforma del PT fue aprobada en febrero de 1994. Contiene varias ideas fundamentales:

La participación en elecciones forma parte de la táctica política, está orientada a organizar y acumular las fuerzas de la sociedad, y no constituye un fin en sí misma.

Luchamos por una sociedad socialista, plural, democrática y humana; por la construcción de instancias de poder popular independientes, que asuman tareas generales, dando cauce a la iniciativa del pueblo para administrar y gobernar, hasta que todo el poder sea del pueblo organizado.

El socialismo que planteamos es autogestionario, no burocrático.
Demandamos reformas radicales al Código Federal Electoral. Un organismo electoral autónomo, con patrimonio propio e independiente del gobierno, que organice las elecciones para que no haya fraudes.

Libertad de culto religioso.

Lucha contra el presidencialismo exacerbado.

Acotar el poder constitucional del presidente.

Por un auténtico federalismo y respeto a la autonomía de los Estados.

Fin del centralismo y mejores programas de desarrollo regional.

Mejores salarios para los obreros, campesinos y empleados.

Libre derecho de huelga y sindicalización.

Inversión productiva para crear empleos.

Por una nueva política crediticia, que fomente la inversión y el crecimiento de la pequeña y mediana empresa (rural y urbana).

Fomento al campo. Mayor inversión en infraestructura y crédito.

Rechazo a la concentración privada de la tierra.

Soberanía alimentaria.

Cultivos ecológicos.

Contra las plantas nucleoeléctricas.

Sindicatos campesinos.

La educación, derecho de todos los mexicanos.

Mejores sueldos y prestaciones a los maestros.

Vivienda digna y servicios para todos.

Combate al narcotráfico.

Igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Maternidad libre y voluntaria.

Contra la opresión de los grupos indígenas.

Por la autonomía de las etnias.

Fin al sistema de pactos, que sólo sirven para sacrificar los salarios, mientras el gobierno y los empresarios aumentan sus precios.

No a la enajenación e hipoteca de nuestros recursos petroleros.

Que el TLC sea revisado, para adecuarlo a las necesidades de la economía nacional, sobre todo de los pequeños y medianos empresarios de la ciudad y del campo.

No al aumento del IVA.

Nos oponemos a la política actual del gobierno, que privilegia al capital financiero especulativo, y esta generando el cierre masivo de empresas y el despido de miles de trabajadores.

Contra la declaratoria fraudulenta de quiebra de las empresas del sector público.


PRINCIPIOS ORGANIZATIVOS:
El PT es un partido plural.

Tolerante.

Hay libertad de pensamiento y de opinión.

No se permiten organismos paralelos.

Artículo 20.- Podrán ser miembros del PT todos los hombres y mujeres que acepten la declaración de principios, los estatutos y se integren a la lucha del PT.

INSTANCIAS DE DIRECCION: (Artículo 30).



CONCLUSIONES
El PT es un partido nuevo, no centralizado, que admite en su interior la divergencia de opiniones sin que nadie resulte perjudicado por exponer sus puntos de vista.

El PT est en pleno proceso de construcción de sus comités, desde la base a la dirección. Durante los días 3 y 4 de agosto de 1996, se realizó el III Congreso Nacional del PT que fijó:

Proyecto de nación.
Programa de gobierno.
Estrategia y táctica.
Proyecto de partido.

La disyuntiva es:
¿Partido de organizaciones sociales, o partido de militantes?
Creemos que ambos conceptos son compatibles.
Un partido de ciudadanos puede crear una instancia para dirigir y coordinar a las organizaciones sociales cercanas al partido.
En todo caso, aspiramos a la construcción de un partido integral.

El trabajo es la única fuente generadora de riqueza material y humana y la única actividad lícita que permite vivir en armonía.

Los que seguimos la línea del PT estamos a favor del trabajo cooperativo y constructivo; y en contra de todas las formas de explotación porque empobrecen el género humano.

Somos PARTIDO DEL TRABAJO y no sólo Partido de los Trabajadores porque reivindicamos la cultura del esfuerzo honesto y creativo en todos los ámbitos de la vida social.

Cuando el fruto del trabajo beneficie a quienes lo realiza, la sociedad encontrará el cimiento de su libertad, prosperidad y realización

QUIENES INTEGRAN EL PT

Somos trabajadores del campo y la ciudad, profesionistas, amas de casa, jóvenes, pequeños y medianos empresarios que peleamos por la rectitud humana, la salud de la Nación y el bienestar de nuestras comunidades.

Hemos comprendido que sólo mediante la participación activa construiremos nuestro propio destino e impediremos el seguir sometidos a la corrupción oral, la explotación económica, la enajenación cultural, la manipulación política, la desigualdad social, la arbitrariedad judicial y policial y la inseguridad pública.

Somos mujeres y hombres que amamos a México y a nuestras familias y que voluntariamente hemos decidido participar con una nueva política cuya práctica central es servir a nuestros semejantes

CUAL ES SU IDIOLOGÍA

Es el momento de construir una nueva filosofía basada en la ética de la honradez, la verdad, la cooperatividad, la justicia, la libertad y la democracia.  En pocas palabras, es el momento de "Servir al Pueblo", no de "servirse del pueblo".  Esto parece imposible, pero nosotros somos mexicanos que predicamos CON EJEMPLO y estamos dispuestos a que compruebes que nuestras palabras se confirman co n las acciones de nuestros hechos

QUE ACCIONES PROPONE

Organizamos a la sociedad en sus comunidades con la finalidad de encontrar soluciones a sus reclamos y elevar su conciencia para que por sí misma haga lo que considere conveniente y se adueñe de su propia historia.  Como partido político aspiramos a conducir el destino de nuestro país porque la sociedad quiere participar en el cambio político mediante las contiendas electorales.

Nuestra lucha es sobre todo por un cambio integral en lo ético, económico, político y cultural de la Nación y por construír la formación de un nuevo ser humano trabajador, honrado, justo y feliz.

CUAL ES LA FINALIDAD DEL PT

Sabemos que México es un país fuerte que necesita que lo ayudemos a salir adelante acabando con todo aquello que dificulta su progreso desde hace ya varias décadas.

Por nuestros hijos y por nosotros mismos urge curar a México.  Los objetivos son claros y contundentes y no vacilaremos en perseguirlos:

  • Lograr una Nación humanista que centre sus actividades en el bien común.

  • Una Nación trabajadora que supere la explotación del hombre por el hombre y que erradique la pobreza y la pereza.

  • Una patria libre y liberadora que nos haga forjadores de nuestro propio cambio.

Un país democrático sin demagogia que propicie la participación ciudadana en los asuntos públicos.

Antecedentes

El Partido del Trabajo se funda en la Ciudad de México, en una Asamblea Constitutiva realizada los días 8, 9 y 10 de Diciembre de 1990.

En 1991 obtiene su registro condicionado y en Septiembre de 1993, obtiene su registro nacional definitivo.

Aunque en sentido estricto la existencia del Partido del Trabajo con registro nacional definitivo, es de apenas 2 años 9 meses, sus antecedentes se pueden encontrar desde 1968 Si tomamos en cuenta las contribuciones de José Revueltas al movimiento revolucionario mexicano, su precedente ideológico se ubica desde 1963

El Partido del Trabajo su gestación y su historia, están íntimamente relacionados con los procesos de masas y la corriente línea de masas.

Tiene como antecedente orgánico fundamental la Organización de Política Popular constituida en 1968 y la Seccional Ho chi-min, vertiente de la Liga Comunista Espartaco, constituida previamente a 1968.

Tiene también como raíces las Organizaciones de la corriente de Línea de Masas

constituidas en la Coordinadora Línea de Masas (Colima) en el año de 1978.

Otra vertiente importante es la corriente de línea proletaria, expresión de una, vertiente de Política Popular surgida en 1976.

Otro precursor organizativo del Partido del Trabajo es la Organización de Izquierda Revolucionaria-Línea de Masas (OIR-LM) fundada en 1982. También contribuyeron a la fundación del Partido del Trabajo el Comité de Defensa Popular de Chihuahua (CDP) y la Organización Campesina Popular e Independiente de la Huasteca Veracruzana fundada desde la década de los 70.

Después de 1991 se incorpora al Partido del Trabajo, algunos destacamentos de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA).

 

Etapas de Desarrollo.

Las Organizaciones que conforman el Partido del Trabajo tuvieron en lo fundamental dos etapas de desarrollo:

a).- 1ª etapa que tiene como eje fundamental la construcción de organizaciones autónomas de masas y desarrollo de importantes movimientos sociales que tuvo vigencia desde la fundación de estas organizaciones hasta el año de 1986 y 1988.

b).- Una 2ª etapa en donde distintas Organizaciones que conformaron el Partido del Trabajo empiezan a tener sus primeras experiencias electorales que va desde 1986 y 1988 hasta la actualidad.

 

Situación actual del proyecto del Partido del Trabajo.

Enfoque teórico e ideológico.

El enfoque teórico-ideológico del Partido del Trabajo es la Línea de Masas, que tiene los siguientes fundamentos:

La principal contribución al pueblo mexicano de los movimientos sociales desde 1968, ha sido el haber colocado a las masas y no al Partido o al Estado en el puesto de mando; por ello nuestro principio fundamental es la Línea de Masas. La Línea de Masas es la línea orientadora fundamental de nuestro trabajo en lo político, organizativo e ideológico, es un enfoque integral de vinculación con el pueblo, de orientación de sus luchas, y de sistematización de sus experiencias. Es partir de la idea de que sin las masas básicas del país, obreros, campesinos y otros sectores populares, no se puede efectuar la transformación del país. Implica la necesidad de integrarse plenamente a las masas, aprender de sus luchas, sistematizar y sintetizar sus experiencias. La Línea de Masas hace hincapié en la necesidad de desarrollar la capacidad para decidir organizada y democráticamente la solución de sus problemas concretos y la condición de sus luchas sociales. La Línea de Masas es un proceso liberador porque permite aprender a basarse en sus propias fuerzas.

Ha sido el ejercicio de la Línea de Masas lo que nos ha distinguido de otras organizaciones políticas, porque nuestras organizaciones realizan prácticas de masas y establecen relaciones de masas a masas; porque el propio pueblo participa, mediante procedimientos populares en la solución de sus problemas; porque, por lo tanto, no depende principalmente de fuerzas o aparatos ajenos sino de sí mismo, de sus propias fuerzas.

La Línea de Masas nos lleva a colocar en el primer plano las iniciativas de las clases populares y a cuidar que los objetivos y programas de nuestras organizaciones sean la sistematización de sus mejores ideas y de sus principales demandas.

Nuestra línea de principios nos lleva a actuar, a cada paso, conforme a las decisiones de las masas populares tomadas en asamblea; obligándonos a proceder de acuerdo al ejercicio de lo que es, en última instancia, una verdadera democracia directa y centralizada. Es éste nuestro principio fundamental.

La democracia directa y centralizada es la base de la autonomía popular cuyas organizaciones se mantendrán autónomas respecto a cualquier partido o aparato de Estado, aún después de la conquista del poder político nacional y así no arrancarle a las masas su papel histórico de transformación revolucionaria.

Aplicando creativamente la Línea de Masas se elabora la estrategia y la táctica. A través de la Línea de Masas se implementan los métodos de dirección en todos los terrenos.

También debe de utilizarse en el terreno de la construcción de la organización, en la formación de cuadros, en el estilo de trabajo, en la elaboración de propaganda, en el terreno electoral y cuando se conquistan espacios de poder de gobierno, en la elaboración e implementación de políticas públicas.

Principios y Programas

Principios del Partido del Trabajo

La inmensa mayoría de los problemas de la sociedad mexicana se derivan de la naturaleza negativa de este sistema y por lo tanto, la solución de raíz, solo se dará mediante una transformación profunda que elimine la explotación como base de las relaciones entre los hombres.

La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo. Todo el poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno de manera democrática.

La soberanía no solo está sustentada en la dimensión o tamaño de la propiedad del estado, sino al final de cuentas, en la capacidad de identidad nacional y fortaleza política y económica del propio pueblo mexicano; por eso también hemos de desarrollar el poder y la cultura populares.

Los cambios necesarios para el nuevo poder popular y nuestro proyecto de socialismo autogestionario no pueden lograrse en el marco político actual. Sin embargo es posible utilizar algunos espacios estatales en beneficio del pueblo. Y conforme a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es a través de los partidos políticos que se tiene acceso al ejercicio del poder público. Por ello, y como un instrumento complementario de lucha, es que formamos un partido político nacional. Lo formamos como Partido del Trabajo porque esta actividad es común a todos los individuos que integramos el pueblo mexicano, porque es el principal creador de la riqueza universal y porque, algún día lo convertiremos también en la realización fundamental del ser humano.

Nuestro Partido es la organización social más avanzada en el nivel de acción política, se convierte en organismo depositario de las ideas que le corresponden al pueblo trabajador, pero también, se constituye en el instrumento que da cuerpo a la unidad de la base trabajadora y popular para lograr sus fines de transformación social y a través de la cual, la clase proletaria construye su propio poder para conquistar el poder político de toda la sociedad, ejercitando todas las formas de lucha, de acuerdo a la táctica y estrategia más adecuadas.

El Partido es un organismo cuya línea es expresión de la Línea de Masas. Es subproducto del proceso de la lucha de las masas populares, es una forma de organizar y de centralizar algunas de sus acciones. Nace del seno de las organizaciones sociales y es un instrumento de servicio en la construcción de movimientos y demás organizaciones sociales; así como para que el pueblo vaya conquistando cada vez mayor poder político y económico. Esta subordinado al proceso de lucha del pueblo mexicano, vive de sus prácticas y relaciones de masas; no se aprovecha o cae en la manipulación; se desarrolla como instrumento de las organizaciones sociales, pone al poder público al servicio del fortalecimiento del poder popular.

Nuestro Partido aplica el principio de servir al pueblo; permanece estrechamente vinculado a las masas populares, integrado a sus luchas, compuesto fundamentalmente por los mejores representantes obreros, campesinos, colonos e intelectuales; recoge las tradiciones de lucha de nuestro pueblo tanto las actuales como las que se han librado en el pasado contra capitalistas, terratenientes e imperialistas extranjeros; hace suyas las tradiciones y las enseñanzas de Francisco Villa, Ricardo Flores Magón, Emiliano Zapata, Rubén Jaramillo y de todos los luchadores sociales contemporáneos, de las acciones obreras y campesinas de los años posteriores a la Revolución Mexicana hasta nuestros días. Nuestro Partido está enraizado en la historia nacional, con un funcionamiento que prefigura los rasgos socialistas y democráticos de la sociedad del mañana: libertad de expresión, de crítica, de disidencia, donde las decisiones mayoritarias son acatadas sin menoscabo del respeto de las minorías y donde es un hecho consciente y no formal, la férrea unidad de acción. Nuestro Partido surge de la lucha del pueblo, le sirve y no se sirve de él, aprende de sus experiencias para poder devolverlas, mas adelante, como enseñanzas revolucionarias, respeta e impulsa la autonomía y la democracia en las organizaciones populares.

Nuestro Partido lucha por una nueva sociedad, se caracteriza por la independencia de su acción política respecto a la clase capitalista, el Estado y su Gobierno, y la norma de nuestra acción es la ideología del proletariado.

Consecuentemente promoveremos la solidaridad con los pueblos en lucha y con los trabajadores de todos los países, desarrollando así el principio de internacionalismo proletario.

 Programa del Partido del Trabajo

Luchamos por terminar con la injusta distribución nacional, regional y social de la riqueza y por garantizar, a partir de nuestras propias fuerzas productivas, un creciente bienestar a las masas populares más que un simple reparto de la miseria.

Luchamos por llevar a cabo una reforma urbana integral que acabe con el centralismo de las grandes ciudades y su crecimiento desmesurado; con la desigualdad ciudad-campo y los desniveles regionales producto del capitalismo. Luchamos contra la escasez y especulación del suelo, de la vivienda y de los medios de consumo necesarios; especulación provocada por la burguesía y el Estado.

Luchamos por desarrollar una actividad cultural y científica puesta por entero al servicio de las masas, impartiendo una enseñanza democrática, científica y gratuita. Una educación de nuevo tipo que combine la enseñanza teórica con el trabajo productivo, el aula con la fábrica y la unidad de producción agropecuaria, el conocimiento científico con sus aplicaciones prácticas en las condiciones de México: un desarrollo científico y tecnológico que sirva para alcanzar una creciente productividad del trabajo, acortando el tiempo disponible para la producción material y permitiendo avanzar en el proceso de liberación de los individuos de la división del trabajo y, en consecuencia, ampliando el tiempo disponible para las actividades y facultades individuales no determinadas por la necesidad económica. Una educación que luche contra el individualismo y desarrolle en forma multilateral las capacidades y la solidaridad de los individuos.

Luchamos por tomar medidas concretas en todos los órdenes para acabar con la opresión de la mujer. Que lleven a la socialización del trabajo doméstico, a terminar con la discriminación y opresión por razones de sexo en la producción social y la dirección política de la sociedad, que promueva una transformación ideológica de las conciencias que termine con la ideología y la organización machista de la sociedad. Luchamos por transformar las condiciones de trabajo para establecer igualdad entre el hombre y la mujer, de tal suerte que se logren cambiar las condiciones adversas en que actualmente se mueve la niñez mexicana en el orden afectivo, social y material. Que permita un desarrollo equilibrado y autónomo en los niños y garantice, por medio de la colectividad y no sólo del Estado, su protección en materia de salud, afecto, educación, bienestar y recreación.

Luchamos por terminar con las distintas formas de opresión que pesan sobre las minorías étnicas para rescatar, respetar, promover y difundir su manifestaciones culturales, su lenguaje y sus tradiciones, al mismo tiempo que elevar su nivel de vida e impedir que sean discriminados. El Partido promoverá la restitución de sus tierras y el apoyo para el desarrollo agropecuario.

Luchamos por establecer una correcta relación entre la sociedad y la naturaleza de tal suerte que desarrollemos a ésta como la condición vital de nuestra existencia. Luchamos por crear una cultura ecológica que rija en los centros urbanos e industriales y en el medio rural.

Luchamos, por lo tanto, por una sociedad socialista, plural, democrática y humana; radicalmente diferente a la que existe en algunos países que han distorsionado la construcción socialista, donde priva una organización del trabajo opresiva y burocrática y los productores están al margen de la toma de decisiones; donde la estratificación social perdura en lugar de extinguirse y el Estado en lugar de incorporar a las masas a la gestión de los asuntos, se ha convertido en una máquina cada vez mas opresiva, centralista y totalizadora.

Promover políticas tendientes a erradicar el presidencialismo, el autoritarismo, el corporativismo, la corrupción y todo tipo de violencia antipopular de cualquier aparato de Estado. Promoveremos políticas que hagan respetar la democracia y las iniciativas de las masas, y erradiquen el fraude electoral y la relación paternalista de dependencia al Estado y cualquier partido político.

Promover políticas que no descarguen todo el peso de la crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador de la ciudad y del campo. Este requiere de trabajo y bienestar desde ahora. El empleo productivo y el ingreso del pueblo son palancas básicas para salir de la crisis y emprender el desarrollo económico. Es necesario fortalecer el mercado interno para proporcionar el suficiente número anual de empleos y atender el bienestar económico de las masas populares.

Se han de dictar políticas permanentes que a nivel nacional, estatal y municipal promuevan la cogestión o la gestión compartida de las actividades económicas por los sectores público, social y privado.

El sector privado es necesario en tanto se comporte como empresario nacionalista y aplique un porcentaje importante de sus ganancias a la inversión productiva. El proceso de concertación entre gobierno y la iniciativa privada ha mostrado sus aspectos positivos para la economía pero insuficientes, pues la situación salarial del pueblo trabajador cada vez se deteriora más, al grado de alcanzar situaciones de sobrevivencia.

La política fiscal ha de descansar en la tributación sobre el capital, en especial el especulativo; y los impuestos generados en provincia se deben quedar en ella para dejar de subsidiar al Distrito Federal y a la burocracia de los aparatos estatales centrales.

Lucharemos por implantar las medidas necesarias que logren la soberanía alimentaria en el país; que promuevan las agroindustrias y la pequeña industia rural. Lucharemos también por la defensa del ejido las comunidades rurales y porque el reparto agrario, se realice hasta sus últimas consecuencias. Lucharemos por el desarrollo rural en todos los órdenes.

NACIONALES:

CONGRESO NACIONAL
CONSEJO POLITICO NACIONAL
COMISION EJECUTIVA NACIONAL (DIRECCION COLECTIVA)

ESTATALES:

CONGRESO ESTATAL
CONSEJO POLITICO ESTATAL
COMISION EJECUTIVA ESTATAL

MUNICIPALES
CONGRESO MUNICIPAL
CONSEJO POLITICO MUNICIPAL
COMISION EJECUTIVA MUNICIPAL