Parque Nacional de Ordesa

Paraje natural. Paisajes. Clima. Bosques. Aguas. Fauna. Flora

  • Enviado por: Iñaki Etxetxikia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

m0

Portada............................................................................................................................1

Indice..............................................................................................................................2

Que es el parque de Ordesa.............................................................................................3

Historia...........................................................................................................................4

Aspectos naturales:

El paisaje, el clima y las aguas.......................................................................................5

Los bosques....................................................................................................................6

Las flores y los animales................................................................................................7

Cuestionario..................................................................................................................13

Comentario....................................................................................................................14 QUE ES EL PARQUE NACIONAL DE ORDESA

El parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es uno de los nueve Parques Nacionales españoles.

El Parque Nacional de valle de Ordesa fue declarado por R.D. de 16 de agosto de 1918. Posteriormente fue reclasificado en virtud de la ley 52/1982 de 13 de julio pasado a denominarse Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y ampliándose su superficie de 2100 a 15608 Has.

La zona de influencia comprende los términos municipales de Torla, Broto, Fanlo, Tella-sin y Bielsa-->[Author:I].

Supone una unidad geográfica de primer orden. Domina su orografía el macizo del Monte Perdido (3355 m) siendo el macizo calcáreo más alto de Europa, con las tres Sorores (Monte Perdido, Cilindro y Soum de Rammond) de donde derivan a modo de brazos los valles de Ordesa, Añisclo, Escuain y Pineta, escabados respectivamente por los ríos Arazas, Bellos, Yaga y Cinca.

La complicada historia geológica y morfológica y el clima riguroso han dado como resultado su elevada altitud y pendientes escarpadas.

Este área es asentamiento tradicional de gentes que han luchado cotidianamente ante los rigores naturales, utilizando de una forma tan racional y respetuosa el medio, que han hecho posible su conservación hasta hoy día, por lo que ha merecido el mas alto grado legislativo de protección. Esto es, parque Nacional.

HISTORIA

Desde que el cronista y fotógrafo francés Lucien Briet visitara por primera vez en 1891 el Valle de Ordesa, la protección y divulgación de sus excepcionales valores naturales centraron el esfuerzo de este incansable pirineista. Su libro Bellezas del Alto Aragón -publicado en 1913-, y las constantes reivindicaciones ante las autoridades españolas para que protegiesen este enclave dan buena muestra de ello.

En 1916 por iniciativa del Marques de Villaviciosa de Asturias y previa aprobación de la Ley de Parques Nacionales, se procede a la declaración de los primeros Espacios Naturales Protegidos del Estado: el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga (julio de 1918) y el Parque Nacional del Valle de Ordesa (agosto de 1918), que protegió 2100 ha. del Valle de Azaras.

A finales de los años 70, a raíz del proyecto de inundación del Cañón de Añisclo para la construcción de un pantano, instituciones y colectivos ciudadanos realizaron importantes movilizaciones para intentar salvar este enclave. Como consecuencia de ello, las obras se paralizaron, consiguiéndose en 1982 la ampliación de los limites del Parque Nacional. Se protegen de este modo él Cañón de Anisclo, el Macizo de Monte Perdido, el Circo de Pineta y las Gargantas de Escuaín. Además, el Parque cambia su nombre a partir de entonces, pasando a denominarse PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO.

En 1989 se promulga la Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres y se plantean nuevas formas de conservación de los espacios naturales. Se impulsa el desarrollo social, económico y cultural de los municipios con territorio en el PARQUE, la Ley exige la elaboración de un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Redactado por el ICONA y modificado en sucesivas ocasiones por las numerosas alegaciones a los diferentes borradores, el PRUG de Ordesa y Monte Perdido se aprobó en el Consejo de Ministros el 17 de agosto de 1995.

El PRUG a ordenado el territorio del Parque en cuatro zonas en función del valor de los elementos naturales presentes en ellas y atendiendo a un a gradación de los usos y actividades permitidas. Estas zonas son: Reserva, de Uso Restringido, de Uso Moderado y de Uso Especial.

La señalización del PARQUE, recuperación de senderos, restauración de edificios, ejecución de infraestructuras de acceso, limitación de numero de visitantes y creación de Centros y Puntos de información en Torla, Fanlo, Escalona, Bielsa, Tella, Puertólas y Escuaín, son algunas de las actuaciones propuestas para contribuir a la protección, conservación y difusión de los valores naturales que alberga el PARAQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO.

ASPECTOS NATURALES

El paisaje:

El paisaje que contrasta entre la extrema aridez de los desiertos Kársticos y la permanente presencia del agua saltando en cascadas y atravesando valles cubiertos por una vegetación exuberante, constituyen un patrimonio excepcional que debe ser protegido y conservado.

Ensalzado por ilustres pireneístas como Rammond, Schraender, Briet, Mallada y tantos otros, fue este paisaje el determinante para su declaración como Parque Nacional en 1918 (Valle de Ordesa).

El clima:

En general el clima es típicamente pirenaico, si bien la diferencia de altitud que va desde los 750 metros en la entrada del Cañón de Añisclo hasta los 3355 metros del Monte Perdido y la orientación original de cada valle, hace que exista una enorme variedad climática que ha de destacar: las grandes variaciones de humedad y temperatura entre el día y la noche. Inversiones térmicas que se reflejan en él la distribución de los pisos de vegetación. Régimen variable de los vientos de valle y montaña.

Las aguas:

A partir del mes de mayo, la fusión de las nieves de las altas crestas del macizo y lluvias primaverales, hacen renacer los ríos y torrentes helados por él invierno.

El agua debido a su torrencialidad y fuerza erosiva ha modelado bellas cascadas y profundas cavidades.

El Parque recibe anualmente en forma de lluvia o nieve entre 900 milímetros y 2000 milímetros de agua.

El hielo tiene su máximo exponente en dos lugares del Parque: el glacial norte de Monte Perdido y la Gruta helada de Casteret.

Los bosques:

El bosque tapiza generalmente las vertientes inferiores de los valles. El haya, el abeto, el pino silvestre son especies dominantes y su distribución de pende de la orientación y características de cada valle.

A la orilla de los ríos, aparece la vegetación de ribera, amante de la humedad, con sauces, abedules, fresnos, etc.

Encinas y hayas se mezclan en Añisclo, el pino silvestre gana terrenos antiguamente aprovechados en Escuain y el pino negro emplea todas sus estrategias para sobrevivir en él limite de la vegetación arbórea.

Al contrario de la actividad pastoral, la actividad forestal no se puede realizar en el Parque.

Los bosques ocupan el 18% de la superficie del Parque Nacional.

Las flores:

Innumerable variedad de especies crecen por todos los rincones del Parque, en las altas cimas, entre las fisuras de la roca, a la sombra de los hayedos.

Estas plantas florecen cuando la estación benigna presenta su calor para la vida, a medida que la nieve se va fundiendo.

Prímulas, gencianas, iris, siemprevivas, saxifragadas, potentillas, merenderas, son algunas de las más singulares.

En el Parque Nacional encontraremos un verdadero muestrario de plantas entre las mas de 1500 especies de flora pirenaica.

Los animales:

Una amplia muestra de la fauna pirenaica, especialmente la ligada a los hábitats de alta montaña desarbolada, se halla presente en el Parque.

Se han catalogado hasta el presente un total de cinco especies de anfibios, 8 reptiles, 65 aves nidificantes, así como 32 ma miferos.

Quebrantahuesos, águila real, chova piquiroca, buitre leonado, desafían al vértigo sobredorando el Parque. Trucha común, tritón pirineaico, nutria,... habitan en las frías aguas de ríos y torrentes. Bucardo, marmota y sarrio recorren hasta los últimos rincones de sus laderas.

El Bucardo (Capra pyrenaica) forman una colonia de unos 30 ejemplares únicos de esta subespecie de cabra española.

El observar los animales no es fácil y sobre todo no deben ser molestados en épocas y lugares sensibles: celo, nidificación, sesteaderos,...

De cuerpo macizo y pesado, cabeza muy grande, patas cortas y delgadas. Pelaje muy abundante y espeso formado por largas cerdas de color oscuro. Existen muchas variaciones de unos individuos a otros.

Prefiere los montes espesos, ricos en vegetación de tipo matorral. Hace su cama con musgo, hojas secas o agujas de pino en oquedades naturales del terreno.

Es un animal esencialmente nocturno. Su alimentación es muy variada: frutos, tubérculos, cortezas, insectos, reptiles, etc.

En marzo la hembra pare de 4 a 10 jabatos, asociándose con otras madres en pequeñas colonias.

La longitud de este rumiante sobrepasa raramente 1,30 m. Los machos pesan sobre 40 kg. y las hembras 30. Las pezuñas están adaptadas para facilitarle sus desplazamientos sobre la nieve dura y las pendientes escarpadas. Los cuernos son delgados y recurvados hacia atrás en forma de gancho. La cola es corta y su pelaje de color pardo oscuro en invierno y pardo amarillento en verano, con manchas oscuras en la cara. Suelen vivir hasta 20 años.

En verano habita en las partes altas y rocosas de las montañas, en invierno se refugia en los bosques.

Tienen un oído y olfato particularmente desarrollado. Su vista es buena para reparar en cosas en movimiento. Vive normalmente en pequeños rebaños. Las hembras paren un cabrito en mayo o junio.

Se alimenta de hierbas, brotes de plantas y bayas.

Es el mayor de los roedores que existen en España. Su cabeza es ancha y redonda con pequeñas orejas. Su cola es larga. El pelaje tiene diversas tonalidades del color gris. Sus patas delanteras, muy móviles, le sirven para excavar.

Vive en la alta montaña, en praderas salpicadas de rocas expuestas al sol. Su madriguera tiene la entrada en la vertiente soleada.

Vive en comunidades para su mayor seguridad,

emitiendo una variada gama de silbidos teniendo cada uno de ellos un significado distinto.


Como máximo vive de 15 a 18 años, su imvernacion dura unos seis meses.

Es un animal herbívoro.

La hembra pare de 2 a 3 pequeños que durante las cuatro primeras semanas de vida se alimenta de leche de su madre.

Es un pequeño animal cuya larga cola en forma de penacho frena sus espectaculares saltos de un árbol a otro. Su pelaje rojizo puede tener diversas tonalidades. Las patas delanteras que son cortas tienen gran movilidad. Posee cuatro de dos y un embrión de pulgar en las patas delanteras y cinco en las traseras.

Vive en bosques de coníferas. Sus nidos, construidos en los arboles se confunden con nidos de pájaros.

Su actividad es esencialmente diurna y estival. Vive en pareja y acumula alimentos en su guarida para épocas de escasez.

Su alimentación consiste en: granos de coníferas, setas, nueces y otros frutos como cerezas, fresas, frambuesas, etc.

La hembra pare de 3 a 5 pequeños que nacen ciegos y desnudos, su madre los cuida con mimo y muestra un gran coraje en su defensa.


El macho es mucho más grande que la hembra, encima del ojo tiene una mancha roja, su pico es grueso y ganchudo, tiene alas marrones y una pechera de plumas verdes brillantes.

La hembra tiene el plumaje marrón con bandas oscuras.

Vive en viejos bosques de coníferas. Es un animal receloso y apena sale de la cubierta vegetal en la que hábitat. En primavera acude a unos lugares llamados cantaderos, para participar en las para das que preludian a los acoplamientos. Se alimenta de vegetales (frambuesas, arándanos, serbales, avellanas, etc.) y pequeños animales como insectos, lombrices, caracoles y lagartijas. La gallina pone de 6 a 9 huevos a los que cuida casi continuamente hasta que nacen. A los tres meses se separan de sus madres.

Es una serpiente de pequeño tamaño. El colorido del dorso varia del blanco hasta el marrón y pardo rojizo. La banda dorsal, en general es un zig - zag más o menos marcado teniendo a los lados unas manchas negras de forma redondeada o en barras detrás de la cabeza tiene una mancha en forma de V invertida.

Vive en taludes, pedreras, etc., bien soleados.

No es un animal dañino para el hombre, al contrario es un animal muy beneficioso. Muerde solo accidentalmente, solo cuando es molestada. Su periodo de invernación va de octubre a abril.

Se alimenta de musarañas o reptiles inoculándoles el veneno, cuando la víctima muere la devora comenzando siempre por la cabeza.

La hembra pare crías vivas envueltas en una membrana de la que se desprenden inmediatamente. Nacen entre 4 y 18 viboreznos.

Pequeño anfibio de 10 a 16 cm., sin cresta dorsal, pie muy granulosa de color pardo oscuro o grisáceo con manchas amarillas. El vientre es de color amarillo o anaranjado con manchas negras.

Vive en lagos y torrentes de la alta montaña pirenaica.

Alcanza la madurez a los 4 años de edad. Inverna bajo tierra. La capa externa ala piel que desprende periódicamente, la ingiere. So animales carnívoros y depredadores, pero no le interesa los cadáveres, la captura la hacen cuando la presa se mueve.

La hembra pone multitud de huevos que pega bajo las piedras. Sufren metamorfosis.

Después del quebrantahuesos, es la más gran de las rapaces pirenaicas. Cuando vuela su silueta queda marcada por alas largas y anchas y las extremidades de las alas curvadas hacia arriba. El plumaje se modifica con la edad, el adulto es completamente negro.

Los nidos los sitúa en paredes rocosas verticales en zonas donde es abundante la caza. Ataca a las presas fulminantemente. Cazan con su pareja, con la que tiene varios nidos, en los que trabajan ambos.

Su alimentación varía según las estaciones. En primavera y verano cazan: marmotas, sarrios y zorros jóvenes, pájaros, reptiles, etc. En invierno cuando escasea la comida su dieta alimenticia es la carroña. La hembra pone en primavera uno o dos huevos, durante once semanas es alimentado por sus padres, cuando ya aprende a cazar deja el territorio de sus padres.

Su silueta en vuelo es de alas anchas y muy largas y cola oscura, cuadrada muy corta. Su cabeza y cuello están desnudos, sus garras son débiles y adaptadas a la carrera. Vive en cuevas o salientes rocosos, en la montaña. Debido al veneno, limpieza o inexistencia de cadáveres en nuestros campos, está en peligro su existencia.

Para su vuelo tiene en cuenta las corrientes aéreas y la diferencia de temperatura en distintas capas de la atmósfera. Su cuello largo y desnudo le permite explorar uy no mancharse las plumas al alimentarse de los cadáveres grandes. No toca jamas un ser vivo, y gracias a su agudeza visual puede descubrir su alimento a grandes distancias. Las reses muertas a traen enormes bandadas de ellos.

Los huevos, 1 ó 2, son incubados por la hembra y mientras el macho la alimenta. Ambos cuidan luego a las crías.

Es un pequeño mamífero acuático de largo hocico móvil que no cesa de palpar cuanto le rodea. La cola es escamosa y larga. Inquieto nadador tiene las patas traseras palmeadas. A menudo lo único que se ve del desmán es su largo hocico asomando a ras de agua.

Vive en galerías excavadas en los márgenes de los ríos comunicadas con los nidos que hacen debajo de un tronco, roca o entre las raíces de un arbusto.

Tiene hábitos preferentemente nocturnos. Emana un olor característico. Su carácter es irascible y valeroso.

Se alimenta de pequeños peces y animales acuáticos.

Debido a su vida subterránea y subacuática no se sabe exactamente cuales son sus hábitos reproductores. La camada se compone de 1 a 5 crías.

CUESTIONARIO

Como persona que ha visitado varias veces el Parque de Ordesa y amante de la montaña, me gustaría hacerle varias preguntas.

  • ¿Qué épocas del año son mejores para ver esos bellos lugares?

En verano y otoño, pues el clima de la montaña es él mas adecuado para andar por el monte.

  • ¿Qué recomendaciones útiles me daría?

Ante todo llevar buenas botas y prendas cómodas y alguna protección para la cabeza. Calcular las fuerzas contando con el tiempo de ida y vuelta. Aprovechar las primeras horas de la mañana para ponerse en camino y ante todo respetar las normas marcadas para el Parque Nacional de Ordesa.

- Para un principiante, ¿qué ruta le indicaría?

La que sube por las gradas de Soaso y el bosque de las hayas, donde hay abundantes miradores y lugares para descansar.

- ¿Cuál es el origen de las aguas de toda esta zona?

Como zona de montaña que es, sus aguas proceden de las nieves que caen durante el invierno y que se acumulan en zonas mas altas, y que cuando el clima es benigno se va deshaciendo.

Gracias por haberme atendido. Deseo que siga disfrutando de todas las maravilla que nos muestra la naturaleza.

COMENTARIO

He elegido este Parque porque ya lo conozco un poco de haber estado allí. Con este trabajo, al tener que buscar información para poder realizarlo, he podido conocerlo más a fondo, de esta forma, cuando vuelva a visitarlo podré disfrutar más de sus bellos parajes.

5

1

Ignacio Echechiquia Fdez 2B

1

Ignacio Echechiquia Fdez 2B