Parménides y Heráclito

Filosofía griega. Filósofos griegos. Zenón de Citio. Movimiento. Razón. Conocimiento. Sentidos

  • Enviado por: Mariana
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Parménides y Heráclito

Parmenises y Heraclito fueron unos filósofos griegos que establecieron ciertas teorías que son contrarias acerca del movimiento y el ser.

Sus teorías difieren por su forma de percibir o de analizar las cosas. Parmenides utiliza la razón como herramienta del conocimiento mientras que Heraclito se basa a su vez en la sensibilidad. Parmenises no usa los sentidos como objeto del conocimiento pues suscita que los sentidos nos engañan, que hace a la razón equivocarse.

El busca el fundamento o la esencia de todas las cosas, de la realidad y encuentra ese fundamento en el ser. Parmenides establece que “ lo que es , es ; y lo que no es, no es”; y defiende su tesis decretando que el ser es único y que es indestructible e imperecedero pues afirma que el ser al ser destruido dejaría de ser y pasaría a no ser, pero como el dice que lo que no es, no es; entonces no se puede destruir. Por lo tanto el ser es eterno e infinito.

El ser es indivisible pues en alguna parte o momento este dejaría de ser y empezaría a no ser. Pero el ser no puede ser y no ser al mismo tiempo, por consiguiente, el ser es continuo.

El ser también es inmutable pues esto implicaría un cambio se estado del ser al no ser y esto es imposible pues el ser no puede no ser. Por esta misma razón Parmenides afirma que el ser es inmóvil.

Parmenides concluye que el ser es perfecto. Dice que si no hay cambio no hay movimiento.

Heraclito se opone a Parmenides testificando que si hay movimiento. Según Heraclito el fundamento de la realidad es el cambio y el movimiento. Lo que el llama “flujo perpetuo”. Este filósofo certifica que jamás nada es, las cosas siempre devienen. El afirma que las cosas son y no son al mismo tiempo.

También afirma sus ideas exponiendo que uno no se baña dos veces en el mismo río, en el mismo río nos bañamos y no nos bañamos. Esto quiere decir que podemos estar dos veces en un río pero no en la misma corriente, el agua siempre estará fluyendo y también estarán cambiando las piedras de su sedimento gracias al movimiento del agua. Tampoco estaremos bajo las mismas nubes por que estas también se mueven, etc.

Por otra parte, Zenón, aprendiz de Parmenides, refuta las ideas de Heraclito para restablecer las de su maestro.

El afirma nuevamente que los sentidos nos engañan dando el siguiente ejemplo: cuando algo cae y produce un sonido al caer, lo podemos escuchar; pero al caer una mínima parte de eso mismo puede que no lo hagamos. Si se estaría produciendo un sonido pero no lo reconoceríamos.

Ante esto tengo que decir que simplemente se podría consumar que el sonido es muy leve y que tiene una relación de proporcionalidad con el tamaño del objeto. Pero, si utilizamos la razón, no concluimos que sencillamente no produce sonido, sino que es muy leve para ser detectado por nosotros. Con esto también afino que por diferentes usos de la razón de puede llegar a concluir las dos cosas y que podríamos llegar a una discusión semejante a la que llegaríamos a tener sobre cualquier caso en el que se asuma que los sentidos nos engañan.

Zenón también testifica que no hay movimiento, dando otro ejemplo para argumentar sus ideas. Dice que para recorrer cierta distancia, se necesita cierto tiempo, este tiempo seria limitado. Obtiene que una distancia puede dividirse en infinitas partes, definiéndola como infinita (a la distancia). El aclara que es totalmente imposible que se recorra en un tiempo limitado una distancia infinita. Pienso que esto es totalmente lógico y obvio. Pero creo que el estaba confundido en un aspecto que de pronto no tuvo oportunidad de contemplar. El le dio a la distancia la propiedad de la infinidad, mientras que yo -dando un completo uso de la razón, pues para afirmar esto prefiero estar hablando su mismo “lenguaje”- defino esta propiedad como densidad. La densidad es el número de partes en el cual se puede dividir algo y este número puede ser infinito, mientras que infinidad sería la ausencia de un punto en el cual se puede terminar o delimitar su extensión. Aclaro así que existe una gran diferencia entre infinidad y densidad infinita. También preciso que una distancia infinita se recorre infinitamente es decir, en un tiempo infinito. Y que una distancia limitada, que es infinitamente densa, se recorre en un tiempo limitado que a su vez es infinitamente denso.

El otro ejemplo que Zenón propone para rechazar el movimiento es que el mas rápido nunca podrá pasar al mas lento de todos mientras el ultimo (el mas lento) le lleve una ventaja. Expone que en un momento el primero (o el mas rápido) recorre una distancia y el segundo también aunque mas pequeña. Determina que, por lo tanto el lento siempre estará adelante del rápido.

Concluyo racionalmente que hasta con un proceso matemático se puede hallar un momento o punto en el cual el lento y el rápido se encuentren.

Si en cierto tiempo el rápido recorre cierta distancia que es mayor al la recorrida por el menor en el mismo tiempo, el acercamiento del mas rápido seria equivalente a la distancia recorrida por este menos la del lento en el mismo tiempo.

Por otro lado, a una unidad de distancia recorrida por el rápido en una unidad de tiempo estaría contenido con varias unidades de distancia y varias unidades de tiempo recorridas por el mas lento. Por estas formas se podría encontrar un momento en el cual se junten o en el cual el rápido pasa de estar atrás del lento, a estar delante de el y así buscar el punto de encentro.

Como tercer argumento en contra del movimiento, Zenón apoya a Parmenides proclamando que todo, cuando está en un espacio igual a si mismo, está en movimiento o en reposo. Pero es imposible que algo este en movimiento en un espacio igual a si mismo, por lo tanto está siempre en reposo. Este argumento puede ser refutado racionalmente por procesos matemáticos que calculen el movimiento de un objeto con referencia a otra cosa, pues el espacio entre ellos aumenta o decrece, esto quiere decir que cambia.

Estoy de acuerdo con Heraclito cuando dice que el ser es y no es al mismo tiempo, refutando a Parmenides cuando afirma que el ser es y no puede no ser, por que creo que existe una diversidad de entes o seres en el universo y uno es algo pero al mismo tiempo es descrito como algo que no es.

Por ejemplo, un árbol ES un árbol y NO ES un carro. Mientras que el árbol ES árbol y ES planta el mismo tiempo.

Por otro lado, también considero que, ante todo, la herramienta del cocimiento de hombre no puede ser solo la razón ni solo los sentidos y pienso que Heraclito tuvo buen uso de sus sentidos porque estos son el punto de partida para la razón y bien que mal, sin importar que nos engañen, son lo único que tenemos para reconocer el mundo o el universo.

Asimismo, todos los argumentos de Zenón y Parmenides se refutan con los sentidos.

Por otra parte, la razón lleva al conocimiento, la razón, según Parmenides, producida correctamente llevara al conocimiento verdadero pues la razón nunca nos engaña, a diferencia de los sentidos. Los sentidos son el punto se partida para la razón y analizándolos correctamente se llega a la razón.

Ahora, aquí se esta afirmando que para llegar al conocimiento de esta manera, hay un proceso por el cual de analizan diferentes partes. Entonces se esta admitiendo que debe haber un cambio entre paso y paso del razonamiento o transcurso para llegar a una solución, por lo tanto Parmenides se contradice al decir que no hay movimiento o que el ser no se mueve.

Parmenides dice que el pensamiento es ser y si cambia o se mueve quiere decir presentemente que no es inmóvil, ni continuo, ni inmutable ni infinito porque se puede delimitar al ser fragmentado. También que es divisible, luego no es único.

Finalmente, si hay un cambio de una idea a otra por haber sido refutada por la que le sigue, quiere decir que la razón también puede tener errores y mal uso, tal como los sentidos, por tanto, la razón o el ser no es perfecto.

Con esto, y apoyando a Heraclito, concluyo que nada es y todo deviene, y que algo puede ser y no ser al mismo tiempo pues existe el movimiento y el cambio, o el flujo perpetuo.