Parlamento de Alemania

Sistema político constitucional alemán. Sistema electoral. Elecciones democráticas. Partidos políticos. Bundestag

  • Enviado por: Gema16
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

x

El sistema electoral alemán, es uno de los más complejos del mundo. Es el resultado de los fracasos del pasado y de la obsesión por crear un mecanismo democrático más perfecto posible.

En 1.949 un nuevo sistema electoral fue establecido por el Consejo Parlamentario.

El sistema fue creado por la LEY BASICA de la REPUBLICA FEDERAL DE ALEMANIA, resultado de negociaciones interpartidarias entre las fuerzas de ALEMANIA OCCIDENTAL y, al igual que la Ley Básica, originalmente se considero que sería provisional, pero se ha mantenido sin cambios esenciales desde 1.949.

El sistema electoral Alemán esta clasificado como un sistema proporcional personalizado o como se conoce en Nueva Zelanda, sistema de proporcionalidad por Miembros Mixtos.

Su esencia es la forma en que combina un voto personal en distritos uninominales con el principio de representación proporcional.

El sistema electoral Alemán no se distingue mucho de los sistemas conocidos en la mayoría de los países Europeos. 61,2 millones de alemanes han sido convocados a las urnas para elegir a casi 600 diputados. Pero al obsérvalas más en detalle, las elecciones en Alemania tienen su carácter muy propio y especial, derivado de la propia historia alemana.

Con sus 656 asientos, no incluyendo los posibles escaños sobrantes, el parlamento Alemán, BUNDESTAG, es uno de los más grandes del mundo. Los Diputados son los que eligen al Jefe del Gobierno, en Alemania, la figura es el CANCILLER, que desde 1.998 es el socialdemócrata GERHARD SCHRÖDER.

¿Cómo se eligen los representantes del pueblo y con que mecanismo?

Un ciudadano dos votos

En Alemania existe un sistema electoral mixto que se aplica en los 328 distritos electorales distribuidos en todo el territorio.

El sistema es sencillo. Cada lector de nacionalidad alemana, que cuente con mayoría de edad y compruebe una residencia mínima de tres meses en el país, cuenta con dos votos.

El primer voto (Erststimme) en un voto personal, dado a un candidato particular, que deberá representar a su distrito en el Parlamento.

El segundo voto (Zwetstimme) -el que realmente decide- se completa la otra mitad de los escaños. Este voto, que decide la composición proporcional del Parlamento, apoya la lista de uno de los partidos existentes en los 16 estados federales (Landesliste)

A los candidatos se les permite competir en distritos uninominales, así como simultáneamente para la lista de partido.

El candidato que logra la pluralidad en los distritos uninominales es elegido (Diresktmandate).

Sin embargo el segundo voto determina cuantos representantes de cada partido serán enviados al BUNDESTAG.

A nivel nacional, se totalizan todos los segundos votos para los partidos y únicamente los que obtienen más del 5 % de los votos a nivel nacional o, alternativamente, los que obtienen tres miembros electos directamente en distritos uninominales, son considerados en la distribución de los escaños RP de lista.

El sistema alemán, no es, como se supone a veces un sistema mixto, sino un sistema RP que sirve para compensar los primeros votos con los segundos. En el caso de que un partido tenga más primeros que segundos votos, se producen escaños excedentes, lo que significa que un partido puede enviar más diputados al parlamento. Tras las elecciones de 1.998, hubo que añadir a la cámara baja del Bundestag, un total de 13 escaños.

Cláusula del cinco por ciento

La experiencia de la República de Weimar, proclamada durante el período d entreguerras, cuando la proliferación de pequeños partidos con representación parlamentaria hicieron prácticamente imposible el funcionamiento del gobierno, llevó a los fundadores de la República Federal de Alemania a introducir la llamada cláusula del 5 %. Esto quiere decir, que solo los partidos que obtengan un 5 % de los votos entran el Parlamento.

En los últimos 50 años nunca ha habido más de 5 ó 6 partidos representados en el BUNDESTAG. Lo que ha garantizado un nivel de estabilidad y continuidad en la vida política alemana.

Si el partido no obtiene el 5 % de los votos a nivel nacional, puede entrar en el Bundestag, siempre y cuando logre la mayoría absoluta en los menos 3 distritos electorales por mandato directo.

Esto le paso al partido neo-comunista del este de Alemania, el Partido de la Democracia Socialista (PDS), que hace 4 años, logró de esa manera entrar en el Parlamento, con los votos de la población de la parte oriental de Berlín.

Además de este partido otros partidos tienen acceso al Parlamento como:

  • Unión Democrática Cristiana/Unión Social Cristiana (UDC/USC)

  • Partido Liberal Democrático (PLD), los cuales han estado en el Bundestag desde 1949.

  • Un nuevo partido VERDE gano escaños en 1983 Y 1987.

  • En 1994 los verdes en coalición con ALIZANZA 90, regresaron al Parlamento

Tras la unificación de Alemania, pequeños partidos de Alemania Oriental lograron escaños parlamentarios.

En las elecciones de 1.990, ALIANZA 90 de Alemania/Oriental, VERDES y el Partido del Socialismo Democrático (PSD), pasaron del 5%, el cual fue aplicado, separadamente en el territorio de la ex Alemania Oriental y la ex Alemania Occidental, para esa elección en particular.

Cuatro años después, el PSD tomo ventaja de la “cláusula alternativa”, al ganar 4 de los 3 escaños Direktmandate requeridos.

El voto personal para un candidato en los distritos uninominales, busca asegurar la relación entre los votantes y sus representantes. Sin embargo en la practica la ventaja de estos distritos no debería ser sobrestimada. En Alemania, las elecciones en distritos uninominales está basada principalmente, en preferencias de partidos, y no en la personalidad de los candidatos.

El elemento del distrito dentro de un sistema RP, por lo menos, ayuda a tener un puente entre los votantes y los representantes.

El sistema de dos votos posibilita a los votantes a dividir sus votos estratégicamente entre posibles o existentes socios de una coalición.

Los seguidores de partidos grandes, pueden “prestar” sus segundos votos a un partido minoritario dentro de la coalición, para poder asegurar que pase el umbral legal. Así la división de votos es estratégicamente usada por los votantes para apoyar al socio de la coalición de “su” partido o, por lo menos, para indicar la preferencia de su coalición.

La mayoría de los gobiernos, usualmente, han sido gobiernos de coalición, y cualquier cambio de gobierno ha resultado de cambios en la configuración de la coalición.

Los gobiernos de coalición Alemana son generalmente estables y considerados legítimos por el electorado, y dado los incentivos de cooperación inherentes a la coalición, muchos alemanes prefieren un gobierno de coalición a un gobierno de Partido único.

La relación entre el Gobierno y la Oposición en la política alemana, es más de cooperación que de hostilidad. Sin embargo, esto es más el resultado de cultura política e histórica que producto del sistema electoral mismo.

Está en la mano de los electores si será nuevamente Gerhard Schröder o su rival conservador Edmund Stoiber quién dirigira el destino de la nación Alemana, la noche del 22 de Septiembre, se sabrá.

_____________________________

2