Paranoia

Psicopatologías. Trastornos delirantes. Delirios. Personalidad paranoica. Características y tipos. Evolución y Pronóstico. Tratamiento

  • Enviado por: Carolina Rodriguez Salas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

TRASTORNO DELIRANTE: PARANOIA

  • INTRODUCCIÓN

  • El término paranoia deriva del griego para y nous, que puede traducirse como pensamiento paralelo o espíritu no centrado.

    Encontramos excelentes descripciones literarias e históricas de sujetos q padecieron trastornos de esta índole: Otelo con sus celos morbosos, a Don Quijote…, Mozart. En el contexto clínico hay que partir de la contribución de Kraepelin , con quien empieza la época moderna de la concepción de la paranoia como cuadro delirante crónico, que cursa sin deterioro ni alucinaciones a diferencia de la demencia precoz.

    En cuanto al delirio destacan dos direcciones frecuentemente coexistentes. Una es el delirio de perjuicio, en el q se albergan el de persecución, el celos y la hipocondría. El otro es el de grandeza, en el q se incluye el de inventores, interpretadores genealógicos, místicos y erotómanos

    La mayor discrepancia ha sido la consideración de la paranoia como entidad independiente o como un subtipo de esquizofrenia. En las clasificaciones actuales se elimina el término paranoia como enfermedad para sustituirlo por el de trastorno delirante, con el objeto de no confundir el tema del delirio con la enfermedad.

  • ORÍGENES Y DESARROLLO

  • Los orígenes de la paranoia constituyen un tema no aclarado aún. Un clásico de la psicopatología como Jaspers abogó por el concepto de desarrollo ( fenómeno morboso que se produce sobre la personalidad del sujeto, cambiando su rumbo, pero manteniendo su estructura) en oposición al concepto de proceso, típicamente esquizofrénico, en el q se produce una ruptura de la personalidad, aparecen elementos nuevos e implica cierta irreversiblidad. Este relevo teórico fue retomado por Freud, que en sus teorías acerca del desarrollo sexual llegó a la conclusión de que el núcleo del conflicto que provocaba la paranoia radicaba en un impulso homosexual inaceptable.

    Otros autores han adoptado posiciones más heterodoxas utilizando elementos más yoicoas y comunicacionales.

    Oxman y cols. (1982) , a través de estudios lingüísticos encontraron q los pacientes paranoides manifestaban unos patrones característicos. Primero había una deshumanización del perfil semántico, evitando la manifestación de necesidades y deseos hacia los objetos del mundo. Tb se observó una tendencia a utilizar categorías abstractas e impersonales(temas políticos, artísticos…). Existía tb una tendencia a dar al interlocutor una impresión de superioridad.

    Hay q citar tb la observación clínica de la elevada incidencia de síntomas paranoides en individuos inmigrantes. Entre los factores que pueden contribuir a esto están: la emigración selectiva de los individuos predispuestos, el diagnóstico equivocado por factores transculturales, los efectos inmediatos de la emigración y los efectos de la adaptación en otro ambiente…

    En resumen, se dispone de descripciones clásicas de la paranoia como desarrollo, pero se carece de explicaciones unánimes de ella.

  • DATOS EPIDEMIOLÓGICOS Y ESTADÍSTICOS

  • La enfermedad aparece hacia la edad media de la vida con un pico máximo entre 35 y 55 años y es ligeramente más frecuente en las mujeres. Respecto al estado civil los casados son más proclives que los otros grupos, siguiéndoles viudos y separados. El trastorno parece afectar más a los estratos sociales menos favorecidos económicamente y educativamente.

  • PERSONALIDAD PARANOICA

  • - Desconfianza: Tienen una suspicacia permanente y a veces oculta en la apariencia de lo contrario. Poseen una creencia exagerada de las posibilidades agresivas y conspiradoras del prójimo, y se sienten fácilmente provocados y aludidos.

    - Rigidez: Son individuos autoritarios que toleran difícilmente que se les lleve la contraria.

    - Hipertrofia del yo: Se manifiesta por un egocentrismo marcado y una autofilia que conduce a la valoración exagerada y reiterada de sus virtudes, éxitos o aciertos. Todo ello redunda en acentuar su narcisismo.

    - Juicios erróneos o pasionales: Es el típico pasional con unos criterios apriorísticos, sobre los q va a justificar mediante racionalizaciones su conducta. Fácilmente cree q los demás compiten con ellos y por esto esconden sus hallazgos de libros, objetos y lugares, etc, particularmente a los q creen sus adversarios.

    - Justicia y fanatismo: Las normas, la lealtad y la justicia sirven como disfraz al resentimiento y agresividad. A menudo vehiculan esas actitudes de perfeccionismo integrándose en sectas religiosas o grupos políticos, de los que serán obstinados fanáticos.

    - Mecanismos de defensa: La negación de la realidad es la primera defensa significativa, el individuo cegado por la actitud pasional no es capaz de aceptar la realidad y la niega, tanto la de sí mismo como la de los demás. Ello le sirve para evitar los aspectos de su conciencia dolorosos, contradictorios o desagradables. Otro es la proyección: el paranoico en su actitud recelosa y desconfiada, al ser incapaz de cotejar su realidad con otra, no puede asumir la situación hostil q tiene y la proyecta a los demás: “ los demás me provocan”

  • DELIRIO PARANOICO: CARACTERÍSTICAS Y TIPOS

  • Características.

    - Los rasgos de la personalidad paranoica no siempre conducen al delirio, pero, en cambio es frecuente q los delirios paranoicos se asienten sobre la personalidad paranoica descrita.

    - El inicio es progresivo e insidioso, su convicción pasional desborda la realidad y todo se reviste de significaciones q irán incluyéndose progresivamente en su delirio.

    - El delirio se presenta como lógico, pues parte de hechos o situaciones reales, cuya nota delirante se justifica por racionalizaciones. Esta apariencia de lógica irrefutable hace q sea un delirio contagioso y muchas personas creerán sus argumentos delirantes que tienen apariencia de verosimilitud.

    Tipos

    • DELIRIO DE PERSECUCIÓN: es el más frecuente, a menudo hay una base real q está desmesuradamente exagerada. Destaca en estos individuos la tendencia a la interpretación y a explicarlo todo. No pueden progresar ni estar tranquilos pq ellos por celos o envidia se han propuesto perjudicarlos.

    • DELIRIO DE REIVINDICACIÓN. Cuando versa sobre la ley, constituye el delirio q siempre coloca al individuo en juicios y procesos, fruto de sus constantes denuncias.

    • DELIRIO CELOTÍPICO. El individuo se siente frustrado y privado de una buena relación, la cual se interpreta en el sentido de q el cónyuge prefiere a otro. No tarda en iniciar indagaciones e investigaciones personales o mediante detectives.

    • DELIRIO EROTOMANIACO. El paciente tiene la convicción de ser amado por alguien q a menudo ocupa un rango social superior al suyo. Es más frecuente en mujeres. Su inicio es relativamente rápido y se basa en alguna interpretación errónea. A partir de entonces encuentra sentidos y confirmaciones de su delirio en cualquier detalle o hallazgo. Todo son señales y signos de amor del otro.

    • DELIRO HIPOCONDRIACO. Los temas más frecuentes incluyen la infestación de la piel por un parásito, infestación interna por gusanos, presencia de bultos dérmicos atribuidos a cuerpos u organismos extraños… Los pacientes son extraordinariamente insistentes y enérgicos en sus quejas y repiten siempre lo mismos de forma estereotipada.

    • “FOLIE Â DEUX”. Se trata de un término francés q se refiere a los casos en q el delirio es compartido por dos más personas. Requiere q las personas afectadas mantengan una relación íntima, el contenido delirante sea semejante y se comparta la convicción delirante.

    6. TENSIÓN PRECIPITANTE DEL DELIRIO

    Pueden precipitar el delirio paranoide situaciones como estas: expectativas de recibir un tratamiento de tipo sádico, situaciones q aumentan la sospecha y la desconfianza, el aislamiento social, las situaciones q promueven la envidia y los celos , situaciones q disminuyen la autoestima, situaciones q llevan al sujeto a ver sus defectos en los demás y las situaciones q incrementan las cavilaciones sobre posibles significados y motivaciones.

    7. EVOLUCIÓN Y PRONÓSTICO

    Los cuadros paranoicos casi nunca aparecen antes de la edad adulta. El paciente no es inaccesible a la argumentación lógica y su deliro es poco consistente. Pero si la personalidad del sujeto está muy afectada o las condiciones favorecedoras persisten , lo q partió de una reacción paranoide puede perdurar y organizarse en forma de desarrollo delirante.

    El desarrollo paranoide crónico es poco frecuente. aunque el sujeto ha llamado siempre la atención por su personalidad especial, el delirio paranoide se manifiesta alrededor de los 40 años. Son individuos testarudos y desconfiados, cuya sensibilidad les va generando dudas e incertidumbres q se resolverán organizando deducciones delirantes. La instauración es lenta y solapada.

    Las actitudes de estos sujetos pueden resultar chocantes si no se conoce su patología. Un individuo que se sienta perseguido y humillado responderá fácilmente de forma colérica y agresiva.

    De todos modos se admite en general que los individuos paranoicos muestran una cierta capacidad de autocontrol y su evolución es compatible con la vida extahospitalaria en su medio.

  • TRATAMIENTO

  • En todos los casos habrá que combinar terapia psicofarmacologica y psicoterapia. Respecto a la modificación del entorno es preciso una valoración de cada caso , pero en general es aconsejable cierta prudencia por la naturaleza del trastorno que confiere significados exagerados, pero aparentemente razonables.

    El paciente con personalidad paranoica rara vez acude espontáneamente en busca de tratamiento. La actitud más frecuente q encontrará el médico es la de minimizar lo q le ocurre mantener cierta reticencia frene a él. Es muy importante evitar inmiscuirse totalmente en sus demandas de valoración en el papel de víctima. La oposición frontal a sus sistema de valores para modificarlo suele redundar en perjuicio de la relación, y la compasión frente a su estado hace persistir al paciente en sus actitudes. No será raro que existan síntomas ansiosos o depresivos.