Parálisis cerebral infantil

Desarrollo cognitivo y motor. Trastornos de movilidad. Lesiones cerebrales. Etiología. Sintomatología

  • Enviado por: Cristina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Alteración

en el

Desarrollo

Motor

(Parálisis Cerebral)

Introducción

Sintomatología

Detección

Introducción.

Definición:

Trastorno no progresivo de la movilidad o de la postura que se debe a una lesión o anomalia del desarrollo del cerebro inmaduro.

Tradicionalmente estos enfermos y otros discapacitados no tenian oportunidad de desarrollarse íntegramente y se tratataba su problema solo de forma biologica. Hoy en dia se trabajan todas sus capacidadescon equipos multidisciplinarios.

La parálisis cerebral es una alteración que afecta al músculo, la postura y el movimiento, provocada por alguna lesión en un cerebro en desarrollo, desde el embarazo, parto, hasta los 5 años (momento en que el cerebro alcanza el 90% de su peso). No se trata pues de una única enfermedad, sino de un grupo de condiciones que provocan un mal funcionamiento de las vías motoras (áreas del cerebro encargadas del movimiento) en un cerebro en desarrollo y que son permanentes y no progresivas. También la severidad de la afectación es variable: encontramos desde formas ligeras a formas graves con importantes alteraciones físicas, con o sin retraso mental o convulsiones.

En algunas personas, la Parálisis Cerebral es apenas apreciable y otras pueden estar muy afectadas. No hay dos personas afectadas de la misma manera.

En España, alrededor de 1.500 bebés nacen o desarrollan una Parálisis Cerebral cada año. Puede afectar a niños y a niñas de cualquier raza y condición social.

Causas:

Es dificil decidir la causa exactapero si se sabe que se produce en los períodos PRENATAL, PERINATAL O POSTNATAL, teniendo el límite de manifestación transcurridos los 5 primeros años de vida. Es muy importante el origen temporal de la parálisis cerebral, ya que desde el momento de su aparición va acompañar a la persona durante toda su vida.

ETIOLOGÍA DE LA PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL

FACTOR

CAUSA

Familiar

.Predisposición genética

Prenatal

. Hipoxia . Rubéola . Exposición . rayos X . Diabetes

Perinatal

. Desprendimiento placenta . Prematuridad . Anoxia . Trauma

Postnatal

. Enfermedades infecciosas . Accidentes cardiovasculares . Meningitis . Encefalitis

Tipos:

Existen muchos tipos y gran cantidad de clasificaciones.

TAXONOMÍA DE LA PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL (Perlstein)

TIPO

TONO

TOPOGRAFÍA

GRADO

Espasticidad: aumento exagerado del tono (hipertonía). Movimientos exagerados y poco oordinados o descoordinados.

Isotónico: tono normal.

Hemiplejia: afecta a una de las dos mitades del cuerpo (derecha o izquierda)

Grave: autonomía casi nula.

Atetosis: entre hipotonía e hipertonía. Movimientos irregulares y retorcidos.

Hipertónico: tono incrementado.

Diplejia o diparesia: mitad inferior más afectada que la superior.

Moderada: autonomía o a lo sumo necesita alguna ayuda asistente.

Ataxia: alteración del balance. Marcha defectuosa y descoordinación motora fina y gruesa.

Hipotónico: tono disminuido.

Cuadriplejia o cuadriparesia: los cuatro miembros están paralizados

Leve: autonomía total.

Mixta: la mayoría son todos de este tipo, lo cual quiere decir que manifiestan características de las anteriores.

variable

Paraplejia o paraparesia: afectación de los miembros inferiores.

Monoplejia o monoparesia: un único miembro, superior o inferior, afectado.

Triplejia o triparesia: tres miembros afectados.

La Parálisis Cerebral no permite o dificulta los mensajes enviados por el cerebro hacia los músculos dificultando el movimiento de éstos. Hay diversos tipos de Parálisis Cerebral dependiendo de los tipos de órdenes cerebrales que no se producen correctamente. Muchas de las personas afectadas de parálisis cerebral tienen una combinación de dos o más tipos.

La Hemiplejía se produce cuando la mitad izquierda o la derecha del cuerpo está afectada por este tipo de parálisis cerebral, mientras que la otra mitad funciona con normalidad.

La Diplejía afecta a las dos piernas, pero los brazos están bien o ligeramente afectados.

Cuando están afectados los dos brazos y las dos piernas se habla de una Tetraplejía.

 La complejidad de la parálisis cerebral y sus efectos varía de una persona a otra, por eso suele ser difícil clasificar y si aprenden a caminar lo harán de una con precisión el tipo de Parálisis Cerebral que padece un niño. Algunos de los tipos son:

Parálisis cerebral espástica

Espasticidad significa rigidez; dificultad para controlar algunos o todos sus músculos, que tienden a estirarse y debilitarse, y que a menudo son los que sostienen sus brazos, sus piernas o su cabeza.

Se produce normalmente cuando las células nerviosas de la capa externa del cerebro o corteza, no funcionan correctamente.

Parálisis Cerebral Atetoide

Los músculos que cambian rápidamente de flojos a tensos. Sus brazos y sus piernas se mueven de una manera descontrolada, y puede ser difícil entenderles debido a que tienen dificultad para controlar su lengua, la respiración y las cuerdas vocales.

Es el resultado de que la parte central del cerebro no funciona adecuadamente.

Parálisis Cerebral Atáxica

Dificultades para controlar el equilibrio y caminan con inestablilidad.

Son propensos a tener movimientos en las manos y un hablar tembloroso.

Se produce porque el cerebelo no funciona bien.

Sintomatología

Los niños que tienen Parálisis Cerebral no pueden controlar algunos o todos sus movimientos. Se puede tener alguno o la mayoría de los siguientes síntomas, ligera o más gravemente:

· Movimientos lentos, torpes o vacilantes.

· Rigidez.

· Debilidad.

· Espasmos musculares.

· Flojedad.

· Movimientos involuntarios.

· El inicio de un movimiento a menudo desemboca en otro movimiento involuntario, por lo que algunos niños desarrollan patrones de movimiento (formas de moverse) diferentes a los que pueden producir otras alteraciones.

Es difícil para los médicos predecir cómo afectará al paciente la Parálisis Cerebral, particularmente si es muy joven. La Parálisis Cerebral no es progresiva, lo que significa que no se agravará cuando el niño sea más mayor, pero algunos problemas se pueden hacer más evidentes.

Los niños con Parálisis Cerebral tienden a sentarse o acostarse de ciertas maneras que, debido a los espasmos musculares, pueden causar problemas con sus articulaciones. Para reducir el riesgo de estas complicaciones, se debe acudir a un Fisioterapeuta tan pronto como tenga constancia del problema.

Hay otras dificultades asociadas con la Parálisis cerebral de tipo clínicos, sensoriales, perceptivos y de comunicación.

Problemas visuales

El problema visual más común es el estrabismo que puede necesitar ser corregido con gafas, o en los casos más graves con una operación. Los problemas de ojos más serios son menos frecuentes .

Percepción espacial

Algunos niños con Parálisis Cerebral no pueden percibir el espacio para relacionarlo con sus propios cuerpos o pensar espacialmente. Esto es debido, a una anormalidad en una parte del cerebro, y no está relacionado con la inteligencia.

Oído

Los niños que tienen Parálisis Cerebral atetoide son más propensos que otros a tener problemas auditivos graves, aunque no es el caso de los que padecen otro tipo de Parálisis Cerebral.

Sin embargo, estos niños pueden tener infecciones en el oído como cualquier otro niño, que pueden causar un ligero problema auditivo que le provocaría más dificultades para aprender a hablar.

Habla

La capacidad de comunicarse de un niño afectado por Parálisis Cerebral va a depender en primer lugar de su desarrollo intelectual, que hay que estimular desde el principio. Su capacidad de hablar también dependerá de la habilidad para controlar los pequeños músculos de la boca, la lengua, el paladar y la cavidad bucal.

Las dificultades para hablar que tienen los paralíticos cerebrales suelen ir unidas a las de tragar y masticar, aunque la intervención conjunta de diversos profesionales le ayudarán con estos problemas.

La mayoría de los niños afectados podrán ejercitar en alguna medida la comunicación verbal, mientras que otros podrán beneficiarse de la utilización de sistemas aumentativos de la comunicación.

Epilepsia

La Epilepsia afecta a uno de cada tres niños con Parálisis Cerebral, pero es imposible predecir de qué manera o en qué momento el enfermo puede desarrolla los ataques. Algunos empiezan a padecerlos de pequeños y otros en edad adulta, pero sepa que a menudo se pueden controlar los ataques con medicación.

Otros probIemas

Algunos niños con Parálisis Cerebral pueden sufrir otros problemas como son: una cierta tendencia a congestionarse, a los constipados, sabañones, dificultades para controlar la temperatura corporal, para coger peso, alteraciones de la conducta y el comportamiento y problemas de sueño.

Dificultades de aprendizaje

Las personas que no son capaces de controlar bien sus movimientos, o no pueden hablar, a menudo se da por supuesto que tienen una discapacidad mental. Aunque algunas personas con Parálisis Cerebral tienen problemas de aprendizaje, esto no es siempre así, incluso pueden tener un coeficiente de inteligencia más alto de lo normal.

Detección

El diagnóstico puede sospecharse por el cuadro clínico, los antecedentes médicos y la exploración física, especialmente del sistema nervioso. En ocasiones el diagnóstico no será evidente al nacer, pero la exploración por parte del pediatra y los controles repetidos podrán ayudar. Así, estos controles, especialmente los que vigilan el desarrollo psicomotor del niño, nos indicarán cuándo será necesario recurrir a consultar al neuropediatra para descartar o no esta patología. Si el niño presenta alteraciones para sonreir, mantenerse sentado, gatear y caminar, aunque no se presenten alteraciones en el habla o en la comprensión del lenguaje, habrá que evaluarlo.