Palestina

Educación y sociedad. Evolución histórica. Política, sanidad e infancia. Abusos, maltratos y violación de derechos humanos. Niños

  • Enviado por: Durga
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

PALESTINA

1.HISTORIA

Los inicios del conflicto de Palestina se remontan al periodo colonial y al surgimiento de los movimientos nacionalistas en Europa y en Oriente Medio.

Desde finales del siglo XIX, en las provincias árabes del Imperio otomano se fueron desarrollando movimientos nacionalistas que reivindicaban la autodeterminación de la población autóctona haciendo valer su identidad árabe.

Asimismo, en Europa, se articuló un movimiento, el sionismo, que propugnaba la creación de una entidad estatal para los judíos dispersos por el mundo. El sionismo vio en Palestina, tierra donde se fundó el judaísmo, el lugar ideal para realizar su proyecto. Esta inmigración de judíos hacia Palestina tomó una gran envergadura bajo el Mandato Británico entre 1920 y 1948.

Los dos proyectos nacionales, el árabe palestino y el sionista, chocaron cuando la comunidad judía inmigrada, aunque era minoritaria, tomó envergadura y amplió sus territorios. Su proyecto estatal se hizo claro cuando la comunidad judía en Palestina fue creando instituciones autónomas a modo de protectorado judío y desarrollando prácticas excluyentes y discriminatorias respecto a los árabes.

La espiral de violencia fue creciendo con guerras y conflictos y esto llevó a las Naciones Unidas a barajar la partición del territorio, con la creación de dos Estados, uno árabe palestino y otro judío. Así, tras la II Guerra Mundial, y ante la inminente retirada británica de las Naciones Unidas, el 29 de noviembre de 1947 se propone formalmente la partición del territorio.

En mayo de 1948, la comunidad judía declara unilateralmente la creación del Estado de Israel, y esta declaración desata la intervención de los estados árabes vecinos.

A raíz de esta primera guerra árabe-israelí, el Estado judío no sólo resistió la intervención árabe, sino que provocó la salida de gran parte de la población palestina que quedaba y amplió su territorio mas allá de lo previsto en el plan de partición. Israel aprovechó además la desarticulación de la sociedad palestina provocada por el éxodo y la guerra.

Los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza quedarían bajo control de Jordania y Egipto respectivamente. Se frustraba la creación de un Estado árabe en Palestina y la ciudad de Jerusalén quedaba dividida.

El nuevo Estado judío se alineó pronto con las potencias europeas frente al nacionalismo árabe, ganándose su apoyo político y económico. Además, como consecuencia del genocidio nazi, se afirmó aún más su razón de ser, al declarar Israel como el único refugio seguro para los judíos. Mientras Israel se consolida como Estado, Palestina ve frustrado su derecho de disponer de un Estado propio.

En 1964 se crea la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). La creación de la OLP, sirve de muy poco para los palestinos, frente a los intereses de Israel.

Por imperativos de seguridad y de recursos, en junio de 1967 Israel ocupa el Golan sirio, la peninsula del Sinaí egipcio y los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza. Con la ocupación de estos territorios, Israel se apodera de la totalidad del territorio de Palestina del Mandato. Sin embargo, no las anexiona porque no puede expulsar a la totalidad de los árabes que viven en estas tierras y para evitar el número de árabes con ciudadanía israelí.

Desde 1967 Cisjordania y Gaza han estado bajo ocupación militar israelí. Esto a supuesto el estado de excepción permanente, la persecución de los nacionalistas palestinos, la apropiación de sus recursos naturales, la expropiación de tierras y la instalación de colonos y bases militares, la progresiva judaización de la parte oriental de Jerusalén y la total subordinación de la economía palestina a la israelí.

Mientras, la oposición palestina se organiza en el exterior y la OLP recompone el tejido nacional palestino y organiza su Estado desde el exilio, logrando el reconocimiento internacional.

Pero sus intenciones y sus valores no obtienen resultado y esto desencadena en el levantamiento de los palestinos que todavía viven en el interior en Cisjordania y Gaza. La intifada supone un vasto movimiento de rechazo a la ocupación y de desobediencia civil que causa una profunda conmoción en Israel, desenmascara la realidad del conflicto y supone un vasto apoyo internacional a las causas palestinas. En 1988 la OLP declara el Estado palestino. Israel sigue resistiéndose a cambiar su política.

2. POLÍTICA SOCIAL EN PALESTINA

2.1 Sanidad

La guerra entre palestinos e israelíes está pasando por encima de los derechos de los enfermos y heridos a una sanidad digna y segura. Agencias internacionales como la OMS, Cruz Roja o UNICEF son testigos no sólo de los impedimentos que encuentran los equipos de socorro, sino también de la destrucción deliberada de la infraestructura sanitaria.

Debido a las restricciones que han sufrido los equipos de trabajo humanitario, es difícil cuantificar el número de muertos y heridos así como el daño causados a la infraestructura básica. Los accesos al agua potable y a la electricidad han sido reducidos o cortados y el suministro de alimentos, las reservas de medicinas y materiales sanitarios básicos para el funcionamiento de los hospitales y clínicas, o puestos de socorro se ha limitado. Sí es fácil determinar el número de médicos y trabajadores de los servicios sanitarios asesinados mientras prestaban sus servicios. Los conductores de ambulancia y médicos muertos son 7, y los heridos suman 122. En 350 casos se ha denegado el permiso de auxilio a las ambulancias.

El 70% de los palestinos vive en aldeas y la limitación para moverse les impide irse a curar a los hospitales de la zona. Emergen, en esta situación, otras patologías ligadas al empeoramiento de las condiciones de vida: dermatitis irritativa, muchos casos de sarna, enfermedades del aparato respiratorio, diarreas y anemias. La malnutrición de la población ha llegado a una fase aguda.

En una evaluación llevada a cabo en octubre de 2000, Médicos Sin Fronteras constató que los continuos actos de violencia perpetrados contra los palestinos les generan estrés agudo, pánico y traumas de diversas características. Niños y adultos desarrollan todo tipo de miedos, padecen de ansiedad, depresión, duermen mal y tienen pesadillas; muchos se orinan en la cama o no quieren apartarse de sus madres, algunas personas quedan postradas, dejan de hablar y de comer; otras tienen episodios delirantes seguidos de miedo intenso...

2.2 Infancia

La Convención de los Derechos de la Infancia de las Naciones Unidas garantiza los derechos fundamentales de todos los niños. El estado de Israel voluntariamente firmó y ratificó este Convenio en octubre de 1991. Desde entonces, no solamente, ha dejado de cumplir con lo que la Convención provee, sino que sistemáticamente ha violado los derechos de los niños palestinos a diario.

Desde el 28 de septiembre del 2000:

-383 niños palestinos han sido asesinados por el ejército y los colonos israelíes (datos a 21 de noviembre de 2002)

-Aproximadamente el 36% del total de palestinos heridos (se estima que más de 41000) eran niños.

-86 de esos niños estaban por debajo de la edad de 10 años.

-21 niños de menos de 12 meses de edad han sido asesinados.

-500 niños palestinos han quedado en estado de invalidez permanente.

-Durante los dos primeros meses de la intifada, el porcentaje de infecciones respiratorias en niños se elevó del 20% al 40%. Casi el 60% de los niños en Gaza sufren infecciones parasitarias.

-Servicios Públicos, tales como agua y saneamientos se deterioraron rápidamente durante la intifada, incrementando la frecuencia de enfermedades transmitidas por el agua. Por ejemplo, en un periodo de dos semanas en enero de 2001 unos 40000 niños menores de 5 años sufrieron diarrea.

-Desde el principio de la presente intifada, los niños palestinos han sido expuestos a una violencia extrema: asesinatos, disparos, hostilidades, desplazamientos y destrucción de sus hogares y escuelas, todo lo cual ha producido un serio efecto psicológico en los niños. Un inmenso número de niños palestinos muestran síntomas de traumas tales como desórdenes del sueño, nerviosismo, pérdida de peso y de apetito, sentimientos de desesperanza y anormales pensamientos sobre la muerte.

-A medio millón de niños se le ha impedido recibir las necesarias vacunas, debido al asedio y la invasión.

-Ha habido 36 casos de mujeres de parto retenidas en los controles a las que se denegó el permiso para acceder a los servicios médicos. Al menos 14 de estas mujeres dieron a luz en los controles militares y en 8 de esos partos resultaron muertos los recién nacidos.

- Miles de niños palestinos se han convertido en niños sin hogar.

-Durante los primeros meses de la actual intifada, al menos 250 niños fueron detenidos. En la actualidad 350 niños permanecen encerrados en prisiones israelíes y centros de detención.

-La mayoría de los niños arrestados fueron sacados a la fuerza de sus casas por la noche. Una vez apresados se les colocaron vendas en los ojos, maniatados, introducidos en furgonetas militares e inmediatamente interrogados.

-Casi cada niño arrestado experimenta alguna forma de tortura, incluyendo palizas, privación de sueño, aislamiento, posturas penosas e insultos.

-Una vez sentenciados, los niños palestinos, prisioneros políticos, se enfrentan a las crueles condiciones de las cárceles; incluso con frecuencia son recluidos junto a delincuentes comunes, dándose casos de palizas, quemaduras, cortes con cuchillas y abusos sexuales.

2.3 Educación

El ejército israelí ha extendido la destrucción de escuelas, forzado a cerrar institutos de enseñanza, el constante peligro para los escolares y personal de la comunidad educativa que intenta continuar una educación, normal, demuestran la total violación por parte del gobierno israelí del derecho a la educación.

-Desde septiembre del 2000:

2610 alumnos han sido heridos en su trayecto a la escuela o desde ella;

245 estudiantes fueron asesinados, se arrestó a 166 estudiantes y a 75 profesores.

  • Entre enero y julio del 2002, las fuerzas militares de Israel ocuparon 18 escuelas en Cisjordania, convirtiéndolas en bases militares y prisiones.

-Solamente en Hebrón, 4 escuelas han sido convertidas en bases militares, 3 permanecen todavía bajo control israelí, denegando a 1920 estudiantes acceder a sus escuelas.

-Entre enero y junio de 2002, 24 escuelas fueron fuertemente bombardeadas por las fuerzas militares israelíes.

-Desde el 29 de marzo del 2002, el proceso educativo ha sido completamente paralizado en 850 escuelas.

-197 escuelas han sido dañadas, 11 completamente destruídas y 9 han sufrido actos vandálicos.

-1289 escuelas fueron cerradas, a 45000 estudiantes de selectividad se les impidió acceder a sus escuelas, y 54730 sesiones de enseñanza al día se perdieron debido al cese completo de clases en la mayor parte de Cisjordania durante las operaciones militares israelíes.

4. BIBLIOGRAFÍA

  • VIAJE A LA PALESTINA OCUPADA (Danielle Sallenave)

Círculo de Lectores

3. CONCLUSIONES

Tras acudir a la charla que tuvo lugar en la E.U de Trabajo Social de Gijón, a cargo del médico palestino Naim Abu Tair, que también es presidente de la Unión de Trabajadores de la Salud de Palestina, hemos llegado a la conclusión de que nos encontramos ante uno de los mayores atentados contra los derechos humanos y la dignidad de toda una población.

No podemos obviar la mención a Estados Unidos y su apoyo incondicionado a las fuerzas israelíes en su propio beneficio. Estados Unidos ha desplegado su fuerza militar en nombre de la “libertad” y el “respeto a los derechos humanos” ocultando su propio interés, como en el caso de Irak. Prueba de esto es su actitud de permanecer con los ojos cerrados ante los ataques indiscriminados de los judíos a los palestinos (por el ya mencionado interés económico).

La grave situación que viven los palestinos, las constantes negativas de Sharon a las iniciativas de paz en la zona, obligan a buscar apoyo en la cooperación internacional. Un firme representante de ello es Naim Abu Tair, quien en esta última visita a Asturias, se reunió con representantes municipales para orientar al equipo de Gobierno en la elaboración de programas que se adapten a las nuevas necesidades del pueblo palestino.