Paleolítico

Prehistoria. Edad de Piedra. Yacimientos. Paleolítico Inferior, Medio y Superior. Cultura. Economía. Religión. Vida cotidiana. Arte Paleolítico. Cuevas de Altamira

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 27 páginas
publicidad
publicidad

Cronología

El término Paleolítico significa "Edad de la Piedra Antigua": del griego paleo, "antiguo", y lithos, "piedra". El Paleolítico es el período prehistórico más largo de la Historia de la Humanidad. Abarca desde hace 2,5 millones de años hasta hace unos 10.000 años aproximadamente. Dentro del Paleolítico podemos señalar tres fases, desde la más antigua a la más reciente: Paleolítico Inferior, Paleolítico Medio y Paleolítico Superior.

Dentro de cada fase del Paleolítico, se señalan varias etapas, caracterizadas cada una de ellas por el tipo de instrumentos de piedra que utilizan. Así en el Paleolítico Inferior se citan el Olduvayense y el Achelense). En el Paleolítico Medio, destaca sobre todo el Musteriense. Y en el Paleolítico Superior aparecen el Chatelperroniense, el Auriñaciense y Perigordiense, el Solutrense y el Magdaleniense. Sus nombres proceden de los yacimientos, principalmente franceses (Saint-Acheul, Le Moustier, Châtelperron, Aurignac, Solutré, La Madeleine) donde se encontraron y estudiaron estos tipos de útiles líticos.

El Paleolítico es una etapa de la prehistoria caracterizada por el uso de útiles de piedra tallada; aunque, también se usaban otras materias primas orgánica para diversos utensilios: hueso, asta, madera, cuero, fibras vegetales, etc. (peor conservadas y poco conocidas). Es el período más largo de la historia del ser humano (de hecho abarca un 99% de la misma). El Paleolítico se caracteriza, a grandes rasgos, por la utilización de herramientas de piedra tallada.

Ubicación geográfica

El término Prehistoria alude al largo periodo cronológico que comienza con la lenta evolución de los primeros homínidos y desemboca en el llamado Homo Sapiens, terminando cuando éstos crean y utilizan el lenguaje escrito. Un larguísimo espacio de tiempo, arranque de la historia de la humanidad, donde aparecen las primeras fórmulas sociales de agrupamiento colectivo, se descubre la manera de hacer y usar el fuego, se pasa de la vida trashumante al asentamiento más o menos estable, se produce la gran revolución que supone el cambio de una supervivencia basada en la recolección de frutos silvestres y la caza al empleo de la agricultura y la cría de ganado. En definitiva, un proceso largo y difícil que se pierde en lo más lejano del tiempo. Esta densa etapa se divide a su vez en tres épocas diferenciadas: el Paleolítico, el Neolítico y la Edad de los Metales.

El Paleolítico es el periodo prehistórico que abarca la mayor parte del cuaternario y su duración se aproxima a un millón de años. Andalucía, por sus características condiciones geográficas, se encuentra en el área de crecimiento de las primeras poblaciones prehistóricas; muestra de ello son los abundantes yacimientos que se reparten por su superficie territorial, de entre éstos destacan:

Paleolítico Inferior (600.000 a 100.000 a.C.)

•Venta Micena (Orce, Granada)

•Cúllar I, (Granada).

•El Aculadero (El Puerto de Santa María, Cádiz).

Paleolítico Medio (100.000 a 50.000 a.C.)

•Cueva de la Carigüela (Píñar, Granada)

•Cueva del Boquete de Zafarraya (Alcaucín, Málaga)

•Cueva del Humo (La Araña, Málaga)

Paleolítico Superior (50.000 a 8.000 a.C.)

•Cueva de Nerja (Nerja, Málaga)

•Cueva de Ambrosio (Vélez-Blanco, Almería)

•Cueva del Tesoro y de la Victoria (Rincón de la Victoria, Málaga)

•Cueva de la Pileta (Benaoján, Málaga)

•Caballo grabado de Piedras Blancas (Escúllar, Las Tres Villas, Almería)

Características generales.

En el periodo paleolítico se desarrolló una cultura cuando el clima era cálido y cuya raza fue el hombre de Neanderthal. El Paleolítico es el periodo prehistórico que abarca la mayor parte del cuaternario y su duración se aproxima a un millón de años. Andalucía, por sus características condiciones geográficas, se encuentra en el área de crecimiento de las primeras poblaciones prehistóricas; muestra de ello son los abundantes yacimientos que se reparten por su superficie territorial. La caza era escasamente importante al principio del Paleolítico, predominando la recolección y el carroñeo. A medida que el ser humano progresa física y culturalmente la caza va ganando importancia.

Características: Este periodo posee diversas características que le distinguen de los demás periodos, una de ellas es que es un periodo de constantes cambios climáticos, se van alternando los periodos de glaciación y los interglaciares, aquí se produjo 4 glaciaciones (épocas de clima polar), que fueron Günz, Mindel, Riss y Würm, en donde Europa, excepto las riberas del Mediterráneo estaba totalmente congelada, ahora bien, en los periodos interglaciares el clima era templado y lluvioso.

Cultura. La cultura se desarrolló cuando el clima era cálido y cuya raza fue el hombre de Neandertal. La cultura del paleolítico era muy inferior, ya que la capacidad cultural era casi nula. En la dispersión los grupos humanos tuvieron que sufrir nuevos peligros, climas y nuevas necesidades lo que llevo a la creación de herramientas. Teniendo que sobrevivir en la lucha con la naturaleza, el hombre y las enfermedades. Luego se diferenciaron los animales dañinos. Se busco refugio en cuevas o cerca del agua, y se aprendió a utilizar el fuego. Se aprendió a laborar utensilios que luego fueron perfeccionándose para distintos usos. Una vez iniciado este proceso se dio lugar a evoluciones que produjeron la organización de los grupos humanos ante el ambiente. Una vez en posesión del fuego, se aprendieron a cocer los alimentos. Los grupos familiares al multiplicarse se convirtieron en pequeñas hordas que se mantenían unidos para la defensa mutua y busca de alimentos.

Economía: La economía del periodo paleolítico se caracterizaba por ser depredadora, o sea se destinaban básicamente a la caza, la pesca y a la recolecta, con esta obtenían comida, leña y materiales para sus herramientas, también fabricaban sus propias ropas y cabañas. En este periodo eran nómadas y su demografía era reducida y su mortandad alta. No se podían alimentar a los niños, pues esto era un inconveniente para el nomadismo. Algunas tribus practican el infanticidio, ellos nunca conocieron la propiedad privada, ni el excedente ni la división social del trabajo

La religión. El hombre paleolítico pensaban que todo lo que le rodeaba estaba sometido a fuerzas sobrenaturales. Creía que mediante la práctica de determinados actos, estas fuerzas o espíritus podían ayudarles. Ejecutaban ritos religiosos los cuales estaban destinados a facilitar y mejorar la caza. Ellos realizaban pinturas rupestres los cuales formaban parte de rituales, a través de estas se pedía a los seres sobrenaturales, protectores de los animales, que les permitieran capturarlos y alimentarse con ellos. En el periodo inferior no había religión ya que su cultura era bastante inferior, sus entierros eran ritos, en ese entonces. Se le atribuye al hombre del Pekín una forma de religión o magia ya que se creía que se comía el cerebelo de los difuntos con el fin de coger así su fuerza. En el paleolítico superior aparecieron por primera vez representaciones de dioses, por ejemplo esta la Venus que se le conocía como la diosa de la fertilidad. También creían que pintando animales en forma de ritual les permitiría cazarlos.

  • Condiciones del paleolítico.

  •  

          Economía:

     

    Su economía es básicamente depredadora.(caza, pesca, recolecta)

    Son nómadas y su demografía es reducida y su mortandad alta

    No pueden alimentar a los niños, son un inconveniente para el nomadismo. Algunas tribus practicaron el infanticidio

    No conocen:     

    • El excedente

    • La propiedad privada

    • La división social del trabajo

     

     

    La demografía se amplía en el P. Superior.

    Por la existencia de las “Venus del Paleolítico” estatuillas femeninas de marfil, piedra o terracota que existía el deseo de ampliar el número de hijos.

    Se protegen de las glaciaciones con pieles y fuego, al saber usar este último también mejora la alimentación.

     

    En el P. Superior los miembros de la tribu cooperan en la caza. Nombran a un jefe, el Chamán, que dirigía la caza y tenía funciones religiosas.

    La caza tiene mayor éxito y pueden alimentar a los niños. Piensan que ellos en un futuro serán cazadores. No todos los niños sobreviven pero los que lo hacen tienen mayor esperanza de vida

     La industria paleolítica

    El hombre construye instrumentos de caza a partir de piedras mediante la técnica del tallado (golpear hasta crear filo con una piedra, hueso o boj)

    Utilizaban 3 tipos de piedra: Industria lítica

          • Sílex (el más utilizado)

          • Pedernal

          • Obsidiana

     

    A partir del P. Medio y especialmente en el Superior (sobre todo a finales) adquiere importancia la industria ósea.

     

    La industria mejora por la inteligencia y la mayor habilidad manual

    La mayor habilidad manual hace que el tallado y el retoque sean más superficiales desperdiciando así menos piedra y creando armas más perfectas más pequeñas

    Con su inteligencia logra mayor variedad de armas para usos muy distintos.

    Cuando el hombre es poco hábil los retoques son muy amplios por lo que los instrumentos han de ser grandes.

    Cuando tiene más habilidad los retoques son más pequeños = instrumentos más pequeños + eficacia y + fáciles de manejar.

    El hombre comprende que para cada actividad necesita un instrumento diferente.

    Al final del Paleolítico hay tantos instrumentos como actividades relacionadas con la caza.

    La súper estructura cultural del paleolítico

     Vestimenta

     Producción y uso del fuego

     Pinturas rupestres

     Invención de la religión y los ritos

     Fabricación y uso de las herramientas y de las armas

     Herbolaria

     Organización

     Extraer y utilizar grasa

     Curtido de pieles

     Hablar

     Liderazgo

     Semisedentario

    Súper estructura política

    Gobiernos pluripersonales

    Súper estructura económica

    Mide la producción comercial

    Actividades

    • agricultura

    • ganadería

    • trueque

    • cerámica

    • cestería

    • caza pesca y recolección

    Súper estructura social

    Ya existen los conceptos de valor propiedad

    todavía no existe el concepto de sociedad

    Súper estructura ideológica

    Hay ritos de fertilidad en la tierra y en la mujer

    Las diferencias son que en neolítico son sedentarios

    descubrieron la agricultura y ganadería entre ortras

    y ya le dan importancia a lo que es mío =a propiedad

    La revolución de los metales descubrimiento de los metales a finales del neolítico y las transformaciones que esto provoco

    Los utensilios y Materiales.

    Se utilizaban utensilios de piedra estos eran fabricados mediante técnicas de talla, como era la percusión, gracias a esta técnica se podía dar forma a las herramientas líticas, como un escultor. Ahora bien, en paleolítico superior se llega a tallar la piedra no sólo por percusión, sino también por presión, consiguiendo un mayor control sobre el resultado. Obtenían filos cortantes o, bien, esquirlas afiladas llamadas lascas. Ejemplos de herramientas utilizadas con este tipo de técnica están los cantos tallados, los bifaces o hachas de mano, las puntas de lanza de piedra. etc. Se utilizaban diversos utensilios fabricados con huesos como eran las puntas de lanza, los punzones, los arpones para pescar, agujas de coser, anzuelos, entre otros. El hombre del paleolítico utilizaba la técnica de tallado, usaba la piedra para construir instrumentos para la caza. Ellos utilizaban tres tipos de piedras que eran: Sílex, el cual era el más usado, el Pedernal y la obsidiana. Entre los utensilios utilizados se encontraban utensilios gruesos, pesados, utensilios que eran difíciles de maniobrar, por los general estos eran usados en el paleolítico inferior, se usaba al igual el hacha bifacial.

  • Instrumentos del Paleolítico

  •  

    Paleolítico Inferior: gruesos, pesados, difíciles de manejar, mal trabajados en su mayoría. No tienen plena capacidad constructora.

     

    Instrumento: el hacha bifacial.

     

    Australopitecos: Habilidad manual casi nula

    Guijarros: son tan primitivos que no se consideran un arma. Matan más por el golpe que por el filo.

     

    H. hábilis: Es el primero que construye un verdadero instrumento

    hachas bifaciales o bifaz del Chelense alargada descortezadas en ambas caras (bifaz) tiene filo en todo su contorno.

     

    Homo erectus: Habilidad manual mayor

    Hachas bifaciales del periodo Achelense

    Ensaya la construcción de lascas

    Periodo Tayaciense - clactoniense

     Paleolítico Medio:

     

    Homo Sapiens (Hombre de Neanderthal)

    Rasgos físicos muy modernos

    Industria lítica muy perfecta.

    Paleolítico Superior:

     

    Homo Sapiens Sapiens: Industria lítica perfecta.

    Habilidad manual altísima.

     

    Instrumentos: Muy delgados = láminas u hojas.

    Su grosor no supera el cm.

    Indican habilidad manual extraordinaria = gran precisión en el golpe.

     Se diferencian 3 periodos fundamentalmente: (2 primeros: mayor abundancia de instrumentos líticos)

     

    •        Auriñaciense: instrumentos de dorso rebajado (buril)

    •        Solutrense: aparición de puntas de flecha que serán disparadas por arco.

    Tienen forma de hoja de laurel o de sauce. 

    •        Magdaleniense: gran cantidad de instrumentos óseos.

     

      Arte Paleolítico

      Se inicia hace aproximadamente 25 mil años A.C. Se presenta al hombre como ser nómada, cazador.

    Aparece en el Paleolítico Superior con el hombre Sapiens - Sapiens.

    Está unido a las creencias de la cultura espiritual y del pensamiento abstracto.

    El estudio del arte nos permite conocer sus preocupaciones. Los arqueólogos han llegado a la conclusión de que no es un arte estético, sino mágico-religioso.

    Con el arte pretendían facilitar la caza, ya que pensaban que si el Chamán realiza sus conjuros ante las pinturas, estas se convierten en realidad.

    La caza es el tema principal, es su preocupación fundamental.

    Pocas veces pintan al hombre = poca importancia. Solo aparece en el arte levantino.

     

    Junto a los animales aparecen manos y signos geométricos.

    •        Manos = intento de capturar

    •        Signos = trampas y proyectiles

     

    Las pinturas no aparecen en la parte de la cueva donde viven, sino al fondo, en un lugar de difícil acceso.

    Fondo de la cueva = zona sagrada.

    Cuando falta espacio superponen las pinturas, lo cual demuestra que no es un arte estético.

    Con la ayuda de la Antropología es como se han sacado estas conclusiones, ya que en la actualidad hay tribus que viven de forma paleolítica y pintan con intención mágico-religiosa.

     Es el arte propio de cavernas profundas, de galerías recónditas sumidas en la oscuridad más absoluta datado entre 40.000 y 10.000 a. C. Son representaciones naturalistas y bastante estáticas. Usan diferentes colores (negros, rojos, ocres) y se rellena toda la figura, no sólo se dibuja el contorno. Nunca se representa la figura humana. Se suelen representar animales: bisontes europeos, caballos salvajes, ciervos, renos, cabras montesas, toros, jabalíes, rinocerontes, osos... que aparecen aislados a o en grupo. También se representan signos abstractos y manos. Éstas se pintan de dos maneras, en positivo presionando la mano manchada en pigmento, o en negativo, coloreándose la zona que rodea la mano y dejando la forma de ésta libre de pintura al retirarla. Todavía no sabemos el significado y finalidad de los signos abstractos y de las manos.

    El arte paleolítico Se manifiesta hace 15000 años en Europa. Se expresa en particular en forma de:

    Pinturas

    El sentido de la pintura hay que buscarlo en el campo de la magia y de la religión. El hombre cree que después de muerto tiene una segunda vida, aunque al principio no es un sentido de inmortalidad sino de animismo y cree también que esas almas pueden serle benéficas o maléficas, y por ello les tributa culto. Si el alma del antepasado es honrada se convertirá en un ente propiciatorio a la tribu y ayudara a esta a sobrevivir. Por lo cual la caza será abundante. El hombre cree que esta alma reencarnara en el animal y este se dejara cazar.

    Esta razón es la que hace pensar, hoy día, que las cuevas no fueron moradas, sino recintos religiosos , antecesores de la cacería.

    Los pigmentos utilizados son naturales (tierra, carbón, sangre...). Las obras se encuentran en lugares de acceso difícil dentro de algunas cuevas.

    Estatuaria
    Es hecha de piedra, hueso, barro y marfil.

    Representa mujeres en forma estilizada. Enfatiza los rasgos que denuncian la fertilidad de la mujer y simplifican los demás.

    Las estatuas tienen ante todo pechos, vientre y caderas grandes.

    La cabeza y los brazos son esbozados, y los pies no existen.

    La Venus de Lespugue, visible de perfil en esta página, presenta las características mencionadas

    El talento de los pintores paleolíticos

    Los dibujos fueron hechos directamente en la pared de las grutas y aprovechan ingeniosamente las irregularidades de ésta para realzar las formas usando el juego de sombras natural de la piedra.

    La mayoría de los animales están superpuestos sin indicar un plan de presentación. Están aislados unos de otros. No existen líneas de referencia que indiquen la existencia de suelo.

    Revelan un excelente sentido de la observación en el detalle de los contornos y la sugerencia del movimiento. La convención predominante consiste en dar una visión de perfil.

    La sociedad paleolítica

    El arte paleolítico muestra una sociedad consciente de la importancia de la vida al representar tanto los órganos sexuales como a mujeres y hembras embarazadas.

    Es posible, mas no seguro, que las pinturas -por su posición escondida y lo que representan- hayan tenido intenciones mágicas e inclusive utilitarias, de protección, prosperidad o fecundidad.

    Homo sapiens

    Los seres humanos (a veces llamados genéricamente hombres, aunque ese término puede aplicarse también específicamente a los individuos de sexo masculino) constituyen, desde el punto de vista biológico, una sola especie: Homo sapiens. En el pasado, el género Homo fue más diversificado, y durante el último millón y medio de años incluyó numerosas otras especies. Desde la extinción del Homo floresiensis, hace unos 12.000 años, el Homo sapiens es la única especie superviviente del género Homo. Hasta hace poco, la biología utilizaba un nombre trinomial Homo sapiens sapiens para esta especie, pero más recientemente se ha descartado el nexo filogenético entre el Neandertal y la actual humanidad, por lo que se usa exclusivamente el nombre binomial. Homo sapiens pertenece a una estirpe de Primates, los hominoideos. Evolutivamente se diferenció en África y de ese ancestro surgió la familia de la que forman parte los homínidos.

    El nombre científico, asignado por Linneo en 1758,1 alude al rasgo biológico más característico: sapiens significa "sabio" o "capaz de conocer", y se refiere a la consideración del hombre como «animal racional», al contrario que todas las otras especies. Es precisamente la capacidad del ser humano de realizar operaciones conceptuales y simbólicas muy complejas —que incluyen, por ejemplo, el uso de sistemas lingüísticos muy sofisticados, el razonamiento abstracto y las capacidades de introspección y especulación— uno de sus rasgos más destacados. Posiblemente esta complejidad, fundada neurológicamente en un aumento del tamaño del cerebro y, sobre todo, en el desarrollo del lóbulo frontal, sea también una de las causas, a la vez que producto, de las muy complejas estructuras sociales que el ser humano ha desarrollado, y que forman una de las bases de la cultura, entendida biológicamente como la capacidad para transmitir información y hábitos por imitación e instrucción, en vez de por herencia genética. Esta propiedad no es exclusiva de esta especie y es importante también en otros primates, pero en H. sapiens alcanza un desarrollo cualitativamente distinto, que ha justificado que A. Montagu situara en la cultura el nicho ecológico de nuestra especie.

    Evolución

    Boceto del ser humano, por Leonardo da Vinci

    En principio, en cuanto perteneciente al infraorden de los catarrinos, el Homo sapiens sapiens parece tener su ancestro, junto con todos los primates catarrinos, en un período que va de los 50 a 33 millones de años antes del presente (AP), uno de los primeros catarrinos, quizás el primero, es el, incluyendo al Aegyptopithecus en este sentido, el ser humano actual, al igual que primates del "Viejo Mundo" con características más primitivas, probablemente descienda de esa antigua especie. En cuanto a la bipedestación, ésta se observa en ciertos primates a partir del Mioceno. Ya se encuentran ejemplos de bipedación en el i y la bipedestación parece haber sido común en Orrorin y Ardipithecus. La mutación que llevó al bipedación fue exitosa porque dejaba libre las manos como para fabricar artefactos y, particularmente, porque en la marcha un homínido ahorra mucha más energía andando sobre dos patas que sobre cuatro, puede acarrear objetos durante la marcha y otear más lejos.

    Probablemente cuando los ancestros del Homo sapiens vivían en selvas comiendo frutos, bayas y hojas, abundantes en vitamina C, pudieron perder la capacidad metabólica, que tiene la mayoría de los animales, de sintetizar en su propio organismo tal vitamina; ya antes parecen haber perdido la capacidad de digerir la celulosa. Tales pérdidas durante la evolución han implicado sutiles pero importantes determinaciones: cuando las selvas originales se redujeron o, por crecimiento demográfico, resultaron superpobladas, los primitivos homínidos (y luego los humanos) se vieron forzados a recorrer importantes distancias, migrar, para obtener nuevas fuentes de nutrientes, la pérdida de la capacidad de metabolizar ciertos nutrientes como la vitamina C habría sido compensada por una favorable que permite al Homo sapiens una metabolización óptima (ausente en primates) del almidóny así una rápida y "barata" obtención de energía, particularmente útil para el cerebro. El Homo sapiens parece ser una criatura bastante indefensa y como respuesta satisfactoria la única solución evolutiva que ha tenido es su complejísimo sistema nervioso central. Espoleado principalmente por la busca de nuevas fuentes de alimentación. Se ha observado que la cefalización aumentó paralelamente al incremento de consumo de carne.

    Las primeras modificaciones importantes que aparecen en la filogénesis de las especies que constituyen la línea evolutiva que desemboca en el Homo sapiens. Todos los cambios reseñados han sucedido en un periodo relativamente breve (aunque se mida en millones de años), esto explica la susceptibilidad de nuestra especie a afecciones en la columna vertebral y en la circulación sanguínea y linfática (por ejemplo, el corazón recibe -relativamente- "poca" sangre).

    Las cuevas de altamira

    La cueva de Altamira está situada dentro del territorio de Santillana del Mar, Cantabria (España), cerca de la capital municipal. En ella se conserva uno de los ciclos pictóricos más importantes de la Prehistoria. Pertenece a los períodos Magdaleniense y Solutrense, dentro del Paleolítico Superior. Su estilo artístico constituye la denominada escuela franco-cantábrica, caracterizada por el realismo de las figuras representadas. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985.

    Historia

    Las pinturas de Altamira, descubiertas en 1879 por Marcelio Saez de Sautuola, suponen el primer conjunto pictórico prehistórico de gran extensión conocido en el momento. Tal descubrimiento determina que el estudio de la cueva y su reconocimiento levante toda una polémica respecto a los planteamientos aceptados en la ciencia prehistórica del momento.

    El realismo de sus escenas provocó, al principio, un debate en torno a su autenticidad. Su reconocimiento como una obra artística realizada por hombres del Paleolítico supone un largo proceso en el que, también, se van a ir definiendo los estudios sobre la Prehistoria.

    Su primer defensor fue Marcelino Sanz de Sautuola, su descubridor. Su valor será avalado por los frecuentes hallazgos de otras piezas de arte mueble similares en numerosas cuevas europeas. A finales del siglo XIX, principalmente en Francia, se descubrieron pinturas rupestres innegablemente asociadas a las estatuillas, relieves y huesos grabados aparecidos en niveles arqueológicos paleolíticos, unidos a restos de animales desaparecidos (mamut, reno, bisonte, etc.).

    Las pinturas de Altamira

    La cueva de Altamira es descubierta en el año 1868 por un cazador, llamado Modesto Cubillas. El cazador descubrió la entrada de la cueva al intentar liberar a su perro, que estaba atrapado entre las grietas de unas rocas por perseguir a una pieza. Su localización se encuentra en Santillana del Mar (catanbria), El método del carbono 14 llevó a los investigadores Laming y Leroi-Gurhan a proponer para las pinturas de Altamira una datación entre 15.000 y 12.000 años a.C.

    Pigmentos empleados - La pintura está hecha con pigmentos minerales ocres, marrones, amarillentos y rojizos, mezclados con aglutinantes como la grasa animal. El contorno de líneas negras de las figuras se realizó con carbón vegetal. Se aplicaron con los dedos, con algún utensilio a modo de pincel y en ocasiones soplando la pintura a modo de aerógrafo.

    Tratamiento del volumen - Aprovechan el relieve natural de la roca y a veces la modelan interiormente para dar un efecto de volumen y movilidad.

    Tratamiento del movimiento - El relieve de la cueva y el raspado de ciertas zonas aporta a las imágenes gran movilidad y expresividad.

    Iconografía - Las representaciones rupestres de Altamira podrían ser imágenes de significado religioso, ritos de fertilidad, ceremonias para propiciar la caza o puede interpretarse como la batalla entre dos clanes representados por la cierva y el bisonte.

    La cueva de Altamira es relativamente pequeña: sólo tiene 270 metros de longitud. Presenta una estructura sencilla formada por una galería con escasas ramificaciones. Se definen tres zonas: la primera está formada por un vestíbulo amplio, iluminado por la luz natural y fue el lugar preferentemente habitado por generaciones desde comienzos del Paleolítico Superior. La segunda es la gran sala de pinturas polícromas, apodada «Capilla Sixtina del Arte Cuaternario». Finalmente, existen otras salas y corredores en los que también hay manifestaciones artísticas de menor trascendencia.

    Podría decirse que el auténtico descubridor de las cuevas de Altamira es Modesto Cubillas, un aparcero que en ese momento estaba cazando con su perro. Vio la cueva y avisó a Marcelino Sanz de Sautuola, para quien trabajaba. Éste se introdujo en ella con su hija de ocho años, María, pero no le dio importancia a la caverna hasta que María le llamó para que viera ciertos dibujos realizados en el techo de una galería lateral. A partir de ese momento, las cuevas de Altamira se han estudiado atentamente para descubrir su significado, su técnica, etc. Su bóveda sigue manteniendo los 18 metros de largo por los 9 de ancho, pero su altura originaria (entre 190 y 110 cm) se ha aumentado al rebajarse el suelo para facilitar la cómoda contemplación de las pinturas.

    El animal más representado es el bisonte. Hay 16 ejemplares de diversos tamaños, posturas y técnicas pictóricas. Se observan junto a caballos, ciervos y signos tectiformes. Los artistas de la cueva de Altamira dieron solución a varios de los problemas técnicos que la representación plástica tuvo desde sus orígenes en el Paleolítico. Tales fueron el realismo anatómico, el volumen, el movimiento y la policromía.

    La sensación de realismo se consigue mediante el aprovechamiento de los abultamientos naturales de la roca que crean la ilusión de volumen, la viveza de los colores que rellenan las superficies interiores (rojo, negro, amarillo, pardos) y la técnica del dibujo y del grabado, que delimita los contornos de las figuras.

    Arte mueble

    Dentro del campo de estudio del arte prehistórico, las locuciones arte mueble y arte mobiliar se emplean indistintamente para desirgnar cualquier obra de arte (en sentido amplio) realizada sobre un objeto de dimensiones limitadas y manejables, es decir, que pueden ser transportados por el ser humano.

    El concepto de arte mueble se compagina, pues, con el de arte parietal que no se puede trasladar porque está realizado sobre los muros o las rocas (arte rupestre). Tampoco debe considerarse arte mueble a las piezas de grandes proporciones como las estelas o las estatuas-menhir del Neolítico y la Edad de los metales.

    Consecuentemente, el arte mueble es tremendamente diverso ya que no sólo comprende creaciones exclusivamente artísticas (como estatuillas u ornamentos), sino también objetos funcionales, herramientas y útiles decorados. Así, podemos encontrar el arte mueble paleolítico que incluye plaquetas grabadas, venus paleolíticas, adornos, arpones, azagayas o propulsores decorados, por ejemplo. En epipaleolítico europeo son muy característicos también los cantos pintados azilienses.

    Introducción

    Regresando en el pasado al estudiar el periodo Paleolítico, se muestra que es una etapa en la evolución del ser humano ya que es en este despertar del hombre, que pone a prueba su conocimiento de lo rustico del medio para saber afrontar las adversidades del clima, donde comienza a dar sus primeros pasos en arquitectura, además de empezar a mostrar sus dotes de creatividad creando replicas de su vida diaria y del entorno en el que se rodea, plasmando sus actividades diarias como lo eran las casa, la pesca, etc.

    Conclusión

    Concluimos que para nuestra formación es importante aprender del pasado de la humanidad pues ahí es donde comienza el hombre a dar sus primeros pasos y va dejando huella de lo que es el intelecto humano, resolviendo problemas tan cotidianos pero a su vez muy complejos como lo son la vivienda, dejando marcas (pinturas) dentro de sus hogares (cuevas), representando en ellas los paisajes que veía a diario en sus exploraciones en el mundo y quizás de lo mas importante era dejar edificaciones propias de cada una de las épocas en las que se le ha estudiado.

    Universidad Católica de el Salvador

    UNICAES

    Facultad de Ingeniería y Arquitectura

    Historia de la Arquitectura

    'Paleoltico'
    PERIODO PALEOLITICO

    ARQ