Palacios florentinos del siglo XV

Arte. Arquitectura italiana. Florencia. Palacio de la Signoria, Pitti, Strozzi, Médici-Riccardi, Rucellai y Piccolomini

  • Enviado por: Arrate Arizaga Villalba
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Palacio Florentino s.XV

Palacio de la Signoria

Arnolfo di Cambio muestra la visión medieval propia del siglo XIV en un palacio de ciudad militar con perfil almenado y torre del homenaje, que simboliza el poder público, y permite la protección del palacio, dando un aspecto defensivo

Con un aparejo rústico y fachadas lisas posee un aspecto de “fuerte”.Aparecen arcos de medio punto con parteluz (arquería gótica) donde los huecos se alinean con una imposta que no indica la posición del forjado

Palacio Pitti

Desde este momento el palacio se convierte en un edificio de prestigio social, tanto en su imagen exterior como su decoración interior (pinturas) Favorece la rivalidad entre las grandes familias nobles por poseer la mejor fachada. La familia Pitti encarga este palacio que aunque se desconoce a su autor se vincula a Brunelleschi. Se sitúa a las afueras por la intención de poseer grandes jardines. Una parte del actual edificio se vincula al Quattrocento mientras que la fachada fue prolongada más adelante.

Frente a la verticalidad de la Signoria aparece esta imagen de cuerpo horizontal. La parte primera con 7 huecos principales situada la entrada en el eje central. Poseía un pórtico que asomaba a unos jardines.

Con fachada de 3 alturas con almohadillado y aparejo rústico y arcos de medio punto. En planta baja pocos huecos altos pero la planta noble muy porosa, así como la segunda, no presenta jerarquía en altura. Produce ecos inmediatos en la ciudad

Palacio Strozzi

Proyectado por Benedetto da Maiano, Il Cronaca

Modelo de palacio de ciudad, sin jardines, de aspecto refinado respecto del Palacio Pitti.

Palacio de 3 alturas ocupando una manzana en planta.

En planta baja pocos huecos, solo uno de entrada que da acceso a un patio interior. Tiene diversos huecos a cierta altura.

En planta primera huecos con arcos de medio punto con parteluz, arquitectura gótica, manteniendo un ritmo. Las ventanas apoyan en una línea, desapareciendo a exterior el forjado, y en cierto modo ocultando la disposición interior de las estancias.

El almohadillado jerarquizado según la altura, es más fuerte en planta baja refinándose en la altura. En el arranque presenta un banco corrido.

Aun no aparecen los órdenes en fachada, las plantas son independientes sin relación vertical, sólo los ejes de las ventanas. Los maineles de las ventanas de orden clásico presentan el escudo familiar. Presenta un tratamiento homogéneo para todas las fachadas.

El remate del edificio se plantea inicialmente con una pequeña cornisa. Con el tiempo, los edificios tienden a poseer una imagen más propia del mundo antiguo donde se valora un contundente remate, así que se modifica la idea inicial con una cornisa más potente cuyas sombras arrojadas den fuerza a la imagen del palacio.

En planta se organiza en torno a un patio resuelto a base de arcos. De crujía única, con una distribución en estancias menores. En la planta noble las habitaciones con más amplias. Cuenta con dos escaleras principales vinculadas a las crujías más amplias. Escaleras característicamente florentinas iluminadas por las ventanas. Se mueven en dos tramos entre muros sin expresión hacia el exterior del edificio. Son escaleras oscuras y angostas.

Palacio Médici-Riccardi

Obra de Michelozzo y Miguel Ángel

Con características del palacio florentino: almohadillado, con gran diferencia entre la planta alta y la baja. Inicialmente con múltiples huecos de acceso que más tarde cerraría Miguel Ángel. Se afirma la principalidad de las plantas nobles.

Presenta una imposta donde se alinean los huecos con parteluz pero que no sirve para proporcionar la fachada. Es un elemento muy saliente que proyecta una potente sombra sobre la planta alta.

Con fuerte aparejo en planta baja, aparejo rústico dulcificado en la planta primera e inexistente en la planta superior.

Con patio central porticado y escaleras ocultas, distintas de las del Renacimiento Español (en la sección se ve la altura de los forjados) El patio con arcos de medio punto sobre columnas y escudos encima de la clave del arco (Estilo gentile) repitiendo los alzados de fachada.

El interior con interesante decoración y pinturas en las estancias. Frente a la sobriedad de la fachada el interior es de considerable riqueza, reflejada en el patio.

La capilla con frescos de Bozolli con retratos de la familia Médici. En el altar un cuadro de Filippo Belti.

Palacio Rucellai

La familia Rucellai es una de las familias florentinas que desean arquitectura fuera de la ciudad. Alberti desarrolla el proyecto que luego queda en manos de su discípulo Rosellino.

Las principales novedades radican en:

El almohadillado; el tratamiento mural, todo homogéneo. Interesante por la proporción y el orden.

Las pilastras aparecen como elemento capital de la composición, con friso, entablamento y cornisa. Se introduce un módulo con esas pilastras. La altura entre forjados es al hueco lo mismo que la distancia entre pilastras al hueco (relaciona partes entre sí y partes con el todo)

El resto de las características son iguales: huecos, parteluces…

Palacio Piccolomini

Bernardo Rosselino acaba las obras inconclusas de Alberti. Es encargado por el papa Pio II en Pienza un palacio al modo del palacio Rucellai. Cuenta con dos portadas equidistantes de los extremos. Con la misma relación entre los huecos y banco corrido.

Junto a la catedral se sitúa una plaza remodelada en el Quattocento centro antiguo.

esquema vertical

Estancias privadas

Salas comunes

acceso