Países Bajos

Geografía. Europa. Holanda. Historia. Política. Población. Economía. Industria. Cultura. Costumbres

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

Países Bajos

I N T R O D U C I O N

Los Países Bajos son un estado unitario descentralizado, administrado por un monarca y un consejo de ministros.

El pueblo está representado en el Staten-general, que consiste en una cámara de representantes y una cámara de senado.

Los Países Bajos están divididos en doce provincias: Groninga, Frisia, Drente, Overijssel, Güeldres, Utrecht, Flevolanda, Holanda Septentrional, Holanda Meridional, Zelanda, Brabante Septentrional y Limburgo.

El reino de los Países Bajos es uno de los miembros de la Unión Europea

Bandera:

'Pases Bajos'


La bandera está formada por tres franjas horizontales del mismo grosor de colores rojo, blanco y azul. Está regulada actualmente por el Real Decreto de 1937.

Escudo:

'Pases Bajos'

El escudo de los Países Bajos también es el blasón personal del monarca holandés. Contiene los mismos elementos desde 1813, cuando Guillermo I (primer rey de los Países Bajos), eligió una combinación del antiguo escudo de la Casa de Nassau y del escudo de la República.

Actualmente está descrito en el Real Decreto del 23 de abril de 1980, el cual dice:

El escudo de armas de los Países Bajos, es azur, salpicado en oro, con un león rampante arrestado de oro surmontado de una corona de oro abierta de tres hojas y dos perlas en las puntas, linguado y uñado de gules, llevando en la garra diestra una espada de plata con empuñadura de oro y en la garra siniestra un manojo de siete flechas de plata con puntas de oro, atadas con un lazo de oro.

El escudo también consta de ornamentos exteriores: en la cima del escudo, la corona real holandesa; para sostener el escudo, dos leones de oro linguados y uñados de gules; y el lema “Je maintiendrai” (Mantendré) en letras de oro sobre una cinta azur.

Sus ornamentos exteriores, pueden ir colocado sobre un manto real de púrpura, guarnecido de oro y forrado de armiño, alzado con cuerdas de oro que terminan en borlas del mismo metal y terminado con un baldaquín de púrpura, ribeteado de oro sobre el que descansa la corona real.

Forma de gobierno:

Es una monarquía constitucional.

El estado además se caracteriza, política y socialmente, por tener una gran apertura hacia los valores sociales, reformando instituciones como la familia y permitiendo con ello la entrada de nuevas maneras de convivencia social, tales como el matrimonio del mismo sexo, la prostitución, la clonación, la eutanasia y el uso de drogas recreacionales; considerándose así el país más liberal del mundo.

Dentro de su conformación política, la Reina desempeña el poder ejecutivo y ratifica la libre elección del Primer Ministro por el pueblo. El poder legislativo está representado por lo que hasta hoy día se denominan Estados Generales (Parlamento), las cuales consisten en dos cámaras de representación legislativa, equivalentes por tanto a las Cortes Generales en España. El poder judicial es representado por las Asambleas Provisionales, las cuales también son elegidas por sufragio directo.

Jefe del estado:

El rey o reina es el jefe de estado del reino, tienen la administración del reino. El consejo está constituido por los ministros de los Países Bajos y dos ministros representantes de las islas caribeñas.

Jefe del gobierno:

El Primer Ministro de los Países Bajos es el jefe del gobierno, jefe del parlamento o cámara baja y es jefe del Consejo de Ministros. Aunque no le está asignado ningún poder especial, el Primer Ministro funciona como el representante principal del País.

El Primer Ministro es también Ministro de los Asuntos Exteriores.

Capital:

La capital es Ámsterdam, una ciudad mágica donde se combina extensos canales y numerosos puentes de los siglos XVI y XVII.

Como el resto de Holanda, Ámsterdam, es una ciudad abierta y tolerante, combina una sólida cultura con gentes de hábitos sencillos.

Ámsterdam, nos ofrece la historia viva de una de las ciudades más bellas y románticas de Europa.

Superficie del país:

Tiene una superficie de 41.526,00 km2 casi la mitad de la superficie de Nueva Jersey.

Población del país:

La población es, aproximadamente, de 15.981.472 habitantes. Se estima que en el 2050 halla una población de 16.721.036 habitantes.

Densidad de la población:

Tiene una densidad muy elevada, 452 habitantes por kilómetro cuadrado. Esta cifra lo convierte en el país de la Unión Europea con más densidad de población, y uno de los países con más densidad de población del mundo.

Índice de desarrollo humano:

Actualmente, los Países Bajos, ocupan el noveno lugar en el ranking mundial de desarrollo humano. Este dato se formuló en una lista en el año 2007.

Lengua y dialectos:

El holandés, es la lengua oficial de los Países Bajos, en Bélgica concretamente de las regiones de Flandes y Bruselas. El holandés forma parte del grupo germánico occidental, relacionado con el bajo alemán. El frisón, el flamenco, el brabanzón, (variedad de la región de Brabante, provincia de Brabante Septentrional de los Países Bajos) son algunos de sus principales dialectos.

Religión:

En los Países Bajos las religiones son muy variadas, habiendo un 38% de católicos, un 21% de protestantes, un 4,4% de musulmanes, pero la nota dominante es un 44% de las personas que no tienen religión.

Moneda:

Su moneda es el euro, el euro neerlandés presenta un diseño de un retrato de la reina Beatriz de los Países Bajos. Todas las monedas tienen marcadas las doce estrellas de la Unión Europea y el año de acuñación.

Clima, relieve, ríos, mares, lagos, vegetación y fauna:

El clima de los Países Bajos es un clima marítimo templado, y casi nunca llega a hacer calor excesivo.

Los veranos suelen ser generalmente cálidos, con algunas inestabilidades.

Los inviernos son bastante fríos con la posibilidad de alguna nevada.

Generalmente llueve durante todo el año.

Los Países Bajos son una planicie litoral típica cuyas regiones occidental y septentrional, la mitad del país, están situadas bajo el nivel del mar. Las tierras son arenosas, como en el Veluwe y en la Campiña, turbosas (pantanos de Peel y de Burtange) o aluviones fluviales acarreados por el Rin. En algunas partes del territorio las colinas forman cadenas, como ocurre en el Overyssel, en el Veluwe y a lo largo del Wall, pero las más elevadas no alcanzan alturas superiores a los 200 metros.

La costa holandesa es baja, como la de Bélgica y Alemania Septentrional. En otros tiempos estuvo bordeada por un cordón de dunas ininterrumpido. Pero el mar rompió esta frágil barrera y penetró en el interior de las tierras, ampliando y multiplicando las desembocaduras fluviales que encierran las islas del archipiélago neerlandés, transformando en golfos antiguos lagos; cerrando el último de ellos hay a modo de un dique de islas: Texel, Vieland, Terschelling, Ameland, etc. La lucha contra el Mar del Norte, único que baña las costas holandesas y que incesantemente las destruye, ha sido siempre la principal preocupación de los holandeses. La circunstancia de hallarse situada gran parte del país por debajo del nivel del mar los ha obligado a obras de desecación y de defensa admirables. El Zuiderzee fue, hasta 1282, un lago de agua dulce. En esa fecha un maremoto provocó la ruptura de las tierras que lo separaban del mar, convirtiéndolo en un golfo.

En 1928 se terminaron la construcción de los polders para que el terreno quedara bajo el nivel del mar, y en esa fecha se comenzó a entregar a los agricultores las tierras ganadas al mar.

Los tres grandes ríos de los Países Bajos son el Rin, el Mosa y el Escalda que desembocan en Rotterdam, lo que ha hecho de esta ciudad el puerto mayor del continente.

El Rin, es la unión fluvial más utilizada en la Unión Europea, es un río navegable, tiene una longitud de 1320 kilómetros y su delta se encuentra en el Mar del Norte.

El Rin nace de los Alpes suizos y desemboca en el mar del Norte.

El Mosa, es un río de Francia, Bélgica y los Países Bajos. Desemboca en el Mar del Norte, formando un delta común con el Rin, donde desemboca. El Mosa tiene una longitud de 950 kilómetros.

El Escalda, es un río que nace en Francia, atraviesa Bélgica y desemboca en el Mar del Norte. Este río ha desempeñado un papel muy importante en el desarrollo de las ciudades de Flandes, Brabante y Henao. Este río ha sido lugar de numerosos conflictos de toda índole, desde la Edad Media hasta el siglo XX.

Tiene una longitud de 350 kilómetros.

La vegetación es la típica de la Europa Continental del Norte, es decir, muy variada.

Las flores son muy variadas, de colores alegres, como los tulipanes, los narcisos, etc. Suele ser la gran atracción turística de abril y mayo.

En cuanto a la fauna, abundan peces y aves. Los peces más comunes son: el arenque, la anguila, el mújol y el róbalo. Las aves más comunes son la gaviota reidora, la paloma azurita y el águila real.

Abundan también mamíferos como el murciélago, el zorro rojo, que habita en las dunas y en pantanos, la cierva y el corzo.

Sectores económicos:

El sector primario se dedica a la pesca y a la agricultura y ganadería.

La pesca holandesa se dedicaba a la técnica del salazón en el siglo XIII y a su muy destacable capacidad de captura de pescado.

La agricultura se dedica al cultivo de patatas, remolacha azucarera, frutas y verduras.

En el siglo XIII, la mayor parte de la tierra contenía agua salada, por lo tanto se necesitaba la ayuda de molinos para inundar esas tierras con agua dulce.

También los holandeses se dedicaban a la producción de colorantes, usados para la industria textil.

Las tierras holandesas no eran buenas para el cultivo del cereal, no obstante, lo eran buenas para el cultivo industrial, como son el lino, el lúpulo, la horticultura y los frutales.

Las técnicas con el paso del tiempo se fueron mejorando, se fue utilizando el abono orgánico de animal e incluso se usaban las basuras de las ciudades como fertilizante.

Se utilizaba el sistema trienal de cultivo, donde se dedicaba una parte del terreno al barbecho.

La ganadería produce leche, mantequilla y queso.

Los Países Bajos constan de una flota de 3300 barcos. Los holandeses fueron los primeros en practicar el ahumado como procedimiento para conservar los arenques.

En el sector secundario tuvo más auge las producciones textiles. Se fabricaron tejidos como las bayetas, camelotes y tejidos de algodón.

En el comercio sus principales proveedores y clientes son: Bélgica, Luxemburgo, Francia, Suecia, Italia y Suiza. Importa productos vegetales, metales, maquinaria, maderas, productos textiles, químicos y farmacéuticos, papel, etc. Exporta manteca, queso, carne, tejidos, flores, etc.

Historia:

En el siglo I a.C, los romanos conquistaron el sur de los Países Bajos, donde crearon la provincia de Germania Inferior. Para los romanos, el borde fronterizo estaba en el Rin. Éstos fueron los primeros en construir ciudades en los Países Bajos y también introdujeron la escritura.

La civilización romana fue eliminada por las masivas inmigraciones de pueblos germánicos, lo que después sería conocido como Völkerwanderung.

Los recién llegados se unieron a los habitantes para crear tres pueblos en los Países Bajos: los frisios en la costa, los sajones al este y los francos al sur. Los francos se convirtieron al cristianismo después de que su rey Clodoveo I lo hiciera en el 456.

Los Países Bajos pertenecían al imperio de Carlo Magno, cuyo núcleo se encontraba en Bélgica y en el sur de Francia, y que, además, se extendía por toda Europa Occidental.

Entre los años 800 y 1000 los Países Bajos sufrieron los ataques de los vikingos. Sus ataques eran muy virulentos.

Alrededor del año 1000, surgieron varias innovaciones en las técnicas de cultivo (“revolución agrícola”) que supusieron un aumento en la producción de alimentos. La economía empezó a crecer a un ritmo rápido, y la mayor productividad permitió a los campesinos cultivar más tierras o dedicarse al comercio.

Pronto se crearon los gremios y se desarrollaron los mercados como consecuencia de que la producción excediera las necesidades locales. Además, la introducción de la divisa facilitó mucho la actividad comercial. Los núcleos urbanos crecieron y surgieron nuevos asentamientos en torno a monasterios y castillos, al tiempo que una nueva clase media de mercaderes comenzó a tomar forma en esas zonas urbanas. Como resultado del crecimiento económico también aumentó la población.

Las Cruzadas fueron importantes en los Países Bajos y muchos se unieron para luchar en Tierra Santa. Mientras tanto, había una relativa paz en Europa, pues los saqueos de vikingos, húngaros y musulmanes cesaron.

Buena parte del territorio de los Países Bajos y Bélgica fue unificada por el duque de Borgoña en 1433.

La conquista del condado de Holanda por el duque Felipe el Bueno de Borgoña fue un tanto inusual, debido a que los nobles de Holanda le invitaron a conquistar el país, pero el no tenía ninguna pretensión histórica sobre Holanda.

Europa en los siglos XIV y XV fue sacudida por muchas guerras, mientras que Flandes había disfrutado de paz y prosperidad.

Felipe II de España, tuvo poco apogeo personal con los Países Bajos, y así la nobleza local lo consideró indiferente a su estado.

Como católico devoto Felipe estaba consternado de la Reforma Protestante en los Países Bajos, que llevó a un aumento el número de calvinistas. Sus intentos de reforzar la persecución religiosa de los protestantes y sus esfuerzos por centralizar el gobierno, la justicia y los impuestos le hicieron impopular y le condujeron a una revuelta. Los holandeses lucharon por su independencia de España, lo que originó la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648).

Guillermo de Orange, el fundador de la familia real holandesa, lideró a los holandeses en la primera parte de la guerra. Los primeros años fueron un éxito para las tropas españolas. Sin embargo, los asedios siguientes en Holanda fueron contrarrestados por los holandeses. El rey de España, perdió el control de los Países Bajos, después de que soldados españoles amotinados, saqueasen Antwerp y matasen a 10000 habitantes. Los católicos conservadores del sur y el este apoyaron a los españoles, éstos recuperaron Antwerp y otras ciudades flamencas y holandesas. Recuperaron parte de los Países Bajos pero no Flandes, ya que era el territorio anti-español más radical. Muchos habitantes huyeron a Brujas, Gante, Dunkerque y al campo.

La guerra continuó interminable durante otros 60 años.

La paz llegaría el 30 de enero de 1648, donde se confirmó la independencia de los Países Bajos y Alemania.

Durante la Guerra de los Ochenta Años, las provincias holandesas se convirtieron en el centro comercial más importante del norte de Europa, desplazando a Flandes; los barcos holandeses cazaban ballenas, a través de la Compañía de las Indias Occidentales, comerciaban con especias en la India e Indonesia y fundaron colonias en Nueva Ámsterdam (hoy Nueva York) Sudáfrica y las Indias Orientales.

La especulación del comercio de tulipanes condujo a una quiebra del mercado en 1637, la crisis económica fue superada pronto. Debido a estos avances en el siglo XVII, lleva el sobrenombre de la Edad de Oro de los Países Bajos. Como los Países Bajos eran una república estaban gobernados por una aristocracia de comerciantes urbanos. Cada ciudad y provincia tenía su propio gobierno y leyes.

En 1650, Guillermo II, Príncipe de Orange, murió repentinamente de viruela; su hijo, rey de Inglaterra, Guillermo III, nació solo ocho días después, por tanto, dejó a la nación sin un sucesor obvio. Desde la concepción de la República, había una lucha constante por el poder de entre los habitantes.

Después de ser incorporado al imperio Francés al mando de Napoleón I, fue formado un reino holandés que incluía a Bélgica y Luxemburgo.

En la Primera Guerra Mundial, los Países Bajos permanecieron neutrales. La invasión alemana en Bélgica condujo a muchos refugiados belgas a buscar cobijo en el país. Ya que los Países Bajos estaban rodeados por países en guerra y el Mar del Norte no era seguro para la navegación civil, los alimentos escasearon. Con el fin del conflicto en 1918, la situación regreso a la normalidad.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, los Países Bajos declararon neutralidad otra vez. No obstante, el 10 de mayo de 1940, los alemanes lanzaron un ataque contra los países Bajos y Bélgica, conquistando la mayor parte del país en poco tiempo. Las mal equipadas tropas neerlandesas pudieron hacer muy poco; el 14 de mayo, ya sólo quedaban unas pocas bolsas de resistencia. Aquel día la Luftwaffe (fuerza aérea alemana) bombardeó Rotterdam, la segunda ciudad más importante del país, matando a 800 personas y destruyendo buena parte de la ciudad, lo que dejó a 78000 personas sin hogar.

Tras estos ataques, la familia real y algunas tropas huyeron a Reino Unido.

La persecución de los judíos en los Países Bajos empezó después de la invasión. Eran unos 140000 al comienzo de la guerra y sólo sobrevivieron unos 40000 hasta el final de la guerra. Es muy conocido el caso de la judía Anne Frank, que más tarde alcanzaría la fama mundial cuando su diario, escrito mientras se escondía de los alemanes, fue hallado y publicado. Anne Frank fue descubierta e internada en un campo de concentración, en el que murió poco antes de que fuese liberada.

Las fuerzas japonesas también invadieron las Indias Orientales Holandesas el 11 de enero de 1942; allí, los neerlandeses se rindieron el 8 de marzo, después de que los japoneses desembarcaran en Java. Sin embargo, muchos navíos militares holandeses lograron alcanzar Australia, desde donde lucharon contra los japoneses.

En Europa, después del desembarco en Normandía en junio de 1944, los aliados avanzaron rápidamente hacia la frontera neerlandesa. El invierno de 1944-1945, fue especialmente duro, provocando hambruna y pasando a la historia neerlandesa con el nombre de Hongerwinter (invierno de hambre). En mayo de 1945, la Alemania nazi finalmente se rindió, y firmó su rendición ante los holandeses en Wageningen.

En 1992 se firmó en Maastricht el Tratado de la Unión Europea.

Principales obras de artes y principales artistas:

El Renacimiento pictórico de los Países Bajos comparte con el italiano su principio artístico básico: la imitación de la naturaleza. Estos dos Renacimiento tan parecidos difieren, sin embargo en la manera de aplicar ese principio básico: abstracta y metódica, la pintura del Renacimiento italiano; mientras que la neerlandesa, táctil y temperamental.

El primer gran maestro del Renacimiento neerlandés es Jan van Eyck (1390-1441), su obra maestra es el Díptico de la Anunciación, entre otras.

Jacques Daret y Roger van der Weyden, ambos discípulos de Robert Campin. Daret posee una hermosa Adoración al Niño. Del contemporáneo Van der Weyden se expone una Virgen entronizada, tan diminuta en sus dimensiones como monumental en su apariencia.

Hay que destacar a Juan de Flandes, el cual pintó la severa y sentida Piedad fue pintada en España, en el tríptico del mismo tema del Maestro de la Leyenda de Santa Lucía.

En el siglo XVII, la pintura neerlandesa conocerá su edad de oro.

No obstante, en el siglo XVI, se produjo un estancamiento y una dependencia de los modelos italianos.

En el siglo XVII, los enfrentamientos de la monarquía española con el mundo protestante produjo en los Países Bajos un proceso de separación entre Flandes y las provincias del norte. Esto afectó a la pintura. Mientras Flandes miraba hacia Italia, la pintura holandesa florece sobre todo a Rubens (1577-1640). Rubens fue un pintor flamenco nacido en Siegen y muerto en Amberes. Rubens sintetiza la riqueza cromática de la tradición flamenca con el dibujo y la composición de Miguel Ángel y la manera de construir el espacio propio de Tiziano. Algunos ejemplos son: Venus, Cupido, El nacimiento de la Vía Láctea, Felipe II a caballo, Las Tres Gracias donde se expone actualmente en el Museo del Prado y El Descendimiento de la Cruz, expuesto en la catedral de Amberes.

Otro pintor afamado es Van Dyck (1599-1641), El Retrato de Jacques Le Roy, que se encuentra expuesto en el museo Thyssen-Bornemisza.

En ambas escuelas, flamenca y holandesa, se cultiva también la pintura de género, por ejemplo cuadros de flores (tulipanes), bodegones, escenas de la vida cotidiana y paisajes.

En el siglo XIX, destaca el pintor Vicent Van Gogh (1853-1890), nació en Groot Zundert y murió en Auvers-sur-Oise. Trasladó a sus telas escenas de la clase humilde y retrató a los obreros del campo, con tonos ásperos y oscuros. En París trabó conocimiento con el grupo de impresionistas franceses, en particular con Gaunguin y Cèzanne, trabajando algún tiempo con Toulouse-Lautrec y Bernard. Su pintura, en aquella época, ganó en ligereza y luminosidad.

Fue atacado por una enfermedad mental en 1888, durante el primer brote de la misma se cortó una oreja. Estuvo internado en sanatorios, no abandonando jamás la práctica de su arte. En 1890, tras varias tentativas frustradas de suicidio, se quitó la vida.

Es uno de los pintores más cotizados de la pintura actual, a pesar de que murió arruinado, sin conocer la fama y suicidándose. Este pintor merece por sí mismo un capítulo completo.

Una de sus muchas obras más cotizadas son Los Girasoles.

Bibliografía:

  • hrw atlas mundial.com

  • Diccionario enciclopédico espasa

  • Foto países.com

  • Wikipedia.org

  • Amsterdaminfo.es

  • Indexmundi.com

  • Guía del museo Thyssen-Bornemisza

  • Guía del museo del Louvre

Opinión personal:

Me ha parecido un trabajo muy interesante. He aprendido mucho sobre los Países Bajos. Es un trabajo que requiere soltura para realizarlo debido a las escasas páginas de información fiables. Me gustaría volver a repetir el trabajo pero con otros países europeos.

Página 10 de 10