País Vasco. Cataluña. Nacionalismo

Europa. España. Independentismo. Origen. Regionalización. Autonomía

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

EL NACIONALISMO EN EL PAIS VASCO Y CATALUÑA

Enlazando y en relación con el tema de la división provincial de España, aparece el del nacionalismo en las regiones del País Vasco y Cataluña fundamentalmente.

Este movimiento tiene orígenes históricos desde hace siglos, pero comenzó a tener mas importancia desde el siglo XIX, cuando una minoría de intelectuales de la nobleza de estas regiones defienden sus intereses económicos y privilegios, basándose en sus raíces históricas con la intención de enriquecerse aún mas y también se usaron como excusa otras circunstancias políticas por las que pasaba el país en esos momentos.

Estos movimientos se basaban en que estos territorios y estas gentes tuviesen en elemento que les diferenciase del resto del país, y que en un principio los que reivindicaban esto eran minoría, pero cuando se ha conseguido un volumen mayor de gente se ha convertido en un sentimiento mayoritario de cada pueblo, siempre cuando se saliese beneficiado económicamente o se les otorgase alguna concesión.

En el caso de las provincias vascas tenían privilegios como exención de impuestos y aduanas o que su población estuviese exenta de formar levas para el ejército, que adquirieron por haber apoyado a los distintos reyes españoles durante las guerras que tuvo el país.

A estos tres privilegios les siguió la posesión de fueros en los que tenían cierta autonomía pero seguían siendo súbditos del rey.

Pero cuando la corona no tuvo dinero para afrontar sus guerras en el extranjero, los vascos no querían contribuir dinero a la causa alegando razones históricas, culturales y religiosas que les hacia ser el pueblo originario de la península habiendo luchado anteriormente y derrotado a los enemigos, y a demás eran un pueblo de raza pura, por lo que consideraban que no tenían que aportar nada al resta del país que era una mezcla de razas y que no tenían nada que ver con su cultura.

Estas razones no les convencían a nadie pero siguieron con sus privilegios y se acentuó su sentido de diferenciación del resto y ellos eran los únicos verdaderos españoles del reino.

Con el tiempo llegaron los problemas serios cuando llegó el intento de centralización de FelipeV y se trasladaron las aduanas a la costa, lo que suponía que los vascos pagasen mas por los productos importados, lo que no hacían antes al tener las aduanas a partir de sus fronteras.

Pero se restablecieron por causas de revueltas y siguieron con sus privilegios.

Después llegó la exaltación de lo vasco a través de la defensa del vascuence, en la que M.Larramendi había influido y determinado al pueblo vasco con sus publicaciones e ideas, para que estos lo defendiesen a ultranza y fuese así el gran elemento diferenciador junto con la religión y la impunidad de su raza.

Con estas ideas se comenzó a radicalizar a la hora de crear un patrón para diferenciar quien era vasco y quien no, teniendo que cumplir unos requisitos religiosos, culturales y de origen.

Todo aquel que no los cumpliese se le considera extranjero o se le decía que tomase los hábitos si quería seguir en aquel territorio como alguien bien visto.

A pesar de esto no se negaba su pertenencia a España ya que se consideraban los mas españoles de todos.

Estas alegaciones sobre la patria vasca se dejaban un tanto a un lado con el fin de mantener sus privilegios y sólo se sacaban a la luz cuando éstos se veían amenazados.

A mediados del siglo XIX cuando se suprimen las aduanas del Ebro y se comienza a desarrollar la industria siderúrgica, los burgueses y nobles vascos, con el fin de que sus negocios proliferasen se abren a España en busca de nuevos mercados y negocios y de esta forma poder incorporar al País Vasco a España para que estos contribuyesen de la misma forma que el resto del país, pero esto solo se consiguió parcialmente porque aun permanecían algunos privilegios, ya que abonaban un tributo mucho menos que el resto del estado, los que provocaba que su industria tuviese un mayor dinamismo de crecimiento que las del resto de España.

Ya a finales y a principios del siglo XIX y XX el fuerismo perdió importancia basándose solo en la burguesía, y lo que surgió fue el movimiento obrero de ésta industria tanto de nativos como de inmigrantes; tambien se creó el PNV pero no es hasta despues de la guerra civil cuando estalla el problema que llega hasta nuestros dias.

En el caso de Cataluña su nacionalismo se basa en su principado anterior a 1714 con sus costumbres, tradiciones y lengua de forma más radical que el vasco pero más moderado a la hora de la verdad.

Tienen organización política propia y tiene sus orígenes al igual que el vasco en una minoria con intereses económicos.

En 1714 después de la guerra de sucesión se sustituyeron las instituciones tradicionales de El Consell De Cent que se sustituyó por la Real Junta, las Cortes y la Generalidad; tambien se cambio el Virrey por el Capitan General y el uso del catalan por el castellano.

Solo permaneció igual el aspecto jurídico y económico, este último el que mayor apogeo tuvo ya que se desarrolló la economía catalana por encima del resto del país y se fomento su comercio con América al abolirse el monopolio del comercio que tenia Cádiz.

El castellano, como lo llamaban ellos se adquirió ya en el siglo XVI por sus intereses sociales y económicos, y el catalán lo hablaba la gente acomodada y la de arreas rurales de forma minoritaria, creando una situación de bilingüismo y no de disglosia un tanto rara, porque no había mucho interés en aprender el catalán ya que mucha gente lo hablaba y después no lo sabia ni escribir, o había inmigrantes que solo hablaban castellano y no querían aprender al catalán.

El sentimiento de nacionalismo en Cataluña como en el país Vasco se basa en hacerse diferentes y distinguirse con un complejo de superioridad sobre el resto de España, la que pretenden dominar de forma pacífica, catalanizarla manteniendo sus costumbres y lenguas aunque en beneficio económico siempre para Cataluña.

Con este planteamiento comienza la diferenciación de Cataluña sobre el resto de España exaltando su ideología y su superioridad económica e industrial, al poseer las factorías mas avanzadas del país uniendo a demás un sentimiento de victimismo por parte de los catalanes para así intentar recaudar mas dinero para Cataluña.

Después vinieron los problemas políticos causados por el destronamiento de Isabel II que concluyeron en la I República, lo que provocó que apareciesen los republicanos catalanes que aumentan las discrepancias y disputas que había entre Castilla y Cataluña (Madrid y Barcelona).

A demás no se había superado los problemas del provincialismo y los que generan la división provincial de 1833, unidos a las ideas de Pi y Margall que no tenían unas bases sostenibles, hicieron tomar estos recursos para diferenciar y establecer la nación catalana pero sin negar ser españoles, porque les interesaba decirlo para así recibir dinero por parte del estado español.

Pero con el tiempo este sentimiento se fue radicalizando hasta llegar a las Bases de Manresa en la que se proponía unas cortes propias, renovación de fueros, moneda propia, ejército y policía catalana. Aunque no se hizo gran exaltación de esto para que se conservasen sus intereses económicos, pero es algo que pretenden conseguir con el tiempo.

E. Prat de la Riba que es considerado el creador del nacionalismo catalán basa su filosofía en estos ideales que difundió de forma que se termino creando un estado catalán independiente aunque perteneciendo a España.

Su lema era que Cataluña debía ser independiente de España en su ideología pero no en el aspecto económico.

Con esto se ha ido intentando durante el tiempo conseguir algún derecho a regionalizarse y separarse administrativamente y políticamente del país para crear su propio estado, aunque siempre sin dejar de percibir las contribuciones del resto de España.

A principios del siglo XX el problema del nacionalismo perdió importancia ante el obrerismo, que desemboco en la dictadura de Primo de Ribera y posteriormente la República en la que se consiguió el estatuto del estado catalán; esto provocó con el tiempo que todas las regiones quisiesen lo mismo, lo que con el tiempo se desarrollo en la españa de las autonomias.

Este tema del nacionalismo tanto vasco como catalán es importante porque todavía se vive en nuestros tiempos.

Por lo visto en el desarrollo histórico de estos des problemas, es lógico que estas dos regiones defiendan sus intereses culturales, económicos y políticos, aunque no con tanto vigor, ya que este derecho también le tienen las demás regiones españolas.

A demás en el caso vasco se piden unos privilegios que por muchas justificaciones que se aleguen de tipo cultural, económico, lengua y demás no tienen cabida porque esto supone un robo para el resto del país y porque los hubiesen perdido en tiempos pasados en favor de sus intereses, no tienen derecho a recuperarlos en la actualidad. Creo que en lugar de pedir tanto y querer independizarse, deberían de estar agradecidos a Castilla y a España en general, porque si son algo en estos momentos es gracias a la contribución durante la historia del pueblo español en el desarrollo del País Vasco.

También creo que este tema es mas producto de los políticos vascos que en sí de su pueblo ya que se compone de población procedente de toda España y solo una minoría está deacuerdo con los políticos.

Los políticos piden mas de lo que les es necesario y los políticos del gobierno español no están dispuestos a conceder esas concesiones. Deberían llegar a un acuerdo más flexible por parte de ambas posturas, aunque la vasca es más rígida a la hora de ceder.

En el caso de Cataluña se puede decir que los catalanes son más listos que los vascos a la hora de pedir sus reivindicaciones, ya que estos no usan la violencia ni excluyen a España de su ideología.

Estos lo que quieren desde siempre es dinero para el desarrollo de Cataluña y el poder necesario para administrarse ellos mismos con sus políticas, a demás de poder extenderlas al resto de España en su propio beneficio. Los catalanes funcionan así, y si se les concede esto son capaces de olvidarse de todas sus ideologías y de su lengua en un momento. Creo que si esto se hiciese podrían a llegar a dejar de hablar catalán inmediatamente, pero lo usan solo en la actualidad entre ellos porque a la hora de pedir dinero hablan un excelente castellano.

En definitiva creo que si todas las regiones de España se acogiesen a algunos de las reivindicaciones que exigen estos pueblos esto seria un caos porque a demás España tiene un gobierno que siempre ha sido ineficaz a la hora de resolver estos problemas.