Padre rico, padre pobre; Robert T. Kiyosaki

Monografías. Economía y empresa. Libros de autoayuda. Desarrollo personal y financiero. Argumento

  • Enviado por: Yav
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo invertir en bolsa
Cómo invertir en bolsa
Conoce los principales mercados bursátiles colombianos, cómo funcionan y cómo invertir en ellos.
Ver más información

El Método Harvard de Negociación
El Método Harvard de Negociación
Extensamente empleado en todos los sectores, desde el ámbito laboral al mercantil pasando por conflictos sociales o...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCION

En el concierto de naciones vemos que la cultura de cada una es diferente, pero vemos que esta cultura es dinámica y no estática, claro que el dinamismo no quiere decir que sea siempre para mejorar. En la cultura de cada nación se educa de forma diferente, debido a que los planes de estudio también son diversos.

Nos han enseñado que debemos estudiar bastante para obtener buenas calificaciones, lo que redunda en un futuro exitoso, esto nos enseñan nuestros padres y es lo que a ellos les enseñaron los suyos, pero con la lectura del libro Padre Rico Padre Pobre podemos darnos cuenta que este consejo fue aplicable en tiempos de nuestros padres y de nuestros abuelos pero que actualmente podemos calificarlo de obsoleto, pues nos damos cuenta que unas buenas calificaciones no siempre aseguran un futuro lleno de éxitos, incluso grandes personalidades que son ricas no siempre fueron estudiantes brillantes.

Los cambios sociales se dan a pasos agigantados, mientras que los planes de estudio de los países se estancan, es decir, que la educación que se recibe no camina de la mano con la realidad social. Hay áreas de estudio que son imprescindibles para alcanzar el éxito financiero en la vida, pero resulta que los planes educativos no las contemplan por lo que es tarea de nuestros padres enseñarnos sobre esas materias y en su oportunidad es tarea nuestra enseñárselas a nuestros hijos. Las áreas a las que se alude son la contabilidad y la inversión las que son importantes si queremos alcanzar el éxito financiero.

Los ricos educan a sus hijos de manera diferente a los que no lo son, estos últimos enseñan a estudiar y obtener buenas calificaciones para luego conseguir un buen empleo y con ello recibir buenos salarios, este es un ciclo que se repite de generación en generación, mientras que los primeros enseñan a sus hijos sobre la importancia de la acumulación de la riqueza y de la inversión de esta para que la misma produzca más cada vez.

Debemos educarnos a nosotros mismos y educar a nuestros seres queridos sobre la forma de atender asuntos financieros lo que nos ayudará a resolver todos nuestros problemas económicos.

Padre rico, Padre pobre

La pregunta que constituye el pilar fundamental del texto estudiado es: ¿Cómo volverse rico? Si se quiere ser rico se debe aprender a hacer dinero, para lo cual debe utilizarse la cabeza. Esta respuesta, que peca de simplista, es algo que en determinado momento todos sabemos, pero la respuesta de fondo es algo que muchos no saben. Otra respuesta que se le da a esta pregunta es: Si quieres algo, trabaja para obtenerlo. Se debe pensar en una forma de ganar dinero.

En ocasiones la vida que lleva la gente rica nos duele, pero este dolor es bueno, porque el mismo nos inspira a seguir pensando en la forma de ganar dinero, debemos mostrar en nuestros pensamientos creatividad y originalidad ya que no todas las formas de ganar dinero son legales, también existen formas ilegales de ganar dinero. La mayoría de gente solo habla y sueña con volverse rica. Se debe hacer algo al respecto. Solo se es pobre cuando uno se rinde ante los obstáculos que nos pone la vida.

Lo más importante es hacer algo. No debemos rendirnos. La forma de hacer dinero es algo que las escuelas no enseñan, para ello debemos acudir a personas que sepan cómo hacerlo, para que nos la enseñen. Una de las ideas que maneja la gente rica es: debemos aprender a tomar decisiones con firmeza, para aprender a hacer dinero.

Las oportunidades van y vienen. Una habilidad importante consiste en ser capaz de saber cuándo es necesario tomar decisiones rápidas.

La forma de enseñanza en las escuelas es a través de lecciones, enseñar significa dar una lección, pero esa no es la manera en que la vida te enseña y la vida es la mejor maestra. La vida te empuja de un lado para otro.

En cada empujón hay algo que debemos aprender. Se debe aprender las lecciones de la vida, para que nos vaya bien, si no, la vida simplemente continuará empujándonos de aquí para allá. Algunos se rinden, otros luchan, unos cuantos aprenden la lección y siguen adelante, lo que significa que esas personas necesitan y quieren aprender algo. Aprenden y siguen adelante, la mayoría renuncia, solo unos cuantos luchan.

Si se aprende esta lección, puede no convertirse en sabio, rico y feliz. Si no se aprende, se pasará toda la vida buscando culpables. Se vivirá en espera de un golpe de suerte que resuelva todos los problemas de dinero. No debemos ser de las personas que se rinden cada vez que la vida los empuja. No debe aterrarnos la idea de correr riesgos. La emoción de ganar debe se más grande que el miedo a perder.

Los pobres y la clase media trabajan para ganar dinero, los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos. El padre rico recomienda que se estudie, se obtenga buenas calificaciones para obtener un buen empleo y seguro para obtener excelentes beneficios. El padre rico recomienda que se aprenda cómo funciona el dinero que el mismo se ponga a trabajar para uno. Ambas son lecciones que se aprenden a los largo de la vida y no en un salón de clases.

El verdadero aprendizaje demanda energía, pasión, un deseo ferviente. La ira es una gran parte de esa fórmula, dado que la pasión es ira y amor combinados. En lo que al dinero se refiere, la mayoría de las personas quieren jugar a lo seguro y sentirse seguras.

Así que la pasión no los guía, lo hace el miedo. El ganar más dinero no resuelve el problema, la mayoría de gente cuando gana más dinero solo se endeuda más. Se tiene problemas de dinero porque nunca se aprendió nada sobre el dinero en la escuela. Si se quiere aprender a trabajar para ganar dinero, entonces hay que permanecer en la escuela. Pero si se quiere aprender cómo hacer que el dinero trabaje para uno también hay que permanecer en la escuela pero de la vida.

Es más fácil aprender a trabajar por dinero, especialmente si el miedo es la emoción primaria cuando se disquete el tema del dinero. Es el miedo el que hace que la mayoría de personas trabaje en un empelo. El miedo a no tener suficiente dinero. Aprender a hacer que el dinero trabaje para uno es un curso de estudio completamente diferente.

Si se escoge trabajar por dinero, eso es la vida para la mayoría de la gente. El aprendizaje sobre la manera de hacer que el dinero trabaje para ti es una materia de estudio para toda la vida.

Es estudio del dinero continúa a lo largo de la vida, porque mientras más se descubre, mas se necesita saber. La mayor parte de personas tienen problemas de dinero, piensan que con más dinero resolverían el problema, pocos se dan cuenta de que es su falta de educación financiera lo que constituye el problema.

Los ricos no trabajan por dinero. La mayoría de las personas tienen un precio. Y tienen un precio debido a las emociones humanas llamadas miedo y codicia. En primer lugar, el miedo a quedarnos sin dinero no motiva a trabajar duro. La codicia y el deseo nos hacen pensar en todas las cosas maravillosas que el dinero puede comprar. De esa manera se establece un patrón.

La vida es guiada para siempre por dos emociones, el miedo y la codicia. Miedo de no tener dinero, en lugar de enfrentar el miedo se reacciona sin pensar. Se reacciona emocionalmente en vez de utilizar la mente. El dinero controla las emociones y por lo tanto las almas. Debemos evitar esa trampa. La otra emoción es el deseo, la codicia, que algunos llaman la codicia.

Es perfectamente normal desear algo mejor, más bonito, más divertido o emocionante. De manera que la gente también trabaja por dinero debido al deseo. Se desea tener dinero por la alegría que se cree se puede comprar. Sin embargo, la alegría que el dinero proporciona a menudo dura poco y pronto se necesita más dinero para obtener más alegría, más placer, más comodidad, más seguridad. Se cree que el dinero aliviará el alma que está atormentada por el mido y el deseo, pero el dinero no puede hacer eso.

De hecho, la razón por la que muchas personas ricas son ricas no es debido al deseo sino al miedo. Se cree que el dinero puede eliminar ese miedo de no tener dinero, de ser pobre, por lo que amasan grandes fortunas, solo para darse cuenta que el miedo empeora. Tienen miedo de perderlo todo. El miedo que los llevó a ser ricos empeoró. Las emociones son lo que nos hace humanos, lo que nos hace reales.

Debemos utilizar nuestra mente y emociones en nuestro favor y no en contra nuestra. Se debe observar las emociones en vez de reaccionar ante ellas.

Dominar el poder del dinero, no tenerle miedo, es algo que no enseñan en la escuela. Pero si no se aprende, podemos convertirnos en esclavos del dinero. La trampa es causada por esas dos emociones: miedo y codicia. Hay que utilizarlas a favor y no en contra. Demos controlarlas.

La principal causa de la pobreza o de las dificultades financieras es el miedo y la ignorancia. Esto mantiene atrapada a la gente. La educación no enseña como manejar el dinero o los miedos. Al no ceder ante las emociones, se es capaz de retrasar las reacciones y pensar. Es importante utilizar las emociones para nuestra ventaja y para el largo plazo y no simplemente dejar que las emociones controlen el pensamiento. Utilizar el miedo y la codicia en contra nuestra es el principio de la ignorancia.

El miedo te hace salir por la puesta y el deseo te llama. Te seduce para que te acerque a las rocas. Esa es la trampa. Lo que intensifica el miedo y el deseo es la ignorancia. Esa es la razón por la que las personas con mucho dinero a menudo tienen más miedo conforme se hacen más ricas. La vida humana es una lucha entre la ignorancia y la ilusión. Las dos emociones, el miedo y el deseo, pueden conducirnos a la trampa más grande de la vida, sino estamos concientes que dichas emociones pueden controlar el pensamiento.

El dinero gobierna la vida de las personas, no dejemos que esto ocurra, no dejemos que el dinero gobierne nuestra vida. La ignorancia sobre el dinero es lo que causa tanta codicia y miedo. Aprendamos a utilizar nuestras emociones para pensar, no pensar en las emociones. Debemos abandonar la idea de trabajar por dinero y aprender a hacer que el dinero trabaje para nosotros.

Es necesario vencer el miedo y enfrentar nuestra codicia, nuestras debilidades, nuestras necesidades, es la manera de salir de él. El camino es por medio de la mente, al escoger nuestros pensamientos. Es una gran lección, saber cuándo una persona está hablando guiado por sus emociones o por un pensamiento claro. Los ricos realmente hacen dinero y no trabajan para ganarlo.

Hay formas legales e ilegales de hacer dinero. Los ricos saben que el dinero es una ilusión. Es solo debido al miedo y la codicia que la ilusión del dinero es mantenida por miles de millones de personas que piensan que el dinero es real.

Actualmente vivimos en tiempos de cambios más grandes y rápidos de los que nuestros padres experimentaron. Demasiadas personas se enfocan demasiado en el dinero y no en su riqueza más importante, que es su educación.

A largo plazo no importa cuánto gane una persona, sino cuánto conserve y durante cuántas generaciones. De manera que cuando la gente se pregunta cómo volverse rico rápidamente, se encuentran ante una sencilla respuesta: Si se quiere ser rico, se necesita saber sobre finanzas.

Ahora bien, la contabilidad es posiblemente la materia más aburrida del mundo. También puede se una de las más desconcertantes. Pero si quieres ser rico a largo plazo, puede ser la materia más importante. Esta en una guía para construir grandes cantidades de riqueza sobre cimientos sólidos y profundos.

La regla número uno consiste en saber la diferencia entre un activo y un pasivo y adquirir solo activos. Si se desea ser rico, eso es todo lo que se necesita saber. Es la única regla verdadera. Esto puede sonar sencillo hasta absurdo, pero la mayoría de las personas no tienen idea de cuán profunda es esta regla. La mayoría tiene problemas financieros porque no conoce la diferencia entre un activo y un pasivo.

Los ricos adquieren activos. Los pobres y la clase media adquiere pasivos, pero ellos creen que son activos.

Si deseamos volvernos ricos, debemos leer y comprender los números. El rico adquiere activos y los pobres y la clase media adquieren pasivos. La causa principal por la que las personas tiene problemas financieros consiste sencillamente en que no conocen la diferencia entre un activo y un pasivo. La causa de la confusión se encuentra en la definición de ambas palabras. Un activo es algo que pone dinero en mi bolsillo. Un pasivo es algo que extrae dinero de mi bolsillo.

Existe un gran error al pensar que el dinero resuelve todos los problemas. Sin embargo, más dinero a menudo no resolverá el problema; de hecho, puede en realidad hacerlo más grave. El dinero hace evidentes nuestras fallas humanas. El dinero arroja luz en aquello que no conocemos. Esa es la razón por la que, a menudo, una persona que recibe repentinamente una gran cantidad de dinero pronto vuelve al mismo desorden financiero, si no es que a un desorden todavía peor al que tenía antes de recibir el dinero.

El dinero sólo acentúa el patrón de flujo de efectivo que está en su mente. Si su patrón consiste en gastar todo lo que gana, lo más probable es que el incremento en efectivo tendrá como resultado un incremento en el gasto. Se ha señalado muchas veces que asistimos a la escuela para obtener habilidades académicas y profesionales, y que ambas son importantes. Aprendemos a ganar dinero con nuestras habilidades profesionales.

Pero se sabe que actualmente el éxito profesional ya no se vincula únicamente al éxito académico, como alguna vez sucedió. Debido a que los estudiantes dejan la escuela sin contar con las habilidades financieras, millones de personas educadas practican su profesión exitosamente, pero más tarde se encuentran en problemas financieros.

Esas personas trabajan muy duro, pero no sale adelante. Lo que hace falta en su educación no es cómo hacer dinero, sino cómo gastarlo; es decir, que hacer después de ganarlo. A eso se le llama aptitud financiera: qué hacer con el dinero una vez que usted lo ha ganado, cómo evitar que los demás se lo quiten, cuánto tiempo conservarlo y qué tan duro trabaja ese dinero para usted.

La mayoría de las personas no pueden decirle por qué tienen problemas financieros porque no comprenden el flujo de efectivo. Una persona puede tener una gran educación, ser exitoso desde el punto de vista profesional, pero carecer de educación financiera. Esas personas a menudo trabajan más duro de lo que necesitan porque aprendieron cómo trabajar duro, pero no aprendieron la manera de hacer que el dinero trabaje para ellos.

La historia de cómo perseguir el sueño financiero se convierte en una pesadilla financiera. La imagen en movimiento de las personas que trabajan duro tiene un patrón. El gasto número uno para la mayoría de la gente consiste en los impuestos. El dilema financiero es el mismo: ¿Cómo ganar más dinero? Los hábitos de gasto no llevan a buscar mayores ingresos. Ni siquiera sabemos que el problema realmente consiste en la manera que elegimos para gastar el dinero que se tiene y ésa es la verdadera causa de los problemas financieros. Son causados por la falta de educación financiera y por no comprender la diferencia entre un activo y un pasivo.

Ganar más dinero rara vez resuelve los problemas de dinero de una persona. La inteligencia los resuelve. Los pobres y la clase media a menudo permiten que el poder del dinero los controle. Muchos problemas financieros importantes son causados por seguir a la multitud y tratar de mantener el paso de los demás. Ocasionalmente, todos necesitamos mirarnos en el espejo y ser sincero con nuestra sabiduría interior, en vez de obedecer a nuestros miedos.

Pero la pregunta que sigue asaltando nuestra mente es: ¿Por qué los ricos se vuelven más ricos? Una revisión de la declaración financiera personal de un hombre rico muestra esto. La columna de activos genera más ingreso del necesario para cubrir los gastos y el sobrante es reinvertido en la columna de activos. La columna de activos continúa creciendo y por lo tanto el ingreso que produce crece con él. El resultado es que el rico se vuelve más rico.

La regla más importante consiste en saber la diferencia entre un activo y un pasivo. Una vez se comprenda la diferencia, debemos concentrar nuestros esfuerzos en sólo adquirir activos que generen ingresos. Esa es la menor manera para comenzar el camino a la riqueza. Si se hace esto la columna de activo continuará creciendo. Enfoquémonos en mantener bajos los pasivos y los gastos. Esto hará que se tenga disponible más dinero para continuar agregándolo a la columna de activos.

Pronto la base de activos será tan profunda que usted podrá considerar inversiones más especulativas. Invertir no es riesgoso. Es la carencia de inteligencia financiera sencilla, comenzando con la educación financiera, lo que ocasiona que le individuo esté en demasiado riesgo.

En resumen, debemos recordar siempre la sencilla observación que los ricos adquiere activos, los pobres sólo tienen gastos. La clase media construye pasivos que piensa que son activos.

La siguiente lección se refiere a que debemos atender nuestro propio negocio. Anteriormente se dijo que la mayor parte de la gente trabaja para alguien más y no para sí mismos. El secreto de esta lección es: Atiende tu propio negocio.

Los problemas financieros son frecuentemente el resultado directo de que la gente trabaja toda su vida para alguien más. Muchas personas no tendrán nada al terminar su vida laboral.

Nuestro actual sistema educativo se enfoca en preparar a los jóvenes de hoy para que obtengan buenos trabajos, al desarrollar sus habilidades académicas. Y tras desarrollar las habilidades académicas, avanzarán a grados más altos de la educación para ampliar sus capacidades profesionales. Esas habilidades profesionales les permitirán ingresar a la fuerza laboral y trabajar para ganar dinero.

En ese caso, ellos han confundido su profesión y su negocio. Un problema con la escuela es que a menudo se convierte usted en lo que estudia. El error al convertirse en lo que uno estudia es que muchas personas olvidan atender sus propios negocios. Pasan sus vidas atendiendo el negocio de alguien más y haciendo que esa persona se vuelva rica.

Para lograr la seguridad financiera, una persona necesita atender su propio negocio. Su negocio gira en torno a su columna de activos y no a su columna de ingresos.

Comience por atender su propio negocio. Conserve su empleo, pero comience a adquirir activos verdaderos, no pasivos ni efectos personales que no tiene valor real una vez que están en su casa.

Entonces, ¿qué clase de activos se sugiere adquirir? Los verdaderos activos caen en diferentes categorías: 1) Negocios que no requieren de presencia. Se es dueño, pero manejan o dirigen otras personas. Si se tiene que trabajar allí, deja de ser negocio y se convierte en empleo; 2) Acciones de empresas; 3) Obligaciones de empresas; 4) Fondos mutualistas; 5) Bienes raíces que generen ingreso; 6) Pagarés; 7) Regalías pro propiedad intelectual; 8) Y todo aquello que tenga valor, produzca ingreso o se aprecia y tenga un mercado disponible.

Conservemos el empleo pero, debemos atender a la vez nuestro propio negocio. Tener activa la columna de activos. A la vez podemos comenzar nuestra propia compañía. Pero debemos querer hacerlo realmente. Tener realmente el deseo de poseerla. De otra manera, conservemos nuestro empleo actual y atendamos nuestro propio negocio. Conservar el empleo, trabajar duro y seguir construyendo la columna de activos.

Después de haberse tomado el tiempo necesario y haber invertido en el negocio propio, estaremos listos para agregar el toque mágico, el más grande secreto de los ricos.

El secreto que coloca a los ricos al frente de todos los demás. La recompensa que se encuentra al final del camino por haber dedicado el tiempo necesario para atender el propio negocio.

“COMENTARIO”

PADRE RICO, PADRE PPBR