Oswaldo Guayasamín

Pintura. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de España. Expresionismo. La ternura. Rostros desfigurados

  • Enviado por: Alicia Urrea
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


BIOGRAFÍA:

Oswaldo Guayasamín nació en Quito, el 6 de julio de 1919. de padre indio y madre mestiza.

Su padre trabajaba como carpintero y mas tarde como taxista y camionero. La familia vivía en la miseria.

Oswaldo fue el primero de 10 hijos. Su aptitud artística despierta a temprana edad. Antes de los 8n años ya hacia caricaturas de los maestros y compañeros de escuela. También vendía cuadros hechos en trozos de lienzo y cartón, en la plaza de la Independencia.

En 1932, ingresa a la Escuela de Bellas Artes de Quito, a pesar de la oposición de su padre.

En 1942, expone por primera vez en una sala particular de Quito y provoca un escándalo. Se considero esta muestra como un enfrentamiento con la exposición oficial de la Escuela de Bellas Artes. Nelson Rockefeller, impresionado por la obra compra varios cuadros y ayuda a Guayasamín en el futuro.

En México conoce al maestro Orozco, quien lo acepta como asistente. También entabla amistad con Fidel Castro, Pablo Neruda y Gabriel García Márquez.

Es elegido como presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en 1971.

1976, crea la fundación Guayasamín, en Quito.

1978, es nombrado miembro de La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de España y un año mas tarde es miembro de honor de la Academia de Artes de Italia.

Es el autor del mural principal de la sede permanente del parlamento latinoamericano, inaugurado en 1992. Ese mismo año gana el premio “Eugenio Espejo”, principal galardón cultural otorgado por el gobierno ecuatoriano.

Sus últimos días los vivió recogido en su residencia debido a un problema que tenía a la vista y que lo llevó a Estados Unidos , su último 17 de febrero.

Fallece el 10 de marzo de 1999, a los 79 años de edad.

COMENTARIO Y ANOTACIONES : (EXPOSICIÓN)

Sus cuadros son expresionistas, muestra sentimientos y expresiones , reflejados por medio de caras y manos.

Pintar es una forma de oración al mismo tiempo que de grito. Es casi una actitud fisiológica y por la alta consecuencia del amor y la soledad. Por eso quiero que todo sea nítido, claro, que el mensaje sea sencillo y directo. No quiero dejar nada al azar, que cada figura, cada símbolo, sean esenciales; porque la obra de arte es la búsqueda incesante de ser como los demás y no parecerse a nadie.”

“Mi pintura es para herir, para arañar y golpear en el corazón de la gente.

Para mostrar lo que el hombre hace en contra del hombre.”

Representa en sus obras su manera de pintar y de expresar su pintura, su tierra y cultura. En escritos hace alusión a las cosechas, construcciones de barro, cántaros de agua, etc., los cuales muestran el mundo indígena de Ecuador, del cual proviene.

En su mayoría, sus pinturas son de personas con aspecto esquelético, de manos y caras como dije anteriormente. Muestra mujeres, desnudos, cabezas de niño y hombres. Estas formas son sólo una manera de representar la ternura, angustia, meditación, llanto y tristeza. Sus cuadros en general, siempre tienen alguno de estos sentimientos como tema principal de la pintura.

Sus cuadros, podría decirse, están divididos por el color. En una etapa se muestra muy sobrio con los colores, casi siempre utilizando el blanco y negro, y luego hay otra etapa en la cual hace alusión a los colores vivos y representativos para cada tema, pero en general los colores no varían mucho mas allá de una paleta cargada al color rojizo.

Como excepción a esta exposición en la cual su mayoría muestra figuras de hombres, todos con los mismos rasgos (se puede apreciar que son rasgos indígenas) y la misma manera de ser pintados, hay una muestra de pinturas de flores y flores secas, un autorretrato, un paisaje de Quito, y para salirse mas del tema principal un retrato de Pablo Neruda, entre otros.

Al finalizar la exposición de cuadros, se encontraban expuestas unas fotografías de Guayasamín en distintos lugares, y la exposición finalizó con un video en donde Guayasamín hablaba de su pintura, etc.

“Siempre voy a volver, mantengan encendida la luz.”

En general me gustó mucho la exposición, y la manera de pintar de Guayasamín, y sobretodo me llamó la atención como lograba representar por medio de una cara o manos un sentimiento, pudiendo lograr que el espectador captara al primer momento lo que el pintor quiso expresar por medio de su pintura.

Se da una impresión de que las telas fueron repartidas sin un orden cronológico ni estético. El desorden de las obras hace que se pase por alto algunos cuadros, que si uno no esta bien atento no alcanza a percibir que en medio de sus obras desgarradoras como la “Edad de la Ira”, podemos pasar desapercibido aquel retrato de Pablo Neruda, y una colorida serie de flores.

Pero ese aspecto igual lo encuentro interesante, ya que es una manera diferente de exposición, en la cual se puede esperar cualquier cosa fuera de lo común.

madre y niño

colección: “la ternura”

Oswaldo Guayasamín

Oswaldo Guayasamín

17 de mayo /2002

III°B

MOVIMIENTO:

Su obra humanista, señalada como expresionista, refleja el dolor y la miseria que soporta la mayor parte de la humanidad y denuncia la violencia que le ha tocado vivir al ser humano en este monstruoso siglo XX marcado por las guerras mundiales, civiles, los genocidios, los campos de concentración, las dictaduras y las torturas.

EXPRESIONISMO : Esta corriente artística apareció en los últimos años del siglo XIX y primeros del siglo XX. El artista expresionista trata de representar la experiencia emocional en su forma mas completa, sin preocuparse de su realidad externa, sino de su naturaleza interna y de las emociones que despierta en el observador.

Lo importante del expresionismo es la forma y el sentimiento del autor. Se busca mostrar el sentimiento humano abiertamente y se toma la pintura como un medio para desahogarse y de ver la vida con otro punto de vista.

Esta tendencia parte del supuesto que “la naturaleza tiene dificultades por su propia estética”, por lo que el hombre debe descubrirla con sus sentimientos.

Los colores puros son colocados en la tela para provocar distorsión de sus líneas y de las figuras que forman, pero su disposición en la tela refleja un simbolismo que va mas allá de las líneas simples.

Se destacan en sus pinturas los colores azul, amarillo y verde para contrastar con la simplicidad del blanco y negro. Son frecuentes los rostros desfigurados y tristes.