Oscar Wilde

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Novela. Cuentos. Argumento

  • Enviado por: Cadi
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas

publicidad

“EL MODELO MILLONARIO”

TITULO: El modelo millonario.

AUTOR: Oscar Wilde.

NACIONALIDAD: Irlandés.

GENERO LITERARIO: Narrativo.

SUBGENERO LITERARIO: Cuento.

CORRIENTE LITERARIA: Literatura Hispanoamericana.

PERSONAJES PRIMARIOS: Hiughie Erskine.

PERSONAJES SECUNDARIOS: Pintor Alan Trevor, el barón Hausberg.

PERSONAJES INCIDENTES: Su tía, el coronel padre de Laura Merton, Laura Merton.

PREMISA: De nada sirve ser un hombre cautivador si no se tiene un considerable capital. La vida idílica no es profesional; pero si un privilegio de los ricos.

CLIMAX: Se enamoró de Laura Merton, hija de un coronel jubilado. Laura y Hughie se querían mucho, se dice que eran la pareja más bella de Londres. El papá de Laura apreciaba demasiado Highie pero evitaba hablar de matrimonia hasta que contara con 10 mil libras y entonces platicarían. Pasó a ver a su amigo quien estaba pintando un cuadro donde representaba a un pordiosero de tamaño normal, quien se encontraba de pie encima de una tarima colocada en una esquina del estudio, el pordiosero era un hombre senil, con un rostro parecido a un pergamino arrugado, así como un gesto adolorido, encima de sus hombros tenía un manto parduzco de paño rústico, desagarrado y agujerado, sus zapatos estaban muy parchados, mientras que en el otro sostenía su maltratado sombrero en actitud de pedir caridad.

DESENLACE: Recibió un sobre que decía: “un obsequio de matrimonio a Hug Erskine y a Laura Merton, de parte de un anciano pordiosero”, y dentro encontró un cheque por 10 mil libras esterlinas. Cuando la joven pareja contrajo nupcias, Alan Trevor fue el padrino y el barón Hausberg dijo un discurso durante la comida del enlace. Un modelo millonario explico Alan es muy raro, pero por Júpiter, un millonario modelo, lo es aún más.

AMBIENTE PSICOLOGICO DEL LUGAR: Es un poco dramático.

DESCRIPCION DEL PERSONAJE: Tenía un temperamento jocoso, bondadoso e impetuoso.

NARRADOR OMNICENTE: El autor.

“EL PRINCIPE FELIZ”

S

e trata de que en un pueblo se encontraba una estatua de un príncipe al cual le decían “EL PRINCIPE FELIZ” estaba hecho de plomo forrado con laminillas de oro, en los ojos tenia que 2 esmeraldas y en su espada tenia un rubí.

Para esto había una golondrina que se retraso en emigrar con las demás ya que ella estaba enamorada de un junco, pero para esto la golondrina se fue a dormir a los pies de la estatua y ahí empezaron a platicar y de ahí se hicieron amigos ya que el príncipe le contaba todo a la golondrina y la golondrina al príncipe.

Un día le dijo la golondrina al príncipe que se tenia que ir por que ya se había retrasado para emigrar y que si seguía ahí se iba a morir de frió, pero el príncipe le comentó que desde donde estaba el podía observar que mucha gente necesitaba dinero y le pidió de favor que le fuera arrancando sus joyas parte por parte y que se las llevara a las personas necesitadas.

Y así pasaron los días y la golondrina ya tenia planes de emigrar pero el príncipe le volvía a pedir los mismos favores.

Paso el tiempo y llegaron los fríos y la golondrina se murió a los pies del príncipe.

Cierto día paso el alcalde de esa región y les dijo a sus empleados que que fea estaba esta estatua, que tan fea estaba que las golondrinas se iban a morir en ella, ya que ya no tenia nada de laminillas de oro ni el rubí y mucho menos las esmeraldas, solo quedaba la forma del príncipe en plomo y les dijo que mejor lo fundieran para hacer un figura mas bonita.

El punto fue que si la fundieron con todo y golondrina pero lo único que no se fundió fueron los corazones de la golondrina y del príncipe.

“EL FANTASMA DE CANTERVILLE”

L

a novela comienza cuando Mr. Hiram B. Otis compra la propiedad

Canterville Chase, lugar toda la gente decía que estaba embrujado y que se suscitaban hechos muy extraños en ese lugar.

Al cerrar el trato sobre la venta, Lord Canterville, mencionó a Mr. Hiram, que el fantasma que habitaba en la casa había sido visto por varios miembros de la familia Canterville y a causa de eso habían perdido mucha servidumbre.

 Meses después de la venta, se trasladaron a Canterville Chase la familia Otis, La Sra. Lucrecia R. Tappan, Washington Otis, Miss Virginia Otis y los Mellizos Otis.

Tras su bienvenida en la casa, por la ama de llaves, procedieron a pasearse por toda la casa, terminando en la Biblioteca, en la cual estaba la mesa de te, donde todos se sentaron a descansar, hasta que la Sra. Otis advirtió de una mancha de color rojo oscuro a la par de la chimenea. El ama de llaves exclamó que esa mancha se debía a que en ese lugar se había asesinado a Lady Leonor de Canterville y que esa era su sangre y esta mancha no se puede eliminar, a lo que no tardó en responder Washington que con un limpiador el asunto estaría resuelto.

Al otro día, mientras la familia se designaba a desayunar, pudieron darse cuenta que la mancha de sangre había aparecido de nuevo. Y así trataron de eliminarla pero esta siguió apareciendo de nuevo. Por la noche, mientras todos dormían el Sr. Otis, despertó a causa de el tintineo de cadenas, así salió al pasillo y al ver a una espectral figura que era la que producía el ruido este se le acercó y le dio un poco de aceite para que sus cadenas, no hicieran ruido. Indignado el fantasma a causa de la falta de respeto que había tenido el Sr. Otis hacia con el, se fue a su cuarto tratando de idear la manera de asustarlos realmente y no terminar así una carrera de fantasma de 300 años.

Y así se hicieron muchos comentarios acerca del fantasma, y mas que nada por el curioso cambio de color de la mancha de sangre, que a veces cambiaba de rojo oscuro, a un color vino, hasta que una mañana amaneció verde y Virginia que evitaba hacer bromas al respecto, el día de ese suceso casi se hecha a llorar.

La segunda aparición del fantasma, la hizo haciendo un estruendoso ruido en el hall, dejando caer una armadura. La familia se precipitó al lugar y al ver al fantasma, los Mellizos le empezaron a disparar con sus cerbatanas, y así escapó enfadado.

Al haberse recuperado del golpe el fantasma decidió deshacerse de una vez de la familia Otis, dándoles un buen susto, pero en sus intentos por hacerlo, era víctima de muchas trampas que astutamente los mellizos le ponían; Hasta que un día decidido de darles su merecido, este se encontró con otro ser espectral al final de un pasillo, lleno de miedo, el fantasma corrió hasta estar a salvo en su aposento, y tras reflexionar un rato decidió que era bueno tener dos fantasmas en la casa, y así terminar mas rápido su trabajo, y decidido en ir a negociar con el otro fantasma, este cayó en la sorpresa que todo era una gran farsa, ya que en las manos el fantasma falso llevaba: “El fantasma de Otis, único y verdadero espectro, cuídese de las imitaciones. Todos los demás son falsificados”.

Después de esto el fantasma decidió dejar por la paz a la familia, por un rato no salió de su aposento, y luego volvió a pasearse por los pasillos de la casa, cuidando de que no lo viera, aunque a pesar de eso le seguían teniendo pequeñas trampas y así se resignó a no causar ningún temor en esa grosera familia norteamericana.                  

Uno de los días, Virginia, decidió salir a cabalgar con el duque de Chesire, donde ella al tratar de regresar se rasgó el vestido, y cuando iba de regreso por la escalera de servicio, en el cuarto de tapices se encontró con el fantasma, el cual le platicó que su única razón de vivir era asustar a las personas, y como y porqué había matado a su esposa y lo mal que se sentía.

Y así continuando la platica virginia descubrió que la causa de que desparecieran sus pinturas era por que el fantasma las robaba para repintar la mancha de sangre.

Siguieron platicando, y el fantasma confesó que su mayor dicha sería descansar en paz, pero eso sería imposible sin cumplir una profecía que aparecía en la ventana de la biblioteca, la cual decía:

- Cuando una muchacha rubia pueda obtener

  Una plegaria de los labios del pecado

Cuando la estéril almendra alumbre

Y una niña vierta sus lágrimas

Entonces habrá quietud en toda la

  Casa, y la paz reinará en Canterville.-

Esto significaba que Virginia tenía que llorar por los pecados del fantasma y orar con el por su alma, y si así el fantasma de la muerte se apiadaba de el, este descansará para siempre.

Virginia, se estremeció de miedo, pero aceptó ayudar al fantasma, este emocionado, la llevó hasta la biblioteca donde la pared se esfumó y se convirtió en una gran nube negra, la cual Virginia atravesó junto al fantasma.  Al cabo de un rato llamó la hora del te, y al ver que Virginia no aparecía, su madre se preocupó.  Al final de cuentas, la buscaron por todos lados, creyeron que un grupo de gitanos que días antes había estado ahí, se la había llevado, pero el Sr. Otis y el Duquecito fueron a buscarla y no la hallaron con los gitanos.  Así llegó la hora de la cena, y la Sra. Otis se resignó que por lo menos esa noche no encontrarían a su hija, pero un estruendoso rayo cayó y el portal donde había ido Virginia se abrió de nuevo, y esta pálida apareció con un cofrecito en la mano el cual tenia hermosas joyas que el fantasma había dejado a la familia.   

Así Virginia se dirigió a lo que era el aposento del fantasma, donde solo encontró un viejo esqueleto, lo que antes pudo ser el cuerpo del fantasma, Virginia se arrodilló junto a este y comenzó a orar; Inmediatamente uno de los mellizos gritó bruscamente, que el Almendro había florecido. Virginia sorprendida exclamó: -¡Dios lo ha perdonado!- .

Y así el duquecito abrazó y beso a Virginia diciéndole que era un ángel.

“EL GIGANTE EGOÍSTA”

“E

l gigante egoísta” lo protagonizan el propio gigante y un personaje colectivo, que son los niños. El gigante es un símbolo de autoridad y egoísmo, mientras que los niños son los personajes que le dan una cierta alegría al cuento y que expresan las ganas de vivir y la felicidad.

Este cuento narra los hechos que ocurren en el jardín del gigante. Los niños que viven en el pueblo tenían la costumbre de ir a jugar allí al salir del colegio, pero un día vuelve el gigante y les prohíbe la entrada. Cuando vuelve la primavera, llega a todo el país menos al jardín del gigante, donde el frío y la lluvia siguen haciendo efecto. Una mañana, oye música en su ventana. Se asoma y ve como los niños han conseguido entrar en el jardín, y como la primavera llega con ellos. Baja a su lado, y ve que uno de los más pequeños no puede subir a un árbol. Lo sube, y pasa todo el día jugando con ellos. Al llegar la noche, y cuando los niños se estaban despidiendo, les pregunta por el pequeño, pero contestan que no lo habían visto nunca. Una mañana, después de muchos años, el gigante se asoma a la ventana y ve al pequeño en una esquina, herido. Va a su lado, y cuando le pregunta quien le había herido para ir a matarlo, el pequeño le dice que le hirió el Amor, y que se lo llevara a su jardín, que es el Paraíso, porque una vez el gigante también le dejo jugar a él.

En este cuento son varios los símbolos que aparecen: el gigante como ser egoísta, los niños como símbolo de felicidad y el niño mas pequeño como un ser sobrenatural que es la salvación del gigante.

Gracias a este pequeño, los demás niños le pierden el miedo:

“Pero cuando los niños le vieron se quedaron tan aterrorizados que huyeron y el jardín se quedó otra vez como en invierno. Únicamente el niño pequeñito no había huido (...) Y el gigante se deslizó por su espalda, le cogió cariñosamente en sus manos y le depositó en el árbol (...) Y los otros niños, viendo que ya no era malo el gigante, se acercaron corriendo y la primavera llegó con ellos”

demás, el gigante muere con él a su lado, pero sabiendo ya que va a entrar en el Paraíso, porque este niño pequeño, que encarna a un ángel o a un ser mucho más poderoso se lo dice. Es un ser que le asegura su entrada en el cielo:

“Me dejaste una vez jugar en tu jardín, hoy vendrás conmigo a mi jardín, que es el Paraíso”

Los personajes están interrelacionados entre sí: si no existieran los niños, no existiría el egoísmo del gigante, y sin los niños, tampoco podría existir el niño más pequeño que consigue una metamorfosis mediante el amor hacia los niños del gigante.

Todo el cuento se desarrolla en el jardín del gigante egoísta. El tiempo que pasa está reflejado en las estaciones: el cuento comienza en otoño y se habla de la llegada de la primavera. Cuando pasan muchos años, en una mañana de invierno, aparece de nuevo el pequeño, que es cuando ya acaba el cuento con la muerte del gigante.

“EL RUISEÑOR Y LA ROSA”

E

n “El ruiseñor y la rosa”, Wilde utiliza dos personajes principales: el Ruiseñor y el Estudiante. El Ruiseñor es el símbolo de la belleza, mientras que el Estudiante es un ser materialista que no puede apreciar la belleza de las cosas, ya que sólo se fía de los estudios racionales, como la Filosofía:

“ [el amor] realmente no es nada práctico, y en nuestra época todo estriba en ser práctico. Voy a volver al estudio de la Filosofía y la Matemática.”

Este cuento narra la historia de un joven que se lamenta porque no encuentra una rosa roja que llevarle a su amada. Un ruiseñor que vive en uno de los árboles de su jardín le escucha, y sale a buscar esa rosa por los prados, pero al no encontrarla, decide aceptar la propuesta del rosal que crece debajo de la ventana del estudiante. Esa propuesta es crear una rosa roja con la luz de la luna y la sangre del ruiseñor, es decir, que de la vida para que el estudiante pueda tener una rosa para llevarle a su amada. Cuando la rosa florece y el ruiseñor muere, el estudiante lleva su flor a su amada, pero esta le rechaza por el sobrino del chambelán. El estudiante se enfada y desprecia la rosa, despreciando así la vida del ruiseñor.

Este cuento utiliza varias metáforas: los personajes mismos ya son ejemplo de ellas (el ruiseñor encarna la belleza y el estudiante el materialismo y el egoísmo). La rosa es el símbolo de la realización, pero también puede ser tomado como símbolo de la muerte, ya que el ruiseñor da su vida para crearla. Además, esa rosa es creada durante la noche, con otro ingrediente además de la sangre: el brillo de la luna llena. La luna es muy utilizada como símbolo de muerte y destrucción, pero una destrucción que conduce a la belleza. El narrador en este cuento es un narrador en tercera persona omnisciente. Es utilizado el diálogo en boca del ruiseñor, del estudiante, del árbol en el que vive el ruiseñor, de los rosales con los que habla el ruiseñor, en la amada, en una lagartija y una mariposa que no comprenden porque el estudiante está llorando

“ - Llora por una rosa roja - dijo el ruiseñor

¿Por una rosa roja? - Exclamaron- ¡Qué ridiculez! ”

Los personajes más importantes son contrarios en su significado en el cuento y también en su forma de ver el mundo que les rodea. Mientras que el ruiseñor ve todo a través de los ojos de la belleza, e incluso da la vida para conseguir crear algo muy bello y que tenga provecho para otra persona, el estudiante basa su mundo en la racionalización y en el estudio de todo lo que viene en los libros. El ruiseñor da la vida para crear la rosa porque cree ver en el estudiante al “verdadero enamorado”:

“He aquí al verdadero enamorado. Sufre todo lo que canto; todo lo que es alegría para mi, para él es dolor. Realmente el amor es una cosa maravillosa: es más precioso que las esmeraldas y más raro que los finos ópalos.”

Sin embargo, todo para el estudiante debe tener un fin práctico, y como al amor no le ve ese lado racional, no puede enamorarse ni apreciar lo bello. Desprecia a su amada en cuanto se siente rechazado, puede verse en dos ejemplos la falta de sensibilidad ante lo bello:

[acaba de escuchar al ruiseñor cantar] “En realidad es como muchos artistas: todo estilo, nada de sinceridad. No se sacrifica por los demás. No piensa más que en la música, y como todo el mundo sabe, es egoísta. Ciertamente, no puede negarse que su voz tiene notas muy bellas. ¡Qué lástima que todo eso no tenga un sentido práctico!”

[abre la ventana y se encuentra la rosa roja en el rosal de su ventana] “¡Qué maravillosa obra de la suerte! ¡He aquí una rosa roja! No he visto una rosa semejante en toda mi vida! Es tan bella que estoy seguro de que debe tener un nombre largo en latín.”

En este último ejemplo se ve claramente que para él todo lo que puede ser bello tiene que tener una parte de razonamiento lógico.

Referente al espacio, la acción se desarrolla en el jardín del estudiante, en los prados que sobrevuela el ruiseñor para buscar la rosa y el portal de la amada. El tiempo que transcurre puede ser de un día entero, ya que la acción empieza en una tarde, la rosa se crea por la noche y el estudiante es rechazado por su amada a la mañana siguiente.

Este cuento pertenece al movimiento esteticista, que se caracteriza por la búsqueda de la belleza en todas las ramas de las artes; en este caso, esa búsqueda de belleza está encarnada en la figura del ruiseñor.

1