Origenes y evolución de la Guerra Fría

Historia universal contemporánea. Segunda guerra mundial. Bloques. Carrera armamentística. División de Alemania. Coexistencia. Crisis del petróleo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

  • TRAS UNA GUERRA DEVASTADORA

  • Al acabar la guerra, Europa quedó destruida completamente al igual que los demás continentes, especialmente Asia. Hubo grandes cambios económicos, políticos y sociales, ya que murieron más de 50 millones de personas en el continente europeo. También se destruyeron ciudades, poblaciones, carreteras, etc. Cambiaron los sistemas electorales y se redujo el número de partidos. Se reformaron las constituciones y, en general podríamos decir que el ritmo de vida de la gente que salió ilesa se alteró notablemente.

    Los países europeos que se vieron más afectados fueron: la Unión Soviética (URSS), Polonia y Alemania. Éste último llegó a desaparecer pero volvería a reconstruirse unos años más tarde, en 1949, entonces fue dividida en dos partes. Al reconstruirse Europa, los Estados Unidos (EEUU) se impusieron definitivamente en la política mundial.

    LOS VENCEDORES NO SE ENTIENDEN

    Una vez terminada la guerra, los aliados no consiguieron ponerse de acuerdo para firmar un tratado de paz como se hizo tras la Primera Guerra Mundial. A pesar de todo, ya habían hablado durante la guerra de temas militares y sobre la paz, ya que estaban convencidos de que la victoria iba a ser suya. A partir de estas reuniones se formaron distintos organismos pensados para la defensa y las relaciones internacionales. Algunos de estos grupos son la ONU y la OTAN. En estas conferencias sobre la paz destacan dos que tuvieron lugar el año 1945; la de Yalta y la de Postdam, las cuales eran presididas por los tres representantes de los “Tres Grandes”: Roosevelt por EEUU, Churchill por Gran Bretaña y Stalin por La URSS.

    En Yalta y en Postdam se decidió el destino de Alemania y el futuro de Europa. También en Yalta se hizo el reparto del mundo. Truman, el nuevo presidente de EEUU tras morir Roosevelt, usó el poder que obtuvo gracias a la bomba atómica para enfrentarse a Stalin por la fuerza. Entre 1946 y 1947, hubo una reunión en Londres en la que los “Tres Grandes” firmaron acuerdos de paz sobre países europeos implicados en la guerra. El tratado con Alemania no pudo firmarse aún.

    Europa fue liberada de los nazis gracias a fuerzas extranjeras (URSS, EEUU, Gran Bretaña,...). Los soviéticos liberaron también los países del Este y Centro de Europa. Una vez hecho esto, la URSS apoyó a los partidos comunistas.

    En Europa occidental la presencia de los americanos y los británicos fue muy breve pues al acabar la guerra se retiraron. Así pues, en el continente europeo había un gran desequilibrio en estos momentos el cual se acrecentó gracias a los partidos comunistas occidentales.

    El aumento de tensión en Irán fue provocado por el control de grandes pozos petrolíferos y el desembarco de tropas inglesas en Grecia, para evitar el triunfo del comunismo.

    En el año 1946, volvió el miedo. Churchill habló de la división de Europa en dos partes y de que se formara una Unión Europea a fin de defenderse del comunismo. La guerra ya había acabado pero los vencedores no se aclaraban para firmar los tratados de paz y a causa de esto, los países más conflictivos como Alemania o Corea fueron divididos. En cada parte se instalaron los vencedores de la guerra. Llegó un momento en el que, al no entenderse y no ponerse de acuerdo, los aliados rompieron sus lazos.

    INTENTOS DE REORGANIZACIÓN PARA LA PAZ

    Los vencedores en el fondo querían que hubiese paz entre ellos e intentaron que no se volviera a organizar otra guerra de este tipo.

    La Constitución de la ONU fue aprobada en la conferencia de San Francisco (1945). Esta era una organización formada por todos los estados pacíficos del mundo. Celebrarían reuniones en las que todos y cada uno de estos estados podrían discutir sobre temas generales. Pero los grandes vencedores de la guerra, (EEUU, URSS, Gran Bretaña, Francia y China) poseían el derecho de voto y no se podía decidir nada sin su consentimiento.

    El secretario general fue quien dirigía la ONU y vigilaba que sus decisiones se cumplieran.

    Las esperanzas de paz puestas en este organismo quedaron en entredicho.

  • LOS BLOQUES FRENTE A FRENTE

  • Al no haber entendimiento después de la guerra, se creó un sistema “bipolar” que surgió porque los dos bloques estaban situados en puntos geográficos distintos y mayoritariamente porque los dos pensaban de manera muy distinta y opuesta.

    DIVISIÓN GEOGRÁFICA E IDEOLÓGICA

    Los dos bloques están situados en zonas distintas. Mientras que el bloque occidental se extiende en torno al Atlántico y une a los países occidentales europeos con los EEUU, el bloque oriental está situad0 alrededor de la URSS. El bloque oriental defiende el liberalismo individualista. Por el contrario, el bloque occidental representa el comunismo, nacido del socialismo marchista - leninista. Cada bloque es una democracia totalmente diferente.

    Para definir esta situación hay que nombrar a un representante de cada bloque: el embajador americano en Moscú, George F. Kennan, anticomunista convencido, y el secretario del Comité Central del Partido Comunista Soviético, Andrëi Jdanov, antiimperialista dogmático. Gracias al “Plan Marshall” y a la “doctrina Truman”, George F. Kennan opuso resistencia a los soviéticos, ya que para él lo más importante era que la política norteamericana se centrara en la contención del comunismo. En cambio, Andrëi Jdanov pretendía que la URSS protegiese las nuevas democracias del Este europeo, los partidos comunistas occidentales, etc. El organismo que debía promover esta política era el KOMINFORM (Oficina Internacional de Información) creado para coordinar la actuación de los partidos comunistas controlados por la URSS.

    LOS BLOQUES EN BUSCA DE ALIADOS

    Todo esto hizo que se formaran unas organizaciones militares pensadas para defenderse. Fue en EEUU, cuando al firmarse el tratado de Washington se creó la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), formada por los EEUU, Canadá y la mayoría de países de Europa occidental. Todos contra el comunismo. Otras organizaciones se promovieron en Asia oriental y en Oriente Medio, como el ANZEUS, pacto tripartito entre Australia, Nueva Zelanda y EEUU. Esto fue en 1951 y al cabo de tres años se amplió con la creación del Tratado de Asia del Sudeste (SEATO), a la que se unieron EEUU, Gran Bretaña, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, Pakistán y Tailandia.

    En Oriente Medio se creó el CENTO (Organización del Tratado del Centro).

    La URSS también comenzó a crear organizaciones para cooperar defensiva y económicamente. Se creó el COMECON (Consejo de Asistencia Económica) que hacía frente a la OECE (Organización Europea de Cooperación Económica)

    En mayo de 1955, el organismo conocido como Pacto de Varsovia que integraba en torno a la URSS a siete democracias populares. Su finalidad era defender de cualquier ataque extranjero.

    También surgieron organismos en América Latina y África. La OUA (Organización de Estados Americanos) es uno de ellos. Se creó en 1948, al firmarse el pacto de Bogotá. La OUA (Organización de la Unidad Africana) se fundó en Addis Abeba en 1963.

    COMIENZA LA CARRERA ARMAMENTISTA

    EEUU era el país más fuerte gracias a la bomba atómica. El 6 y el 9 de agosto lanzaron algunas de ellas sobre Hiroshima y Nagasaki. En septiembre, Japón se rindió y aquí acabó la Segunda Guerra Mundial. Pero en 1948, la URSS empezó a reconstruir su país. La carrera de armamentos empezó y con ella, el “equilibrio del terror”.

  • LA GUERRA FRÍA

  • En el año 1947, un periodista llamado Swope puso a la guerra el nombre de “Guerra Fría” para un discurso que debía presentar el senador Baruch. Poco a poco, este término se fue difundiendo más y gracias al periodista americano Walter Lippmann se hizo aún más conocido ya que escribió un libro con este nombre. Finalmente, el término “guerra fría” entró a formar parte del vocabulario de las relaciones internacionales para designar esta guerra.

    LA POSTURA AMERICANA. EL PLAN MARSHALL

    En marzo de 947, el presidente Truman recordaba en un discurso el hecho de que el embajador Kennan remitiera a sus superiores un informe sobre la necesidad de contener el comunismo. El “Plan Marshall” completó esta nueva política americana. Este se llevó a cabo por el general Marshall, el cual daba nombre al plan que consistía en contener el comunismo y a cambio rehacer la economía europea. Esto fue entre 1948 y 1952 y se consiguieron unos 13.000 millones de dólares de los que unos 9.000 fueron a fondo perdido. Este plan sirvió a los intereses económicos americanos y completó la política en contención del comunismo tanto que se tuvo que alejar del poder a los partidos comunistas, se modificaron las leyes electorales y se dio prioridad a la democracia cristiana.

    En los EEUU se generalizó el anticomunismo y el senador McCarthy hizo que los comunistas, simpatizantes e incluso los sospechosos fueran perseguidos y reprimidos. Algunos de ellos fueron Joseph Losey y Abraham Polansky.

    LA POSTURA SOVIÉTICA

    El Plan Marshall fue rechazado por la URSS. También aconsejó a otros países como Polonia o Checoslovaquia que retirasen su petición de adhesión y lo mismo hizo con las demás democracias populares.

    En septiembre del mismo año se creó el KOMINFORM con el fin de dirigir las estrategias de todos los partidos comunistas. Al fin y al cabo, se cumplieron los pronósticos del Plan Marshall de que fueran los soviéticos quienes dividieran el continente.

    El bloque comunista rechazó toda ayuda americana y se colocó en una situación muy difícil. Los dirigentes soviéticos pusieron en marcha un sistema autárquico que desemboco en la creación del COMECON.

    En el interior de la URSS se endureció la situación, por lo tanto, Stalin reanudó las depuraciones, las cuales se prolongaron hasta 1952.

    El ejército comunista de Mao en China y la proclamación de la República Popular China, dio a los rusos un aliado importante. De esta forma, el peso específico del bloque dirigido por la URSS aumentó.

    LA CONFLICTIVA DIVISIÓN DE ALEMANIA

    Hubo crisis graves durante la guerra fría, ya que había también guerras “calientes” en diferentes lugares. Algunos de los puntos el los que había más tensión eran Alemania y Corea.

    Se decidió en Postdam, dividir Alemania en cuatro partes de ocupación militar. Berlín también quedaría dividida en cuatro sectores, uno para cada gran potencia. Estas potencias eran la URSS, los EEUU, Gran Bretaña y Francia. Desde el año 1947, el Consejo de Control en Alemania fue incapaz de tomar decisiones. Mientras tanto, en Norteamérica propiciaban la creación de un estado federal independiente formado con las zonas de ocupación occidental.

    Se estableció una nueva moneda. Los soviéticos respondieron con el “bloqueo de Berlín” el cual comenzó en junio de 1948. Se cerró el acceso a Berlín occidental por carretera y ferrocarril pero los americanos atacaron por aire y salvaron el bloqueo.

    A lo largo de 1949, se crearon la República Federal de Alemania, con capital en Bonn, en el Oeste, y la República Democrática Alemana, con capital en Pankow, en el Este.

    LA DIVISIÓN DE COREA

    Corea estaba en una situación parecida a la de Alemania. El país fue dividido de forma arbitraria por el paralelo 38 en dos zonas de ocupación: la zona Sur estaba controlada por Norteamérica y la zona Norte por la URSS. Ambos dieron paso en 1948 a dos estados distintos; uno nacionalista al Sur (República Democrática de Corea) con capital en Seúl, y otro comunista al Norte (República Popular de Corea) con capital en Pyong Yang.

    Estos dos estados se enfrentaron y el ejército de Corea del Norte invadió Corea del Sur el 25 de junio de 1950.

    Los EEUU, apoyados por la ONU y junto con la VII flota americana, obligaron a los norcoreanos a retirarse. Hubo una guerra durante tres años. Cuando los americanos estaban ya cerca de la frontera China, Truman destituyó a Mac Arthur, que era el general que los dirigía, y al morir Stalin se llegó a un acuerdo el armisticio de Panmunjon, que dejó las cosas como al principio.

    LAS FUERZAS SE EQUIPARÁN

    En Alemania y en Corea, entre 1949 y 1950-1953, se puso de manifiesto la imposibilidad de entendimiento y se consagró definitivamente la “bipolaridad”. Desde aquel momento, EEUU puso en marcha todo su aparto de alianzas de tipo militar para intentar crear un cinturón de seguridad alrededor del bloque soviético. Cada vez se construían armas más potentes: de la bomba atómica se pasó a la de hidrógeno y más tarde de las bombas termonucleares a los avances en la balística intercontinental.

    Con la guerra de Corea se modificaron posturas. Los EEUU cambiaron su política asiática, fortaleciendo sus enclaves anticomunistas: prestaron ayuda a Chiang-Kai Chek y a los franceses que combatían en Indochina, y firmaron la paz con Japón.

    La URSS creó un organismo militar, el Pacto de Varsovia, que reunió a las democracias populares de Europa.

  • EL “DESHIELO” Y LA “VÍA MEDIA”

  • Durante 1953 se produjo un cambio en los equipos dirigentes de los dos grandes. El general Eisenhower, representando a los republicanos, ganó las elecciones del 52. Stalin murió a los pocos meses y empezaron a cambiar las cosas en Moscú.

    CAMBIOS POLÍTICOS EN LOS BLOQUES

    El gobierno soviético atravesó una fase de poder compartido entre Malénkov, Bulganin y Kruschev. Se empezó a utilizar la palabra “deshielo” que explicaba lo que estaba pasando en la URSS. Kruschev se encargó de poner en marcha éste término, sobretodo durante el XX congreso del Partido Comunista (febrero de 1956), al abordar la cuestión de la “desestalinicación”.

    En EEUU, Eisenhower empezó una política de “vía media”, llena de contrasentidos.

    DE LA DISTENSIÓN A LA COEXISTENCIA PACÍFICA

    El KOMINFORM se disolvió y se pusieron en marcha una serie de conferencias internacionales que hicieron pensar que la estabilización de la Guerra Fría se había producido. La Conferencia de Ginebra puso fin a la guerra que los franceses mantenían en Indochina pero no evitó que Vietnam se dividiera en dos partes.

    En 1955 tuvo lugar la Conferencia de Bandung, en la que se reunieron los líderes más importantes de algunos países de Asia y África. Aquí se planteó una nueva propuesta política internacional, al margen de los bloques y de la Guerra Fría: la búsqueda de una vía diferente, la de la neutralidad o no-alineación, con la que poder contar los grandes en el futuro.

    LAS CONTRADICCIONES: EGIPTO Y HUNGRÍA

    En el año 56 se volvió a hablar de la Guerra Fría. Fueron dos países los catalizadores: Hungría y Egipto. Ocurrieron hechos simultáneos en el tiempo y los bloques reaccionaron instantáneamente. El primero fue el conflicto de Suez, que nace de la descolonización. La nacionalización de Canal de Suez por el presidente Nasser provocó la reacción de Gran Bretaña y Francia, que vieron peligrar sus intereses económicos y estratégicos en una zona vital. Ambos utilizaron a Israel como fuerza de choque al intervenir militarmente. Estaban seguros de que los soviéticos no responderían. Israel atacó el 29 de octubre pero la URSS comenzó a usar armas nucleares para defender Egipto y los americanos se retiraron de la zona.

    En Europa también había una gran tensión ya que la política de desestalinización dirigida por el nuevo equipo de Kremlin provocó reacciones nacionalistas en algunos estados del Este. Hungría intentó sacudirse el dominio soviético igual que otros países y así se produjo el “levantamiento de Budapest”

    La disidencia húngara era peligrosa para los comunistas, pues suponía su desintegración. Por ello Kruschev ordenó invadir Hungría. Con el conflicto de Suez, la Guerra Fría llegó al Próximo Oriente. Los dos conflictos fueron controlados y los grandes salieron beneficiados: la URSS porque supo defender Egipto y los EEUU porque se retiraron a tiempo. Los dos sabían que podían evitar discordias que pudieran peligrar la paz mundial.

    LAS FRICCIONES DE LA COEXISTENCIA

    Las relaciones internacionales distaban mucho de ser distendidas o de responder a la “coexistencia” durante el final de los años 50. Eisenhower y Kruschev no lograron cumplir sus promesas ya que los conflictos aumentaron. Las elecciones norteamericanas de 1960 las ganó el Partido Demócrata. John Fitzgerald Kennedy era el nuevo presidente. Prometió cambiar las cosas y asumir la cuestión de la “coexistencia pacífica”. Kennedy impulsó la carrera de armamento, que en los años sesenta entró definitivamente en la era espacial. Pero Kruschev y Kennedy no pudieron recoger el fruto de sus actuaciones ya que Kruschev fue destituido y Kennedy asesinado. Los sucesores fueron Johnson y Nixon en EEUU y Breznev en la URSS. Entre 1961 y 1962 la tensión creció y los historiadores situaron estas fechas como el momento final de la Guerra Fría. El escenario fue doble: Berlín y Cuba.

    Los grandes se volvieron a enfrentar por la cuestión de Alemania. La URSS provocó en endurecimiento al amenazar firmando la paz con la República Democrática Alemana, hasta llegar a la constitución de un muro que separó Berlín Este de Berlín Oeste en agosta del 61. Mientras, los grandes se interesaban por otros lugares como el Congo en el cual se enfrentaron de forma directa.

    El conflicto más grave fue la crisis de Cuba aunque tardó poco en resolverse sin llegar a ninguna confrontación armada. El 18 de octubre del 62, los norteamericanos detectaron misiles aéreos hacia su territorio. Kennedy acusó a la URSS como culpable y decretó el bloqueo de Cuba. La URSS se preparó militarmente. Al final, Kennedy y Kruschev negociaron y la URSS detuvo los misiles a la vez que los EEUU levantaron el bloqueo el 22 de noviembre.

    LOS PROTAGONISTAS CAMBIAN

    Los protagonistas cambiaron tras la muerte de Kennedy y la caída de Kruschev. En la URSS se volvió otra vez a una dirección colegiada asumida por Kosiguin, Breznev y Podgorny, que gobernaron conjuntamente hasta el final de la década. Las relaciones de este bloque se vieron distendidas con el bloque occidental y se tensaron entre los países del mismo bloque. La URSS aplicó la doctrina de la “soberanía limitada”, la cual decía que tenía derecho a intervenir allí donde el socialismo estuviera en peligro.

    China se enfrentó a la URSS en el plano ideológico y territorial. Desde 1960 Mao venía denunciando la política de “coexistencia pacífica” como una traición a la revolución. Finalmente, China se separó de la URSS y no tardó en alzarse como el tercero en discordia.

    Europa, unida en la CEE adquirió un gran protagonismo y compitió con los EEUU en los mercados mundiales.

    Francia, en aquel momento estaba gobernada por el general De Gaulle, que consiguió en 1966 la salida de las tropas americanas de su territorio, a la vez que retiraba a las suyas de la OTAN y establecía alianzas con la URSS.

    Japón no abandonó la alianza con EEUU y se convirtió en la tercera potencia económica del mundo.

    HACIA UN NUEVO EQUILIBRIO INTERNACIONAL

    Desde mediados de los setenta se fue logrando un nuevo equilibrio internacional, que permitió el desarrollo de la “coexistencia”.

    Los puntos más importantes de choque eran el Próximo Oriente y el Sudeste Asiático. El primero adquirió gran importancia gracias a sus reservas petrolíferas. El segundo padecía grandes guerras como la de Indochina que se convirtió en la de Vietnam. En esta guerra, los EEUU adquirieron un notable protagonismo.

    Al comenzar los setenta, el panorama parecía aclararse, pero la situación internacional no se distendió hasta que se superaron viejos contenciosos.

    Al final, las superpotencias llegaron a acuerdos mutuos, renunciando al chantaje nuclear e iniciando acuerdos económicos insospechados poco tiempo antes.

    VOCES DE ALARMA: LAS REVUELTAS DE 1968

    De 1967 a 1969 el proceso de distensión y coexistencia vivió un momento crucial. Las fuerzas internas y externas a los países de ambos bloques cuestionaron, presionaron e hicieron entrar en contradicción a dicho proceso.

    Al Movimiento de los Países No Alineados se unieron los países de Tercer Mundo.

    Las fuerzas internas irrumpieron en una crisis sociopolítica generalizada, que se dio tanto en las sociedades occidentales como en el ámbito comunista, cuestionando sus ideologías respectivas.

    En el bloque occidental la crisis se manifestó en los movimientos estudiantiles del 68. Estos se produjeron en varias zonas del mundo. Los más importantes fueron los ocurridos en América y Francia. En París los estudiantes se manifestaron junto con los trabajadores contra el poder establecido. En cambio, los norteamericanos se manifestaron contra la guerra de Vietnam y por el desarme nuclear. El balance más trágico del movimiento fue en México ya que la matanza de la plaza de las Tres Culturas puede considerarse como el símbolo de la reacción de las fuerzas del orden ante una subversión que ponía en peligro el sistema.

    En el bloque oriental el acontecimiento más destacado fue la “primavera de Praga”, un intento liberalizador que fue interrumpido por los soviéticos. La posibilidad de un “socialismo con rostro humano” se malogró.

    ENTENDIMIENTO EN LA CUMBRE

    Nixon presidía en EEUU desde 1969 y Breznev gobernaba personalmente. De esta forma, en los años setenta se produjo un cambio de posturas que afloraron al poco tiempo. Al principio los dos dirigentes mantenían una buena relación social y se habló de cooperar en los campos científicos y económicos.

    Henry Kissinger, el colaborador más influyente del presidente norteamericano fue nombrado secretario de Estado. Éste elaboró una estrategia para salvar la supremacía estadounidense.

    En 1972, Nixon viajó a China y ahondó aún más las diferencias entre Pekín y Moscú, sin embargo no se impidió la búsqueda de un entendimiento con los soviéticos.

    El acuerdo de SALT fue el resultado, pues daba prioridad a los sistemas defensivos y preparaba futuros acuerdos sobre armamentos estratégicos ofensivos.

    Pero esta buena relación acabó con la visita de Breznev a Washington un año después.

    En noviembre de 1974, Gerald Ford era el nuevo presidente de los EEUU. Éste llegó a un acuerdo con Leónidas Breznev para reanudar en un futuro las conversaciones SALT, las cuales se celebrarían en Ginebra. De aquí salieron naves como la Apolo 16 y Soyuz 19.

    La URSS recibió del mundo capitalista equipamientos para fábricas, maquinaria agrícola, refrescos y programas de TV.

    A pesar de todos los acuerdos, la carrera de armamentos prosiguió y en 1973 y 1974 la crisis económica generalizada se hizo evidente.

  • LA CRISIS DE 1973 Y SUS CONSECUENCIAS

  • Al comenzar los años setenta, el petróleo se convirtió en un material tan buscado como apreciado pues su demanda era mucho mayor que su oferta. Exactamente en 1973, un organismo llamado OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), elevó los precios de éste material y al cabo de unos años votaron a favor de otra gran subida de precio. A causa de esto, los problemas de inflación de los países industrializados aumentaron y en cambio, la demanda disminuyó. Finalmente, ya en el año 1986 los precios por barril volvieron a bajar. En 1976, la OPEP creó el Fondo para el desarrollo Internacional con el fin de proporcionar préstamos y ayudas varias para realizar programas de desarrollo económico y social.

    Para solucionar la crisis producida, se celebró una reunión en Helsinki. Corría el año 1975. En ella se firmó un acta final por parte de la mayoría de jefes del gobierno de 35 países diferentes. Más tarde se hizo otra reunión en Belgrado y se pusieron en evidencia todas y cada una de las diferencias que había entre los bloques. Así, la situación mundial aumentó.

  • LOS BLOQUES EN LOS AÑOS OCHENTA

  • Un tiempo después de que Reagan intentara en vano conseguir la nominación por el Partido Republicano para las futuras elecciones residenciales de 1968 y 1976, tras la ola conservadora de 1980 consiguió ganar en los comicios celebrados el mismo año. Hizo pública la necesidad de poseer una fuerte defensa nacional y de mantener una línea dura con respecto a la URSS. Reagan prometió reducir el gasto público, excepto en Defensa y detener la inflación. Pero esto no ocurrió. La inflación y las tasa de interés descendieron por lo que Reagan fue reelegido en 1984.

    Al año siguiente, Reagan mantuvo su primera conferencia en la cumbre con el máximo dirigente soviético Mijail Gorbachov. Se consiguió aprobar la mayor reforma legislativa, que era relativa al sistema fiscal en 1986. No obstante, unas acusaciones consistentes en que su administración vendía armas a Irán en alto secreto y utilizaba estas ventas para ayudar a la guerra contrarevolucionaria en Nicaragua, sumieron a Reagan en un fatal escándalo político. Reagan se vio obligado a reunirse de nuevo con Gorbachov en diciembre de 1987 para firmar un acuerdo que eliminaba los misiles de alcance medio de las dos potencias, y a finales de mayo de 1988 en Moscú para firmar la ratificación de un tratado sobre misiles de corto y medio alcance.

    Tras ganar la reelección con la candidatura de Reagtan en 1984, Bush obtuvo la nominación dominicana a la presidencia en 1988. En su primer año destacaron las medidas para recuperar el sistema de ahorro y préstamo, y para endurecer los esfuerzos de los EEUU contra las drogas ilegales. Se reunió con el presidente de la URSS donde acordaron negociar el fin de la producción de armas químicas de largo alcance y limitar las fuerzas convencionales en Europa.

    MIJAIL GORBACHOV: LA “PERSTROIKA”

    En 1985, Gorvachov se convirtió en el máximo dirigente de la URSS. Esta política ya estaba en fase de diseño antes de su elección, pero fue en el pleno del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), que se decidió que era crucial e inevitable para recatar al estado del colapso económico y que había que ponerlo en funcionamiento cuanto antes.

    La perestroika debía convertirse en un plan sistemático y en una estrategia para el desarrollo del país. La reforma alcanzaba a todas las áreas del sistema soviético. Su objetivo era convertir una gestión muy centralizada en un sistema más descentralizado aún, basado en cierto grado de autonomía local y autogestión.

    ¿ES POSIBLE EL ENTENDIMIENTO?

    En mayo de 1982, Reagan lanzó una propuesta que consistía en un Tratado para la Reducción de Armas Estratégicas (START), que estableciera un profundo recorte en el número de misiles ubicados en bases terrestres, pero los soviéticos rompieron las negociaciones a finales de 1983 como protesta ante el despliegue en Europa de misiles procedentes de los EEUU de alcance medio. EEUU continuó centrándose en misiles en bases terrestres, mientras que la URSS exigía que se incluyera en la agenda de las conversaciones la cuestión de las armas espaciales. La URSS abandonó posteriormente esta demanda y las negociaciones entre Reagan y Gorbachov condujeron a la firma del Tratado de las armas espaciales. La URSS abandonó posteriormente esta demanda y las negociaciones entre Reagan y Gorbachov condujeron a la firma del Tratado de las Armas Nucleares de Alcance Medio. Las negociaciones continuaron tras la elección de Bush y en julio de 1991 firmó con Gorbachov el tratado START I por el que se acordaba reducir el número de cabezas nucleares entorno al 25%.

    I

    I

    Vídeos relacionados