Orígenes del Trabajo Social

Sociología. Trabajo social. Loch. Octavia Hill. Lowel. Barnett. Jane Addams. Mary Richmond. Alice Salomon

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas
publicidad

1. Las primeras figuras del trabajo social.

1.1. Charles Steward Loch

Este pionero estuvo mucho tiempo al frente de la Charity Organization Society se le considerada la “encarnación” de esa institución. Para dicho puesto fue nombrado muy joven, y ejerció una enorme influencia en su país, consiguiendo que la opinión de la sociedad por él fuera tomada en serio.

Loch atrajo a los organizadores de la caridad y a los trabajadores sociales de distintos lugares del Reino Unido y del mundo, que acudían a él buscando consejo e inspiración.

Todos los trabajadores sociales familiares y con casos le deben mucho a Charles Steward Loch. Menciono la frase “una sociedad sin dependientes”, con ella intentaba propugnar la idea de una sociedad en la que ninguno de sus ciudadanos tuviera que depender de nadie, porque todos sus miembros pudieran ganarse la vida y salir adelante por sí mismos. No en todos los casos ésta frase sirve de ejemplo, ya que había un numero importante de personas que su situación de pobreza se debía a la sociedad y no a ellos mismos.

Loch insistió mucho en el principio de la auto-ayuda presento su oposición hacia las propuestas de Lloyd George, que introdujo una mínima pensión de vejez, a partir d los setenta años. También estuvo en desacuerdo con los Fabianos los cuales decían que el salario de un trabajador debía estar por encima que el subsidio para pobres.

Los principios fundamentales de la C.O.S. han seguido ejerciendo un gran influjo, en el trabajo social hasta la actualidad. Ahora, debido a los cambios en las condiciones sociales y en el modo de pensar, muchas de las ideas de Loch han sido olvidadas.

Los motivos que condujeron a Loch en 1875 a identificarse con la C.O.S., eran bien comprendidos y compartidos por muchos de sus contemporáneos comprometidos en esta y similares tareas. La conciencia social de Loch había sido alertada por un sentimiento de culpa fruto de su observación hacia la vida de los otros, diciendo que eran tristes y exentas de motivaciones. Es por esto por lo que se sume en un deseo por intentar hacer un mundo más justo. Aunque mas importante que esto fue la vocación para el servicio.

Los motivos que impulsaron a Loch a sentirse identificado con la C.O.S. fueron un ansia de acción para aliviar la situación de pobreza y desesperanza de muchas personas; servir a sus prójimos mas desafortunados; y que todo lo anterior debía hacerse al margen de las iglesias.

Loch partía de la premisa de que el individuo debería proveer para hacer frente a las situaciones desfavorables de la vida.

1.2. Octavia Hill

Octavia Hill, una de las precursoras mas importantes, estuvo estrechamente vinculada a la Charity Organization Society, luchó contra la vivienda insalubre y contra la explotación de los trabajadores.

Fijándonos en los antecedentes familiares, su abuelo materno era doctor y su padre un banquero fracasado intentando implantar una utopía rural hizo que Octavia mantuviera una estrecha relación con casi todos los teóricos del país como John Ruskin, Robert Owen, Denison Maurice y William Morris. Y fué éste ultimo, el que le prestó el capital para financiar la construcción experimental de viviendas para la clase obrera. Ya que el problema de la vivienda se había agudizado enormemente con la revolución industrial.

Pronto el volumen de trabajo de Octavia resultó excesivo y tuvo que valerse de numerosas damas como voluntarias para que le ayudasen en sus labores.

Emprendió la tarea de su formación profesional, con el fin de que su labor alcanzara una permanente eficacia.

De su preparación práctica pasó también a la teórica, estableciendo unas normas para la enseñanza del trabajo social y el registro de los casos que constituyen hoy su principal y más recordada contribución al trabajo social con casos.

Según Hill, Lo decisivo en el trabajo social era la relación personal, y no la ayuda material, y que la atención del trabajado social debía concentrarse más en sus relaciones con el cliente, que en los servicios materiales ofrecidos.

Octavia Hill pareció en ocasiones más preocupada por las ventajas psicológicas que sus buenas acciones podrían responderle a ella misma que a sus amigos, que por el bienestar de sus clientes, es lo cierto que en todo su trabajo colocó el mismo empeño que su moderna réplica en el valor y en la dignidad de todos los individuos como “hijos de Dios”, insistiendo en la necesidad de respetar su derecho a la auto-determinación.

Consideraba además la pobreza como un problema del carácter y de la obstinación del individuo, que había de conseguirse mejorando la relación personal entre el visitador amigable y el usuario.

Octavia Hill trabajó en perfecta armonía con Charles Loch, y este hecho hizo que se viera perjudicada ganándose la impopularidad que su amigo Loch se había ganado oponiéndose a los servicios sociales estatales, en contra de lo que se convertiría años mas tarde en el “Estado de Bienestar”. Octavia también mantuvo una relación estrecha con Hernietta y Samuel Barnett.

1.3. Josephine Shaw Lowel

Josephine Shaw Lowel fue la fundadora de la C.O.S. de la ciudad de Nueva York y una destacada líder del movimiento de la organización de la caridad privada.

La actitud americana respecto de la pobreza era un híbrido de los conflictivos puntos de vista- Por un lado, la religión tradicional había enseñado que la pobreza era una afortunada necesidad que impedía al pobre a la laboriosidad y al rico a los actos de caridad. Por otro lado, se creía que la abundancia de la pobreza era una desgracia innecesaria.

La pobreza llegó a ser condenada como “un reproche a un pueblo que vive en libertad constitucional” y como “un delito contra la democracia”.

En la última década del siglo XIX los líderes de la C.O.S. aceptaban la idea de que las condiciones sociales y económicas contribuían a la dependencia. Esto se recoge en su libro publicado en 1984 por Amos G. Warner “American Charities”.

En esta obra, al analizar las causas de la inteligencia, citando numerosos estudios estadísticos tanto en Norteamérica como en Europa, concluye que la mala salud y la enfermedad eran las causas inmediatas más comunes de la solicitud de socorro.

Las C.O.S. evitaron al principio toda presentación de socorro. En opinión de sus líderes, todo socorro era, en el mejor de los casos, un mal necesario.

Las ciudades americanas, a juicio de sus C.O.S., estaban sobradas de agencias caritativas y de personas que ninguna pregunta hacían a los solicitantes de ayuda. Aunque la práctica de la limosna, junto al socorro externo público, había una serie efectos negativos; el pauperismo, la impostura, la limosna indiscriminada y una caridad coincidente en los mismos destinatarios e innecesaria.

También en los Estados Unidos, la C.O.S. se propuso guiar y coordinar el impulso caritativo y, en definitiva, organizarlo. Estableció un registro central de las personas que pidieran o recibieran asistencia. Y a fin de salir al paso del fraude y de la impostura, así como descubrir las verdaderas necesidades y de hacer un plan para las familias necesitadas. Estimó que el socorro público no debería abolido enteramente, pues debería existir algún recurso público para prevenir tanto la violencia de los necesitados como la caridad indiscriminada por parte de las personas acomodadas. Pero creyó que ese último recurso debía ser una institución.

Aunque Lowel deploró siempre todo socorro, estimó que la caridad voluntaria era admisible en determinadas condiciones. Un completo conocimiento de cada persona y familia tenía procede a toda acción. Afirmada le necesidad de decir en cada caso, Lowell avanzó, algunas orientaciones en materia de elegibilidad. No hay otro modo de conocer si esas normas de elegibilidad eran aplicadas rígidamente.. Una vez elegidas una familia, para socorrerla, el representante de la C.O.S. había de buscar contribuciones o aportaciones de sus redes sociales más cercanas.

1.4. Los Barnett

Los esposos Barnett fueron también importantes. Su mas notable contribución al trabajo social fue la fundación de los llamados movimiento de los es establecimientos (Settlement movement) en el año 1884 del primer establecimiento en la parroquia de San Judas.

Esta parroquia tenía fama de ser la peor de Inglaterra. Samuel Barnett concibió una ida nueva y entonces hasta revolucionaria: fundar en dicha parroquia un establecimiento o centro residencial, donde jóvenes graduados en Oxford y Cambridge pudieran ejercer su influencia personal, consagrando por completo sus vidas a actividades comunitarias. A este establecimiento se le puso el nombre de “Toynbee Hall”.

La fundación del “Toynbee Hall” hizo posible que, con un espíritu social y un ejercicio de las solidaridad sencillamente increíbles en nuestra época, tanto es así, que numerosos y brillantes universitarios ingleses una vez culminadas sus carreras se encerraban unos años en dicho establecimiento, para vivir en él en comunidad, y, sin retribución alguna, dedicarse plenamente a convivir con los desheredados de la parroquia, y a elevarlos materialmente, cultural y moralmente.

En 1903 había alrededor de una docena de establecimientos en Londres, cuatro de ellos en edificios especiales cumpliendo la función de “Club residencial con un propósito” mejoramiento social, moral o religioso del vecindario en el que estaban establecidos.

Arnold Toynbee fue tutor en la universidad de Oxford, y vivió en una habitación alquilada medio amueblada, lo más que pudo como los trabajadores, haciéndose miembro de sus clubs, discutiendo con ellos, cosas materiales y espirituales. Éste también pasó la mayor parte de su vida en Oxford, desempeñando una parte activa de las causas religiosas y sociales de su tiempo, fue, miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad, cooperador y reformador de su Iglesia y miembro activo en mutualidades, sindicatos y cuantos movimientos se propusieron promover mejores viviendas, espacios libres, bibliotecas gratuitas y el socialismo municipal.

Toynbee, al igual que Barnett y sus discípulos, estaba interesado en la armonía social, no en la igualdad económica. Toynbee no previó ningún cambio en la estructura social. Creía que era porque había estado gobernando en Inglaterra la aristocracia. Por esta razón, era seguro confiar en que los capitalistas utilicen su riqueza como un gran depósito nacional y no para propósitos egoístas.

A lo más a que apuntaban todos estos propósitos reformistas, era a mitigar la lucha de clases, pero no a tocar el orden social y económico.

El matrimonio Barnett empezó por aceptar los principios establecidos por la Charity Organization Society y sus visitadores amigables, que eran unos trabajadores sociales

con casos.

Tales principios serían hoy considerados como principios genéricos comunes a todos los campos, métodos y especialidades del trabajo social, aunque en el siglo XIX se alumbraban sólo para la práctica del trabajo social con casos. Los Barnett creyeron que tenían que trabajar cada caso individualmente, estudiarlo en su contexto familiar e intentar un influjo amistoso o vecinal, para ayudar al necesitado a resolver su problema.

Dada su convicción de que los resultados deseados sólo podrían obtenerse mediante la activa participación de sus clientes, trataron por todos los medios de estimular la iniciativa de gente que acudía a ellos, y de fortalecer su capacidad de adoptar decisiones y de cumplirlas.

Éstos ideales fueron también compartidos por los líderes de otros establecimientos. Pero Samuel Barnett fue mucho más allá. Se dio perfecta cuenta de que la finalidad de robustecer la propia fortaleza de una persona, podía ser mejor lograda dentro de un grupo, en que la persecución de un objetivo común creara un sentido de propósito, donde el compañerismo y la camaradería fueran reconfortantes y la popularidad de personas impusiese la disciplina de la cooperación.

Durante los doce años que dirigió el Toynbee Hall, Barnett imprimió su personal sello en él y en todo el movimiento que supusieron los establecimientos, insistiendo en su objetivo de tender un puente entre ricos y pobres. Lo que si consiguió el movimiento de los establecimientos fue procurar centros para el trabajo social y la educación de adultos.

El cambio de orientación de muchos establecimientos se evidencia hoy en la tremenda reducción de la subvención económica recibida de las universidades y facultades y de los filántropos que anteriormente los fundaron y sostuvieron.

Continúa siendo característica de los establecimientos la residencia en ellos de personas de fuera, pero de una forma distinta: muchos de ellos son hoy utilizados por trabajadores sociales dedicados a la investigación y por estudiantes de la práctica del trabajo social, además de por su personal administrativo.

El impacto de los “Settlement Movement” en la vida de Gran Bretaña ha sido considerable y este impacto no solo caló en Inglaterra sino que también lo hizo en Norteamérica.

1.5. Jane Addams

Nació en una familia norteamericana acomodada socialmente. Estudió medicina pero por problemas de salud tuvo que abandonarlo, aprovechó tras esto hacer un viaje hacia Europa. Llegó a Inglaterra y allí oyó hablar del Toynbee Hall, su visita al mismo la impresionó de tal manera que cambió la orientación de su vida. Esto empujó a Addams a trasladar el Settlement movement británico a los Estados Unidos. Fundó entonces la Hull House, caracterizada por el trabajo en grupos y en sus actividades, estos centros ofrecieron a su vecindario muchos servicios directos, y a este respecto no fueron significativamente diferentes de los Settlements ingleses.

Debido a su profundo conocimiento en barrios, se esforzó por mejorar la vivienda. Para ello organizaron protestas, ayudaron a inmigrantes, apoyaron también las reivindicaciones y los movimientos sindicales, investigando y publicando trabajos sobre las condiciones laborales en numerosas industrias y luchando por conseguir una legislación más favorable para los trabajadores.

Lucharon contra la corrupción de los políticos y por la reforma del gobierno local, a fin de lograr mejores servicios municipales para los vecinos pobres.

Varias actuaciones hicieron ver a Jane Addams que la idea de los establecimientos llevaba inevitablemente a la acción política, concretamente a la política local.

No todos los trabajadores sociales de los establecimientos estuvieron, de acuerdo con Jane Addams, como Robert Woods, Mary K. Simkhovitch. Pero otros siguieron los pasos de Jane Addams como los trabajadores sociales del Chicago Comons, que llegó a controlar durante dos décadas las elecciones para concejales del distrito. Otros que siguieron los pasos de Addams fueron James B.Reynolds o Henry Moskowitz.

Jane Addams fue la primera mujer que tuvo el honor de ser elegida presidenta de la “National Conference of Charities and correction”. Compartió el Premio Nobel de la Paz en 1931, y fue también presidenta de la “Women's International Leage for Peace”

Fue una auténtica líder de los movimientos internacionales de mujeres y de niños. Escribió mucho, entre sus obras, Democracy and Social Ethics y Twenty Years at Hull House.

Por último el movimiento de los Senttlements se extendió rápidamente por Europa occidental, china y la India.

El concepto del trabajador social como el vecino de los pobres que comparte su vida en el mismo barrio, y que defiende también las soluciones a sus problemas en campañas políticas y forums legislativos, perdió popularidad a partir de la primera guerra mundial.

Hoy en día los establecimientos desempeñas importantes y diversas tareas, facilitando la satisfacción de muchas necesidades. Y son usadas por todos los ciudadadanos, incluida las clases medias y altas.

1.6. Mary Richmond

Nació en Estados unidos y llegó casi por casualidad al campo del trabajo social. La labor de Mary Richmond fue muy relevante: logró revitalizar y sacar de su postración a una entidad desorganizada e ineficaz.

La siguiente etapa de su carrera le dio a Mary Richmond la oportunidad de exponer sus ideas a una mayor audiencia. En 1909 asumió la dirección de su Charity Organization Departmentm y fue desde ese puesto como se convirtió en la guía espiritual y en a infatigable promotora del trabajo social con casos en las agencias para la familia.

También fue asesora y profesora de la New York School of Philantrophy. Pero su ocupación preferida fue la de la Charity Organization Institute, se organizaron reuniones anuales de cuatro semanas de duración, para mejorar la formación de los trabajadores sociales con casos, y darles la oportunidad de discutir sus comunes problemas.

Mary Richmond se vio obligada en 1915 a:

  • Defender a los trabajadores sociales con casos.

  • condenar la oposición entre el trabajador social y el reformador social

  • Llamar la atención sobre el hecho de que el trabajo social con casos apareció antes y después del movimiento de masas en favor de cualquier reforma social determinada.

  • Mary Richmond venía a recordar, aunque la acción social y el trabajo social con casos se habían practicado con frecuencia separadamente, ambos eran realmente complementarios.

    2. Jane Addams: una figura clave en el origen del Trabajo Social.

    Jane Addams justifica el trabajo social como una profesión cuyos objetivos son la intervención microsocial, de planificación y alcance sociopolítico de dicha intervención, y de dinamización del tejido social como proyecto comunitario.

    Referentes iniciales de la figura de Jane Addams.

    Jane Addams se enmarca en la mudialización de la historia, en el espacio socio-político. En este periodo nace y realiza su labor, también queda articulado un espacio mundial de gran interdependencia política y cultural en todo el planeta entre sociedades diversas en un mismo tiempo, lo que provoca jerarquización de relaciones sociales y desajustes.

    En 1870 en Europa existe un proceso de maduración política, surgiendo la prensa de masas, el sufragio universal masculino y sinfín de asociaciones, lo que conlleva a una gran variedad de demandas sociales y ofertas políticas.

    La Revolución Industrial y la burguesía triunfaban, y como consecuencia de todo ello, un mayor intervencionismo estatal. Eran años contradictorios, en los que el Positivismo era la religión fundamental del Progreso, y las revoluciones burguesas de 1848 fracasan.

    La vinculación entre la ciencia y la técnica se hace indisoluble, y la Gran Guerra generaliza la conciencia de crisis como crisis civilizatoria. Este es periodo en que el mundo se hace capitalista y una minoría de paises desarrollados se convierten en economías industriales.

    En EEUU la industrialización tiene un fuerte impacto, que conlleva a un enorme crecimiento demográfico, y los movimientos migratorios modifican la relaciones entre el hombre y el medio. A los inmigrantes se les aislaban en la isla de Ellis, de aquí, surge el material humano con el que va a trabajar Jane Addams toda su vida.

    En cuanto a la teoría de su formación, influyen en ella autores griegos y latinos y un gran amor por la historia como enseñanza. También influyen los planteamientos teóricos de Tolstoi que afirmaba “nada puede hacerse desde fuera”. Otro referente teórico es la Escuela de Chicago, que se constituye en torno a un grupo de jóvenes discípulos de Durkheim. Estos sociólogos asisten como testigos y analistas de hecho a una vertiginosa experiencia urbana que transformó la ciudad de Chicago, pasando de 5000 habitantes, a tener mas de 3.000.000. Debido a esto surgieron una serie de circunstancias que conllevaron a surgimiento de trabajo social ( llegada masiva de inmigrantes, una enorme explosión cultural en la que las élites económicas compiten con mecenazgos, y un espectacular cambio urbano )

    Su orientación metodológica práctica hace de Chicago un objeto privilegiado de observación, con preocupaciones teóricas del cambio social. Thomas, de Znaniecki. Park, en su docencia e investigación, trata de demostrar que el estudio de casos enseña el modo en el que la organización comunitaria y las experiencias individuales, se conforman con los procesos generales sociales.

    Estas técnicas de investigación fueron ejercitadas y desarrolladas ampliamente en la Escuela de Filantropía de Nueva York, y desde luego en la Hull House. Las respuestas filantrópicas y organizaciones de Caridad, no estaban unificadas y hay dos experiencias que cuajan especialmente en Norteamética, y que se han dado origen al trabajo social, como son la COS y los Settlements.

    Tanto una como otra experiencia, viajaron a EEUU y allí tuvieron un eco extraordinario. Los Settlements venian a decir, que nadie transforma nada si no se transforma a sí mismo, de ahí, la necesidad recíproca de entender las carencias y vivir con ellos, las nuestras.

    Resulta imposible hablar de los orígenes del trabajo social sin referirnos a las experiencias del matrimonio Barnett, precursores de lo que entendemos por trabajo social con grupos. Su metodología era el intercambio de tiempo, cultura, y experiencia, en la reciprocidad. La investigación se realizaba en un sistema participativo de actuación grupal, como refuerzo personal y comunitario, que pretendía responder a una variedad de individuos que los componían.

    Biografía en clave pedagógica

    Nace en el año 1860 en Cederville, y a lo largo de su vida siempre estuvo limitada por las demandas familiares. En estos tiempos, existían mujeres con gran capacidad de acogida y con muchas posibilidades de relacionarse en red. Esto fue en Jane Addams una fuente de vida vitalidad y de apertura a parecidas realidades. Se dice que Hull House fue su familia alternativa.

    Esta gran persona tuvo una participación muy activa en el mundo público, se observa, por ejemplo, en que fue la primera mujer que tuvo el honor de ser elegida presidenta de la Primera Conferencia de Caridad y Corrección. En 1931 se conceden el premio Nobel de la Paz. En 1935, cuando muere, su nombre figura entre los peligrosos y enemigos revolucionarios de América.

    Su vida, pues se supone positiva, partiendo de una existencia atormentada como la suya, de lucha como recurrente humano para comenzar un crecimiento personal, y de preocupación por la formación y el contacto con el medio.

    Pensamiento e intervención

    Las líneas de pensamiento y de intervención fundamentales en la obra de Jane Addams fueron: el trabajo con jóvenes delincuentes, la intervención desde el trabajo social en los movimientos sociales, el trabajo con mujeres de color, donde intervino teórica y prácticamente, la intervención en el campo de la inmigración y el trabajo social como intervención comunitaria para conseguir una transformación del tejido social.

    La práctica y la teoría en la Hull House

    Gracias a Mary Richmond y Jane Addams, el trabajo social de casos se convirtió, en su mano, en una herramienta para rescatar las relaciones humanas. Las dos se interesaron por el proceso de cómo las cosas llegan a ocurrir y empeñadas en modificarlas, desde la Hull House,con el apoyo de la reforma de leyes sociales. El fin estaba ligado también a la reforma de las políticas sociales para una transformación comunitaria.

    La COS y los Settlements, funcionaron como concienciadores de la necesidad de ayudar a la gente a ayudarse así mismos en una nueva caridad científica, en la historia americana del bienestar social.

    Jane Addams sabía que la investigación debía emplearse no para averiguar méritos del usuario, sino para encontrar la mejor manera de serle útil mediante un sistema participativo en el que partiendo de su realidad se les estimulara y fortaleciera su iniciativa con una clara función promocional.

    Los Settlements eran concebidos como una asociación de personas distintas cuya unidad es su variedad en la que la metodología es más cualitativa que cuantitativa. Este trabajo en grupo subyace en todas las actividades organizadas por la Hull House.

    En 1889 Jane Addams crea las “escuelas de tolerancia”, para convencer a la gente de la tontería que supone convencer a los demás de lo que pensamos convirtiéndolo en verdad absoluta.

    Jane Addams estaba convencida que la única forma para empezar a intervenir era la investigación y que nadie se entera de los problemas de exclusión social si no está en contacto con los que la experimentan. La intervención comunitaria, según Addams, tiene que venir de la mano de los que pretenden transformar las estructuras sociales, pero estos han tenido que ser previamente sensibilizados por los teóricos.

    La residencia de la Hull House además de contactar con la pobreza en sí misma, también trataba de conocer para intervenir, para lo cual era importantísimo tener un contacto directo con las situaciones de los casos concretos de sus vivencias afectivas, emocionales que se implicaban en el proceso de deterioro que presentaban como malestar y conflicto.

    Tras observar los casos, esta constata, al igual que Richmond que ante las agresiones del mundo industrial, aquellas personas de Hull House no eran capaces de rebelión, grito y llanto. También se observa que sólo les queda el miedo como expresión de indefensión y de desesperanza.

    Ante todo esto se potenciaban nuevas relaciones sociales. De donde salieron vacaciones fuera del centro en medios rurales o campesinos, y visitas a la ciudad donde se preparaban actividades en las que ellos participaban. Con todo ello se quería conseguir facilitar la relación con el entorno.

    Hull House aparece en un momento en que en Chicago se negaba la pobreza o se consideraba a los pobres responsables de ella. Los poderes públicos representados por el Alcalde nombraron comité para buscar soluciones. En la Hull House, se enseñaba costura para las mujeres y formación como basureros para los hombres; enseguida sobraron puestos de trabajo por lo que Addams propuso de trabajar solo media jornada, para que a nadie le faltara trabajo, aunque el comité no acepta esto y ella se marcha de éste.

    A pesar de ser una reformista social, tenía claro que las reformas sociales conducían inevitablemente a una acción política, por lo que nunca perdió su espíritu crítico y su independencia de criterio.

    El mundo de la inmigración

    Estados Unidos, es el producto de un aluvión de inmigrantes, que tiene Jane Addams ocasión de tratar directamente en toda su diversidad en toda su complejidad, analizando casos sociales de rusos, polacos, italianos.. que construyen el cinturón industrial de Chicago y otras ciudades, y que son la mano de obra barata de la nueva riqueza americana.

    Jane, pone en contacto la realidad social de estos inmigrantes con la idea que la Hull House, esto hace, que se plantee el organizamiento de la Hull House, y las asociaciones benéficas conocidas con criterios científicos que Jane organiza junto con la alcaldía de Chicago una asociación que supone crear un intercambio entre instituciones que trabajan con casos, sobre grupos de población iguales en condiciones sociales.

    El encuentro con la diferencia no era el encuentro previo que había tenido en la Hull House con la pluralidad. Porque ahora se trata de hacer una intervención social desde el trabajo social. Primera enseñanza, pues: la particularización, es decir, para ayudar necesitamos conocer, y sólo se conoce con la relación directa. Segunda enseñanza: es el descubrimiento de la solidaridad entre los afectados.

    En 1895, se crea un comité publico para estudiar el funcionamiento de centros de acogida, y Addams, concluye:

    Que los centros crean dependencia, lo que significa que hay que aportar nuevas vias, que den información legal y laboral, que les haga más autónomos como proyecto de autodesarrollo.

    Supone una gran riqueza operacional si se compara y se complementa las diversas metodologías que cada institución utiliza.

    Debido a esto, se crean nuevas necesidades, ya que las madres que trabajan necesitan guarderías. Enseguida, en la Hull House se habilita “la casa de niños”, que tenía un programa formativo del entorno de los mismos. Aquí se enseñaba como cuidarse a sí mismas, como cuidar a sus niños, y como vivir en América, puesto que inmigrantes, tenían que aprender a comprender la cultura americana. El contacto con estas mujeres descubre una contradición de una sociedad donde insiste en dos cosas; una la obligación de trabajar, porque hay trabajo, y otra, la importancia de la fuerta relación madre-hijo.

    Por último, resaltar, que Jane Addams estuvo detrás de la funda de la “Asociación para el Progreso de la gente de color”, impulsando protestas que paralizaron algunas medidas gubernamentales, que hacían menos habitables los barrios poblados por inmigrantes.

    El protagonismo de la mujer

    La Hull House, también era un proyecto para la mujer, y las actividades que en ella se realizaban estaban pensadas para ellas y sus necesidades, como responder a las carencias subjetivas de las mujeres para encauzar sus impulsos de energía y de capacidad de ayuda, y responder a carencias objetivas del sufrimiento que provoca y produce la pobreza.

    Jane, en su descripción de las actividades de la Hull House, hace un minucioso estudio de casos en los que las mujeres son cuidadoras. Invalidó desde aquí, las estrechas atribuciones de la realidad femenina, de su secular pasividad. Ella misma era la presencia de una mujer efectivamente extraordinaria y comprometida en un ejercicio del trabajo social audaz, que al mismo tiempo fue un ejercicio de reflexión teórica, y de práctica concreta urgida por las necesidades sociales de las mujeres que habitaban la Hull House y el barrio en que se ubicaba.

    Durante muchos años fue la mujer más famosa de EEUU; fue la primera en ser elegida Presidenta de la Conferencia Nacional de la Caridad, fue presidenta Internacional de la Liga de Mujeres por la Paz. En 1931 le conceden el Premio Nobel de la Paz.

    Los jóvenes, el ocio y el mundo urbano

    Jane analiza a jóvenes delincuentes a través de las historias de vida que esta analiza. Es un estudio precioso y preciso, donde se estudian a los jóvenes en Chicago, donde Addams hace un análisis de la carencia de ocio en la ciudad postindustrial, y analiza el trabajo de los emigrantes en la fábrica, para dedicarse a tipificar las relaciones que la ciudad tiene con los jóvenes. La idea cívica social que tiene Addams le lleva a pensar que tenemos la obligación de ser generosos con la ciudad, y que también tenemos que conocer para intervenir en ella.

    La responsabilidad ciudadana no es de los emigrantes, ni de los jóvenes, ellos simplemente presentan sus vidas desconcertadas. Los jóvenes quieren protagonizar su vida. Otro de los valores que observa en la juventud, es la fuerza enorme del erotismo y la familia, unido a la imaginación, el afecto y la necesidad de protección.

    Estudia los modelos tradicionales de donde provienen los jóvenes. Analiza por último, la familia como vínculo de relación social entre generaciones. Mediante un estudio de casos concretos a los que hace un seguimiento en la Hull House, llega tipificaciones compuestas por:

    Mujeres analfabetas, devotamente enganchadas a los hombres que las maltratan.

    Hombre jóvenes, alcoholizados en su mayoría.

    Addams participa en la Corte Juvenil de Chicago, como asesora, porque muchas chicas de la Hull House terminan yendo allí, y escribe que no podemos quedarnos con brazos cruzados porque la libertad sólo se asegura si se tiene dominio de nosotros mismos. Esta dice que desconocemos completamente a los jóvenes, que los educadores no conocemos realmente las necesidades de ellos.

    Ella hace una denuncia ciudadana, ya que detecta sordera de la comunidad y de los trabajadores sociales ante demandas sociales basadas en las necesidades de ocio, se da cuenta de esto, tras intervenir en 200 casos detectados de droga.

    También analiza y estudia a continuación la función comunitaria del ocio, y también las diversiones como base de sus códigos morales. El horizonte último de la intervención en todos los casos particulares, y en las comunidades con las que Addams trabaja, va siempre ligado a la reforma social, y a las políticas sociales. Tiene en cuenta una labor preventiva, por ello insiste en una ya vieja cuestión del trabajo social, “la obligación del Estado” de hacerse cargo del ocio público.

    La función social y educativa del ocio, planificado desde el poder público, es enorme según Addams, el ocio es un mundo que fabrica sensibilidad, forma hábitos y también forma el carácter y la concepción del mundo. Los medios de comunicación deciden en el medio urbano el destino de un país, por eso el ocio da pie a crear en la Hull House de clubs sociales de convivencia.

    Lo primero para Addams es conectar con los intereses de los jóvenes. Por eso constata que ellos trabajan en algo que no quieren, que no los engancha, y que otro lado les aisla, la relación causa-efecto es lejana y oscura. Ella advierte que el peligro y el desastre que supone el hecho de que los jóvenes no intervengan ni en el proceso ni en su dificultad para atenuar su tensión con el entorno. La vivencia laboral les dificulta a la hora de integrarse en la sociedad.

    La actitud de desánimo los convierte en los peores trabajadores, así de alguna forma, vuelven a un cierto ocio, los han convertido en ociosos y no tienen la oportunidad, como los escolares, de recuperarse. Los tipos de rebeldía social que los jóvenes de las ciudades suburbiales experimentan son:

    Odio y tristeza que supone el agotamiento de las energías que hubieran llegado a buen término canalizadas.

    El intento de compensar la monotonía cambiando continuamente de trabajo para sobrevivir psiquicamente.

    Rebeldía e inadaptación.

    La consecución de logros industriales nubla la vista a los educadores y trabajadores sociales identificados con las instituciones.

    “Paz y pan en tiempos de guerra” o el compromiso pacifista

    La Primera Guerra Mundial puso a Jane en la picota de su compromiso. Ella realiza un análisis que supone la creencia en el ser humano como base de la intervención pública. Era una práctica continua y cotidiana en la Hull House. La obligación de paliar el hambre en una visión futurista es un factor importante porque según nuestra autora “la paz y el pan” están inseparablemente unidos, tanto como lo estaban en Roma en aquel esbozado de política social para que no hubiese revueltas, tan unidos como hoy están el subdesarrollo, la mala salud, la ignorancia y la pobreza.

    El tema de la guerra es un tema que se debatía con mucha altura en la Hull House en donde los inmigrantes de Chicago luchaban por sobrevivir y reconstruir sus vidas, Jane Addams quería convencer a todo el mundo de algo que para ella era evidente, que nada de cuanto ocurre a los hombres, como decía Tarencio, no es ajeno.

    3. El impacto de Alice Salomón en la enseñanza del Trabajo Social

    Alice Salomón nació en 1872 y fue una de las fundadoras del trabajo social profesional y en Alemania se le conoce como la impulsora del Trabajo Social, como una profesión femenina. Llegó a ser incluso la primera presidenta del Comité Internacional de Escuelas de Trabajo Social y en su carrera como docente del Trabajo Social llegó a escribir 28 libros y 250 artículos, aunque muchos de ellos fueron destruidos durante el régimen de Hitler en Alemania.

    Alice Salomón provenía de una familia judía que llevaba instaurada en Alemania desde hacia varias generaciones, y ésta nació en la época en que se empezaba a conceder a los judíos los mismos derechos que a los otros ciudadanos.

    Salomón asistió en su infancia a una escuela protestante femenina, conviviendo las costumbres judías con las cristiana en ese mismo centro. Años mas tarde se convirtió al cristianismo y gracias al trabajo y sus conexiones familiares, tuvo contacto con una serie de cuestiones internacionales e interculturales.

    Al final de siglo, Salomón dirigió en 1899, el primer curso completo de formación de trabajo social y alternando con sus estudios propios escribió una obra en desacuerdo con la desigualdad en el salario laboral entre hombres y mujeres. Gracias a esto último y después de muchas dificultades de diferencias de opinión, Alice Salomón consigue el título de “doctora”. Y tras esto aumentó las ganas de mejorar la formación y enseñanza del Trabajo Social.

    Debido a los numerosos problemas que se encontraban a la hora de trabajar con los usuarios, Salomón se dio cuenta de que era necesario tener conocimientos amplios sobre todos los problemas posibles, y al darse cuenta de esto, amplió el programa de estudios. Al no existir libros de texto, tenían que escribirlo los mismos maestros. En todos los escritos de Salomón enfatizaba loa importancia de la conciencia histórica y se preocupó también en la organización del aprendizaje práctico en unidades de enseñanza manejables.

    Debido al crecimiento de los programas educativos y el incremento de las Escuelas de Trabajo Social hizo que pese a enseñar buscara el reconocimiento público de la profesión así como una acreditación oficial para la obtención del certificado universitario. En el año 1920 se aprobó la primera reglamentación a nivel nacional para el examen de estos estudios, y con esto se consiguió el reconocimiento oficial no sólo de los diplomas, sino también de la profesión de Trabajo Social.

    Alice Salomón, en 1925, fundó junto a otros la “Academia Alemana de Trabajo y Pedagogía Social Femenina” con el fin de:

    • Preparar profesionalmente a mujeres para cargos administrativos de importancia

    • Crear una base de investigación y conocimientos específicos para el campo del Trabajador Social.

    • Institucionalizar la educación continuada, como un proceso a seguir durante toda la vida.

    • Reclutar asistentes sociales para tareas educativas, en sus propias escuelas.

    Después del establecimiento de las escuelas, de la formación de unidades de coordinación nacionales y del desarrollo del trabajo social como profesión, el próximo paso importante tenía que ser la consolidación internacional.

    Un tema importante en la sección sobre la preparación y enseñanza fue la cuestión constante de la importancia y lugar que tenían que ocupar las diferentes disciplinas científicas en el trabajo social y la investigación básica de un núcleo común. En más de una ocasión, señaló que las disciplinas afines, tiene su lugar específico, según las cuales sean sus necesidades sociales e individuales y según cuales eran sus terrenos de intervención.

    A nivel internacional, estas cuestiones eran, más complejas. En vista de la gran diversidad de los sistemas educativos y de las aproximaciones al tema, la finalidad era, ciertamente, no encontrar una solución o marco de referencia.

    Poco después de la fundación del “Comité internacional”, a tensión que existía desde el Tratado de Versalles y la situación delicada de la economía tras la crisis de 1929, provocó una inestabilidad internacional.

    A Alice Salomón le concedieron importantes honores y le pusieron su nombre a la escuela que ella misma fundó, pero cuando Hitler tomó el poder de Alemania fue luchando contra todo aquello que Salomón había conseguido: Se le quitó el nombre a su escuela y fue cerrada la “Academia Femenina” y muchas asociadas tuvieron que exiliarse.

    Los nazis presionaron a Salomón para que dimitiese del “Comité Internacional”, pero siempre volvía a ser nombrada. Las escuelas alemanas abandonaron el “Comité Internacional” y sumieron a Salomón a una vigilancia.

    La Asociación Americana de Escuelas de Trabajo Social llevó de gira a Alice Salomón por los EE.UU. donde dio conferencias.

    Tras esta gira volvió a Alemania y la GESTAPO (Policía militar de Hitler) la arrestó, la sometió a un interrogatorio y le dio un ultimátum, sino abandonaba Alemania en un período de tres semanas, la llevarían a un campo de concentración.

    Alice Salomón tuvo que exiliarse a los Estados Unidos, y a pesar de sus conocimientos no pudo encontrar un trabajo estable y tuvo que vivir con ayuda de sus amigos de Europa y EE.UU. En EE.UU. fue invitada a la casa blanca y allí fue homenajeada.

    Por último hay que destacar que los nazis privaron a Alice Salomón de su ciudadanía y de sus títulos académicos. También asesinaron a algunos de sus parientes más próximos.

    Después de su expulsión de Salomón de Alemania, no pudo continuar con su labor en el “Comité internacional”. Al restablecerse las relaciones, fue nombrada presidenta honorífica e intentó conseguir que las escuelas alemanas se reincorporasen, de nuevo, al “Comité Internacional”, pero murió antes de que esto ocurriese.

    Al final de su autobiografía, hizo un llamamiento a la ley más fundamental de las relaciones humanas, la ley de la interdependencia.

  • Alemania:la doctora Alice Salomon, una figura a rescatar del olvido

  • En el caso de Alemania, Sand comienza su informe con la mención a la Constitución de Weimar de 1919, en la que se incluyen varios artículos de protección a la familia y a la infancia. En esos límites, declara textualmente la Constitución, cómo la libertad económica de individuo debe ser asegurada. Contempla también la subordinación de la propiedad privada al interés común, y la utilización del suelo de manera que se pueda garantizar un hogar a todas las familias alemanas, especialmente a las numerosas.

    Todos los alemanes deben de tener la posibilidad de ganarse la vida mediante el trabajo y, cuando no sea posible proporcionar un trabajo adecuado, el trabajador debe recibir la asistencia necesaria para su manteni miento.

    Para Sand, el contenido de esta Constitución era la prueba de que en Alemania se había desarrollado el sentimiento de la responsabilidad colectiva y la necesidad de la intervención de los poderes públicos. Era la guerra o la situación económica lo que condenaba a millones de trabajadores al desempleo, o la escasez de las pensiones la que provocaba las situaciones de pobreza. Para enfrentarse a la nueva situación se habían desarrollado cuatro sistemas de protección social: (el sistema de asistencia, los seguros sociales, el sistema de pensiones y la organización de la protección generalizada a la juventud).

    El sistema de asistencia pública, se había introducido una reglamentación elaborada por el Estado, su fin era fortificar al necesitado en su voluntad y en su salud para que él llegara a ser autosuficiente por sus propios medios, esfuerzos y trabajos. Se afirmaba que su acción no sería simplemente la distribucción de socorros en dinero, sino la ayuda de hombre a hombre.

    A juicio de Sand, cualquier persona podía acudir a la asistencia pública si se encontraba en un estado de necesidad física o espiritual.

    La asistencia privada reunía a más de 30.000 instituciones de caridad, con más de 100.000 voluntarios que prestaban atención a 500.000 personas en servicios permanentes, y otros 400.000 en servicios de día o noche.

    Tantos las privadas como los servicios públicos, contrataba a sus agentes de entre los diplomados de las Escuelas de Servicio Social, que sin contar la Escuela Superior de Servicio Social de Berlín, funcionaban, distribuidas por los diferentes estados alemanes.

    Una de las invitadas por René Sand al Congreso Internacional de París fue Alice Salomon, una de las figuras más interesantes de la época en la que nació el Trabajo Social en Europa y se intenta rescatar su trayectoria y sus aportaciones al Trabajo Social y al feminismo. Ella quería ser profesora, institutriz, una de las pocas profesionales permitidas a las mujeres a finales del XIX, pero sus padres se lo impidieron.

    Colaboraba con algunas obras relacionadas con la asistencia, pero fue en 1893 cuando tuvo conocimiento de la creación de un grupo de mujeres y jóvenes para el servicio social voluntario.

    La entrada en este grupo supuso para Salomon lo que ella denominó como el comienzo de su vida, desplegando en los años siguientes una gran actividad. Fue por ejemplo, cofundadora de un jardín de infancia que se ocupaba de atender a los niños de las clases más desfavorecidas. Esta actividad le hizo entender el significado de la palabra social.

    Cuando J.Schwerin muere, Salomon le sucede en la presidencia del grupo, sus lineas de trabajo van a estar marcadas por la denuncia de lo intolerable. Y por otro lado, reaizar un trabajo social impregnado de ética social. Para ella esto significaba tratar de obtener más justicia social para satisfascer las reivindicaciones de los más desfavorecidos, teniendo en cuenta sus necesidades, así como llegar a tener una influencia en la elaboración de la política social.

    Salomon tratará de unir la teoría y la práctica, analizando las causas de la miseria y proponiendo cambios políticos, intentando crear instituciones que sirvieran de modelo con el fin de probar que sus propuestas eran realizables. Todos sus proyectos estuvieron orientados por dos objetivos simultáneos: el desarrollo del trabajo social asociado a la emancipación femenina.

    En 1896, emprendió su primer viaje de estudios a Inglaterra, hizo amistades para toda la vida, como Addms. Tambien conoció a Lady Aberdeen, que fue durante muchos años la presidenta del Consejo Internacional de Mujeres. En 1896 se da a conocer en ámbitos internacionales, en 1898 fue nombrada para formar parte de la Comisión para la protección de las Mujeres Trabajadoras del Consejo Nacional de Mujeres alemanas. En 1902 alcanzó la presidencia de esta Comisión. En 1889, asume la presidencia de la Asociación de Grupos de Mujeres y Jóvenes para el Servicio Social, su primera medida

    es poner en marcha un curso de formación para el servicio social que va a señalar el comienzo de la formación del Trabajo Social en Alemania.

    Según Labonté-Roset, Salomon, en contra de lo que le decía el corazon, y en función de sus deberes nacionales, aceptó ocupar un cargo de dirección del servicio femenino en el Ministerio de la Guerra. Ella dirigió y organizó las misiones de los servicios femeninos sanitarios y sociales en el frente. Estas experiencias la habrían de convertir en una convivencia pacifista.

    Al acabar la guerra, los problemas por su identidad judía se van a ir acrecentando progresivamente. En 1919 el Consejo Nacional de Mujeres Alemanas le prohibió participar en el primer encuentro internacional del Consejo Internacional de Mujeres que se iba a celebrar en Oslo, de ninguna manera querían que la representación de Alemania la ostentase una judía. También y por la misma razón, se anuló su candidatura a la presidencia del Consejo Nacional de Mujeres, lo que le obligó a dimitir de sus funciones en una organización en la que había militado y ocupado diversos cargos de dirección desde 1909. En 1920, el Consejo Internacional de Mujeres, en la Conferencia de Oslo, a la que se la había prohibido acudir, la nombró vicepresidente, dejando en evidencia la decisión tomada por la organización alemana y reparando la injusticia.

    En 1925 Salomon, entre otros, fundó la Academia Alemana de Trabajo y Pedagogía Social Femenina, de esta manera, es estatus del Trabajo Social mejoró dentro del mundo académico y los profesores más reputados del momento enseñaron en alguna ocasión en la Academia. En 1930 la presidenta del consejo internacional de mujeres promociona a Salomon como su sucesora en la presidencia del Consejo, pero la unión de asociaciones de mujeres alemanas se opone con todas sus fuerzas al nombramiento de una mujer judía para semejante cargo.

    A pesar de todos sus reconocimientos, con el progresivo ascenso del partido nacional-socialista, salomon se va a ver privada de todos los honores e incluso va a ser expulsada de la escuela que llevaba a su nombre “Escuela de Servicio Social Alice Salomon”

    A pesar de todas las vejaciones de las que fue objeto, se resistió a abandonar Alemania, entre otras cosas, para ayudar a salir a algunas de sus colaboradoras. Los nazis la presionaban para que dimitiese, y cuando ella lo hacía, inmediatamente los representantes de otros paises la volvían a nombrar.

    Cuando finalizó la Guerra no quiso volver a Alemania, fue encontrada muerta en su apartamento de Nueva York el 30 agosto de 1948, la influencia de Salomon sigue plenamente vigente en Alemania y sus directrices en cuanto a la formación multidisciplinar, la unión entre la teoría y la práctica, los vínculos con la pedagogia y la preocupación por los asuntos internacionales se dejan notar en los planes de estudios de las diferentes escueas.

    20