Origen fascismo, nazismo, peronismo

Historia universal contemporánea. Autoritarismo. Dictadura. Adolf Hitler. Mein Kampf. Ideología racista. Mussolini. Juan Domingo Perón. Regímenes

  • Enviado por: daking
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

Antecedentes del fascismo: El comunismo fue la primera revuelta totalitaria más grande del siglo XX en contra del estilo de vida liberal, el fascismo fue el segundo. Esto servirá como antecedente social del fascismo, mi tema de investigación. Con el totalitarismo se hace referencia a las características de un estado contrario al liberal, según el diccionario de política (Bobbio, Norberto, 1991; 1574)

En Europa, Italia fue el primero en convertirse fascista en 1922, después Alemania en 1933. En Asia, Japón se hizo fascista en los años 30´s evolucionando gradualmente en instituciones totalitarias a partir de su propia herencia nativa. En el hemisferio oeste, un gobierno semiconstitucional de una oligarquía de hacendados fue destruido en Argentina en el año 1943 en una revuelta de jóvenes oficiales insatisfechos, y una dictadura fascista fue subsecuentemente construida bajo el mando del Coronel (luego General) Perón, quien estableció una nueva forma de fascismo, durando hasta su derrocamiento. (Ebenstein, 1970; 125)

El fascismo es la forma de totalitarismo que crece típicamente en las naciones económica y tecnológicamente más avanzadas, tales como Alemania en Europa y Japón en Asia. El fascismo es improbable que crezca en países si experiencia democrática del todo, en tales sociedades, la dictadura puede estar basada en la armada, la burocracia o en el prestigio personal del dictador, pero carecerá del elemento del entusiasmo y apoyo de las masas (que no necesariamente apoyo de la mayoría) lo que es característica del fascismo. Dice William Ebenstein que entre más violento y terrorífico sea el movimiento fascista más apoyo popular tiende a tener (Ebenstein, W. Today´s isms, 1970 pp. 121-150).

En América Latina existieron numerosas dictaduras pero no fueron abiertamente fascistas con la excepción de Argentina caso que analizaremos durante el presente trabajo.

Aspecto general del tema. Fascismo: orígenes, propaganda y ejercicio de la doctrina, así como su continuación el nazismo, para así conocer y entender su adaptación en América Latina (Argentina). Para esto utilizare como material de apoyo libros, algunas revistas y/o en su defecto paginas Web.

Justificación del tema. El fascismo es la organización totalitaria del gobierno y la sociedad, constituida en la dictadura de un sólo partido, intensamente nacionalista, racista, militarista e imperialista. Con estos elementos analizare los casos alemán y argentino, y a diferencia de lo que se piensa del Nazismo, esta no es una doctrina de simple racismo ò propaganda antisemita, es algo más profundo y más arraigado al Estado alemán, es la justificación y la defensa de un pueblo ante crisis económicas, sanciones internacionales y devastación moral. Otro argumento utilizado en mi investigación es el de cómo los dictadores fascistas dirigen la latente hostilidad de la gente en contra de enemigos reales o imaginarios. Para Hitler la primera elección fueron los judíos como objeto de odio para la agresión alemana, después fue la Gran Bretaña, continuando con los Estados Unidos de América, Churchill, Roosevelt, el bolchevismo, las iglesias. Y en un más reciente régimen fascista, el Peronismo en Argentina, el objeto de odio fueron el Imperialismo Norteamericano y los organismos financieros internacionales. (EBENSTEIN, TODAY´S ISMS, 1970 p. 121)

Objetivos: Conocer origen del fascismo y su base ideológica, conocer el nazismo, a través de la historia alemana y hacer un análisis de Mein Kampf (obra máxima de Hitler). Y revisar información acerca del fascismo en América Latina para poder entender el caso de Argentina (Peronismo).

Hipótesis. Este trabajo carece de una hipótesis debido a que es un trabajo documental, pero en caso de necesitarla sería: El fascismo no es solo una ideología, es un pretexto para el surgimiento de un nuevo imperialismo expansionista.

RACISMO

Inevitable tratar el tema del racismo, ya que es uno de los elementos de las ideologías tratadas en este trabajo, como el Fascismo o el Nazismo. Hanna Arendt, en Los Orígenes del totalitarismo hace un análisis bastante completo de lo cual yo tomo algunos puntos para facilitar la comprensión del origen del racismo y, comienza así, los orígenes del racismo se remonta al siglo XIX y se dio simultáneamente en la mayoría de los países europeos dedicados al expansionismo imperial, es decir que el racismo ha sido la ideología de todos los países imperialistas desde comienzos del siglo XX.

Desde la disputa por África, el aspecto racial era tema de discusión en lo que al liberalismo respecta. El pensamiento racial en Alemania no se desarrolló sino hasta la derrota del viejo ejército prusiano ante Napoleón. De 1792 a 1814 la Armada Revolucionaria Francesa invadió Alemania, los franceses ocuparon Munich. En 1805 Napoleón elige un gobernante para el reino de Baviera, el cual se compromete a estar con Napoleón en todas las guerras con una fuerza de 30,000 hombres. De esta manera Baviera se convirtió en vasallo absoluto de Francia. Este fue “El tiempo de la mas grande humillación de Alemania”. La cual es muy mencionada por Hitler. El racismo debe su aparición tanto a los patriotas prusianos, como al romanticismo político, más que a la nobleza y a sus portavoces. Contrastando con el género francés de pensamiento racial como arma para la guerra civil y para dividir a la nación alemana.

El pensamiento racial alemán fue inventado según Arendt, como un esfuerzo por unir al pueblo contra la dominación extranjera, quienes crearon este mito no buscaron aliados más allá de las fronteras, sino que desearon despertar en el pueblo mismo una conciencia de origen común (El romanticismo político ha sido acusado de haber inventado el pensamiento racial).

Otro aspecto tocado por Arendt, es el darwinismo el cual se conoció con un éxito abrumador, debido a que proporcionó sobre la base de la herencia las armas ideológicas para la dominación racial, como para la clasista y debido a esto pudo haber sido empleado tanto a favor como en contra de la discriminación racial.

Los panmovimientos, el nacionalismo es la expresión de esta perversión del Estado en un instrumento de la nación y de la identificación del ciudadano con el miembro de la nación. Pangermanismo pertenece al nazismo; los panmovimientos predicaban el origen divino del propio pueblo en contra de la creencia judeo-cristiana en el origen divino del hombre. El hombre al pertenecer a un pueblo recibía su origen divino sólo indirectamente a través de su pertenencia a un pueblo, esto según los panmovimientos. Por esto el hombre sólo poseía un valor divino mientras perteneciera al pueblo que estaba diferenciado por su origen divino.

FASCISMO

El fascismo es entendido en su generalidad como un sistema de dominación que se caracteriza por una representación política monopólica, es decir de un partido único de masas, con organización jerárquica y con una tendencia de culto al jefe; aunando una exaltación de la colectividad nacional, despreciando los valores del individualismo liberal. Según Edda Saccomani, en el diccionario de política (Bobbio, Norberto, 1991; 616) existen diversos criterios para clasificar las teorías sobre el fascismo, los cuales son presentados en este orden: el cronológico, el político-ideológico, el disciplinar y el sistemático. Las teorías sobre el fascismo pueden dividirse en dos categorías, que son las teorías singularizantes y las teorías generalizantes. En la primera se recurre a los factores ligados a las particularidades de una determinada realidad nacional, rechazando así todo intento de generalización de un contexto histórico específico a otro. Por esto es importante destacar que el término fascismo es aplicable al movimiento político consolidado en Italia en los años que siguieron a la Primera Guerra Mundial y al tipo de régimen instaurado por dicho movimiento después de tomar el poder, haciendo que de cualquier otra forma sea impropia su aplicación a otros movimientos y/o regímenes asimilados de distinta manera a través de la utilización de sus esquemas analíticos. De una manera más sencilla, el fascismo se dio en Italia y los demás movimientos parecidos como el de Alemania o Argentina son sólo adaptaciones.

En la segunda categoría las teorías que consideran al fascismo como un fenómeno supranacional, es decir a un poder superior a los gobiernos de cada nación y que ha tenido características análogas. Según los factores que se consideren varían la definición y el ámbito de aplicación del concepto.

Un grupo social importante que se ha portado particularmente vulnerable a la propaganda fascista es el militar. Hasta en una fuerte y bien establecida democracia, los militares tienden a sobreestimar las virtudes de la disciplina y la unidad. Durante los primeros escenarios del nazismo en Alemania, la clase militar de esta nación, sino apoyó abiertamente a Hitler por lo menos mantuvo una actitud de benevolente neutralidad. Los más altos líderes alemanes sabían que una alta proporción de jefes nazis eran criminales y psicópatas, aún así ellos apoyaron el movimiento nazi como una militarización de la población alemana.

Las causas inmediatas del éxito del fascismo son atribuidas generalmente al clima de fuerte inestabilidad social, política y económica creado en Italia, durante los primeros años de la posguerra, refiriéndonos a la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, el retraso del país, la ausencia de una autentica revolución liberal, la incapacidad de las clases dirigentes, unida a la arrogancia de una pequeña burguesía. Que había impedido la evolución del sistema político en un sentido moderno, habían sido terreno abonado para el fascismo, planteándose más en línea de continuidad que de ruptura, del sistema liberal. De aquí es de donde arranca un juicio reductivo del fascismo y de su potencialidad de expansión, que puede captarse a partir de los elementos existentes del fascismo, ya sea en las técnicas de gestión del poder, ya en el modo de organización del cuerpo social (las relaciones entre Estado y sociedad civil) es decir, la crisis surgida por el sistema liberal que afectó no sólo a Italia en el periodo comprendido entre las dos guerras mundiales, así como la alternativa ofrecida por el fascismo a dicha crisis.

EL CASO ALEMÁN

La mejor propaganda de los nazis según Hanna Arendt fue su política racial, “El racismo no era ni un arma nueva, ni un arma secreta aunque jamás se había utilizado con cabal coherencia”. (Arendt, 2002; 251)

Alemania se encontraba a mediados del siglo XIX próxima a una Revolución Democrática Burguesa. De ahí en adelante se comenzó a manifestar la clase obrera combatiente y con ella su primer partido revolucionario. La Liga de los Comunistas, la liga le encargo a Karl Marx y a Fredrich Engels resumir en un manifiesto la concepción del mundo fundamentada por ellos.

En 1848-1849 por temor ante la clase obrera, la burguesía no llevó a su término la Revolución Democrática Burguesa, traicionó al pueblo aliándose a la contrarrevolución, con el militarismo prusiano y los Junker (Terratenientes) Prusianos.

Antes de 1871 el capitalismo en Alemania se había venido desarrollando muy lentamente pero de golpe dio un gran salto adelante. A la par con ese auge industrial, tuvo lugar la concentración de la producción en grandes monopolios que dominaban el conjunto de la economía.

Lo importante de estos monopolios era conseguir colonias de donde poder sacar materias primas y rodearse de influencias. Pero había un pequeño problema, el mundo ya estaba repartido. Por este motivo la burguesía monopolista alemana y el militarismo prusiano estrechamente ligado necesitaban una redistribución del mundo a su favor. Debido a la alianza entre los Junker (Terratenientes) prusiano-alemanes reaccionarios y la burguesía monopolista ávida de conquistas, el imperialismo alemán era especialmente rapaz agresivo y peligroso. Ocasiono sufrimientos indecibles a la clase obrera alemana, al pueblo alemán en general y a otros pueblos. (ESTA ES LA RDA, 4ª ED. TALLERES DE LA RDA; 18-28)

La 1ª Guerra Mundial 1914-1918 fue una brutal manifestación de ello. El pueblo alemán lo pago con 2 millones de victimas. La dictadura militar dificultó extraordinariamente la lucha contra la guerra imperialista. En estos años, los izquierdistas alemanes demostraron ser los verdaderos representantes de la clase obrera y del pueblo. Inspirados en Karl Liebknecht, Rosa Luxemburg, Franz Mehring, y Wilhelm Pieck; quienes explicaban a las masas el carácter imperialista de la guerra, el 2 de Diciembre de 1914 Karl Liebknecht, como único diputado del Reichstag voto en contra de la guerra ò aprobación de créditos de guerra. En las grandes acciones huelguistas de abril de 1917 y en la 1ª sublevación de los marinos alemanes el mismo año, se manifiesta, la gran voluntad de los obreros alemanes de poner fin a la guerra. Tomando como referencia a la gran Revolución Socialista de Octubre de 1917 la cual les sirvió de guía. La huelga de los millones de obreros de la industria armamentista en enero de 1918 en Alemania fue la señal de la inminente revolución que había de estallar en noviembre de 1918. Fue la 1ª Revolución de la clase obrera alemana contra el imperialismo y el movimiento revolucionario más grande en Europa después de la gran revolución Socialista de Octubre. La violencia revolucionaria era tan fuerte que a la primera embestida derrocó a la monarquía y al gobierno del Káiser, imponiendo además la terminación inmediata de la guerra.

Durante el mes de noviembre de 1918 se precipito un cambio en el Imperio Federal Alemán. El rey fue depuesto por un motín originado en Munich, y el Consejo de Guerra decidió pedir un armisticio mientras el Káiser huía a Holanda. Tres civiles entre tanto fueron los encargados de realizar las conversaciones del alto al fuego. Mientras tanto los social-demócratas proclaman la Republica, la cual se convertiría en la oveja negra de los militares que comenzaban a hablar de traición.

Alemania se volvió un caos, el paro y la miseria dominaban, la disciplina de la que tanto se enorgullecían, era la causante de todo esto. Aquella “Kadavergehosam” ò “rigidez como de cadáver” estaba privando a los alemanes de personalidad, manteniéndolos en una especie de sujeción que les hacía miserables, la pirámide jerárquica se había desmoronado y esos hombres que trabajaban con ordenes brutales que los animaban, quedaron sin defensa en manos de los agitadores.

Debido a la traición de los dirigentes derechistas de la social democracia, tales como Ebert Hindenburg, Scheidemann y Noaske y la consiguiente división de la clase obrera y no existir un partido de lucha revolucionario, las masas no lograron extirpar las raíces políticas y económicas del imperialismo y el militarismo alemanes, por eso la reacción pudo acabar con la revolución. Sin embargo la clase obrera alemana impuso el establecimiento de una republica democrática burguesa y de derechos tales como el derecho general de sufragio, la libertad de coalición de reunión y de prensa.

Para restablecer el orden, hubo que hacer un llamado a los militares. Ellos habían formado unas milicias que consistían en cuerpos de francotiradores o grupos de combate que no reconocían más jefes que a los superiores. Además de dominar las tentativas de insurrección, iban tomando el poder hasta conformar los orígenes del nuevo ejército alemán. En ese tiempo, los militares comenzaron a meterse en política y organizaron un servicio de acción psicológica llamados cursos de pensamiento cívico, animados por el general Roehm. A principios del verano de 1919, salio de esos cursos un personaje llamado Adolf Hitler, con las bases ya adquiridas de lo que sería en un futuro la doctrina Nacionalsocialista. En ese momento se habían sentado las bases del Nazismo.

Los militares aliados con algunos grupos de los grandes empresarios, fundaron o sostuvieron células propagadoras de las ideas antidemocráticas, promovían el militarismo y revivían movimientos antisemitas.

En septiembre de 1919, ingresa Adolf Hitler al Deutsch Arbeiter Partei (Partido Obrero Alemàn), y rápidamente toma el control de este. Con ayuda de Roehm en 1921 funda el National Sozialist Deutsch Arbeiter Partei (Partido Obrero Nacional Socialista) al cual se le habían anexado otras dos organizaciones. Gracias a una propaganda basada en brutales eslóganes, insistiendo hasta la saciedad en la leyenda de la traición de los “Criminales de Noviembre” inventada por los militares (Esta leyenda nació del complejo alemán de derrota a la 1ª Guerra Mundial. El Ejercito Alemán Imperial no era capaz de aceptar su capitulación, por el contrario comenzó a difundir la versión de un ejército militarmente invicto, pero victima de una traición. De esta manera nació la leyenda del “Dolchstoss”, es decir “puñalada en la espalda”).

La organización creció rápidamente y formó un grupo de hombres rudos, destinado a imponer silencio por medio de la violencia a aquellos que se arriesgaban a oponerse. De esta época data la Sturm Abteilung (Sección de Asalto). Los militares fueron los principales reclutadores de la S.A. que Roehm convirtió en un verdadero ejército que pronto sobrepasaría en potencia y en número al ejército alemán. El ejército apoyaba a la S.A. a tal grado que en 1923 la S.A. entró en posesión de las armas secretas del ejército.

Las teorías nazis suprimían toda libertad de prensa o de expresión, no reconocían la Constitución de Weimar, justificaban la fuerza y no toleraban los adversarios que atentaran contra el Estado. El Estado debía ser dirigido por una persona responsable y que consultara al pueblo por medio de plebiscitos, solo debe contar el interés nacional.

El nazismo identificaba su partido con la patria, y para defender la patria todos los métodos eran buenos. A esto se le añadían los principios de racismo, y la superioridad de la raza germánica.

“Con toda confianza podemos llegar al limite de la inhumanidad

si con ello logramos la felicidad de nuestro pueblo”

-Adolf Hitler-

El 9 de noviembre de 1923, Hitler intentó tomarse el poder pero fue controlado. Hitler fue condenado a 4 años de prisión donde escribe Mein Kampf (Mi Lucha), pero al año siguiente fue liberado, entonces ya tenía muy claro que el poder se conseguía por medios políticos, o sea por medio de artificios que aparentan una completa legalidad.

A pesar de que de 1924 a 1932 sufrieron continuas derrotas, los nazis comenzaron a infiltrarse en el poder minando el Estado y atrayendo nuevos adeptos entre los nuevos votantes. En 1932 es nombrado canciller un amigo del nazismo llamado Von Papen, y con el comenzó la escalada hacía el poder. Este quitó la prohibición de la S.A. y el uso del uniforme hitleriano que había sido prohibido anteriormente.

La infiltración de elementos nazis en los altos cargos de la policía berlinesa originó, gracias a la limpieza realizada por el jefe nazi de la policía la formación de lo que unos años mas tarde se llamaría oficialmente la GESTAPO y la que sería uno de los brazos armados más importantes de Hitler.

El canciller Von Papen destituyó a todos los republicanos que ocuparon cargos en el Estado y los reemplazó por nazis. En junio de 1932 los nazis barrieron en las elecciones y se convirtieron en el partido más fuerte, con más escaños en el Reichstag (Parlamento Alemán). El 30 de enero de 1933. Hitler es llamado a formar parte del nuevo gabinete, allí disolvió el Reichstag.

MEIN KAMPF

El titulo que Hitler le quería poner a su libro era “Cuatro Años y Medio de Lucha Contra Mentiras, Estupideces y Cobardía”, pero el gerente de publicaciones nazis le abrevió por el de “Mi Lucha” (Mein Kampf). Este libro contiene muy poco de autobiografía.

El libro esta divido en dos partes en la primera parte, habla de sus experiencias en Viena donde se acentúa su antisemitismo, y narra que cuando niño, observo a un hombre de rasgos desconocidos para él e intentó reconocer su origen preguntándose “¿será alemán?”. Para responderse se encerró en la literatura antisemita, que era muy popular en aquel tiempo en Viena.

Hace mención también a la derrota caótica sufrida por Alemania y la incapacidad del Estado para propagar la unificación germana. Explica su estudio y su participación en los partidos políticos como instrumento para ganar simpatizantes y hace ver el poder y el éxito de la oratoria de la que él mismo fue sumiso practicante. Cuestiona la no participación de Austria tanto en conflictos bélicos como el de 1870-71, y en el del campo económico, y plantea la confección de un nuevo Estado, aquel Estado que estuviera basado en la raza y que incluiría a todos los alemanes que en ese entonces estaban viviendo fuera de las fronteras del Reich, y en que establecería una dictadura

Absoluta del Führer (que sería él), pero él no lo planteaba tan descaradamente, porque se veía así mismo como el salvador y dirigente de una raza descendiente de dios.

Limpiara al mundo de la escoria que son los Marxistas y los judíos. Para Hitler los judíos envenenan el arte y controlan una economía que no les pertenece.

Su exaltado nacionalismo es muy mencionado en el libro y sobre todo su manifestación de que solo el más fuerte sobrevive, la raza aria es la raza superior y por ese motivo deben los demás pueblos someterse a los servicios de los alemanes quienes están en la tierra por mandato divino y si antes no pudieron dominar en cuestiones artísticas fue tanto por las condiciones climatológicas como por los invasores de regiones vecinas de los que tenían que estarse cuidando, fue por eso que no alcanzaron el desarrollo de los Helenos quienes tenían esclavos para realizar sus actividades y esto les daba oportunidad de meditar acerca de la vida.

Utilizó la teoría colonialista de las razas para justificar su expansionismo territorial y critica a los americanos por confundir a los judíos con alemanes por el simple hecho de provenir de Alemania y de hablar alemán.

EL CASO ARGENTINO

Bajo la guía de sucesivos gobiernos conservadores, la economía argentina había respondido a la recesión mundial de 1929, al producir internamente un incremento de bienes manufacturados que habían sido importados previamente. Mientras generalmente mantenían adecuados niveles de ingreso en el sector rural y garantizando las lazos del privilegio tradicional de las elites con el Reino Unido, el estado argentino estimulo esta substitución de importaciones por una política de protección tarifaría (James, D. RESISTANCE AND INTEGRATION, CAMBRIDGE; 1993.

En Argentina, el gobierno de Perón enfatizó fuertemente la misión y el destino de Argentina, y acompañó esta doctrina de la superioridad argentina con una intencionada política de imperialismo, denominado imperialismo peronista, faltándole al respeto al poderío militar, económico y político de los Estados Unidos en el hemisferio oeste lo cual hace que cualquier empresa fascista sea altamente peligrosa, limitándose a la expansión económica, política e ideológica, pero Argentina construyó una vasta industria armamentista, únicamente el derrocamiento de la dictadura de Perón en 1955 removió ese miedo del imperialismo argentino.

La derrota del Eje en la Segunda Guerra Mundial no removió la amenaza del fascismo para siempre. En términos de seguridad militar, para estar seguros, no ha habido mayor amenaza fascista desde la gran derrota a los poderes fascistas, Alemania y Japón.

En 1943, un grupo de oficiales descontentos derrocaron el régimen democrático existente, el cual estaba lejos de ser perfecto, sin embargo era democrático, estos jóvenes oficiales estaban bajo el mando del Coronel Juan Perón, quien había vivido muchos años en Italia como agregado militar convirtiéndose así en un ferviente admirador de Benito Mussolini y de las ideas fascistas. Tan pronto como el grupo Peronista triunfó, la política extranjera de Argentina se convirtió abiertamente hostil a las naciones democráticas en la segunda Guerra Mundial y muy amigable a los poderes fascistas. El 27 de Marzo de 1945, cuando la guerra había prácticamente terminado, Argentina en orden a ser admitida en la Conferencia de San Francisco bajo los términos del acuerdo de Yalta, le declaró la guerra a Japón y a Alemania, aunque era notoria su inclinación hacia el sentimiento Pro-Nazi y Pro-Fascista del régimen Peronista.

Perón al principio se mantuvo en segundo plano, pero después conquistó el ministerio de guerra y el ministerio del trabajo. El ministerio de guerra le dio poder sobre las fuerzas armadas. El control sobre el ministerio del trabajo le dio, como en otros estados fascistas la remoción de cualquier tipo de amenaza laboral organizada “sindicatos”. La radio estaba completamente subordinada al gobierno, mientras que la oposición fue privada al acceso de la misma. En cuanto al periódico respecta, Perón elevó su visión a La Prensa, uno de los cinco o seis periódicos en el mundo, teniendo una vieja y reverente tradición de independencia. Al principio el gobierno de Perón trato de engatusar y acosar a La Prensa a través de cuestiones administrativas más que con acciones abiertas. Cuando todas las presiones y amenazas fallaron, Perón convirtió en 1951 a La Prensa en una línea fascista del gobierno. El dueño de La Prensa, Dr. Ezequiel Paz, fue obligado a huir a Estados Unidos para salvarse de prisión, fue el más famoso refugiado argentino; siendo el uno de los tantos que pidieron asilo en las otras republicas americanas, otros lugares fueron Francia e Inglaterra.

En la mayoría de sus políticas, el régimen peronista siguió las técnicas y fines de Hitler y Mussolini. Aún con respecto a esto Perón mostró inteligencia considerablemente superior a esa de sus modelos y predecesores y maestros. Sin excepción, todos los demás dictadores fascistas abolieron los partidos políticos, obvio menos el partido imperante, falseando la información en caso de elecciones, donde el plebiscito se convirtió en la forma esencial de voto fascista. En las elecciones de 1946 Perón fue elegido por una mayoría del 55%, una figura que dio la apariencia de haber sido peleada bajo condiciones de libre campaña.

En 1949, Perón cambio la constitución argentina de 1853 porque su reelección como presidente sería ilegal. Como hombre modesto, declaró que no deseaba participar para presidente de nuevo, pero como un argentino patriótico cedió ante la presión de los distintos puntos y se permitió el mismo ser candidato. La elección de 1951 le dio a Perón una victoria de más de 60%.

En la elección de 1951, el terror en contra de los partidos de oposición fue practicado de una forma mucho más abierta que en 1946. Cientos de candidatos fueron encarcelados durante la campaña por no más crimen que atreverse a ser candidatos en contra del régimen existente y, las condiciones fueron tan caóticas que dos candidatos presidenciales estaban fuera de la campaña antes de que la misma terminara.

En 1954 Perón comenzó su campaña contra la iglesia Católica Romana; esto fue el comienzo de su deceso. Después de persistir en esa campaña por muchos meses, Perón fue excomulgado por el Vaticano, el 16 de junio de 1955. Ese mismo día la fuerza armada argentina y parte de la armada protagonizaron un levantamiento armado, pero falló. Tres meses después, la unidad de la provincia se reveló de nuevo y esta vez el destino de Perón estaba sellado cuando la naval en su totalidad se pasó a los rebeldes. El 19 de septiembre de 1955, Perón silenciosamente huyó en un bote cañonero paraguayo, escabulléndose eventualmente a España.

CONCLUSIONES

Se logró conocer los diferentes aspectos de los movimientos nacionales “Fascismo. Nazismo y Peronismo, a través de lo cuales entendí que dichos movimientos comprenden una complejidad mayor a los caprichos del ser humano como individuo, además del arraigo tan profundo que se establece con estas ideologías, las relaciones de poder entre los gobernantes y los gobernados, el autoritarismo con el que se guía a su pueblo de un paternalismo tipo positivista.

OPINIÓN

Volvería a investigar este tema porque yo desconocía los orígenes de las distintas doctrinas, aunado a que se entienden estas doctrinas como una alternativa para una crisis tanto económica como política y social.

Datos curiosos

1-.La Bandera del Imperio germano, fundado en 1871, era de color Negro-Blanco-Rojo. Esta fue descartada en 1918, y una Negra-Rojo-Dorada fue elegida como la bandera de la Republica Alemana fundada en Weimar en 1919.Los colores de la bandera diseñada por Hitler roja con un disco blanco en el centro, sosteniendo la swástica negra esta basada en los colores de la bandera imperial germana de 1871.

2-.Alemania antes 1918 era un Imperio Federal, compuesto de 25 estados -federales.

3-.El titulo que Hitler le quería poner a su libro era “Cuatro Años y Medio de Lucha Contra Mentiras, Estupideces y Cobardía”, pero el gerente de publicaciones nazis le abrevió por el de “Mi Lucha” (Mein Kampf). Este libro contiene muy poco de autobiografía.

4-.A pesar de que Mein Kampf en la segunda parte es un análisis del Estado-Nación perfecto, no existe un análisis concreto de economía debido a que era un tema que a Hitler le aburría.

5-.Mein Kampf, que se distribuyó gratuitamente bajo el III Reich, supuso la difusión de un millón de ejemplares en Alemania y se convirtió en el libro de referencia del nacionalsocialismo.

6-.En muchas de las casas de Perón fueron encontradas acciones valuadas en millones de dólares, monedas de oro y joyas de su esposa Eva Perón; libros de bancos extranjeros. Era estimado que sus depósitos en bancos extranjeros debieron ser valuados en muchos millones de dólares. Perón había sido conocido como un acérrimo enemigo del capitalismo y amigo de los pobres.

BIBLIOGRAFÍA

HITLER, A.

Mi Lucha

Ed. Del Partido Nacional Socialista de América Latina

2000 248 pp.

ESTA ES LA RDA

4ª Edición mejorada

Ed. De los talleres de la RDA

18-28 pp.

M. L. BARKER

THE POCKET OXFORD GERMAN DICTIONARY

PRINTED IN GREAT BRITAIN

AT THE UNIVERSITY PRESS

1980 224 pp.

MANFRED A. Z.

Historia Universal Tomo 2

Ed. Cartago de México

1983 37-47 pp.

http://usuarios.lycos.es/christianlr/01d51a93b410e5819/01d51a94560b96f03.html

EBENSTEIN, WILLIAM

TODAY´S ISMS

PRENTICE-HALL, INC.

1970, 125-150 pp.

BOBBIO, NORBERTO; ET AL

DICCIONARIO DE POLÍTICA

SIGLO XXI

1991, 616-626 pp.

JAMES, DANIEL

RESISTANCE AND INTEGRATION

CAMBRIDGE

1993, 7 p.

ARENDT, HANNA

LOS ORÍGENES DEL TOTALITARISMO

VOL. 2 IMPERIALISMO

ED. ALIANZA, 2002 ; 251-344

Vídeos relacionados