Origen del Universo

Cosmología. Composición. Teorías del Universo. Origenes de la vida. Lípidos

  • Enviado por: Shankara
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
PREICFES SABER 11 Ciencias Naturales Versión 2014
PREICFES SABER 11 Ciencias Naturales Versión 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Serie de ejercicios resueltos de Ecuaciones Diferenciales Este curso va ligado al curso actual de Ecuaciones...
Ver más información


ORIGEN DEL UNIVERSO

Está comúnmente aceptado que el Universo comenzó a formarse hace unos 15.000 millones de años de acuerdo con la teoría del "Big-Bang". La teoría nos dice que toda la materia, el tiempo y el espacio estuvieron originalmente condensados en un punto de altísima densidad desde donde, tras una tremenda explosión, inició su expansión como la superficie de un globo que se hincha.

Arno Pencias y Robert Wilson, premios Nobel de física de 1978, por la detección de "La microonda cósmica", midieron el eco residual originado por el "Big-Bang". También, por otros métodos, se ha confirmado la teoría de que las partes constitutivas del Universo están en expansión. Racimos galácticos, cada uno con miles de millones de estrellas como el Sol se van separando unas de otras a grandes velocidades.

El "Big-Bang" generó enormes temperaturas y sus consecuencias aún persisten en el espacio: la radiación residual suministra una temperatura uniforme y medible de 3º F. El Universo podría continuar su expansión hasta alcanzar la nada absoluta; o tal vez, en algún punto, iniciar un nuevo proceso de condensación en un largo recorrido hacia un nuevo "Big-Bang".

Durante las dos últimas décadas, se ha confirmado que el Universo no es un lugar tranquilo, sino que se trata de un espacio sometido a muy violenta actividad. Galaxias enteras continúan explotando, lanzadas por fuerzas gravitatorias de energía inimaginable. A su vez, ciertas estrellas de gran tamaño estallan en SUPERNOVAS, irradiando una energía equivalente a la de un billón de soles y proyectando al espacio despojos cósmicos que forman nuevas estrellas y planetas.

Agujeros Negros

Origen del Universo

La luz de las estrellas que explotan puede tardar millones de años en llegar a la Tierra. Se va aceptando la tesis de la existencia de agujeros negros en el centro de algunas galaxias. Estos están provocados por la existencia de núcleos de altísima densidad que no solo atraen y condensan la materia sino también la luz. En su interior pueden producirse nuevas explosiones gigantescas.

Origen del Universo

Nuestro grupo galáctico


En él coexisten unas TREINTA GALAXIAS unidas débilmente por la gravedad. LA TIERRA se encuentra en la segunda galaxia en extensión, LA VIA LACTEA, en la que conviven 100.000 millones de estrellas, dispuestas en espiral alrededor de un núcleo y acompañadas de grandes masas de nubes y polvo. Nuestro sol está a 33.000 años luz de ese núcleo y completa una órbita a su alrededor en 225 millones de años. Este largo espacio de tiempo toma el nombre de "AÑO CÓSMICO".

La galaxia ANDROMEDA, conocida como M31, es la mayor del grupo local. Está a unos 2 millones de años luz de nosotros y tiene 130.000 años luz de diámetro. "Cerca" de nuestra galaxia pueden observarse otras más pequeñas como Sculptor, Formax, Leo I y II, la LMC y SMC, siendo estas dos últimas las más próximas. Las galaxias conocidas son de dos tipos: espirales y elípticas.

La materia original del universo y la formación de las estrellas

La materia original del Universo fue el más simple de los elementos conocidos, el HIDROGENO.

Durante el BIG-BANG las reacciones nucleares convirtieron el 20% del hidrógeno en helio, y las primeras estrellas se formaron por mezcla de 80% de hidrógeno con 20% de helio. El resto de la materia del Universo incluidos átomos más pesados, carbono y oxígeno, fue consecuencia de reacciones nucleares posteriores.

Origen del Universo
La VIA LACTEA
es una galaxia de tipo espiral y completa un giro en 2 millones de años. Los brazos enroscados se comprimen por una onda de alta densidad cada año cósmico. Desde su formación se estima que ha sufrido varias compresiones que, a su vez, fuerzan la concentración de las nubes de gases y la formación de estrellas. Estas estrellas se rompen y dan lugar a nuevas nubes, de menor tamaño, que, al contraerse de nuevo, se convierten en nuevas estrellas. Nuestro sistema solar se pudo formar así, a partir de una nube contraída que evolucionó hasta llegar a formar el actual sistema de planetas.

EL SISTEMA SOLAR

Origen del Universo
Origen del Universo
El Sol, una estrella de tamaño medio (1.400.000 kilómetros de diámetro), situada a dos tercios del centro de la galaxia, concentra el 99% de la materia del sistema solar. Suministra energía luz y calor, procedente de las reacciones nucleares que convierten el hidrógeno en helio. Su temperatura, en el centro, se mantiene entorno a los 15 millones de grados centígrados, lo que impide su contracción. Su masa central disminuye a razón de 4 millones de toneladas de hidrógeno por segundo. Cada gramo de hidrógeno quemado produce el calor equivalente a 100 billones de lámparas eléctricas. Todavía le queda combustible para seguir radiando energía durante miles de millones de años.

El séquito del Sol

El SOL es una estrella solitaria que se formó aislada, acompañada: de los nueve planetas y sus satélites, de planetas menores (asteroides) y de cometas y meteoritos. Su condición solitaria facilita el desarrollo de vida, pues cuando en un sistema hay dos o más estrellas los planetas que giran a su alrededor se ven sometidos a bruscos cambios de temperatura debido a la inestabilidad de sus órbitas.

Origen del Universo

Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno son los planetas exteriores, los "gigantes gaseosos", y están compuestos, esencialmente de metano y amoniaco. La masa de Júpiter es dos veces y media superior a la del resto de los planetas juntos. Plutón es considerado como el noveno planeta, pero algunos astrónomos le consideran un asteroide o una luna escapada de Neptuno con cuya órbita coincide a veces.

Júpiter y Saturno tienen unos diecisiete satélites cada uno cuyos sus diámetros varían enormemente. Ganímedes (satélite de Júpiter descubierto por Galileo) tiene un diámetro de 5.000 kilómetros y Deimos, satélite de Marte, no supera los 8 kilómetros. La Luna, a una distancia media de la Tierra de 384.000 kilómetros, tiene un diámetro de 3.476 kilómetros y una masa 81 veces inferior a la de la Tierra. Su órbita es de 27,3 días, el mismo tiempo que tarda en girar sobre su eje, por eso siempre nos ofrece la misma cara.

Origen del Universo
Estas magnitudes son tan enormes que se ha buscado un nuevo patrón para medirlas. A la distancia media que existe entre el Sol y la Tierra se le ha llamado "unidad astronómica" (ua). Los planetas interiores: Mercurio, Venus, Tierra y Marte (nombrados según su creciente distancia del Sol) se encuentran en una banda de distancia al Sol entre 0,3 y 1,7 ua. Entre Marte y Júpiter ( a 4,7 ua del Sol) se encuentran los asteroides. Los planetas exteriores se encuentran entre distancias al sol de 4,7 y 30,3 ua. Plutón desarrolla su órbita a una distancia media del Sol de 39,4 ua, cerca de 6.000 millones de kilómetros.

Origen del Universo

TEORIAS DEL UNIVERSO

Un astrónomo polaco, Niklas Koppernigk 1473-1543), conocido como COPERNICO. Estudió concienzudamente la Luna y afirmó que orbitaba alrededor de la Tierra a una distancia de unas sesenta veces el radio terrestre, dato muy aproximado al real. También llegó a la conclusión definitiva de que la Tierra era un planeta.
A pesar de no ofrecer un sistema perfecto, Copérnico había iniciado con sus postulados la creación de la moderna Astronomía, murio el mismo año en que era publicada su monumental obra, Allí aparece por primera vez la idea de que el Sol puede ser el centro del sistema planetario (heliocentrismo). la Tierra gira alrededor del Sol en un año, y al mismo tiempo sobre sí misma en veinticuatro horas. La esfera de las estrellas, inmóviles, rodea todo el universo.

KEPLER ,Johannes (1571-1630) Astronomo Alemán fu el primero que enuncio su primera ley: que las órbitas de los planetas alrededor del Sol son elipses, de las que el Sol es uno de los focos.

Continuando sus investigaciones , Kepler llegó a formular su segunda ley: que el radio vector de los planetas barre áreas iguales en intervalos iguales de tiempo. Esto explica el fenómeno de que la Tierra se mueva con mayor rapidez durante el invierno, cuando está mas cerca del Sol (perihelio), que durante el verano, cuando se halla más lejos del Sol (afelio).
Tras doce años de nuevos estudios, Kepler publicó su obra final, que contenía su tercera ley, que establece matemáticamente la muy simple relación existente entre los períodos orbitales de los planetas y su distancia al Sol.

GALILEO GALILEI (1564-1642). a los dieciocho años de edad y mientras se hallaba en la catedral de Pisa, Galileo se fijó en una lámpara que oscilaba del techo, colgada de una larga cuerda. Al ir disminuyendo en amplitud esas oscilaciones, observó que, sin embargo, el tiempo de oscilación seguía siendo el mismo, hecho que determinó al utilizar su pulso como unidad de medida. Es famoso el experimento llevado a cabo por Galileo desde lo alto de la torre inclinada de Pisa, mediante el lanzamiento de objetos del mismo diámetro pero de distinta masa, con lo que comprobó que todos llegaban al suelo simultáneamente.

Como astrónomo Galileo es célebre por dos razones: por una parte, como héroe y martir del combate del espíritu científico contra las fuerzas oscurantistas que, en ese momento, estaban muy vivas, al menos en un sector de la Iglesia católica; por otra parte, por haber introducido en 1610 el uso del anteojo para la observación astronómica, aunque el no fue su verdadero inventor tuvo el mérito de transformar lo que era simplemente un juguete en un instrumento científico.

Fue el primero en ver las montañas de la Luna, las fases de Venus, los satélites de Júpiter, las manchas y la rotación del Sol y las nubes de estrellas de la Vía Láctea.
Galileo continuó sus obsevaciones y sus ataques a Aristóteles, acabando por llevar la lucha al campo de la teología. Sus doctrinas fueron consideradas heréticas, además de filosóficamente absurdas. Sus obras fueron incluidas en el "Index Librorum Prohibitorum", junto con las de Copérnico y todos los demás libros partidarios del sistema heliocéntrico.

ISAAC NEWTON (1642-1727)fue quién determinó los principios fundamentales de la mecánica celeste, que habían sido entrevistos por Galileo y Kepler. Luego, para llevar a cabo el análisis del problema representado por el movimiento de los planetas, Newton inventó el cálculo diferencial, fue el primero en expresar la ley que regula este fenómeno de una forma metódica y precisa: cada cuerpo del Universo atrae a otro cuerpo con una fuerza proporcional al cuadrado de la distancia existente entre ellos.

Llegado este momento los científicos empezarían a sentar las bases de las teorías actuales sobre la formación y constitución del Universo, entre ellas las teorias de la relatividad restringida y general de Einstein, hasta llegar a la astronomía contemporánea, que se caracteriza por el gran desarrollo de la astrofísica, tanto instrumental como teórica. Así la Astronomía se sirve de numerosas ramas de la física como la radiación electromagnética, la termodinámica o la física nuclear. La física es un útil privilegiado, pero el astrónomo recurre igualmente a la geología, a la meteorología, a la química orgánica o a la biología.

NUCLEOSINTESIS

Existen en el universo diferentes tipos de estrellas y constelaciones, así como concentraciones diversas de materia interestelar. La evolución de las estrellas a partir del material interestelar y la formación de agrupaciones estrellas depende de la cantidad de material involucrado y sus interrelaciones con estrellas cercanas y otros proceso estelares. La mayor parte del gas de la materia interestelar que se encuentra irregularmente dispersa en el universo está compuesto de hidrógeno (H) y helio (He). Aunque el helio se forma constantemente en el interior de las estrellas, la gran abundancia de este y del hidrógeno ha sido interpretada como resultado de su formación original asociada al gran disparo ("Big Bang"), al cual se atribuye la formación del universo como lo conocemos.

La energía interna de las estrellas proviene de los procesos gravitacionales y las reacciones nucleares que ocurren dentro de ellas. Las reacciones nucleares hacen posible la formación de elementos más pesados a partir de los elementos de configuración atómica más simple como el hidrógeno y el helio. A estros procesos se les denomina procesos de nucleosíntesis.

Una estrella se forma a partir de la contracción, por atracción gravitacional de una nebulosa o segmento de nebulosa formada por gas y polvo. A medida que la nube se contrae la temperatura aumenta.

Orígen de la vida

La filosofía, la religión y la ciencia han tratado de dar una explicación a una pregunta que se ha hecho el hombre desde sus inicios: Qué es la vida y cual es su origen?

Genracion Espontánea

Hasta el siglo XVII, era creencia común que Dios había creado las plantas y los animales. También se aceptaba que ciertas criaturas se formaban espontáneamente a partir de distintas materias primas. Los gusanos y las moscas, del estiércol; los piojos, del sudor humano; las luciérnagas, de las chispas de las hogueras.

La generación espontánea estaba avalada por respetadas personalidades. La habían defendido Aristóteles, Plotino, San Agustín y Santo Tomás de Aquino. Algunos arriesgaron recetas. El alquimista Johann Van Helmont (siglo XVII) publicó cómo fabricar ratones con trapos viejos y un poco de trigo.
A partir del siglo XVII, varios experimentos probaron que los seres vivos se forman solamente a partir de seres vivos. Uno de los trabajos más recordados, con microbios, es el del químico Louis Pasteur. En los años 60 del siglo pasado, los resultados de Pasteur se abrieron paso con dificultad en medio de creencias milenarias. Los acompañaba una idea igualmente reciente y provocativa. La del biólogo Charles Darwin, quien aseguraba que la vida, como la conocemos, es la consecuencia de un lento proceso evolutivo regido por la selección natural.

PANESPERMIA

En 1903 aparece una nueva teoría respecto al origen de la vida, esta vez un sueco, Svante Arrehnius, propone lo que se conoce como PANESPERMIA.
Según esta teoría la vida en la tierra provendría de otras partes del universo, no de la misma tierra. Sin embargo esta teoría no explica el origen de la vida, sino supone su existencia eterna y universal.

Actualmente se llevan a cabo investigaciones basadas en componentes orgánicos encontrados en el universo o en meteoritos llegados a nuestro planeta que intentan demostrar esta teoría.

TEORIA DE DARWIN

Según Darwin los hombres venimos de un proceso evolutivo, el cual se dio al paso de los años dado que se tuvo la necesidad de adaptarse al medio en el que vivíamos. Esto se debe a que lo que no se usa se atrofia y desaparece. Esto en su tiempo fue repudiado por unos y aceptado por otros, lo cierto es que con el desarrollo de su teoría se fueron apareciendo muchas dudas y preguntas sobre el origen del hombre, algunas se pudieron responder, pero muchas otras quedaron sin respuesta aún en nuestros días.

TEORIA DE OPARIN

Aleksandr Ivanovich Oparin era ruso de nacimiento, fisiólogo vegetal de carrera, bioquímico por vocación. Nació en 1894 en Uglich. Estudió, y después enseñó, en la Universidad de Moscú. La teoría que desarrolló en los años 20 fue el germen de la visión actual sobre el origen de la vida.

Cuando Oparin era estudiante universitario, los biólogos rusos enseñaban que los primeros seres vivos habían sido autótrofos (capaces de fabricar su propio alimento, como las plantas), y se habían formado por generación espontánea a partir de grumos de carbón. A Oparin, que había leído y aceptaba la Teoría de la Evolución de Darwin, la idea no le cerraba. “Yo no lograba imaginar la aparición repentina de una célula fotosintética a partir de dióxido de carbono, nitrógeno y agua -escribió Oparin-. Por eso, llegué a la conclusión de que primero debieron haber surgido, mediante un proceso no biológico, las sustancias orgánicas de las cuales se formaron, más adelante, los primeros seres vivos, organismos que al principio eran heterótrofos y se alimentaban de las sustancias orgánicas del ambiente.”

El 3 de marzo de 1922, Oparin presentó su postura en una reunión de la Sociedad Botánica Rusa, de la que era miembro. Fue escuchado y reprobado con igual cortesía. Era una especulación teórica que carecía de apoyo experimental.

Sin desalentarse, Oparin escribió un librito titulado El origen de la vida. Con cierta reticencia, y a pesar del rechazo rotundo de un árbitro científico, la obra fue publicada por la editorial El Trabajador Moscovita. Salió a la venta en noviembre de 1923 (aunque llevaba fecha de edición de 1924). Se vendió bien. Pronto se convirtió en una rareza bibliográfica. Fuera de Rusia prácticamente no se difundió hasta 1965.

En 1936, Oparin presentó una versión revisada y ampliada de El origen de la vida. Sostenía: el carbono arrojado por los volcanes se combinó con vapor de agua, formando hidrocarburos. En el océano, esas moléculas se hicieron más complejas y se amontonaron en gotitas llamadas coacervados -acervus, en latín, significa montón-. De a poco, los coacervados fueron adquiriendo las características de las células vivas (ver el recuadro “Requisitos para ser vivo”). Esas células eran microbios anaeróbicos, porque en aquel entonces no había oxígeno en la atmósfera.

Oparin explicó el origen de la vida en términos de procesos físicos y químicos. Una progresión de lo más simple a lo más complejo. Rompió así el círculo vicioso que afirmaba que las sustancias presentes en los seres vivos solamente podían ser fabricadas por los seres vivos. La segunda versión de El origen de la vida fue traducida al inglés por la editorial norteamericana Mac Millan, en 1938. Catorce años después, el libro fue leído por un joven químico norteamericano que merodeaba la Universidad de Chicago en busca de un tema interesante para su tesis de doctorado.

MILLER Y UREY

Aquella tarde de otoño de 1951, en un aula de la Universidad de Chicago, el disertante habló de los orígenes. El del Sistema Solar y el de la vida en la Tierra. Especuló acerca de la primitiva atmósfera terrestre y las condiciones que permitieron la formación de las primeras células.

Unos meses más tarde, uno de los jóvenes asistentes a la conferencia se presentó ante el disertante. Le pidió que dirigiera su tesis doctoral. Quería hacer experimentos que reprodujeran el ambiente de la Tierra primitiva. El disertante intentó disuadirlo. El trabajo sería arduo, posiblemente no funcionaría. Porque no pudo convencer al joven, le propuso una alternativa amable: trabajar en el tema durante unos meses. Si no obtenía resultados alentadores, se dedicaría a una investigación más convencional.

El disertante era el químico norteamericano Harold Urey. Había participado en el desarrollo de las bombas atómica y de hidrógeno. El Nobel de Química de 1934 fue para él. El nuevo discípulo era Stanley Miller. Tenía 23 años. Había estudiado Química en la Universidad de California. Llevaba varios meses buscando un tema interesante para su tesis de doctorado.

Los seis meses propuestos por Urey fueron más que suficientes. En unas pocas semanas Miller leyó los escritos de Oparin y Urey, hizo construir un aparato sencillo, realizó un experimento simple y exitoso. Miller mezcló vapor de agua, metano, amoníaco e hidrógeno. Para Oparin y Urey, esos eran los gases presentes en la primitiva atmósfera terrestre. Miller simuló tormentas eléctricas mediante dos electrodos de tungsteno. Con una bobina Tesla produjo descargas de 60.000 voltios.

Una mañana, Miller encontró que el agua dentro del aparato se había vuelto rosa. La analizó cuidadosamente. Encontró aminoácidos, la sustancia de la que están hechas las proteínas. Era la primera prueba experimental que avalaba las ideas de Oparin.

Miller envió sus resultados a Science, una de las revistas científicas más importantes del mundo. “Uno de los árbitros simplemente no lo creyó y retardó la publicación del artículo -declaró Miller tiempo después-. Luego se disculpó conmigo. Fue bastante raro que, aunque Urey avalaba el trabajo, se hiciera difícil publicarlo. Si yo hubiera enviado el artículo a Science por mi propia cuenta, el original todavía estaría en el fondo de un montón. Pero el experimento era tan fácil de reproducir que no pasó mucho tiempo antes de que fuera convalidado”.

Así, mientras al otro lado del Atlántico el grupo de Frederick Sanger obtenía la primera secuencia de aminoácidos de una proteína, y Watson yCrick se devanaban los sesos para descubrir antes que Linus Pauling la estructura del ADN, un estudiante de doctorado enchufaba en Chicago una bobina Tesla y creaba una nueva disciplina: la química prebiótica.

Después del experimento de 1953, Miller y otros científicos sintetizaron, en condiciones prebióticas, diferentes moléculas presentes en los seres vivos. Casi todos los aminoácidos, azúcares varios y los componentes del material genético.

La teoría de Oparin y el experimento de Miller han recibido críticas. Que la atmósfera de la Tierra no era la que ellos creían, es una de las principales. Lo que prevalece es la idea central. Que la aparición de la vida en la Tierra fue precedida por una secuencia gradual de eventos químicos.El Dr. Stanley Miller sigue enseñando e investigando en la Universidad de California en San Diego. FUTURO le preguntó cuál es el punto más oscuro en la actual concepción científica del origen de la vida. “En mi opinión -respondió el Dr. Miller-, el problema más importante en los estudios acerca del origen de la vida es la naturaleza del primer material genético. El origen de la vida es el origen de la evolución, y para eso se requiere replicación. Además, se necesita que ese proceso de replicación se valga de sustancias prebióticas”.

Hoy se piensa que el primer material genético pudo ser el ácido ribonucleico (ARN). Este ácido sirve como molde para la formación de copias de sí mismo (replicación). Además, como si fuera una enzima, puede modificar su propia estructura y la de otras moléculas.

PROTEINAS

DEFINICIÓN

También llamadas sustancias albuminoideas (nombre derivado de la albúmina o clara de huevo, que es un caso típico).

Son compuestos formados por carbono, nitrógeno, hidrógeno y oxigeno, a los que se añaden siempre el fósforo y el azufre.

FUNCIONES

Las proteínas son empleadas por el organismo para la estructuración de los tejidos y como material de repuesto de los tejidos que se van

gastando en el desarrollo de la vida. También juegan un papel energético, pero menos importante que el de las grasas o carbohidratos.

NECESIDADES

Las necesidades proteicas del organismo son cubiertas por la alimentación, pero el organismo no puede utilizarlas directamente, tienen que transformarse

durante el proceso de la digestión, reduciéndose a sus más sencillos componentes, los aminoácidos.

ALIMENTACIÓN

Las proteínas serán obtenidas tanto a partir del reino animal como del reino vegetal.

De los veintitantos aminoácidos que suelen participar en nuestra alimentación, nueve de ellos son los llamados aminoácidos esenciales, de los que el cuerpo ha de disponer siempre en su dieta.

De ahí que no baste con que en la ración alimenticia haya el mínimo necesario de proteínas, también a de aportarse la suficiente cantidad de estos aminoácidos esenciales.

Este es uno de los argumentos para combatir las dietas estrictas, como por ejemplo la dieta vegetariana (las plantas o vegetales es donde los aminoácidos esenciales se encuentran en franca minoría o faltan). Aproximadamente la mitad de las proteínas necesarias para nuestra alimentación son de origen animal, siendo la leche y sus productos derivados los más completos ya que contienen casi todos los aminoácidos esenciales. Los niños en edad de crecimiento precisan en su dieta, proporcionalmente, una mayor cantidad de proteínas que los adultos.

Los aminoácidos

Un aminoácido es cualquier molécula que contiene un grupo funcional ácido y un grupo amino

Sin embargo, en la naturaleza los aminoácidos que componen a las proteínas no son tan diversos como podríamos imaginar basándonos en la defiición anterior.

De hecho, los aminoácidos reportados en las diferentes proteínas son menos de 100 y de entre ellos, 20 son los que forman parte de todas las proteínas y en base a los cuales se sintetizan las proteínas inicialmente.

Los otros aminoácidos que se han observado en las proteínas son el resultado de modificaciones químicas que sufren algunas proteínas como parte de su proceso de maduración.

Estructura Básica de los Aminoácidos

De hecho, los 20 aminoácidos comunes forman un conjunto de moléculas con características más restringidas que las de simples aminoácidos.

Para empezar en todos son a-aminoácidos, es decir, el grupo ácido (siempre un carboxilo) y el grupo amino se hallan unidos al mísmo átomo de carbono.

Origen del Universo

__Concepto de Lípidos__

Los lípidos son biomoléculas orgánicas formadas básicamente por carbono e hidrógeno y generalmente también oxígeno; pero en porcentajes mucho más bajos. Además pueden contener también fósforo, nitrógeno y azufre .

Proporcionan energía calórica. Son los aceites vegetales y las grasas animales Hay que ingerir por día el 0,08 % del peso corporal (por ejemplo, alguien que pese 80 kilos debería consumir unos 64 gramos de lípidos por día).

Las grasas, también llamadas lípidos, conjuntamente con los carbohidratos representan la mayor fuente de energía para el organismo. ), no forman estructuras poliméricas macromoleculares razón por la cual su masa no alcanza valores muy elevados.

Es un grupo de sustancias muy heterogéneas que sólo tienen en común estas dos características:

  • Son insolubles en agua

  • Son solubles en disolventes orgánicos, como éter, cloroformo, benceno, etc.

  • __Clasificación de los lípidos__

    En el estudio de los lípidos se distinguen, de acuerdo a los átomos que los componen, dos categorías de sustancias, los lípidos simples y los complejos.

    Entre los lípidos simples (que sólo están formados por C, O e H) se encuentran los glicéridos, céridos y estéridos. Los lipidos complejos (que además presentan átomos de fósforo, nitrógeno y moléculas de glúcidos) comprenden a los glicofosfolípidos y a los esfingolípidos.

    1- Lípidos simples

    1.1- Glicéridos
    1.2- Céridos
    1.3- Estéridos

    2- Lípidos complejos

    2.1- Glicofosfolípidos

    2.1.1- Acidos fosfatídicos
    2.1.2- Lecitinas2.1.3- Cefalinas

    2.2- Esfingolípidos

    2.2.1- Ceramidas
    2.2.2- Glucoesfingolípidos
    2.2.2.1- Cerebrósidos
    2.2.2.2- Sulfátidos
    2.2.2.3- Gangliósidos

    2.3- Fosfoesfingolípidos

    __Ácidos grasos__

    Los ácidos grasos son moléculas formadas por una larga cadena hidrocarbonada de tipo lineal, y con un número par de átomos de carbono. Tienen en un extremo de la cadena un grupo carboxilo (-COOH).

    Origen del Universo


    Se conocen unos 70 ácidos grasos que se pueden clasificar en dos grupos :

    • Los ácidos grasos saturados sólo tienen enlaces simples entre los átomos de carbono. Son ejemplos de este tipo de ácidos el mirístico; el palmítico y el esteárico .

    • Los ácidos grasos insaturados tienen uno o varios enlaces dobles en su cadena y sus moléculas presentan codos, con cambios de dirección en los lugares dónde aparece un doble enlace. Son ejemplos el oléico (un doble enlace) y el linoleíco (dos dobles enlaces).

    Origen del Universo

    __Lípidos simples__

    Son lípidos saponificables en cuya composición química sólo intervienen carbono, hidrógeno y oxígeno.

    Clasificación

    En el estudio de los lípidos se distinguen, de acuerdo a los átomos que los componen, dos categorías de sustancias, los lípidos simples y los complejos.

    Entre los lípidos simples (que sólo están formados por C, O e H) se encuentran los glicéridos, céridos y estéridos. Los lipidos complejos (que además presentan átomos de fósforo, nitrógeno y moléculas de glúcidos) comprenden a los glicofosfolípidos y a los esfingolípidos.


    Funciones de los lípidos

    Los lípidos desempeñan cuatro tipos de funciones:

  • Función de reserva. Son la principal reserva energética del organismo.Un gramo de grasa produce 9'4 kilocalorías en las reacciones metabólicas de oxidación, mientras que proteínas y glúcidos sólo producen 4'1 kilocaloría/gr.

  • Función estructural. Forman las bicapas lipídicas de las membranas. Recubren órganos y le dan consistencia, o protegen mecánicamente como el tejido adiposo de piés y manos.

  • Función biocatalizadora. En este papel los lípidos favorecen o facilitan las reacciones químicas que se producen en los seres vivos. Cumplen esta función las vitaminas lipídicas, las hormonas esteroideas y las prostaglandinas.

  • Función transportadora. El tranporte de lípidos desde el intestino hasta su lugar de destino se raliza mediante su emulsión gracias a los ácidos biliares y a los proteolípidos.

  • Desde el punto de vista biológico desempeñan importantes funciones:

  • Son componentes esenciales de los seres vivos, en los que constituyen parte fundamental de todas las membranas celulares. Las combinaciones de lípidos y proteínas (lipoproteínas) son constituyentes importantes de las células, presentes tanto en la membrana celular como en las mitocondrias dentro del citoplasma y sirven también como medio para el transporte de lípidos en la sangre.

  • En los animales forman el principal material de reserva energética (grasas neutras). En el organismo las grasas sirven como fuente de energía, de un modo directo así como de un modo potencial, ya que se almacenan en el tejido adiposo. También sirven como aislante térmico en el tejido subcutáneo y alrededor de ciertos órganos, y los lípidos no polares actúan como aislantes eléctricos que permiten la rápida propagación de las ondas de despolarización a lo largo de los nervios mielinizados.

  • Desde el punto de vista nutritivo, los lípidos de los alimentos son importantes fuentes de energía por su alto contenido calórico y, además, frecuentemente vehiculizan vitaminas liposolubles

  • Están relacionadas con este grupo de compuestos numerosas sustancias de importante actividad fisiológica, como algunas vitaminas, hormonas, ácidos biliares, etcétera