Orientalismo; Edward Said

Antopología política. Oriente. Colonialismo. Islam. Palestina. Occidente

  • Enviado por: Daemon
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

A continuación y a propuesta de la profesora docente, voy a realizar una comparación de lo que Edward Said nos dice en su libro del Orientalismo, con los apuntes y conocimientos que hemos ido trabajado durante el curso 2006-07 en Antropología Política.

Mi trabajo se centrará en los aspectos que el libro concentra, debido a que es un libro algo denso y sobre todo amplio, pero que va dejando entrever como se ha ido creando el orientalismo, sobre todo en Francia y Reino Unido. Iré exponiendo los conocimientos a través de citas del libro, y con comentarios propios a partir de la lectura de los apuntes de los bloques, y los trabajos realizados para cada bloque de la asignatura.

A modo introductorio, Said en su libro nos comenta como se ha ido generando lo que el llama el “Orientalismo”, en su pagina 70 del libro nos dice “Fue también una especie de poder intelectual que yo le denominado orientalismo” y en la pagina 69 nos dice “y el orientalismo era una ciencia sobre oriente que situaba los asuntos orientales en una clase, un tribunal, una prisión o un manual para analizarlos, estudiarlos, juzgarlos, corregirlos y gobernarlos”. El autor va desgranando como se ha convertido o como se ha creado el concepto de Orientalismo, así como los discursos e ideologías que este grupo o movimiento conlleva. El auge fue tal, que en muchas universidades se crearon cátedras para el estudio del Orientalismo.

En el primer bloque veíamos como la antropología surgía en el momento colonialismo, y el mismo colonialismo se apoyaba en la antropología, y en otras ciencias para poder conocer al oriental, y poder dominarlo, durante todo el texto, durante todo el libro, el autor nos dice como los grandes colonialistas estuvieron apoyados por esos eruditos del saber oriental, entre ellos los propios Antropólogos y Lingüistas.

Así, Said nos dice durante el libro que “Es bastante conocido el hecho de que Napoleón implico a docenas de “sabios” en su expedición egipcia; por eso no es necesario que nos extendamos más en este asunto”. Todos los grandes conquistadores utilizaron los conocimientos sobre Oriente, esos conocimientos que obtenían los eruditos, eruditos que se aprovecharon para poder realizar sus trabajos de la ocupación o del colonialismo, y se valieron como en América del Sur, para poder someter con mayor fuerza el pueblo conquistado. Todo esto es lo que Said nos dice que es el Orientalismo.

Toda la maquinaria de la dominación descansa sobre el concepto de orientalismo, o mejor dicho, en lo que el orientalismo produjo en Oriente. “En cierta medida, la justificación del orientalismo no estaba solo en sus éxitos artísticos o intelectuales, sino en su eficacia, su utilidad y su autoridad posterior. Esto, ciertamente, merece que se le preste una especial atención”. Vemos como al final todo se realiza para la conquista del otro, la sumisión del otro, bajo el yugo de los occidentales o de los europeos, los cuales se creen que con la ilustración descubrieron la libertad, la moralidad y demás conocimientos que había que ir incorporando, aunque fuera por la fuerza, al resto del mundo.

Para toda esta dominación, para toda esta labor de crear textos, crear libros, que puedan llegar a justificar las incursiones o las dominaciones, se crea al orientalista, el cual según Said: “La labor del orientalista profesional sigue siendo juntar los fragmentos de un retrato, como si se tratara de un cuadro restaurado, de Oriente o de lo oriental; fragmentos que, como los desenterrados por Silvestre de Sacy, suministran el material, pero la forma narrativa, la continuidad y las figuras las construye el erudito, para quien la erudición consiste en burlar la no historia irregular de Oriente por medio de una crónica bien ordenada de retratos y tramas”. Toda esta información tiene siempre el problema de a quien llega, debido a que una exposición o una desgranación de una sociedad por un Antropólogo o erudito puede ser un gran trabajo, pero en manos de un invasor, puede llegar a conocer como dominar la población o sociedad entera.

“La proximidad entre política y orientalismo o, dicho de modo mas prudente, la enorme probabilidad de que las ideas que el orientalismo proporcionaba sobre Oriente pudieran utilizarse en la práctica política es una verdad importante pero extremadamente delicada.” Hay que tener claro que todo el orientalismo esta apoyado quizá en los dos grandes pilares de toda sociedad, o de toda empresa de colonialismo, que son en el poder y los recursos económicos, y como en el texto del bloque 2, vimos como la política simplemente era la organización del poder y la organización económica de los recursos, una elección entre recursos que son finitos.

Sobre todo, las circunstancias políticas y culturales en las que el orientalismo occidental floreció llaman la atención por la posición rebajada de Oriente y del oriental como objeto de estudio”.El autor en todo el libro, y especialmente en varios momentos, nos hace referencia a la política y la cultura, como favorecedoras del orientalismo, debido a la lucha existente entre Francia e Inglaterra por poder abastecerse de recursos naturales en las regiones ocupadas, y sobre la política a utilizar para el dominio, de cómo en el libro nos habla de la estrategia de Napoleón aliándose con los islámicos para vencer a sus rivales, y como la cultura occidental, trata de inferior a la cultura oriental, recriminándola como bárbara.

La importancia de la cultura en todo el proceso, y en todo el discurso orientalista, se basa en la inferioridad de los Orientales, sobre lo Occidentales, basándose en la cultura, y en las normas, tanto sociales como morales, de la sociedad Oriental, asemejándola a la barbarie y a la sin razón humana.

El autor nos habla de la oposición o la resistencia de los islámicos a la ocupación o colonización de su estado-nación, vemos en la actualidad como esa ocupación sigue con las incursiones en Irak o Afganistán. El autor durante el libro hace referencia al conflicto de Palestina, con la Intimada, y dice “usted podrá decir que cuando los palestinos árabes se oponen al asentamiento y a la ocupación de sus tierras por parte de los israelíes, ese no es mas que el retorno del Islam o, como escribe un conocido orientalista contemporáneo, la oposición islámica a los pueblos no islámicos, un principio del Islam que se remonta al siglo VII”, a referencia de este fragmento, me viene a la cabeza lo que nuestro anterior presidente del gobierno, Sr Aznar, dijo en una conferencia en EE.UU., cuando dijo que los musulmanes no les había pedido perdón por la ocupación de la península Ibérica, siempre buscando la culpabilidad del otro, el trato de inferioridad que siempre occidente ha tratado a oriente.

Durante toda la asignatura trabajamos como todo lo que nosotros conocemos como algo marcado, casi por leyes divinas, como pueden ser los estados, las naciones, las fronteras, simplemente son constructos culturales, que no siempre han existido y que no siempre han sido iguales. Vemos como en España, desde algunas regiones y de algunos estamentos o sectores de la sociedad, se esta partiendo hacia un estado federal, con regiones diferenciadas y con un sentimiento de nación muy fuerte, viéndolo sobre todo en el País Vasco y Cataluña, aunque cada vez mas naciendo en la Comunidad Valenciana o Galicia.

Pero todas estas realidades, todas estas construcciones culturales, todo esto que parece muy firme dentro de nuestra sociedad, no es mas que una construcción ficticia de nuestra imaginación, pero no olvidar, que como todo lo cultural, esta muy intrínsicamente inculcado en nuestra sociedad y en nuestra mente. Said nos dice: “Podemos mantener que la mente crea algunos objetivos distintivos que, aunque parecen existir objetivamente, solo tienen una realidad ficticia. Un grupo de personas que viva en unas cuantas hectáreas establecerá las fronteras entre su territorio, los inmediatamente colindantes y el territorio mas alejado, al que llamará “el territorio de los bárbaros” […] A nosotros nos basta con establecer esas fronteras en nuestras mentes; así pues, ellos pasan a ser ellos y tanto su territorio como su mentalidad son calificados como diferentes de los nuestros”.

Durante la lectura del libro, el autor nos va diciendo lo que piensan muchos autores sobre las fronteras, sobre la nación, sobre la construcción del estado, etc., por eso nos dice: “Vico, Herder y Hamman, entre otros, creyeron que todas las culturas tenían una coherencia interna y orgánica, y que sus elementos se mantenían unidos por un espíritu, un genio, un klima o una idea nacional que una persona del exterior solo podía penetrar a través de un acto de simpatía histórica”

“Sacy y Renan eran ejemplos de la manera en que el orientalismo fabricaba, respectivamente, un cuerpo de textos o un proceso enraizado en la filología, por los cuales Oriente adquirió una identidad discursiva que lo ha situado un nivel inferior con respecto a Occidente”. También se puede crear esa identidad nacional desde los otros, o como hicieron los orientalistas antes expuestos, porque estos orientalistas crearon en los libros la propia definición de los orientales, incluyendo a todos dentro del mismo saco, dicho vulgarmente,

Hace mucho hincapié el autor para dejarnos claro donde estas las fronteras de los países o de los estados, para este autor esta en la mente de los que viven ese estado o nación, “todos estos elementos dan cuenta de una decidida división imaginaria y geográfica entre el Este y el Oeste, división que ha perdurado durante muchos siglos.” Pero esta división esta mas en la cabeza de los occidentales, que en la propia cabeza de los orientales, debido a que la cultura occidental es una cultura de la diferenciación, necesitamos clasificar, y diferenciarnos de otras culturas, y sobre todo sabernos por encima de ellas, de una forma “evolucionista”, estar en la cresta de la ola de la evolución.

“Oriente tal y como aparece en el orientalismo es, por tanto, un sistema de representaciones delimitado por toda una serie de fuerzas que sitúan a Oriente dentro de la ciencia y de la conciencia occidentales y, mas tarde, dentro del imperio occidental. Si esta definición de orientalismo parece sobre todo política, es simplemente porque considero que el orientalismo es en si mismo el producto de ciertas fuerzas y actividades de carácter político.” Esta parte del texto, quizá refleja lo que es el orientalismo, o lo que Said nos dice que es el orientalismo, pues es la conciencia de los Occidentales la que crea el Orientalismo, una realidad construida de lo que nos dicen los autores o libros que van a oriente. Pero el autor nos deja entrever como esta construcción tiene otros intereses, mas que la definición o la descripción de oriente, sino que llega mucho mas, es una construcción para exponer lo diferentes que son los orientales, y sobre todo, que están en una escala de razas por debajo de la Occidental, debido a las creencias, a la moralidad, y sobre todo a muchos actos contra la decencia Europea.

El antiguo colonialismo estuvo basado en la hipótesis sobre la superioridad de unas culturas sobre otras, pero al final todo era el dominio de unos sobre otros, y de una forma más directa el dominio de occidente sobre la economía y la riqueza del nuevo mundo. Este frase anterior la rescato del primer trabajo realizado en la asignatura, para poder unirla a lo que Said nos dice: “Llegaba hasta el fondo de realidades, se aseguraba de que no pudiera salirse de los orígenes y de los tipos que esos orígenes permitían; establecía fronteras reales entre seres humanos, fronteras a partir de las cuales se construían las razas, las naciones y las civilizaciones; forzaba la visión hasta llevarse la lejos de las realidades humanas comunes y plurales,” he querido rescatar esta cita, debido a que al final y al cabo, todo lo que anterior hemos expuesto, y lo que en el futuro podamos exponer, se basa en la necesidad de los hombres, algunos hombres, de dominar o ser dominados, de mandar o ser mandados, y al final de creerse superiores dentro de una misma raza, mostrando esa superioridad por la fuerza, y no tanto por la cultura o las costumbres.

“El orientalismo, que es el sistema de conocimiento europeo u occidental de oriente, para ser así sinomino de la dominación europea sobre oriente, y esta dominación efectivamente es mas fuerte incluso que las excentricidades del estilo personal de Burton”. Tras esta afirmación de Said en el libro, creo que no puede llegar a decir mas en menos palabras, el orientalismo es otra herramienta creada por los europeos en su ansia por conquistar todo el planeta, por tener mayor poder y control sobre los demás, y sobre todo para apoderarse de sus recursos naturales, escondidos detrás de un caparazón de progreso, de moralidad, de conocimientos, de evolución, de industrialización, etc., por lo que nos quieran vender, pero al final se busca, o se sigue buscando la dominación de los pueblos mas débiles, la lucha de unos contra otros, como dijo Hobbes, cuando afirmo que “el hombre es un lobo para el hombre”, es lo único que puede justificar o por lo menos explicar las guerras mundiales, los conflictos en oriente medio, apoyados por diversas fuerzas, la guerra fría, etc.

Edward Said, nos lo deja claro en su libro, todas las construcciones de los otros, se hacen desde un nosotros, o al revés, pero siempre viendo en el otro, lo que no queremos en nosotros, tratándoles de diferentes, de bárbaros por no ser como nosotros, por no tener nuestras costumbres, para ello creamos fronteras, creamos herramientas de sometimiento, creamos o fabricamos maquinarias tecnócratas para poder justificar ese sometimiento, ese ser superior que lleva a los demás un alo de esperanza, y un saber nuevo. Sin quitarnos el sayo del etnocentrismo occidental, con unos discursos preparados y sobre todo estudiados, con unos eruditos a sueldo, como mercenarios del conocimientos, los cuales escriben todo eso, que al final, hemos de creernos, para poder tener o buscar una justificación para ese colonialismo actual.

Abstrayéndonos de tanta historia, y centrándonos un poco en la actualidad, vemos como nos proponen lo que han denominado Globalización, como una forma de quitar o erradicar el hambre y la pobreza en el mundo, aunque detrás de esto se esconda el masivo movimiento de capitales y de bienes, y se esconda también el recrudecimiento del trato a los países mas pobres, o menos poderosos. Se buscan excusas para la invasión de un país, se ayuda a los países en conflicto, según intereses políticos y económicos, y no tanto según la necesidad de ayuda de la comunidad internacional, pues en África esta llena de conflictos y guerras civiles, y se les presta atención para la venta de armas, pero en oriente medio, debido a sus recursos naturales de petróleo o gas natural, se presta atención para el reparto del pastel, y adquisición de derechos de explotación de pozos petrolíferos, etc.

Said en su libro, y mas concretamente en un articulo encontrado en Internet, sigue proyectando esa imagen del Orientalismo, el cual es una maquina de construcción erudita y de conocimientos, que usan los estados para poder dominar y obligar a los estados de oriente, y mas concretamente en este tiempo, de la franja llamada Oriente Medio.

COMENTARIO AL LIBRO

El libro es denso en conocimientos, o mejor dicho en explicaciones, pues el conocimiento mas importante del libro quizás sea el que nos saque del sueño de lo que se ha creído como orientalismo, y al igual que muchas veces los eruditos o los sabios se han aliado con la supremacía o con los mas fuertes, el libro nos va diciendo como se realizo eso, hasta el punto de llegar a crear unas facultades o escuelas que estudiaban a los orientales, sin darse en cuenta, que era la puerta de entrada para la dominación de los mismos.

La gran cantidad de citas y de autores que aparecen en el libro, da el carácter de la complejidad de la escritura del mismo, pero da la sensación de un libro muy completo, por el mimo motivo, no dejando ningún autor que ha contribuido al orientalismo, y los mismos que se proclamaron anti-orientalistas. Es el caso por lo que vemos en el texto a Marx, y la critica que le hace a su doble moralidad en la escritura sobre oriente.

Quizá la única pega del libro, es lo enrevesado que es, y sobre todo que es muy expresivo en ejemplos, volviendo una y otra vez a la misma idea de lo que es el orientalismo, y en momentos de la lectura, parece que se ha leído lo que se esta leyendo, debido a lo reiterativo en los mensajes del autor. No es que este en contra, pero al explicar el mismo hecho desde varios autores, es lo que hace que a la par sea muy complicada esa lectura.

ORIENTALISMO - Edward Said

Antropología Política