Órganos genitales

Reproducción. Ciclo reproductivo. Vulva. Vagina. Útero. Trompas. Menstruo. Regla. Acto sexual. Excitación orgasmo

  • Enviado por: Beni Álvarez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 20 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

PREICFES Saber 11 Matemáticas Versión 2014
PREICFES Saber 11 Matemáticas Versión 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información


LOS ORGANOS GENITALES

LA VULVA:

Está situada entre la cara interna de los muslos, la vulva es la parte externa y visible del sexo femenino, y también la zona más sensible al tacto. Está limitada por delante por el pubis, y por detrás por el perineo.

Los elementos que componen la vulva son:

- Los labios mayores: forman dos pliegues a cada lado de la entrada de la vagina y se estienden de 7 a 8 cm desde el Monte de Venus hasta cerca del ano. Están recubiertos de piel algo pigmentada, ampliamente provistos de grasa, de glándulas sudoríparas y sebáceas y de pelo. Los labios mayores están muy cerrados en la etapa de niña, se van separando progresivamente con la vida sexual y los sucesivos partos.

La función de los labios mayores es proteger la vagina contra las agresiones microbianas y contribuyen a mantener su humedad.

-Los labios menores: son dos pliegues alargados de carne delicada que por delante encierran el clítoris y por detrás forman un rodete que se fusiona con la parte interna de los labios mayores. Están desprovistos de pelo y no poseen ni tejidos grasos ni glándulas sudoríparas, pero son ricos en vasos sanguíneos y en tejido elástico que

les permiten distenderse para dejar pasar un bebé.

Son muy sensibles al tacto, desempeñan un papel en la excitación sexual.

~El clítoris: es en cierto modo un pene en miniatura, se encuentra casi enteramente oculto por los labios menores. Es el órgano esencial del placer femenino.

-El meato urinario: es el orificio por el cual fluye la orina que viene de la vejiga. Está a medio camino entre el clítoris y la entrada de la vagina.

-Las glándulas vestibulares: están las glándulas "sebáceas" que fabrican una grasa, el sebo que lubrifica el pelo, y las glándulas sudoríparas" que segregan el sudor. Las otras glándulas tienen el papel de lubrificar la vagina durante le acto sexual; son las glándulas de "Skene" que están cerca del meato urinario, y las glándulas de "Bartolino" que están en el espesor de los labios mayores.

-El pelo pubiano: el monte de venus está recibierto de una zona triangular de pelo más o menos abundante, pero siempre espeso, tupido y rizado. Tiene el mismo color que el de los cabellos y de las cejas, pero encanece más tarde. Este pelo crece porque las hormonas masculinas segregan a partir de la pubertad las glándulas suprarrenales y los ovarios.

La utilidad que tiene el pelo pubiano es frenar la evaporación de las secreciones de las glándulas vestibulares y conservar los olores, o simplemente para proteger de los traumatismos.

-El himen: es una fina membrana elástica que cierra en parte la entrada de la vagina. Su espesor y su elasticidad, varian de una mujer a otra, pero su perforación permite siempre el fluir de la regla, o el paso de un dedo o de un tamp6n. La presencia del himen intacto no es sistemáticamente signo de virginidad, lo mismo que su ausencia no prueba que haya tenido lugar una relación sexual. Pues de que el himen no este perforado, es bastante raro y la mujer se da cuenta rápidamente porque la sangre de las reglas no puede fluir al exterior y se acumula en la vagina, ocasionando todos los meses dolores cada vez más violentos. Se soluciona con una pequeña intervención quirúrgica.

Las tres cuartas partes de las mujeres que sienten dolo en el acto sexual no es por la presencia del himen, sino por la penetración de un pene en erección y este dolor es débil y la discreta perdida de sangre se interrumpe al cabo de unos minutos. La elasticidad del himen es tal que a veces le permite permanecer intacto después de varios contactos sexuales.

Entre los mamíferos sólo la hiena y la topo comparten con la mujer el "privilegio" de poseer un himen. El himen tal vez cumple el papel de barrera protectora contra las infecciones en el periodo de niña. Durante siglos su presencia solamente tuvo un valor simbólico que han pagado muchas mujeres.

LA VAGINA

La vagina es un canal elástico de 8 a 12 cm de largo,

parcialmente cerrado por el himen, que une la vulva al útero. Cuando la mujer está de pie es oblicuo hacia arriba. La vagina tiene una temperatura caliente. Su elasticidad y su resistencia son tales que en el momento del parto de dilata hasta llegar a los 10 o 12 cm para dejar paso al niño.

En el interior de la vagina reina una humedad constante. La vagina esta dotada de una flora microbiana que la protege contra los asaltos de los gérmenes.

El punto "G" , en realidad no es un punto sino una zona de 1 cm de diámetro aproximadamente, situada sobre la pared anterior de la vagina, cuyo estimulo desencadenaría una sensación particularmente voluptuosa.

EL UTERO:

El útero es un órgano muscular hueco, destinado a albergar el huevo fecundado durante toda la duración de su desarrollo. Sus paredes están constituidas por un tejido muscular, elástico y robusto que le permite adaptarse al feto durante el embarazo. En estado normal su capacidad es equivalente a una cucharada sopera. Está situado entre la vagina por delante y el recto por detrás, está sujeto a cada lado por ligamentos que sostienen y que le impiden descender a la vagina y le asegura una cierta libertad de movimiento.

-El cuello del útero: es una minúscula abertura, del tamaño de un bastoncillo de algodón, es aun tiempo el conducto por el que fluye la sangre de la regla procedente de la mucosa uterina. Es también la vía de paso de los espermatozoides que intentan llegar a las trompas. Durante el parto, este orificio es capaz de dilatarse progresivamente para dejar paso al bebé. El cuello del útero es estrecho en la mujer que no ha tenido un hijo, más grande y transversalmente alargado en la que ya ha tenido un parto.

~ El cuerpo del Útero: está inclinado hacia delante reposando sobre la vejiga, pero a veces se encuentra caído hacia atrás, hacia el recto. El interior del cuerpo uterino está hueco, formado por una cavidad triangular, tapizada a su vez por una mucosa llamada endometrio.

LAS TROMPAS

Las trompas son dos conductos filiformes de 10 a 12 cm de largo, cuyo calibre interior es apenas más grueso que un pelo de cepillo, parten de cada lado del fondo del útero para unirse al ovario correspondiente, tienen las paredes relativamente espesas y extensibles ya que son ricas en fibras musculares.

La única función de las trompas es la reproducción, en ella se realiza la fecundación y el transporte del huevo hasta el útero.

LOS OVARIOS

Son dos glándulas situadas en la pelvis menor, a ambos lados del útero.

Los ovarios interpretan un papel doble, el de producir todos los meses un óvulo y segregar las hormonas femeninas.

Los ovarios a diferencia de los testículos, su duración de la vida activa es limitada, comienza en la pubertad y termina en la menopausia.

Cuando una mujer solo tiene un ovario, este trabaja por los dos y garantiza una ovulación cada mes y una cantidad suficiente de hormonas femeninas.

LA MAMA

La mama se forma durante la vida intrauterino.

-Anatomía: su forma y su volumen varian de una mujer a otra, raramente son perfectamente simétricos, uno es siempre algo más grande que elorto. La aureola, cuyo tamaño y color varían del rosado, pasando por el marrón. El pezón tiene un aspecto más rugoso, y está en el centro de la aureola.En su vértice está perforado por poros y a ese nivel desembocan los canales galactóforos, conductores de la leche. Los senos están compuestos de tres elementos:

El tejido glandular, que tiene la función de fabricar la leche después del parto.

El tejido conjuntiva, que le da forma y lo sostiene.

La grasa, que con la edad reemplaza progresivamente al tejido glandular, dando al seno una consistencia más blanda.

Las mamas únicamente se sostienen mediante la piel que lo envuelve y el tejido conjuntiva de sostén.

-Fisiología: lo mismo que los órganos genitales, el seno está sometido a lo largo de la vida genital a la influencia de las hormonas.

El estradiol es el principal estrógeno y es el que hace crecer la glándula mamaria. La progesterona interpreta un papel moderado, prepara la glándula mamaria para el nacimiento y la lactancia del futuro bebé. La prolactina es la hormona de la leche.

Al nacer el botón mamario apenas está desarrollado. En la pubertad bajo el efecto de los primeros estímulos hormonales, el seno va desarrollándose progresivamente. En la edad adulta, el seno

alcanza su tamaño definitivo, pero el crecimiento celular no acabará verdaderamente hasta que llegue el termino de su primer embarazo. En la menopausia, el pecho está deshabitado de sus elementos glandulares. Por ultimo, durante el embarazo la glándula continuará su crecimiento y se preparara para fabricar la leche para la lactancia. La utilización del sujetador debe ser continua, el sujetador ideal es el que sostiene el pecho y que no se siente porque se está cómoda con él.

Durante el embarazo, pero sobre todo después del parto, al inundarse de leche, los pechos van aumentar de volumen. Si las fibras se rompen, pueden formarse estrias. En algunas mujeres, las estrias aparecen durante un brote intempestivo, van unidas a la pérdida de la elasticidad de la piel. Otras mujeres no las tendrán nunca.

El sol sobre los seno desnudos no supone ningún riesgo de cáncer de mama, en caso de abuso un cáncer de piel, lo mismo que en cualquier parte del cuerpo

Los pechos se pueden depilar, pero tomando muchas precauciones con los pelos situados sobre la aureola.

La pildora aumenta el volumen de los pechos y les da una consistencia más firme.

RITMOS FEMENINOS

EL CICLO MENSTRUAL:

Es un conjunto de modificaciones del ovario y de los órganos genitales que se repite con una periodicidad regular, con el fin de preparar el organismo femenino para un eventual embarazo. La mujer no está sometida toda la vida a estos fenómenos menstruales; limitados en el tiempo que abarca de la pubertad a la menopausia. El conjunto de las transformaciones cíclicas se manifiesta por un único signo visible, la regia.

El funcionamiento del ciclo femenino obedece a un proceso complejo, es el cerebro donde se situa el centro de mando del sistema hormonal femenino, el cual asegura una perfecta coordinación entre los ovarios, que producen las hormonas y los órganos femeninos que las reciben.

ORGANOS INTERESADOS:

- Hipotálamo: alojado en el cerebro y sensible a todos los estímulos psíquicos, controla el conjunto del sistema. Libera a intervalos regulares una sustancia, el LHRH, que estimula la hipófisis, situada debajo.

- La hipófisis: manda a su vez en los dos ovarios por intermedio de sus gonadotropinas; el FSH y LH.

- ovarios: responden a está estimulación de dos manera:

Liberando cada mes un óvulo.

Segregando las hormonas femeninas.

- Los órganos diana: son el útero, las trompas, la vagina y los seno; estos experimentan también variaciones cíclicas, dependientes de las fluctuaciones hormonales, que los hacen cambiar de aspecto continuamente.

LOS ESTROGENOS:

Desempeñan un papel esencial ayudados por la progesterona, permiten los órganos genitales, y en particular al útero, asegurar sus funciones. Además, tienen el poder de frenar o de estimular al hipotálamo y a la hipófisis según su porcentaje en la sangre,, y constituyen el principal elemento regulador del ciclo femenino.

El ciclo menstrual puede descomponerse en dos fases separadas por la ovulación.

- La fase preovulatoria: comienza desde el inicio de la regla y acaba en el momento de la ovulación. Su duración depende la cada mujer. Durante toda esta fase la temperatura del cuerpo permanece teóricamente inferior a 37 grados.

- La ovulaci6n: ocurre en la mitad de un ciclo de 28 días. En general, se produce 12 o 14 días antes del comienzo de la regla siguiente.

- La fase de postovulatiria: sigue inmediatamente a la ovulación. Su longitud es más o menos constante pues corresponde a la duración de 12 a 14 días. La progesterona hace subir en algunas décimas de grados la temperatura que se estabiliza alrededor de los 37 grados y cae justo antes de la siguiente regla.

LA REGLA

Durante siglos han perdurado falsas creencias basadas en la ignorancia, el miedo y la superstición. Algunas mujeres todavía atribuyen a la regla un papel purificador, otras piensan que durante esos días hay que evitar lavarse el pelo, comer frambuesas o hacer una mayonesa... Después de haber tomado conciencia de su cuerpo, las mujeres exorcizan poco a poco sus tabúes y reivindican su bienestar.

La menstruación es el desenlace de un largo proceso hormonal. Solamente la mujer y la mona poseen esta particularidad de prepararse todos los meses para un embarazo.

Lo que sucede en es momento es que unos días antes de finalizar el ciclo, la mucosa que recubre la pared interna del útero está espesa, rica en vasos y en glándulas, blanda y jugosa, dispuesta a albergar un huevo fecundado. La sangre que fluye es el resultado de una serie de hemorragias muy localizadas que duran cada una algo más de una hora y afectan sucesivamente a cada territorio, separando residuos de mucosa hasta que se elimina toda la capa superficial. Las zonas desgastadas se regeneran incluso antes de ser eliminados todos los restos. La menstruación indica a un tiempo el f in de un ciclo y el principio del ciclo siguiente.

La duración normal de la regla es por termino medio de 3 a 5 días. Pero algunas mujeres sangran 8 días y otras solamente durante 2 días, sin que esto se considere como una anomalía.

El volumen de sangre que se pierde suele estar en total entre 50 o 100 gramos, o sea, el equivalente de medio vaso por término medio. La duración, lo mismo que la abundancia del flujo menstrual, varia de unas mujeres a y de un ciclo a otro.

El líquido menstrual es en tres cuartas partes de sangre y también de mucosidades segregadas por las glándulas del útero, de fragmentos de mucosa necrosados y de células vaginales descarnadas en el resto.

La sangre de la regla viene de la pared interna del útero, fluye por el orificio cervical que se abre para dejar pasar, permanece unos instantes en la vagina antes de exteriorizarse a través del himen.

La regla nunca es sucia ni contaminada, sino por el contrario es estéril cuando sale del útero.

La menstruación no es una enfermedad sino un acontecimiento fisiológico que no tiene por qué hacer modificar la forma de vida.

La regla se puede:

- Suprimir, aquellas personas que tienen una enfermedad de la coagulación de la sangre, aquellas que sufren endometriosis o cualquier otra afección ginecológica agravada por el ciclo menstrual

  • provocar, para aquellas que no tienen ni ciclo ni reglas, es fácil crear ciclos artificiales dándoles una combinación de dos hormonas femeninas.

  • Modificar la fecha, para aquellas que con motivo de un matrimonio, de un viaje, de un examen o de una prueba deportiva temen la regla inopinada del flujo menstrual, se puede adelantar o retrasar la fecha mediante un tratamiento médico, aunque a continuación de preverlo con suficiente antelación, especialmente si no utilizan ni píldora ni progestativo de síntesis.

  • Disminuir el dolor, 1 o 2 años después de su aparición, tal vez más, desde que los ciclos son ovulatorios, la regla puede hacerse dolorosa e incluso invalidar. Náuseas, vómitos o jaquecas obligan tanto a la joven como a la mujer a quedarse en casa reposando. Existe una gama completa de productos capaces de aliviarle con eficacia.

  • Disminuir la abundancia, también en esto puede ayudarle la medicina, gracias a un tratamiento progestativo en la segunda parte del ciclo o a las antiprostaglandinas.

EL ACTO SEXUAL

EL DESEO SEXUAL:

Se trata de una fuerza propulsiva, una energía, un impulso de concupiscencia, una pulsión que empuja a la búsqueda del placer erótico.

Pocas personas saben que nuestros deseos están sometidos a las fluctuaciones de las hormonas sexuales y con las sustancias químicas liberadas a nivel del sistema nervioso central, llamadas neurotransmisores. Las hormonas más determinantes sobre el deseo sexual, tanto en el hombre como en la mujer, es una hormona masculina, la testosterona, segregada tanto por los ovarios como por las glándulas suprarrenales, otra hormona activa sobre la libido es esencialmente femenina, se trata del estradiol.

Dos neurotransmisores tienen una indudable importancia sobre el comportamiento sexual, la serotonina y sobre todo la dopamina, que interfiere con la testosterona, a la cual activa.

El deseo sexual es variable en su forma, su intensidad, su expresión,, pero depende también del temperamento, de las circunstancias y del momento del ciclo menstrual. El deseo en el hombre es más brutal y se satisface con mayor facilidad, en la mujer es más difuso y más lento en despertar. El erotismo femenino necesita etapas tomadas con calma, graduales, casi imperceptibles, el hombre lo quiere todo y enseguida. El deseo sexual varía durante el ciclo menstrual y la vida hormonal. Aumenta en el periodo preovulatorio, en la fase luteínica más bien disminuye, hay mujeres que sienten exacerbarse su deseo durante la regla, a medida que avanza el embarazo, el deseo disminuye progresivamente, y es prácticamente nulo en los meses subsiguientes al parto, luego se recupera normalmente a partir del segundo o tercer mes.

LA FASE DE EXCITACION:

El primer signo de excitación en la mujer es la aparición de un líquido que humedece y lubrica en unos segundos la paredes vaginales. La cavidad vaginal se estrecha en la entrada, asegurando un contacto más estrecho con el pene, los labios menores aumentan de volumen y el color que se vuelve rojo oscuro, signo de una excitación intensa; el clítoris se dilata, enrojece y se pone en erección; los senos también se hinchan bajo el efecto de la excitación, los pezones se endurecen y se alargan, la aureola pigmentada se hace más oscura, el pulso se acelera, la respiración se hace cada. vez más rápida, los músculos se contraen, pueden aparecer manchas rojas sobre el tórax, el cuello y la cara. Esta fase puede durar de unos minutos a algo más de media hora. En el hombre, el flujo de sangre provoca rápidamente la erección del pene que puede mantenerse durante bastante tiempo sin ocasionar la menor molestia.

LA FASE ORGASMICA

Es la fase más corta aunque también la más intensa del acto sexual, aquella en la que el placer alcanza su punto culminante. El orgasmo es más vulnerable en la mujer que en el hombre, solo se produce si la excitación sexual se ha mantenido a un cierto nivel.

A partir de cierto grado de excitación, los músculos que circundan la vagina se contraen, provocando en los de loa pelvis menor y de la zona perianal movimientos espasm6ticos y rítmicos. Todos los demás músculos del cuerpo pueden participar en tales manifestaciones. Por otro lado, simultáneamente los ritmos cardiacos y respiratorios se aceleran y la piel se cubre de sudor y enrojece.

El orgasmo es una experiencia subjetiva cuya calidad varia de una persona a otra, e incluso de una relación a otra. Es una repentina conciencia de la sensualidad localizada en la región del clítoris pero irradiando hacia arriba en la pelvis, después una sensación de calor que invade la pelvis menor y puede incluso atravesar todo el cuerpo, y palpitaciones, a esto le sigue una repentina sensación liberadora de descarga, a la cual acompaña habitualmente el placer y un sentimiento de satisfacción o de plenitud.

Las relaciones sexuales femeninas son de una infinita complejidad y de una gran variedad. La mujer puede tener varios orgasmos, e incluso un número ¡limitado de orgasmos, Aunque al hombre le es más fácil alcanzarlo, es más breve, la mujer necesita un período de excitación más prolongado pero su placer puede durar más tiempo.

El orgasmo es un fenómeno natural y complejo, es accesible a cualquier mujer, si verdaderamente se lo propone y lo desea. El valor del orgasmo es el que se le quiere conceder. La excitación masculina se nutre de las respuestas sensuales de la mujer y es más agradable hacer el amor a una mujer que experimenta placer.

LA FASE DE RESOLUCION

Los órganos recuperan su aspecto y sus posiciones habituales; la tensión arterial, los ritmos cardiacos y respiratorios vuelven a ser normales, se llega a una sensación física y psicológica de calma, es el momento en el cual puede expresarse mejor la ternura, es el de las caricias gratuitas y el de las confidencias. El orgasmo así prolongado es infinitamente gratificante.