Organización terrorista ETA (Euskadi Ta Askatasuna)

País Vasco. Terrorismo. Historia. Atentados terroristas. Nacionalismo. Estructura política. Batasuna. Curas. Iglesia. Repercusión social

  • Enviado por: Fran
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

¡¡¡BASTA YA!!!

No podemos promover el bien común en nuestro país sin promoverlo también en todo el mundo. No podemos reducir las amenazas a nuestro pueblo sin reducir las amenazas al mundo más allá de nuestras fronteras.”

Bill Clinton.

ÍNDICE

  • Definición. Pág. 4

  • Historia de la organización terrorista ETA. Pág. 4-5

  • Los curas de ETA. Pág. 5-6

  • ETA y su estructura política. Pág. 7

  • Repercusión en la sociedad. Pág. 8-10

  • Opinión personal. Pág. 10

  • 7. Bibliografía. Pág. 10

  • Definición.

  • ETA (Euskadi ta Askatasuna) es una organización terrorista vasca de carácter nacionalista que nominalmente persigue la constitución en Euskadi de un Estado independiente y socialista. La actuación de ETA materializó una trascendental ruptura del movimiento nacionalista vasco. La práctica terrorista de ETA ha sido uno de los elementos más desequilibrantes durante las últimas décadas de la historia de España. Además de las millonarias pérdidas materiales causadas, su actuación alcanza su más triste balance en los más de mil asesinatos, los millares de heridos y las decenas de secuestros perpetrados en las tres últimas décadas.

    La finalidad de la banda terrorista es la independencia del País Vasco respecto del Estado español y actualmente también la liberación de los presos etarras. La organización nació en 1959 por la unión de EKIN, un grupo nacionalista universitario, y ciertos sectores de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco. Su nacimiento tuvo lugar durante la dictadura de Francisco Franco, aunque su actividad se prolonga tras el fallecimiento de éste en 1975 y la transición a la democracia bajo el reinado de Juan Carlos I hasta la actualidad. En estos momentos, ETA es el primer problema a resolver por el estado español. En muchas ocasiones ha sido la preocupación más agobiante para nuestros gobernantes. Ha ocupado demasiadas veces los titulares más destacados de nuestros medios informativos. Y ha sido, desde que reina aquí la democracia, el arma y el pretexto predilecto de los que han intentado el fracaso de este enésimo intento de convivencia pluralista en libertad.

    Sin embargo, conviene dejar dicho desde el primer momento, que el terrorismo no ha surgido con la democracia ni ha sido exclusivo de nuestro país. La violencia política es una constante histórica que se ha manifestado de muy diversas formas. Precisamente un rasgo común a doctrinas y filosofías diferentes ha sido el definir al Estado o al poder político legítimo en cuanto “monopolizador de la violencia”.

  • Historia de la Organización terrorista ETA.

  • La creación de ETA se remonta a la segunda mitad de los años cincuenta, cuando un grupo de jóvenes pertenecientes al colectivo EKIN decidió crear una nueva organización nacionalista que rompiera con el inmovilismo en que había caído el PNV. En 1959 se fundó Euskadi ta Askatasuna (ETA, Euskadi y Libertad), cuyos principios básicos eran la defensa del euskera, el etnicismo (como fase superadora del racismo) y el antiespañolismo. En la celebración de su I Asamblea (1962) se consolidaron esas bases, denotándose cierto prejuicio antimarxista. La nueva formación rechazó toda colaboración con partidos o asociaciones no nacionalistas vascas y realizó una fuerte campaña concienciadora mediante la labor proxelitista de sus miembros y la edición de cuadernos de formación (Zutik).

    A mediados de los años sesenta, la entrada en contacto con exiliados en Francia y con otras fuerzas antifranquistas, produjeron una renovación interna tanto en sus componentes (ingreso de universitarios y de grupos culturalistas), como en su ideología (desaparición del antimarxismo, radicalización de la oposición Euskadi-España). El crecimiento de la organización y el aumento del debate interno provocaron los primeros enfrentamientos ideológicos y la primera escisión, conformándose un núcleo duro que en la V Asamblea (1966-67) disemia el "nuevo nacionalismo revolucionario": Euskadi es una nación ocupada militarmente por una potencia extranjera -España-, así que las "exigencias de la realización nacional" evidencian la necesidad de la lucha contra ella. En la V Asamblea se fraguó la organización terrorista y la cobertura civil conocida como MVLN (Movimiento Vasco de Liberación Nacional). Fue en la España de Franco cuando se realizó la mitificación y mixtificación del empleo de la violencia como medio para la consecución de la descolonización.

  • Los curas de ETA.

  • ETA ha asesinado a más de mil personas: empresarios, policías, políticos, funcionarios, profesionales liberales, niños… Entres las víctimas no hay ningún sacerdote. ¿ Acaso le debe algo ETA a la Iglesia? ¿Teme ETA a la Iglesia?

    La organización terrorista no nació en un seminario, pero sí se vio favorecida por la actuación (física y moral) de decenas de sacerdotes, quienes promovieron e impulsaron el compromiso de los jóvenes en la construcción de una Euskal Herria libre de los Estados español y francés. Algunos de eso curas llegaron a pasarse al bando armado, la mayor parte de ellos tras secularizarse, aunque otros continuaron oficiando misas, perdonando los pecados y olvidando el quinto mandamiento o, como señalaba en un artículo Alfonso Ussía, cambiándolo por el de “no matarás a nacionalistas”. De hecho, desde sus inicios, ETA lanzó un cuestionario a todos sus militantes a fin de averiguar el grado de compromiso del clero, tratar de adaptarlo a la lucha del pueblo, obtener su influencia que estaban dispuestos a asumir los curas independentistas llegaba desde servir de correo de la banda hasta cambiar la sonata por la pistola.

    Encierros de miembros de Batasuna en la Iglesia del Buen Pastor de Victoria en febrero de 2002:

    La colaboración de algunos curas con los terroristas fue muy clara durante los primeros años de ETA. Como ya se ha contado, las primeras asambleas de la banda terrorista tuvieron lugar en los bajos de un templo, y en una iglesia también se dedicó el asesinato de Melitón Manzanas. Uno de sus primeros pistoleros fue el monje benedictino Txuquía. En las parroquias se contruyeron los primeros zulos de ETA, y en los primeros jesuitas de Bilbao se guardó el primer dinero proveniente de atracos. Algunos curas como Lucas Dorronsoro o el arcipreste de Irún, José Ramón Treviño, acogieron en sus casas parroquiales a etarras huídos de la acción de la justicia.

    El prelado conversa conversa con un grupo de familiares y amigos de presos de ETA:

    Y es que la Iglesia ha sido fundamental para el crecimiento y consolidación del fenómeno terrorista. “ Si no fuera por la tela de araña tejida en el seno de la Iglesia vasca, semillero del nacionalismo intransigente, el PNV y algunos abogados de ETA no existirían tal como los conocemos hoy. Los prelados han contribuido a la extensión y el arraigo de un odio profundo sembrado a conciencia entre caseríos y campanarios, y lo que es peor, han pasado a los hechos cobijándose, encubriéndose, amparando y alentando a terroristas en secuestros, extorsiones y atentados.

    También he querido incluir en este trabajo un artículo de Jaime Larrínaga, cura párroco de Maruri, opina sobre los obispos vascos:

    Los obispos vascos tendrían que pedir perdón

    El ex párroco de Marruri y presidente del Foro de El Salvador, Jaime Larrínaga, sostiene que los obispos vascos tendrían que dejarse de cartas y pedir perdón . A su juicio, la pastoral Preparar la paz tiene una visión totalmente nacionalista , porque el principal problema del País Vasco no está en las reivindicaciones históricas (como apuntan los prelados), sino en el terror y la falta de libertad . La pastoral- continúa- confirma la fractura que hay en esta sociedad. Los que no somos nacionalistas estamos arrinconados por la jerarquía eclesial. Yo no predico la guerra, sino que defiendo la vida, que no se mate a nadie. Sin embargo, hay quien te dice, oye, cuidado que estás dando la cara y te pueden colocar una bomba. Pedimos a las autoridades que inviertan dinero en educar para la paz para que los jóvenes del futuro nos respeten y no odien lo español.

    4. ETA y su estructura política.

    La organización terrorista ETA a lo largo de estos últimos años a contado con algunos partidos políticos, que terminaron el 28 de marzo de 2003, donde el Tribunal Supremo notifica la sentencia que ilegaliza a Batasuna, Euskal Herritarrok y HB, y ordena el cese inmediato de sus actividades. Se cierra así el proceso puesto en marcha el 26 de agosto de 2002, cuando el Congreso instó al Tribunal Supremo a que dejara fuera de la ley al partido independentista. De forma paralela, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, decretó la suspensión de las actividades y el cierre de las sedes de la formación. La Fiscalía General del Estado también pidió la ilegalización de Batasuna por ser el brazo político de ETA.

    El proceso de ilegalización de un partido, en este caso Batasuna, es a partir de la petición formal por parte del Ministerio Fiscal o del Gobierno. La tramitación se realiza a través de un proceso ordinario.

    El artículo 9 de la Ley de Partidos contempla que se vulneran “sistemáticamente” las libertades y derechos fundamentales si, “de forma reiterada y grave”, se promueven, se justifican o se exculpan los atentados y se da “apoyo político expreso o tácito al terrorismo, legitimando” sus acciones o “exculpando y minimizando su significado.”

    También se contemplan en el mismo artículo de la nueva ley como circunstancias que permitan ilegalizar un partido el “fomentar, propiciar o legitimar la violencia”, “complementar y apoyar políticamente las acciones terroristas”, y “promover, dar cobertura o participar en homenajes” a los que cometen las acciones violentas.

    Están legitimados para instar la declaración de ilegalidad de un partido político y su consecuente disolución: El Gobierno por sí mismo o a instancia del Congreso de los Diputados o el Senado, y también el Ministerio Fiscal.

    La disolución del partido debe llevarse a cabo por decisión de la autoridad judicial que, en este caso, se trata de una Sala Especial del Tribunal Supremo. Esta Sala Especial del Tribunal Supremo, regulada en el artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, es una representación de la “composición del Pleno del Tribunal Supremo; es, de alguna manera, un pleno reducido”. Durante la tramitación del proceso, la Sala podría acordar la suspensión cautelar de la actividades del partido hasta que se dicte sentencia.

    Contra esta sentencia sólo cabría recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Tras notificarse el fallo en el que se acuerde la disolución, se procedería al cese inmediato de toda actividad del partido y a la liquidación de todos sus bienes. En la nueva ley se prevé que no se pueda constituir una nueva formación política, con distinta denominación.

    5. Repercusión en la sociedad.

    Son muy escasas ocasiones en las que nuestros cineastas se han atrevido a tocar el tema de ETA. Uribe lo hizo en “Días Contados” y le tacharon de dar una visión demasiado romántica sobre los terroristas. También se lió en el estreno de “Yoyes” de Helena Taberna, nuevamente por hacer presunta apología del terrorismo. Muy poca repercusión tuvo el documental “Asesinato en febrero” de Eterio Ortega que relata el asesinato de Fernando Buesa y de su escolta.

    Pero la última película que ha creado discordia en nuestro país ha sido
    “La Pelota Vasca”. La película es un proyecto personal de Medem. Según él, cansado de la manipulación que desde Madrid se hacía del tema, decidió dar la palabra a los que, de una forma o de otra, puedan tener algo que decir al respecto. Desde Otegui (miembro de la ilegalizada Batasuna por el apoyo a ETA), pasando por Felipe González hasta Ibarreche. Músicos, filósofos, sociólogos, ertzainas, historiadores, terroristas ( a los que Meden llama “ex-presos”); cientos de entrevistas en las que cada uno de su punto de vista sobre el tema, sin medias tintas. Otegui, como ya he dicho, tiene voz en “La Pelota Vasca” y forma parte del brazo político de ETA. Así que en el documental se dan cientos de visiones casi todas repugnantes.

    No compartimos la visión de la película que tiene el director porque muestra a los terroristas como víctimas.

    Por un lado vemos como los políticos nacionalistas defienden a capa y espada su nacionalidad (Arzalluz, insiste una vez más en el elemento genético como integrador del pueblo, discurso racista y xenófobo al que nos tiene acostumbrados) desde distintos puntos de vista. Igualmente resulta oir a Ibarreche hablando de su plan, que ahora afirma que si el País Vasco es independiente se acabará la violencia de ETA.

    Xavier Arzalluz, durante su época como jesuita:

    'Organización terrorista ETA'

    Radicalizando la postura aparece Otegi, diciendo que si no vive en una nación vasca no merece la pena vivir (alucinante comprobar como algún planteamiento de supuestas izquierdas se acerca tanto a los planteamientos del nacionalsocialismo de Hitler). También se le da la palabra a los que reclaman un autogobierno para Iparralde (País Vasco-Francés).

    En el otro bando están los políticos de UPN, los hijos y las viudas de las víctimas, los perseguidos por la banda (alguno aparece en algún momento con escolta), los políticos socialistas (exceptuando a Odón Elorza que se acerca más al planteamiento del PNV que del PSOE). Sorprendente como pocas es la entrevista al Presidente de las Juventudes Socialistas de Euskadi, que sufrió un atentado con coche bomba y perdió una pierna.

    No hay ningún partido neutral ante el terrorismo, ya que hay dos bandos en los que se reflejan claramente sus posturas: o se es nacionalista o no y así se refleja en cada una de sus respuestas.

    También nos gustaría decir en este trabajo que no compartimos las ideas nacionalistas, que consideramos que hay una manipulación evidente de la historia de España al servicio de los intereses de esos partidos. “La pelota vasca”, a pesar de toda la crítica nos ha servido para tratar de entender un poco más a las dos partes y para no comprender absolutamente nada a los violentos, pero de todas formas considero, que Medem ha dado una realidad subjetiva e interesada.

    También podemos observar el apoyo a ETA mediante“música”, ya que hay grupos en los que hacen apología a ETA a través de las letras de sus canciones, que en el país vasco raramente han sido aprobadas para que los grupos puedan cantarlas en sus conciertos.

    Estos grupos musicales nos “deleitan” con este tipo de letras:


    A los putos abertzales
    los vamos a matar
    por son unos cochinos
    que no se lavan jamás
    .

    O por ejemplo:

    Pegar a las mujeres
    como dice el Iman,
    que es de Fuengirola
    y sabe de que va.

    La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, dice que con un poco de música, algo que ponemos en duda, ya que en esta sociedad a cualquier cosa se le llama música, se hace una llamada a la libertad de expresión y lo que es más peligroso, que lo llame CULTURA, más que nada por equiparacion a las letras de Fermin Muguruza, sociedad alkhólika, y otros de su talante.


    NO se nos olvida que este tipo de conciertos el concierto están subvencionados por el Gobierno Vasco.

    Por eso a través de este pequeño trabajo nos gustaría difundir a los jóvenes que están en contra del terrorismo, que lo estén en todos los aspectos, ya que muchos jóvenes se contradicen.

    6.Opinión personal.

    Pensamos que si ETA sigue actuando de esta manera no va a conseguir la independización del País Vasco, pero lo que me da miedo es que la gente española se canse y se produzca una guerra civil española, algo que causaría muchos perjuicios para España.

    Hay partidos políticos, que directa o indirectamente le dan aire a ETA para que resista, como es el caso del PNV, y precisamente me gustaría recordar que cuando se ilegalizó el partido terrorista Batasuna, el PNV se negó en el parlamento vasco a echar al grupo, y por eso, miembros del PNV han sido llevados juicio. No sé como puede haber gente que cuando muere alguien de ETA les apoyan y hacen entierros por todo lo alto.

    Tampoco hay que perder de vista a la Iglesia, porque hay párrocos que todavía siguen ayudando a la banda terrorista. Por otra parte resulta también increíble que la Iglesia no haya reconocido que ha habido un apoyo a ETA de parte de algunos curas vascos.

    Entendemos perfectamente que haya víctimas del terrorismo que no hayan querido compartir cartel con gente de la talla moral de Otegui (¿por qué él sabía antes que nadie que habían sido los integristas islámicos los causantes del 11-M?). Las soluciones que se le encuentran a los problemas del terrorismo son bastantes desesperanzadoras, la falta de unidad de los principales políticos españoles lleva a una situación de verdadera crispación social en la que derecha, izquierda, centro no parecen estar dispuestos a soluciones comunes. Unos por tenerlo demasiado claro y otros por no tenerlo nada.

    7. Bibliografía.

    Bastante, Jesús; Los curas de ETA. Edit: La esfera de los libros. 2004, Madrid.

    Díaz Herrera, José y Durán, Isabel; ETA, El saqueo de Euskadi. Edit: Planeta. 2003, Barcelona.

    Martínez Gorriarán, Carlos y otros; ¡Basta Ya! Contra el nacionalismo obligatorio. Edit: Aguilar. 2003, Barcelona.

    http://www.el-mundo.es/especiales/2002/08/espana/batasuna 20-Marzo-2004

    www.lapelotavasca.com 20-Marzo-2004

    11