Organización material de manuscritos

Codicología. Códice. Manuscrito. Materiales: papiro, pergamino, papel. Formato. Decripción. Encuadernación

  • Enviado por: Patricia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

  • ORGANIZACIÓN MATERIAL DE MANUSCRITOS

  • INTRODUCCIÓN

  • Definición: ciencia de la descripción completa y científica de todos los aspectos del códice.

  • Manuscrito como fuente para la investigación: la creencia literaria se nos ha transmitido básicamente en forma de manuscritos.

  • Evolución: en el siglo XV aparece la Imprenta y la escritura manuscrita empieza a decaer. En los siglos XVI y XVII la imprenta se ha asentado, pero los autores siguen realizando producciones manuscritas. En el siglo XVIII la producción de manuscritos decae y se impone la imprenta, mientras que el romanticismo del siglo XIX recupera los manuscritos. En el siglo XX desaparecen.

  • Manuscritos como fuentes para la Historia: colecciones de manuscritos:

  • Edad Media: crónicas que sirven para reconstruir la historia.

  • Edad Moderna: las obras históricas todavía se siguen confeccionando a mano. Hay grandes bibliotecas de la nobleza donde se conservan manuscritos.

  • Siglo XVIII: empieza a ser más científico. Pero el manuscrito sigue siendo importante para el estudio de una ciencia. Hay materiales mixtos, es decir, de archivo y de biblioteca: producciones documentales, fueros, producciones individuales.

  • MATERIAS E INSTRUMENTOS ESCRIPTORIOS

  • Papiro: debe su nombre a la planta de la que se obtiene y que crecía en la ribera del Nilo. En su proceso de elaboración se cogía la planta, se separaba el tallo, se quitaba la corteza y quedaba una sustancia blanca y quilamentosa constituida por unos hilos que se podían cortar. Estas tiras se extendían sobre tablas y se humedecían con agua para que desprendieran una sustancia pegamentosa que hacía que cada tira se uniera entre sí. Unas se colocaban verticalmente y otras horizontalmente. Antes de secarse se golpeaban con un mazo y lo que quedaba se encolaba con engrudo, después se alisaba y se prensaba. Después se secaba al sol. Una vez seca, cada hoja obtenida recibía el nombre de plágula y cada 20 plágulas daba lugar a un rollo. La estructura del papiro de carácter rugoso obliga a que la escritura sea oscilante.

  • Pergamino: según la leyenda de Plinio, en el siglo IV a. C., el rey de Egipto Ptolomeo V estaba celoso de la biblioteca que se había fundado en Pérgamo y que podía rivalizar con la suya de Alejandría. Para evitar que prosperara prohibió la exportación de papiro a Pérgamo y esta ciudad comenzó a usar la piel de ternera, cabra y carnero como materia escriptoria. El pergamino sustituyó al papiro por su resistencia, porque se puede escribir por las dos caras, su forma se presta mejor para su uso en el códice y su superficie lisa proporciona calidad.

  • Fases del pergamino:

    • Extracción de la piel.

    • Remojo de la piel en el cauce de un río durante largo tiempo para ablandarla.

    • Encalado: se saca la piel del río y se le echa una lechada de cal para destruir la epidermis, ya que lo fundamental es la dermis.

    • Depilación: se quitan los pelos que quedan.

    • Descainado: se raspa el tejido subcutáneo para quitar las adherencias de la carne.

    • Operación de tensión: estiramiento de la piel mediante un bastidor de madera.

    • Acuchillamiento: se pasa la cuchilla por la piel para dejarla lisa y lo suficientemente fina para que la pluma corra bien.

    • Pulimentación: se pasa la piedra pómez hasta que la piel quede totalmente lisa.

    • Operaciones diversas: la piel se barniza para que chupe sólo la tinta suficiente. Si se hace un códice Puperreo o Argentum, la piel se teñirá de púrpura y se escribirá con tinta de plata u oro. El oro se ha conservado muy bien, pero la plata tiende a oxidarse.

  • Procedencia: para conocerla debemos tener en cuenta su naturaleza (ternera, oveja, cabra y carnero), espesor, color y su preparación (si tiene agujeros, manchas de aceite, raíces de pelo, etc.):

      • Piel de ternera: es de buena calidad y de color blanco.

      • Piel de cabra: es de buena calidad, gris y mide 90 * 90 cm.

      • Piel de cabrito (cuatro a seis semanas): es una piel más fina.

      • Piel de carnero: si es joven es amarillenta y si es viejo, porosa y espesa.

      • Vitela: se obtiene de fetos o animales muertos.

  • Papel: descubierto en el año 105 a. C. en China. Los chinos intentaron mantener en secreto su uso, pero en el siglo VII el papel ya se producía en Corea y Japón. En el año 751 d. C. el gobierno árabe de Samarkanda consiguió que unos prisioneros le revelaran la forma de producir el papel. Así, en el año 785 se crea una fábrica de papel en Bagdag y posteriormente en El Cairo, en el año 1100 llega a Marruecos y en 1154 a Játiva.

  • Elaboración del papel en Europa en los molinos de papel:

                    • Selección y trituración de trapos blancos de lino o cáñamo.

                    • Molduración y elaboración de una pasta que se introduce en un recipiente con agua.

                    • Se saca la pasta y se coloca en la forma, caja de madera con alambres verticales separados de 2 a 3 mm. (corondeles) y horizontales de 3 cm. (puntizones).

                    • Se saca la pasta, se le pone un filtro, se prensa, se seca, se cubre con cola, se alisa y se satina.

                    • Con el paso del tiempo se introdujo la filigrana o marca de agua: alambre que se colocaba encima de la rejilla para dejar una marca en el papel; y la contraforma: iniciales en la otra mitad.

                    • CONFECCIÓN DEL FASCÍCULO

                    • Va a estar condicionado por la naturaleza del soporte utilizado. La superficie media es de 0,50 metros cuadrados de la piel utilizada. Esto se pliega sucesivamente y da lugar al folio (una doblez), in cuarto (dos dobleces, es el más habitual), in octavo (tres dobleces).

                      El tipo de piel tiene que respetar la dirección de cabeza a cola del animal, así ofrece menos resistencia a la hora de quedar integrados en el fascículo.

                      Se cree que se escribía en la superficie y, posteriormente, se cortaban las hojas. De ahí que hubiera que hacer unos cálculos tan meticulosos para circunscribir la zona que utilizaban. Esta forma de escribir los códices se conoce como imposición.

                    • FORMATO

                    • El formato es rectangular en la composición del códice no se va a escatimar en material ni en márgenes. Hasta el siglo V se va a escribir en doble columna. El número de líneas va a ser variable aunque el promedio es de 25 renglones.

                    • PAUTADO

                    • Técnica de la Perforación: enraíza con los tipos de instrumentos utilizados para realizarla:

                          • Cortaplumas: trazo ligero alargado.

                          • Punzón o punta del compás: orificio circular.

                          • Lima triangular: huella irregular.

                          • Rueda dentada: huella cíclica, se repite sucesivamente.

                          • Peine metálico: se pasa por un grupo de folios que se prensan.

                    • Técnica del rallado: se hacen las pautas con un tiralíneas en los que debe apoyarse el texto. Hasta el siglo XII se utiliza la técnica de la punta seca, en el siglo XII los lápices de plomo y desde el siglo XIII hasta el XV la tinta.

                    • Tipos de líneas:

                          • Líneas rectrices: líneas horizontales para que el copista no se torciera, nunca se hacían con tinta.

                          • Líneas de justificación: líneas verticales que limitan el texto, encuadran la caja de escritura.

                      • Líneas marginales verticales: son paralelas a las anteriores. Su presencia no es obligatoria y su número va a ser variable.

                      • Líneas marginales horizontales: colaboran también en el enmarque del texto.

                    • SIGNATURAS

                    • Señal indicadora del orden de los pliegos que constituyen un códice. En el ámbito bizantino, los fascículos eran señalados mediante cifras griegas, letras del alfabeto griego acompañadas del signo distintivo correspondiente.

                      Los escribas latinos emplearon los números romanos que se colocaban en el ángulo inferior derecho de cada pliego. Desde el siglo V pueden ser reemplazados por letras del alfabeto.

                    • RECLAMO

                    • Va a servir para expresar el orden progresivo de los pliegos. Consistía en escribir en el margen inferior de cada folio la primera palabra del folio siguiente.

                    • FOLIACIÓN Y PAGINACIÓN

                    • En el siglo XI se produjo una revolución cultural y se abrieron centros culturales que dieron paso a las universidades y aumentó la demanda de copias de libros. Para que la reproducción de libros fuera más rápida, los ejemplares se dividían en varias partes que se daban a distintos copistas. Así, los folios se empezaron a numerar en el recto con numerales romanos o árabes.

                      Cada parte de un ejemplar a copiar se debe a un copista diferente para que su reproducción fuera más rápida. Lo normal es que el folio se numerase en el recto, aunque en época arcaica también se encuentra en el verso.

                    • COLOFÓN

                    • El copista terminaba el códice con el Colofón, el cual está formado por:

                    • Mención del copista: puede aparecer su nombre acompañado de apelativos (sobrenombre o fórmulas de humildad, lo que plantea dificultades a la hora de identificar al copista) y el lugar donde se realizó.

                    • Mención del mandante: persona encargada de pagar los gastos de la realización del códice. Aparece una numeración de los artículos empleados al realizar el códice acompañados de lo que costó o se pagó por ellos.

                    • Fecha: puede aparecer año, indicción, ciclos solares y lunares, mes, día y hora.

                    • Otras fórmulas: estado de ánimo del copista, petición de recompensa espiritual y material, etc.

                    • ORNAMENTACIÓN

                    • La ornamentación es uno de los sistemas de datación que ayuda a conocer la procedencia y época del códice ya que cada escuela tuvo su propio estilo: miniaturas, escenas pictóricas, figuras, retratos, elementos decorativos varios, signos (calderones, filigranas, estrellas, heráldicos, etc.), iniciales, etc.

                    • Elaboración del códice: primero se transcribía el texto dejando los huecos para la ornamentación y, posteriormente, se decoraba por el copista o especialista.

                    • Fuentes: copias de otros códices, álbunes de ilustraciones, colecciones de dibujos que se hacían exclusivamente para un códice en particular.

                    • Miniaturas con oro: se utilizaban tres sistemas:

                      • Pan de oro: se colocaba sobre cola húmeda y una vez que se secaba se bruñía hasta que quedara una capa fina y brillante.

                      • Pan de oro: se preparaba un yeso mate donde se aplicaba y se bruñía el oro que adoptaba una forma tridimensional gruesa.

                      • Polvo de oro: se mezclaba con goma arábiga y una especie de tinta dorada producida por un molusco. Primero se dibujaba con colores y luego se aplicaba el oro con un pincel.

                    • Coloración:

                      • Rojo: se podía extraer del cinabrio y del bermellón, mezclando mercurio y sulfato al fuego o de plantas.

                      • Azul: se podía extraer de la azulita o malaquita azul y de la semilla del heliotropo.

                      • Verde: se extraía de la malaquita verde.

                      • Amarillo: de tierras volcánicas y del azafrán.

                    • DESCRIPCIÓN DE MANUSCRITOS

                    • Firma del catalogador: indicar persona que hace la recensión del manuscrito y fecha.

                    • Signatura completa (enumeración del nombre de la ciudad donde se encuentra el manuscrito, la biblioteca o lugar de depósito, el fondo donde se encuentra y el número de identificación) o abreviada: (fondo y número de identificación).

                    • Datación:

                    • Fecha concreta: se consigna entre paréntesis junto con el número de folio/s donde figura.

                    • Sin fechar: intentar fechar mediante elementos externos o atribuir una datación aproximada.

                    • Localización: saber el origen del manuscrito.

                    • Materia: papiro (papyr); papel (chart); pergamino (membr.).

                    • Pergamino: indicar tipo (cabra, ternera, etc.), espesor, color y preparación (calidad, defectos, si está teñido o es un palimpsesto, etc.).

                    • Papel: tipo (orienta, occidental), dimensiones, plegado del folio, distancia entre puntizones y corondeles y filigranas.

                    • Dimensiones: en milímetros altura x anchura.

                    • Composición del volumen: distinguir entre cuerpo del manuscrito propiamente dicho y entre los folios iniciales y finales. Los folios de guarda se indican mediante números romanos y el texto mediante numeración arábiga.

                    • Ej. Códice 320 folios

                      5 folios iniciales

                    • Foliación y paginación: indicar qué numeración se emplea: números arábigos, romanos, letra y si es recto o verso.

                    • Folios sin numerar:

                    • Ejemplo: Folio 26

                      Folio 27 6 28 sin numerar.

                    • Último folio numerado acompañado de una letra minúscula siguiendo el alfabeto: v + 30 (+ 26a, 26b, etc.)

                    • Números repetidos: v. número cuerpo texto (+ números páginas repetidos bis número +)

                    • Organización del manuscrito:

                    • Número de fascículos.

                    • Ley de Gregory.

                    • Signatura o numeración de fascículos.

                    • Reclamo, tipo y posición: indicar si está ausente y por qué.

                    • Otros signos suplementarios: signos distintivos del escriptorio donde se realizó.

                    • Descripción de la perforación: tipo de orificio e instrumento empleado.

                    • Rayado: tipo e instrumento.

                    • Organización de la página:

                    • Distribución de la escritura: en columnas (coll. número columnas) o en la página completa.

                    • Número de líneas estándar en cada página.

                    • Dimensiones: en milímetros de la caja de renglón, de escritura, márgenes e intercolumnio.

                    • Notaciones musicales.

                    • Glosas, notas o comentarios.

                    • Tipología del códice: si está entero, mutilado, dañado y por qué.

                    • Escritura empleada:

                    • Material empleado para escribir: pluma, cálamo, tinta (color, fluidez).

                    • Tipo de escritura: signos numéricos, crismón, notaciones musicales, etc.

                    • Suscripción del copista o colofón: cuándo y dónde escribió el códice.

                    • Ornamentación: sin decoración o con decoración.

                    • Encuadernación: encuadernado o sin encuadernar.

                    • Historia del manuscrito:

                    • Origen: a través del colofón y elementos internos y externos.

                    • Fortuna: poseedores que han tenido el manuscrito, préstamos, etc.

                    • Anotaciones de venta, posesión, donaciones, etc.

                    • Lugares de depósito.

                    • Estado de conservación: si se ha restaurado, técnicas, etc.

                    • Descripción interna: recoger el autor y título de la obra.

                    • Único autor y varias obras: recogiendo la extensión de hojas que ocupa en el códice.

                    • Varios autores con varias obras: cada autor con su obra.

                    • Bibliografía: la del códice propiamente dicho y el texto.1º

                    • ENCUADERNACIÓN

                    • CÓDICE

                    • Alrededor del s. XI se utilizó el sistema del nervio, los fascículos se cosían en una pieza de cuero de 1cm. de ancho, las tapas tenían volumen y en ellas se practicaban tantas ranuras como nervios existían. Las ranuras desembocaban en unas oquedades rectangulares de las caras internas de las tapas, comunicadas con la superficie exterior para introducir las tiras de cuero, las cuales se ajustaban mediante cuñas.

                      El espesor de las planchas de madera es de 1cm y la dimensión de la cubierta coincide con el tamaño del volumen, pero a partir del s. XIV, la superficie de la tabla sobresale un poco, denominado caja o pestaña.

                      El revestimiento era de cuero y la ornamentación en las ediciones de lujo era rica, utilizando cubiertas talladas en marfil, pedrería, sedas, cuero, etc., y en las ediciones diarias se utilizaba el cuero y la técnica del gofrado, humedeciendo el cuero y utilizando hierros fríos.

                    • España: encuadernaciones mozárabes sencillas, maderas de nogal, cubiertas de cuero sin ornamentación, A veces se aplicaban los bullones para evitar que se rozara el cuero y cierres de cuero simplemente.

                    • Románica:

                    • Encuadernación de Lujo o Bizantina: para ediciones de lujo, con temas como: pantocrator, los 4 evangelistas... Cubiertos de metales nobles, marfil y piedras preciosas.

                    • Encuadernaciones de carácter monástico: más sencillas, con técnica del gofrado. Forradas de piel de cerdo, ciervo, etc.

                    • Gótica: se añaden materiales como el tafilete y el marroquí (cuero de cabra teñido), tejidos y orfebrería y se utilizan temas heráldicos, vegetales y zoomórficos. Su periodo más importante es la transición del Gótico al Renacimiento, caracterizado por el predominio del mudéjar.

                    • Renacentista: el estilo más importante es el Flamenco. Se utiliza el gofrado como técnica de estampación y el tema principal son los motivos arquitectónicos de estilo plateresco. También aparece el dorado.

                    • RELACIÓN DE LOS MANUSCRITOS Y LAS TÉCNICAS DE LABORATORIO

                    • Los manuscritos necesitan una conservación, preservación y restauración y la biología ayuda a preservarlos de ataques de flora y fauna. También necesitamos estas disciplinas para descifrarlos.

                    • Procedimiento físico:

                    • Ópticos: se realizan exámenes a los manuscritos:

                      • Directos: mediante lupas, lámparas de Wook, diascopios quepermiten el estudio de textos cancelados y filigranas, microscopios, filtros de colores, etc..

                      • Indirectos: mediante fotografías de rayos ultrarrojos e intra violetas, ampliaciones, radiofotografía: beta grafía (sistema de reproducción de filigranas).

                      • Mecánicos: operaciones sencillas: raspar, limpiar, desencolar, etc. los manuscritos.

                      • Procedimientos Químicos: para vislumbrar lo que había en documentos borrados o ilegibles.

                      • FORTUNA O TRADICIÓN DE LOS MANUSCRITOS

                      • El estudio de los manuscritos nos permite reconstruir su historia. La Archivística de los Manuscritos es una disciplina que tiene por objeto la reconstrucción y conservación de los fondos de manuscritos dispersos. Para hacer un estudio hay que tener en cuenta:

                      • Criterios Internos:

                      • Procedentes del propio manuscrito: notas de los poseedores o lectores que pueden ser relativas a la venta, o si ha sido un regalo; notas de propiedad, de lectores eruditos, de carácter personal, etc.

                      • Encuadernación: estudio de los tipos, las guardas y el makulatur (utilización de un fragmento de manuscrito para forrar esa tapa por dentro.

                      • Criterios Externos:

                      • Inventarios: de Monasterios, del Estado, etc.

                      • Epistolarios privados: colecciones documentales privadas.

                      • 8