Oraciones consecutivas y concesivas

Oraciones subordinadas. Análisis sintáctico. Sintaxis. Tipos: Intensivas, sin intensificador, no intensivas, coordinadas, yuxtapuestas, propias e impropias

  • Enviado por: Fido
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

ORACIONES CONSECUTIVAS

Las consecutivas se describen como oraciones que “expresan la consecuencia de una acción, circunstancia o cualidad indicada en la oración principal, a la que se unen por medio de la conjunción que, la cual se refiere a los antecedentes tanto, tan, tal ...” Desde el punto de vista semántico, las consecutivas expresan la consecuencia de algo (una cualidad, circunstancia o acción) que manifestamos con una cierta intensidad o ponderación Las conjunciones y las locuciones conjuntivas más usuales son: pues, luego, conque, por consiguiente, por tanto, por lo tanto, por esto, así que, así pues.

Dentro de las oraciones consecutivas debemos señalar diferentes tipos:

  • Oraciones Consecutivas Intensivas

  • Oraciones Consecutivas Sin intensificador

  • Oraciones Consecutivas No intensivas

  • Oraciones Consecutivas Yuxtapuestas

Al igual que en otras estructuras que ya conocemos en las consecutivas tambien hay correlación modal.

Indicativo, subjuntivo y condicional pueden aparecer tanto en el verbo principal como en el subordinado. El modo verbal de la subordinada, sin embargo, está determinado por el de la principal o por ciertos contenidos presentes en la principal:

Si la principal se construye en indicativo, en la subordinada no puede aparecer subjuntivo.

Si la principal se construye en imperativo o subjuntivo (u otras formas yusivas o desiderativas), o si aparecen marcas de negación, duda o posibilidad, en la subordinada sólo puede aparecer subjuntivo.

Ahora procederemos a la explicacion de cada uno de los diferentes tipos:

Oraciones Consecutivas Intensivas:

Son aquellas oraciones que indican la consecuencia o la deducción de algo y van introducidas por el nexo “que”, apoyado en un intensificador, que puede ser:

  • Un adverbio como “tanto” o “tan”. Ejemplo: Es tan listo que todos lo admiran

  • El determinativo “tanto” ( y sus variantes) Ejemplo: Sabe tantas cosas que nos deja atónitos

  • El determinativo demostrativo “tal” Ejemplo: Lo hizo de tal manera que nos asustamos

  • Los indefinidos “cada” y “un” (y sus variantes). Ejemplo: Tiene un genio que da miedo

Su función es la de complemento o modificador del intensificador por lo que aparecen siempre dentro de oraciones complejas. Este tipo de las consecutivas suele ser recogido por las gramáticas como oraciones adverbiales cuantitativas, pero pese a paralelismos funcionales no debemos confundir este tipo de consecutivas con las comparativas.

En las consecutivas la cuantificación o intensificación se hace en la propia ponderación del superlativo gracias a la referencia de los catafóricos. En el ejemplo:

Juan es tan alto que llega al techo

Podemos ver que la segunda parte de la oración, actúa como superlativo expresando el máximo grado de una idea, por otra parte la función que está realizando es la de cuantificador.

Hemos hablado que las oraciones consecutivas intensivas constaban de dos partes, esto no siempre es así. En ocasiones hay enunciados oracionales exclamativos con entonación suspendida, en los que aparece el intensificador pero sin la oración consecutiva. Veamos un ejemplo:

¡Es tan bueno este chico...! ¡Cuenta cada chiste...!

A pesar de que la oración esta suspendida se puede observar el valor intensificador de la misma. A veces el intensificador se desplaza del segmento principal al consecutivo

Juan trabaja mucho, tanto que va a enfermar

Este tipo de estructuras esta muy cerca de la aposición, sobre todo si en el primer segmento nos encontramos un cuantificador.

Oraciones Consecutivas Sin intensificador

Se producen cuando el hablante, para expresar el contenido consecutivo puro, desligado de sus acompañamientos cuantitativos, modales, distributivos, etc., prescinde del intensivo. Son segmentos integrados en el predicado en función de CC o atributo.

Ahora veamos unos ejemplos:

Lleva la chaqueta, que da pena verlo. El profesor está que va a pegar un puñetazo de un momento a otro

Otras veces, la consecutiva complementa a un nombre a través de un verbo copulativo, por lo que su función es la de atributo y la oración es adjetiva. Ejemplo:

Maria está que trina

En el lenguaje coloquial, la oración consecutiva es a veces una frase hecha, por lo que se analiza como meros cuantificadores del verbo. Ejemplo:

Corre que se las pela.

No tiene sentido pues, segmentar oraciones de este tipo que deben entenderse como una unidad sintáctica de carácter intensificador.

Hay enunciados exclamativos formados por un primer componente encabezado por un pronombre o adverbio interrogativo (qué, quién, dónde...) o por el intensivo “si”, y un segundo componente introducido por la conjunción “que” , el cual constituye una oración con valor entre consecutivo, causal y final. Ejemplo:

¡Qué le habrán dicho que no quiere ni hablar!

A este mismo tipo de enunciados exclamativos responden las estructuras con “lo” seguido de un adjetivo o adverbio mas “que”. Ejemplo:

Lo fuerte que será, que él solo derribo la puerta.

En el lenguaje coloquial es frecuente potenciar los pronombres, adjetivos o adverbios interrogativos con expresiones enfáticas como:

¡Qué demonios le habrán dicho que no cuenta nada!

Hay oraciones en español que indican consecuencia o deducción y no son subordinadas pues no complementan a una oración ni a un componente de una oración compleja. Encontramos dos casos; el primero es un caso de coordinación consecutiva y el segundo de yuxtaposición consecutiva. Las diferencias formales entre ellas son patentes:

Coordinadas:

  • El nexo se encuentra en una posición fija, siempre entre los dos miembros.

  • El nexo posee un carácter átono y fónicamente dependiente.

  • No admiten otro nexo coordinador

Yuxtapuestas:

  • El enlace, por su carácter adverbial, goza de una gran libertad de posición en el segundo miembro

  • El nexo es tónico e independiente fónicamente, aislado por lo general entre pausas.

  • Admiten ser coordinadas por y.

Oraciones Consecutivas No intensivas

Utilizan los nexos átonos: luego, conque, así [es] que, de modo que, de manera que, de forma que, de suerte que. Estos nexos se caracterizan porque unen como máximo dos miembros, que deben ser unidades oracionales, nunca de nivel inferior (proposiciones o sintagmas). Estos nexos de unión están clasificados como locuciones o conjunciones

Estos grupos oracionales no se disgregan (no pierden su identidad de enunciado único) cuando se suprime el conector.

Las significaciones de los dos miembros pueden aparecer en una relación de causa-efecto o de explicación-deducción, dependiendo exclusivamente de la concatenación de las referencias de los dos miembros y no del conector:

Hace frío, conque ponte el abrigo.

Se ha puesto el abrigo, conque hace frío.

Oraciones Consecutivas Yuxtapuestas:

Utilizan los enlaces adverbiales tónicos: por [lo] tanto, por consiguiente, en consecuencia, pues, así, así pues, de este modo, de esta forma, de esta manera, de esta suerte, de ahí que, de aquí que. Estos enlaces se caracterizan por aparecer inmovilizados morfológicamente y por poder concurrir con CC pero no coordinarse con ellos.

No hay que olvidar que estas expresiones también pueden funcionar como meros marcadores discursivos y no constituir entonces indicio alguno de yuxtaposición.

Oraciones subordinadas concesivas

Las oraciones subordinadas concesivas marcan una objeción o dificultad para que se cumpla lo enunciado en la oración principal, pero no impide su realización.

El nexo más frecuente de las concesivas es aunque, unidad compatible con cualquier modo o tiempo del verbo subordinado (salvo el imperativo)

Tradicionalmente se entendían estas subordinadas como CC, pero su función real es la de modificador oracional, el cual es susceptible de aparecer en cualquier puesto de la secuencia aislado entre pausas.

Las podemos clasificar por tipos :

- Factuales

-Propias: -No Factuales:

Concesivas

- Impropias:

Factuales: - Concesivas Paratácticas

No Factuales: -Escalares

-Polares

-Universales

Concesivas Propias factuales:

Expresan el cumplimiento de una acción efectiva o bien la convicción de su cumplimiento en un futuro. Pueden ir con el modo indicativo y subjuntivo. Cuando utilizamos el subjuntivo es por qué el hablante conoce el hecho expresado por la subordinada.

Ejemplos:

-Aunque ahora llueve, iremos al campo

- No debería salir la niña, ha estado muy enferma

Los transpositores mas utilizados son: aunque; a pesar de. Pero también nos podemos encontrar: aun cuando; así; si bien.º

Concesivas Propias No factuales:

Las oraciones concesivas no factuales las podemos clasificar en dos tipos:

-Las semifactuales

-Las contrafactuales

Las semifactuales:

En estas oraciones el hablante desconoce el hecho expresado en la prótasis concesiva y por tanto no se manifiesta abiertamente acerca del cumplimiento de la misma. La diferencia con las factuales es que en estas una de las dos si se cumple pero no se le atribuye certeza comprobable.

Ejemplo:

  • Aunque estará jugando no lo molestes

Las contrafactuales:

En este tipo se sabe que el hecho no se está cumpliendo en el presente ni se cumplió en el pasado, el contenido es falso. Podemos decir que es una gradación mas dentro del tipo de las concesivas, toma mucha importancia el uso de los tiempos verbales para expresar hipótesis, duda, etc...

Ejemplo:

-Aunque tuviera todo el oro del mundo no me casaría con él.

Concesivas Impropias No factuales:

Dentro de este grupo de las concesivas encontramos las llamadas Concesivas condicionales, que son un híbrido entre estos dos tipos de estructuras. Tienen la peculiaridad de que relacionan un conjunto de actividades del antecedente con un consecuente. Dentro de esta división tenemos subtipos: Escalares, Polares y Universales.

Escalares:

En este tipo lo que sucede es que se establece una gradación dentro de la oración y también encontramos una relación de contraste. El transpositor más utilizado suele ser: incluso si

Ejemplo:

-Incluso si hay mal tiempo, iré a la fiesta.

- Incluso María ha venido a verlo.

Polares:

Este tipo de oraciones tienen la peculiaridad de que presentan en ellas un hecho bajo dos condiciones o con mas de una posibilidad. Se suelen utiliza estructuras de tipo correlativo como: Tan.... bien ; Bien... bien; Si...si;

Ejemplo:

-Vendrá tanto si quiere como si no

-Bien esta comiendo bien esta viendo la televisión

Universales:

Este oración lleva intercalada una oración de relativo explicativa que no resulta especialmente relevante dentro de la oración. Son estructuras que son utilizadas de forma genérica y comúnmente también en el lenguaje coloquial.

Ejemplo:

-Este chico, donde quiera que vaya, siempre hace amigos

-Esta mujer, haga lo que haga, siempre acierta

Concesivas Impropias factuales:

Concesivas paratácticas:

Estas oraciones son un tipo de concesiva muy específico, en las que lo más importante no es la forma sino la significación que posee la oración. Puesto que por medio de contrastes de oraciones copulativas se crea este tipo de concesiva.

Ejemplo:

- Toca el piano estupendamente y no sabe una nota de música

En este ejemplo podemos ver como sin ningún problema podríamos sustituir el nexo copulativo por un “aunque” y no cambiaría el significado de la oración.

- Toca el piano estupendamente aunque no sabe una nota de música