Oraciones compuestas

Oración compuesta coordinada y subordinada. Composición oracional. Subordinación. Yuxtaposición. Coordinación. Proposiciones coordinadas. Nexos

  • Enviado por: Susanna Torreno
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

  • LA ORACION COMPUESTA

  • En cuanto a la composición, la oración puede dividirse en simple (un solo predicado verbal) y compuesta (o compleja) caracterizada

  • Por la presencia en la estructura superficial de dos o más predicados (en forma personal o no, si los verbos no van agrupados en perífrasis)

  • Por la aparición de nexos conjuntivos.

  • Por la segmentación en proposiciones

  • Todas las oraciones compuestas pueden ser transformadas. Las simples pueden ser nucleares o transformadas.

    La oración es compleja cuando tiene dos o más verbos.

    Proposiciones: Son entidades gramaticales, con estructura oracional (tienen sujeto y predicado), que se reúnen para constituir una oración compleja.

    Proposición Proposición

    Germán no sabe aún que ha aprobado

    V V

    Las proposiciones que forman la oración compuesta pueden tener, o no, el mismo sujeto.

    Subordinación

    Cuando una proposición desempeña una función gramatical dentro de la otra, y por tanto posee menor jerarquía gramatical. Se dice entonces que es dependiente de la proposición principal, o que está subordinada a ella.

    Así puede funcionar como sujeto o complemento en la principal.

      • Sujeto: Me alegra que hayas vuelto.

      • C.D.: Pensaba que iba a ganar.

      • C.C.: Yo estaba allí cuando sucedió.

      • Complemento de un nombre: El aula que tenemos es muy fría.

    *La subordinación también se le llama hipotaxis.

    La yuxtaposición

    Lo más frecuente es que tanto las proposiciones coordinadas como las subordinadas se unan entre sí con conjunciones.

    Aposté y gané.

    Lo esperamos pero no ha llegado aún.

    Pero, en ocasiones, no aparece la conjunción.

    Intenté telefonearle; no estuvo en casa en todo el día.

    Carlos es estudioso; aprobará.

    A esta relación sin conjunciones explícitas la llamamos yuxtaposición; las proposiciones así relacionadas son yuxtapuestas.

    La yuxtaposición puede darse entre oraciones coordinadas y subordinadas. Son el hablante y el oyente quienes interpretan mentalmente esa relación.

    A veces, es dudoso en el análisis decidir si existe coordinación o subordinación

    Carlos estudia mucho; es muy responsable.

    Relación coordinativa: Carlos estudia mucho y es muy responsable.

    Relación subordinativa: Carlos estudia mucho porque es muy responsable.

    Coordinación

    Se produce cuando no hay entre las proposiciones ninguna relación de dependencia sintáctica mutua.

    Aunque se junten para producir un significado superior combinándose, tienen la misma jerarquía desde el punto de vista gramatical.

    El esquema normal de una oración compleja formada por dos proposiciones coordinadas es el siguiente.

    O

    Yo fui al cine y Marta se quedó en casa.

    Proposic. 1 nexo Proposición 2

    Los nexos coordinantes que intervienen en la coordinación pueden ser conjunciones o locuciones conjuntivas, que son distintas según sea el tipo de relación que establezcan.

    Las proposiciones coordinadas pueden ser:

    • Copulativas: Se suceden sumando sus significados (y, ni)

    Discutieron y riñeron / No habla ni come

    La conjunción negativa ni puede encabezar las dos proposiciones: Ni habla ni come.

    La conjunción y presenta la forma e cuando la palabra siguiente empieza por i- o hi-.

    Se acercó al mástil e izó la bandera.

    • Disyuntivas: Presentan opciones que se excluyen (o, o bien)

    ¿Vienes con nosotros o vas con ellos?

    Me lo prestas o bien te lo compro.

    Al igual que la copulativa ni, también la disyuntiva o puede preceder a las dos proposiciones:

    O vienes con nosotros o vas con ellos.

    Y presenta la forma u ante palabras que empiezan por o-, -ho.

    • Adversativas: Cuando una proposición corrige a la otra.

    - pero - sin embargo - antes bien - con todo

    - mas - no obstante - por lo demás - más bien

    - aunque - antes - sino que

    Es serio pero muy simpático

    Lo pretendió más no lo logró.

    Estudia mucho; sin embargo, no aprueba.

    • Distributivas: Presentan acciones alternativas que no se excluyen

    - ya...ya - tan pronto...como

    Estos días ya llueve, ya hace sol.

    Tan pronto canta como ríe.

    Ese equipo, bien gana con facilidad bien pierde estrepitosamente.

    • Explicativas: Una proposición se limita a aclarar el significado de la anterior.

    - esto es - es decir

    Le hizo un quite, esto es, se llevó el toro.

    A pesar de su forma verbal, esto es y es decir forman ya un cliché fijo, que funciona como conjunción conjuntiva.

    Se emplea también como locución explicativa: o sea; su uso es poco elegante.

    Subordinación

    Se habla de subordinación, en sentido estricto, para referirse a los grados de dependencia que se establecen entre dos o más proposiciones dentro de una oración compuesta.

    Este tipo de construcción es fruto de las transformaciones sufridas por la fusión de dos o más oraciones básicas, que afectan a uno o a los dos componentes de la oración: sujeto y/o predicado.

    Los amigos con los que fui de vacaciones este verano vienen a verme, si se lo pido.

    Es una oración constituida por 3 grados de subordinación, que resultan de la fusión de cuatro oraciones básicas.

  • Mis amigos vienen.

  • Mis amigos fueron de vacaciones este verano conmigo.

  • Mis amigos desean verme (me visitan).

  • Mis amigos aceptan mi invitación.

  • Según la función sintáctica que realicen con respecto a la proposición principal (siempre análoga o equivalente a la del sustantivo, a la del adjetivo o a la del adverbio) puede hablarse de:

    • Proposiciones subordinadas sustantivas

    Me agradaría que leyeras el libro

    (Me agradaría tu lectura del libro)

    • Proposiciones subordinadas adjetivas

    Me interesan las ideas que sugieres.

    (Me interesan tus ideas sugerentes.)

    • Proposiciones subordinadas adverbiales.

    Donde hemos ido lo hemos pasado como deseábamos.

    (Allí lo hemos pasado bien)

    Conviene recordar que hay oraciones que se pueden analizar como simples por su apariencia, aunque en su estructura profunda sean compuestas subordinadas.

    Este trabajo es más interesante que el tuyo (lo es).

    Me gusta tu pueblo tanto como el mía (me gusta)

    En estas oraciones, falta el verbo de la subordinación (elipsis).

    Proposiciones subordinadas sustantivas

    Son proposiciones equivalentes a un sustantivo o a un sintagma nominal y, además, desempeñan sus mismas funciones: sujeto, atributo, complemento de nombre, complemento de adjetivo y complemento de verbo (CD, CI, C y suplemento).

    A pesar de la equivalencia entre proposición subordinada sustantiva y sustantivo o sintagma nominal, no siempre existe la palabra adecuada para reemplazar a la proposición.

    Espero que me cuentes tus problemas = Espero el relato de tus problemas.

    Estructura de las proposiciones sustantivas:

    Las proposiciones sustantivas se manifiestan en los dos componentes oracionales SN (sujeto) y SV (predicado). En cualquiera de los casos se trata de un rodeo que modifica la estructura simple de uno u otro.

    El que escribe versos (=el escritor de versos) se llama poeta.

    Espero que llegue pronto mi compañero (=la rápida llegada de mi compañero)

    Esta diferencia de presentación determina la estructura oracional de la proposición sustantiva.

    En el primer ejemplo, aparentemente no hay dependencia (únicamente se trataría de un sujeto complejo en forma preposicional); no obstante, por la estructura observamos que sí hay subordinación.

    Sujeto Predicado

    El (alguien) que escribe versos se llama poeta

    núcleo Prop. sub. sust. SV

    En el segundo ejemplo la dependencia se encuentra en el SV. Podemos observar su estructura en el ejemplo.

    Suj Predicado

    Yo espero que venga pronto mi compañero

    núc. Núcl.. Prop. subord. sustan (CD)

    Comparando: En el primer caso, la proposición principal sería EL (alguien) se llama poeta y la subordinada, que escribe versos, está incluida en el sujeto; en el segundo, la proposición principal sería Yo espero y la subordinada, que venga pronto mi compañero, se sitúa dentro del predicado.

    Formas de las proposiciones sustantivas:

    En las oraciones sustantivas el verbo principal pertenece generalmente al ámbito de la percepción subjetiva del hablante. Conviene citar los verbos de:

    - Lengua: decir, hablar - Posibilidad

    - Pensamiento: idear, pensar - Mandato

    - Conocimiento: saber, conocer - Ruego

    - Opinión: creer, juzgar - Permiso

    - Voluntad: querer - Deseo

    - Temor - Consejo

    - Duda: ignorar, dudar - Manifestaciones sensitivas: (alegrar, gustar,

    - Sentimiento ver, observar, oir...)

    El verbo de la proposición subordinada puede ir:

  • En forma personal, con nexo o sin nexo

  • Me ha dicho tu primo que vendría en seguida

    Me ha dicho tu primo: “vendré en seguida”

    Se utilizan como nexos

  • La conjunción que. Cuando introduce una proposición que funciona como CD responde a la fórmula de estilo directo:

  • Mi hermano me ha contado que vio ayer el partido desde el palco.

    Puede ir precedida de preposición: Me han hablado de que el curso es interesante.

    Su uso es correcto, porque el verbo exige suplemento. Si el verbo no exige función de suplemento, se comete un error sintáctico que conocemos con el nombre de dequeísmo.

    Pienso de que no es cierto. Es incorrecto porque el verbo exige CD.

  • La conjunción si cuando responde a la fórmula y al sentido interrogativo indirecto.

  • Dime si ha llegado pronto.

  • También puede incluirse pronombres y adverbios interrogativos con el valor de interrogativa indirecta (qué, quién, cuál, cómo, dónde, por qué, adónde...)

  • Explícame qué has hecho esta tarde.

    Dime quién ha venido

    Me aclaras por qué te marchaste ayer

    En ocasiones se mezcla el estilo indirecto y la interrogativa indirecta.

    Me pregunto que quién habrá venido esta mañana

    Pregúntale (que) si va al cine el domingo

    No llevan nexos

  • De estilo directo, fórmula que reproduce literalmente lo que la otra persona ha dicho o pensado:

  • Ya lo dice Ortega y Gasset: “El teatro, antes que un género literario, es un género espectacular”.

  • De estilo indirecto libre (más propio de la obra literaria), caracterizado por la ausencia del verbo introductor (decir, pensar, etc) y por la presencia de una pausa detrás de la idea principal

  • No olvidemos el concepto de teatro para Ortega (cuando dice), es un género espectacular antes que literario.

  • En forma personal -infinitivo_

  • Oigo decir siempre lo mismo

    El infinitivo tiene una doble condición: verbo y equivalente o sustantivo.

    (No es proposición cuando el infinitivo está integrado dentro en una perífrasis)

    Puedes venir a mi casa

    Debes aceptar mis sugerencia.

    En cambio, es proposición subordinada cuando el infinitivo cumple alguna función propia del sustantivo principalmente. Eso sí, puede ir precedido de nexo preposicional.

    Pienso aceptar el nombramiento (CD)

    No dudes en acercarte casa (suplemento)

    Hemos adquirido una máquina de fotocopiar (CN)

  • En cuanto a los tiempos verbales, conviene decir que la subordinada está supeditada a la principal.

  • Si el verbo de la subordinada está en indicativo, debe estarlo también el de la principal.

  • Los meteorólogos dicen que (llueve, lloverá, ha llovido)

  • En cambio, el verbo de la subordinada puede ir en subjuntivo cuando el verbo principal expresa voluntad, deseo, etc. y acción de pasado o futuro.

  • Deseo que venga, haya venido...

    Querría que me atendiese...

    Me desagradaría que estuviera...

    Funciones de las proposiciones sustantivas:

    Las proposiciones sustantivas cumplen las mismas funciones que el sustantivo o el sintagma nominal, vayan en forma personal o en infinitivo. Así tendremos proposiciones sustantivas en función de:

  • Sujeto:

  • Me gusta que hayan preparado los temas o Me gusta haber preparado los temas

  • Atributo

  • Juan está que muerde (no se puede sustituir por el alto valor expresivo)

    Eso es vivir

  • S., prep.. complemento del nombre:

  • Tengo el convencimiento de que llevo razón o Tengo el convencimiento de llevar razón.

  • S. Prep. complemento del adjetivo.

  • Este problema es difícil de que lo soluciones o Este problema es difícil de solucionarlo

  • Complemento directo

  • La autoridad ordenó que se marcharan los asistentes (Estilo directo) o La autoridad ordenó salir a los asistentes

    Sugiero una cosa: “callad”

    Siempre le divierte los mismo murmurar (estilo directo y estilo indirecto libre)

  • Suplemento

  • Convéncete de que te has equivocado o Convéncete de haberte equivocado

  • Complemento indirecto: Esta función la ejercen determinadas subordinadas adjetivas con valor de sustantivas.

  • Enseña a quienes (equivale a “les”) no saben.

  • Complemento circunstancial (o aditamiento): Esta función la desempeñan las proposiciones subordinadas adverbiales y algunas adjetivas. A pesar de ello puede analizarse también como sustantivas en función de complemento circunstancial.

  • Hemos ido al cine con quienes tú sabes (Adjetiva o Sustantiva CC de compañía).

    He comprado esta película para que te distraigas o para tu distracción (sub. adverbial final o sustantiva CC de finalidad).

    Todo esto indica que el análisis no debe ser nunca cerrado, porque hay una amplia zona de indiferenciación. Ocurre entre coordinación y subordinación y también entre las diferentes manifestaciones de subordinadas. En una oración caben diversas posibilidades de análisis sintáctico, siempre que sean coherentes y razonables.