Oído interno

Aparato auditivo. Audición. Vestíbulo. Acueducto. Conductos semicirculares. Caracol

  • Enviado por: Sheila Ramírez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Instituto Tecnológico De Santo Domingo

Intec

Area de Ciencias de la Salud

Anatomía I

Sección 02

Fecha de Entrega : Jueves 13 de Enero, 2000

Trimestre Noviembre- Enero 2000

El Oído Interno

Está contenido en una cavidad laberíntica del peñasco, por dentro de la caja del tímpanollamada laberinto óseo. Este encierra el laberinto membranoso, que tiene la misma forma que el laberinto óseo, pero no se adhiere a sus paredes de las que está separado por el espacio perilinfático que contiene la perilinfa.

En el laberinto óseo se distinguen tres partes : una media, el vestíbulo ; una postero-superior, que son los llamados conductos semicirculares y una anterior, el caracol

Vestíbulo

Es una cavidad ovoidea, aplanada transversalmente y ligeramente alargada, verticalmente u oblicuamente hacia abajo y hacia delante. Sus dimensiones son 5mm de diámetro x 6mm de altura. Está limitado hacia dentro por la porción posterior del fondo del conducto auditivo interno y hacia fuera por la pared interna de la caja timpánica, atravesado por la ventana oval. La pared posterior presenta los orificios de los conductos semicirculares, y la porción baja de la pared anterior el orificio vestibular del caracol ; limitado hacia abajo por el comienzo de la lámina espiral ósea a la que se inserta el conducto coclear. Por arriba del techo pasa el nervio facial. El vestíbulo contiene el sáculo que es una estructura piriforme comunicada conpor el canalis reuniens con el extremo vestibular del conducto coclear y hacia atrás se adelgaza formando el angosto conducto endolinfático que recorre el acueducto del vestíbulo y termina en el fondo del saco endolinfático, por debajo de la duramadr, a la mitad de distancia entre el meato auditivo interno y la porción vertical del seno lateral.y el utrículo que es alargado y recibe los conductos semicirculares, comunicando posteriormente el conducto endolinfático conpor el conduco utriculosacular.

Acueducto del Vestíbulo

Se da este nombre a un conducto óseo muy estrecho que se extiende del vestíbulo a la cavidad craneal. Comienza en la pared interna del vestíbulo, en la extremidad superior del canal sulciforme, por debajo y por delante del orificio no ampular de los conductos semicirculares superior y posterior. Desde allí el acueducto del vestíbulo se dirige hacia atrás, hacia dentro y hacia abajo, describiendo una curva concavidad ínfero-externa, y se abre en la pared póstero superior del peñasco a 1 cm. Del conducto auditivo interno.

Conductos Semicirculares

Los conductos semicirculares óseos tienen aspecto de tubos curvos, que parten del vestíbulo y vuelven al mismo, presentan la caracteristica de hallarse situados en los tres planos del espacio.Son tres y se denominan anterior, posterior y externo. Los ejes de los conductos anterior y posterior, aunque ambos se disponen en relación con planos verticales son perpendiculares entre sí. El conducto externo es horizontal cuando se flexiona la cabeza alrededor de 30 grados. En cada uno de ellos, uno de los orificios de desembocadura en el vestíbulo tiene la forma de ampolla : es el orificio ampollar.

Caracol

El caracol o Cóclea, denominado así por su afinidad morfológica con la concha del esqueleto de los moluscos, es un conducto helicoidal que describe dos vueltas y media aproximadamente. Su base corresponde al extremo externo del conducto auditivo interno y su vuelta o espira basal forma el promontorio del oído medio. Su vertice se orienta hacia delante y hacia fuera.

La cóclea posee un eje óseo, denominado modiolo, que da paso a la raíz coclear del nercio auditivo y que contiene el ganglio vestibular. Una especie de cornisa enrollada alrededor del modiolo, la lámina espiral ósea, se proyecta a partir de él como la cuerda de un tornillo. El conducto coclear se extiende de esta lámnina a la pared del caracol. En el vértice del caracol, el modiolo y el conducto coclear terminan en un fondo de saco ciegoy las dos escalas o rampas se comunican con otra en un punto llamado helicotrema. La escala vestibular inicia en el vestíbulo y la timpánica termina en un fondo de saco ciego cerca de la ventana redonda, que está cerrada por la membrana timpánica secundaria.

El conducto coclear , de forma triangular visto en un corte y de 3 cm de largo, se dispone en espiral partiendo de un extremo dilatado en el vestíbulo hasta llegar al vértice de la cúpula del caracol formando el fondo del saco terminal. La pared externa del conducto coclear está engrosada por el ligamento espiral del caracol. La porción superior de este ligamento, llamada estría o cinta vascular, posee abundantes vasos de pequeño calibre, y su porción de inferior se presenta como la cresta de inserción de la membrana basilar eferente de la lámina espiral ósea. El techo del conducto está formado por la membrana vestibular de Reissner, muy delgada, que se extiende desde la parte superior del ligamento espiral hasta el centro de la cara superior de la lámina espiral ósea, en la cual el endostio notablemente engrosado dentro del conducto forma la cinta surcada o limbus de la lámina ósea. El borde libre del limbus es cóncavo y forma un surco, llamado surco en espiral interno, que posee labios vestibular y timpánico, que sobresalen como las tapas de un libro cerrrado. La cara superior del limbus presenta hendiduras que se entrecruzan y limitan espacios cuadrangulares que reciben el nombre de dientes auditivos, el labio inferior se continúa con la membrana basilar que se extiende hasta su cresta de inserción y forma con el limbus el suelo del conducto coclear.

El órgano espiral o de Corti es una estructura que presenta los pilares de la arcada de Corti, los cuales se inclinan hasta unirse y formar las paredes del túnel de Corti, de forma triangular, que aumenta de altura y anchura al dirigirse al vértice.

Riego Sanguíneo

La arteria auditiva interna se bifurca en ramas vestibular y cóclear. Las venas satélites de estas últimas forman la vena auditiva interna que desemboca en el seno petroso inferior o en la porción vertical del seno lateral.

Inervación

El nervio que conduce la sensibilidad especial del oído interno es el Vestíbulo- Coclear. Además este recibe fibras simpáticas y parasimpáticas.

El Nervio Auditivo (VIII par craneal), emerge entre el puente y el bulbo raquídeo, en el ángulo cerebelopontino y por detrás del nervio facial. Contiene fibras eferentes del oído interno, dentro del cual recibe una rama certificante del nervio facial. Posee dos tipos de fibras :

  • Fibras Vestibulares

  • Fibras Cocleares

  • Fisiología

    La oreja contribuye a la localización de los sonidos, aunque este papel el el hombr ees menos importante que en los animales con orejas móviles. Los sonidos amplificados por el conducto auditivo externo, que los concentra en el tímpano. Este es, además protegido por el oído externo, quien calienta el aire e impide por medio de sus pelos y el cerumen que el polvo o los insectos llegen a ponerse en contacto con él.

    El oído medio transmite al oído interno las vibraciones sonoras que le llegan por el aire y a veces por los huesos del craneo. Además aumenta la intensidad de los sonidos y protege al oído interno de los efectos de sonido demasiado intensos.

    La membrana del tímpano vibra por variaciones de presión debidas a las ondas osnoras que chocan con él ; estas vibraciones se comunican con el mango del martillo. Este huecesillo, junto con el yunque y el estribo, transmiten las vibraciones del tímpano a la ventana oval, aumentando además las fuerzas de la misma al actuar como brazos de palanca. Los músculos del martillo y del estribo tienen una acción antagónica. El músculo del estribo, tiende por su contracción, a sacar la base del estribo de la ventana oval, mientras que el músculo del martillo distiende el tímpnao y empuja la base del martillo hacia la ventana oval. La contraccón de estos músculos es refleja y tan rápida como el parpadeo, y cuando se producen de forma simultánea, aproxima ambos huecesillos, estira el tímpano deprimiendo así la transmisión de sonidos graves, que cuando son muy intensos, ejercen una acción nociva sobre el oído.

    Las ondas del sonido crean así variaciones de presión de la perilinfa del oído interno, que ascienden por la rampa vestibular del caracol y descienden por la rampa timpánica, llegándo más lejos los sonidos graves que los agudos. En el sitio en que las vibraciones regresan, atraviesan para hacerlo al conducto coclear membranoso, excitando a ese nivel el órgano de Corti. Las vibraciones sonoras pueden llegar también directamente al oido interno por vía ósea, como cuando se apoya un diapasón en la Apófisis Mastoide.

    Las transformaciones de las vibraciones sonoras en impulsos nerviosos que salen por el nervio Auditivo tienen lugar en el caracol. La cóclea estimula el sonido dando origen a potenciales eléctricos que reproducen la forma y frecuencia de las ondas sonoras.

    El oído humano es capaz de percibir vibraciones con frecuencias entre 16 y 20,000 vibraciones dobles por segundo ; la sensibilidad para los sonidos agudos disminuye con la edad en forma fisiológica.

    Bibliografía

    - Alexander, Peter : Biología. Prentice Hall

    - Gardner, Ernest : Anatomía de Gardner. Quinta Edición

    • Hamilton, G.F. : Anatomía Humana.

    • « Oído ». Diccionario Enciclopédico Quillet. Tomo VI.

    • Netter, Frank H. : Atlas de Anatomía Humana.

    • Rouviere H. : Anatomía Humana : Cabeza y Cuello

    6