Oferta y Demanda

Comercio. Mercado. Proveedores. Compradores. Vendedores. Ingresos. Gastos

  • Enviado por: Militza Franco
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 6 páginas

publicidad

LOS ELEMENTOS BASICOS DE LA OFERTA Y LA DEMANDA

En una economía de mercado, la cantidad que compran los individuos de un bien depende de su precio. Manteniéndose todo lo demás constante, cuanto más alto sea éste, menor será la cantidad que los consumidores estarán dispuestos a comprar. Cuanto más bajo sea su precio de mercado, más unidades se comprarán.

Manteniéndose todo lo demás constante, existe una clara relación entre el precio de mercado de un bien y la cantidad demandada del mismo. Esta relación entre el precio y la cantidad comprada se denomina tabla de demanda o curva de demanda.

La ley de demanda decreciente: cuando sube el precio de un bien (y se mantiene todo lo demás constante), los compradores tienden a comprar menos. Cuando baja y todo lo demás se mantiene constante, la cantidad demandada aumenta.

Toda una variedad de factores influye en la cantidad que se demanda a un determinado precio:

  • La renta media de los consumidores

  • Las dimensiones del mercado

  • Los precios de los bienes afines y la cantidad existente de los mismos

  • A estos elementos objetivos debemos añadir una serie de elementos subjetivos llamados gustos o preferencias

  • Cada bien suele tener determinados elementos detrás de su demanda.

La demanda varía incesantemente conforme va evolucionando la vida económica.

La tabla de la oferta de un bien es la relación entre su precio de mercado y la cantidad que los productores están dispuestos a producir y vender, manteniéndose todo lo demás constante.

Un importante elemento que se encuentra detrás de la curva de la oferta es el coste de producción el cual depende de los precios de los factores y de los avances tecnológicos.

Un determinante igualmente importante de los costes de producción son los avances tecnológicos, que consisten en los cambios que reducen la cantidad de factores necesarios para obtener la misma cantidad de producción.

Pero los costes de producción no son el único ingrediente que entra en la curva de oferta. También influyen los precios de los bienes afines, los cuales pueden sustituirse fácilmente unos por otros en el proceso de producción.

La política de los gobiernos también influye considerablemente en la curva de oferta al igual que los elementos especiales.

La oferta cambia cuando varía cualquier elemento, salvo el precio de la mercancía. Desde el punto de vista de la curva de la oferta, decimos que la oferta aumenta (o disminuye) cuando aumenta (o disminuye) la cantidad ofrecida a cada uno de los precios de mercado.

El mercado se encuentra en equilibrio cuando el precio y la cantidad equilibran las fuerzas de la oferta y la demanda. La razón por la que se llama equilibrio se halla en que cuando la oferta y la demanda están en equilibrio, no hay razón alguna para que el precio suba o baje, siempre y cuando todo lo demás permanezca constante.

El equilibrio de mercado se halla buscando el precio al que la cantidad demandada es igual a la ofrecida. El precio de equilibrio se encuentra en la intersección de las curvas de oferta y demanda.

Tomando en cuenta la influencia de diferentes desplazamientos de la demanda y de la oferta en el precio y la cantidad podemos ver que:

Desplazamiento de la demanda y de la oferta

Influencia en el precio y en la cantidad

Si aumenta la demanda

La curva de demanda se desplaza hacia la derecha

Precio sube

Cantidad sube

Si disminuye la demanda

La curva de demanda se desplaza hacia la izquierda

Precio baja

Cantidad baja

Si aumenta la oferta

La curva de oferta se desplaza hacia la derecha

Precio baja

Cantidad sube

Si disminuye la oferta

La curva de oferta se desplaza hacia la izquierda

Precio sube

Cantidad baja

Cuando varían los elementos que subyacen a la demanda o a la oferta, éstas se desplazan y se altera el equilibrio de mercado del precio y de la cantidad.

APLICACIONES DE LA OFERTA Y LA DEMANDA

La elasticidad - precio de la demanda

La elasticidad - precio de la demanda mide cuánto varía la cantidad demandada de un bien cuando varía su precio.

Su definición exacta es la variación porcentual de la cantidad demandada dividida por la variación porcentual del precio.

La sensibilidad a las variaciones de los precios varía constantemente de uno bienes a otros. Cuando es alta significa que es elástica y cuando es baja es inelástica.

La demanda de bienes necesarios es inelástica y la demanda de los bienes de lujo es elástica.

Los factores económicos determinan la magnitud de las elasticidades - precio de los bienes, las elasticidades tienden a ser mayores en el caso de los bienes de lujo, cuando existen sustitutos y cuando los consumidores tienen más tiempo para adaptar su conducta.

Podemos calcular el coeficiente de elasticidad - precio con la fórmula siguiente:

Elasticidad - precio de la demanda = variación porcentual de la cantidad demandada

Variación porcentual del precio

Existen diferentes categorías de elasticidad - precio:

  • Cuando una variación del precio de 1% provoca una variación de la cantidad demandada superior a ese porcentaje, tenemos una demanda elástica con respeto al precio.

  • Cuando una variación del precio de 1% provoca una variación de la cantidad demandada inferior a ese porcentaje, tenemos una demanda inelástica con respecto al precio.

  • Un importante caso especial es la demanda de elasticidad unitaria, que se produce cuando la variación porcentual de la cantidad es exactamente de la misma magnitud que la variación porcentual del precio.

Elasticidad e Ingreso

El ingreso total es el precio multiplicado por la cantidad. Pero qué ocurrirá con el ingreso total cuando varíe el precio:

  • Cuando la demanda es inelástica con respecto al precio, una disminución de este último reduce el ingreso total.

  • Cuando la demanda es elástica con respecto al precio, una disminución de este último eleva el ingreso total.

  • En el caso límite de la demanda de la elasticidad unitaria; una disminución del precio no altera el ingreso total.

La incidencia de un impuesto se averigua por el efecto que produce en los precios y las cantidades en el equilibrio de la oferta y la demanda. En general, un impuesto recae más en los consumidores o en los productores dependiendo de las elasticidades relativas de la demanda y de la oferta.

Se traslada hacia delante a los consumidores si la demanda es inelástica en relación con la oferta; se traslada hacia atrás a los productores si la oferta es relativamente más inelástica que la demanda.

Algunas veces los gobiernos establecen por ley un precio máximo o uno mínimo en lugar de gravar un bien, entre los cuales cabe citar:

  • Los salarios mínimos

  • Los topes a los tipos de interés

Por último se asigna un tipo de mecanismo de racionamiento no basado en el precio.