Odontología: incrustaciones dentales para dientes posteriores Inlay y Onlay

Estomatología. Dientes. Dentista. Cavidad bucal. Tratamiento. Restauración. Reconstrucción. Cúspides. Caries

  • Enviado por: Gaby Bell
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

Inlay y Onlay: son incrustaciones dentales para dientes posteriores que están agrietados o fracturados en poca cantidad, por lo cual no es lo mas adecuado una corona entonces se utiliza este tipo de incrustaciones; son hechas de porcelana, resina, oro, etc.

Inlay: Se usa para dientes dañados por caries, para reemplazar empastes metálicos antiguos ( solo entre cúspides, sin estas afectadas las mismas).

Ofrece mas estética y durabilidad, se puede mandar a hacer del color del diente para q se haga menos notorio, mas natural y estético

SE COLOCAR EN RECONSTRUCCION DE LAS CUSPIDES

Onlay: se coloca en caries q se extiendes 1 o mas cúspides, se adhiere al diente por medio de resina, es mas conservador que el inlay, ya q el desgastes dentarios que se hace para colocarlo es mínimo (solo en oclusal)

SOLO EN OCLUSAL, SIN TOCAR LAS CUSPIDES

Beneficios de ambos:

  • Luego de restaurar la caries estas incrustaciones ayudan a disminuir el grado de sensibilidad y previenen la perdida del diente.

  • Son casi invisibles ya que se pueden confeccionar de un color muy similar al diente

  • Requieren de poco desgaste dentario

  • Ayudan a reforzar el diente hasta un 75%

  • Si son bien colocadas pueden llegar a durar hasta 30 años con un buen cuidado

Contraindicaciones

  • En pacientes broxomeros

  • Dientes con corona clínica corta

  • Pulpa voluminosa

  • En lugares donde no puede aislarse bien el campo operatorio y no se logre una buena retención de las misma

Desventajas

  • Tipo de restauración poco conservadora

  • Técnica de cementado compleja

  • Es realizada por el laboratorio, no la realiza el odontólogo directamente

  • Posibilidad de una fractura del diente si no se coloca bien