Odontología

Prótesis. Oclusión. Muelas perdidas. Coronas y puentes. Métodos. Resultados

  • Enviado por: Mario
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

'Odontología'
'Odontología'

'Odontología'




'Odontología'

'Odontología'

INTRODUCCION

Desde tiempos inmemoriales se sabe que los conocimientos y prácticas en relación con la salud son muy importantes para la prevención y curación de las enfermedades. Los conocimientos, actitudes y prácticas sanitarias, tanto positivos como negativos, han pasado de una generación a otra, influidos por las creencias del momento. No fue hasta los comienzos del siglo XX cuando los gobiernos incluyeron la educación sanitaria entre las acciones de la salud pública, considerada como fundamental para el fomento y protección de la salud de la población.

En nuestro país se han obtenido sustanciales logros en el campo de la salud, a expensas de diferentes acciones que constituyen hoy día potencialidades para el incremento de la promoción de salud y prevención de enfermedades, con el fin de alcanzar un desarrollo integral y sostenible, que garantice una vida saludable.

Las acciones de educación para la salud se realizan en todas las unidades del sistema, pero no siempre cumplen los requisitos de calidad indispensables para modificar actitudes y conductas de la población con respecto a la salud bucal.

Tanto las medidas higiénicas como el uso, cuidado y conservación de las prótesis dentales son un tema de gran importancia para los portadores de éstas, pues sólo aplicando lo establecido podrán evitar las caries dentales en los dientes pilares y la aparición de lesiones premalignas.

La tarea de brindar estos conocimientos es responsabilidad plena de todos los especialistas, estomatólogos y técnicos de atención estomatológica, sin excluir de ello al personal en información.

Sobre la base de lo anteriormente expuesto fue que decidimos emprender este trabajo en un grupo de pacientes con prótesis dentales removibles, a fin de determinar su nivel de conocimientos y hábitos relacionados con el uso, cuidado y conservación de las piezas dentarias artificiales.

Definicion

Llamamos prótesis a todo elemento artificial que sirve para reemplazar una parte de nuestro cuerpo perdida o dañada. Sabemos que los dientes y las muelas se pueden y de hecho se pierden. Los dentistas nos esforzamos en convencer a todo el mundo que el correcto cuidado de la boca puede evitar que esto suceda. Sin embargo, hay que ser realistas y en la práctica una parte importante de nuestro trabajo consiste en reponer piezas que se han perdido.

   Es muy importante tener en cuenta que la prótesis dental es parte de un tratamiento cuya finalidad es devolver a la normalidad una máquina dañada. La boca es un aparato que se mueve, nuestros dientes no son un mero decorado sino que realizan una función, masticar los alimentos. Las piezas dentarias se apoyan unas en las otras y además engranan con las opuestas. Si perdemos una de ellas, las demás se mueven, no están fijas en el hueso como postes clavados en la tierra. La prueba es que a los niños podemos moverles los dientes y colocarlos correctamente.

   Además hay un complejo sistema de músculos que mueven la mandíbula y una articulación también bastante complicada sobre la que ésta gira. Antes hemos explicado cómo son los dientes, están vivos, se relacionan con el hueso que los rodea y con la encía. Esta visión global de nuestra boca puede ayudarnos a entender que su arreglo no es tan simple como a veces parece. Existe una red de relaciones entre todos los elementos que hemos citado, un diente mal puesto o con una forma ligeramente incorrecta puede dañar la articulación (¡y nos dolerá el oído!). Tampoco podemos tratar los dientes de cualquier manera, si ponemos demasiado peso en una muela se moverá y dolerá, si construimos una dentadura en la boca de una persona que tenga las encías enfermas, al cabo del tiempo se caerán todas nuestras magníficas edificaciones. La mecánica de este aparato es biológica, no puramente física. Y los dentistas hemos sido formados para entender cómo todo esto funciona. Y al estar hablando de una parte del cuerpo humano estamos hablando de salud. Devolver la boca a su estado inicial después de que se haya estropeado es curar la boca. Y la prótesis, es decir, los dientes artificiales que tengamos que colocar es 'Odontología'
parte de este proceso curativo.

   Así que prótesis dental es lo mismo que dientes artificiales. Hay de muchos tipos, fijos, removibles, con implantes... Se utilizan diferentes materiales: resinas, porcelanas, metales, últimamente fibra de carbono, fibra de vidrio... Los resultados estéticos y funcionales que conseguimos son espectaculares. Es importantísimo también tener en cuenta que una vez restaurada una boca hay que cuidarla. Pensemos que las mismas causas que han producido un deterioro pueden volver a producirlo, luego también tenemos que eliminar estas causas.

Cómo se reponen las muelas perdidas.
La prótesis. La oclusión

   Existen dos tipos de tratamientos para reponer las piezas que se hayan perdido. Podemos utilizar prótesis fijas o prótesis de quita y pon.

   Primero vamos a explicar lo que es una funda. Consiste en una muela artificial hueca. Se coloca sobre un diente natural que previamente ha tenido que ser tallado para dejar espacio al grosor del material de la prótesis. La forma que el dentista debe darle a la pieza tallada está muy estudiada. Tiene que ser un tronco de cono. Sus paredes han de ser ligeramente inclinadas, para permitir que la funda entre, pero cuanto más rectas, mejor se aguantará la funda. No debemos tallar ni mucho, para no destrozar la muela, o llegar al nervio, ni poco, o la funda quedaría muy gruesa. Como siempre, las fundas tienen que ajustar bien en el cuello de los dientes, para que no se originen caries en el futuro. También deben encajar bien con la muela contraria. A esto le llamamos "ocluir". Una oclusión correcta no es más que un buen encaje de las muelas de arriba con las de abajo.

   Los dentistas ponemos fundas individuales cuando queremos cambiar la forma de un diente generalmente por estética. O, como dijimos antes, después de una endodoncia, para evitar la rotura de una pieza frágil.

   Un puente, o prótesis fija, consiste en dos fundas unidas a una pieza intermedia, o más, que queda sobre la encía, tocándola pero sin unirse a ella. De este modo reponemos muelas perdidas, aguantándolas con las que nos quedan. Debajo del puente hay un espacio, que procuramos disimular haciendo que toque la encía en la parte exterior, pero que hoy día nos interesa que quede abierto para limpiarlo. Ya dijimos que el objeto de la limpieza es la eliminación de la placa, no sólo de los restos de alimentos como se creía antes. Los espacios abiertos en la boca son incómodos, pero son higiénicos.

   Si no tenemos piezas que nos sirvan de asidero, tenemos que hacer dentaduras de quita y pon, paladares de plástico (dentaduras) o de metal (esqueléticos).

   Si nos quedan algunas piezas, se aguantarán con ganchos. Si es una completa, tiene que adaptarse muy bien a todos los tejidos que se mueven en la boca para hacer ventosa. En las dentaduras completas, la buena oclusión es muy importante para que al masticar, los dientes no tropiecen haciendo que se suelten.

'Odontología'
CORONAS Y PUENTES.

Los tratamientos de restauración tales como las coronas y puentes, reemplazan los dientes dañados o perdidos, brindando una estética similar. Cuando hay daño o pérdida, es importante reparar o reemplazar dicho diente con otro artificial. Esto no sólo mejora la apariencia, sino que también devuelve una completa salud bucal.

'Odontología'

Coronas: llamadas también fundas, son coberturas artificiales que recubren la parte visible del diente. Pueden ser de metal, porcelana, acrílico o mixtas. Son necesarias cuando el diente fue sometido a un tratamiento de conducto, cuando tiene muchas obturaciones (arreglos), cuando esta decolorado, desalineado o roto.
Como se hace una corona:
1*) Su dentista toma una impresión preliminar o molde del diente, para preparar una corona provisoria o temporaria. 2*) Administra anestesia local, talla o esculpe dando forma de pivote o muñón al diente dañado para dar lugar a la corona. 3*) Se toma el molde o impresión del pivote y los dientes lindantes para enviarla al laboratorio dental. 4*) se coloca la corona temporaria para proteger al muñón de las bacterias y de los cambios de temperatura. 5*) En una próxima visita, el Dentista reemplazará la corona provisoria por la definitiva, cementará y ajustará ésta con respecto a su oclusión y contactos vecinos. En este momento su corona lucirá como un diente natural.
Las coronas brindan una larga resistencia y duración, por lo general de 10 años con el debido control del profesional y recubren al diente debilitado protegiéndolo de futuros daños.

'Odontología'
Puentes: son el sustituto artificial que reemplaza uno o más dientes naturales. Para reemplazar el diente perdido mediante un puente, los dientes remanentes a ambos lados del faltante deben ser preparados para colocarles

coronas. El reemplazo del diente y dos coronas son preparadas y colocadas en la boca como una sola unidad, la cual es cementada a los muñones vecinos. Este puente una vez cementado, no es removido por el paciente.
El trabajo profesional es similar al de una corona, pero con un tiempo un poco más largo para la construcción de un puente.
En algunos casos, un puente de unión a base de resina, llamado puente Maryland puede ser usado. No necesita el desgaste de dientes vecinos ni preparaciones extensivas. Su Dentista puede determinar si este método 'Odontología'
terapéutico es adecuado para Ud..
Los puentes pueden ser soportados por Implantes Dentales Oseointegrados; ver el cap. referente a Implantes.
Es muy importante mantener la limpieza de los dientes naturales, coronas y puentes que Ud. posea en su boca. Es aconsejable cepillarse 2 veces por día para mantener la higjiene bucal, usando cepillos, hilo dental y duchas o rociadores acuosos. Recuerde que el éxito o fracaso de sus coronas o puentes dependen en gran medida del cuidado que Ud. se proponga y de las visitas periódicas a su Dentista. ¡Su salud bucal y apariencia justifican el esfuerzo!.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo y transversal en una muestra de 100 portadores de prótesis, que acudieron a la clinica dental Dr. Gaston Meza A. en la ciudad de Alajuela en los meses de setiembre, octubre y noviembre del 2003.

A los efectos de la investigación se diseñó un formulario que recogía los datos generales de los pacientes, las técnicas de educación para la salud a través de las cuales habían recibido la información y otras preguntas acerca del uso y cuidado de la prótesis dental.

La información obtenida se presentara acontinuacion:

Resultados

El uso de prótesis (tabla 1) predominó en los pacientes de 45-60 años y del sexo masculino.

     Tabla 1.  Pacientes portadores de prótesis según sexo y edad

 

Total

Sexo

Edad en
 años

No.

%

Masculino

Femenino

 

 

 

No.

%

No.

%

16 - 30

11

11,0

7

7,0

4

4,0

31 - 45

35

35,0

16

16,0

29

29,0

45 - 60

39

39,0

28

28,0

11

11,0

61 - 75

12

12,0

7

7,0

5

5,0

75 y más

3

3,0

-

-

3

3,0

Total

100

100,0

58

58,0

42

42,0

En cuanto a los años de evolución (tabla 2), fue llamativo que sólo 16,0 % de la muestra portara aparatos protésicos dentro del tiempo adecuado para su utilización, pues el mayor porcentaje correspondió a los portadores de éstos por más de dos décadas.

      Tabla 2. Años de evolución de los portadores de prótesis

Años de evolución

No.

%

Hasta 5

16

16,0

6 - 10

22

22,0

11 - 15

19

19,0

16 - 20

19

19,0

Más de 20

24

24,0

Total

100

100,0

Casi la tercera parte de los pacientes (tabla 3) manifestaron haber recibido orientación sobre el uso, cuidado y conservación de las prótesis dentales a través de entrevistas educativas, es decir, por instrucciones del equipo de salud; pero un número mayor no respondió a mecanismo alguno de educación sanitaria.

         Tabla 3. Mecanismos de educación sanitaria

Mecanismos

No.

%

Entrevistas educativas

30

30,0

Revistas, periódicos

8

8,0

Radio

15

15,0

Charlas

10

10,0

Audiencias sanitarias

-

-

Otros

-

-

No responden

37

37,0

Total

100

100,0

En la tabla 4 se relacionan los hábitos y cuidados seguidos por los integrantes de la serie para conservar sus prótesis dentales, que si bien en muchos casos eran correctos (como retirarlas para el cepillado), en otros contribuían al daño de la mucosa bucal (como permanecer con ellas durante el sueño).

   Tabla 4.  Hábitos y cuidados en relación con los aparatos protésicos

 

 

Retirada de la prótesis para el cepillado

Retirada de la prótesis para el sueño nocturno

Introducción de la prótesis en agua para el sueño nocturno

Frecuencia

No.

%

No.

%

No.

%

Siempre

86

86,0

27

27,0

22

 22,0

Nunca

14

 14,0

69

 69,0

78

 78,0

En ocasiones

-

-

     4

   4,0

-

-

Total

100

100,0

100

100,0

100

100,0

Entre las causas que promovieron las visitas al odontologo (tabla 5) prevalecieron las molestias atribuibles a las prótesis en 42 pacientes (42,0 %), seguidas de cerca por su rotura en 40 (40,0 %) y en último lugar por su revisión periódica en 18 (18,0 %).

      Tabla 5. Causas de la visita a consultas

Causas

No.

%

Periódicamente a revisarla

18

18

Si causa molestia

42

42

Si se rompe

40

40

Total

100

100

Conclusión

El hecho de haber encontrado una primacía del uso de aparatos protésicos a partir de la cuarta y hasta la sexta décadas de la vida, corrobora lo planteado en relación con la mayor pérdida de los dientes a medida que va aumentando la edad, como resultado del incremento de las enfermedades periodontales. De igual forma, su predominio en el sexo masculino reafirma una vez más que los varones son menos presumidos y cuidadosos de la estética facial en comparación con las mujeres.

En nuestra casuística, el menor número de pacientes portaba prótesis desde hacía 5 años o menos, es decir, en el intervalo previsto como adecuado; sin embargo, la mayor cifra usaba dichos aparatos durante más de dos décadas, en detrimento de los tejidos de soporte.

A nuestro juicio, era elevado el porcentaje de personas entrevistadas que no tenían conocimiento alguno sobre el uso, cuidado y conservación de las prótesis dentales, lo cual reveló la imperiosidad de intensificar las acciones sanitarias en este sentido por todos los medios de difusión masiva y otros mecanismos orientadores y de educación para la salud, pues incluso fue nula la respuesta en la categoría de audiencias sanitarias en el nivel primario de atención; de ahí que más de la mitad de los encuestados no retirara el aparato protésico para el sueño nocturno ni lo protegiera de una desecación prolongada.

Retirar la prótesis para cepillarla, garantiza no sólo una mejor higiene de ésta y de los dientes remanentes, sino la prevención de caries dentales, toda vez que la destrucción de las estructuras dentarias es el resultado de la acción bacteriana 7 y no del aparato protésico como tal, de modo que cepillándolo bien se logra eliminar la placa dentobacteriana. Según estudios al respecto, más de la mitad de los portadores de prótesis no la cepillan 4 veces al día (después del desayuno, almuerzo y comida y antes de acostarse), y aunque la inmensa mayoría utiliza pasta dental para ello, algunos pacientes emplean sustancias abrasivas que destrozan las superficies masticatorias de estos aparatos.

Retirar la prótesis para el descanso nocturno constituye una medida indispensable para lograr que la mucosa bucal reciba el descanso necesario ante los cambios hísticos que ésta provoca con el uso continuo, pero apenas un poco más de una cuarta parte de nuestra serie cumplía ese requisito.

De nuestros hallazgos se infiere que es preciso brindar a la población portadora de prótesis dental, la educación y motivación imprescindibles para mantener un correcto uso, cuidado y conservación del aparato protésico, convencidos de que el incumplimiento de estos aspectos influye en la prevalencia y gravedad de algunas enfermedades periodontales; razón por la cual se impone acudir al protesista o estomatólogo para revisarlo periódicamente y no sólo porque origine molestias o se haya roto.

Referencias bibliográficas

Salleras San Martín L. Educación Sanitaria: principios, métodos y aplicaciones. 2 ed.

Sosa Rosales M, Mojaiber de la Peña A. Análisis de la situación de salud en las comunidades. Componente Bucal. 1998: 10-5.

López Lázaro JF. Prótesis odontológica. En: Marcané Martínez A. Tratamiento de odontología. 3 ed.

Carga inmediata en implantologia oral protologos diagnosticos quirurgicos y proteicos. de Alberto Horacio Bechelli.

Odontologia restauradora contemporanea. Implantes y Estetica. de Fernandez Bodereau.

Atlas en color de cirugía implantológica dental. Editorial Médica Panamericana.

Periodontología clínica e implantología odontológica. Editorial Médica Panamericana.

OBJETIVOS

  • Analizar las técnicas de almacenamiento, distribución y control de existencias de los elementos consumibles relacionados con el taller y el laboratorio de prótesis dentales.

  • Analizar la estructura orgánica y funcional de los centros, servicios y unidades del sector sanitario y la normativa vigente relacionada con temas de seguridad, higiene y documentación clínica y administrativa.

Tema:

Protesis Odontologica

23' 5e 'July' 5e '2004