Odisea; Homero

Literatura antigua universal. Letras griegas. Épica. Mitos. Poemas épicos. Ulises. Viajes. Cíclopes. Circe. Calipso. Ítaca

  • Enviado por: Gonzalo
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 15 páginas
publicidad

EL SAQUEO DE CIUDADES

Ulises y su flota navegaron a tracia cerca de la ciudad de Ismaro situada entre las montañas del mar. Fueron a saquear ese lugar, consiguieron vino muy cargado y el rebaño bien cebado. Ulises les sugirió irse lo más rápido posible pero no le hicieron caso y se quedaron comiendo y bebiendo toda la noche.

Después de lo sucedido encontraron una ciudad que se llamaba Lotofagos. Encontraron el fruto de loto y todos lo comieron, por ende cayeron en su efecto que era olvidar el pasado y perder el deseo de la vida activa.

LOS CÍCLOPES

Después de navegar por mucho tiempo encuentran un islote y ven que no había gente así que se quedan a dormir. En la mañana siguiente un gigante los encuentra y se dan cuenta de que están en la tierra de los cíclopes hijos de Poseidón.

Los cíclopes los encierran en una cueva y la tapan con una roca gigante, no podían salir, en el fondo de la cueva había una cachiporra de olivo.

Ulises se la da a un cíclope y este queda encantado con su sabor. Ulises y su tripulación esperaron a que tome mucho para que este un poco cansado para incrustar un palo muy grande en su único ojo dejándolo ciego.

El cíclope pide a Poseidón, su padre, ayuda; mientras el hacia esto Ulises y su tripulación se escapan de la isla. Como el cíclope le pido ayuda a su padre él mandó una gran tormenta.

EL SEÑOR DE LOS VIENTOS

Llegaron a Elolia, la isla del señor de los vientos, allí el rey Eolo cobijó a Ulises y su tripulación por un mes, cuando ya iban a partir Eolo le dió a Ulises un odre pero le dijo que no lo abriera bajo ninguna circunstancia por que estaban todos los mugidores vientos del mundo.

Mientras navegaban Ulises se quedó dormido y su tripulación abrió el odre por curiosidad y desataron la ira de los dioses.

Después de mucho días de tormenta llegaron a la isla del rey Eolo pero esta vez no los dejo pasar en cambio los echo muy molesto.

Después de esta escena llegaron a una isla, Ulises mandó a 3 de sus hombre a investigar y se encontraron con una muchacha que les dijo que buscaban a su padre y les dijo que la siguieran, después de un tiempo de viaje llegaron a un palacio con grandes divisiones y llegaron donde el rey Antífates quien cogió a uno de los hombre y lo mato de manera cruel los otros 2 hombres apenas pudieron escapar pero el rey llamó a otros hombre y estos los siguieron hasta la nave donde empezaron a tirar piedrazas. Ulises mando a escapar y lo hicieron pero se dieron cuenta que Poseidón escucho las plegaria de su hijo cíclope por que ya no tenían 12 naves sino 1.

LA HECHICERA CiRCE

La poca tripulación de Ulises llegó a otra bahía donde se quedaron por dos días y dos noches, pero en el tercer día Ulises se cansó y tomó su espada y su lanza, dejando a toda su tripulación y se encaminó en busca de algún sitio alto, desde el cual pudiera ver toda la bahía.

Al regresar, encontró a sus compañeros demasiado cansados como para interesarse por lo que había encontrado. Al ver esto, los levantó y los dividió en dos grupos, uno se quedó con él, y el otro grupo se fue con Eurílico como su capitán. El grupo de Eurílico se fue a un castillo donde estaba la bruja Hechicera Circe, y los convirtió en animalitos.

Luego de algunos días de ausencia, Ulises decide ir al palacio de Circe a ver que pasaba. Al llegar, encuentra al grupo de Eurílico convertido en animales. Ulises, le pone una trampa a Circe para poder convertir a su tripulación en personas nuevamente. Circe los invita a quedarse unos días mas. Ulises aceptó y hubo uno gran fiesta

EL REINO DE LOS MUERTOS

Pasaron los días en el palacio de Circe, y como estaba encantado pasó un año sin que se dieran cuenta. Al darse cuenta del tiempo transcurrido, Ulises fue ha hablar con Circe para despedirse y ésta le dijo que tenía que ir donde Hades e invocar al espíritu de Tiresias, el profeta ciego de Tebas para averiguar lo que necesitaba saber. Ulises se asustó porque no sabía como hacer para ir al reino de los muertos y regresar con vida, peor Circe le explico por donde ir, que tenía que hacer dándole una oveja y un carnero negro para darlos como un sacrificio en un buen momento.

Para poder entrar al reino de los muertos, sacrificaron a la oveja y al carnero. Al hacer eso, muchos espíritus empezaron a salir, uno de ellos fue el del joven Elpénor que murió en el camino, le pidió que quemaran su cuerpo porque sino no iba a poder relacionarse con otros espíritus. Después de otros espíritus apareció por fin el espíritu del profeta ciego quien le pidió a Ulises que dejara de beber. Después de eso, hablo con voz de vidente, y le dijo que Poseidón estaba aún molesto por haber cegado a su hijo y que pondrá obstáculos en su camino de regreso a Ítaca.

Después de hablar con Hades, regresaron a donde Circe.

PELIGROS DEL MAR

La noche que llegaron al palacio de Circe disfrutaron de un banquete y a la mañana siguiente zarparon a Ítaca para volver a sus hogares.

Circe les mando unos vientos que los ayudarían. En el camino divisaron a lo lejos una isla de donde venían unos cantos muy suaves de unas sirenas, Circe les había dicho que no se acercaran mucho por que estas sirena los mataban, como Ulises estaba quedando encantado con sus voces le dijo a sus hombres que lo amarraran al mástil y no lo dejaran ir hasta que estén muy lejos de la isla pero la tentación lo gano y ordeno a sus hombres que lo desaten. Pero sus hombres no podían oír a su jefe porque tenían cera en los oídos y se alejaron de la isla. Después se sacaron la cera de los oídos y desataron a Ulises, quien estaba frustrado.

Después de un tiempo vieron unos peñascos negros y a la izquierda de los peñascos, un remolino, donde estaba Caribdis En el peñasco derecho había una cueva, donde había un monstruo de 6 cabezas, 6 bocas, tres hileras de afilados dientes y tenía 12 tentáculos. Este monstruo se llamaba Escila. Ulises sabía que no se debía acercar porque podía aplastarlo con sus tentáculos ya que Circe se había percatado de ello. Escila estaba en el medio del mar, flotando. Solo había una forma de pasar: entre Escila y Caribdis. Que era capaz de tragarse a cualquier nave que cayera en sus garras y Escila solo se tragaba a algunos hombres. Acercaron el barco a la roca de la derecha. Avanzaron por el estrecho y fácilmente salieron de él y Ulises llego a la isla de calipso.

TELEMARCO BUSCA A SU PADRE

Se quedaron 7 años en la isla de calipso. Calipso estaba enamorada de Ulises y se volvieron amantes pero Ulises solo quería regresar a Itaca donde lo esperaban su esposa Penélope, su madre Anticlea, su padre Alertes y su hijo Telémaco.

Como Ulises no estaba y pensaban que no iba a llegar, los jóvenes del pueblo pretendían a Penélope. Un día todos fueron al palacio a pedir la mano a Penélope y le dijeron que debería elegir, como ella no quería casarse les dijo que lo decidiría cuando terminara el paño de hilo que estaba amortajando. Para alargar el día de la decisión lo que tejía por el día lo destejía por la noche pero una esclava que pensaba que la trataban injustamente revelo el secreto pero Penélope se las arreglo para tener que elegir.

Atenea bajo del Olimpo hacia Ítaca para convencer a Telémaco de ir a buscar a su padre. Pero para hacer eso bajo como un estrella fugaz y tomo el cuerpo de Mentes amigo de Ulises y así penetro el palacio por eso pudo hablar con Telémaco y lo convenció de ir a buscar a Néstor y a Menéalo para preguntarles sobre su padre.

Pidió una nave para zarpar en la mañana. A la mañana siguiente se encontraban en la ciudad de Néstor pero no les pudo decir nada nuevo.

Después de 2 días de viaje llegaron a la ciudad de Menéalo donde les dieron ropa y comida. Se quedaron toda la noche tratando de descifrar el paradero de Ulises. Menéalo le contó una historia y luego por fin le dijo que Ulises estaba en la isla remota de Calipso en cual permanecía cautivo. Telémaco le preguntó como llegar donde Ulises pero Menéalo le dijo que sería imposible pero que si los Dioses lo han mantenido vivo es por que quieren que regrese sano y salvo a su hogar por eso Telémaco se conformo.

ADIOS A CALIPSO

Los dioses mandaron a Hermes el dios mensajero para que le dijera a la ninfa Calipso que ya que Telémaco buscaba a su padre los dioses le exigen que deje libre a Ulises. Calipso acepto muy apenada y le dió a Ulises madera para que construya su nave y pueda zarpar después de 5 días .

Navego por 7 jornadas hasta que por fin encontró un lugar que le parecía conocido cuando se acercaba, Poseidón lo vio y le mando unas tormentas muy fuertes que destruyeron su nave. Mientras que nadaba luchando por su vida encontró a Ino la diosa marina que le dijo que se quitara la ropa y se pusiera su velo en la cintura, que nadara hasta la orilla y se quite el velo y lo tire hacia el mar mirando la arena. Y eso hizo.

Camino hacia adentro y encontró hojas secas y se cubrió con ellas, la diosa Atenea le serró los ojos para que durmiera.

LA HIJA DEL REY

En la isla en la que Ulises dormía había un palacio donde la princesa soñaba que habían hombres esperando casarse con ella y que tenia que lavar sus vestidos, obviamente esto fue obra de la diosa Atenea. Cuando la princesa despertó le pidió a su padre un carro para ir al río para lavar su ropa y eso sucedió. Cuando terminaron fueron a la orilla y jugaron con una pelota, la diosa Atenea hizo a la princesa errar y desviar la pelota al fondo del mar, por eso las mujeres empezaron a gritar lo que despertó a Ulises que salió de entre las ramas todavía medio dormido. La mujeres ayudantas de la princesa corrieron atemorizadas pero la princesa no se movió y logro hablar con Ulises y brindarle ropa y comida.

Mientras el comía las ayudantas recogían la ropa y la llevaban a la carroza ya lista para irse y la princesa le dijo a Ulises que siguiera su carroza hasta que llegaran a las puertas de la ciudad y dejara a la carroza pasar y esperara algun tiempo prudente y después entrar a la cuidad le pidiera a alguien el camino hacia el castillo y entrara y mas adentro encontrarás a mi madre y dijera su súplica que era que lo ayudaran para irse a su amada tierra Ítaca.

Al llegar donde la madre de la princesa le pidió que lo ayudaran y el rey al oír eso acepto sin protestar. Lo mantuvieron en el palacio por una noche y a la siguiente hablarían de la nave tripulada que necesitaría.

LOS JUEGOS FEASIOS

Al día siguiente después de almorzar hubieron los juegos Feasios que eran carreras, lucha y lanzamiento de disco. Ulises no quiso participar hasta que un lugareño lo ofendió por que Ulises era musculoso y no quería participar así que Ulises muy enojado venció a todos.

Después de la cena Ulises se encontró con una nave equipada con remeros, ropa y comida, después de arreglar la nave Ulises y su nueva tripulación zarparon a Ítaca. Ulises se quedo dormido durante el viaje.

EL REGRESO A ÍTACA

Atenea hizo que Ulises se despertara en Ítaca junto a todos los tesoros obsequiados por Alcínoo. Cuando el despertó se encontró en un lugar desconocido y pensó que los feasios lo habían traicionado, pero Atenea apareció y le explicó lo sucedido y Ulises pensó en ir al palacio pero Atenea le quito la joven apariencia y la convirtió en un mendigo, después escondió sus tesoros en una cueva. Hecho esto Ulises siguiendo las ordenes de la diosa fué donde su portero Eumeo y éste lo recibió con felicidad pero aún sin saber su verdadera identidad.

Una vez que Atenea ya se había ocupado de Ulises fué donde Telémaco que se encontraba en el palacio de Menelao y le dijo que debía regresar a Ítaca. Telémaco le dijo esto a Menéalo y él le preparo una nave y le dió muchos regalos. Cuando llegaron a Ítaca Telémaco fué donde Eumeo como Atenea le ordeno también.

Ulises se encontró con Telémaco en la granja de Eumeo y se sentaron a comer, después de un rato Atenea apareció pero sólo Ulises y los perros la veían, ella le dijo a Ulises que se presentara como él realmente era y eso hizo. Con Telémaco idearon un plan para deshacerse de los pretendientes que consistía que Ulises le daba una señal a su hijo y El escondía las armas.

EL MENDIGO EN EL RINCÓN

Penélope recibió a Telémaco molesta y con llantos de alegría, él le contó de las buenas nuevas de su padre.

Mientras tanto Ulises le pedía instrucciones al porquero sobre como llegar al palacio y Eumeo lo acompaño. un hombre se les cruzo en el camino y sin saber que estaba frente a Ulises y lo insulto. Más adelante en los patios del palacio encontraron a un perro viejo y escuálido, Ulises se dió cuenta de que era su perro Argos pero no dijo nada para no descubrirse.

Se sentó en una esquina del salón y comió cerdo. Un rato después lo botaron del salón por pedir limosna y al rato de estar sentado afuera se encontró con otro mendigo que estaba dispuesto a pelear por el asiento en el que Ulises se sentaba. Por supuesto la pelea no duro mucho y Ulises ganó.

En la noche cuando los pretendientes se fuero a sus casas a dormir Ulises habló con Penélope, ella le preguntó que sabía de Ulises y él lo describió con uno de los mantos que Penélope le regalo. Terminada su conversación llamó a Euridice y le pide que le lave los pies, Euridice nota que es Ulises y luego lava sus pies.

EL CONCUERSO DE TIRO AL ARCO

Cuando Ulises se despertó todos los trabajadores trabajaban para la comida de los pretendientes. Mas tarde vinieron todos y se sentaron a comer después vino un vidente y les dijo que se acercaba la muerte de todos lo pretendientes pero ellos no le hicieron caso, luego vino Penélope y los desafió a armar el arco de Ulises y disparas en un cofre. Primero lo hizo Telémaco pero no lo termino por que su padre le hizo unas señas, siguientes fueron todos los pretendientes y todos fallaron, uno de ellos dijo que debían suavizar el arco por que estaba muy duro por su vejes y seria imposible armarlo así, así que lo suavizaron pero igual no pudieron.

Eumeo y su amigo salieron ya aburridos de los intentos fallidos de los pretendientes, Ulises se paro y los siguió hacia fuera revelándoles su verdadera identidad y le pidió a Eumeo que él diera el arco y flecha cuando Ulises pidiera una oportunidad y a su amigo que cerrara las puertas del patio.

Como era debido Ulises armo el arco y disparó bién pero como premio le dieron el arco que a él pertenecía.

LA MATANZA DE LOS PRETENDIENTES

Como lo habían planeado, Ulises y Telémaco dispararon a los pretendientes con flechas, pero los pretendientes se dieron cuenta que no estaban las armas que deberían de estar colgadas en la pared y pidieron a Melantio, que sabia donde estaban escondidas las armas, que se las dieran y se las dió para que se cubrieran . Ulises mandó a Eumeo y su amigo que los descubrieran y después de esto vino la diosa Atenea a alentarlos en forma de un amigo de Ulises. Después Atenea se convirtió en golondrina y se paro en la viga principal. Por fin acabo la batalla y Ulises y sus amigos ganaron.

La nodriza se dió cuenta de que estaba frente a Ulises y corrió a darle la noticia a Penélope que soñaba bajo el somnífero que Atenea le dió a Penélope para que no sintiera la batalla. Penélope no le creía a Ulises que en realidad era él, pero le tendió una trampa diciendo que bajaran su lecho. Ulises no cayo en la trampa y Penélope por fin le creyó y lleno el vació que tenia dentro, vacío que pertenecía a Ulises.

PAZ EN LAS ISLAS

Ulises, Telémaco y Eumeo fueron a la granja familiar donde se encontraba Laertes padre de Ulises, pasando los últimos momentos de su vida .

Ulises nuevamente se hizo pasar por otro, pero luego de muy poco tiempo le revelo su identidad, fueron a almorzar la comida que Telémaco y Eumeo habían preparado para ellos, cuando estaban a punto de empezar a comer llegó Diolo con sus hijos.

Mientras comían llegaron los padres de los pretendientes para vengarse de Ulises por matar a sus hijos. Algunos se fueron y otros no y con ellos hubo uno batalla, pero llego Atenea y todos los forasteros se fueron muy rápidamente.

Desde allí hay paz en las islas.