Obtención de energía

Tecnología. Energía. Electricidad. Crisis energética. Fuentes energéticas. Centrales eléctricas en Argentina

  • Enviado por: PeKe
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Programa Superior Universitario en Gestión Empresarial
CEAC
Gracias a este programa superior aprenderás las acciones relacionadas con la gestión financiera de una empresa, la...
Solicita InformaciÓn

Gestión del Tiempo y del Estrés
Accerto
Dirigido a profesionales en activo que quieren equilibrar lo personal y lo profesional para incrementar la...
Solicita InformaciÓn

publicidad

OBTENCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

Índice:

Capitulo 1 - página 4

Título: Formas de obtener energía - página 4

Subtítulo: Fuentes de energía - página 4

Subtítulo: Fuentes de energía alternativas - página 4

Subtítulo: Fuentes de energía comunes o convencionales - página 5

Capítulo 2 - página 6

Título: Energía en la Argentina - página 6

Subtítulo: Formas de obtener energía eléctrica - página 6

Subtítulo: Ubicación geográfica y nombre de las centrales - página 6

Subtítulo: Posibilidades de aprovechamiento de energías alternativas - página 7

Subtítulo: Crisis energética actual - página 7

Capítulo 3 - página 8

Título: Posición de la Iglesia Católica sobre el cuidado de los recursos naturales - página 8

Introducción:

En este informe, tratamos un tema muy reconocido en la actualidad, la energía, ya que el país está atravesando una crisis denominada energética, porque los recursos son explotados excesivamente generando la perdida de los mismos.

Dicho tema fue elegido por la profesora mediante una consigna dada.

Al comenzar la elaboración de este trabajo deducimos que la energía abarca un concepto muy amplio, para todas las especialidades, ya que es una palabra que significa “en acción” y deriva de los vocablos griegos “en” y “ergón”.

Según lo estudiado en la materia: Educación Tecnológica, la energía es la capacidad de un cuerpo o un sistema de producir un trabajo.

La energía puede clasificarse en:

  • Alternativas: fuentes de energía renovables, no contaminantes. Dentro de éstas podemos encontrar: solar, geotérmica, eólica, biomasa y mareomotriz.

  • Comunes o convencionales: son aquellas fuentes que una vez utilizadas no se pueden volver a regenerar, por lo tanto, si se las explota constantemente e inadecuadamente no se podrá producir nuevamente. En este grupo se pueden destacar: termoeléctricas, termonucleares e hidroeléctricas.

En nuestro país se encuentran diversas industrias: pueden ser: nucleares, termoeléctricas, hidroeléctricas, geotérmicas, mareomotrices. Etc. Se distribuyen en distintas zonas del país, esto se debe las características que presenta cada región de dicho territorio, ya que se dedican a la producción de distintos tipo de energía. Ejemplo: en la zona del Sur de Argentina, se hallan centrales eólicas, ya que aprovechan la velocidad del viento, es decir mediante la utilización de la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire.

Capitulo 1.

Formas de obtener energía eléctrica.

En la actualidad, la mayor parte de la energía empleada en el mundo proviene de los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas), que originan graves problemas de contaminación. Para solucionar estos problemas se buscan otras fuentes energéticas alternativas, renovables y de menos impacto sobre el medio ambiente.

La energía se obtiene de los recursos energéticos o fuentes de energía que brinda la naturaleza. Las fuentes de energía no renovables que el hombre ha empleado hasta la actualidad son:

  • Los combustibles fósiles,

  • Los minerales radioactivos.

Las fuentes de energía renovables que se utilizan actualmente son:

  • El sol,

  • El viento,

  • El agua,

  • Los volcanes, géiseles y aguas termales,

  • Organismos vivos,

  • El hidrógeno.

Fuentes de energía.

Son materiales o elementos de donde el hombre obtiene la energía que necesita para el mantenimiento y progreso de la civilización. A través de la historia del hombre, este dispuso en un principio como fuentes de energía, de sus propias fuerzas musculares, de la de ciertos animales, de viento, y de las aguas en movimiento, incluso cabe decir que durante grandes épocas solo la madera podía considerarse una fuente de energía térmica. A partir del siglo XVIII empezó a utilizarse la hulla (carbón fósil, obtenido de vegetales que han sufrido una transformación a través de las eras geológicas), primero en Inglaterra, Francia y Alemania, y más tarde en todos los demás países.

Fuentes de energías alternativas.

En la actualidad se están comenzando a utilizar fuentes de energías renovables, no contaminantes, llamadas energías alternativas, que tienen en común las siguientes características:

  • El recurso energético se encuentra en todo el planeta, lo que permite garantizar la utilización continuada (por ejemplo, el viento y el sol);

  • Las tecnologías de conversión de estas fuentes de energía, como la solar y la eólica, para producir energía eléctrica requieren construcciones relativamente simples;

  • Tienen bajos costos de operación

  • La relativa sencillez de los procesos tecnológicos asociados permite que sean accesibles a los países pobres y de escaso desarrollo industrial;

  • Pueden contribuir al desarrollo regional tanto en zonas agrarias como urbanas;

  • Tienen un reducidísimo impacto ambiental;

  • No se encuentran afectadas por problemas de escasez o agotamiento a largo plazo.

Algunas de las más importantes fuentes de energía alternativa son:

Energía solar: el sol proyecta hacia el espacio un flujo energético de radiaciones electromagnéticas de todas las longitudes de onda. Esta irradiación puede determinarse midiendo la cantidad de luz y calor que llegan a nuestro planeta en un tiempo dado, siempre que se establezca la cantidad de energía reflejada y absorbida por la atmósfera planetaria.

Energía eólica: es la que se obtiene por medio del viento, es decir mediante la utilización de la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire. En la actualidad se utiliza para mover aerogeneradores. En estos la energía eólica mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se hace girar el rotor de un generador, que produce energía eléctrica. Para que su instalación resulte rentable, suelen agruparse en concentraciones denominadas parques eólicos.

Energía mareomotriz: es la que resulta de aprovechar las mareas, es decir, la diferencia de altura media de los mares según la posición de la Tierra y la Luna, y que resulta de la atracción gravitatoria de esta última y del sol, sobre las masas de agua de los mares.

Mediante su acoplamiento a un alternador se puede utilizar el sistema para la generación de electricidad, transformando así la energía mareomotriz en energía eléctrica, una forma energética más útil y aprovechable.

Energía geotérmica: es una energía procedente de los fenómenos térmicos del interior de la corteza terrestre.

Las plantas geotérmicas aprovechan el calor generado por la tierra. En lugares especiales como son capas rocosas porosas y capas rocosas impermeables que atrapan agua y vapor de agua a altas temperaturas y presión y que impiden que estos salgan a la superficie. Si se combinan estas condiciones se produce un yacimiento energético.

Energía biomasa: mediante procesos químicos adecuados de los organismos vivos se obtiene la energía de la biomasa (la biomasa se define como el peso seco de los organismos, una vez que se ha extraído todo el contenido de agua)

Fuentes de energía comunes o convencionales.

Son aquellas fuentes no renovables, es decir, que se originan en procesos naturales que requieren condiciones muy especiales y demoran millones de años en completarse. Es el caso del carbón, el petróleo, el gas natural o mineral, los cuales una vez empleados para obtener energía no se regeneran.

Energía termonucleares: es una energía que contiene los átomos constituyentes de la materia, parte de la cual puede liberarse o ser utilizada.

El generador se mueve con la fuerza ejercida por el vapor de agua que en este caso se obtiene calentando el agua con la energía liberada en forma de calor por el núcleo de un átomo al romperse. Se produce gran cantidad de calor y radiación a partir de fenómenos que ocurren en los átomos. Algunas de las centrales nucleares más importantes de nuestro país son: Atucha 1 y Embalse de Río Tercero.

Energía termoeléctrica: la energía es producida a partir del calor generado al quemar carbón, gas natural o un derivado del petróleo llamado fueloil.

La energía térmica se libera a la caldera donde se queman los combustibles, y pasa a una red de cañerías por las que circula el agua.

Al aumentar su temperatura, el agua se convierte en vapor el cual hace girar a gran velocidad una turbina (son máquinas que poseen palas que, al ser movidas, hacen girar el eje del alternador y provocan el pasaje de una corriente eléctrica), y un dispositivo generador de electricidad unido a ella. El generador se mueve con vapor de agua, que se obtiene calentando el agua con gas, con carbón o con derivados del petróleo.

Energía hidroeléctrica: es aquella que se obtiene de la caída del agua desde cierta altura hasta un nivel inferior, lo que provoca el movimiento de las ruedas hidráulicas o turbinas. La hidroelectricidad es un recurso natural disponible en las zonas que presentan suficiente cantidad de agua. Su desarrollo requiere construir pantanos, presas, canales y la instalación de grandes turbinas.

El aprovechamiento de la energía del agua para generar electricidad es una forma clásica de obtener energía. Alrededor del 20% de la electricidad usada en el mundo procede de esta fuente.

Capítulo 2.

Energía en Argentina:

Dentro del proceso económico moderno, la energía es el elemento más dinámico. Por esta razón, el índice de consumo anual de energía por habitante constituye un dato revelador del grado de desarrollo de un país.

La máxima participación del sector industrial en el consumo energético final se registró a mediados de la década del '60, debido a los requerimientos energéticos de la producción de bienes intermedios (papel, productos químicos, minerales no metálicos y derivados de los metales básicos). En los años '70, en tipo de energía utilizada era la proveniente de los hidrocarburos. A partir de la crisis del petróleo se comenzaron a utilizar fuentes de energía alternativas como la térmica, la nuclear y especialmente la hidroeléctrica. Con la recesión industrial de la década siguiente se redujo el consumo de energía y se mantuvo una tendencia decreciente entre 1980 y 1990. Durante los años '80, el sector más dinámico en el consumo de energía fue el residencial y de servicios.

En los últimos años la expansión de las redes de distribución eléctrica y de gas natural, han permitido la penetración de esta fuente de energía en los usos finales. También se han desarrollado proyectos de otros tipos de energías, como la solar, eólica, geotérmica, hídrica y biomasa.

La republica Argentina dispone de suficientes recursos energéticos para que la mayoría de la población pueda satisfacer sus necesidades y demandas con ellos, pero sin embargo un millón de personas no cuentan con energía eléctrica. Esta población apenas logra satisfacer sus demandas con equipamientos de abastecimiento puntual o combustible. Ante la falta de energía eléctrica, estas poblaciones recurren a la leña como fuente alternativa, muchas veces generando procesos de deforestación y erosión de los suelos.

Formas de obtener energía eléctrica:

Argentina, es un territorio que posee todas las clases (convencionales y alternativas) de yacimientos energéticos que se encuentran disponibles para el hombre. Éste debe hacerse cargo de su uso adecuado para que lo utilice correctamente, ya que debe tener en cuenta la actividad que va a realizar.

Nuestro país utiliza las distintas energías en diferentes zonas:

Alternativas:

Energía eólica: se halla principalmente en el sur de la Patagonia.

Energía mareomotriz: en las Costas Patagónicas y del sur bonaerense.

Energía geotérmica: se localiza en las áreas de Neuquen y en las provincias del noroeste.

Energía solar: está en Corrientes.

Energía biomasa: en las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

Convencionales o comunes:

Energía hidroeléctrica: una de las más importantes es Yacyretá, sobre el Río Paraná.

Energía termoeléctrica: una de las principales se localiza en Río Negro (Sierra Grande).

Energía termonucleares: en Buenos Aires y en Córdoba (Atucha y Embalse).

Ubicación geográfica y nombre de las centrales:

Argentina es un país que contiene gran variedad de centrales energéticas.

En las centrales energéticas se realizan trasformaciones de energía utilizando distintas fuentes. Las centrales tienen grandes alternadores-mecanismos que producen la corriente eléctrica-, movidos por turbinas. De acuerdo con la forma de obtención de energía.

  • Centrales nucleares: la central nuclear de Atucha es una instalación destinada a la producción de energía eléctrica en Argentina. Se encuentra a unos 100 Km. al norte de la ciudad de Buenos Aires.

También hay una central nuclear en Córdoba llamada Embalse de Río Tercero.

  • Centrales hidroeléctricas: este tipo de centrales se instala en áreas mas propicias para ser servidas por este tipo de energías. Se encuentran en lugares como en Florentino Ameguino, la zona de los Cerros Colorados, la Represa de Salto Grande, que se encuentra en la provincia de Entre Ríos, sobre el Río Uruguay; la zona de Yacíreta, sobre el Río Paraná, Río Grande, Los Molinos, Río Cuarto.

  • Centrales eólicas: las áreas mas propicias para este tipo de energía son: la Patagonia (la zona de Chubut).En la costa de Buenos Aires, la región de la Cordillera Central y las sierras de San Luís y Córdoba, la costa bonaerense o la precordillera, Neuquen y Río Negro.

  • Centrales geotérmicas: estas centrales se encuentran en Neuquen, La Rioja y Catamarca.

  • Centrales solares: se hallan en la Provincia de Corrientes, en Cuyo y el Noroeste.

  • Centrales de biomasa: provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos, en el Monte Chaqueño y en la Cordillera Patagónica.

  • Centrales eléctricas: zonas en donde se produce electricidad: Dique la Viña (Mina Clavero), Dique los Molinos, Dique Piedras Moras. El área de Mendoza, sobre el río generador Atual.

  • Centrales termoeléctrica: Chubut, Río Negro, La Plata, Salta, Río Cuarto (ex Arcor)

Posibilidades de aprovechamiento de energías alternativas:

Energía biomasa: tiene diversas posibilidades de aprovechamiento: por combustión directa en cocinas y calefacción, por transformación de la biomasa en carbón vegetal, se utiliza como combustible doméstico o industrial. Una de sus principales ventajas es que contribuye a estabilizar el suelo, detiene la erosión y requiere tecnología poco sofisticadas.

Energía mareomotriz: la gran fuerza del oleaje y de las mareas permiten que las turbinas, ubicadas en regiones de mareas muy vivas, se muevan con la que se generan la corriente atómica.

Energía eólica: nuestro país es uno de los 3 mejores lugares del mundo para aprovechar dicho recurso, ya que demuestra gran cantidad de aerogeneradores de pequeño o gran tamaño que fueron instalados y funcionan actualmente.

Energía solar: la energía del sol, puede aprovecharse directamente o usarse para obtener electricidad utilizando células fotovoltaicas colocadas en paneles solares. Es un sistema caro, pero muy limpio. Argentina tiene las suficientes condiciones para poder aprovechar esta clase de energía.

Energía geotérmica: se utiliza para generar electricidad en las industrias.

Crisis energética actual:

Personas especialistas como geólogos, biólogos, geógrafos, físicos, economistas, ambientalistas, procuran buscar soluciones y alternativas para solucionar en problema energético que en este tiempo enfrenta la Argentina.

En los últimos años la industrialización, dependió de los combustibles fósiles, principalmente del carbón y luego del petróleo.

El 90% aproximadamente del abastecimiento mundial de energía sigue basándose en estas fuentes no renovables. Por otro lado, estas fuentes de energía, son cuestionadas por su responsabilidad en el llamado calentamiento global y el deterioro del ambiente. Esta crisis energética necesita un cambio en la forma de organizar las economías industrializadas.

Capítulo 3

Posición de la Iglesia Católica sobre el cuidado de los recursos naturales:

Desde el comienzo, Juan Pablo II, tuvo particular énfasis en el tema ecológico ya que se mostró preocupado por el uso que los hombres hacen del progreso técnico.

El Papa insiste mucho en el aspecto ético de la crisis ecológica, porque es un problema global, en cuanto todos los seres (animales, plantas, elementos) dependen los unos de los otros según un orden universal que deriva del Creador.

Los recursos naturales son limitados y algunos no son renovables. Es necesario, por lo tanto, respetar la integridad y los ritmos de la naturaleza, dado que el ritmo actual de explotación de algunos recursos naturales pone en serio peligro su disponibilidad no sólo para la presente generación, sino para las futuras.

El ambiente natural es patrimonio del género humano y los bienes de éste mundo. El Papa advierte que los frutos de la tierra deben ser destinados al bien común, en beneficio de todos. En este sentido, la degradación ambiental es un signo de egoísmo por parte del hombre.

En nuestro planeta existe la desigual distribución de la población en las distintas zonas de los países, por lo tanto, no todos tienen el fácil acceso a los recursos disponibles que se encuentran allí. Esta situación crea obstáculos para el desarrollo del crecimiento demográfico.

La amenaza de contaminación natural de las zonas de rápida industrialización cuestiona el sentido auténtico, y particularmente cristiano, del desarrollo humano, en donde el hombre esta amenazado por aquello que produce y los frutos de su ingenio pueden volverse en su contra.

La gravedad que alcanzó el problema ecológico en esta ultima década hace imposible confiar en las soluciones técnicas, que son aquellas que esperan la salvación de nuevos descubrimientos científicos y no exigen modificar los valores de la humanidad. El enfoque ético religioso se hace imprescindible.

Dicha gravedad al ir aumentando año tras año hace que las personas tengan que sacar cuentas para saber cuanto tiempo de sobrevida les queda. Esto fue informado por un científico canadiense que declaró que no podían faltar mas de 20 años para el desastre final, estando las cosas como están.

La única solución estaría en un cambio en profundidad del sistema de valores imperantes que movilicen interiormente al hombre: la verdad, la ética, la religión y los compromisos que de ellas derivan. Para solucionar este tema seria necesario abrir un gran debate interdisciplinar entre economistas, científicos, psicólogos, sociólogos, filósofos y teólogos, sobre cuales debes ser los valores de una sociedad capaz de sobrevivir.

La civilización industrial esta destruyendo los distintos ecosistemas de la tierra como consecuencia del mal uso de los recursos naturales. Por ejemplo se calcula que las reservas de petróleo podrían agotarse en 50 años y las de gas natural en35 años.

La contaminación esta mayormente producida debido a los 500 mil productos sintéticos, fabricados por el hombre, cuyos residuos, son muy difíciles de eliminar.

En fin el ecosistema ha sido creado por Dios, y su mantenimiento depende del uso que tengamos nosotros de la naturaleza, ya que sus recursos deben ser aprovechados adecuadamente sin desperdiciarlos.

Conclusión:

Este trabajo esta basado en lo que está sucediendo actualmente en nuestro país con respecto a la energía.

En Argentina se pueden encontrar grandes cantidades de fuentes energéticas derivadas de distintos recursos, que son aprovechados por las diversas industrias localizadas en las distintas zonas.

Al terminarlo se pudo comprobar que no se esta utilizando de manera adecuada los recursos existentes. Por esta razón se generó una crisis energética de alta gravedad.

El gobierno Argentino y el Papá proponen soluciones para el bien de las personas, ya que cuando se inicia una crisis ecológica, todos los seres vivos se ven afectados por los problemas ambientales que esta produce.

Es tiempo de respetar a la naturaleza y de concientizarnos, ya que depende de nosotros el buen uso de las fuentes energéticas, provenientes de los recursos naturales que nos brinda el medio ambiente.

Tenemos posibilidades de solucionar el problema, tomando medidas justas para obtener un medio ambienta saludable.

1