Obesidad

Trastornos alimentarios. Obesos. Sobrepeso. Antecedentes históricos. Definición. Causas. Metabólicas. Psicológicas. Sedentarias. Neuroendocrinas. Prevención. Soluciones

  • Enviado por: Plasmo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Biología
Biología
La biología es una rama de las ciencias naturales cual objetivo es estudiar a los seres vivos, su origen y su...
Ver más información

Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Que es para ti el tiempo? Tu manejas el tiempo o dejas que el tiempo te maneje y te pones nervioso pensando que no...
Ver más información


INTRODUCCIÓN

La obesidad es un problema de salud, pues es muy alta su relación con diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia y afecciones cardiovasculares; disminuye la esperanza de vida y aumenta notablemente riesgos quirúrgicos. Más allá de una condición patológica individual, el sobrepeso es hoy un grave problema de salud pública.

De ahí la importancia de avanzar en el esclarecimiento de su fisiopatología , factores de riesgo y prevención.

Con el siguiente trabajo de investigación pretendo abordar sus diversos factores: ambientales (balance entre la ingesta y el gasto energético, consumo de alimentos grasosos o muy energéticos, lo cual lleva a la posible influencia de factores psicológicos, sociales y culturales) e intrínsecos (genes que intervienen en la acumulación y distribución de la grasa corporal y su conexión con hormonas y péptidos neuroendocrinos); se plantean asimismo los efectos económicos de la obesidad, por tener un indudable costo en donde se acomodan los gastos inherentes a los esfuerzos para reducir el peso corporal y el deterioro que representa en el estado de salud del individuo y las consecuentes al ausentismo laboral y a la pérdida por muerte prematura.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Por miles de años, los seres humanos no se preocuparon por el exceso de grasa en el cuerpo, porque la obesidad era la forma de acumular reservar de energía cuando había suficiente comida, para sobrevivir cuando escaseaban los alimentos.

Con el surgimiento de las civilizaciones algunos grandes médicos griegos y árabes señalaron que los enfermos con obesidad sufrían muchas enfermedades y vivían menos, pero nunca se prestó la debida atención al exceso de grasa y su daño a la salud.

Inclusive, durante épocas, la figura obesa era sinónimo de salud, y hasta de belleza, lo que se ve reflejado en cuadros de épocas pasadas, que retratan a mujeres obesas como íconos de belleza o glamour.

Fue en este siglo, cuando las compañías de seguros de vida notaron que los obesos morían varios años antes que los delgados, y comenzaron a elevar las primas de seguros a los individuos con exceso de peso, cuando tanto los médicos como los propios interesados comenzaron a preocuparse por la obesidad.

Hoy se sabe que la obesidad, que afecta a una gran parte de la población (en algunos paises uno de cada tres individuo es gordo, en México uno de cada cinco adultos tiene obesidad importante), y que daña la salud, afecta la vida personal, familiar, sexual, laboral y social de quien la sufre, y finalmente acorta la vida

DEFINICIÓN

La obesidad es un exceso de grasa corporal que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo. Paradójicamente, una de las evidencias más frecuentes de la mala nutrición es el sobrepeso.

La obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el Indice de Masa Corporal en el adulto es mayor de 25 unidades.(3)

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.

Quien padece obesidad severa no solo sufre por los daños en su corazón pulmones, huesos y articulaciones etc., sino que vive como minusválidos rechazados por la sociedad, aun por sus familiares, lo que deteriora profundamente su autoestima y lo imposibilita para ser feliz

La Obesidad es una enfermedad por dos motivos principales:

  • Acorta la expectativa de vida.

  • Provoca, complica o agrava otras patologías.

  • Su presencia aumenta el riesgo de incidencia de:

  • Diabetes (azúcar elevada en la sangre)

  • Hipertensión (presión arterial alta)

  • Lesiones de huesos y articulaciones

  • Artritis degenerativa

  • Colelitiasis (piedras en la vesícula)

  • Várices y úlceras varicosas

  • Enfermedades respiratorias (somnolencia, apnea del sueño, ronquido).

  • Tumores malignos en ovarios, útero, senos, próstata y vesícula biliar.

  • Riesgo de accidentes

CAUSAS

Las principales causas puede ser:

Genéticas

Los genes involucrados en la OBESIDAD pueden considerarse como predisponentes y pudieran estar actuando uno o varios de ellos en conjunto y estos son:

Gene

Intervención

Ob

Codifica para elaborar la proteína LEPTINA

Ob-R

Es el gen del receptor de la proteína LEPTINA

Fat

Interviene en la formación de la PROINSULINA

TUb

Se presenta en OBESIDAD y diabetes

TULP 1

Se presenta en OBESIDAD y diabetes

TULP

Se presenta en OBESIDAD y diabetes

AY

Se presenta en OBESIDAD, diabetes

 


Metabólicas

El uso energético de la calorías varia considerablemente entre una persona y otra.

Algunas personas son mas eficientes en lo que se refiere a la utilización de calorías para poder mantener la temperatura corporal y para llevar a cabo los procesos metabólicos.

 

Psicológicas

Recientes descubrimientos han transformado la teoría de que las causas psicológicas pueden desarrollar la obesidad y ahora se considera que los cambios psicológicos en la obesidad, son una consecuencia y no una causa de la misma.

 

Socioculturales

Definitivamente todo el entorno que nos rodea es una gran influencia para desarrollar la OBESIDAD. Todo el entorno social gira alrededor de la comida y la bebida.

La comida se ha vuelto un "premio" al comportamiento. La comida se ha vuelto el "mejor cierre" para un buen negocio. Todas las religiones tienen un entorno con el tipo de comida que deberá de ingerirse (vigilia, kosher, líquidos con luna llena, etc.).

Y así podríamos continuar con varios ejemplos.

 

Sedentarias

El sedentarismo es una de las principales causas de la OBESIDAD. Y está comprobado que la actividad física es uno de los mayores determinantes del uso de la energía del cuerpo. 

El hecho de incrementar la actividad física hace que el cuerpo tenga que utilizar mas calorías y logra que el balance calórico del cuerpo sea mas favorable para no presentar obesidad.

 

Neuroendocrinas

OBESIDAD de origen en el HIPOTALAMO.

Enfermedad de Cushing (niveles altos de cortisol).

Hipotiroidismo (baja de niveles de tiroides).

Síndrome de Ovario poliquistico.

Deficiencia de Hormona de Crecimiento.

 

Medicamentosas

Los antidepresivos de origen tricíclico han demostrado un aumento de grasa y una ganancia de peso importante, presentando cuadro de obesidad.

Los tratamientos largos a base de corticoides han demostrado un aumento de grasa y de peso, también presentando obesidad.

 

Nutrición altamente calórica

Definitivamente el consumo de más calorías que las que nuestro cuerpo requiere provoca que el balance calórico vaya acumulando más calorías y por cada 7 500 calorías que nuestro cuerpo acumule se aumenta 1 Kg. de peso, y esto conduce a un cuadro de obesidad.

 

Multifactoriales

Queda demostrado que en la mayoría de los casos de OBESIDAD, encontraremos un origen multifactorial y esto nos lleva de la mano a que siendo el origen multifactorial, el tratamiento es la mayoría de las veces mas complicado de lo que uno creería

PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD

Son tantas las consecuencias sobre la salud que provoca la obesidad y otros desordenes alimentarios que tarde o temprano vamos a tener alguno de estos problemas, que van minando nuestra salud poco a poco sin que nos demos cuenta o no queramos darnos cuenta.

Definitivamente en la OBESIDAD es más fácil y menos complicado PREVENIR que tratar esta enfermedad.

Tendríamos que empezar por la labor educativa, por enseñar desde pequeños a los niños a conocer los alimentos que les pueden producir daño a corto, mediano y largo plazo. Reforzamiento positivo de sus actitudes sin que estén involucrados los alimentos.

Aprender como algunos alimentos pueden ser substituidos por otros de menor valor calórico y más saludables.

Identificar y modificar patrones de vida que puedan desencadenar en un problema de OBESIDAD. Un cambio gradual en los hábitos de alimentación, disminuir gradualmente el uso de grasas en la alimentación.

Aprender la diferencia entre hambre y antojo. Si se tiene la sensación de traer algo en la boca esto NO es hambre.

Si la sensación viene desde el estomago esto si puede ser hambre, siéntate y disfruta de algún alimento bajo en calorías. Prepara pequeños trozos o cucharaditas y mastica varias veces estos pequeños bocados.

Recuerda que COMER ES UN PLACER CUANDO SE SABE HACER.

Trata de NO comer mientras estas viendo televisión u oyendo radio o leyendo el periódico o una revista o parado junto al refrigerador o en el automóvil. NO cenes en la cama, después de cenar trata de caminar. 

NO dejes que tus emociones te traicionen, ya que siempre lograras el objetivo que te planteaste, la perseverancia te llevara al éxito.

Si te gusta el postre, prepara gelatina baja en calorías con piezas de frutas en su interior y disfrútala. 

Incrementa tu consumo de agua, recuerda que el 85% de nuestro cuerpo son líquidos.

Si tienes mucha hambre y NO quedas satisfecho después de haber intentado lo de los párrafos anteriores, ocupa tu tiempo:

'Obesidad'

Llama por teléfono a un amigo o visita a un vecino.

'Obesidad'

Escribe una carta y verifica tus errores ortográficos.

'Obesidad'

Ve a ver una película (cuidado con comer muchas palomitas).

'Obesidad'

Trata de resolver un crucigrama.

'Obesidad'

Acaba de armar un rompecabezas

'Obesidad'

Organiza las fotos y ponlas en un álbum.

'Obesidad'

Ponte a reorganizar tus cajones de ropa.

SOLUCIONES

Cirugía de la obesidad

Si usted o alguien cercano a usted sufre de obesidad severa y desea superar el problema, la cirugía puede ser la solución. La cirugía no cura la obesidad, pero es un método seguro y confiable para bajar de peso y disminuir los riesgos y enfermedades derivados de la obesidad.

Las técnicas quirúrgicas actuales permiten no solo una operación sin contratiempos y un descenso de peso constante y sostenido, con notable alivio de muchos de los problemas respiratorios, cardiovasculares, óseos, articulares, muchas de las alteraciones químicas y muchos problemas psicológicos que afectan al individuo obeso

La cirugía ha comprobado su efectividad en el tratamiento de la obesidad severa desde 1966; a lo largo de estos años, se han diseñado técnicas cada vez mejores, más seguras y menos traumáticas. El objetivo de una cirugía de la obesidad es ayudar al paciente a modificar sus hábitos gracias a la creación de un estómago pequeño, con que el individuo tiene menos sensación de hambre y al ingerir poco alimento, se siente satisfecho.

Se puede crear un estómago pequeño con varias técnicas quirúrgicas y las más comunes en todo el mundo son:

  • La derivación gástrica

  • La gastroplastía vertical

  • La banda gástrica

En las tres operaciones, para llegar al estómago se requiere un corte vertical de 10-15 cms. que va de la punta del esternón (hueso que esta en el centro del pecho) hacia el ombligo.

En la cirugía de banda gástrica ajustable, la operación se puede hacer por laparoscopia, sin abrir el abdomen. Tanto la banda como los instrumentos para colocarla y fijarla se introducen por pequeños orificios de un centímetro, por lo que esta cirugía se llama de invasión mínima. Además, la banda gástrica ajustable Lap-Band® que se emplea, es la única aprobada por la Secretaría de Salud de México y la Food & Drug Administration de los Estados Unidos de Norteamérica.

La hospitalización es, en la mayor parte de los casos, de 24 a 36 horas.

Es importante que el enfermo tenga un seguimiento continuo y constante, con entrevistas o consultas cada mes cuando menos, tanto para comprobar como baja de peso, como para recibir orientación adecuada respecto a alimentación, ejercicio, cambios de hábito, mejorías de autoestima, etc