Obesidad

Educacion para la salud. Nutrición. Niños obesos. Efectos perjudiciales

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
En este curso de casi 2 horas, el profesor Carlos Millán explica el tema de Cinemática Unidimensional,...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Serie de ejercicios resueltos de Ecuaciones Diferenciales Este curso va ligado al curso actual de Ecuaciones...
Ver más información

publicidad

ESCUELA NACIONAL PREPARATORIA

INSTITUTO AZCAPOTZALCO, A.C.

INTEGRANTES:

GRUPO

MATERIA: EDUCACIÓN PARA LA SALUD

PROFESOR ASESOR:

“COMPARACIÓN DE LOS EFECTOS DEL EJERCICIO FISICO ENTRE UNA PERSONA OBESA Y UNA NO OBESA”.

CICLO ESCOLAR: 2002-2003

Introducción:

La obesidad es un trastorno de la nutrición, por desequilibrio entre el aporte y el gasto energético, en el que intervienen factores endocrinológicos. Esencialmente hay dos tipos de obesidad, la idiopática o constitucional y la sintomática, que a su vez puede ser exógena (por alimentación excesiva) o endógena (por alteraciones del metabolismo. La obesidad puede causar en el organismo graves problemas de orden circulatorio y metabólico. Así, se asocian cardiopatías, hipertensión, arteriosclerosis, diabetes, litiasis biliar, etc. La expectativa de vida está asimismo acortada en las personas obesas. El tratamiento principalmente dietético, con régimen hipocalórico, que puede ir acompañado de actividad física e ingestión de fármacos inhibidores del apetito, que en la actualidad están en boga y que se deberán utilizar de por vida.

Con todo lo anterior, se despertó el interés del equipo por investigar cuáles son los efectos de la obesidad en el humano, lográndose esto a través de la utilización de un sencillo experimento en el cual dos personas, una obesa y una no obesa, deberán realizar un régimen sencillo de ejercicio donde se anotará si existieron molestias al realizarlo y se compararán sus signos vitales, todo esto para hacer conciencia preventiva en los jóvenes para que cuando sean mayores, no tengan repercusiones en su salud.

Marco teórico:

La obesidad se considera con el significado de grasa corporal “excesiva”. Un individuo con exceso de peso no es obeso, aunque su peso sea superior a la medida normal, según una tabla de pesos, sino que tiene exceso de grasa corporal. Una estructura ósea fuerte y musculatura densa, como en el caso de un atleta, hace que aumente el peso mucho más que el indicado como óptimo en cualquier tabla de pesos, pero aún así no se le considera obeso, pues este efecto es debido al aumento de masa muscular y no de grasa corporal. En un esfuerzo por establecer guías más precisas, las autoridades sanitarias proponen los siguientes estándares para el peso: personas con sobrepeso, son aquellas con 10% más de su peso óptimo; obesas con 15% más y las muy obesas 20% más de su peso óptimo.

Un método común mediante el cual se determina la obesidad es la llamada prueba del pellizco, que es una medición de las reservas subcutáneas de grasa. El “pellizco” puede ser en cualquier parte del cuerpo, pero el sitio más común es la parte superior del brazo, sobre los tríceps. En este se tracciona un pliegue de piel y grasa subcutánea, entre el pulgar y el índice. Se obtendrá una medida precisa utilizando aparatos especiales llamados compás (calipers). Por ser el pliegue cutáneo de grosor doble, la mitad de la medida total es el grosor total de la capa de exceso de grasa. En general se considera normal un pliegue que mida entre ½ y 1 pulgada (grosor real ¼ a ½ de pulgada). Un pliegue bastante mayor de una pulgada indica exceso de grasa corporal.

Así pues, la obesidad es un cúmulo de grasa en el tejido subcuntáneo y alrededor de ciertas vísceras y órganos internos de nuestro organismo en cantidad superior a la normalidad fisiológica, a consecuencia de una alteración no sólo del metabolismo de la grasa, sino de todo el metabolismo en general; esta alteración consiste en el aumento de las adquisiciones anabólicas sobre las pérdidas catabólicas de forma que la diferencia se almacena en el

organismo como grasa de reserva.

La causa de esta alteración del metabolismo de las grasas que origina la obesidad recide tanto en el exceso de alimentación como en el reducido consumo catabólico, a consecuencia de una de una vida demasiado sedentaria; así mismo, intervienen las modificaciones de la secreción hormonal por parte de las glándulas endocrinas que influyen, acelerando o retardando, los diversos procesos metabólicos del recambio, Por eso se suelen distinguir dos formas bien diferentes de obesidad: La obesidad esencial o constitucional, en la que no se encuentra ninguna alteración secretor hormonal; suele existir una tendencia a la superalimentación por parte del individuo (obesidad en este caso exógena o alimenticia) y la obesidad endocrina, secundaria o sintomática en la cual la alteración del recambio con el predominio anabólico es secundaria a una disfunción glandular endocrina bien delimitada; entonces la obesidad es un síntoma, una manifestación clínica de una enfermedad endocrina que afecta a una o varias glándulas internas, manifestándose secundariamente por aumento de la tensión arterial (hipertensión arterial) así como dificultad respiratoria (por un síndrome llamado de restricción pulmonar). La obesidad es más frecuente en las zonas urbanas que en las rurales en proporción de 4.9% más frecuente en el sexo femenino, aunque entre estudiantes se ha encontrado que es más frecuentes en los hombres ( esto puede deberse a que cierta edad la mujer se preocupa más por controlar su peso o los cambios hormonales propios de la pubertad ) en la obesidad existen 4 grados:

I Cuando existe un sobrepeso del 10% a 19%

II Cuando existe un sobrepeso del 20% a 29%

III Cuando existe un sobrepeso del 30% a 39%

IV Cuando existe un sobrepeso mayor del 40%

A mayor grado existe mayor desarrollo de tejido adiposo y menor grado de desarrollo muscular así como disminución de la capacidad para el ejercicio, puede haber dificultad respiratoria, constipación ( extreñimento ), así como disminución de la resistencia a las infecciones, la obesidad expone más al individuo a sufrir accidentes y se relaciona con enfermedades como la arterioesclerosis, las enfermedades de las arterias coronarias como la angina de pecho y el infarto del miocardio, la hipertensión arterial, la diabetes, los calculos biliares, varices, pie plano y con la caries dental cuando el individuo ingiere muchos azucares, acorta la vida y aumenta la mortalidad.

La obesidad tiene además repercusiones psicológicas y sociales, por que las personas pueden volverse más susceptibles, retraidas, tener sentimientos de inferioridad relacionados con su aspecto físico, por no poder usar prendas atractivas, no poder incorporarse a actividades deportivas o en algunos empleos podrán ser menos elegibles.

Medidas preventivas: Se debe educar al individuo, si hay alguna alteración metabólica hay que corregirla, respecto al valor nutritivos de los alimentos, con mucha frecuencia hay personas que comen poco y tienen obesidad, Esto se puede deber a que no eligen adecuadamente sus alimentos, a que no hacen ejercicio ni acuden al médico. Hay personas que acuden al uso de masajes, o vibradores que son inefectivos, al igual que la ingestión de limón o vinagre, el tabaco, los laxantes o a los baños de vapor.

Objetivo

Demostrar cómo la obesidad afecta la salud de los seres humanos en su vida diaria.

Hipótesis

El sujeto que se encuentra en su peso ideal es más saludable que el sujeto obeso, ya que esto le permite tener mayor flexibilidad al realizar ejercicio, lo que coadyuva una dieta adecuada, esto se puede comprobar fácilmente cuando la persona obesa no tolera un tiempo prolongado practicando ejercicio y se fatiga rápidamente, contrariamente a la persona no

obesa, que además tiene menos sintomatología después de la realización del mismo.

Material:

Dos personas, una obesa y una delgada

Un cronómetro

Parque para realizar el ejercicio

Una báscula

Diseño experimental:

1.- Se deberá contar con dos personas voluntarias de la misma edad, de las cuales una será delgada, es decir, estar en su peso ideal para su estatura y otra obesa.

2.- Este experimento se llevará a cabo durante cuatro días, durante el cual se ambas personas realizarán una serie de ejercicios después de los cuales se deberá valorar si tuvieron alguna molestia y así mismo tomar sus signos vitales para observar si existen diferencias entre ellas.

3.- El primer día del experimento, ambos sujetos iniciarán y terminarán sus ejercicios al mismo tiempo, durante 3 minutos, habiendo tomado antes sus signos vitales, iniciando con sentadillas de las cuales deberán hacer las más posibles y se anotará cuántas hizo cada sujeto y se tomarán los signos vitales de ambos anotándose. Se cuestionará si existió alguna molestia al realizar el ejercicio y de igual manera se anotarán los resultados.

4.- El segundo día, ambos realizarán una serie de abdominales, las más posibles, durante un tiempo de 3 minutos después de lo cual se realizará el mismo procedimiento que en el paso tres.

5.- En el tercer día, ambos sujetos realizarán una serie de lagartijas, las más posibles durante un tiempo de 3 minutos y Se repetirá el paso no. 3

6.- En el cuarto día, ambos trotarán durante 8 minutos y al finalizar se llevarán a cabo las indicaciones del paso número 3.

7.- Terminado el experimento, se graficarán los datos obtenidos anotando el número de veces hicieron cada ejercicio durante el tiempo indicado, y de igual manera se graficarán

los signos vitales diarios.

RESULTADOS:

Se noto que la persona obesa se agoto mas rápido su esfuerzo fue mayor es

poco flexible, muy lenta y le costo mas trabajo realizarlos ejercicios y cansancio

excesivo. La persona delgada es mas rápida, flexible y su esfuerzo y el cansancio

fue el mínimo

Análisis de Resultados

Al realizar ejercicio, la persona obesa se agotó mucho más rápido y el dolor fue más intenso que la persona en su peso ideal. Se interrogó acerca de las molestias que cada una presentaba al finalizar la prueba y estas fueron las reportadas: para la obesa, cansancio excesivo y dolor en piernas, brazos, abdomen y espalda, mientras que en la del peso ideal, cansancio leve y únicamente dolor en piernas y brazos.

Conclusión

Se comprobó que la persona obesa es menos saludable y que no tiene la misma facilidad de realizar actividades tanto sociales ( rechazada por la sociedad ) como físicas en la vida cotidiana.

Bibliografía

Higashida Hirose, Bertha Yoshiko 3ª Edición Ciencias de la Salud .

Edit. McGraw-Hill