Obesidad infantil

Trastornos alimentarios. Alteraciones salud. Niños obesos. Sobrepeso. Consecuencias psicológicas y físicas. Tratamiento

  • Enviado por: Dayanira
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


INTRODUCCION

Dulces, comida chatarra, chocolate, la televisión, la mala información etc. son algunos de los ingredientes causantes de que un niño sufra de obesidad, problema que no es reciente, sin embargo se le ha tomado mucha importancia últimamente por que el numero de niños afectados por este problema ha crecido sorprendentemente en la ultima década, que casi se podría hablar de una epidemia

Se afirma que 4 de cada 10 niños son obesos al llegar a los 10 años, por lo que las enfermedades a largo plazo se ven venir, y eso es algo por lo que debemos preocuparnos, este pequeño ensayo muestra una recopilación de datos sobre las causas, las consecuencias y sobre los tratamientos y medidas que se deben tomar en estos casos.

Obesidad Infantil

CAUSAS Y ESTADÍSTICAS

Según el Articulo “Obesidad Infantil”, la obesidad puede definirse como la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, aunque en realidad es considerada una enfermedad muy grave que ataca tanto a adultos como a niños.

En México se han realizado pocos estudios sobre la incidencia de la obesidad. En el estudio de la SEP se encontró obesidad en 19.7% de los niños que ingresaban al primer grado de primaria, se informa que en los últimos 25 años el sobre peso ha aumentado de 20 a 27% y es marcada la tendencia en la población hispana, sobre todo en niños de cuatro a cinco años y niños citadinos.(González, 2004). Las empresas de alimentos y bebidas, han contribuido al aumento de la obesidad pues con el objeto de que las personas consuman mas, ponen grandes cantidades de carbohidratos en sus productos, que causan elevación de la producción de insulina, esto significa que al poco tiempo de comer papas, quieres mas, y al poco de tiempo de ingerir una soda, te vuelve a dar sed. (Vitela, 2004).

Un niño se considera obeso cuando sobrepasa el 20% de su peso ideal esto se puede medir mediante el índice de masa corporal, este muestra la relación entre el peso y la altura, señalando así, si el niño esta ganando mucho peso para su altura, esto se verifica en tablas ya establecidas como la “Tabla de talla y peso del niño mexicano”( Vease Anexo 1)

Existen diferentes causas por las que un niño puede llegar a ser obeso según el articulo de Internet “Obesidad Infantil”, algunas de estas son:

Conducta alimentaria: Tiene que ver tanto con el tipo de alimentos que se les den a los niños, así como la velocidad en que el niño coma, por que cuando comes muy rápido tarda un poco más en llegarte la sensación de saciedad y tiendes a comer en exceso.

Consumo de Energía: Cuando consumes más energía que la que gastas en la actividad diaria o en ejercicio, se produce un exceso de grasa acumulado que produce la obesidad

Factores Hereditarios: El riesgo de ser obeso cuando los miembros de la familia lo son, es del 27.5% para el varón y del 21.2% para la mujer.

Factores Hormonales: Hay algunas hormonas que influyen en la obesidad como la insulina, la hormona del crecimiento, leptina, hormonas esteroides y las hormonas tiroideas.

Aparte de todas estas causas yo consideraría una más, la ignorancia y confusión de los padres, al no llevar a sus hijos a tratamiento cuando están pequeños, por que confunden el estar gordito con signo de buena salud, y por tanto creen que alimentándolos mas, los hará más fuertes y sanos, nada mas alejado de la realidad ya que por lo general un niño obeso es un niño débil y que tiene serios problemas físicos y psicológicos.

Creo que es importante citar aquí un breve texto escrito por Henry Franey, un experimentado pediatra de San Diego, California y destacado profesor Universitario. Franey dice:

Muchos padres atosigan de alimentos a sus hijos, creyendo que de esa manera los están beneficiando. Ellos no saben que un niño excesivamente gordo es generalmente un niño enfermo, expuesto a dramáticas deformaciones físicas y trastornos psíquicos. Un niño no importa cual sea su edad solo debe comer lo que estrictamente necesita, vitaminas, minerales, proteínas, fibras, carbohidratos y grasas, todo en proporciones adecuadas. No confunda a su hijo con un cerdo, recuerde que es un ser humano. (Hanson,1982,p 67)

Los padres suelen pensar que el niño dejara de ser obeso cuando crezca, pero esta comprobado que los niños que comienzan con una obesidad entre los seis meses y siete años de vida el porcentaje de que seguirán siendo obesos en la edad adulta es de 40% mientras que para los que comenzaron entre los diez y trece años las probabilidades son del 70%.

CONSECUENCIAS DE LA OBESIDAD INFANTIL

Estas consecuencias pueden ser de dos tipos, psicológicas y físicas.

Consecuencias Psicológicas

Estos niños desarrollan baja autoestima puesto que sufren terribles discriminaciones por parte de sus familiares, de sus compañeros de escuela que no quieren jugar con ellos e incluso por doctores, que califican a los niños obesos sinónimo de incapacidad, lentitud, falta de voluntad, debilidad, etc. en vez de pensar que la persona esta enferma y necesita de su ayuda.(Vitela, 2004).

Para no ser rechazados, quienes padecen de esta enfermedad buscan bajar de peso con remedios “mágicos” que ponen en peligro su vida. Es decir con dietas y pastillas. Algunas de estas dietas sugieren la eliminación de los lácteos, lo cual es un grave error ya que los huesos no alcanzan su máximo desarrollo sino hasta alrededor de los 25 años de edad, por lo que esta dieta es muy peligrosa, especialmente en niños. (Wildman, 2001).

Yo he escuchado que los niños que son obesos y son rechazados por sus compañeros de la escuela, tienden a juntarse con niños más pequeños que ellos, que todavía no han desarrollado un sentido de rechazo y discriminación, para sentirse aceptados. Estos niños cuando crecen un poco mas se vuelven obsesionados con su peso, y la mayoría de ellos empieza a tomar medidas drásticas, en el conteo de las calorías (especialmente las mujeres), que si bien no los hacen adelgazar, les causa trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia, que solo los hace sentirse peor de lo que ya se sentían.

Esto de la obesidad es muy grave por que yo siento que no es algo que te caracterice y no es algo por lo que deberías sentirte acomplejado, sin embargo la sociedad es muy discriminatoria si no te apegas a los modelitos que salen en la televisión, cuando en la realidad, solo un pequeño porcentaje puede parecerse a esos cuerpos y a esos rostros, creando un sentido de inseguridad en las personas que no lo somos.

Consecuencias Físicas

Desde enfermedades hasta malformaciones, la obesidad es un problema que debemos atender y prevenir.

La mala nutrición que es demasiado abundante en calorías pero deficitaria en materia de vitaminas, proteínas, minerales y otros elementos, se refleja casi inevitablemente en la deformación del esqueleto del niño. Los huesos Faciales no se desarrollan adecuadamente y como la mala alimentación impide que el niño alcance su estatura normal, el esqueleto deformado le da una apariencia simiesca irreversible. (Hanson, 1982) Por las mismas razones el niño puede experimentar deformaciones en la frente, de las mandíbulas, de los dientes, del mentón y del pecho.

Sumándose a todas estas malformaciones, la obesidad crea enfermedades muy peligrosas que pueden llegar a concluir con la muerte como son:

Alteraciones Cardiovasculares: Favorece al desarrollo de hipertensión arterial

Alteraciones Pulmonares: Aumenta el trabajo ventilatorio por lo que se tiene problemas al dormir (apneas de sueño).

Alteraciones Endocrinas: Altera el metabolismo, favoreciendo el desarrollo de Diabetes insulinoindependiente, favorece la aparición de acne, inician su pubertad a edades tempranas y el proceso puberal tiene menor duración. (González, 2004)

TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD INFANTIL

Las opciones disponibles para el tratamiento de la obesidad en niños son limitadas. En adultos con obesidad, hay medicamentos disponibles para ayudar a suprimir el apetito o que interfiera con la absorción de grasas. El uso de estos medicamentos no ha sido estudiado en pediatría.

En niños obesos, los pilares de la terapia incluyen dieta y ejercicio, ambos igualmente importantes para que el control del peso sea exitoso.

Primero que nada debe haber una prevención, es decir un reconocimiento temprano del sobrepeso para poder modificar el modo de alimentación más fácilmente. Sin embargo aun cuando el sobrepeso es excesivo, el tratamiento siempre es el mismo: Se inicia con la implementación de una alimentación balanceada que consiste en aportar al niño los nutrientes necesarios para garantizar su crecimiento adecuado, y esto no significa eliminar alimentos o someterlos a dietas rigurosas, sino cambiar los hábitos alimenticios, por ejemplo, se recomienda el intercambio basado en raciones equivalentes de los alimentos, para que la comida sea variada, agradable y elegible. (González, 2004)

Los horarios de alimentación deben de ser regulares, se debe comer más o menos a la misma hora, para que tu cuerpo se acostumbre a que solo le debe dar hambre en esas horas y así evitas el vicio de comer entre comidas.

El ejercicio permite reducir las grasas sin modificar la velocidad de crecimiento, evitando a largo plazo la repercusión del sobrepeso mientras que, a corto plazo, mejora el grado significativo de la imagen persona, la autoestima y la sensación de aceptación física y social. En niños menores de 6 a 11 años reduce notablemente las horas dedicadas a la televisión, reduciendo el sedentarismo.

No todos los niños pueden realizar los mismos ejercicios, se debe hacer exámenes del corazón, de la respiración y todo eso, para que se pueda determinar una rutina adecuada para ese niño en particular.

Si se sigue esta terapia de alimentación balanceada, junto con ejercicio adecuado el niño tiene mucha mejor probabilidad de dejar de ser obeso, o por lo menos evitar toda la serie de malformaciones y enfermedades que la obesidad acarrea.

CONCLUSIÓN

La obesidad es más que un problema estético, pues su presencia conlleva serios riesgos para la salud de los afectados. Lo más recomendable es que las generaciones jóvenes aprendan a prevenirla. El tratamiento del trastorno se basa, esencialmente, en un plan alimentario bien diseñado junto con un programa de actividad física frecuente, los cuales, en ciertos casos, pueden ser acompañados por el uso de medicamentos. Es más frecuente que sufra un niño obeso que un mayor porque necesita protección y contención de parte de las personas que lo rodean.

Así que espero haber cumplido mi objetivo de hacer conciencia de que no importa cuan hereditario sea esta enfermedad, es fundamental prevenirla y combatirla.

LISTA DE REFERENCIAS

Lay, D. (2001). Álgebra Lineal y sus Aplicaciones. México: Prentice Hall

González, J. (2004). Obesidad. México: Mc Graw Hill.

Hanson T. (1982). Obesidad, su cura natural. México: Editores Mexicanos Unidos.

Vitela N. (2004, 7 de Noviembre). Sufren Obesos Discriminación. El Mexicano, p.2E.

Wildman L. (2001). Desconfíe de estas dietas “mágicas”. Revista Selecciones Reader's Digest, 731,136-144.

Obesidad Infantil. (2004). Consultado el 20 de Noviembre de 2004 en: http//www.tusalud.com.mx/140401.htm

Obesidad Infantil. (s.f.). Consultado el 20 de Noviembre de 2004 en: http//monografias.com/trabajos14/obesidadinfan/obesidadinfan.shtml

'Obesidad infantil'
Tabla de talla y peso del Niño Mexicano*

 

(Revisada y aprobada por la Academia Mexicana de Pediatría)

Niños

Peso en Kilogramos

Niñas

Peso en Kilogramos

 

Edad

Bajo

Promedio

Alto

Talla en cm. ±6%

Bajo

Promedio

Alto

Talla en cm. ±6%

Al nacer

2.8

3.1

3.4

50

2.8

3.1

3.4

50

1 mes

3.6

4.0

4.4

53.5

3.6

4.0

4.4

53.5

2 meses

4.5

5.0

5.5

56.5

4.5

5.0

5.5

56.5

3 meses

5.1

5.7

6.2

59

5.1

5.7

6.2

59

4 meses

5.6

6.3

6.8

61

5.6

6.3

6.8

61

5 meses

6.3

7.0

7.7

63

6.3

7.0

7.7

63

6 meses

6.6

7.4

8.2

64

6.6

7.4

8.2

64

7 meses

7.0

7.8

8.6

65

7.0

7.8

8.6

65

8 meses

7.2

8.2

8.8

66

7.2

8.2

8.8

66

9 meses

7.6

8.4

9.3

67

7.6

8.4

9.3

67

10 meses

7.7

8.7

9.6

68

7.7

8.7

9.6

68

11 meses

8.0

8.9

9.8

69

8.0

8.9

9.8

69

12 meses

8.3

9.2

10.1

70

8.3

9.2

10.1

70

2 años

10.8

12.0

13.2

80

10.8

12.0

13.2

80

3 años

12.6

14.0

15.4

90

12.6

14.0

15.4

90

4 años

14.4

16.0

17.6

100

14.4

16.0

17.6

100

5 años

16.6

18.0

19.8

106.5

16.6

18.2

19.8

106.5

6 años

18.2

20.0

22.0

113

18.2

20.0

22.0

112

7 años

19.8

22.0

24.2

118

19.8

22.0

24.2

117

8 años

22.1

24.5

26.9

123

21.8

24.2

26.7

123

9 años

24.3

27.0

29.7

127.5

24.1

26.8

29.5

127.5

10 años

27.0

30.0

33.0

132

27.4

30.4

33.4

133.5

11 años

29.8

33.1

36.4

139

31.2

34.7

38.2

141

12 años

33.0

36.6

40.2

142

35.5

40.5

44.5

150

13 años

34.0

38.0

41.8

147

41.6

46.2

50.8

154

*Una variación del 6 por ciento en la talla puede considerarse dentro de los límites normales.