Obesidad infantil en méxico

Salud. Enfermedad. Psicología. Correción. Consecuencias

  • Enviado por: Juanis
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO

INTRODUCCIÓN

Obesidad, condición corporal caracterizada por el almacenamiento de una cantidad excesiva de grasa en el tejido adiposo bajo la piel y en el interior de ciertos órganos como el músculo. Todos los mamíferos almacenan grasa: en condiciones normales ésta constituye el 25% del peso corporal en mujeres, y el 15% en los varones.

El depósito de grasa, cuya capacidad energética es dos veces superior a la de proteínas o carbohidratos, es una forma de almacenamiento energético para necesidades futuras. Sin embargo, cuando estas reservas grasas son excesivas representan un problema de salud. Los datos de las compañías de seguros demuestran que las personas cuyo peso sobrepasa en un 30% el peso ideal tienen mayor riesgo de padecer enfermedades, y de manera especial diabetes, enfermedades de la vesícula, trastornos cardiovasculares, hipertensión, algunas formas de cáncer y artritis; asimismo, las intervenciones quirúrgicas suponen un mayor riesgo en este grupo de pacientes.

La obesidad sólo es debida a trastornos del sistema endocrino en contadas ocasiones. En la mayor parte de los casos, la obesidad es la consecuencia de un aporte de energía a través de los alimentos que supera al consumo de energía a través de la actividad; este exceso de calorías se almacena en el cuerpo en forma de grasa. Sin embargo, el metabolismo basal, la mínima cantidad de energía necesaria para mantener las actividades corporales, varía de una persona a otra, de manera que hay personas que utilizan, de manera natural, más calorías para mantener la actividad corporal normal. La obesidad puede también deberse a la falta de actividad, como sucede en las personas sedentarias o postradas en cama.

En el desarrollo de la obesidad influyen diversos factores, además de los que ya se han mencionado, como factores genéticos, o factores ambientales y psicológicos. Se ha observado que hijos adoptados con padres biológicos obesos tienden a tener problemas de sobrepeso aunque sus padres adoptivos no sean obesos. Sin embargo, todavía no está claro cómo los genes influyen en la obesidad. Estudios realizados en ratones pusieron de manifiesto que cuando determinados genes faltaban o estaban mutados se facilitaba el desarrollo de la obesidad. Sin embargo, estas investigaciones no han tenido el mismo resultado en humanos. Por otro lado, los hábitos alimentarios familiares y sociales también tienen importancia y muchas veces se recurre a una ingesta excesiva de comida en situaciones de estrés y ansiedad.

Nuestro país ha sido declarado número uno en obesidad infantil, además de que en la gente adulta ocupa el tercer lugar a nivel mundial en este mismo problema, tras la publicación de estos datos el gobierno federal ha puesto manos a la obra y está trabajando desde lo básico en las primarias, retirando toda la comida chatarra de los establecimientos que se encuentran dentro de estas, además de programas nacionales de publicidad que han bombardeado por medio de televisión y radio. Otro programa se encuentra en el sistema de salud IMSS, conocido como prevenimss que se encarga de hacer estudios básicos como el chequeo de la presión, el azúcar, IMC, salud bucal, entre otros.

OBESIDAD

DE QUE TRATA

La obesidad es la enfermedad nutricional más frecuente en niños y adolescentes en los países desarrollados, aunque no sólo se limita a éstos. Estudios recientes realizados en distintos países demuestran que el 5-10% de los niños en edad escolar son obesos, y en los adolescentes la proporción aumenta hasta situarse en cifras del 10-20%. Similar incidencia ha sido encontrada en nuestro país, sobre todo en el sureste siendo la Ciudad de Sn. Fco. de Campeche el segundo lugar de incidencia en obesidad infantil con un 5% de la población de esta respecto a 75,000 niños en dicha ciudad. Además, la frecuencia tiende a aumentar en los países desarrollados, constituyendo la obesidad un problema sanitario de primer orden, al ser un factor común de riesgo para diversas patologías como son la diabetes, la enfermedad cardiovascular, y la hipertensión arterial. 

Su tratamiento es difícil y muchas veces refractario. A pesar de las dificultades en el tratamiento de la obesidad, es necesario insistir en él, debido a las consecuencias tan negativas que tiene la obesidad, tanto en la salud médica como psicológica del niño y del adolescente. Por lo tanto es necesario actuar cuanto antes y estar convencidos de que el niño obeso pierda el exceso de grasa y aprenda qué es una alimentación y estilo de vida saludable. En este sentido, es esencial trabajar en la prevención de la obesidad, concienciando a los pediatras, enfermeras, profesores y padres de la importancia de la educación nutricional de los niños desde las edades más tempranas.

ES UNA ENFERMEDAD

La obesidad es una enfermedad compleja, cuya etiología está todavía por esclarecer debido a los múltiples factores implicados: genéticos, ambientales, neuroendocrinos, metabólicos conductuales y de estilo de vida.

TODOS LOS GORDOS SON IGUALES

Han sido numerosos los intentos para clasificar la obesidad así como para relacionarla epidemiológicamente según sus diferentes características. Ninguno de estos métodos parece particularmente útil o significativo en la infancia y, probablemente la única distinción importante que puede hacerse en la obesidad infantil es diferenciar aquellos niños que tienen un “patrón patológico”, debido a enfermedades genéticas o endocrinas, de otros cuya obesidad está ligada etiopatogénicamente a la ingesta de dietas hipercalóricas y/o a la escasa actividad física y, quizás también a una predisposición genética para conservar y almacenar energía. Esta última, denominada “obesidad simple”, abarca el 95% de los casos. 

QUE PIENSA EL GORDITO

Es muy importante la repercusión que la obesidad tiene sobre el desarrollo psicológico y la adaptación social del niño. En general, las personas afectas de obesidad no están bien consideradas en la sociedad. En los medios de comunicación los niños y adultos obesos suelen desempeñar un personaje cómico, chusco y glotón. Un niño de 7 años ya ha aprendido las normas de atracción cultural y de aquí que elija a sus compañeros de juego basándose en sus características físicas, hasta el punto de que muchas veces prefieren elegir a un niño con una discapacidad antes que a un niño obeso. Se ha comprobado que los niños obesos tienen una pobre imagen de sí mismos y expresan sensaciones de inferioridad y rechazo. Por lo tanto, suelen presentar dificultades para hacer amigos. La discriminación por parte de los adultos o de los compañeros desencadena en ellos actitudes antisociales, que les conducen al aislamiento, depresión e inactividad, y frecuentemente producen aumento en la ingestión de alimentos, lo que a su vez agrava o al menos perpetúa la obesidad. En la adolescencia el concepto de sí mismo es de tal importancia que cualquier característica física que les diferencie del resto de sus compañeros tiene el potencial de convertirse en un problema más grave, en concreto disminuyendo su autoestima. 

LA OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO”

Aumenta el índice de sobrepeso en población infantil de México

El Instituto Nacional de Salud Pública, desde la publicación de su Encuesta de Salud y Nutrición de 2006 (ENSANUT 2006), ha dado voz de alarma acerca del incremento dramático que han tenido las tasas de sobrepeso y obesidad en México, ya que 70 por ciento de los adultos mexicanos la padecen. Este incremento se ha agravado en niños en edad escolar, aumentando de 18.4 por ciento en 1999 a 26.2 por ciento en 2006, es decir, a razón de 1.1 porcentual por año. La diabetes mellitus, importante complicación de la obesidad, es la primera causa de muerte en México. Cabe destacar que además de la alta mortalidad, el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones cuesta al Estado cerca de 80 mil millones de pesos al año, más el impacto sobre la economía familiar y el sufrimiento humano que esto trae consigo. El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) asegura que el cálculo de los requerimientos de energía durante el refrigerio de la escuela está basado en evidencia científica publicada, tanto para las calorías totales, como para los niveles de actividad física. Además, considera que el refrigerio escolar en México no es una comida principal, por lo cual hay que asignarle menos calorías que las que se calculan para una comida de dicha importancia. Las combinaciones de alimentos sugeridos en los Lineamientos están basadas en una Norma Mexicana ampliamente aplicada, conocida como el “plato del bien comer”.

Teniendo como objetivo contener el rápido aumento de obesidad y sus complicaciones en México, el gobierno federal presentó el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria: estrategia contra el Sobrepeso y la Obesidad, en el cual se identifican los objetivos prioritarios para este fin. Con base en ese acuerdo, la Secretaría de Educación Pública (SEP), con apoyo de la Secretaría de Salud (SSA) ha propuesto -después de una amplia consulta con expertos- los lineamientos generales para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica, que pretenden promover una alimentación saludable en el entorno escolar, el cual se ha vuelto altamente “obesogénico”. La estrategia Mundial de la Organización de la Salud (OMS, 2004) propone: “Para proteger la salud de los escolares, la escuela debe promover una alimentación sana, así como la actividad física. Se alienta a los gobiernos a que limiten la disponibilidad de productos con alto contenido de sal, azúcar y grasas.”

OBJETIVOS REQUERIDOS PARA CORREGIR LA OBESIDAD

  • Mejorar los hábitos alimentarios, con una alimentación atractiva.
  • Incrementar la actividad física.
  • Pactar con el niño-adolescente la pérdida de peso.
  • Mantener la pérdida de peso
  • Preservar el gusto y la satisfacción por la comida.
  • Mejorar la calidad de vida.

CONCLUSIÓN

La obesidad es un problema de índole mundial, lo agravante de esta situación es que cada año se acrecienta y se ha vuelto una de las mayores causas de muerte, aunque no directamente, pero esta enfermedad trae consigo los riesgos más elevados de padecer muchas más, destapando así una cadena enorme de males para las víctimas de estas, al aumentar el peso y la cantidad de tejido adiposo en el organismo pone en riego toda la salud, comenzando con las limitaciones físicas que esta provoca, los problemas cardiovasculares que trae como si esto no fuera poco la posibilidad de padecer una de las enfermedades más recurrentes de nuestro país, la diabetes mellitus que es una de las principales causas de muerte. Tan fuerte es el problema que ya en los últimos años hay casos de bebes recién nacidos que la padecen y poco a poco aumentan los casos de diagnósticos en niños y adolecentes en pre-diabetes, es decir, gente que está a un paso de sufrir diabetes.

Lo más alármate es que esta enfermedad cada día ataca a más niños y adolecentes de México, debido a la poca cultura que existe sobre el cuidado de la salud personal.

Cuidar a nuestros niños y enseñarles a valerse por sí solos es fundamental en nuestra época, ya que son el futuro de México y en la actualidad se gastan millones de pesos en el tratamiento de las enfermedades que la obesidad trae consigo.

El programa nacional del Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria: estrategia contra el Sobrepeso y la Obesidad es una muy buena estrategia para combatir el problema, pero hace mucho mas, lo difícil es concientizar a todo un país de que debe cambiar sus hábitos y mejorar su calidad de vida, aunque esto signifique cambiar todo el estilo de vida.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

  • Dieta con restricción energética.
  • Eliminación de comida chatarra no solo en la escuela, sino también en casa.
  • Aumento de la actividad física.
  • Aumento en el número de horas de la clase de educación física.
  • Apoyo familiar.
  • Mejora en la alimentación en casa.
  • Programas permanentes de talleres deportivos vespertinos.
  • Apoyo psicopedagógico para los niños.
  • Aplicación de técnicas sencillas de modificación de la conducta.
  • Reeducación nutricional.
  • Evaluaciones permanentes del estado nutricional de los niños.
  • Platicas y capacitaciones a toda la familia sobre ejercicios y nutrición.

BIBLIOGRAFÍA

Enf. MaureenMosti(2010)Un Problema de Peso[Documento WWW] http://www.insp.mx/noticias/nutricion-y-salud/1200-crecen-sobrepeso-y-obesidad-infantil-en-mexico-11-al-ano.html

I. Longhi-Bracaglia (2010) México es el país con más obesos del mundo [Documento WWW] http://www.elmundo.es/america/2010/09/23/mexico/1285247226.html
Palma M. Obesidad en México [Documento WWW]  http://www.funsalud.org.mx/quehacer/publicaciones/obesidad.htm

Gracias a las recomendaciones que realizo mi compañera sobre mi trabajo he mejorado este, agregue un índice como ella lo sugirió la introducción esta corregida, el formato de texto es igual para todo el documento, como lo indica la rúbrica del trabajo, se reordenaron los subtemas y se redactaron en forma de oración y no de interrogación, agregue las conclusiones, que no me había percatado olvide incluir, y busque la manera de citar en formato APA tal como me lo siguiereJessica y mi profesora Martha. Gracias.