Nuevas tecnologías contra puestos del trabajo: el nacimiento de una nueva era; Jeremy Rifkin

Empleo. Fin del trabajo. Opiniones del autor. Consecuencias. Economía del mercado. Sector público. Sector privado. Economía social

  • Enviado por: Aloneibar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

¿QUÉ NOS DEPARARÁ EL FUTURO?

Jeremy Kifkin cita varias consecuencias sobre el futuro del desempleo en el mundo:

1º Con la era del nanosegundo basada en el modelo japonés, los empresarios obligan a los trabajadores con contratos estables a producir el máximo posible.

Por ejemplo la telefonista debe de atender el mayor número de llamadas, de tal forma que si no supera un mínimo cada cierto tiempo le rescinden el contrato.

En Japón tienen un número fijo de días de vacaciones, de tal forma que si faltan del trabajo fuera de esas fechas, aunque sea por motivos de salud, les echan del empleo.

El estrés acumulado lleva a muchas personas a perder el juicio y asesinar a sus jefes (los más sensatos...) o a matar a todo el que se encuentra a su paso y en última instancia se suicidan.

2º El problema del desempleo perpetuo también llega consigo un aumento de la violencia callejera. Es la manera de calmar su rabia ante el futuro negro que les espera.

El estrés de las personas se puede dejar de dar reduciendo las horas de jornada laboral y como consecuencia aumentar los puestos de trabajo vacantes, así se podría solucionar, en parte, el problema del paro.

Claro está, las personas deberemos acostumbrarnos a tener más tiempo libre y saber aprovecharlo.

Para ello el autor abre la posibilidad de un nuevo mercado llamado de economía social basado en el voluntariado. Servir de ayuda a personas que lo necesitan tales como inválidos, jubilados, niños, transeúntes, gentes con problemas afectivos...

Todo esto, ayudaría a aumentar los lazos entre los diferentes miembros de la comunidad. Las rencillas entre los diferentes sectores de la sociedad se irían limando, de tal forma que nos ayudaría a tener un mundo más justo, solidario, en paz y armonía...

Por todo ello Jeremy divide la Economía en dos grandes bloques:

  • Economía de Mercado

  • Sector público

  • Sector privado

  • Economía social.

  • Tercer sector

  • El tercer sector se refiere al del voluntariado. Debido a la importancia del mismo, el gobierno se tenía que involucra con esta idea; por eso Clinton dio el primer paso en 1994 creando el Non-Profit Liaison Network que serviría de nexo entre el gobierno y las asociaciones de voluntariados.

    Todas estas personas podrían pasar su tiempo de ocio ayudando a personas, todo ello sin ánimo de lucro. Claro está, el gobierno trataría de recompensarles con un “sueldo fantasma”.

    ¿Y de dónde sacaría ese dinero? El autor propone recortar el presupuesto de defensa, eliminar subsidios innecesarios a empresas multinacionales y reducir la burocracia de la asistencia social, así incorporar un impuesto sobre el valor añadido.

    También se podrían beneficiar las empresas a la hora de contratar a este tipo de gente mediante deducciones fiscales.

    Francia es el país que más a avanzado al respecto sobre este tema. Se creó el Collective Utility Works destinado a reducir el número de desempleados. Más de 350.000 jóvenes galos se benefician de ayudas del gobierno por trabajar en este sector.

    Cada vez más asociaciones sin ánimo de lucro se van creando en todo el mundo, esta respuesta social va unido a la expansión de los movimientos democráticos. En la mayoría de los casos como respuesta a la poca eficacia del gobierno del país. El deseo solidario ha calado hondo en los jóvenes y se espera que se incremente en los próximos años. Además los países subdesarrollados se van sensibilizando más por esta causa.

    La Dra. Vandana Shiva a declarado que en el 95% de la población rural de la India puede quedarse sin trabajo en el próximo siglo debido a la revolución de la biotecnología. Si esto llega a ocurrir, se tendrá el caso de Yugoslavia, pero multiplicado por mil. La única alternativa es crear un “nuevo movimiento de liberación” basada en una reforma de la propiedad de la tierra y en la práctica de una agricultura básica ecológica.

    El fin del trabajo Reflexiones del autor al respecto.

    8