Nuevas tecnologías contra puestos del trabajo: el nacimiento de una nueva era; Jeremy Rifkin

Empleo. Fin del trabajo. Sector primario. Agricultura. Ventas

  • Enviado por: Aloneibar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

DESARROLLO DEL EMPLEO EN EL SECTOR PRIMARIO

La revolución tecnológica punta no esta normalmente asociada con la alta tecnología, pero veremos en este capítulo que esto no es así.

Durante cientos de años el medio de subsistencia del hombre ha sido el de la labranza. Cada agricultor cultivaba sus propias tierras obteniendo de él alimentos para su propio consumo, era un trabajo muy duro en el que se trabajaba de sol a sol. La única ayuda que tenían era la de los animales de arrastre (bueyes).

En 1837, John Deere, de Illinois ideó el primer arado metálico arrastrado por caballos, reduciendo el tiempo necesario para preparar el terreno para la siembra. Tuvo tanto éxito que unos años más tarde formó su propia compañía llegando a fabricar más de 10.000 unidades al año.

A partir de entonces se inventaron otros aparatos tales como segadoras, trilladoras, cosechadoras etc... Todas eran muy pesadas, con lo que necesitaban un gran número de caballos para tirar de ella.

Otro de los grandes pasos en la mecanización del campo fue la introducción del tractor. El primero fue construido por John Froehlich de Iowa en 1892 y la gran novedad es que ya se prescindía de los caballos ya que funcionaba con gasolina.

En 1917 Henry Ford sacó al mercado un tractor mucho más económico que produjo una buena aceptación del cliente como vemos en el siguiente gráfico:

Por ahora todos estos inventos servían de una gran ayuda al agricultor reduciendo considerablemente las horas de trabajo. Hasta que algunos decidieron comprar otras parcelas trabajando con las mismas máquinas y así quitando puestos de trabajo.

La crianza de animales también se ha hecho más mecanizada. Hoy en día tan solo unas 50 empresas en EEUU crían alrededor de 3.700 millones de pollos al año. Ni que decir que los insecticidas, herbicidas y fungicidas han evitado un gran número de pérdidas en los cultivos por culpa de los insectos.

Lo más revolucionario en este sector son las granjas moleculares que son los lugares donde se fabrican “alimentos de laboratorio”. Les inyectan genes de hormonas humanas para que su crecimiento se acelere. Los investigadores predicen que la granja - fábrica va a ser una realidad en menos de 20 años (reproducción manipulada).

...y todo ello para tener en el mercado el mayor número de productos de calidad en el menor tiempo posible para poder satisfacer las necesidades del consumidor en cualquier época del año.

Claro está que todo estos bienestares a costa de perder millones de personas su trabajo. Lo peor de todo esto es que toda esta gente tiene en común que es bastante pobre.

Recordemos los millones de negros que fueron “importados” desde Africa a USA para tener mano de obra barata (afroamericanos). Su único sustento de vida era el campo, muchos de ellos consiguieron apropiarse de las tierras a cambio de tener que pagar un alquiler excesivo. Generalmente se encargaban del cultivo del algodón, un trabajo muy duro ya que tenían que estar constantemente agachados o gateando. Cuando llegaron las máquinas toda esta gente tuvo que irse de ella para vivir en la más absoluta miseria.

Más de la mitad de la población mundial continua trabajando en el campo, la mayoría de ellos en países pobres. ¿Qué será de ellos cuando lleguen las máquinas a esas tierras?

El fin del trabajo Sector primario: Agricultura

3