Novelas ejemplares; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Narrativa del Renacimiento. Rinconete y Cortadillo. El licenciado vidriera. El celoso extremeño. El casamiento engañoso. Argumento. Valoración personal

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

NOVELAS EJEMPLARES - MIGUEL DE CERVANTES

BIOGRAFÍA

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), dramaturgo, poeta y novelista español. Nació en Alcalá de Henares. Es conocido por su gran obra “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”.

Pasó su adolescencia por varias ciudades españolas (Sevilla, Madrid) y con más de veinte años se marchó a Roma. Participó en la batalla de Lepanto, donde fue herido y perdió la movilidad del brazo izquierdo, de ahí viene el sobrenombre “Manco de Lepanto”.

Una vez en España fue apresado por unos corsarios que se lo llevaron a Argel donde pasó cinco años de cautiverio.

Se casa en Esquivias (Toledo) con Catalina de Salazar y Palacios. Intenta sobresalir en las letras ya que su carrera militar estaba arruinada, y publicó “La Galatea” (1585). Quiso destacar en el teatro pero no consiguió ningún éxito. Decide marchar a Sevilla como comisario de abastos para la Armada Invencible y recaudador de impuestos. Allí acaba en la cárcel por irregularidades en sus cuentas. Después se traslada a Valladolid. En 1605 publica la primera parte del Quijote, pero de nuevo es encarcelado por la muerte de un hombre delante de su casa. En sus últimos años publica las “Novelas ejemplares” (1613), el “Viaje del Parnaso” (1614), ocho comedias y ocho entremeses (1615) y la segunda parte del Quijote (1615). En sus últimos meses de vida escribió “Los trabajos de Persiles y Segismunda” de publicación póstuma 1917.

RESÚMENES

Rinconete y Cortadillo

Se encuentran Pedro del Rincón y Diego Cortado. El primero tiene habilidad en juegos de naipes y el segundo desempeña el oficio de sastre. Ambos engañan a la gente para conseguir dinero. En Sevilla atienden a dos hombres que se lo pidieron, pero Cortado roba al que servía. Un mozo los vio con el dinero del hombre y les dijo que para ser ladrón tenían que ver al Señor Monipodio. Ante este pasaron a llamarse Rinconete y Cortadillo, y a partir de aquí se quedaron trabajando para la cofradía que este señor gobernaba.

El licenciado Vidriera

Dos caballeros se hicieron cargo de un mozo llamado Tomás Rodaja. Éste fue a la Universidad. Cuando sus amos acabaron los estudios se trasladaron a Málaga. Después de unos días salió de la ciudad para ir a Salamanca. Se encontró con un hombre llamado don Diego de Valdivia y emprendieron el viaje juntos hasta Italia. Después de un largo tiempo allí regresó a Salamanca a terminar sus estudios. Una vez aquí una prostituta se enamoró de él, pero Tomás no estaba interesado en ella. Ella le dio un membrillo que tenía un hechizo para enamorarlo. Cuando él lo probó, empezó a tener convulsiones. Tras este suceso, Tomás se volvió loco y pensaba que era de vidrio. Desde que estaba en este estado tenía respuestas a todas las preguntas que le hacían. Esta locura duró dos años y una vez le volvió la cordura, la mayoría de la gente dejó de seguirle. Por eso, Tomás se fue a Flandes.

El celoso extremeño

Felipo de Carrizales es un extremeño que se marcha a Sevilla. Embarca en Cádiz en un barco dirigido a Colombia con 48 años. Después de veinte años regresa a España encaminándose a Sevilla con toda la fortuna que ha conseguido. Carrizales se enamora de Leonora una doncella de 14 años, y finalmente se casan. Pero el hombre es muy celoso y toma drásticas medidas. Carrizales enferma gravemente tras ver a su esposa en brazos de un mozo. Al final muere. Leonora decide hacerse monja.

El casamiento engañoso

El soldado Campuzano sale de un hospital de Valladolid. Nada más salir, se encuentra a su amigo Peralta le cuenta la historia de cómo conoció a Estefanía de Caicedo (su mujer) y cómo ésta le engañó, se llevó sus pertenencias y huyó. Le contó también que estando en el hospital, hubo dos noches en las cuales escuchó hablar a dos perros. Peralta no se creía lo que Campuzano le había contado y se empezó a reír y a hacer burlas.

VALORACIÓN CRÍTICA PERSONAL

Estas novelas ejemplares no son moralizadoras porque no nos enseñan nada aunque eso sí, como su nombre indica nos redactan ejemplos que podemos aplicar.

El autor hay veces que se incluye en el texto por ejemplo en “el celoso extremeño” al final se incluye. Aunque normalmente las cuenta en tercera persona.

Las novelas están escritas en prosa excepto algunos versos de poetas que coge o los versos de una canción que canta el músico en “el celoso extremeño”.

El lenguaje tiene diferentes aspectos. Por ejemplo en “Rinconete y Cortadillo” podemos encontrar frases vulgares. En “el licenciado Vidriera” podemos encontrar frases cultas y cogidas del latín al igual que en las otras dos obras que se han resumido. Pero por lo general el lenguaje utilizado es coloquial. Lo bueno es que en el libro leído, que es las “Novelas ejemplares” de Bruño, Edición de E. Alonso Martín, las palabras más difíciles o donde se quiere aclarar algo hace una referencia y a pie de página lo explica para que no queden dudas.

He observado numerosas referencias a mitos griegos y personajes históricos a los que el autor hace referencia para poner ejemplos.

Las novelas son originales y sencillas y no tienen nada que ver unas con otras. Las dos que tienen que ver con asuntos amorosos acaban mal. Por lo general todas tienen un tono neutro.

En “el celoso extremeño” aparecen muchas exageraciones como la descripción de la casa en la que vive Leonora. Es un poco excesivo como Carrizales pretende proteger a su esposa y al final tanta protección para nada. Parece que el autor quiere expresar como se vuelve en su contra la protección que le había puesto.

En “Rinconete y Cortadillo” es llamativo que para ser ladrón haya que presentarse ante un hombre para que les deje actuar. Y sobretodo que tengan que dar parte de las ganancias a la cofradía a la que pertenecen. También que los hermanos (por así llamarlos) de dicha cofradía entiendan que lo hacen todo en honor a Dios, y lo que hacen principalmente es pecar. Veneran a los Santos y les ponen velas y ruegan y demás, después de haber robado e incluso matado. Es algo que personalmente me ha impactado de esta novela en concreto.

En “el licenciado Vidriera” es un poco extraña la actitud de la gente. Ya que, prefieren al licenciado cuando está loco y se creen más lo que responde que cuando está cuerdo. También parece que Vidriera se vuelve más borde cuando le vuelve la razón. Aunque lo que no entiendo de esta novela es por qué piensa que es de vidrio, ya que el autor no explica el por qué se acoge a ser de vidrio.

En “el casamiento engañoso” parece al igual que en “el celoso extremeño” que todo se vuelve en contra del protagonista, ya que el soldado que quería engañar a su esposa resulta engañado. El autor incluye a los personajes de otra de sus novelas “el coloquio de los perros”, mentando a los dos perros protagonistas de ésta. El soldado hace referencia a que los dos perros mantenían una conversación mientras estaba en el hospital, algo que impacta con su amigo (a quien se lo cuenta). Y es razonable, porque es bastante inverosímil pensar que unos perros estaban conversando. Y más difícil de creer es que pasase mientras estaba en el hospital y estuviese tan seguro, porque podría haber sido por la reacción de algún medicamento o que en ese momento estuviese delirando.

Entre las novelas se observa los distintos asuntos que trata por ejemplo la picaresca en “Rinconete y Cortadillo”, los celos en “el celoso extremeño”, la pérdida de razón en “el licenciado Vidriera” y el engaño en “el casamiento engañoso. Los títulos en realidad dicen bastante de lo que puede tratar. De las novelas leídas el que no me esperaba que fuese así ha sido el licenciado Vidriera, ya que no me podía imaginar que la novela se llamase así porque el protagonista pensase que era de vidrio.

En las novelas se plasma las diferentes visiones de Miguel de Cervantes. Además en cada una de ellas está en una ciudad que él ha recorrido y da detalles sobre ellas. Por ejemplo en “el licenciado Vidriera” pienso que lo que dice Tomás es la visión que tuvo Cervantes durante su estancia en Italia. Y si es así se nota que al autor le encantó el país porque lo describe con mucha belleza y parece que está enamorado de la cultura italiana.

Estas novelas fueron creadas con el fin de entretener, porque en realidad poco aprendizaje puede obtenerse de ellas.

A mi parecer la novela que me ha parecido más realista ha sido la de “Rinconete y Cortadillo”. Porque en esa época los jóvenes solían robar para ganar dinero. La de “el celoso extremeño” como ya he comentado antes me parece un poco exagerada por la forma en la que el protagonista quiere proteger a su esposa. Sin embargo, que los padres de Leonora permitiesen la boda con tanta diferencia de edad no me resulta extraño, ya que Carrizales tenía mucho dinero y les hacía regalos constantemente. “El licenciado Vidriera” no me parece muy creíble puesto que es extraño cómo la gente lo siguen estando loco y cómo no cuando le vuelve la cordura. Además como ya he expresado anteriormente no entiendo por qué Tomás piensa que es un frágil vidrio que puede romperse en cualquier momento tras haber probado el membrillo. No le encuentro mucho sentido. En “el casamiento engañoso” lo difícil de creer es lo de los perros que hablan porque aunque el argumento del engaño de la esposa del soldado es un poco complejo puede llegar a ser verosímil. Pero la seguridad de Campuzano ante una conversación de perros en el hospital parece una locura.

Sólo “Rinconete y Cortadillo” y “el celoso extremeño” se desarrollan en la misma ciudad (Sevilla) aunque pasen por otras. “El licenciado Vidriera” se desenvuelve en Salamanca principalmente y “el casamiento engañoso” en Valladolid.

Uno de los aspectos que más me ha gustado ha sido lo detallado que es el autor en las descripciones de personas y lugares. Ejemplo de ello se ven principalmente en todas las novelas excepto en “el casamiento engañoso” que no se centra tanto en eso. Pero por ejemplo cabe destacar como Tomás Rodaja (en “el licenciado Vidriera”) describe todas las ciudades italianas por las que pasa, o en “el celoso extremeño” la descripción de la casa, o cómo Rinconete y Cortadillo describen la cofradía del Señor Monipodio.

Sin embargo, en “el celoso extremeño” me ha dado la sensación un poco racista al decir “el negro” o “la negra”. Otra demostración algo racista ha sido el dejar a cargo a la asistenta negra pendiente del marido de Leonora mientras las demás iban a escuchar la música del joven. Son cosas que en realidad no llaman mucho la atención porque tampoco se ve una actitud demasiado racista, pero me he fijado en esos detalles principalmente.

2