Normas técnicas de Auditoría

Cuentas anuales. Registros contables. Alcance. Capacidad profesional auditor. Control interno. Documentación

  • Enviado por: Betty
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 34 páginas

publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía es un curso que te permitirá comprender los conceptos...
Ver más información

Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
BIENVENIDOS a nuestro Curso Manual del Pequeño Empresario. El curso fue producido en la Fundación para el...
Ver más información


  • INTRODUCCIÓN A LAS NORMAS TÉCNICAS DE AUDITORÍA.

  • Naturaleza y contenido de las Normas Técnicas de Auditoría.

    Las NTA son principios y requisitos que debe observar el auditor de cuentas en el desempeño de su función para expresar una opinión técnica responsable.

    Éstas deben ajustarse a la LAC y las Normas Técnicas publicadas por el ICAC.

    Se clasifican en:

    • Normas generales.

    • Normas sobre ejecución.

    • Normas sobre informes.

    Para lo no establecido en las NTA publicadas por el ICAC, tendrán la consideración de éstas los usos o prácticas habituales de los auditores de cuentas, entendidos como los actos reiterados, constantes y generalizados observados por aquéllos en el desarrollo de su actividad. Estos se recogen en la Guía de Procedimientos de Trabajo.

    Objetivo de la Auditoría de Cuentas anuales.

    Es la emisión de un informe dirigido a poner de manifiesto una opinión técnica sobre si dichas cuentas anuales expresan la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de dicha entidad, así como del resultado de sus operaciones en el período examinado, de conformidad con los principios y normas de contabilidad generalmente aceptados.

    El auditor de cuentas será responsable frente a la entidad auditada y frente a terceros por los daños y perjuicios que sean consecuencia del incumplimiento de la LAC, de las disposiciones que se dicten en el desarrollo de la misma o de las NTA.

    Sin embargo, no será responsable de todo error o irregularidad cometida por los administradores, directores o personal de la entidad auditada.

    También es responsable de formar y expresar su opinión sobre las cuentas anuales de una entidad, aunque la responsabilidad sobre la elaboración de dichas cuentas corresponde a los administradores, lo que incluye:

    • Mantenimiento de registros contables y sistemas de control interno adecuados.

    • Elección y aplicación de los principios y normas contables apropiados.

    • Salvaguarda de los activos de dicha entidad.

    Alcance de la Auditoría de Cuentas Anuales.

    El auditor determinará el alcance de su trabajo de acuerdo con las NTA.

    El concepto de importancia relativa es inherente al trabajo del auditor. En consecuencia, los procedimientos diseñados para soportar la opinión técnica en aquellas áreas más significativas y en las que sea más probable que se puedan producir errores importantes, deben ser más amplios y extensos que en aquellas otras en que no se den estas circunstancias.

    El auditor de cuentas deberá requerir de la entidad auditada cuanta información precise para la realización de los trabajos de auditoría. Cualquier limitación impuesta por ésta, debe ser considerada en el informe como una limitación al alcance.

  • Normas técnicas de carácter general

  • Naturaleza

  • Regulan las condiciones que debe reunir el auditor de cuentas y su comportamiento en el desarrollo de la actividad de auditoría de cuentas.

  • Formación técnica y capacidad profesional

  • La auditoría debe llevarse a cabo por una/s persona/s que tengan formación técnica y capacidad profesional como auditores de cuentas, y tengan la autorización exigida legalmente.

  • La consecución de esa capacidad profesional se obtiene a través de una formación teórica y una experiencia práctica.

  • El auditor debe llevar a cabo una actualización permanente de sus conocimientos. En consecuencia, debe estudiar, comprender y aplicar las nuevas disposiciones sobre principios contables y procedimientos de auditoría elaborados por los organismos con autoridad dentro de la profesión contable.

  • La Corporación profesional impulsará y facilitará cursos de actualización, manteniendo informado al ICAC de los cursos que se programen según grados o categorías profesionales de experiencia y materias a impartir.

  • La experiencia práctica se obtendrá mediante la ejecución de trabajos de auditoría bajo la supervisión y revisión de un auditor de cuentas en ejercicio.

  • La formación y la experiencia del auditor se complementan.

  • Independencia, integridad y objetividad

  • Mantendrá una posición de independencia, integridad y objetividad.

  • Independencia supone actuar con libertad respecto a su juicio profesional, (debe estar libre de cualquier predisposición que limite su imparcialidad)

  • La integridad le obliga a ser honesto y sincero en la realización de su trabajo y la emisión de su informe.

  • La objetividad implica el mantenimiento de una actitud imparcial en todas las funciones del auditor. Para ello, deberá gozar de una total independencia en sus relaciones con la entidad auditada.

  • El auditor no debe tener interese ajenos a los profesionales, ni estar sujeto a influencias susceptibles de comprometer la solución objetiva de los problemas que puedan serle sometidos o la libertad de expresar su opinión profesional.

  • Existe falta de independencia cuando el auditor sea el ejecutor material de la contabilidad o asuma funciones ejecutivas en la entidad auditada.

  • El auditor debe abstenerse de aceptar el encargo de auditoría en todos aquellos casos en que incurra en una situación incompatible con el ejercicio de sus funciones y en los casos contemplados por la Ley.

  • Debe cuidarse la independencia cuando la percepción de honorarios por cualquier concepto de un cliente represente una proporción importante de los ingresos brutos totales del auditor o la sociedad de auditoría.

  • Serán incompatibles los supuestos del artículo 8 de la LAC.

  • La Corporación profesional, a través de los Comités de disciplina profesional, vigilará el cumplimiento de las normas de independencia.

  • Diligencia profesional

  • El auditor de cuentas, en la ejecución de su trabajo y en la emisión de su informe, actuará con la debida diligencia profesional.

  • La responsabilidad del cumplimiento de las Normas en la ejecución del trabajo y en la emisión del informe exige una revisión crítica a cada nivel de supervisión del trabajo efectuado y del juicio emitido.

  • El auditor debe aceptar únicamente los trabajos que pueda efectuar con la debida diligencia profesional. Se considera que un auditor, que cuente con el equipo humano necesario, puede supervisar un máximo de 25 mil horas de auditoría anuales.

  • Podrá solicitar asesoramiento de otros profesionales previa autorización de la entidad auditada.

  • Realizará las tareas precisas para mantener la calidad de su trabajo.

  • Las medidas de control de calidad deben abarcar todos los aspectos de la organización del despacho del auditor. Los procedimientos de control de calidad han de formalizarse en manuales escritos y deberán ser comunicados a todo el personal.

  • El auditor, debe realizar el control de calidad de sus trabajos y revisar periódicamente si sus sistemas de control de calidad siguen siendo los apropiados.

  • El sistema de control de calidad estará sometido al control de la Corporación profesional, con el fin de asegurarse de que se cumplen las NTA.

  • El control de calidad debe cumplir los siguientes objetivos:

  • Independencia, integridad y objetividad.

  • Formación y capacidad profesional.

  • Aceptación y continuación de clientes.

  • Consultas: tener la seguridad de que el auditor solicitará ayuda a personas u organismos resolver aspectos técnicos.

  • Supervisión y control de trabajos: en cuanto a si se cumplen las NTA.

  • Inspección: obtener la seguridad de que los procedimientos implantados para asegurar la calidad están consiguiendo los objetivos anteriores.

  • Responsabilidad

  • El auditor de cuentas es responsable del cumplimiento de las Normas de Auditoría establecidas, y del cumplimiento de las mismas por parte de su equipo.

  • El auditor debe presentar servicios de calidad a sus clientes con respecto a los intereses de éstos, sin menoscabar sus obligaciones para con terceros.

  • El auditor es responsable de su informe y de realizar su trabajo de acuerdo con las NTA establecidas.

  • Secreto profesional

  • El auditor debe mantener la confidencialidad de la información obtenida.

  • Ha de mantener estricta confidencialidad sobre toda la información adquirida en el transcurso de la auditoría concerniente a los negocios de sus clientes, y excepto en los casos previstos por la LAC, no revelará el contenido de la misma a persona alguna sin la autorización del cliente. No obstante, el auditor debe recoger en su informe cualquier negativa del cliente a mostrar toda la información necesaria para expresar la imagen fiel de las cuentas anuales.

  • El auditor tiene el deber de garantizar el secreto profesional en las actuaciones de sus ayudantes y colaboradores.

  • La información obtenida en el transcurso de sus actividades no podrá ser revelada en su provecho ni en el de terceras personas.

  • Deberá conservar y custodiar durante cinco años, a contar desde la fecha del informe, la documentación de la auditoría.

  • Honorarios y comisiones

  • Han de ser un justo precio del trabajo realizado para el cliente.

  • Estarán basados en tarifas horarias, teniendo en cuenta los conocimientos y habilidades requeridos y el nivel de formación teórica y práctica.

  • La Corporación profesional establecerá tarifas de referencia.

  • No se permite el pago de comisiones a terceros (pagos en efectivo, prestación de servicios gratuitos, regalos o cualquier tipo de remuneración incluyendo la participación en los honorarios de personas que no hubieran tomado parte de forma real y efectiva en el trabajo)

  • Publicidad

  • No podrá realizar publicidad con la finalidad de captar de clientes.

  • No obstante, se puede mencionar el nombre del auditor en conferencias, coloquios y artículos de prensa profesionales mediante folletos u otros medios directos.

  • Normas técnicas sobre ejecución del trabajo.

  • Introducción

  • Su objetivo es determinar de medios y actuaciones que han de ser utilizados y aplicados por los auditores en la realización de la auditoría de las cuentas anuales.

  • Contrato o carta de encargo

  • El auditor deberá acordar por escrito con su cliente el objetivo y alcance del trabajo, así como sus honorarios o los criterios para su cálculo.

  • Se indicará, asimismo, en número total de horas estimado para la realización del trabajo.

  • Antes de aceptar el encargo, el auditor deberá considerar si existe alguna razón ética o moral que aconseje rechazar el trabajo.

  • Panificación

  • El trabajo se planificará adecuadamente.

  • Comporta el desarrollo de una estrategia global en base al objetivo y alcance del encargo y la forma en que se espera que responda la entidad.

  • El auditor debe considerar:

  • Una adecuada comprensión del negocio de la entidad, del sector en que ésta opera y la naturaleza de sus transacciones.

  • Los procedimientos y principios contables que sigue la entidad y la uniformidad con que han sido aplicados, así como los sistemas contables utilizados para registrar las transacciones.

  • El grado de eficacia y fiabilidad inicialmente esperado de los sistemas de control interno.

  • El auditor deberá documentar adecuadamente el plan de auditoría.

  • El auditor debe determinar la naturaleza, alcance y momento de ejecución del trabajo a realizar y preparar un programa de auditoria escrito.

  • El programa de auditoria facilita un control y seguimiento más eficaz del trabajo realizado y se utilizará para transmitir instrucciones a los miembros del equipo. Debe incluir las pruebas necesarias para conseguir los objetivos del examen.

  • Al aplicar el programa, el auditor debe guiarse por los resultados obtenidos en los procedimientos y las consideraciones de la fase de planificación.

  • Consideraciones sobre el tipo de negocio de la entidad.

  • El conocimiento del negocio de la entidad ayuda el auditor a:

  • Identificar aquellas áreas que podrían requerir consideración especial.

  • Identificar el tipo de condiciones bajo las que la información contable se produce, se procesa, se revisa y se compia dentro de la organización.

  • Identificar la existencia de normativa de control interno.

  • Evaluar la razonabilidad de las estimaciones en áreas tales como la valoración de existencias, criterios de amortización, dotaciones a las provisiones para insolvencias, porcentaje de terminación de proyectos en contratos a largo plazo, dotaciones extraordinarias, etc.

  • Evaluar la razonabilidad de comentarios y manifestaciones de la gerencia.

  • Evaluar si los principios y las normas de contabilidad utilizados son apropiados y si guardan uniformidad con los aplicados en el ejercicio anterior.

  • Para conocer la entidad debe analizar, entre otros aspectos:

  • El tipo de negocio.

  • El tipo de productos o servicios que suministra.

  • La estructura de su capital.

  • Sus relaciones con otras empresas del mismo grupo y terceras vinculadas.

  • Las zonas de influencia comercial.

  • Sus métodos de producción y distribución.

  • La estructura organizativa.

  • La legislación vigente que afecta a la entidad.

  • El manual de políticas y procedimientos.

  • Consideraciones sobre el sector de negocio de la entidad.

  • Asimismo, deberá considerar aspectos que afecten al sector, como:

  • Condiciones económicas.

  • Regulaciones y controles gubernamentales.

  • Cambios de tecnología.

  • Práctica contable normalmente seguida por el sector.

  • Nivel de competitividad.

  • Tendencias financieras y ratios de empresas afines.

  • Estos conocimientos se adquiere a través de:

  • Trabajos previos para la propia entidad o experiencia en el sector.

  • Información solicitada al personal de la entidad.

  • De los papeles de trabajo de años anteriores.

  • De publicaciones profesionales y textos editados dentro del sector.

  • De las cuentas anuales de otras entidades del sector.

  • Desarrollo de un plan global relativo al ámbito y realización de la Auditoría

  • El Plan Global, desarrollado por el auditor, comprenderá, entre otros:

  • Los términos de encargo de auditoría y responsabilidades correspondientes.

  • Principios y normas contables, NTA, leyes y reglamentos aplicables.

  • Identificación de transacciones o áreas que requieran una atención especial.

  • La determinación de niveles o cifras de importancia relativa y su justificación.

  • La identificación del riesgo de auditoría o probabilidad de error de cada componente importante de la información financiera.

  • Grado de fiabilidad que espera atribuir a los sistemas de contabilidad y al control interno.

  • La naturaleza de las pruebas de auditoría a aplicar y el sistema de determinación y selección de las muestras.

  • El trabajo de los auditores internos y su grado de participación, en su caso, en la auditoria externa.

  • La participación de otros auditores de filiales y/o sucursales de la entidad.

  • La participación de expertos.

  • Preparación del programa de Auditoría

  • El auditor deberá preparar un programa escrito de auditoría en el que se establezcan las pruebas a realizar y la extensión de las mismas, los objetivos de la auditoría por áreas,... y será lo suficientemente detallado para que sirva como documento de asignación de trabajos a los profesionales del equipo, así como medio de control de la adecuada ejecución del mismo.

  • Estudio y evaluación del sistema de control interno.

  • Deberá efectuar un estudio y evaluación adecuada del control interno como base para la determinación del alcance, naturaleza y momento de realización de las pruebas a las que deberán concretarse los procedimientos de auditoría.

  • Definiciones y conceptos básicos

  • El control interno comprende el plan de organización y el conjunto de métodos y procedimientos que aseguren que los activos están debidamente protegidos, que los registros contables son fidedignos y que la actividad de la entidad se desarrolla eficazmente según las directrices marcadas por la dirección.

  • El control interno incluye controles que pueden ser caracterizados bien como contables o administrativos, tales como:

  • Los controles contables comprenden el plan de organización y todos los métodos y procedimientos cuya misión es la salvaguarda de los bienes activos y la fiabilidad de los registros contables.

  • Los controles administrativos se relacionan con la normativa y los procedimientos existentes en una empresa vinculados a la eficiencia operativa y al acatamiento de las políticas de la dirección y normalmente sólo influyen indirectamente en los registros contables.

  • La implantación y mantenimiento de un sistema de control interno es responsabilidad de la dirección.

  • Todo sistema de control interno tiene una serie de limitaciones.

  • Control interno contable

  • Los objetivos del sistema de control interno de tipo contable se deben relacionar con cada una de las etapas por las que discurre una transacción: autorización, ejecución, registro y finalmente la responsabilidad respecto a la custodia y salvaguarda de los activos que, en su caso, resulten de dicha transacción.

  • Estudio y evaluación del Sistema de Control Interno

  • El estudio y evaluación del control interno incluye dos fases:

  • Revisión preliminar del sistema con objeto de conocer y comprender los procedimientos y métodos establecidos por la entidad.

  • Realización de pruebas de cumplimiento para obtener una seguridad razonable de que los controles se encuentren en uso y operando tal como se diseñaron.

  • Revisión del sistema

  • Es un proceso de obtención de información respecto a la organización y los procedimientos establecidos, con objeto de que sirvan como base para las pruebas de cumplimiento y para la evaluación del sistema a través de entrevistas y estudio de documentos tales como manuales de procedimientos, instrucciones al personal, etc.

  • Ésta será documentada en forma de cuestionarios, resúmenes de procedimientos, flujogramas o cualquier otra forma de descripción.

  • Pruebas de cumplimiento

  • Su finalidad es proporcionar una seguridad razonable de que los procedimientos relativos a controles internos son aplicados tal como fueron establecidos.

  • Período en que se desarrollan las pruebas y su extensión

  • La determinación de la extensión de las pruebas de cumplimiento se realizará sobre bases estadísticas o subjetivas.

  • Los auditores independientes podrán realizar las pruebas de cumplimiento durante su trabajo preliminar.

  • La aplicación de tales pruebas a todo el período restante puede no ser necesaria. Los factores que deben considerarse incluyen:

  • Factores de las pruebas durante el período preliminar.

  • Respuestas e indagaciones concernientes al período restante.

  • Extensión del período restante.

  • Naturaleza y número de las transacciones y los saldos involucrados.

  • Evidencia del cumplimiento que puede obtenerse de las pruebas sustantivas realizadas por el auditor independiente o de las pruebas realizadas por los auditores internos.

  • Otros puntos que el auditor puede considerar de interés.

  • Evaluación del Sistema de Control Interno

  • Una función del control interno es suministrar la seguridad de que los errores cometidos se pueden descubrir con prontitud razonable, asegurando así la fiabilidad e integridad de los registros contables.

  • La evaluación del control interno, por parte del auditor, consiste en aplicar a cada tipo significativo de transacciones y a los respectivos activos involucrados en la auditoría los siguientes criterios:

  • Considerar los tipos de errores e irregularidades que puedan ocurrir.

  • Determinar los procedimientos de control interno contable que puedan prevenir o detectar errores o irregularidades..

  • Determinar si los procedimientos necesarios están establecidos y en uso.

  • Evaluar cualquier deficiencia, error o irregularidad potencial no contemplada por los procedimientos de control existentes.

  • La revisión que haga el auditor debe relacionarse con cada uno de los objetivos que se pretenden alcanzar mediante la evaluación del sistema.

  • La evaluación debe dar lugar a una conclusión respecto a si los procedimientos establecidos y su cumplimiento son satisfactorios para su objetivo.

  • Interrelación con otros procedimientos de Auditoría

  • El riesgo final del auditor es una combinación de tres riegos diferentes:

  • Posibilidad inherente a la actividad de la entidad de que existan errores de importancia en el proceso contable, del cual se obtienen las cuentas anuales.

  • Posibilidad de que existiendo estos errores no fueran detectados por los sistemas de control interno de la entidad.

  • Posibilidad de que cualquier error de importancia que exista y no hubiera sido puesto de manifiesto por el sistema de control interno, no fuera a su vez detectado por la aplicación de las pruebas adecuadas de auditoría.

  • La combinación adecuada de las pruebas de auditoría permite al auditor minimizar ese riesgo mediante un adecuado equilibrio entre pruebas de cumplimiento y pruebas sustantivas.

  • La amplitud de las pruebas sustantivas a realizar sobre los distintos componentes de las cuentas anuales, así como su naturaleza y el momento de su aplicación, será tanto menor cuanto mayor sea la confianza obtenida de las pruebas de cumplimiento del control interno.

  • Comunicación de las debilidades significativas del control interno

  • El auditor comunicará a la dirección de la entidad de las debilidades significativas identificadas en las pruebas de auditoría realizadas.

  • Evidencia

  • Debe obtenerse evidencia suficiente y adecuada, mediante la realización y la evaluación de las pruebas de auditoría que se considere necesarias, al objeto de obtener una base de juicio razonable sobre los datos contenidos en las cuentas anuales que se examinan y poder expresar una opinión respecto de las mismas.

  • Naturaleza de la evidencia

  • La evidencia del auditor es la convicción razonable de que todos aquellos datos contables expresados en las cuantías anuales han sido y están debidamente soportados en tiempo y contenido por los hechos económicos y circunstanciales que, realmente, han ocurrido.

  • La naturaleza de la evidencia está constituida por todos aquellos hechos y aspectos susceptibles de ser verificados por el auditor, y que tienen relación con las cuentas anuales que se examinan.

  • La evidencia se obtiene a través del resultado de las pruebas aplicadas y de acuerdo con el juicio profesional del auditor.

  • Evidencia suficiente

  • Es el nivel de evidencia que el auditor debe obtener a través de sus pruebas de auditoría para llegar a conclusiones razonables sobre las cuentas anuales que se someten a su examen.

  • El juicio del auditor con respecto a lo que constituye una cantidad suficiente de evidencia se ve afectado por factores tales como:

  • Naturaleza de la transacción.

  • Importancia relativa de la partida analizada en relación con el conjunto de la información financiera.

  • La experiencia adquirida en auditorías precedentes de la entidad.

  • Los resultados obtenidos de los procedimientos de auditoría, incluyendo fraudes o errores que hayan podido ser descubiertos.

  • La calidad de la información económico - financiera disponible.

  • La confianza que le merezcan la dirección de la entidad y sus empleados.

  • El auditor deberá tener en cuenta el coste que supone la obtención de un mayor nivel de evidencia y la utilidad final de los resultados.

  • La falta de suficiente evidencia sobre un hecho de relevante importancia en el contexto de los datos que se examinan, obliga al auditor a expresar las salvedades que correspondan, o en su caso, a denegar su opinión.

  • Evidencia adecuada

  • La evidencia es adecuada cuando sea pertinente para que el auditor emita su juicio profesional.

  • Importancia relativa - riego probable

  • La importancia relativa puede considerarse como la magnitud o naturaleza de un error (incluyendo una omisión) en la información financiera que bien individualmente o en su conjunto y a la luz de las circunstancias que le rodean hace probable que el juicio de una persona razonable, que confía en la información, de hubiera visto influenciado o su decisión afectada como consecuencia del error u omisión.

  • La consideración del riesgo probable supone la posibilidad de que el auditor no detecte un error significativo que pueda existir en las cuentas, por la falta de evidencia o por la obtención de una evidencia deficiente o incompleta.

  • Pruebas para obtener evidencia

  • La evidencia en auditoría se obtiene mediante pruebas de cumplimiento y pruebas sustantivas.

  • Las pruebas de cumplimiento tienen por objetivo obtener evidencia de que los procedimientos de control interno están siendo aplicados en la forma establecida. (Existencia, efectividad y continuidad)

  • Las pruebas sustantivas tienen por objeto obtener evidencia relacionada con la integridad, exactitud y validez de la información financiera auditada. Consisten en pruebas de transacciones y saldos, así como en las técnicas de examen analítico.

  • Métodos de obtener evidencia

  • La evidencia de auditoría se obtiene mediante los siguientes métodos:


  • Inspección

  • Observación

  • Preguntas

  • Confirmaciones

  • Cálculos

  • Técnicas de examen analítico


  • Los datos contables y toda la información interna no pueden considerarse por sí misma evidencia suficiente y adecuada. El auditor debe llegar a la convicción de la razonabilidad de los mismos mediante la aplicación de las pruebas necesarias.

  • Documentación del trabajo

  • Los papeles de trabajo comprenden la totalidad de los documentos preparados o recibidos por el auditor, de manera que, en conjunto, constituyen un compendio de la información utilizada y de las pruebas efectuadas, junto con las decisiones que ha debido toma para llegar a formarse su opinión.

  • Su propósito es ayudar en la planificación y realización de la auditoría, en la supervisión y revisión de la misma, y en suministrar evidencia del trabajo llevado a cabo para respaldar la opinión del auditor.

  • El archivo permanente de papeles de trabajo en un conjunto coherente de documentación conteniendo información de interés permanente y susceptible de tener incidencia en auditorías sucesivas.

  • Los papeles de trabajo deben:

  • Recoger la evidencia obtenida en la ejecución del trabajo, así como de los medios por los que el auditor ha llegado a formar su opinión.

  • Ser útiles para efectuar la supervisión del trabajo del equipo de auditoría.

  • Ayudar al auditor en la ejecución de su trabajo.

  • Ser útiles para sistematizar y perfeccionar, por la experiencia, el desempeño de futuras auditorías.

  • Hacer posible que cualquier persona con experiencia pueda supervisar en todos los aspectos, la actuación realizada.

  • Generalmente incluyen lo siguiente:

  • Copia de los estatutos de la sociedad y de cualquier otro documento de naturaleza jurídica en relación con su regulación y funcionamiento legal.

  • Constancia del proceso de planificación y de los programas de auditoría.

  • Constancia del estudio y de la evaluación del sistema de control interno contable mediante descripciones narrativas, cuestionarios, flujogramas,...

  • Los principios contables y criterios de valoración seguidos.

  • Conclusiones alcanzadas por el auditor.

  • Copia de las cuentas anuales auditadas y del informe de auditoría.

  • Constancia de la naturaleza, momento de realización y amplitud de las pruebas efectuadas, incluyendo los criterios utilizados para la selección y determinación de las muestras, el detalle de las mismas y los resultados obtenidos.

  • Confirmaciones o certificados recibidos de terceros.

  • Indicación de quien realizó los procedimientos de auditoría y cuando fueron realizados.

  • Constancia de que el trabajo realizado por los ayudantes ha sido supervisado.

  • Extractos de las actas de las Juntas de Accionistas, Consejos de Administración y otros órganos de Dirección y vigilancia.

  • Los papeles de trabajo son susceptibles de normalización, lo cual mejora la eficacia de su preparación y revisión.

  • Deben indicar las verificaciones efectuadas, el resultado obtenido y las conclusiones a las que se hubiera llegado.

  • Es indispensable que se preparen con un adecuado sistema de referencias que permita al usuario encontrar el origen de la información utilizada.

  • Los papeles de trabajo pertenecen al auditor. Deben tomarse las medidas adecuadas para garantizar la seguridad en su conservación.

  • Supervisión

  • La supervisión implica dirigir los esfuerzos de los profesionales del equipo de auditoría para lograr los objetivos del examen y comprobar que se logren esos objetivos. Comporta, entre otros, los siguientes procedimientos:

  • Proporcionar instrucciones a los profesionales del equipo de auditoría.

  • Mantener informado de los problemas importantes que se presenten.

  • Revisar el trabajo efectuado.

  • Variar el programa de trabajo de acuerdo con los resultados que se vayan obteniendo.

  • Resolver las diferencias de opinión entre los profesionales que participen en la auditoría.

  • El grado de supervisión depende de la complejidad del trabajo y de la capacitación de los profesionales del equipo de auditoría.

  • Los profesionales del equipo deben tener un claro conocimiento de sus responsabilidades y de los objetivos que se persiguen a través de los procedimientos de auditoría que han de ejecutar.

  • El trabajo de cada profesional debe ser revisado al objeto de determinar si se ha ejecutado adecuadamente.

  • Normas técnicas sobre informes

  • Introducción

  • Es un documento mercantil en el que se muestra el alcance del trabajo efectuado por el auditor y su opinión profesional sobre las mismas.

  • En la preparación del informe se han de tener en cuenta y cumplir las siguientes normas:

  • Primera:

    Manifestar si las cuentas anuales contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y comprensión adecuada y han sido formuladas de conformidad con principios y normas contables generalmente aceptados:

  • Código de Comercio y restante legislación mercantil

  • Plan General de Contabilidad y sus adaptaciones sectoriales

  • Normas de desarrollo que establezca el ICAC

  • Demás legislación que sea específicamente aplicable

  • Cuando sean hechos no contemplados en la normativa anterior, el auditor basará su opinión profesional en normas contables de organizaciones nacionales e internacionales, siempre que cumplan todas de las siguientes condiciones:

  • No sean contrarias a los principios y las normas contables obligatorios

  • Hayan sido aceptadas con generalidad por los profesionales mediante declaraciones expresas de las organizaciones en que aquéllos estén encuadrados

  • Su aplicación permita la obtención de la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la entidad auditada.

  • Segunda

    El informe expresará si los principios y normas contables guardan uniformidad con los aplicados en el ejercicio anterior.

    Tercera

    El auditor debe manifestar si las cuentas anuales expresan, en todos los aspectos significativos (aquellos que superen los niveles o cifras de importancia relativa aplicados), la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la entidad y de los resultados de sus operaciones y de los recursos obtenidos y aplicados.

    Cuarta

    El auditor expresará en el informe su opinión en relación con las cuentas anuales tomadas en su conjunto.

    Se entiende por opinión técnica la que se deduce de una planificación y ejecución de los trabajos de auditoría dirigida a formarse y soportar una opinión sobre todos aquellos aspectos de las cuentas anuales que afectan significativamente a la imagen fiel que las mismas deben presentar.

    Quinta

    El auditor indicará en su informe si la información contable que contiene el informe de gestión concuerda con la de las cuentas anuales auditadas.

  • Elementos básicos del Informe de auditoría independiente de cuentas anuales

  • Título o identificación como: “Informe de auditoría independiente de las cuentas anuales”

  • Identificación de los destinatarios y de las personas que efectuaron en encargo.

  • Identificación de la entidad auditada.

  • Párrafo de alcance de la auditoría:

  • Identificación de los documentos que comprenden las cuentas anuales, (balance de situación, cuenta de pérdidas y ganancias y memoria)

  • Referencia sintetizada y general a las Normas de Auditoría aplicadas

  • Identificación de los procedimientos previstos en las NTA que no hubieran podido aplicarse como consecuencia de limitaciones al alcance del examen del auditor.

  • Párrafo de opinión.

  • Párrafo de salvedades, exponiendo las razones significativas de forma detallada.

  • Párrafo de “énfasis”.

  • Párrafo sobre el Informe de Gestión en el que el auditor manifieste el alcance de su trabajo y si la información contable que contiene concuerda con la de las cuentas anuales del ejercicio.

  • Nombre, dirección y datos registrados del auditor.

  • Firma del auditor.

  • Fecha de emisión del informe.

  • Hechos posteriores a la fecha de las cuentas anuales

  • El auditor debe emitir el informe con referencia a la fecha de cierre de ejercicio. No obstante pueden producirse hechos con posterioridad a esta fecha, pero antes de la fecha de emisión del informe, que sean relevantes para las cuentas anuales y que precisen ser incorporados al mismo o a la memoria.

  • Hechos posteriores a la fecha del informe de auditoría y antes de su entrega

  • La fecha del informe representa la fecha en que el auditor ha completado sus procedimientos de auditoría para formarse una opinión sobre las cuentas anuales. El auditor no tiene la obligación de extender sus procedimientos para identificar hechos que pudieran haber acaecido con posterioridad a la fecha de emisión del informe de auditoría.

  • El informe de gestión

  • Ciertas entidades pueden presentar el informe de gestión, que contendrá la exposición fiel sobre la evolución de los negocios y la situación de la entidad. Éste no forma parte de las cuentas anuales.

  • La responsabilidad del auditor consiste en comprobar que la información contable contenida en el mismo concuerda con las datos contables de la entidad que han servido como base para preparar las cuentas anuales.

  • La opinión del auditor

  • Tipos de opinión

  • El informe debe contener uno de las siguientes tipos de opinión:

  • Favorable

  • Con salvedades

  • Desfavorable

  • Denegada

  • Opinión favorable

  • El auditor manifiesta de forma clara y precisa que las cuentas anuales expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera, de los resultados de las operaciones y de los recursos obtenidos,...

  • Opinión con salvedades

  • Es aplicable cuando el auditor concluye que existen una o varias de las siguientes circunstancias:

  • Limitación al alcance del trabajo realizado

  • Errores o incumplimiento de los principios y normas contables generalmente aceptados, incluyendo omisiones de información necesaria

  • Incertidumbres cuyo desenlace final no es susceptible de estimación razonable

  • Cambios durante el ejercicio, con respecto a los principios y las normas contables generalmente aceptados utilizados en el ejercicio anterior

  • Opinión desfavorable

  • Supone manifestarse en el sentido de que las cuentas anuales tomadas en su conjunto no presentan la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera, del resultado de las operaciones o de los cambios en la situación financiera de la entidad auditada de conformidad con los principios y normas de contabilidad.

  • Opinión denegada

  • Cuando el auditor no ha obtenido la evidencia necesaria para formarse una opinión sobre las cuentas anuales tomadas en su conjunto, debe manifestar en su informe que no le es posible expresar una opinión sobre las mismas.

  • La necesidad de denegar la opinión puede originarse por:

  • Limitaciones al alcance de la auditoría, y/o

  • Incertidumbres que impidan al auditor formarse una opinión

  • Opinión parcial no permitida

  • En un Informe de Auditoría no se permite la expresión de una opinión sobre alguna o varias partidas de las cuentas anuales cuando se esté expresando una opinión desfavorable o se esté denegando está.

  • Circunstancias con posible efecto en la opinión del auditor

  • Limitación al alcance

  • Existe una limitación al alcance cuando el auditor no puede aplicar los procedimientos de auditoría requeridos por estas Normas Técnicas o aquellos otros procedimientos adicionales que el auditor considera necesarios.

  • Las limitaciones de alcance pueden venir de la entidad auditada o venir impuestas por las circunstancias.

  • Error o incumplimiento de los principios y las normas contables generalmente aceptados.

  • Las cuentas anuales han de expresar la imagen fiel, de acuerdo con principios y normas generalmente aceptados. Durante su trabajo, el auditor puede identificar una o varias de las circunstancias siguientes que suponen un incumplimiento de los citados principios y normas:

  • Utilización de principios y normas distintos de los generalmente aceptados

  • Errores, fueran o no intencionados, en la elaboración de las cuentas anuales

  • Las cuentas anuales no incluyen toda la información necesaria y suficiente para la interpretación y comprensión adecuadas

  • Hechos posteriores a la fecha de cierre del ejercicio cuyo efecto no se hubiera corregido en las cuentas anuales o desglosado en la memoria, según procediera.

  • Cuando el auditor encuentre alguna de las circunstancias citadas anteriormente, deberá evaluar y cuantificar su efecto sobre las cuentas anuales. Si concluyera que el efecto es significativo, el auditor deberá expresar una opinión con salvedades o una opinión desfavorable.

  • Incertidumbre

  • Una incertidumbre se define como un asunto o situación de cuyo desenlace final no se tiene certeza a la fecha del balance, por depender de que ocurra o no algún otro hecho futuro, ni la entidad puede estimar razonablemente ni por lo tanto, puede determinar si las cuentas anuales han de ser ajustadas, ni por qué importes.

  • El auditor no debe calificar de incertidumbre las estimaciones normales que sobre hechos futuros realiza la entidad en la preparación de sus cuentas anuales.

  • Cambios en los principios y normas contables generalmente aceptados

  • El objetivo de la uniformidad es asegurar que las cuentas de distintos ejercicios no han sido afectadas por cambios en la aplicación de principios y normas.

  • Cuando se hubiera producido un cambio justificado que afectara de forma significativa a la comparabilidad de las cuentas anuales, el auditor deberá mencionar expresamente en el párrafo de opinión de su informe que existe una salvedad a la aplicación uniforme de los principios y normas contables generalmente aceptados.

  • Publicidad del informe de auditoría de cuentas anuales

  • Salvo aprobación expresa de la entidad auditada o de los supuestos contemplados por Ley, el auditor no podrá facilitar a terceros copia de su informe de auditoría de las cuentas anuales. Es responsabilidad de los Administradores de la entidad facilitar a los accionistas copias del informe de auditoría.

  • NORMA DE AUDITORÍA SOBRE HECHOS POSTERIORES

    Introducción:

  • El auditor está obligado a emitir su informe sobre las cuentas anuales con referencia a la fecha de cierre del ejercicio. No obstante podrán producirse hechos con posterioridad a la fecha de cierre, pero antes de la fecha de emisión del informe, que pudieran tener un efecto significativo sobre las cuentas anuales y que en consecuencia precisen ser incorporados a las mismas y en otros casos ser mencionados a la Memoria.

  • Objeto de esta norma:

  • El objeto de esta norma es establecer los procedimientos que ha de realizar el auditor en relación con los hechos significativos acaecidos con posterioridad a la fecha de cierre de las cuentas anuales pero antes de la fecha de emisión del informe. Asimismo refleja el efecto que tendría en el informe de auditoría una negativa del cliente de reflejar los hechos posteriores en las cuentas anuales.

  • No cubre la actuación que debiera seguir el auditor.

  • Tipos de hechos posteriores

  • Las NTA en el apartado 3.3.1. establecen lo siguiente:

  • “Existen dos grandes tipos de hechos posteriores:

  • Los que proporcionan una evidencia adicional con respecto a condiciones que ya existían a la fecha de cierre de las cuentas anuales y que por suponer diferencias debería conducir a una modificación de las mismas.

  • Las que evidencian condiciones que no existían a la fecha de cierre por lo que no deberían suponer una modificación en las cuentas anuales, pero sí una comunicación a los destinatarios, para evitar una interpretación errónea de las mismas”

  • La clasificación de los hechos posteriores requiere el conocimiento y evaluación profunda de los mismos y de las circunstancias que los produjeron. Por ejemplo, una pérdida por la incobrabilidad de una cuenta con un cliente como resultado del deterioro gradual de su situación financiera, que puede dar ligar a su insolvencia en fecha posterior a la del balance, puede ser indicativa de condiciones ya existentes en la fecha del balance y, por tanto, requerirá el ajuste de la entidad auditada de sus cuentas anuales. En cambio, una pérdida similar ocasionada por un siniestro inesperado que ocurriera después de la fecha del balance, no sería iniciativa de condiciones existentes a la fecha del balance y, por ello, el ajuste de las cuentas anuales no sería apropiado, pero si dicha pérdida fuera muy significativa la entidad tendría que incluirlo en la Memoria de las cuentas anuales.

  • Procedimientos que el auditor debe aplicar

  • En la revisión de los hechos posteriores el auditor debe aplicar los siguientes procedimientos:

  • Obtener los estados financieros intermedios posteriores al cierre y compararlos con las cuentas anuales, con los presupuestos, proyecciones económicas y financieras y otros informes de la Dirección de la entidad.

  • Leer las actas de las juntas generales de accionistas, de reuniones del consejo de administración o de cualquier otro comité , llevadas a cabo en el período posterior al cierre e investigar acerca de los asuntos discutidos de importancia significativa.

  • Indagar y comentar con el personal y los directivos de la entidad la existencia de hechos posteriores significativos, mediante consultas relacionadas con:

  • La evolución de pasivos.

  • Si ha habido modificaciones en el capital social o estructura legal de la entidad o cambios importantes en deudas a largo plazo o capital circulante.

  • La situación actual de las pérdidas reflejadas en las cuentas anuales.

  • Si se ha producido la enajenación de inmovilizados o actividades importantes de la entidad.

  • Si se han producido daños y pérdidas significativas en los activos del negocio.

  • Si se han hecho o se prevé realizar ajustes anormales que hubieran afectado o llegaran a afectar a las cuentas anuales.

  • Si han ocurrido otros hechos que afecten significativamente a la apreciación que se desprende de la situación financiera y resultado de las operaciones.

  • Si se han producido adquisiciones o transmisiones importantes de participaciones en capital, así como adquisiciones de porcentajes significativos de acciones propias o de la entidad dominante.

  • Asegurarse de que la carta con las manifestaciones de la Dirección se refiere a todos los hechos posteriores relevantes hasta la fecha de emisión del informe.

  • Las confirmaciones de los asesores legales del cliente deberán cubrir el máximo período posterior posible.

  • Efecto sobre el informe del auditor

  • Si la entidad auditada no ajusta sus cuentas anuales como consecuencia de un hecho posterior por el que se deberían modificar las cuentas anuales, ocurrido antes de la fecha de emisión del informe, dicho informe deberá incluir una salvedad u opinión desfavorable por incumplimiento de los principios y normas contables generalmente aceptados.

  • En el supuesto de utilizar doble fecha en la emisión del informe, el auditor utilizará una redacción similar a la siguiente: “(día) del (mes) de 20..... con excepción de Nota X de la Memoria cuya fecha en el (día) del (mes) de 20.....”

  • En el caso de que el cliente se negara a modificar sus cuentas anuales, el auditor usará un fórmula similar a la siguiente: “(día) del (mes) de 20..... con excepción del párrafo a) anterior cuya fecha en el (día) del (mes) de 20.....”

  • NORMAS DE AUDITORÍA SOBRE RELACIÓN ENTRE AUDITORES.

    Introducción

  • Cuando un auditor efectúa un examen sobre las cuentas anuales puede encontrarse con que concurran alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que otros auditores hayan emitido informes de empresa o entidades participadas por aquellas cuyas cuentas anuales son objeto de examen.

  • Que se produzca un relevo de auditores.

  • Que el trabajo lo realicen conjuntamente más de un auditor emitiendo un informe conjunto firmado por todos ellos.

  • Que requiera la colaboración de otro auditor.

  • La presente norma se refiere a la delimitación de responsabilidades y formas de emitir el informe cuando un auditor utiliza el trabajo o informes de otro auditor independiente.

  • El auditor es siempre responsable de la opinión expresada en su informe y, por tanto, debe alcanzar sus propias conclusiones.

  • Esta norma no regula aquellas situaciones en que el auditor pueda estimar conveniente utilizar como parte de su evidencia trabajos realizados por otros expertos no auditores.

  • Auditores de cuentas anuales de sociedades participadas.

  • En ciertos supuestos el auditor debe tener en consolidación informes de auditoría emitidos por otros auditores y referidos a otras empresas o entidades. Tal es el caso de las cuentas anuales consolidadas, particiones financieras significativas,...

  • En tales supuestos el auditor deberá hacer referencia al informe del otro auditor, indicando claramente en su informe, en los párrafos de alcance y de opinión, la delimitación de responsabilidad.

  • La referencia al hecho de que parte del examen fue realizada por otro auditor, no debe interpretarse como una salvedad de opinión, sino como una delimitación de responsabilidades entre los auditores.

  • El auditor deberá siempre tomar en consideración las salvedades que contenga la opinión de otro auditor, mencionándolas en su informe cuando dichas salvedades sean significativas con relación a las cuentas anuales tomadas en su conjunto.

  • Cambio de auditores

  • Cuando se produce un cambio de auditores, el nuevo auditor (auditor sucesor), podrá basar una parte de su trabajo en el trabajo realizado en años anteriores por el otro auditor (auditor anterior).

  • El auditor sucesor se comunicará con el auditor anterior para conocer las circunstancias del cambio y averiguar si existen razones éticas o técnicas que le aconsejen la no aceptación del encargo.

  • La iniciativa de las comunicaciones entre los auditores siempre corresponde al eventual auditor sucesor. Ambos deberán mantener la confidencialidad.

  • El auditor sucesor deberá realizar los siguientes procedimientos antes de su aceptación final del encargo:

  • Obtener información que le ayude a la decisión de aceptar o no el encargo.

  • Explicar a su cliente la necesidad de entrevistarse con el auditor anterior y deberá obtener el permiso para hacerlo.

  • Si el cliente no permite o limita las respuestas del auditor anterior, el auditor sucesor deberá preguntar las causas y considerarlo para la aceptación o no del encargo.

  • El auditor sucesor deberá preguntar al auditor anterior acerca de los asuntos que aquél crea le ayudarán en la decisión de aceptar o no el encargo.

  • El auditor sucesor deberá decidir si podrá, en base al trabajo del auditor anterior, emitir una opinión sobre las cuentas anuales del primer ejercicio que examina y sobre la uniformidad en la aplicación de los principios y normas contables, en relación con el precedente o, por el contrario, planificar el trabajo que considere necesario a tal objeto.

  • El alcance del trabajo habría de incluir procedimientos de auditoría sobre los saldos iniciales de las cuentas del balance del ejercicio sujeto a auditoría y, en algunos casos, sobre las operaciones de generaciones anteriores.

  • El auditor anterior, previa autorización del cliente, deberá ponerse a disposición del auditor sucesor para consultas y permitirle el acceso a sus papeles de trabajo para su revisión. No obstante, esto no puede servir de base para que el auditor sucesor emita su opinión, sin perjuicio de que deba indicar en que las cuentas anuales del ejercicio anterior fueron auditadas por otros auditores, la fecha del informe y el tipo de opinión emitida.

  • Si el auditor anterior por circunstancias especiales no permitiera el acceso para una revisión de sus papeles de trabajo o si el auditor sucesor decidiera no asumir responsabilidades por el trabajo realizado por el auditor anterior, deberá tratar con el cliente las limitaciones que pudieran existir en el alcance de su trabajo y, consecuentemente, su reflejo en el informe.

  • Auditorías conjuntas con otro auditor

  • Trabajo de auditoría conjunto es aquel que se efectúa por dos o más auditores en el que todos ellos tengan la condición común de actuar como auditores principales.

  • Esta circunstancia puede darse por normativa legal, por deseo expreso del cliente o por otras razones.

  • Para que tenga la consideración de conjunto, deberán concurrir las siguientes circunstancias:

  • Designación o nombramiento conjunto, por el órgano social competente, de dos o más auditores con el mismo objeto y referido a la misma fecha, mediando la aceptación conjunta por ambos.

  • Que los auditores tengan comunicación fehaciente de que actúan conjuntamente.

  • Que se espere de ellos la emisión de un informe único.

  • Que el informe emitido sea firmado por todos los auditores principales.

  • La firma conjunta del trabajo confiere a los auditores la responsabilidad solidaria por el informe emitido.

  • La responsabilidad final es por la totalidad del trabajo y por ello todos los auditores que actúan en calidad de principales podrán y deberán acceder a los papeles de trabajo y demás documentación preparada por el resto de los auditores.

  • La planificación y programas de trabajo de auditoría serán aprobados por los auditores. (También las modificaciones posteriores).

  • Si el criterio profesional de los auditores que actúan conjuntamente no fuera coincidente, el informe deberá expresar claramente cuál es la opinión emitida por cada uno de los auditores, a efectos de delimitar el grado de responsabilidad.

  • Todo informe firmado por más de un auditor tendrá la consideración de conjunto a todos los efectos.

  • Colaboración con otro auditor

  • Cuando un auditor solicita a otro su colaboración temporal y éste acepte, el carácter de auditor principal recaerá únicamente en el que haya sido nombrado como tal.

  • El trabajo que realice otro auditor no dará origen a la emisión de un informe y la responsabilidad del informe emitido recaerá en el auditor principal.

  • A efectos de delimitación interna de responsabilidades, se sugiere que el otro auditor emita un informe de uso restringido dirigido al auditor principal en el que indique el trabajo realizado y las conclusiones alcanzadas.

  • El auditor principal dirigirá el trabajo del otro auditor e incorporará como suyos los papeles de trabajo de éste y determinará si son adecuados conforme a los objetivos del encargo recibido del cliente.

  • Auditores de áreas de cuentas anuales

  • Se caracteriza por la existencia de informes emitidos por otros auditores que han revisado áreas o partes concretas de las cuentas anuales que revistan importancia significativa en relación con la situación financiera y/o resultados de la entidad.

  • El auditor deberá decidir si su participación es suficiente para actuar como auditor de las cuentas anuales y, como tal, emitir una opinión sobre las mismas.

  • Para sumir la responsabilidad por el trabajo efectuado por otro auditor, debe considerar los siguientes procedimientos:

  • Obtener del otro auditor confirmación escrita de su independencia y de su habilitación legal como auditor ejerciente.

  • Asegurarse por medio de comunicación escrita con el otro auditor de:

  • Que tiene conocimiento que las parte o áreas sobre las que va efectuar su trabajo serán incluidas en las cuentas anuales sobre las que el auditor de dichas cuentas emitirá una opinión.

  • Que está familiarizado con los principios de contabilidad generalmente aceptados y con las NTA y realizará su trabajo y emitirá su informe de acuerdo con las mismas.

  • Visitar al otro auditor y comentar los procedimientos de auditoría y los resultados obtenidos.

  • Revisar la planificación y programas de auditoría del otro auditor.

  • Revisar sus papeles de trabajo y su informe.

  • Incluir en sus papeles de trabajo evidencia en cuanto a su revisión del trabajo realizado por otros auditores.

  • Tomar las medidas apropiadas para asegurar la coordinación de sus actividades con las del otro auditor, para lograr una adecuada revisión de los aspectos que afectan a las cuentas anuales.

  • NORMAS DE AUDITORÍA SOBRE CONTROL DE CALIDAD.

  • CONSIDERACIONES GENERALES

  • Introducción

  • Controles de calidad son la estructura de organización, las políticas y los procedimientos establecidos por el auditor de cuentas con el fin de asegurarse de que los servicios profesionales que proporciona a sus clientes se realizan de acuerdo con lo requerido por las NTA.

    Este documento desarrolla la obligación de implantar controles de calidad adecuados que aseguren el cumplimiento de los objetivos aquí enumerados.

  • Ámbito de aplicación

  • Dependerá de gran variedad de factores: dimensión, naturaleza, organización, dispersión geográfica, etc.

    Los procedimientos que se detallan deberán ser aplicados por el auditor en función de las circunstancias particulares para lograr un control de calidad adecuado.

  • OBJETIVOS DEL CONTROL DE CALIDAD

  • Los objetivos básicos son, proporcionar una seguridad razonable de que:

  • Todo el personal profesional de auditoría mantiene sus cualidades de independencia, integridad y objetividad.

  • Todo el personal de auditoría tiene la formación y capacidad profesional necesarias que le permitan cumplir adecuadamente las responsabilidades que le asignen.

  • Permitir la decisión sobre la aceptación y continuidad de los clientes.

  • Consultas: El auditor solicitará, cuando lo crea necesario, la ayuda de personas y organismos, internos o externos, que tengan niveles adecuados de competencia, juicio y conocimientos para resolver aspectos técnicos.

  • La planificación, la ejecución y la supervisión del trabajo se han realizado cumpliendo las NTA.

  • Mediante inspecciones periódicas, internas o externas, los procedimientos implantados para asegurar la calidad de los trabajos están consiguiendo los objetivos anteriores.

  • DESARROLLO DE LOS OBJETIVOS DE CONTROL DE CALIDAD

  • Establecer políticas y procedimientos que proporcionen una seguridad razonable de que el auditor de cuentas y sus socios mantienen independencia conforme a las disposiciones vigentes

  • Para ello, los auditores aportarán informaciones completas a sus socios respecto a si clientela y exigirán confirmaciones periódicas por escrito de éstos en el sentido de que no se encuentran dentro de las limitaciones que señala la LAC, Normas de Auditoría u otras normas al respecto.

    Asimismo, deberá cuidar que su personal es independiente en relación con los trabajos en que intervenga directamente y con este fin deberá implantar los procedimientos adecuados para obtener información al respecto.

  • Cuidar que las personas que se contraten para los trabajos de auditoría posean las características necesarias que les permita ejecutar su trabajo adecuadamente

  • La calidad del trabajo de un auditor depende de la integridad y competencia de las personas que planifican, ejecutan y supervisan el trabajo.

  • Establecer un plan de formación profesional continua

  • Cada uno de los niveles profesionales del personal deberá recibir la formación apropiada, que podrá ser proporcionada por la Corporación o por cualquier otro organismo o entidad que imparta cursos afines a la profesión, además de a través de una biblioteca técnica.

  • Establecer un sistema de evaluación periódica personal

  • El auditor deberá organizar sistemas de evaluación periódica de su personal que ayuden al examen crítico del trabajo realizado y contribuya, en su caso, a establecer el plan de promoción dentro del esquema profesional del auditor.

  • Establecer un plan de asignación del personal a los trabajos de auditoría

  • Deberá tenerse en cuenta la naturaleza del trabajo, su dificultad y la experiencia y especialización de la persona asignada. Se deberán programar por anticipado los trabajos a realizar, indicando las necesidades de personal y sus características.

  • Establecer un sistema de investigación y consulta en casos especiales

  • El auditor establecerá un sistema que regule el proceso interno de investigación y consulta y los procedimientos para la utilización de otros profesionales ajenos a la auditoría cuando encuentre situaciones especiales que así lo aconsejen.

  • Establecer un sistema de planificación, ejecución y supervisión del trabajo en todas sus fases, para comprobar que éste se realiza de acuerdo con las normas de auditoría y de calidad establecidas por el auditor de cuentas

  • El auditor proporcionará a su personal guías orientativas en cuanto a la forma y contenido de los papeles de trabajo, del alcance y características de la evidencia a documentar en los mismos y respecto a la naturaleza, extensión y oportunidad de las instrucciones de trabajo a ser incluidas en los programas de auditoría.

  • Establecer reglas para la aceptación y la conservación de la clientela

  • Deberá evaluar periódicamente a los clientes para considerar la conveniencia de continuar con ellos.

  • Establecer sistemas de inspección interna para comprobar que los procedimientos de control de calidad se están cumpliendo

  • La inspección se instrumentará a través de un programa sistemático a desarrollar por el auditor, que contempla el examen a posteriori interno o externo de los procedimientos más importantes de los trabajos.

    Cuando el tamaño del auditor así lo justifique, se deberán establecer los procedimientos y órganos que garanticen un nivel adecuado de uniformidad y calidad en los informes emitidos.

    NORMAS DE AUDITORÍA SOBRE LA APLICACIÓN DEL PRINCIPIO DE EMPRESA EN FUNCIONAMIENTO.

  • CONSIDERACIONES GENERALES

  • El Plan General Contable establece el principio de empresa en funcionamiento, por el que se considera “que la gestión de la empresa tiene, prácticamente, una duración ilimitada”

  • Esta norma establece los procedimientos de verificación y evaluación que el auditor deberá aplicar en el caso intermedio de que no encontrándose la empresa en un proceso de liquidación o disolución, existan dudas sobre su capacidad para continuar como empresa en funcionamiento.

  • Corresponde a la Dirección y Administradores evaluar la capacidad de gestión continuada de la entidad que administran en el momento de formular cuentas anuales u otros estados financieros, para determinar si debe aplicarse el citado principio.

  • La opinión técnica del auditor no constituye garantía sobre la viabilidad futura de una entidad. No obstante, el auditor debe prestar atención a aquellas situaciones que le hagan dudar sobre la continuidad de la actividad normal de la entidad a lo largo del próximo ejercicio económico, para decidir si han de influir en su opinión.

  • POSIBLES FACTORES CAUSANTES DE LA DUDA

  • Es responsabilidad del auditor considerar durante el desarrollo de su trabajo si la aplicación del principio contable de empresa en funcionamiento es procedente. Entre otras pueden darse las siguientes circunstancias:

        • Sociedades incluidas en situaciones contempladas en los Art. 163 y 260 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas.

        • Sociedades en estado de suspensión de pagos.

        • Resultados económicos negativos y/o cash-flow negativo de forma continuada y de cuantía significativa.

        • Fondo de maniobra negativo de forma persistente y de cuantía significativa.

        • Pérdida de concesiones, licencias o patentes muy importantes.

        • Reducción de pedidos de clientes o pérdida de alguno/s muy importante/s.

        • Grandes inversiones en productos cuyo éxito comercial parece improbable.

        • Existencia de contratos a largo plazo no rentables.

        • Contingencias por importe muy significativo.

        • El auditor ha de evaluar las circunstancias descritas para determinar si son indicativas de un deterioro rápido o gradual, si son temporales o recurrentes, y si pueden identificarse con ciertos activos o son generales del negocio.

        • FACTORES MITIGANTES DE LA DEUDA

        • Identificada una situación de las detalladas anteriormente, el auditor debe evaluar y tomar en cuenta aquellos factores que tienden a reducir o eliminar sus posibles consecuencias.

        • Posibles factores mitigantes de la duda:

              • Apoyo financiero de los accionistas.

              • Existencia de un compromiso de apoyo financiero por parte de la matriz.

              • Capacidad de incrementar los fondos propios mediante la emisión de nuevas acciones o la aportación de fondos por parte de los accionistas o socios.

              • Probabilidad de obtención se subvenciones o ayudas públicas y privadas.

              • Posibilidad de obtener o incrementar dividendos u otros ingresos de empresas del grupo o asociadas.

              • Disponibilidad de líneas de crédito y financiación adicional.

              • Capacidad de renovación o retraso de los vencimientos de los préstamos existentes.

              • Posibilidad de acuerdo de reestructuración de las deudas.

              • Posibilidad de venta de activos no críticos para la actividad operativa normal de la entidad, existiendo un mercado para su venta y no existiendo impedimentos para la misma.

              • Posibilidad de cancelación de operaciones que produzcan cash-flow negativo.

              • Capacidad de absorber su amortización en un razonable período de tiempo.

              • Razonables posibilidades de sustituir los pedidos o los clientes perdidos.

              • Posibilidad de sustitución de proveedores importantes perdidos o que no concedan el crédito normal.

              • Posibilidad de reducir gastos, sin disminuir su capacidad operativa.

              • Capacidad para operar a niveles reducidos de actividad o para canalizar los recursos a otras actividades.

              • EVALUACIÓN DE LOS FACTORES

              • Para evaluar los factores causantes y mitigantes de la deuda el auditor ha de utilizar su conocimiento de los negocios de su cliente y del sector en el que opera, considerando la situación económica internacional, nacional y local.

              • Debe analizar especialmente los planes de la Dirección que pueden tener un efecto significativo sobre la solvencia y continuidad de la entidad. Así, deberá discutir con la Dirección los presupuestos, proyecciones y datos sobre el capital circulante y analizar las bases de las hipótesis hechas por la Dirección para preparar tales proyecciones, especialmente si son inciertas o muy sensibles a cambios y se desvían de las tendencias históricas de la entidad.

              • EFECTOS EN EL INFORME DE AUDITORÍA

              • Después de realizar sus evaluaciones el auditor expresará un opinión favorable, con salvedades u opinión denegada.

              • Opinión favorable (sin dudas importantes)

              • Si no hay dudas importantes sobre la continuidad de la actividad de la entidad.

              • Salvedad por falta de información

              • Si hay dudas y dicha información no se incluye en la Memoria, el auditor expresa en el informe las salvedades que crea convenientes, por falta de información necesaria para una adecuada interpretación y comprensión de las cuentas anuales.

              • Opinión con salvedades (con dudas importantes)

              • Facilitando información

              • Cuando, aún informando en la Memoria sobre los factores causantes o mitigantes, el auditor siga teniendo dudas importantes sobre la continuidad de la actividad de la empresa.

              • No facilitando información

              • Cuando no haya información recogida en la Memoria y hay dudas importantes sobre la continuidad de la actividad de la empresa.

              • Denegación de opinión

              • De denegará opinión cuando con posterioridad a la formulación de las cuentas anuales y antes de la fecha de emisión del Informe, el auditor tenga conocimiento de que se haya tomado por los que tengan la competencia atribuida para hacerlo, la decisión de la liquidación de la Sociedad y el potencial efecto sobre el patrimonio pudiera resultar muy significativo.

              • RESPONSABILIDAD DEL AUDITOR

              • La opinión favorable del auditor no asegura la continuidad de la actividad de la entidad auditada durante un plazo determinado después de dar la opinión, pero si asegura, bajo su responsabilidad, que ha llevado a cabo la evaluación ya mencionada que le ha conducido a alcanzar una convicción de que la entidad podrá continuar su actividad durante el siguiente ejercicio económico.

              • NTA SOBRE LA OBLIGACIÓN DE COMUNICAR LAS DEBILIDADES DE CONTROL INTERNO

                Introducción:

              • Las NTA establecen la obligación del auditor de comunicar a su cliente las debilidades significativas en su sistema de control interno.

              • Este documento establece normas sobre tal obligación pero no establece normas de actuación y de comunicación a clientes en el caso de contratación del auditor para realizar una revisión del control interno, con el fin de expresar una opinión sobre el mismo.

              • La identificación por parte del auditor de una debilidad significativa en el sistema de control interno dará lugar a comentarios a un nivel adecuado de la Organización para que el auditor pueda contrastar su comprensión del sistema.

              • La comunicación debe cumplirse de forma escrita dirigida a la Dirección, al Comité de Auditoría en su caso, o cuando el auditor lo considere conveniente a los Administradores de la entidad. Dicha comunicación debe dirigirse a aquel órgano de la entidad que, encontrándose a un nivel jerárquico superior al de la instancia donde se han detectado las debilidades de control, tenga competencia para resolver las citadas deficiencias.

              • Debilidades del control interno

              • La implantación y mantenimiento de un sistema de control interno adecuado es responsabilidad de la entidad considerando la relación coste - beneficio de cada procedimiento de control.

              • Cuando se localiza una deficiencia importante, se da una situación en la que el auditor supone que los procedimientos establecidos, o el grado de cumplimiento de los mismos, no dan una seguridad razonable de que las irregularidades y errores -- por importes significativos en las cuentas anuales que están siendo auditadas - pudieran prevenirse o detectarse fácilmente por los empleados en el desempeño de sus funciones.

              • Obligaciones de comunicación

              • El auditor debe comunicar las debilidades significativas detectadas en el sistema de control interno durante el desarrollo de su trabajo exclusivamente a la Dirección, al comité de Auditoria en su caso, o si lo cree conveniente a los Administradores. Además, puede realizar sugerencias constructivas para mejorar el control interno, aunque la responsabilidad de su implantación es de la entidad.

              • También, el auditor debe comunicar, aunque no es exigible, las debilidades que haya identificado aunque no le parezcan significativas, además de cualquier otro comentario que considere de interés.

              • Las comunicaciones deben realizarse dentro de un plazo razonable después de la finalización de la auditoría; si bien el auditor podría considerar necesario comunicar las debilidades significativas identificadas en una fecha anterior a la terminación de su trabajo, debido a que el estudio y la evaluación del sistema de control interno puede realizarse durante una visita preliminar y a los efectos que pueden tener esas debilidades.

              • Contenido y características de la comunicación.

              • La comunicación debe ser por escrito, de forma separada al Informe de Auditoría de las Cuentas Anuales y debe indicar los siguientes aspectos:

              • Que el estudio y la evaluación del sistema de control interno sólo se han realizado con la extensión necesaria para establecer la naturaleza, momento de realización y amplitud de los procedimientos de auditoria, así que no identifican todas las debilidades, necesariamente, y en consecuencia, no se expresa una opinión sobre el sistema de control interno.

              • Que la debilidades significativas identificadas fueron tomadas en cuenta durante la auditoría de las cuentas anuales y no modifican la opinión emitida en el Informe de Auditoria de las Cuentas Anuales.

              • Que la implantación y el mantenimiento de un sistema de control interno adecuado y el desarrollo de cualquier mejora son responsabilidad de la entidad.

              • Que el informe no puede ser utilizado para ningún otro propósito que no fuese comunicar las debilidades significativas identificadas.

              • En circunstancias normales es conveniente que las debilidades significativas identificadas, sean comentadas con el personal responsable de la entidad, antes de ser comunicadas formalmente por escrito.

              • Si todavía existen debilidades detectadas en auditorias anteriores, su comunicación actual por parte del auditor puede hacer referencias a comunicaciones anteriores.

              • NORMAS TÉCNICAS DE AUDITORÍA

                Página 6 de 34