Noche de reyes; William Shakespeare

Teatro del Siglo de Oro (Isabelino). Literatura inglesa. Comedia. Argumento. Técnicas teatrales. Tema. Vida y Obra

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

NOCHE DE REYES

  • Resumen

  • La acción transcurre en el reino imaginario de Iliria. Sebastián y Viola son dos hermanos gemelos que tras un naufragio, se ven separados creyendo cada uno en la muerte del otro. Viola es salvada en un bote y Sebastián sobrevive al encontrarlo un barco del que era capitán Antonio. Los dos hermanos toman caminos diferentes y mientras Sebastián continua navegando junto a Antonio, Viola llega a Iliria, donde se hace pasar por un muchacho llamado Cesario. Allí entrará a servir al duque de Orsino. Éste está enamorado de la condesa, Olivia, que se encuentra de luto por la muerte de su hermano. Ella lo rechaza una y otra vez hasta que él decide utilizar a Cesario como celestina, sin saber que éste se ha enamorado de él. Viola actuando como Cesario cumple la voluntad de su señor y visita a Olivia para mostrarle las intenciones del duque, pero finalmente la duquesa no quedará prendada de Orsino, sino por Viola.

    A su vez, en la obra intervienen Feste, bufón de las dos casas; Sir Toby Belch, tío de Olivia que tendrá a Sir Andrew Aguecheek como su protegido, al que animará para retar en duelo a Cesario, sabiendo que Olivia, a la que él amaba, estaba enamorada de aquél; y por último Malvolio, mayordomo de Olivia, que será engañado por su criada, María, haciéndole creer que la duquesa le amaba. A todo esto, Antonio y Sebastián llegan a Iliria, donde éste último es perseguido por las autoridades. Se producen una serie de malentendidos en los que Viola es rescatada por su hermano del duelo con Sir Andrew Aguecheek. Olivia al ver a Sebastián cree que es Cesario y le invita a su casa donde se casa con él. Orsino va a visitar a Olivia y se encuentra el panorama de que su paje, Cesario, es ahora el marido de la duquesa. Entonces Viola llega a la casa donde se encuentra a su hermano y de esta forma aclaran la situación. Finalmente Orsino se casa con Viola y todos quedan felices y contentos.

  • Estudio psicológico y físico de los personajes principales, así como del ambiente geográfico, histórico, político y social donde se desarrolla la acción.

  • Análisis de las técnicas teatrales: género teatral al que pertenece. División en actos y qué parte / elemento de la acción se desarrolla en ellos. Función de las acotaciones, tipo de dialogo que aparece y función de los monólogos.

  • Noche de Reyes está enmarcada en el género teatral de la comedia. Ésta surge en Grecia y muestra los problemas cotidianos de unos personajes que pertenecen a cualquier clase social y en ella no suele faltar el humor.

    Concretamente, la obra pertenece al teatro Isabelino inglés. Éste resumía la supervivencia de un teatro popular y una experiencia social. La tradición popular medieval se fundió así con la experiencia colectiva y la conciencia histórica. El drama popular iba a ser enriquecido por el humanismo renacentista.

    El teatro inglés se basó principalmente en los misterios y moralidades del medioevo, las cuales eran obras de carácter alegórico en las que se personificaban fuerzas naturales o cualidades; y los mezcló con características del Renacimiento.

    El teatro Isabelino resumía las vivencias históricas del pueblo. Thomas Kyd y Christopher Marlowe, ambos dramaturgos, dieron lugar a un teatro dinámico, épico y sin prohibiciones que dio como resultado el trabajo de William Shakespeare.

    Los temas de la tragedia solían ser históricos más que míticos, y la historia era utilizada para comentar cuestiones del momento. Las comedias eran frecuentemente pastoriles, e incluían elementos mágicos. Se incorporaba música, danza y espectáculo; se mostraba violencia, batallas y sangre. Habían dejado de lado La poética de Aristóteles

    Las obras se representaban durante los meses más cálidos en teatros circulares y al aire libre. En 1594 se constituyen las dos compañías más importantes del período: la de “lord Admiral y la de “Lord Chamberlain”. A esta última se une Shakespeare. La compañía “Lord Chamberlain” se formó como una cooperativa de actores, cada uno con una parte igual de la propiedad.

    A partir de 1608 la compañía actúa, en invierno, en un teatro cerrado para un público más distinguido. Ello comporta no solo mayores posibilidades escenográficas, sino, sobre todo, un importante cambio en el estilo, más refinado y fantasioso.

    El escenario consistía en una plataforma que ocupaba parte del equivalente al actual patio de butacas, entonces era un área para estar de pie destinada a las clases bajas. El decorado era mínimo, y constaba de algunos accesorios o paneles. Al morir la Reina Isabel I, el teatro se tornó oscuro y siniestro; y la comedia, tomó un humor ácido y cínico.

    La obra está dividida en cinco actos, que a su vez se dividen en escenas que cambian en el momento en el que sale o entra un personaje. Es una obra barroca, que como tal, introduce innovaciones respecto a la escena. Está escrita sin respetar las reglas de las tres unidades clásicas (tiempo, acción y lugar). En la obra aparece el típico personaje humorístico reflejado en el bufón, algo muy propio de Shakespeare. Por último, la obra está escrita en verso, forma usual durante el Barroco.

    Las acotaciones cumplen una función de informar a cerca del vestuario, los gestos y a la actitud de los personajes, pero sobretodo, a cerca del lugar en el que se encuentran.

    Los parlamentos no suelen ser largos exceptuando los monólogos, que tienen la función de expresar los pensamientos de los personajes. Se pueden resaltar aquellos realizados por Olivia, Orisno o Viola.

  • Tema que desarrolla la obra, ideas que aparecen a lo largo de la obra e intenciones que busca el autor.

  • Noche de Reyes fue escrita para una ocasión especifica, para celebrar la visita de Don Virginio Orsino, Duque de Bracciano, a la reina Isabel. Con motivo de la visita se representó una obra con la intencion de hacerle un cumplido al noble invitado y a la reina misma, que quedaria retratada en Olivia. La primera fecha de representación data sobre la fiesta de la Epifania y diarios ingleses como Diary de Pepys demuestran que la obra todavía se consideraba apropiada para la celebración de esta fiesta avanzado el siglo XVII. En cualquier caso según los expertos la obra es claramente festiva.

    Shakespeare se vale de dos fuentes para escribir la obra. La primera es Menaechmi de Plauto y la segunda una comedia italiana de Nicolo Secchi titulada Gl'Inganni.

    El interes de la obra se centra en el trastorno causado por el disfraz y la alteración de todo orden y autoridad establecidos, que se refleja en la celebración de las fiestas. Aparecen los temas de la muerte, el erotismo y la identidad, a la vez que la obra avanza con optimismo hacia el autodescubrimiento.


  • Opinión personal.

  • En mi opinión, la obra constituye un enredo de amor y desamor con una gracia que ha conseguido perdurar hasta nuestros días. Presenta la confusión de atracciones humanas, de enamoramientos disfrazados, y la ambigüedad de ciertas amistades que dan a la comedia un toque inquietante. Los elementos de intriga, aventura y crueldad mantienen al espectador en vilo, haciéndole experimentar tanto situaciones de gran belleza, como otras tremendamente penosas y burlescas. El lenguaje utilizado por Shakespeare destaca por su calidad poética y por la utilización de numerosos parlamentos y diálogos que dan qué pensar al espectador. En general me ha gustado mucho y ha sido una sorpresa ya que no me esperaba tanto de un título que me resultaba totalmente desconocido.

  • Información del autor y periodo histórico

  • Dramaturgo, poeta y actor inglés. Resulta imposible llevar a cabo una exposición completa de la vida del celebrado autor inglés, pues existen en torno a ella numerosas suposiciones y muy pocos datos comprobados, por lo que los conocimientos en torno a su infancia son escasos, y se cree que nació el 23 de abril de 1564 en Stratfordon Avon, convertida ahora en un museo shakesperiano. Tercero de los ocho hijos del comerciante John Shakespeare y de Mary Arden, cuya familia había sufrido persecuciones religiosas derivadas de su confesión católica. Probablemente estudió en la escuela de su localidad y, como primogénito varón, estaba destinado a suceder a su padre en los negocios, que fue concejal, traficaba en guantes, en cuero, en madera y en trigo, aunque tuvo que ponerse a trabajar en diversos oficios por la difícil situación económica que atravesaba su familia. En 1582 se casó con Anne Hathaway, que le daría dos hijos, Hamnet y Julia, y cinco años más tarde se radicó en Londres, lugar en el que optó por el oficio de actor. Así conoció la práctica de la escena antes de escribir para ella.

    La publicación de dos poemas eróticos según la moda de la época, Venus y Adonis (1593) y La violación de Lucrecia (1594), y de sus Sonetos (1609) le dieron la reputación de brillante poeta renacentista. Fue principalmente su actividad como dramaturgo lo que le dio fama en la época.

    En 1593 estrenó la Comedia de las equivocaciones (The Comedy of Errors, 1594) y pasó como autor a la compañía de lord Chamberlein, quien en 1603 recibió la protección real como The King's Magesty's Servants. Así entraría Shakespeare a actuar ante la corte, lo cual le permitió hacer cierta fortuna y comprar en Stratford una mansión a donde se trasladó su familia. Trabajó en el teatro del Globe y con el de Blackfriars. Sus textos divulgados en forma póstuma por sus socios del Globe se conocen como First Folio y comprenden 18 títulos. Las publicaciones sueltas se conocen como Quartos, también 18. Las 36 constituyen, en lo fundamental, los escritos aceptados como pertenecientes al autor y en los que se basa su reputación, aunque sus contemporáneos de mayor nivel cultural las rechazaron, por considerarlas, como al resto del teatro, tan sólo un vulgar entretenimiento. La introducción, en distintas proporciones, de elementos trágicos y cómicos para expresar amplios

    espectros de caracteres se convertiría en uno de los recursos favoritos del autor inglés.

    Aunque no se conoce con exactitud la fecha de composición de muchos de sus textos, su carrera literaria se suele dividir en cuatro etapas aproximativas, cuyas fechas están basados en que el autor extraía los temas de sus escritos de crónicas de su tiempo, así como de cuentos y narraciones ya existentes, tal y como era costumbre en aquellos años. La primera etapa, que va de 1590 a 1594, está integrada por piezas históricas que, al contrario de lo que ocurrió con sus textos de madurez, poseían un alto grado de formalidad y, a menudo, resultaban un tanto predecibles y amaneradas, y comedias ligeras como Sueño de una noche de verano (1594). El prodigioso dominio de Shakespeare en la versificación le permitía distinguir a los personajes por el modo de hablar, amén de dotar a su lenguaje de una naturalidad casi coloquial.

    Sus primeras publicaciones fueron cuatro dramas que tenían como trasfondo los enfrentamientos civiles en la Inglaterra del siglo XV, un estilo muy popular en la época. Estas cuatro creaciones, Enrique VI, Primera, Segunda y Tercera parte (hacia 1590-1592) y Ricardo III (hacia 1593 El ciclo se cierra con la muerte de Ricardo III y la subida al trono de Enrique VII, fundador de la dinastía Tudor, a la que pertenecía la reina Isabel. En cuanto a estilo y estructura, contienen numerosas referencias al teatro medieval y otras a los textos de los primeros dramaturgos isabelinos, en especial Cristopher Marlowe, a través de los cuales conoció los del dramaturgo clásico latino Séneca. Esta influencia, que se manifiesta en sus numerosas escenas sangrientas y en su lenguaje colorista y redundante, especialmente perceptible en Titus Andronicus (hacia 1594), una tragedia poblada de justas venganzas, que posee una puesta en escena muy detallista. En El mercader de Venecia (hacia 1596) aparecen retratadas las cualidades renacentistas de la amistad viril y el amor platónico que se oponen a la amarga falta de humanidad de un usurero llamado Shylock, cuyas desdichas terminan despertando la comprensión y la simpatía del público.

    La segunda etapa, hasta 1600, se caracteriza por el aliento lírico y la profundización en el perfil histórico de sus personajes y su significación. De esta etapa es Romeo y Julieta (1595), considerada la más renacentista de todas por recordar la novela sentimental del siglo XV, en la cual la tragedia se desarrolla a partir del protagonista.

    En la tercera, que culmina en 1608, aparecen las tragedias y escritos más complejos, como Hamlet (1601), su obra más universal, va más allá de las otras tragedias centradas en la venganza, pues retrata de un modo escalofriante la mezcla de gloria y sordidez que caracteriza la naturaleza humana. Otras publicaciones importantes de esta etapa son Julio César (1600), Otelo (1602), El rey Lear (1605), Macbeth (1606), Antonio y Cleopatra (1606) y Coriolano (1608).

    De la cuarta se destaca La tempestad (1613).

    Hacia 1613, William Shakespeare dejó de escribir y se retiró a su localidad natal, donde adquirió una casa conocida como New Place, mientras invertía en bienes inmuebles de Londres la fortuna que había conseguido amasar. Murió el 23 de abril de 1616 y fue enterrado en la iglesia de Stratford. Por esas mismas fechas murió Cervantes en Madrid, aunque es muy probable que ninguno de los dos oyera hablar del otro.

    Hasta el siglo XVIII, Shakespeare fue considerado únicamente como un genio difícil. Se han propuesto teorías según las cuales sus obras fueron escritas por alguien de una educación superior, tal vez por el estadista y filósofo sir Francis Bacon, o por el conde de Southampton, protector del autor, o incluso por el dramaturgo Christopher Marlowe, el cual, según la opinión de algunos estudiosos, no murió en una reyerta de taberna, sino que huyó al continente, donde siguió escribiendo. A pesar de la controvertida identidad de Shakespeare, sus obras fueron admiradas ya en su tiempo por Ben Jonson y otros autores, que vieron en él una brillantez destinada a perdurar en el tiempo; Jonson dijo que Shakespeare "no era de una época, sino de todas las épocas". Del siglo XIX en adelante, sus obras han recibido el reconocimiento que merecen en el mundo entero. Casi todas sus obras continúan hoy representándose y son fuente de inspiración para numerosos experimentos teatrales, pues comunican un profundo conocimiento de la naturaleza humana, ejemplificado en la perfecta caracterización de sus variadísimos personajes. Su habilidad en el uso del lenguaje poético y de los recursos dramáticos, capaz de crear una unidad estética a partir de una multiplicidad de expresiones y acciones, no tiene par dentro de la literatura universal. Autores teatrales ingleses posteriores, como John Webster, Philip Masinger y John Ford tomaron prestadas ideas de sus obras, y su influencia en los autores de la restauración, en especial sobre John Dryden, William Congreve y Thomas Otway resulta más que evidente. Por otro lado, en numerosos escritores del siglo XX, como Pinter, Beckett y George Bernard Shaw se ven las huellas de Shakespeare.

    El inmortal Shakespeare creó la literatura moderna al engendrar la obra más rica de arte y pensamiento que jamás fue escrita en la literatura de todos los tiempos. Procedente de aquella clase media inglesa a la que la libertad había descubierto horizontes inmensos, planteó todos los problemas morales y políticos. Es el más insigne de todos los escritores porque fue verdaderamente un hombre, con todos sus prontos, sus instintos, sus pasiones, su fe y sus dudas, porque supo comprenderlo todo, amarlo todo, porque no permitió en ningún momento dejar su conciencia, ni entregarla al orgullo; porque lo asimiló todo sin imitar nada. El genio de Shakespeare fue la cima más alta a que se elevó el Renacimiento.

    Contexto histórico, político y social

    Durante la Edad Media, y pese a las extensas propiedades que los reyes ingleses conservaron en Francia a lo largo de siglos, Inglaterra había permanecido marginada en Europa. El renacimiento le llegó con sensible retraso. Las persecuciones religiosas entre católicos y protestantes a mediados del siglo XVI prolongaron aún más el ambiente de guerras feudales del siglo anterior.

    El largo reinado de Isabel I (1557 - 1603 ) inaugura, por fin, un periodo de paz y unidad nacional. Durante su reinado los comerciantes empiezan sus aventuras mercantiles hacia América y Asia; con los beneficios obtenidos

    compran las propiedades de los antiguos monasterios y crean pequeñas industrias manufactureras, mientras los campesinos más pobres, expulsados de sus campos por lo nuevos terratenientes, han de emigrar a las ciudades.

    El caos y la violencia, el contraste entre las fortunas amasadas rápidamente y la miseria eran omnipresentes. Y es allí mismo donde se construirán y prosperarán, como por sorpresa, una docena de edificios destinados a las representaciones teatrales. Fenómeno sorprendente que se debió en buena medida al entusiasmo por la recién conseguida paz nacional, a la circulación de dinero adquirido con facilidad, a la aglomeración de gentes de orígenes diversos y, por encima de todo, a la larga tradición de literatura oral de la Edad Media, renovada por el impulso renacentista a favor de la libertad y el individualismo.

    Inglaterra, insular, había venido conservando desde Enrique VIII una política orientada hacia la expansión marítima y comercial que practicaron tanto la monarquía parlamentaria de Isabel, como la república de 1649, la dictadura cronwelliana y el absolutismo de los Estuardo. Y ha sido esta uniformidad de política lo que ha hecho la grandeza de esa nación.

    En el siglo XVI las tendencias literarias reflejan con gran exactitud la evolución histórica y las orientaciones económicas y sociales de Inglaterra, país que, tradicional y progresista, afecto a su pasado y abierto a horizontes nuevos, nacional y cosmopolita, es ante todo liberal, erguido contra el autoritarismo de la monarquía absoluta, cuya sombras se proyectan cada vez más sobre el continente europeo. La inspiración literaria fue, como el comercio, ampliamente internacional. El mar le aporta el influjo del teatro español; el calvinismo, el de la Biblia; la ruptura con Roma y la exaltación del sentimiento nacional lo orientan hacia su propia historia. El Renacimiento lo abre a las obras italianas, a las de Francia y la Antigüedad, y la literatura inglesa, al terminar el siglo, se ve influida por todas la corrientes de la cultura occidental.

    El teatro religioso medieval inglés había sido enormemente popular. Con el nuevo prestigio de la cultura renacentista, los monarcas Tudor ordenaron que se hicieran representaciones privadas en palacio. Isabel I autorizó a que los actores las repitiesen en tabernas y patios de posadas para aquellas gentes que estaban dispuestas a pagar por ver obras. Así nacen los primeros grupos de actores profesionales.

    En 1577 el carpintero y actor james Bubage construyó en un descampado un edificio destinado exclusivamente al teatro. Lo llamó así, “The Theatre”. Tuvo tanto éxito que en pocos años se construyeron una docena de edificios similares.

    Las representaciones teatrales gozaban de muy mala reputación entre los predicadores, especialmente entre aquellos influidos por el nuevo puritanismo protestante. Cualquier ocasión era buena para forzar su cierre, pero la razón más frecuentemente esgrimida fueron las sucesivas epidemias de peste bubónica y pneumónica durante las cuales los teatros eran, efectivamente, lugar de contagio. En los poco más de veinte años de la carrera de Shakespeare, los teatros permanecieron cerrados durante siete

    BIBLIOGRAFÍA

    • Noche de Reyes. William Shakespeare. Ed. Cátedra

    • Historia Universal de Jacques Perenne

    • Enciclopedia Encarta

    • www.artehistoria.com