No Logo: el poder las marcas; Naomi Klein

Literatura universal contemporánea. Ensayo. Marcas publicitarias. Globalización. Argumento

  • Enviado por: Amara18
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

VALORACIÓN DEL CONTENIDO

Introducción

En esta introducción la autora nos explica algunos de los motivos que le llevaron a escribir el libro. Se basa en hechos reales vividos por ella, en imágenes que le han quedado grabadas en su cabeza por resultar un tanto impactantes. Uno de estos motivos fue el hecho de ver unas trabajadoras indonesas manifestándose por sus derechos. Ya que hacían muchas horas y su salario era muy bajo. Ésta es una situación que hoy en día existe pero no estamos concienciados de ello. La mayoría de jóvenes llevamos zapatillas Nike, y sabemos que las han realizado niños con una retribución muy baja. Pero no le damos importancia, pensamos que una sola persona no va a cambiar el mundo. Que por mucho que uno de nosotros no las compre, llegará otro y lo hará. La autora en cierto modo también trata de concienciarnos sobre este hecho. También explica que vio como algunos de los alumnos de una Universidad revindicaban por esta explotación. Pero añade que estas personas son una minoría, pero que poco a poco hay más gente que se suma a este movimiento. Naomi Klein también nos explica como es dónde ella vive, y que anteriormente su piso fue una fábrica importante. Nos lo muestra como un hecho irónico.

También trata de adentrarnos un poco en el libro. Intenta hacer una breve explicación de cómo va a ser lo que vamos a leer. Para ello hace una breve comparación con otros libros sobre el mismo tema. Y añade que éste es un libro diferente. Un libro, podríamos considerar, crítico.

Personalmente, de momento, creo que la autora tiene bastante razón. Que deberían ser más personas las que deberían estar en contra de la globalización mundial. Y también en contra del hecho de que los países ricos, encima, explotan a los pobres. Intentándoles arrebatar lo poco que tienen. Pero esto es una cosa que existe desde hace años y que con el paso del tiempo ha ido empeorando. Y muy poca gente ha hecho algo para que esto cambie.

Capítulo 9 (La fábrica abandonada)

En este capítulo la autora habla sobre las marcas. Sobre la importancia que tienen por encima del propio producto. Como en la introducción en ocasiones habla de sensaciones vividas por ella, casos que ella ha visto con sus propios ojos. Una gran pregunta sería: Tienen algo que ver los despidos en empresas con el poder de las marcas? Según Naomi Klein podemos decir que por supuesto que si. Se basa en casos concretos ocurridos en la década de los 80 y los 90. Los empresarios quieren aumentar sus beneficios. Ha habido un dato que personalmente me ha llamado mucho la atención. Explica que los empresarios consiguen un beneficio del 100%, pero aun así no están conformes ya que quieren tener un beneficio alrededor de un 400%. A mi parecer esta afirmación define perfectamente la ambición de los poderosos. Para ellos es más importante la marca que el propio producto. Se podría decir que la marca es el elemento que caracteriza el producto, sino hay marca tampoco hay producto. Por ello la mayoría de empresas se dedicaron a destinar sus bienes en el logotipo de la marca. Pero con el dinero que poseían no era suficiente. Así que lo más fácil para ellos era cerrar plantas y dejar a miles de personas en la calle. Cosa que a mí me parece una injusticia. Trasladaban las fábricas de sus países, a países de libre comercio. Favoreciendo la explotación laboral. Ponen las fábricas en mano de contratistas, que abusan de sus trabajadores. Las jornadas laborales son muy largas, no son iguales en todos los países pero oscilan entre las 12 y las 16 horas. Las condiciones de trabajo son deplorables. Y los sueldos son inferiores a los que deberían tener para poder tener una vida normal, es decir para poder vivir. Al principio de este movimiento eran pocas compañías las que lo hacían, y además se exculpaban. Decían que ellos no tenían la culpa, que no estaban destruyendo ni eliminado esos puestos de trabajo. Y lo peor de todo es que tenían razón, no las eliminaban las traspasaban a otros países. Con este hecho ellos ganaban dinero, porque ellos no pagaban a los trabajadores, solamente pagaban a los contratistas y no pagaban demasiado. Este dinero que ganaban lo invertían en marketing, en prototipos, en definitiva hacer crecer la marca. Ya que para ellos como he explicado antes es lo más importante. Poco a poco más empresas y más multinacionales se fueron uniendo a esta forma de ganar dinero. Cada vez eran más países que permitían el libre comercio, cada vez ganaban más dinero y cada vez había más empleados en la calle. Algunas de estas empresas son: IBM, Nike, The Gap, Old Navy, ... Si observamos son empresas que tienen grandes logotipos. Todas las multinacionales quieren ser como ellas. Por ejemplo dice que muchas empresas de zapatillas deportivas querían ser igual a Nike. Por este motivo cada vez los ricos son más ricos y los pobres más pobres.

En conclusión, pienso que ésta es una situación pésima en la que todos deberíamos colaborar para que no ocurriese. Hay muchas maneras de hacerlo, pero es más fácil dar la espalda el mundo. Preocuparse tan solo de uno mismo, y dejar que cada uno arregle sus propios problemas.

Capítulo 10 (amenazas y tentaciones)

En este capítulo la autora sigue hablando sobre lo que hacen las empresas para poder obtener más beneficios. Pero en este caso no habla de lo que se realiza en países extranjeros, normalmente en proceso de desarrollo, sino lo que le hacen a los trabajadores de un mismo país. Éste es un hecho que creo que está a la orden del día. Nada más tienes que observar un poco para darte cuenta. Todos, incluida yo, tenemos que pasar por eso. A la hora de buscar trabajo es muy complicado, hay poco trabajo y el que aparece lo hace con condiciones pésimas en la mayoría de ocasiones. Eso es por lo menos lo que yo pienso. Naomi Klein habla de los trabajos tan degradados que hay en Estados Unidos. Estos trabajos suelen ser los que se realizan en tiendas pequeñas de empresas enormes. Las grandes empresas tratan de recortar al máximo los gastos para obtener así un grandísimo beneficio. Esto lo consiguen explotando a los trabajadores. Le retribuyen un salario bajo, el mínimo o en ocasiones incluso por debajo del mínimo. Ofrecen empleos de corta duración, los llamados contratos temporales. Los mantienen en la empresa durante pocos meses, y luego los echan a la calle, así reducen gastos de seguridad social e incluso por el hecho de no ser fijos. Ésta es una realidad a la que no se le puede dar la espalda porque la sufran muchas personas. En ocasiones las personas que poseen estos trabajos son gente joven. Las empresas eluden el problema diciendo que son gente joven y que no necesitan grandes retribuciones porque no tienen que mantener nada. Pero yo digo y quien son ellos para decir esto. Realmente es una injusticia. Ellos no tienen derecho a decidir si una persona debe recibir un salario menor simplemente por el hecho de ser joven, ya que a lo mejor está igual cualificada que una persona más mayor. Y quien son ellos para decidir que no tienen necesidades que cubrir? A caso saben su realidad familiar? No! Simplemente, es un pretexto, es una excusa para poder hacer lo que les da la gana y como le da la gana, porque los trabajadores se lo permiten. Como ellos ven que esto le sale bien tratan de echar a la calle o incluso amenazan a los trabajadores de más edad para seguir aumentando sus beneficios.

En el libro la autora deja entender que realizó diversas entrevistas a trabajadores de este tipo. A parte de todo esto que he comentado, para indignarse todavía más, hay a trabajadores que ni siquiera les pagan, los llamados interinos. Son jóvenes que quieren trabajar pero no poseen ningún tipo de experiencia. Entonces las empresas, sobretodo de medios de comunicación les ofrecen trabajos que no son retribuidos. Trabajos que en ocasiones pueden llegar a ser bastante cualificados. Y encima añaden que les están haciendo un favor, porque llenan su currículum de experiencia profesional. A mi personalmente es una realidad que me parece muy triste y a la vez demasiado fuerte para ser cierta. Me parece indignante que las personas que quieren trabajar o que simplemente lo necesitan tengan que pasar por estas penurias para conseguir un trabajo. Y que encima según ellos les deberíamos dar las gracias. Una sociedad así pienso que no va bien, ya que se supone que desde pequeño te inculcan que lo más importante en esta vida es trabajar, pero los multimillonarios peces gordos no te lo permiten, ya única y exclusivamente en su beneficio.

En definitiva que opino que vivimos en una sociedad muy materialista, en la que nadie mira en el bien los demás sino en el suyo único. Creo que ésta es una cuestión que nos deberíamos replantear, y estar en contra de ellos. Ayudarnos unos a otros, ya que los trabajadores normales somos mayoría frente a los grandes empresarios.

Conclusión

En esta conclusión la autora nos habla de algunas reuniones de trabajadores. También explica que al comienzo no tenía demasiado claro hacía donde iría realmente su libro, pero que poco a poco lo fue descubriendo. Añade que aunque sea solamente un poco toda la situación que he explicado en el trabajo ha mejorado. También dice que todos deberíamos estar en contra de estos movimientos y ayudar a que esto se erradique. Afirmación con la que yo personalmente estoy de acuerdo al igual que con la mayoría de lo que he leído del libro.