Niños de las calles

Marginación. Problemas sociales. Abandono. Explotación laboral. Infancia. Abandono. Derechos humanos

  • Enviado por: Paulita
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Introducción.

En el presente informe queremos dar a conocer, los problemas sociales y morales que enfrentan los niños de la calle, en varios ámbitos, como en la pobreza en que viven, la explotación laboral que están expuestos día a día y todas las cosas que solo por ser de la calle tienen que enfrentar.

Integrantes del grupo.

Niños de las calles

OBJETIVOS

1.- Explicar las causas que llevan a estos niños a comenzar una vida a la intemperie y frialdad que ofrecen las calles, y como sobreviven a todo esto.

2.- Dar a conocer quienes son los niños de la calle y los problemas éticos y morales en que están involucrados.

3.- Como ve la sociedad a estos niños y como los niños ven a la sociedad.

4.- Buscar una solución para disminuir la cantidad de niños que encontramos viviendo en la calle.

1.- Explicar las causas que llevan a estos niños a comenzar una vida a la intemperie y frialdad que ofrecen las calles, y como sobreviven a todo esto.

Primero que nada, las causas que llevan a los niños a comenzar una vida en la calle son varias, pero la podemos clasificar de dos formas, cuando los niños por iniciativa propia deciden dejar sus hogares por distintos motivos y la otra, el abandono de sus padres, dejándolos completamente solos en las calles..

Salida por iniciativa propia:

Muchos niños salen de sus casas porque no reciben la atención de sus padres pero algunos salen para escapar el abuso sexual, físico o emocional de sus padres. Muchas veces, los padres no son los padres formales. Se refiere a este problema como "la desintegración de la familia."

Los niños que viven en las calles son el resultado de una  sociedad  donde predomina el consumismo, y el interés por "tener", antes que "ser persona".

Se agudiza el problema de estos niños por la ciencia de los valores morales, la influencia y la manipulación medios de psicológica de la comunicación, el alcoholismo, la drogadicción, etc.  La agresión física y psicológica es un factor determinante para que los niños y niñas abandonen su hogar, huyendo de su realidad y creyendo encontrar más seguridad en las calles que en su casa.

Abandono por parte de los padres:

Cuando esto se produce, generalmente ocurre en la clase baja, en donde la pobreza es la compañera diaria de estas familias, éstas, no tienen educación, por lo cual les cuesta salir adelante. Al tener hijos, no planifican su realidad económica con los hijos que desean tener. Estas familias se caracterizan por ser numerosas, lo que provoca que los niños salgan a trabajar para aportar al sustento diario de la familia, en donde se enfrentan a los peligros de la ciudad aplazar la mayor cantidad de tiempo en ella.

Pero también hay que tomar en cuenta, que el abandono también lo hacen aquellos jóvenes padres irresponsables que no asumen su paternidad, dejando al niño a la suerte de la calle.

¿Cómo sobreviven estos niños?

Su sobrevivencia es muy vulnerable por el riesgo y la violencia a la cual están expuestos, porque sus necesidades vitales distan mucho de ser satisfechas; no asisten a la escuela o lo hacen muy irregularmente; no poseen documentos o los han extraviado; se alimentan de las sobras de los restaurantes y no concurren a comedores escolares o municipales; duermen durante el día en las calles o plazas porque pasan sus noches en vela. Sus familias se encuentran desintegradas por lo que no pueden volver a ellas; a veces han perdido toda referencia con su familia de origen debido a los continuos cambios de domicilio a que se ven obligadas las familias.

2.- Dar a conocer quienes son los niños de la calle y los problemas Éticos y morales en que están involucrados.

NIÑOS DE LAS CALLES

¿QUIÉNES SON?

Todos los conocemos un poco de vista. Nos los cruzamos en las esquinas de las grandes ciudades, en un semáforo de las afueras, revoloteando a la puerta de cines y espectáculos, o rebuscando en los contenedores de

Niños de las calles
basura.

Los conocen mucho más en los servicios sociales municipales, a él y a sus hermanos, pero sobre todo a su madre. Va mucho por allí a ver si le dan una vivienda sin goteras, con techo y ventanas, y por biberones para el más pequeño.

Los conocen también en los centros especializados de menores, por donde con frecuencia pasan paulatinamente todos los hermanos. No es raro que también el padre o la madre, o los dos, sean antiguos alumnos de un centro similar.

Cuando crecen y llegan a los 15-16 años empiezan a ser bastante conocidos en los tribunales tutelares, en las comisarías, en los centros penitenciarios y en los de asistencia psiquiátrica, en el mundo del tráfico de drogas y de los ajustes de cuentas.

Con el tiempo tendrán hijos que, a su vez, reproducirán el mismo proceso de marginación. Sencillamente porque entre una y otra generación no ha mediado ninguna intervención social eficaz y global que rompa el proceso.

Pertenecen al estrato inferior de nuestra sociedad industrial, que vive en una situación de carencia económica extrema, con escasas posibilidades de acceder a los bienes y recursos en la comunidad, con una calidad de vida muy baja en contraste con esa sociedad. Puede decirse que cuanto mayor es el nivel medio de la sociedad la distancia que separa a este sector de la población es también mayor.

Problemas éticos y morales.

Hay que tener en cuenta, que estos niños al estar viviendo en un mundo donde no hay una figura paterna o materna que los guíe y los formen, hacen que carezcan de los valores que cualquier otro niño de su misma edad posee. Todo esto se debe, a que no hay nadie que les ayude a discernir que es lo bueno y que es lo malo, teniendo así, que tomar decisiones con la ayuda de niños de su misma edad y con las misma carencia de valores que él posee. Esto provoca que la moral de estos niños, al estar creada por ellos mismos, no sea la misma que la sociedad espera de ellos ya que ellos tienen una moral adecuada a sus propias necesidades y realidades, formándose así una conciencia moral baja.

La moral de estos pequeños se basa en la sobrevivencia y se limita a lo que las calles les ofrecen , teniendo que pensar solo en el hoy y no en el mañana.

Su concepción moral es diferente, por lo cual toman decisiones que a nosotros no nos parecen correctas, aplicando la famosa sentencia “el fin justifica los medios”, por ejemplo, el tener que robar para poder comer y así alimentarse a si mismo y a sus amigos que poseen los mismos problemas que él, convirtiéndose así, para nosotros, en pequeños delincuentes y para ellos en héroes por haber conseguido el alimento para vivir un día mas.

Para estos niños no existe la Ética, solamente se rigen por leyes que ellos mismos imponen para poder subsistir, es decir aplican la ley de la selva: “solo es mas fuerte sobrevive”, a ellos no les interesan las leyes a la cual cada ciudadano esta sujeto, ya que ellos al poseer su propio mundo, ignoran lo que le impone la sociedad.

Niños de las calles

3.- Como ve la sociedad a estos niños y como los niños ven a la sociedad.

La sociedad:

Si observamos a estos niños y adolescentes "de la calle" veremos que son chicos como los demás: movidos, juguetones, saltarines. Si preguntamos su opinión a personas que los han tratado más de cerca, como los profesores o educadores, nos dirán que son mucho más difíciles de educar que los niños de clase media. Los describen como distraídos, inconstantes, inclinados a los juegos violentos, fáciles para la agresión física; en el terreno de los aprendizajes escolares, dicen, no tienen motivación, no entran a clase; si lo hacen, o están pasivos, o molestando a los demás. También suelen decir que son de reacciones irregulares e imprevisibles, sin venir a cuento se enfadan por una nimiedad que otras veces no le dan importancia, o por el contrario explotan de alegría incontenible por cosas sin importancia.

Niños de las calles
En contraste con los niños de su misma edad pero de superior nivel social los profesores suelen decir que no atienden a razones, que los reflexiones que surten efecto con aquellos no lo hacen con estos; que el niño de la calle lo que mejor entiende es "el palo", que la amenaza de llamar a sus padres o de expulsarlos del colegio les deja indiferentes o incluso les alegra; y que las notas, el aprobar en junio o el repetir curso, les resulta tan lejano que es lo mismo que hablarle a una pared. Y no digamos de los argumentos sobre «el día de mañana", o él "estudia para luego tener un buen trabajo".

Los niños a la sociedad:

Los niños de la calle no les interesa la sociedad, solo se preocupan de su realidad, la cual es mas apremiante y no les importa lo que piensen o lo que digan los demás......total ellos poseen su propio mundo y sus propias reglas.

Ellos, a pesar de la dureza que aparentan, al ver a una familia en la plaza compartiendo unos helados, desean ser queridos y tener una familia.

Para ellos, la sociedad les cierra las puertas y creen que nadie los quiere, es decir, siente que no le dan oportunidades para tener una mejor calidad de vida, sintiéndose marginados y rechazados por no cumplir con lo que esta sociedad impone.

Pero lo que muchos no saben, es que hay instituciones que los acogen, ofreciéndoles un lugar donde vivir, un techo donde pasar la noche, alimento, abrigo, educación y protección y lo más importante....amor.

Pero hay otros que saben de esto, pero no les importa porque prefieren vivir como ellos quieren, es decir, sin reglas acostumbrándose a la vida nocturna y a los peligros de esta.

4.- Buscar una solución para disminuir la cantidad de niños que encontramos viviendo en la calle.

Se podría crear un movimiento en el cual los niños sean invitados a organizarse en núcleos que reunirán a grupos de jóvenes marginados. Estos núcleos se convertirían en un espacio de debate, donde los niños pueden decidir y diseñar actividades para reivindicar sus derechos como

ciudadanos. Estos grupos deberán integrarse en las actividades culturales que les ofrezca este Movimiento: la representación de obras de teatro, la coreografía y aprendizaje de bailes populares y hasta la grabación de canciones. Estas manifestaciones artísticas servirán al mismo tiempo de terapia para socializarse y vencer los traumas de la droga y de la violencia y se pueden convertir incluso en una importante fuente de ingresos para los jóvenes artistas.

Niños de las calles

Reflexión

Para nosotros, esta triste y cruda realidad que enfrentan los niños de la calle día a día nos llega al fondo de nuestro corazón, porque gracias a Dios nunca hemos tenido que pasar las necesidades que ellos han pasado, nuca nos ha faltado el alimento, el abrigo y el amor de nuestros padres, en cambio ellos viven a lo que el destino les depare y además esta sociedad los margina y no los apoyan.

Si ellos son los llamados “pequeños delincuentes”,no es porque ellos quieran,, sino porque no han tenido una buena formación, que les proporcionaran una buena conciencia moral para tomar decisiones correctas y así ser aceptados por la ética de la sociedad.

.

Conclusión

Como grupo nos hemos dado cuenta que estos “hijos de la calle”, también son hijos de este mundo y seres humanos que esperan ser amados y comprendidos por los demás.

Nosotros no debemos permitir que sean marginados y que aumente el número de ellos, para así tener un mejor futuro y menos delincuencia.

Tomemos conciencia de esta problemática, porque ellos serán el futuro del mundo.

Integrantes del grupo


Bibliografía

  • Páginas de internet.

  • www.yahoo.com

    www.altavista.com

    www.sename.cl

    Niños de las calles