Nietzsche

Filosofía del siglo XIX. Filósofos contemporáneos. Nihilismo. Vitalismo. Pesimismo

  • Enviado por: Pcab
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Nietzche vivió durante la segunda mitad del siglo XIX.

Supuso una revolución total frente a toda la historia de la filosofía. Criticó y fue criticado. Criticó el sometimiento, la resignación y a los filósofos que hablan de sumisión: Sócrates, filósofos cristianos (por lo mismo que Marx). Adquirió fama por su parte negativa, la crítica, aunque también tenía una parte positiva, ya que el no criticaba la filosofía anterior, si no que presentaba una nueva.

Su filosofía es la corriente del vitalismo, la vida a sus máximas consecuencias. El hombre ha de intentar superarse a sí mismo para llegar a ser un superhombre, para lo que tiene que tirar por tierra todos los valores que han enseñando. Cuando el hombre ha tirado todos los valores, se queda sin ellos, es el nihilismo. Entonces ha de construir valores nuevos que le llevarán al superhombre. Para esto, el espíritu humano pasa por 3 fases:

  • Camello: en un primer momento es como un animal de carga, que no protesta por su carga y quiere más. Esta carga son los valores, pero llega un momento en el que se cansa de esta carga y se convierte en León.

  • León: tira toda su carga con la fuerza de este animal. Se queda vacío de valores y pasa al Niño.

  • Niño: recién nacido al que no le han inculcado ningún tipo de valores. Deberá adquirirlos igual que el niño, pero no serán una carga, sino que lo llevarán a ser el superhombre: autoestima, afán de superación...

  • “Los años de mi vitalidad más baja fueron los años en los que dejé de ser pesimista. El instinto de autorreestablecimiento no prohibió una filosofía de pobreza y del desaliento, un hombre bien constituido es aquel que beneficia a nuestros sentidos, es el que está tallado de una madera que es a la vez dura, suave y olorosa. A él le gusta sólo lo que le es saludable. Adivina remedios curativos contra los daños, saca ventajas de sus contrariedades, piensa que lo que no le mata le hace más fuerte. Instintivamente forma su síntesis con todo lo que ve, oye, vive. Es un principio de selección. Deja caer al suelo muchas cosas. Reacciona con lentitud a toda especie de estímulos, con la lentitud que la cautela y el orgullo le han inculcado. Y así examina el estímulo que se acerca y está lejos de salir a su encuentro. No cree ni en la desgracia ni en la culpa, liquida los asuntos pendientes consigo mismo. Con los demás, sabe olvidar, es bastante fuerte para que todo tenga que ocurrir de la mejor manera para él, y bien, pues acabo de describirme a mí mismo.

    Hecce hommo.

    CRÍTICA

    Critica toda la filosofía que tiene como mente la claridad racional, el lenguaje lógico, porque deja de lado todo aquello que no es racional, cosas no racionales pueden ser tan importantes como las racionales. Para la crítica al lenguaje lógico usa un lenguaje directo, que refleje la realidad.

    Contra toda filosofía que suponga la resignación, duramente a Sócrates. Las leyes son uno de los valores de los que el superhombre debe desprenderse.

    Cuando escribe, es para obligar al lector a tomar una posición frente al problema que plantea. Quiere educar al hombre para que piense por sí mismo. El hombre siempre está condicionado para pensar y actuar, y quiere eliminarlo.

    Su lenguaje es sorprendente. Por ejemplo, dice “soy dinamita”, para hablar de sí mismo.

    OBRAS Y PERIODOS

    Hay 3 periodos:

  • Periodo romántico-genial: muy influido por Shoppenhauer y Wagner.

  • Periodo de la crítica: critica duramente a Wagner y sus maestros en la 1ª época.

  • Hace su filosofía: “Así habló Zaratustra”.

  • TEMAS PRINCIPALES

  • El valor de la vida:

  • Es filosofía vitalista porque plantea el valor de la vida a partir de la interpretación que hace del mundo griego: todo lo perfecto en sus formas será lo que hay que alcanzar. Sócrates es el instrumento de la tragedia griega, en la que hay un sometimiento a los valores de la vida, y la filosofía de Nietzche, culpa y resignación son valores que han de ser eliminados para que aparezcan la superación, dominio de sí mismo, ambición.

    • El hombre que no se somete por nada ni nadie tiende a ser siempre algo más.

    “Mientras que todos los hombres productivos el instinto es precisamente la fuerza creadora y afirmativa y la conciencia adopta una actitud crítica y disuasiva, en Sócrates el instinto se convierte en crítico. La conciencia en un creador, el resultado es una verdadera monstruosidad”.

    El nacimiento de la tragedia.

    “El hombre alejandrino, que en el fondo es un bibliotecario y un corrector se queda miserablemente ciego a causa del polvo de los libros y las erratas de imprenta. Sí, amigos míos, creed conmigo en la vida dionisiaca y en el renacimiento de la tragedia. El tiempo del hombre Socrático ha pasado. Ahora, ser hombres trágicos, pues seréis redimidos”.

    De los griegos toma dos cosas: la primera es el gusto por la forma, y la segunda la crítica a Sócrates, (y Platón) ya que no debemos pensar en 2 mundos.

  • Nihilismo y voluntad de poder:

  • Nihilismo es la ausencia total de valores, y voluntad de poder es un valor que aparece tras el nihilismo, y es necesaria para el superhombre.

    Partimos de que hay que prepararse para ser superhombre:

  • Eliminar todos los valores que nos inculcaron y nos marcan.

  • Nihilismo cuando lleguemos a eliminarlos.

  • Buscar nuevos valores: uno es la voluntad de poder, un valor que hace que el hombre constantemente quiera ser el mejor. Y solo el hombre que quiere superarse llegará a ser un superhombre.

  • “El mundo v. una idea que ya no sirve para nada, que ya ni siquiera obliga, que se ha vuelto inútil, superflua. Por lo siguiente, una idea refutada. Eliminémosla. Hemos eliminado el mundo v. ¿Qmundo ha quedado, acaso el aparente?. No, al eliminar el mundo v. Hemos eliminado también el aparente.

    El crepúsculo de los ídolos.

    1

    3