Nietzsche

Filosofía contemporánea. Vitalismo. Evolución filosófica. Apolo y Dionisio. Zaratustra. Inversión de valores. Superhombre. Muerte de Dios. Nihilismo

  • Enviado por: Aurelio Martell
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Nietzsche

A. Vida y Evolución.

1. - Periodo Romántico. Filosofía de la noche.

Inicia los estudios de filosofía clásica en Born y en Leipzing, en donde se forma su entusiasmo romántico por la antigüedad griega. Entra en contacto con la filosofía de Schopenhauer. Se inspira en los presocráticos, Schopenhauer y en la música de Wagner.

Publica, “El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música”, obra fundamental de este periodo: Nietzsche concidera el arte como un medio de conocer la realidad. De la mitología griega toma la figura de Dionisio como símbolo de su actividad ante la vida. Como figura antitética presenta a Apolo. En cuanto a la filosofía griega, acepta a Heráclito y rechaza a Sócrates, que aparece como el gran enemigo.

2. - Periodo positivista o ilustrado. Filosofía de la mañana.

Rompe con Wagner, abandona la filosofía de Schopenhauer. A partir de ahora se inspira en los ilustrados franceses. Postura positivista y antimetafísica. Condena la metafísica, especialmente la platónica, adopta un punto de vista científico. La figura ahora es el hombre libre; critica los ideales de la cultura occidental; intenta demostrar que dichos ideales pueden ser explicados sin necesidad de acudir a supuestos metafísicos o religiosos: al descubrir el fondo demasiado bueno de todo lo ideal, el hombre se hace más libre.

3. - El mensaje de Zaratustra. Filosofía del mediodía.

Escribe, “Así habló Zaratustra”, su obra fundamental. Estilo más poético que filosófico; apenas utiliza conceptos especulativos. Recurre sobre todo a la metáfora. Así habló Zaratustra, es un conjunto de discursos simbólicos unidos por una fábula.

4. - Periodo crítico. Filosofía del atardecer.

Periodo de crítica dura y radical, violenta y apasionada a toda cultura occidental: la religión, las filosofías, la moral. Nietzsche se considera el filósofo que tiene que destruir al hombre actual para que pueda surgir el superhombre.

Desarrolla sus ideas más originales. Realiza la parte más dura de su crítica contra la filosofía, la moral y la cultura occidental. Se propone eliminar el dogmatismo teórico de todos los valores sustituyendo los valores contrarios a la vida por los que le son favorables y conformes a su esencia. Continua la practica de la genealogía como método hermeneutico.

B. Dionisio y Zaratustra.

1. - Dionisio y Apolo.

El nacimiento de la tragedia es el título de la obra de Nietzsche, en contra de la mayoría de los filósofos de su tiempo defiende la siguiente teoría sobre el nacimiento de la tragedia griega: ésta nació de la fusión de dos elementos, el coro de los cultos de Dionisio y los personajes, los héroes.

Apolo, ostenta la dirección de la música, la poesía, la filosofía, la astronomía, las matemáticas, la medicina y en general, de toda la ciencia. Defendía la moderación de todas las cosas.

Dionisio, era el dios griego del vino, de la embriaguez y de vegetación. Para Nietzsche Dionisio es el dios de la embriaguez, de la alegría: el dios que canta, ríe y danza: el que no renuncia a nada que sea vida. El espíritu dionisiaco es lo contrario de la moderación de Apolo, de los valores de bondad, perfección y humildad que son la negación de la vida. Lo apolineo representa un mundo irreal y de evasión. Los símbolos de Apolo y Dionisio vienen a significar la contraposición entre lo aparente y lo real.

La tragedia consistía, según la teoría de Nietzsche, solo en una cosa: la tragedia de la época clásica le añade el elemento apolineo. Lo esencial sigue siendo el fondo dionisiaco de la tragedia. Gracias a él, el espectador rompe los lazos de su propia individualidad, se funde con los demás hombres y descubre la suprema unidad de todas las cosas. De este modo el heleno conseguia la convicción de que, por encima de todas las apariencias, la vida es indestructiblemente poderosa y placentera.

Nietzsche afirma que existe una lucha externa entre la consideración teorica y la consideración trágica del mundo.

2. - Zaratustra.

Así habló Zaratustra es la obra fundamental de Nietzsche. El mensaje de Zaratustra, profeta persa, es un monoteismo dualista. Dios contiene en sí dos principios en lucha: el del bien y el del mal.

Zaratustra es el mismo Dionisio desposeido de todo contenido metafísico. Es el creador de la moral; en el que va más aya del bien y del mal.

Zaratustra ve a ese enemigo encarnado en el cristianismo. Dionisio contra Sócrates; Zaratustra contra el cristianismo.

C. El mensaje de Zaratustra.

1. - Voluntad de poder.

En medio de su enfermedad Nietzsche afirma que intentaba conseguir la salud y así descubrir de nuevo la vida y convertid mi voluntad de salud, de vida en mi filosofía. Pero, ¿qué es la vida para Nietzsche?.

La vida es voluntad de dominio, y la voluntad de dominio, es la voluntad de ser más, de vivir más, de superarse, de demostrar una fuerza siempre creciente: es voluntad de crear.

La voluntad de poder es una exigencia continua de superación propia, síntesis de las múltiples pulsiones que corresponden al comportamiento de los vivientes.

La voluntad de poder no es primeramente dominación sobre los sometidos, sino afirmación de la vida que tiende a desplegarse en múltiples manifestaciones. El poder está más en la capacidad del poderoso que en la opresión a sus semejantes. El poder se manifiesta en la acción contra sí mismo, en la ascensis, en la que el rigor de la prueba es afirmación de sí mismo y estímulo para sentirse capaz. Es poder hacer los derechos propios. La máxima expresión de la voluntad de poder es la capacidad de valorar, la voluntad creadora de valores.

2. - El Eterno Retorno.

El eterno retorno constituye el eterno rechazo de una concepción lineal y teológica del mundo.

La consideración lineal del tiempo, propia del cristianismo encierra para Nietzsche unos prejuicios religiosos y morales. Una concepción circular del tiempo supone afirmar que todo es bueno, puesto que todo debe repetirse.

El eterno retorno constituye la afirmación de que no hay más mundo que este, negando así tanto el mundo platónico como el otro mundo cristiano. El eterno retorno supone el reconocimiento de un doble valor:

  • El valor de la inocencia y de la evolución

  • El valor de la vida y la existencia.

El eterno retorno lleva a la aceptación del pasado, al amor al destino. Esto no significa que las cosas deban seguir siendo como son en el presente, es necesario romper con el pasado para renovarse, para rehacerse, para poder vivir.

La filosofía de Nietzsche a partir de ahora se convierte en una filosofía positiva.

3. - La inversión de los valores.

Hasta ahora la humanidad no ha valorado todo lo que va contra la vida: hay que invertir la escala de valores, proponer nuevos valores, los valores propios de la vida.

El punto de referencia para apreciar el valor de algo será siempre su afirmación de la vida. El hombre que vive de acuerdo con estos valores es el superhombre.

4. - El superhombre.

  • El hombre.

  • Nietzsche trata de comprender al hombre real, el hombre viviente: por ello, tiene que empezar por deshacer las nociones falsas de hombre creadas por la filosofía.

    a.1. Características del hombre.

    • Ser miserable: el hombre es un ser miserable, inmundo en tanto que desprecia la tierra, el cuerpo, la pasión, el instinto.

    • Animal defectuoso: es como una enfermedad en el universo, pues es el único animal que no ha llegado a consolidarse. La vida del hombre comporta un grave riesgo: o se supera a sí mismo o vuelve a la animalidad primitiva. El grave peligro es que el hombre se resiste a evolucionar.

    • Ser a medio hacer: el hombre es un ser a medio hacer, un puente entre la bestia y el superhombre.

    • Vuelto al futuro: por eso el hombre es un ser que esta vuelto al futuro. El hombre en virtud de su espontaneidad, concibe ideales, metas destinos.

  • 2. Ideales

    • Ideal estético: el ideal humano es interpretado como una tragedia, en la tragedia se armoniza lo dionisiaco con lo apolineo. Lo esencial de la embriaguez es la sensación de fuerza y plenitud de vida. Nietzsche afirma el reconocimiento de la actividad artistica como penetración de la realidad y como instrumento de realización de la propia vida.

    • Ideal científico - vitalista: el verdadero sabio es el que conoce la realidad al desnudo, con todas sus miserias, libre de prejuicios y que afirma la vida.

    • El superhombre: Es la personificación del valor supremo de la vida y su más alta manifestación de la voluntad de poder y dominio.

    b.- El superhombre.

  • 1. Concepto de superhombre.

  • El superhombre que anuncia Zaratustra es el nuevo hombre. Fundamentalmente, un tipo moral, Nietzsche no es racista, ni piensa que el superhombre deba aparecer como resultado de la evolución biológica.

    b. 2. Proceso hacia el superhombre.

    Cómo aparecerá el superhombre es algo que Nietzsche no explica. Quizá hay que entender que lo traerá el eterno retorno, y que el superhombre es el hombre primero, el inocente hombre primitivo que aún perdura en los presocráticos. Nietzsche presente al superhombre como el fruto de tres transformaciones.

    b. 3. Características del superhombre.

    El superhombre posee la inocencia de un niño, es el primer hombre, posee el poder de crear valores, vive fiel a la tierra. El superhombre no es sino encarnación de todo el mensaje de Nietzsche. No es un personaje terrible: es un niño.

    En la encarnación de todo el mensaje de Nietzsche, es ansia de vivir, deseo de superación, conciencia de señorío, fidelidad a la vida y a la tierra. No es una nueva raza, sino un nuevo modo de ser hombre, no una meta sino una orientación, no una realidad sustantiva, sujeto de acciones, sino un punto de referencia.

    La proclamación del superhombre expresa el gran deseo de Nietzsche de ver a los hombres elevándose sobre sí mismos.

    El superhombre reconoce y fomenta en los hombres su capacidad de proyecto, de riesgo, y de siempre aspirar a más.

    Toda referencia al superhombre está acentuando con fuerza la capacidad y la necesidad que tiene el hombre de valorar, preferir y orientarse hacia la superación propia, la capacidad y la necesidad que tiene el hombre de superar su situación presente haciendo realidad nuevas, bellas formas de vida.

    c. La muerte de Dios.

    Nietzsche señala como condición para la aparición del superhombre, la muerte de Dios. Nietzsche implica la desaparición de Dios, en la medida en que para él Dios representa la antinomia de la vida y la negación de la inocencia del hombre.

    La muerte de Dios significa una crítica radical de la religión, de la moral y de la metafísica. Es la liberación de un gran peso que abruma al hombre.

    Él llega al conocimiento de que la idea de Dios lo que impide al hombre ser hombre, llegar a ser el superhombre. Dios es el gran obstáculo para que llegue el superhombre. Por eso piensa que para que viva el hombre a de morir Dios; si vive Dios no puede vivir el hombre.

    No hay lugar para Dios en la cultura moderna.

    Con la muerte de Dios el hombre se libera a sí mismo quitando del medio lo que no le había dejado ser hombre. Con ello se acaba la historia antigua y comienza una nueva historia. En ella, el hombre, liberado de mitologías y supersticiones, se puede convertir en creador de su propio destino, y llega por fin a ser hombre.

    D. Crítica a la civilización occidental.

    Los periodos segundo y cuarto de la evolución de Nietzsche, es la parte de la filosofía de Nietzsche que dice que no.

  • El dogmatismo; el nihilismo.

  • El nihilismo es un termino empleado, para descalificar cualquier doctrina que niegue o no reconozca realidades o valores que se consideren importantes. Los nihilistas intentan romper con toda la tradición y fundar la sociedad sobre bases científicas. Suponía una ruptura con el romanticismo anterior. Los nihilistas pasaron a la acción política y por eso fueron confundidos frecuentemente con los anarquistas.

    Nietzsche emplea el término nihilismo, al menos en un doble sentido:

  • Nihilismo como signo del creciente poder del espíritu: el nihilismo activo.

  • Nihilismo como decadencia y retroceso del poder del espíritu: el nihilismo pasivo.

  • El nihilismo se define en función de la voluntad de poder. Cuando esa voluntad disminuye o se agota, da lugar al nihilismo pasivo. Según Nietzsche este tipo de nihilismo está a punto de llegar. Todos los valores creados por la cultura occidental son falsos valores, son la negación misma de la vida y proceden de una voluntad de la nada.

    Cuando esos valores se derrumben, llegará necesariamente el nihilismo. El nihilismo significa que los valores supremos pierden validez. Por tanto, la civilización occidental se quedará sin los valores que ha poseído hasta ahora.

    Tal estado no ha llegado todavía, pero se anuncia en el pesimismo, en la decadencia y el agotamiento generales. Cuando aparezca, será el tiempo del último hombre.

    Contra este nihilismo quiere reaccionar contra el nihilismo activo. Por un lado, es una potencia violenta de destrucción que procede de un creciente poder del espíritu para el que los valores hasta el momento vigentes ya no pueden tener vigencia alguna. Es activo, porque los valores no se derrumban por sí solos, sino que son destruidos directamente por la voluntad de poder. Por otro lado es la condición para que la voluntad de poder cree valores nuevos.

    2. Crítica a la filosofía.

    La filosofía se inscribe dentro de la tradición filosófica ilustrada, se dirige contra los prejuicios, contra las opiniones, ideas, ya caducas pero que tratan de imponerse al entendimiento sin haber sido examinados - criticados de forma consciente y libre.

    Para Nietzsche esta confianza en el poder autónomo de la razón es ya un prejuicio. Se ha interpretado la vida desde el punto de vista del conocimiento, lo que supone una valoración de aquella. Nietzsche realiza en su filosofía una inversión; juzga el conocimiento desde la óptica de la vida; se pregunta por el significado de la filosofía, la ciencia y la moral como síntomas de una determinada valoración de la vida.

    La crítica a la filosofía se puede enfocar desde tres aspectos: el de la metafísica, el de la epistemología o teoría del conocimiento y el de las ciencias positivas.

  • Crítica a la metafísica.

  • - La filosofía occidental está corrompida desde sus comienzos:

    . Sócrates hizo triunfar la razón contra la vida, al hombre teórico frente al hombre trágico.

    . Platón, creó otro mundo, al que le otorgó el carácter de real, desvalorizando este.

    - La razón última de todos los errores reside en los prejuicios de los filósofos contra la vida.

    - El error supremo de la filosofía ha sido admitir un mundo verdadero, frente al mundo aparente, cuando solo el mundo aparente es real.

    - Nietzsche parece que solo salva a Heráclito de toda la historia de la filosofía y ataca prácticamente todos los conceptos fundamentales de la metafísica.

    . Considera el concepto de ser como una ficción vacia. La ontología tradicional es estática, porque considera al ser como algo fijo e inmutable; para Nietzsche, lo verdaderamente real es el devenir constante, que constantemente crea y destruye el mundo.

    . Igualmente rechaza los conceptos de yo, cosa en sí, sustancia, causa, etc., …………

    .Todos estos conceptos proceden del desprecio por los sentidos y de una sobrestimación de la razón

    - La ontología tradicional se basa en los prejuicios de los filósofos contra la vida. Por eso la perspectiva que se tenga del ser se relaciona estrechamente con la moral, Nietzsche experimentó la división del mundo en real y aparente, con la moral contranatural, que consideraba el mundo de los sentidos como perdición.

    - Los filósofos consideran el mundo como aparente porque es captado por los sentidos; esto es precisamente lo que nos hace ver que es real, pues no hay otra realidad posible sino las que nos llega por ese medio.

    - Las características que se le atribuyen al ser verdadero no son más que características de la nada ya que consisten en la negación del mundo que percibimos a traves de los sentidos, el único mundo y ser reales, pero que los filósofos consideran un error.

    - Inventar otro mundo no tiene sentido si no se pretende que ese otro mundo sea mejor, eso significa renegar de esta vida.

    - Ambas opciones separan lo real de lo aparente. En ambas cosas esta distinción no es más que un síntoma de decadencia, de alejamiento de la vida real, de pesimismo ante las posibilidades de la vida. El artista, estima más la apariencia del mundo que la realidad del otro, porque es dionisiaco, es decir, porque valora lo que está en camino de ser, lo que aún no tiene forma, pero que posee la fuerza arrolladora de la vida, del deseo de ser.

    b. Crítica desde el punto de vista de la epistemología.

    Nietzsche se sitúa en el marco de la vida al afrontar el problema del conocimiento. Su crítica más radical se coloca en la línea de la crítica a Sócrates, por haber hecho triunfar el hombre teórico sobre el dionisiaco.

    Al descubrirse capaz de conocer al ser humano, se afirma como el centro del universo. El conocimiento tiene dos funciones: la adaptación al medio y el dominio de la naturaleza.

    La verdad como relación entre el lenguaje y la realidad.

    El intelecto humano desarrolla sus funciones principales a traves del disimulo. Lo que llamamos verdad es un acuerdo que nos permite vivir en sociedad y que consiste en considerar que nos referimos a lo mismo cuando usamos un mismo termino, una misma palabra.

    Marx, Nietzsche y Freud se les llamas filósofos de la sospecha, puesto que los tres nos enseñan a descubrir las ilusiones y las mentiras de la conciencia, concebida como una conciencia falsa ya que crea ideologías engañosas, falsos conceptos y valores o disfraza las pulsaciones inconscientes con síntomas de carácter neurótico

    Según Nietzsche el concepto no sirve para conocer la realidad tal cual es. El concepto tiene un valor representativo, pero la realidad es devenir y este no se deja representar. El concepto en su origen es una metáfora que expresa una experiencia individual. Se convierte en concepto cuando deja de servir unicamente a la experiencia que le dio origen y se usa para expresar y significa una multiplicidad de cosas o realidades que rigurosamente hablando nunca son idénticas. La costumbre nos lleva a aceptar como válidos esos conceptos. Nietzsche concidera que estamos siendo engañados por el propio lenguaje.

    Nietzsche aplica para desvelar el verdadero sentido de los conceptos, el método genealógico, que consiste en estudiar el origen y la evolución de un concepto desde su sentido original hasta que adoptó el significado que se le da en el momento presente.

    Fenomenismo: Desde el punto de vista de la teoría del conocimiento, la posición de Nietzsche se podría denominar como fenomenismo. Lo único real es el fenómeno, la apariencia que es el termino que usa Nietzsche.

    Pragmatismo: Voluntad de verdad no es sino voluntad de verdad.

    Perspectivismo: Lo que se nos aparece, es la verdadera realidad. Pero el fenómeno nunca aparece solo, sino interpretado a traves del lenguaje y sus conceptos. En este sentido, Nietzsche se refiere a la distinta percepción de la realidad que tiene un insecto, un pájaro y el hombre, y afirma al respecto que la cuestión de cual de las dos concepciones del mundo es más correcta carece totalmente de sentido. Nuestra mente está dotada de una visión de perspectiva, necesaria para la conservación de los seres de nuestra especie. En resumen, no hay hechos, sino interpretaciones. Se trata de una concepción subjetivista del conocimiento: el punto de vista subjetivo es un elemento ineludible del conocimiento.

    c. Crítica de la ciencia.

    La ciencia no es la verdadera interpretación sino que nace de un sentimiento.

    Nietzsche no ataca la ciencia en general, sino un tipo determinado de ciencia. Para él en el mundo real no hay regularidad, ni constancia, ni leyes que regulen el comportamiento de las cosas, porque las cosas no son y en consecuencia, el determinismo es falso.

    3. La crítica de la religión y la moral.

  • Crítica de la religión.

  • Toda religión nace del miedo, de las angustias y de las necesidades, de la impotencia se siente el hombre en sí mismo; de la incapacidad de asumir el propio destino: cuando el hombre tiene un sentimiento de poder, teme quedar dominado por él y, mediante un mecanismo de defensa patológico, lo atribuye a otro ser más poderoso, a Dios.

    La religión inventó el concepto de Dios para contraponerlo a la vida, para aplastar los instintos de esta, sus alegrías, su fuerza.

    El cristianismo inventó el más allá para desvalorizar el más acá, el alma para denigrar el cuerpo y todo lo que el cuerpo toca. Inventó el concepto de pecado para arrebatar a loa fuertes y soberbios su fuerza.

    Los conceptos capitales del cristianismo, amor, compasión, abnegación, espíritu de sacrificio, son pura moral de esclavos y odio a la vida.

    b. Crítica de la moral.

    El error fundamental de la moral tradicional consiste en su antinaturalidad, en ser una moral de la contranaturaleza, pues impone leyes e imperativos contrarios a los instintos primordiales de la vida.

    El ideal de esta moral es el imperativo de la virtud, hacer el hombre bueno. Este lo que hace es convertir al hombre en esclavo. Para Nietzsche, Dios, la metafísica y la moral son enemigos de la vida, han ahogado la vida, han extraviado sus instintos y traído la decadencia al mundo. La moral tradicional se representa como una tiranía contra la naturaleza.

    La genealogía de la moral: origen, Nietzsche aplica su método genealógico para explicar el origen de la moral.

    . Primitivamente bueno, significaba lo distinguido en el rango social, noble, aristocrático; se opone a malo, cuyo significado era vulgar, plebeyo, simple, cobarde. En su significado primitivo la oposición bueno- malo refleja la contraposición de dos castas de hombres. Pero posteriormente se establece otra contraposición: bueno se opone a malvado. Este se produce por la rebelión de los esclavos: los esclavos, los débiles, se dieron cuenta de que no podían llegar a la virtud de los fuertes y los soberbios. Y renunciando a acumular ellos también valor y poder, invirtieron ellos la ecuación de los valores aristocráticos, despreciaron esa escala de valores y enumbraron el orden de lo valioso y bueno su propia condición. Así surge una moral basada en el resentimiento. Nietzsche sabe cuales son los verdaderos culpables de esta rebelión

    La herencia de los judíos la recogía el cristianismo.

    La moral de los señores y los esclavos.

    Nietzsche puede describir dos tipos de moral:

    . La moral de los señores, que supone una exaltación del individuo. En esta moral el señor, el hombre poderoso es el creador de valores, decide lo que es bueno y lo que es malo.

    . La moral de los esclavos, propio de los mentirosos, los oprimidos, los resentidos. Su actitud fundamental es el pesimismo, el servilismo. La amabilidad y el temor.

    La ética del superhombre.

    Aunque Nietzsche se define a sí mismo como inmoralista, lo cierto es que él propone una ética, una moral distinta, unos valores distintos a los propios de la civilización occidental: es la moral y son los valores del superhombre. Esto significa fundamentalmente que:

    . El superhombre está libre de los valores del rebaño: Es natural y a recobrado la alegría de la inocencia de vivir más allá del bien y del mal.

    . Es creador de sus propios valores, que no justifica ni tiene que justificar. Lo bueno y lo malo es lo que él decide.

    . Es el legislador del rebaño, su maestro.

    . Debe ser orgulloso y agresivo, pues honra como noble lo que hay en su propia persona.

    . Es duro.

    . Es un solitario que se mantiene por encima del instinto del rebaño.

    . Vive peligrosamente, le gustan los extremos, no el equilibrio o la madurez.

    . Desprecia la debilidad y la incapacidad de aquellos que rehuyen al conflicto y al enfrentamiento directo, como le ocurre a la clase más malvada.

    . Es creador de valores y a la vez destructor de las viejas tablas de la moral antigua, creando las nuevas tablas de la moral de los superhombres.